Está en la página 1de 3

Liceo De Los Andes

Relatoría sobre Meditaciones Metafísicas de Descartes


Juan Esteban Ruiz Hernandez
Presentado al profesor Harold Palencia
----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Meditación o Convicción

Introducción:

El presente texto tiene como propósito explicar y ayudar a comprender de manera


sencilla la forma en que Descartes trata de buscar una verdad indudable, pero para
empezar este texto se enfocara en las primeras meditaciones, para ello utiliza todas las
habilidades que adquirió a lo largo de su vida. Encontrando una verdad indudable se
podrá dar respuestas a diferentes incomodidades o dudas que el hombre ha tenido desde
sus inicios. Para lograr esto, he decido leer y extraer ideas del PDF en donde están
plasmadas las seis meditaciones de Descartes, gracias a este PDF se puede evaluar en la
primera meditación en donde Descartes admite todo como falso o irreal, al igual que en
su segunda meditación puede el encontrar o dar un respuesta irrefutable a esto que el
propone en la primera meditación.

Primera meditación:

Esta primera meditación es donde Descartes parte del hecho en donde admite que él
creyó algunas opiniones falsas, como verdaderas. Incluso los fundamentos en donde
exista la más mínima duda, será falso para Descartes. Para lograr encontrar esta verdad
absoluta e indudable, él propone un camino, este camino se llama “duda metódica”, y
Descartes da motivos de engaño, el primero son los sentidos, ya que él dijo “he
descubierto, sin embargo, que éstos engañan de vez en cuando y es prudente no confiar
nunca en aquellos que nos han engañado aunque sólo haya sido por una sola vez”
(pag.12). En esta cita, Descartes dice que si los sentidos lo engañan a uno aunque sea
solo una vez, ¿Qué le impide engañarnos siempre? Por ende dice que no podemos
confiar en los sentidos. El segundo motivo de duda es la vigilia del sueño, ya que no
sabríamos distinguir entre lo real y lo irreal, esto provoca o genera que pongamos todo
en duda. El tercer motivo de duda es Dios, esto es porque Dios puede hacer erróneo el
conocimiento matemático, por ende también hace que Descartes dude de la matemática,

1
sabiendo que esta siempre es exacta. En conclusión estos son los tres motivos de duda
que hacen que Descartes desconfié de todo, y por consiguiente estos tres motivos
influyen e inspiran más a Descartes a buscar y encontrar una verdad absoluta.

Segunda meditación:

En esta segunda meditación, Descartes retoma parte de la primera meditación, ya que


él dice que como nada existes o mejor dicho, que nada es absolutamente verdadero, el
cuerpo y el alma tampoco existe. Pero como él se hace preguntas a sí mismo, y como él
pudo persuadirse y convencerse que no existe nada, ni mundo, ni cielo, ni cuerpo, ni
alma, esto significa que él si podía existir, ya que alguien hizo o pensó todo lo que él
dijo en su primera y parte de la segunda meditación. Así Descartes encontró su primera
verdad absoluta, la cual es “No admito ahora nada que no sea necesariamente cierto; soy
por lo tanto, en definitiva, una cosa que piensa, esto es, una mente, un alma, un
intelecto, o una razón, vocablos de un significado que antes me era desconocido” (pag.
17-18), en resumen, Descartes solo sabe que él es una cosa (no una persona o un
humano), una cosa que piensa, esta es la primera verdad absoluta e indudable. Para
complementar esta idea, Descartes aporta diciendo que a pesar de que lo que piensa no
sea “nada” fuera de él, en su pensamiento si lo puede ser, un ejemplo que se puede
utilizar es decir que uno puede tener la idea de un Dios dentro de uno, pero que por
fuera no existe ningún Dios.

El conocimiento al que llega Descartes es la afirmación del sujeto como una sustancia o
como una cosa que piensa, y que en los pensamientos de esta cosa que piensa esta la
idea de un Dios. Y aunque aún todavía no se pueda solucionar del todo está duda
metódica y que por lo tanto se podría decir que todo lo que él está pensando no existía
fuera de él, y con esto abre el paso a la siguiente incógnita de ¿Cómo fue posible pasar
de la afirmación de algo indudable llegar o fundamentar la existencia de una realidad
fuera de uno mismo? En esta segunda meditación concluye el proceso de deducción
racional.

Bibliografía:

El PDF que brindo las principales ideas de este texto fue traducido por José Antonio
Migues, y fue sacado por La Escuela de Filosofía Universidad ARCIS.

2
https://mail.google.com/mail/u/0/#search/hpale/FMfcgxwDqTcHkSvzVClGWRXsHDjbPLCQ?
projector=1&messagePartId=0.1

También podría gustarte