Está en la página 1de 13

Lecciones de Escuela Sabática

25 Iglesia Sociedad Misionera Internacional ASD MR


Pr Jhon Alexander Pérez (Jhalpero)
Facebook: @jhalperoUNICOL
Sábado 19 de Junio de 2021 Unión Colombiana (UNICOL)

Guerra en el Mundo Invisible


La noción de guerra está relacionada con términos
como combate, batalla, lucha, pelea o enfrentamiento. En general, todos estos
conceptos son intercambiables y sinónimos, aunque cada uno tiene un uso específico
que le sienta mejor.
Guerra se refiere, en su uso más habitual, a la lucha armada o conflicto bélico
entre dos o más naciones o bandos.
https://definicion.de/guerra/

Verdad Central: Solo por medio de Cristo podremos salir victoriosos en la guerra contra el mal
Palabra Clave: Victoria

“Mas el príncipe del rey de Persia se me opuso durante veintiún días; pero he aquí Miguel, uno de los
principales príncipes, vino para ayudarme; y quedé allí con los reyes de Persia”
Daniel 10:13.
Pero el príncipe del reino de los persas se ha opuesto a mí por espacio de veintiún días; y he aquí que vino en mi ayuda
Miguel, uno de los primeros príncipes, y yo me quedé allí al lado del rey de los persas. T. Amat
El ángel príncipe del reino de Persia se me ha opuesto durante veintiún días; pero Miguel, uno de los ángeles príncipes más
altos, vino en mi ayuda, pues yo me había quedado solo junto a los reyes de Persia. DHH

Miguel

Uno de los ángeles príncipes más altos

Vino a ayudar a
¿Quién como Dios?
Gabriel

‫כאֵל‬
ָ ‫מִי‬
Mikaél de H4310 y (der. pref. de) H3588 y H410; ¿quién (es) como Dios?; Micael, nombre de un arcángel y de nueve israelitas:-Micael, Miguel. Strong

El nombre Miguel sólo aparece en la Biblia en pasajes apocalípticos (Daniel 10:13,21; 12:1; Judas 1:9; Apocalipsis 12:7), en casos cuando Cristo está en
conflicto directo con Satanás. El nombre hebreo, que significa “¿quién como Dios?’, es a la vez una interrogación y un desafío. En vista de que la rebelión de
Satanás es esencialmente un intento de usurpar el trono de Dios y ser “semejante al Altísimo’ (Isaías 14:14), el nombre Miguel es sumamente apropiado para
aquel que ha emprendido la tarea de vindicar el carácter de Dios y refutar las pretensiones de Satanás. CBA

La apariencia de un ser glorioso y poderoso


1. ¿Qué experimentaron los judíos después que recibieron permiso
del rey Ciro para regresar a Jerusalén en el 536 d.C. y comenzar
con la restauración? ¿Qué pensaba el profeta Daniel sobre esto?
Esdras 3:8 En el año segundo de su venida a la casa de Dios en Jerusalén, en el mes segundo, comen-
zaron Zorobabel hijo de Salatiel, Jesúa hijo de Josadac y los otros sus hermanos, los sacerdotes y los
levitas, y todos los que habían venido de la cautividad a Jerusalén; y pusieron a los levitas de veinte
años arriba para que activasen la obra de la casa de Jehová.
El año segundo.
Si el año del retorno de los judíos fue 536 AC, el segundo mes del segundo año habría caído en la primavera del hemisferio norte del año 535 AC. Los
meses se comenzaban a contar a partir de Nisán, el mes 1.º del año eclesiástico, aunque los meses así designados fueran los del calendario civil, que
comenzaba en el otoño con el mes de Tisri, el 7.º mes. La frase “de su venida a la casa de Dios en Jerusalén” muestra claramente que se habla del segundo
año de su retorno, y no del segundo año del reinado de Ciro, como lo han pensado algunos comentadores.
El mes segundo.
Llamado Iyyar en el calendario postexílico. Algunos comentadores piensa que se eligió este mes para comenzar la construcción a fin de hacer
coincidir la fecha con la que escogió Salomón para la construcción del primer templo (1 Reyes 6:1).
Zorobabel.
En el Esdras 3:2, se menciona a Jesúa el sumo sacerdote antes que a Zorobabel, el gobernador, porque se habla del comienzo del servicio de
sacrificios, asunto puramente eclesiástico, en el cual el sumo sacerdote naturalmente tenía la primera autoridad. En relación con la reconstrucción del
templo, se menciona primero a Zorobabel, que representaba la autoridad del Estado. El era el representante oficial del rey persa, quien había promulgado el
decreto para que se reconstruyera el templo. Por lo tanto, Zorobabel tenía el privilegio y el deber de dirigir en todo lo que se hiciera para climplir el decreto.
Pusieron a los levitas.
El gobernador designó a los pocos levitas que habían regresado para que supervisaran a los obreros empleados en la reconstrucción del templo.
De veinte años arriba.
Tal era la costumbre que había existido al menos desde los tiempos de David, de que los levitas sólo podían servir después de haber llegado a los 20
años (1 Crónicas 23:24,27; 2 Crónicas 31:17). En tiempos de Moisés no se les permitía servir hasta los 25 años (Números 8:24).
Para que activasen.
”Para dirigir” (BJ) o “supervisar”. CBA

Esdras 4:4,5 Pero el pueblo de la tierra intimidó al pueblo de Judá, y lo atemorizó para que no edificara.
Sobornaron además contra ellos a los consejeros para frustrar sus propósitos, todo el tiempo de Ciro
rey de Persia y hasta el reinado de Darío rey de Persia.
Intimidó.
”Se puso a desanimar al pueblo de Judá” (BJ).
Lo atemorizó.
Ese “temor” dio como resultado la cesación del trabajo. El hostigamiento no parece haberse limitado a amenazas, sino que habría sido más activo.
Todos los repatriados vivían en aldeas sin fortificar, quizá en moradas precarias o en tiendas. Las amenazas de que eran objeto y los ataques ocasionales
contra su propiedad pueden haber sido tales como para que los obreros que no residían en Jerusalén vieran que era necesario permanecer en sus casas
para proteger a sus familias y su propiedad. Los registros históricos señalan claramente que los métodos utilizados por los enemigos tuvieron éxito, ya
que durante muchos años los judíos no trabajaron en la reconstrucción del templo.
Sobornaron ... a los consejeros.
Aunque el Esdras 4:5 deja sin contestar varias preguntas, es claro que los samaritanos sobornaron a algunos consejeros reales para que
predispusieran al rey en contra de los judíos. Puesto que su última visión está fechada en el 3er. año de Ciro, es de suponer que Daniel había muerto
(Daniel 10:1). Después de la muerte del profeta, sus enemigos (ver Daniel 6:4) pueden haber tenido mayor influencia sobre Ciro para perjudicar a los judíos.
Sin embargo, el rey no parece haber revocado su decreto, ni haber prohibido la construcción del templo, pues si así lo hubiera hecho, los enemigos de los
judíos lo habrían mencionado en tiempo de Darío. Además los reyes persas eran muy reacios a revocar decretos ya promulgados (ver Daniel 6:8,12,15;
Ester 8:8). CBA

Daniel 10:1 En el año tercero de Ciro rey de Persia fue revelada palabra a Daniel, llamado Beltsasar;
y la palabra era verdadera, y el conflicto grande; pero él comprendió la palabra, y tuvo inteligencia en
la visión.

