Está en la página 1de 4

A.

Según la lectura de Flores, las dinámicas de la globalización trae


intrínseca una relación con lo local, que permite conocer y valorar
nuestra cultura local en relación con la cultura global y a lo que se ha
denominado como el ámbito global. En el contexto mundial actual nos
encontramos frente a la crisis generada por el Cambio Climático, un
discurso que pasa por reconocer una postura ética que nos hace pensar
globalmente y tomar acciones locales para adaptarnos a estos efectos
irreversibles que trae la alteración al clima. El movimiento dinamizado
últimamente por Greta Thunberg nos invita a tomar acciones locales e
individuales para contribuir a cuidar nuestro planeta, ¿podrías
explicarlas?
Rta:
1. Caminar, ir en bici o moverse en transporte público:
Se trata de una iniciativa global para ayudar a reducir las emisiones de
dióxido de carbono. La campaña Race to Change o "carrera por el
cambio" concientiza sobre la necesidad de cambiar la forma de
movernos por un tiempo, dejar de usar el auto, el colectivo o cualquier
otro medio de transporte que funcione con combustibles fósiles, y en
cambio, que podamos optar por caminar, usar una bicicleta o transporte
eléctrico.
2. Tomar menos aviones:
Viene en relación al punto anterior. Renunciar a un vuelo
transcontinental supone ahorrar unas tres toneladas de CO2. Y en
algunos casos se puede sustituir el avión por otro medio de transporte
con menos emisiones, como el tren o un barco. 
3. Abandonar las secadoras y la plancha:
Los expertos explican que estos dos electrodomésticos consumen
demasiado. El resultado es una alta emisión de CO2. Volveremos a
tender la ropa, en el patio o en un tender, y a usarla arrugada.
4. Comprar electrodomésticos eficientes:
Si tenemos que usar electrodomésticos para no quedarnos afuera de la
modernidad, las últimas líneas suelen venir con un mayor ahorro de
energía, lavados más cortos, optimizaciones de la capacidad.
5. Evitar los desperdicios alimentarios:
El sistema alimentario genera pérdidas en las fases de cosecha,
transporte, procesado, distribución y almacenamiento; pero, en casa, el
derroche es mayor.
6. Dar prioridad a los productos de temporada y de proximidad:
El consumo de frutas y verduras que no son de temporada supone un
gran gasto energético en el transporte, el uso de cámaras de
refrigeración para conservarlos y almacenarlos y, por tanto, una gran
cantidad de emisiones CO2.
7. Comer menos carne:
Principalmente carne roja, porque su huella ecológica es
mayor. ¡Vegetarianos, felices! La ganadería industrial es responsable del
18% de las emisiones mundiales y tiene otros impactos, como la
deforestación necesaria para criar a los animales y cultivar sus
alimentos.
8. Reducir el consumo y los residuos:
Parece el más sencillo, pero no es tan fácil. La idea es evitar las
compras innecesarias.
9. Regular la climatización:
A todos nos gusta estar en remera en invierno dentro de la casa, pero
no sería lo más adecuado para una consciencia planetaria.
10. Si compras, compra productos sustentables:
Según un informe de Pinterest, los usuarios marcan una tendencia: las
búsquedas se corresponden más con productos sustentables, fabricados
con materiales reciclables y que se pueden utilizar muchas veces.

B. Existe una nueva resistencia civil en torno a las implicaciones que


tiene la sociedad de consumo y sus fuertes impactos en la crisis
ambiental global. ¿Consideras que las campañas mediáticas generadas
en torno al pronunciamiento político de los estudiantes y ciudadanos
frente a las últimas conversaciones sobre el cambio climático, que
convoca a los líderes del mundo, puede generar cambios en la toma de
decisiones que estimulen el compromiso de las industrias como de los
consumidores con el cuidado del medio ambiente?

Rta: Los anuncios importantes de los líderes del gobierno y del sector
privado en la Cumbre de Acción Climática de las Naciones Unidas
dieron impulso  y demostraron un reconocimiento creciente de que el
ritmo de la lucha contra el calentamiento global debe acelerarse
rápidamente.
Unos 77 países se comprometieron a reducir las emisiones de gases de
efecto invernadero a cero neto para 2050, mientras que 70 países
anunciaron que aumentarán la ambición de sus planes de acción
nacionales para 2020 o han comenzado el proceso para hacerlo.
Además, más de 100 líderes empresariales realizaron acciones concretas
para alinearse con los objetivos del Acuerdo de París y acelerar la
transición de la economía gris a la verde, incluidos los propietarios de
activos con más de $ 2 billones en activos y las compañías líderes con
un valor combinado de más de $ 2 billones.
Muchos países y más de 100 ciudades, incluidas muchas de las más
grandes del mundo, anunciaron nuevos pasos significativos y concretos
para combatir la crisis climática.
Muchos países más pequeños, incluidos los pequeños Estados insulares
en desarrollo y los países menos adelantados, se encontraban entre los
que hicieron las mayores promesas, a pesar de que han contribuido
menos al problema.
Claro que estas campañas han generado un cambio, una ayuda, sea que
se empiece por una sola persona, ya es comenzar un cambio, ya es
hacer algo, estamos en un punto crítico que nos involucra a todos y
todos debemos hacernos notar al respecto, si no apoyamos las
iniciativas que muchos tiene, no estaríamos en nada, y solo
empeoraríamos las cosas y para unos años ya no tendríamos donde
vivir.
Hay muchos que pondrán por encima ganancias sin importarles
consecuencias, pero ya se está generando un cambio de conciencia y
eso es algo positivo.
C. Siguiendo a Zubiría y Restrepo en cuanto a la consideración de que
toda dificultad o conflicto se constituye en una oportunidad simbólica
para convertirnos en mejores ciudadanos éticos, ¿cómo podemos
entender el proceso mundial de los estudiantes que llaman la atención
de los gobernantes del mundo frene al cambio climático?
Rta: es un grito de auxilio, al ver como nuestro planeta muere
lentamente, el ver como en unos años nuestras futuros hijos y familias
no tendrán un lugar habitable donde vivir, no habrán especies, flora
fauna, solo habrán catástrofes, no tendremos planeta, y pienso que lo
que hacen es una labor admirable, ya que no muchos aportamos con
este cambio y solo nos conformamos y esperamos que los demás
hagan, pensando que un solo acto no cambiara las cosas, pero
realmente uno hace la diferencia.
D. Según Sergio de Zubiría nuestra sociedad no cuenta con elementos
claros en su educación para formar ciudadanos en los nuevos discursos
éticos, los cuales nos llevan por caminos de retorno a los valores
morales que asuman la complejidad de los retos de nuestras crisis
contemporáneas, y un camino para lograrlo, es entender profundamente
las crisis y tener la voluntad de cambio. En la crisis ambiental que
estamos viviendo, ¿cuál sería el reto de estos ciudadanos colombianos
que transitamos hacia el posconflicto en el reto que tenemos por
respetar la vida, no solamente humana?
Rta: el reto que tenemos es el de generar conciencia, el de llegar a
oídos y no solo oídos a corazones de personas inconscientes, porque
este es un tema de conciencia de importancia de amor y respeto por
vidas no solo humanas. Es concientizar desde los niños, porque somos
como nos crían, como nos infundan valores, el reto está en borrar el
chip con que crecen muchos que es pasar por encima de lo que sea con
tal de conseguir lo que se quiere y así lucrarse, el reto es hacer
entender que si no cuidamos lo que tenemos, de nada nos servirá el
dinero, las propiedades y demás, porque en el momento que no
tengamos planeta de que sirve todo esto?

También podría gustarte