Está en la página 1de 6

IGLESIA BIBLICA BAUTISTA BETHANIA.

PREDICACION.
TEXTO: HEBREOS. 11 5 – 7.
ASUNTO: LA FE BIBLICA.
TEMA: ENOC CAMINO CON DIOS.
INTRO: La fe bíblica es la plena confianza en Dios para
esperar en él sin la necesidad de ver lo que espero. Por medio
de la fe se alcanza buen testimonio. Por la fe entendemos que
el universo fue creado habitable por Dios para el hombre. Por
la fe en Dios Abel ofreció un excelente sacrificio, por la fe en
Dios alcanzó un buen testimonio como hombre justo, y aun
muerto todavía hablamos de su buen testimonio. Hoy veremos
la fe de Enoc y la fe de Noé.

1. La fe de Enoc en la persona de Dios.

Vivió Jared ciento sesenta y dos años, y engendró a Enoc. Y


vivió Jared, después que engendró a Enoc, ochocientos años, y
engendró hijos e hijas. Y fueron todos los días de Jared
novecientos sesenta y dos años; y murió. Vivió Enoc sesenta y
cinco años y engendró a Matusalén. Y camino Enoc con Dios,
después que engendró a Matusalén, trescientos años, y
engendró hijos e hijas. Y fueron todos los días de Enoc
trescientos sesenta y cinco años. Caminó, pues, Enoc con
Dios, y desapareció, porque le llevó Dios. Génesis. 5: 18 –
24.

Enoc era un hombre casado, padre de familia, engendró a


Matusalén y a muchos otros que no menciona la Biblia, la
tierra era fértil, los animales eran abundantes, con el trabajo se
podía mantener la familia. El punto importante, sobresaliente
es la frase: Caminó Enoc con Dios.

1
Estamos hablando de la fe, de la plena confianza en Dios, esa
fe que lo distinguió en su tiempo, esa fe que lo traslado al reino
celestial, fue porque camino con Dios. La fe bíblica de Enoc
fue porque camino con Dios.

Vamos a considerar que es caminar con Dios; porque todos


como hijos de Dios debemos caminar con Dios. Ya conocemos
que nuestra inclinación es andar por mi propio camino; Todos
nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por
su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.
Isaías. 53: 6.

Caminar con Dios les permitir a Dios encaminarnos, encaminar


nuestras vidas, es dejar que el me guíe, es atender sus
instrucciones y directrices para saber que hacer y por donde ir.
Caleb camino fielmente apegado a Dios. Sin embargo cuando
vemos al pueblo que salió de Egipto hacia la tierra prometida,
los vemos quejándose, murmurando deseando volver al
pecado, ellos no le permitieron a Dios encaminarlos.

¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo? Amós. 3: 3.


Para caminar con Dios, para andar en el camino de Dios, debo
estar de acuerdo con Dios. Vamos a ponernos de acuerdo;
¿Dios es fiel con Usted? ahora a nosotros corresponde ser fieles
a Dios. ¿Dios es bueno con Usted? A nosotros nos corresponde
agradar a Dios. Estamos de acuerdo que la voluntad de Dios es
perfecta, entonces dejemos encaminar por él. Pero que pasa a
nosotros nos incomoda los principios de Dios porque van
contra nuestra naturaleza carnal, cuando tenemos que darle de
nuestro tiempo.

2
Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el
cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz,
menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de
Dios. Hebreos. 12: 2. El autor de nuestra fe es Dios mismo, él
nos da esa fe para creer y mueve nuestra voluntad para creer en
Jesucristo.

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de


vosotros, pues es don de Dios. Efesios. 2: 8. Todo lo que el
Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera.
San. Juan. 6: 37. El Padre atrae con cuerdas de amor tu
persona hacia Jesucristo, es un don de Dios.

La fe en Jesucristo crece cuando caminamos con Dios.


Vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo,
añadid a vuestra fe virtud, a la virtud, conocimiento. 2 Pedro
1: 5 – 10. Es por medio de nuestra diligencia que podemos
crecer y fortalecer nuestra fe en Jesucristo.

2. Por la fe en Dios desapareció, pues se lo llevó Dios.

Ante la vista de las personas, es decir los familiares, conocidos


Enoc desapareció; porque no lo volvieron a ver mas; pero por
la fe creemos que Dios se lo llevó. Enoc fue el primer hombre
que hizo el viaje fuera del espacio, de nuestro planeta sin
oxigeno y sin traje especial. En cambio Dios manda su carro
para llevar a Elías. Y aconteció que yendo ellos y hablando, he
aquí un carro de fuego con caballos de fuego apartó a los dos; y
Elías subió al cielo en un torbellino. 2 Reyes. 2: 11.

3
Pero mire la actitud y petición de los estudiantes de teología, de
la escuela de los profetas. Y dijeron: He aquí hay con tus
siervos cincuenta varones fuertes; vayan ahora y busquen a tu
Señor; quizá lo ha levantado el Espíritu de Jehová, y lo ha
echado en algún monte o en algún valle. Y él les dijo: No
enviéis. 2 Reyes. 2: 16 – 17. La incredulidad de unos y la
certeza de Eliseo.

Por fe nosotros estamos esperando en el Señor que nos lleve.


Porque por ahí andan muchos, de los cuales os dije muchas
veces, y aun ahora lo digo llorando, que son enemigos de la
cruz de Cristo; el fin de los cuales será perdición. Cuyo dios es
el vientre, y cuya gloria es su vergüenza; que sólo piensan en lo
terrenal. Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde
también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo; el cual
transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea
semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual
puede también sujetar a sí mismo todas las cosas. Filipenses.
3: 18 – 21.

Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de


arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los
muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que
vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados
juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en
el aire, y así estaremos siempre con el Señor. 1
Tesalonicenses. 4: 16 – 17.

Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar


salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo, quien murió
por nosotros para ya sea que velemos, o que durmamos,
vivamos juntamente con él. 1 Tesalonicenses. 5: 9 – 10.

4
Por la fe Enoc fue traspuesto para no ver muerte, y no fue
hallado, porque lo traspuso Dios; y antes que fuese traspuesto,
tuvo testimonio de haber agradado a Dios. Pero sin fe es
imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se
acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que
le buscan. Hebreos. 11: 5 - 6.

3. Por la fe Enoc alcanzó buen testimonio de haber agradado a


Dios.

Viviendo por fe, Enoc alcanzó un buen testimonio, el


testimonio de haber agradado a Dios. Nuestro reto a los
creyentes en la actualidad es que para agradar a Dios es por
medio de la fe en Jesucristo.

Y los que viven según no pueden agradar a Dios. Romanos. 8:


8. Por la fe en Jesucristo es que podemos agradar a Dios.

Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O


trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los
hombres, no sería siervo de Cristo. Gálatas. 1: 10. Somos
siervos de Cristo para agradar a nuestro Señor Jesucristo.

El profeta Miqueas se preguntaba como agradar a Dios y llegó


a la concluyó que para agradar a Dios hay amar misericordia,
hacer justicia y humillarnos delante de Dios. Miqueas 6:7 –
8.

El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, y tu ley está


en medio de mi corazón. Salmo. 40: 8. Para poder agradar al
Señor tenemos que atesorar la palabra de Dios y vivir según lo
que vamos entendiendo.

5
Por fe sabemos que un día rendiremos cuentas al Señor por lo
cual hemos de vivir para agradarle. Por tanto procuremos
también, o ausentes o presentes, serle agradables. Porque es
necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal
de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho
mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo. 2
Corintios. 5: 9 – 10.

Conclusión.
Pastor Marcos Bobadilla.

También podría gustarte