El año tercero de Ciro.


Contando desde la caída de Babilonia, ya fuera por el año de primavera o de otoño, esto habría ocurrido el año 536/535 a. C. Evidentemente Daniel
estaba ya llegando al final de su vida (ver Daniel 12:13); tenía unos 88 años si consideramos que era un joven de 18 años cuando fue llevado cautivo (ver 4T
570) en 605 a. C. Daniel 10:1 comienza la sección final del libro. El capitulo 10 presenta las circunstancias que rodeaban a Daniel en ocasión de su cuarta
gran profecía, registrada en los capítulos 11 y 12. La parte principal de la narración profética comienza en el Daniel 11:2 y termina en el Daniel 12:4. El resto
del capitulo 12 es una especie de epílogo de la profecía.
Rey de Persia.
Esta es la única profecía de Daniel fechada en términos del reinado de Ciro. Aquí se da a Ciro el título de “rey de Persia”, lo que parecería implicar
que todo el imperio era gobernado por los persas, en contraste con el título más limitado de “rey sobre el reino de los caldeos”, que se le da a Darío en el
Daniel 9:1. Tras haber surgido de una relativa oscuridad como príncipe del pequeño país de Ansán situado en las montañas de Irán, Ciro derrotó
sucesivamente, en pocos años, a los reinos de los medos, lidios y babilonios, y los unió bajo su gobierno para formar el imperio más grande que hasta ese
tiempo se hubiese conocido. Ahora Daniel y su pueblo tenían que tratar con un monarca de esas características. También se revela que los poderes del
cielo contendieron con Ciro (Daniel 10:13,20).
Palabra.
Una expresión singular usada por Daniel para describir su cuarta gran profecía,(capítulos 10-12), que evidentemente fue revelada sin una previa
representación simbólica y sin ninguna alusión a símbolos (cf. Daniel 7:16-24; 8:20-26). La palabra marah, “visión”, de los Daniel 10:7-8,16 se refiere
sencillamente a la aparición de los dos seres celestiales que visitaron a Daniel, mencionados en los Daniel 10:56 y Daniel 10:10-12 respectivamente. Por
eso algunos han considerado que el cuarto bosquejo profético es una explicación más detallada de los acontecimientos representados simbólicamente en
la “visión” del Daniel 8:1-14. De ese modo los capítulos 10-12 se interpretarían en términos de la visión de los capítulos 8 y 9. Sin embargo, la relación entre
los capítulos 10-12 y 8-9 de ninguna manera es tan clara o segura como la que existe entre los capítulos 8 y 9.
El conflicto grande.
Heb. tsaba’, cuyo significado exacto es aquí dudoso. La frase traduce una sola palabra hebrea. Tsaba’ aparece casi 500 veces en el AT con el
sentido de “ejército”, “hueste”, “guerra”, y “servicio”. Su forma plural tseba’oth forma parte del título divino “Jehová Dios de los ejércitos”. La RVA traduce la
palabra tsaba’ como “tiempo fijado” y en Job 7:1, como “tiempo limitado”. Puesto que todas las otras veces en que se usa esta palabra evidentemente se
refiere a un ejército, o guerra, o servicio penoso, y puesto que en esos dos pasajes resultan perfectamente aceptables las mismas ideas de guerra o
servicio penoso, estas definiciones probablemente debieran usarse aquí también. El texto de que nos ocupamos parece dar énfasis a una intensidad de
lucha más que a un período extenso. El pasaje podría traducirse también, “gran lucha” (BJ).
Comprendió.
En contraste con las otras tres visiones (capítulos 2; 7; 8-9) que fueron expresadas en términos muy simbólicos, esta revelación final fue dada
mayormente en lenguaje literal. El ángel declaró específicamente que había venido para hacerle comprender a Daniel lo que había “de venir a” su “pueblo
en los postreros días” (Daniel 10:14). Este es el tema de los cap. 11 y 12. Sólo hacia el final de esta visión (Daniel 12:8) Daniel se enfrenta ante una
revelación acerca de la cual confiesa, “yo oí, mas no entendí”. CBA

“Cuando el templo de Jerusalén fue reconstruido en los días de Esdras, los samaritanos quisieron
contribuir a su erección juntamente con los judíos. Este privilegio les fue negado, y esto suscitó una
amarga animosidad entre los dos pueblos. Los samaritanos edificaron un templo rival sobre el monte
Gerizim. Allí adoraban de acuerdo con el ritual mosaico, aunque no renunciaron completamente a la
idolatría” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 159).

“Este versículo [Daniel 10:1] introduce la última visión del profeta Daniel que haya sido registrada, pues
la instrucción que le fue impartida en esta ocasión continúa en Daniel 11 y 12” (Uriah Smith , Las
Profecías de Daniel y el Apocalipsis, págs. 157-160).

Oposición

- El pueblo de la tierra (Los


samaritanos Ver 2 Reyes 17:24-
35) intimidó al pueblo de Judá, y lo Le fue dada claridad
atemorizó para que no edificara. sobre este asunto a
- Sobornaron contra ellos a los Daniel, por medio de
consejeros del rey una visión
- El conflicto era grande

2. ¿Qué experimentó el profeta? ¿Dónde encontramos una descripción


similar? ¿Quién era?
Daniel 10:4-6. Y el día veinticuatro del mes primero estaba yo a la orilla del gran río Hidekel. Y alcé
mis ojos y miré, y he aquí un varón vestido de lino, y ceñidos sus lomos de oro de Ufaz. Su cuerpo era
como de berilo, y su rostro parecía un relámpago, y sus ojos como antorchas de fuego, y sus brazos y
sus pies como de color de bronce bruñido, y el sonido de sus palabras como el estruendo de una
multitud.
Día veinticuatro.
Esta es la única fecha en el libro de Daniel en que aparece el día exacto de un mes determinado. Por supuesto que no se dice nada aquí en cuanto a
si el cómputo se hace en términos del calendario persa-babilónico (que puede haber sido usado por Ezequiel, contemporáneo de Daniel), o según el
calendario judío (usado posteriormente por Esdras y Nehemías). Sí la fecha dada por Daniel está basada en el calendario persa-babilónico (que comienza el
año en la primavera (marzo-abril), el primer mes del tercer año de Ciro habría sido más o menos marzo- abril del 536 a. C. Por otra parte, si Daniel hacía
el cálculo a la manera judía (según la cual el año empezaba en el otoño), el primer mes del tercer año de Ciro habría sido 12 meses más tarde y
correspondería aproximadamente a marzo-abril del 535 a. C.
Puesto que las tres semanas del ayuno de Daniel terminaron el día 24 del primer mes, deben haber comenzado el 4.º día, y así su ayuno se
prolongó durante la época de la pascua. Pero no se sabe hasta qué punto se observaba esta fiesta en el cautiverio.
Hidekel.
Este nombre hebreo equivale al nombre acadio Idiqlat, y al antiguo persa Tigra, que ha pasado a las lenguas modernas como Tigris. El Tigris es el
menor de los dos grandes ríos de la Mesopotamia. Se menciona un río del mismo nombre en Genesis 2:14. Sin embargo, en ese pasaje se hace referencia
a un río antediluviano. No se dice precisamente en qué punto del Tigris ocurrió el acontecimiento que luego se narra.
Un varón.
El ser celestial apareció en forma humana (ver Genesis 18:2; Daniel 7:13; Apocalipsis 1:13). La descripción se asemeja mucho a la que da Juan
cuando Cristo se le reveló. Sin duda, el mismo Ser se le apareció a Daniel (SL 50; CS 524-526).
Ufaz.
No se sabe dónde estaba Ufaz. El nombre aparece en el AT solamente en Jeremías 10:9, donde se identifica nuevamente a Ufaz como rica en oro.
Algunos han sugerido que es lo mismo que Ofir, lugar famoso por su oro fino (ver 1 Reyes 9:28). Tal identificación no es imposible. Los nombres Ufaz y
Ofir son similares cuando se los escribe en caracteres hebreos.
Berilo.
Heb. tarshish, palabra que quizá indica el lugar donde ese producto se obtenía. CBA

Apocalipsis 1:13-15 Y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre, vestido
de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro. Su cabeza y sus
cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve; sus ojos como llama de fuego; y sus pies
semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno; y su voz como estruendo de muchas
aguas.
Hijo del Hombre.
Gr. huiós anthropou. El texto griego no tiene el artículo definido. Es una traducción exacta del kebar ‘enash arameo, y parece tener aquí el mismo
significado. Lo que se comenta de kebar ‘enash se puede, por lo tanto, aplicar a huiós anthrōpou, pues sabemos por Apocalipsis 1:11,18 que Aquel a quien
se hace referencia, como en Daniel 7:13, es a Cristo. El título “el Hijo del Hombre”, con el artículo definido, se usa más de 80 veces para referirse a Cristo en
el NT, mientras que la expresión “Hijo del Hombre”, sin el artículo definido, se usa para él en el NT en griego sólo en otros dos casos: en Apocalipsis 14:14,
que es una clara alusión a Daniel 7:13, y en Juan 5:27, donde se recalca la humanidad de Jesús.
Si se aplica el mismo principio como en el caso de kebar ‘enash, llegamos a la conclusión de que Juan está contemplando aquí a Cristo en visión por
primera vez. ¿Quién es este ser glorioso? No tiene la forma de un ángel ni de otro ser celestial, sino de un hombre. Su forma es humana a pesar de su
deslumbrante brillo.
Aunque Juan escribió el Apocalipsis en griego, su manera de expresarse a menudo es la de su arameo materno (el idioma que hablaban los judíos de
Palestina en tiempos del NT). Esto puede verse en sus expresiones idiomáticas, y es posible que huiós anthrópou “hijo de hombre”, sea una de éstas. Si es
así, “hijo de hombre” significaría simplemente “ser humano”, “hombre”. Los “hijos de la resurrección” (Lucas 20:36) son simplemente personas resucitadas,
e “hijos del reino” (Mateo 8:12) son, de la misma manera, personas aptas para el reino. Así también “los que están de bodas” (Marcos 2:19) son los
convidados a las bodas; los “hijos de este siglo” (Lucas 16:8) son los que viven para este mundo; los “hijos de ira” (Efesios 2:3) son los que se acarrean el
castigo a causa de sus malas obras, y los “hijos de Belial” (1 Reyes 21:10, RVA, margen) son personas malvadas, despreciables. Cuando el Cristo glorificado
se manifestó a Juan con esplendor celestial, todavía se le presentó con la semejanza de un ser humano. Aunque Cristo es eternamente preexistente en su
condición de segunda persona de la Deidad y siempre lo será, tomó sobre sí la humanidad para toda la eternidad futura. ¡Qué consuelo es saber que
nuestro Señor, que ascendió y fue glorificado, es aún nuestro hermano en la humanidad y, sin embargo, también es Dios!
Hasta los pies.
Un vestido largo es símbolo de dignidad. CBA

“Nada menos que un personaje como el Hijo de Dios se apareció a Daniel. Esta descripción es similar a
la que presenta Juan cuando Cristo se le reveló en la isla de Patmos. Ahora viene nuestro Señor con
otro mensajero celestial para enseñarle a Daniel lo que sucedería en los últimos días. Este conocimiento
le fue dado a Daniel y ha sido registrado por la Inspiración para nosotros, a quienes han alcanzado los
fines de los siglos (The Review and Herald, 8 de febrero, 1881)” (Comentario Bíblico Adventista, tomo
4, pág. 1195).
La persecución sufrida por Juan se convirtió en un medio de gracia. Patmos resplandeció con la gloria del Salvador resucitado. Juan había visto a
Cristo en forma humana, con las señales de los clavos que siempre serán su gloria, en las manos y en los pies. Ahora se le permitía contemplar de nuevo
a su Señor resucitado, revestido con toda la gloria que un ser humano pudiese contemplar sin perder la vida. ¡Qué sábado fue aquel para el solitario
desterrado, siempre precioso a la vista de Cristo, pero ahora honrado más que nunca! Nunca había aprendido tanto de Jesús, nunca había oído verdades
tan sublimes (YI 5-4-1900).

Maravillosa experiencia

Ver al hijo de Dios

Al igual que el Vino para enseñarle


Apóstol Juan en la lo que sucedería en
isla de Patmos. los últimos días

3. ¿Qué efecto tuvo esta revelación sobre Daniel? ¿Qué más pasó
entonces y quién lo levantó?
Daniel 10:7-12 Y sólo yo, Daniel, vi aquella visión, y no la vieron los hombres que estaban conmigo,
sino que se apoderó de ellos un gran temor, y huyeron y se escondieron. Quedé, pues, yo solo, y vi esta
gran visión, y no quedó fuerza en mí, antes mi fuerza se cambió en desfallecimiento, y no tuve vigor
alguno. Pero oí el sonido de sus palabras; y al oír el sonido de sus palabras, caí sobre mi rostro en un
profundo sueño, con mi rostro en tierra. Y he aquí una mano me tocó, e hizo que me pusiese sobre mis
rodillas y sobre las palmas de mis manos. Y me dijo: Daniel, varón muy amado, está atento a las palabras
que te hablaré, y ponte en pie; porque a ti he sido enviado ahora. Mientras hablaba esto conmigo, me
puse en pie temblando. Entonces me dijo: Daniel, no temas; porque desde el primer día que dispusiste
tu corazón a entender y a humillarte en la presencia de tu Dios, fueron oídas tus palabras; y a causa de
tus palabras yo he venido.
- Yo estaba solo cuando tuve esta gran visión. Me puse completamente pálido y sentí que me faltaban las fuerzas.
Cuando le oí hablar, caí desmayado y quedé tendido en el suelo. DHH
- me sentí desfallecer, se me cambió y desfiguró el semblante y me fallaron las fuerzas. Oí el sonido de su voz y, al
oírlo, caí de bruces al suelo sin sentido. BJ3
- El terror me dejó sin fuerzas y perdí completamente mi vigor habitual. El hombre empezó a hablar y me desmayé
de cara al suelo. PDT
- me quedé sin aliento, y se me demudó el rostro, y caí desmayado, perdidas todas las fuerzas. Y oía yo el sonido de
sus palabras; y mientras tanto yacía boca abajo, todo atónito, y mi rostro continuaba pegado al suelo. T. Amat

Y sólo yo, Daniel, vi.


La revelación sólo fue dada al siervo escogido del Señor, pero el efecto de la presencia de un ser celestial fue sentido por los que estaban con el
profeta. Comparar con el caso de Saulo y sus compañeros (Hechos 9:3-7; 22:6-9).
Profundo sueño.
Del Heb. radam, palabra que sólo aparece en Jueces 4:21; Salmos 76:6; Daniel 8:18; Jonás 1:5-6. Aquí parecería significar “estar pasmado”.
Una mano me tocó.
Comparar con Ezequiel 2:2; 3:24; Apocalipsis 1:17. La mano evidentemente es la de Gabriel (PR 418-419).
Hizo que me pusiese sobre mis rodillas.
Del Heb. nua’. En la forma en que aquí aparece nua’ significa “hacer temblar”, “hacer tambalear”. Aunque Daniel fue levantado cuando estaba
completamente postrado sobre la tierra, su fuerza no era aún suficiente para que se pudiera mantener sin temblar.
Varón muy amado.
Heb. jamudoth, que se traduce “delicado” en el Daniel 10:3. Esta era la segunda vez que Daniel recibía la maravillosa seguridad del amor de Dios para
él (ver Daniel 9:23).
No temas.
Comparar con Apocalipsis 1:17. Estas palabras sin duda animaron personalmente al profeta ante la presencia del ángel, porque estaba “temblando”
(Daniel 10:11), y también le dieron la seguridad de que aunque había estado orando durante tres semanas sin recibir contestación, sin embargo desde el
mismo comienzo Dios había oído su súplica y se había propuesto contestarla. Daniel no necesitaba temer por su pueblo; Dios lo había oído, y Dios regía todas
las cosas. CBA

“Después que Daniel hubo caído ante la majestuosa aparición de Cristo, el ángel Gabriel, quien es
obviamente el que habla en los vers. 11-13, puso su mano sobre él para infundirle seguridad y confianza.
Le dijo a Daniel que era hombre muy amado. ¡Admirable declaración! ¡Un miembro de la familia humana,
de nuestra misma raza, amado, no simplemente en el sentido general en que Dios amó al mundo entero
cuando dio a su Hijo para que muriese a favor de la humanidad, sino amado como individuo, y amado
en gran manera! Bien pudo infundir confianza al profeta una declaración tal. Le dice, además, el ángel,
que ha venido con el propósito de conversar con él, y desea poner su ánimo en condición de comprender
sus palabras. Así alentado, el profeta santo y amado seguía, sin embargo, temblando delante del ángel”
(Uriah Smith, Las Profecías de Daniel y el Apocalipsis, pág. 185).

Efecto de la visión

- Se quedó sin fuerzas El ángel Gabriel puso


- Se puso pálido su mano sobre él
- Se le desfiguró el semblante para infundirle
- Cayó desmayado y quedó seguridad y
tendido en el suelo confianza.

Ángeles malignos obstaculizan la obra

4. ¿Por qué Daniel no recibió una respuesta durante tres semanas


de ferviente oración y súplica? ¿Quién más habló de tal Príncipe?
Daniel 10:13, primera parte. Mas el príncipe del reino de Persia se me opuso durante veintiún días…
Se me opuso.
El profeta nos da una vislumbre de la tremenda lucha entablada entre las fuerzas del bien y las del mal. Podría hacerse esta pregunta: ¿por qué
permitió Dios que los poderes del mal luchasen para dominar la mente de Ciro durante 21 días mientras Daniel seguía afligido y suplicaba? Esta pregunta
debe contestarse teniendo en cuenta la verdad de que estos acontecimientos deben entenderse a la luz de “un propósito todavía más amplio y profundo”
del plan de redención, que era “vindicar el carácter de Dios ante el universo... Ante todo el universo [la muerte de Cristo] justificaría a Dios y a su Hijo en su
trato con la rebelión de Satanás” (PP 55; cf. DTG 578-579). “Sin embargo, Satanás no fue destruido entonces [en ocasión de la muerte de Jesús]. Los
ángeles no comprendieron ni aun entonces todo lo que entrañaba la gran controversia. Los principios que estaban en juego habían de ser revelados en
mayor plenitud” (DTG 709).
A fin de refutar la pretensión de Satanás de que Dios es un tirano, el Padre celestial vio conveniente retener su mano y dejar que el adversario
tuviera una oportunidad para demostrar sus métodos y tratar de ganar a los hombres para su propia causa. Dios no fuera la voluntad de los hombres.
Concede a Satanás cierto grado de libertad, mientras que Dios por medio de su Espíritu y de sus ángeles insta a los hombres a que resistan el mal y sigan
el bien.
Así Dios demuestra al expectante universo que él es un Dios de amor y no el tirano que Satanás afirma que es. Por esa razón la oración de Daniel no
fue contestada inmediatamente. La respuesta se demoró hasta que el rey de Persia por su propia voluntad hizo su elección a favor del bien y en contra del
mal.
Aquí se revela la verdadera filosofía de la historia. Dios ha fijado la meta final, que seguramente ha de alcanzarse. Mediante su Espíritu obra sobre
los corazones de los hombres para que cooperen con él a fin de alcanzar esa meta. Pero la decisión sobre cuál camino ha de elegir es algo que está
enteramente en manos de cada individuo. Así los acontecimientos de la historia son el resultado de la acción de seres sobrenaturales y del libre albedrío
humano. Pero el desenlace final es de Dios. En este capítulo, quizá como en ninguna otra parte de las Escrituras, se descorre el velo que separa al cielo de
la tierra, y se revela la lucha entre los poderes de la luz y de las tinieblas. CBA

Efesios 6:11,12. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las
asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra
potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad
en las regiones celestes.

“Mientras Satanás estaba procurando influir en las más altas potestades del reino de Medo-Persia para
que mirasen con desagrado al pueblo de Dios, había ángeles que obraban en favor de los desterrados.
Todo el cielo estaba interesado en la controversia. Por intermedio del profeta Daniel se nos permite
vislumbrar algo de esta lucha poderosa entre las fuerzas del bien y las del mal. Durante tres semanas
Gabriel luchó con las potestades de las tinieblas, procurando contrarrestar las influencias que obraban
sobre el ánimo de Ciro; y antes que terminara la contienda, Cristo mismo acudió en auxilio de Gabriel;…”
(Profetas y Reyes, pág. 420).
El rey de Persia estaba dominado por el más poderoso de todos los ángeles malos. Como Faraón, rehusaba obedecer la palabra del Señor. Gabriel
declaró: Se me opuso durante veintiún días mediante sus acusaciones contra los judíos. Pero Miguel vino en su ayuda, y entonces permaneció con los
reyes de Persia, manteniendo dominados los poderes, dando buenos consejos en oposición a los malos consejos. Los ángeles buenos y malos tienen una
parte en los planes de Dios para su reino terrenal. (Carta 201, 1899).
En la Palabra de Dios tenemos, delante de nosotros, ejemplos de agentes celestiales que influían en la mente de reyes y gobernantes, mientras que al
mismo tiempo también los instrumentos satánicos estaban influyendo sobre sus mentes. Ninguna elocuencia humana, mediante opiniones vigorosamente
presentadas, puede cambiar la obra de los instrumentos satánicos. Satanás continuamente procura obstruir el camino, de modo que la verdad sea trabada
por las ideas humanas; y los que tienen luz y conocimiento están en un peligro mayor, a menos que continuamente se consagren a Dios humillando el yo y
comprendiendo el peligro de la hora.
Seres celestiales están destinados para responder a las oraciones de los que están trabajando desinteresadamente para promover la causa de Dios.
Los ángeles más excelsos de las cortes celestiales están designados para que tengan eficacia las oraciones que ascienden a Dios para el adelanto de la
causa del Señor. Cada ángel tiene su puesto particular del deber, del cual no se le permite que se aleje para ir a otro lugar. Si se alejara, los poderes de las
tinieblas obtendrían una ventaja...
El conflicto entre el bien y el mal prosigue día tras día. Los que han tenido muchas oportunidades y ventajas, ¿por qué no comprenden la intensidad
de esta obra? En cuanto a esto debieran ser inteligentes. Dios es el Gobernante. Mediante su poder supremo reprime y domina a los poderosos de la tierra.
Mediante sus agentes lleva a cabo la obra que fue ordenada antes de la fundación del mundo.
Como pueblo no comprendemos como debiéramos el gran conflicto que se libra entre seres invisibles, la lucha entre ángeles leales y desleales. Los
malos ángeles continuamente están en acción, preparando su plan de ataque, gobernando como caudillos, reyes y gobernantes a las desleales fuerzas
humanas... Exhorto a los ministros de Cristo que destaquen en el entendimiento de todos los que están dentro del alcance de su voz, la verdad del servicio
de los ángeles. No os dejéis dominar por especulaciones fantásticas. Nuestra única seguridad es la Palabra escrita. Debemos orar como lo hizo Daniel para
que seamos guardados por los seres celestiales. Los ángeles, como espíritus ministradores, son enviados para servir a los que serán los herederos de la
salvación. Orad, mis hermanos; orad como nunca habéis orado antes. No estamos preparados para la venida del Señor. Necesitamos hacer una obra
consumada para la eternidad (Carta 201, 1899).
En la Palabra de Dios se describen dos bandos opuestos que influyen sobre los seres humanos en nuestro mundo, y los dominan. Esos bandos están
actuando constantemente sobre cada ser humano. Los que están bajo el dominio de Dios y la influencia de los ángeles celestiales, podrán discernir las
astutas artimañas de los poderes invisibles de las tinieblas. Los que desean estar en armonía con los agentes celestiales, debieran ser sumamente
fervientes en cumplir la voluntad de Dios. No deben dar la menor cabida a Satanás y a sus ángeles.
Pero a menos que estemos constantemente en guardia, seremos vencidos por el enemigo. Aunque a todos ha sido manifestada una solemne
revelación de la voluntad de Dios acerca de nosotros, sin embargo, el conocimiento de esa voluntad no excluye la necesidad de elevar fervientes súplicas a
Dios en busca de ayuda, y procurar diligentemente cooperar con él en respuesta a las oraciones ofrecidas. El cumple sus propósitos por medio de
instrumentos humanos (MS 95, 1903).

Lucha entre el bien y el mal

Miguel vino en su ayuda, y entonces


El rey de Persia estaba
permaneció con los reyes de Persia,
dominado por el más
manteniendo dominados los
poderoso de todos los
poderes, dando buenos consejos en
ángeles malos.
oposición a los malos consejos.

Los ángeles buenos y malos tienen una parte en los planes de


Dios para su reino terrenal
5. ¿Recién cuándo se obtuvo la victoria en esta batalla entre los
ángeles buenos y los malvados? ¿Qué más se le mostró a Daniel?
Daniel 10:13, última parte, 14 pero he aquí Miguel, uno de los principales príncipes, vino para
ayudarme, y quedé allí con los reyes de Persia. He venido para hacerte saber lo que ha de venir a tu
pueblo en los postreros días; porque la visión es para esos días.
- pero Miguel, uno de los ángeles príncipes más altos, vino en mi ayuda, pues yo me había quedado solo junto a los
reyes de Persia. Así que he venido a explicarte lo que va a pasarle a tu pueblo en el futuro, porque la visión que has
tenido se refiere a ese tiempo.’ DHH.

Miguel.
Heb. Mika’el, literalmente “¿quién como Dios?” Aquí se lo describe como “uno de los principales príncipes [Heb. Ñarim]”. Posteriormente se lo describe
como el protector especial de Israel (Daniel 12:1). No se declara exactamente su identidad aquí, pero una comparación con otros pasajes lo identifica como
Cristo. En Judas 1:9 se lo llama “el arcángel”. Según 1 Tesalonicenses 4:16, se relaciona la “voz de arcángel” con la resurrección de los santos en ocasión de
la venida de Jesucristo declaró que los muertos saldrán de sus tumbas cuando oigan la voz del Hijo del Hombre (Juan 5:28) eso parece claro que Miguel no
es otro sino el mismo Señor Jesús (PE 164; cf. DTG 388-390).
En los postreros días.
Heb. be’ajarith hayyamim, “en la última parte [o fin] de los días”. Es una expresión frecuentemente usada en la profecía bíblica, que indica la parte
final de cualquier período de la historia al que se refiere el profeta. Jacob usó la expresión. “postreros días” al referirse a la suerte final de cada una de las
doce tribus en la tierra de Canaán (Genesis 49:1, RVA); Balaam aplicó este término al primer advenimiento de Cristo (Números 24:14); Moisés lo usó en un
sentido general respecto al futuro distante, cuando Israel habría de sufrir tribulaciones (Deuteronomio 4:30). La expresión puede referirse, y lo hace a
menudo, a los acontecimientos finales de la historia.
Para esos días.
Aquí la palabra “días” parece tener el mismo significado que en la cláusula anterior. El ángel vino a decirle a Daniel lo que habría de acontecer a los
santos a través de los siglos hasta la segunda venida de Cristo. El énfasis de la última cláusula de este versículo no es tanto sobre la longitud del tiempo en
perspectiva, sino sobre el hecho de que el Señor tiene todavía más verdades que mostrarle a Daniel mediante una visión. Traducido literalmente, este
versículo reza: “Y he venido para hacerte entender lo que ha de ocurrir a tu pueblo en la última parte de los días, porque todavía hay visión para los días”.
CBA

“...y antes que terminara la contienda, Cristo mismo acudió en auxilio de Gabriel… Todo lo que podía
hacer el cielo en favor del pueblo de Dios fue hecho. Se obtuvo finalmente la victoria;…” (Profetas y
Reyes, págs. 419, 420).

“Por esto comprendemos que los instrumentos celestiales tienen que luchar con obstáculos antes de
que a su tiempo se cumpla el propósito de Dios. El rey de Persia estaba dominado por el más poderoso
de todos los ángeles malos. Como Faraón, rehusaba obedecer la palabra del Señor. Gabriel declaró: Se
me opuso durante veintiún días mediante sus acusaciones contra los judíos. Pero Miguel vino en su
ayuda, y entonces permaneció con los reyes de Persia, manteniendo dominados los poderes, dando
buenos consejos en oposición a los malos consejos. Los ángeles buenos y malos tienen una parte en los
planes de Dios para su reino terrenal. El propósito de Dios es llevar adelante su obra dentro de pautas
correctas, mediante formas que redunden para su gloria. Pero Satanás siempre procura contrarrestar el
propósito de Dios. Los siervos de Dios pueden hacer adelantar su obra sólo si se humillan delante del
Señor. Nunca deben depender para el éxito de sus propios esfuerzos ni de una exhibición ostentosa
(Carta 201, 1899)” (Comentario Bíblico Adventista, tomo 7-A, pág. 183).

Victoria y revelación

Al llegar Miguel se Se reveló lo que


obtuvo victoria habría de acontecer
sobre los ángeles al pueblo en el
malos futuro
Fuerza y luz impartidas

6. ¿Qué sucedió nuevamente? ¿Desistieron finalmente Satanás y sus


ángeles?
Daniel 10:15-21. Mientras me decía estas palabras, estaba yo con los ojos puestos en tierra, y
enmudecido. Pero he aquí, uno con semejanza de hijo de hombre tocó mis labios. Entonces abrí mi boca
y hablé, y dije al que estaba delante de mí: Señor mío, con la visión me han sobrevenido dolores, y no
me queda fuerza. ¿Cómo, pues, podrá el siervo de mi señor hablar con mi señor? Porque al instante me
faltó la fuerza, y no me quedó aliento. Y aquel que tenía semejanza de hombre me tocó otra vez, y me
fortaleció, y me dijo: Muy amado, no temas; la paz sea contigo; esfuérzate y aliéntate. Y mientras él
me hablaba, recobré las fuerzas, y dije: Hable mi señor, porque me has fortalecido. El me dijo: ¿Sabes
por qué he venido a ti? Pues ahora tengo que volver para pelear contra el príncipe de Persia; y al
terminar con él, el príncipe de Grecia vendrá. Pero yo te declararé lo que está escrito en el libro de la
verdad; y ninguno me ayuda contra ellos, sino Miguel vuestro príncipe.
Con semejanza.
Gabriel veló su resplandor y apareció en forma humana (SL 52).
Contra el príncipe.
”Con el Príncipe”(BJ). Puede entenderse que el ángel habría de luchar al lado del príncipe de Persia, o que habría de pelear contra él. Las versiones
griegas son también ambiguas. La preposición metá, “con” que se usa en griego, puede implicar una alianza, como en 1 Juan 1:3, u hostilidad, como en
Apocalipsis 2:16. Sin embargo, el hebreo de este pasaje parece dar una clara indicación de su significado. El verbo lajam, “pelear”, se usa 28 veces en el AT,
seguido como aquí por la preposición ´im,” con”. En estos casos el contexto indica claramente que la palabra ha de entenderse con el sentido de “contra” (ver
Deuteronomio 20:4; 2 Reyes 13:12; Jeremías 41:12; Daniel 11:11). Parecería pues seguro que el ángel habla aquí de un conflicto posterior entre él y el “príncipe
de Persia”. En Esdras 4:4-24 se nos indica que esta lucha continuó mucho después del tiempo de la visión de Daniel. “Las fuerzas del enemigo fueron
mantenidas en jaque mientras gobernaron Ciro y su hijo Cambises, quien reinó durante unos siete años y medio” (PR 419).
Príncipe de Grecia.
La palabra hebrea que aquí se traduce “príncipe” es Ñar, la misma que se usa anteriormente. El ángel le había dicho a Daniel que iba a volver para
continuar la lucha contra las potestades de las tinieblas que contendían para dominar la mente del rey de Persia. Entonces miró más lejos hacia el futuro e
indicó que cuando finalmente pudiera retirarse de la lucha, ocurriría una revolución en los asuntos del mundo. Mientras el ángel de Dios contuvo las fuerzas
impías que procuraban dominar al gobierno persa, ese imperio se mantuvo. Pero cuando la influencia divina se retiró y el dominio de los dirigentes de la
nación quedó completamente en manos de las potestades de las tinieblas, pronto vino la ruina del imperio. Guiados por Alejandro, los ejércitos de Grecia
arrasaron el mundo y extinguieron rápidamente el Imperio Persa.
La verdad presentada por el ángel en este versículo aclara la revelación que sigue. La profecía que se da a continuación-que registra una guerra tras
otra- cobra mayor significado cuando se la entiende a la luz de lo que el ángel acaba de decir. Mientras los hombres luchan entre sí por el poder terrenal,
detrás del escenario, y sin que los ojos humanos la vean, se lleva a cabo una lucha aun mayor, de la cual el flujo y reflujo de los acontecimientos terrenales
es tan sólo un reflejo (Ed 169). Así como se muestra que el pueblo de Dios es preservado a través de su agitada historia - registrada proféticamente por
Daniel-, así también es seguro que en esa contienda mayor las legiones de la luz obtendrán la victoria sobre las potestades de las tinieblas. CBA

“El profeta queda al fin fortalecido para oír toda la comunicación que el ángel tiene que impartirle.
Gabriel dice: ‘¿Sabes por qué he venido a ti?’ ¿Entiendes mi propósito como para no temer ya? Le
anuncia luego su intención de volver a luchar con el rey de Persia tan pronto como termine su
comunicación” (Uriah Smith, Las Profecías de Daniel y el Apocalipsis, pág. 188).

Lucha continua

Mientras los hombres luchan entre sí


por el poder terrenal, detrás del La palabra de Dios a su
escenario, y sin que los ojos pueblo es: Muy amado, no
humanos la vean, se lleva a cabo una temas; la paz sea contigo;
lucha aun mayor, de la cual el flujo y esfuérzate y aliéntate.
reflujo de los acontecimientos
terrenales es tan sólo un reflejo.
7. ¿A quién más puso resistencia el maligno en ese tiempo? ¿Qué
obra de los poderes del mal se describe como precediendo la venida
de Cristo?

Zacarías 3:1-5. Me mostró al sumo sacerdote Josué, el cual estaba delante del ángel de Jehová, y
Satanás estaba a su mano derecha para acusarle. Y dijo Jehová a Satanás: Jehová te reprenda, oh
Satanás; Jehová que ha escogido a Jerusalén te reprenda. ¿No es éste un tizón arrebatado del incendio?
Y Josué estaba vestido de vestiduras viles, y estaba delante del ángel. Y habló el ángel, y mandó a los
que estaban delante de él, diciendo: Quitadle esas vestiduras viles. Y a él le dijo: Mira que he quitado
de ti tu peca do, y te he hecho vestir de ropas de gala. Después dijo: Pongan mitra limpia sobre su
cabeza. Y pusieron una mitra limpia sobre su cabeza, y le vistieron las ropas. Y el ángel de Jehová
estaba en pie.
Me mostró.
La cuarta visión (Zacarías 3:1-10) tiene el propósito de mostrar el poder de Cristo “para vencer al acusador de su pueblo” (PR 428). Fue dada en un
tiempo cuando “el firme progreso que hacían los edificadores del templo desconcertó y alarmó a las huestes del mal’ (PR 427).
Josué.
El primer sumo sacerdote después del cautiverio. En Esdras 2:2 es llamado “Jesúa”, una transliteración de este nombre según la forma aramea del
nombre en lugar del hebreo, como es el caso aquí. En esta visión el sumo sacerdote representa a Israel que comparece delante de Dios.
Ángel de Jehová.
Es decir, “el Ángel que es Jehová”, que significa Cristo (cf. Judas 1:9; ver PR 428-429;).
Satanás.
Heb. hassatan, literalmente “el adversario”. La palabra deriva del verbo satan, ,”acusar”, “actuar como adversario”. El verbo aparece en Salmos 38:20;
71:13; 109:4,20,29; Zacarías 3:1. El nombre se aplica a un adversario terrenal en 1 Samuel 29:4; 2 Samuel 19:22; 1 Reyes 5:4; 11:14,23,25; Salmos 109:6, y a
un ángel en Números 22:22,32. En cada una de estas referencias el sustantivo hebreo está sin artículo. El nombre aparece con artículo catorce veces en
Job 1:6 a 2:7, y tres veces en Zacarias 3:1-2. En cada uno de estos casos se ha traducido como “Satanás”. La misma traducción se emplea en 1 Crónicas
21:1; aquí no lleva artículo en el hebreo.
Para acusarle.
Mientras Josué estaba intercediendo delante Dios por su pueblo, Satanás estaba cerca para oponerse y desvirtuar sus esfuerzos acusando a Josué y
a su pueblo de pecaminosidad (cf. 1 Pedro 5:8; Apocalipsis 12:10). Señalaba las transgresiones de Israel como una razón para que el pueblo no recuperara
el favor divino (ver PR 427-428; cf. Zacarías 1:11; 2:12). Los israelitas no merecían ser restaurados a la relación del pacto.
Te reprenda.
Era cierto que el pueblo de Dios había pecado gravemente; pero había sufrido el castigo del exilio, y muchos habían sido inducidos al arrepentimiento y
a la humillación. En estas condiciones era correcto, sin duda, que Dios les fuera propicio.
Este.
Se hace referencia a Josué; pero también él representaba al pueblo.
Tizón.
Heb. ‘ud, “tronco”, “tocón”, quizá originalmente un palo que se usaba para atizar el fuego. Esta palabra aparece en el AT sólo aquí, en Isaías 7:4 y en
Amos 4:11. Los abrasadores fuegos del cautiverio finalmente habrían consumido al pueblo escogido si Dios no hubiera tocado el corazón de los reyes
paganos para que favorecieran a sus hijos esparcidos, y si algunos de ellos no hubieran respondido a la invitación de que huyeran de Babilonia (Jeremías
51:6,45; cf. Zacarías 2:6).
Vestiduras viles.
Símbolo de la vileza del pecado (cf. Isaías 64:6).
Habló.
Quitar las vestiduras viles significaba el perdón del pecado y la restauración a la gracia de Dios. El vestido nuevo representaba injusticia de Cristo que
se imparte al pecador (PR 428-429).
Mitra limpia.
Mejor, “turbante puro, limpio”. La palabra que se traduce “limpia” deriva del verbo ahar, el cual tiene varios significados: “ser limpio”, “ser puro”, “ser
ceremonialmente limpio”, “ser declarado limpio”. El turbante que antiguamente correspondía al sumo sacerdote llevaba la inscripción “SANTIDAD A JEHOVÁ”
(Éxodo 28:36-38). Colocar el “turbante puro” sobre Josué significaba que sus transgresiones habían sido perdonadas y que estaba en condiciones de
actuar en su santa función. El sacerdote y el pueblo recuperaban, pues, la gracia de Dios (Zacarías 3:9).
Apocalipsis 16:14. Pues son espíritus de demonios, que hacen señales, y van a los reyes de la tierra
en todo el mundo, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso.
Espíritus de demonios.
En los Evangelios el término “espíritu inmundo” se usa como equivalente de “diablo” (Marcos 1:27,34; 3:11,15; 6:7; etc.). Ver Apocalipsis 18:2; cf. 2JT
176-177.
Hacen señales.
O “hacen milagros”, es decir, “señales y prodigios mentirosos” con el propósito de confirmar el poder y la autoridad de la persona que los hace.
Estos milagros también se mencionan en Apocalipsis 13:13-14; 19:20. Las manifestaciones sobrenaturales de varias clases son el medio por el cual
Satanás- obrando mediante diversos instrumentos humanos- logrará unir al mundo con el propósito de exterminar a los que constituyen la única barrera
que se opondrá a su dominio indiscutido sobre la humanidad.
Reyes de la tierra.
La evidencia textual establece el texto “reyes de todo el mundo”. Los “reyes” son los poderes políticos de la tierra, en contraste con la triple unión
religiosa del Apocalipsis 16:13 que congrega a las naciones de la tierra para que se unan en una cruzada con el fin de destruir al pueblo de Dios (3JT 285;
CS 618, 682). Esta liga mundial político-religiosa aspirará a gobernar todo el mundo. Estos “reyes” representan las naciones del Occidente en contraste
con los “reyes del oriente” (Apocalipsis 16:12), es decir, las naciones del Oriente. Hay más información en cuanto a la identidad de los “reyes de la tierra” y
al éxito transitorio de esta unión, en Apocalipsis 17:2, 12,14; cf. 3JT 171.
Reunirlos.
Este acto de congregarlos consistirá en los preparativos políticos y militares de los “reyes de la tierra en todo el mundo”.
La batalla.
Ésta es principalmente una batalla político - militar que se librará entre las naciones de Oriente y Occidente en el valle de Meguido. De acuerdo con la
segunda opinión, en esta batalla las naciones se unen para destruir al pueblo de Dios, y por lo tanto es ante todo un conflicto religioso.
Aquel gran día.
Es decir, el día de la ira de Dios. La evidencia textual establece el texto “del gran día de Dios Todopoderoso”. CBA

“Entonces el Señor le envió mensajes de aliento, declarando que le libraría del cautiverio y le devolvería
su favor. Esto era lo que Satanás quería resueltamente impedir. Un remanente de Israel había vuelto
ya a su patria, y Satanás estaba tratando de inducir a las naciones paganas, que eran sus agentes, a
destruirlo completamente.
“Mientras Josué suplica humildemente que Dios cumpla sus promesas, Satanás se levanta osadamente
para resistirle. Señala las transgresiones de los hijos de Israel como razón por la cual no se les podía
devolver el favor de Dios. Los pide como su presa y exige que le sean entregados para ser destruidos….
“Si el velo que separa el mundo visible del invisible pudiese alzarse, y los hijos de Dios pudiesen
contemplar la gran controversia que se riñe entre Cristo y los ángeles santos y Satanás y sus huestes
perversas a propósito de la redención del hombre; si pudiesen comprender la admirable obra de Dios
para rescatar las almas de la servidumbre del pecado, y el constante ejercicio de su poder para
protegerlas de la malicia del maligno, estarían mejor preparados para resistir los designios de Satanás”
(Joyas de los Testimonios, tomo 2, pág. 171).
Los que honran a Dios y guardan sus mandamientos están sometidos a las acusaciones de Satanás. El enemigo obra con toda su energía para inducir a
las personas al pecado. Entonces alega que debido a los pecados pasados de éstas, se le debe permitir que ejerza su crueldad infernal en ellas como
súbditos suyos. De esta obra ha escrito Zacarías: “Me mostró al sumo sacerdote Josué -representante de los que guardan los mandamientos de Dios- el cual
estaba delante del ángel de Jehová, y Satanás estaba a su mano derecha para acusarle”.
Cristo es nuestro Sumo Sacerdote. Satanás está frente a él noche y día como acusador de los hermanos. Con su poder magistral presenta cada rasgo
objetable de carácter como razón suficiente para que se retire el poder protector de Cristo, permitiendo así a Satanás que desanime y destruya a aquellos
que ha hecho pecar. Pero Cristo ha hecho expiación por cada pecador. ¿Podemos, por fe, oír a nuestro Abogado, que dice: “Jehová te reprenda, oh Satanás:
Jehová que ha escogido a Jerusalén te reprenda? ¿No es éste un tizón arrebatado del incendio?”
“Y Josué estaba vestido de vestiduras viles”. Así aparecen los pecadores delante del enemigo, quien, mediante su magistral poder engañador, los ha
apartado de su lealtad a Dios. Con vestimentas de pecado y vergüenza viste el enemigo a los que han sido vencidos por sus tentaciones, y entonces declara
que no es justo que Cristo sea su Luz, su Defensor (MS 125, 1901)
Oposición del maligno

El enemigo obra con toda su


energía para inducir a las
personas al pecado. Entonces Pero Cristo ha
alega que debido a los pecados hecho
pasados de éstas, se le debe expiación por
permitir que ejerza su cada pecador.
crueldad infernal en ellas
como súbditos suyos.

Estudio adicional
“En esta ocasión visitó a Daniel un ser majestuoso. La descripción que de él se da aquí es comparable a la que se hace de Cristo en Apocalipsis 1:14-16.
Además, como la aparición tuvo sobre Daniel un efecto similar al que experimentaron Pablo y sus compañeros cuando el Señor se les presentó en el
camino a Damasco (Hechos 9:1-7), deducimos que fue Cristo mismo quien apareció a Daniel. En el vers. 13 se nos comunica que Miguel vino a asistir a
Gabriel para influir en el rey de Persia. ¡Cuán natural era, pues, que se manifestase a Daniel en esa ocasión!” (Uriah Smith, Las Profecías de Daniel y el
Apocalipsis, pág. 184).

“La luz que Daniel recibió directamente de Dios le fue dada especialmente para estos últimos días. Las visiones que tuvo a orillas del Ulai y del
Hidekel, los grandes ríos de Sinar, ahora están en el proceso de su cumplimiento, y pronto habrán sucedido todos los aconteci-mientos predichos
(Carta 57, 1896)” (Comentario Bíblico Adventista, tomo 4, pág. 1189).

Abreviaturas de Biblias

BAD – Biblia Al Día


BJ3 – Biblia Jerusalén Tercer Edición
BLA – Biblia Latino Americana
BPD – Biblia del Pueblo de Dios
DHH – Dios Habla Hoy
LPD – El Libro del Pueblo de Dios
N-C – Nacar-Colunga
NVI – Nueva Versión Internacional
PDT – Palabra de Dios para Todos
RV60 – Reina Valera de 1960
T. Amat – Torres Amat
VM – Versión Moderna

https://www.facebook.com/jhalperoUNICOL

@jhalperoUNICOL
Bosquejo General
Guerra en el mundo invisible - Lección 25. (19-junio-2021)

Intro Miguel

Uno de los ángeles príncipes más altos Maravillosa experiencia Preg 2


Preg 1 Oposición
Vino a ayudar a Ver al hijo de Dios
¿Quién como Dios?
- El pueblo de la tierra (Los Gabriel
samaritanos Ver 2 Reyes 17:24-
35) intimidó al pueblo de Judá, y lo Le fue dada claridad
sobre este asunto a Al igual que el Vino para enseñarle
atemorizó para que no edificara. Apóstol Juan en la lo que sucedería en
- Sobornaron contra ellos a los Daniel, por medio de
una visión Preg 5 isla de Patmos. los últimos días
consejeros del rey Victoria y revelación
- El conflicto era grande

Al llegar Miguel se Se reveló lo que


obtuvo victoria habría de acontecer
sobre los ángeles al pueblo en el Efecto de la visión Preg 3
malos futuro
Preg 4 Lucha entre el bien y el mal - Se quedó sin fuerzas El ángel Gabriel puso
Preg 6 - Se puso pálido su mano sobre él
- Se le desfiguró el semblante para infundirle
Miguel vino en su ayuda, y entonces Lucha continua
El rey de Persia estaba
permaneció con los reyes de Persia, - Cayó desmayado y quedó seguridad y
dominado por el más tendido en el suelo
manteniendo dominados los confianza.
poderoso de todos los
poderes, dando buenos consejos en Mientras los hombres luchan entre sí
ángeles malos.
oposición a los malos consejos. por el poder terrenal, detrás del La palabra de Dios a su
escenario, y sin que los ojos pueblo es: Muy amado, no
humanos la vean, se lleva a cabo una
Los ángeles buenos y malos tienen una parte en los planes de
lucha aun mayor, de la cual el flujo y
temas; la paz sea contigo;
esfuérzate y aliéntate. Solo por medio
reflujo de los acontecimientos
Dios para su reino terrenal
terrenales es tan sólo un reflejo.
de Cristo podremos
El enemigo obra con toda su
salir victoriosos en
Preg 7
energía para inducir a las
personas al pecado. Entonces Pero Cristo ha
la guerra contra el
alega que debido a los hecho
Oposición del maligno pecados pasados de éstas, se expiación por mal
le debe permitir que ejerza su cada pecador.
crueldad infernal en ellas
como súbditos suyos.