Está en la página 1de 331

AUTOMATISMO

INDUSTRIAL

FORMACIÓN PROFESIONAL
DE GRADO MEDIO
Juan José Manzano Orrego

AUTOMATISMO
INDUSTRIAL

FORMACIÓN PROFESIONAL
DE GRADO MEDIO

Bohodón Ediciones
Título: Automatismo industrial
(Formación Profesional de Grado Medio)

Primera edición: julio de 2014


© De la obra: Juan José Manzano Orerego
© De la edición: Bohodón Ediciones S.L.

www.bohodon.es
Sector Oficios Nº 7 º 6º I
28760, Tres Cantos (Madrid)
e-mail: ediciones@bohodon.es

ISBN-13 :978-84-15976-78-3
Depósito legal: M-23143-2014

Printed in Spain by

No se permite la reproducción total o parcial de este libro, ni


su incorporación a un sistema informático, ni su transmisión
en cualquier forma o cualquier medio, sea este electrónico,
mecánico, por fotocopia, por grabación u otros métodos, sin
el permiso previo o por escrito del editor.
Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Repro grá-
ficos, www.cedro.org) si necesita fotocopiar o escanear algún
fragmento de esta obra.
ÍNDICE

PROLOGO .................................................................................................. 23

TEMA 1

MATERIALES Y HERRAMIENTAS DE DIBUJO TÉCNICO ....................... 27

1.1. INSTRUMENTOS DE TRAZADO ................................................................. 28


1.1.1. Lápiz ....................................................................................................... 28
1.1.2. Portaminas .............................................................................................. 28
1.1.3. Gomas o borradores ................................................................................ 28
1.1.4. Estilógrafos ............................................................................................. 29
1.2. TIPOS DE LÍNEAS EN EL DIBUJO TÉCNICO ............................................ 29
1.3. INSTRUMENTOS AUXILIARES ................................................................... 29
1.3.1. Regla graduada ....................................................................................... 29
1.3.2. Escuadra y cartabón ................................................................................ 30
1.3.3. Compás y bigotera .................................................................................. 32
1.3.4. Transportador de ángulos ........................................................................ 32
1.4. MATERIALES NECESARIOS ........................................................................ 33
1.5. PRÁCTICAS A REALIZAR ............................................................................ 33

TEMA 2

BOCETOS, CROQUIS Y DIBUJO TÉCNICO .................................................. 35

2.1. BOCETOS ........................................................................................................ 36


2.2. CROQUIS ......................................................................................................... 36
2.3. DIBUJO TÉCNICO .......................................................................................... 37
2.4. MATERIALES NECESARIOS ........................................................................ 37
2.5. PRÁCTICAS A REALIZAR ............................................................................37

TEMA 3

FORMATOS EMPLEADOS EN DIBUJO TÉCNICO ...................................... 39

9
3.1. PAPEL O FORMATOS EMPLEADOS EN DIBUJO TÉCNICO .................... 40
3.1.1. Acabado .................................................................................................. 40
3.1.2. Gramaje .................................................................................................. 40
3.1.3. Tamaño ................................................................................................... 40
3.1.4. Márgenes ................................................................................................. 41
3.1.5. Cajetín ..................................................................................................... 42
3.2. PLEGADO DE FORMATOS ........................................................................... 42
3.3. MATERIALES NECESARIOS ........................................................................ 44
3.4. PRÁCTICAS A REALIZAR ............................................................................ 44

TEMA 4

ESCALAS Y ACOTACIONES EN DIBUJO TÉCNICO ................................... 45

4.1. ESCALAS ......................................................................................................... 46


4.1.1. Escala de reducción ................................................................................ 46
4.1.2. Escala natural .......................................................................................... 46
4.1.3. Escala de ampliación .............................................................................. 47
4.2. ACOTACIÓN EN LOS DIBUJOS ................................................................... 47
4.2.1. Acotación de un objeto ........................................................................... 47
4.2.2. Elementos de acotación .......................................................................... 48
4.2.1.1. Líneas auxiliares de cota ...................................................................... 48
4.2.2.2. Líneas de cota ...................................................................................... 48
4.2.2.3. Limitaciones de cotas .......................................................................... 48
4.2.2.4. Cifras de cotas ..................................................................................... 48
4.3. SÍMBOLOS CONVENCIONALES ................................................................. 49
4.3.1. Diámetro (Ø) ........................................................................................... 49
4.3.2. Radio R ................................................................................................... 49
4.3.3. Diámetro (j) ............................................................................................ 49
4.3.4. Cuadrado (ÿ) ........................................................................................... 49
4.4. MATERIALES NECESARIOS ........................................................................ 50
4.5. PRÁCTICAS A REALIZAR ............................................................................ 50

TEMA 5

VISTAS DE LAS PIEZAS ..................................................................................... 51

5.1. VISTAS DE UNA PIEZA ................................................................................. 52

5.2. PASO DE DIBUJO TRIDIMENSIONAL A VISTAS SOBRE


SUPERFICIE PLANA. ..................................................................................... 53
5.3. MATERIALES NECESARIOS ........................................................................ 54
5.4. PRÁCTICAS A REALIZAR ............................................................................ 54

10
TEMA 6

DIBUJADO Y TRAZADO DE UN CUADRO


PARA CIRCUITO ELÉCTRICO ......................................................................... 55

6.1. BOCETO DE LA DISTRIBUCIÓN ................................................................. 56


6.2. TRAZADO SOBRE EL PANEL A MONTAR ................................................. 56
6.3. MECANIZADO Y MONTAJE DEL PANEL PROPUESTO ........................... 57
6.4. MATERIALES NECESARIOS ........................................................................ 58
6.5. PRÁCTICAS A REALIZAR ............................................................................ 58

TEMA 7

CONEXIONADO DE REGLETEROS Y TERMINALES ................................ 59

7.1. REGLETAS DE CONEXIÓN .......................................................................... 60


7.2 BORNEROS EN AUTOMATISMO INDUSTRIAL ........................................ 60
7.3. TERMINALES, SUS TIPOS Y MONTAJE ..................................................... 62
7.4. MONTAJE DEL CABLEADO EN UN COFRE .............................................. 63
7.4. MATERIALES NECESARIOS ........................................................................ 63
7.5. PRÁCTICAS A REALIZAR ............................................................................ 63

TEMA 8

CIRCUITOS DE AUTOMATISMOS .................................................................. 65

8.1. DISTRIBUCIÓN DE LOS COMPONENTES ................................................. 66


8.2. CABLEADO DEL CIRCUITO DE FUERZA .................................................. 67
8.3. CABLEADO DEL CIRCUITO DE MANDO .................................................. 67
8.4. MATERIALES NECESARIOS ........................................................................ 68
8.5. PRÁCTICAS A REALIZAR ............................................................................ 68

TEMA 9

INTERRUPTORES DIFERENCIALES CON TRANSFORMADORES ........ 69

9.1. EL INTERRUPTOR DIFERENCIAL .............................................................. 70


9.1.1. Forma de aplicación ................................................................................ 70
9.1.2. Transformadores y relés diferenciales .................................................... 71
9.1.3. Funcionamiento ...................................................................................... 71
9.1.4. Protección diferencial de alta sensibilidad ............................................. 72
9.3. MATERIALES A EMPLEAR ........................................................................... 72
9.4. PRÁCTICAS A REALIZAR ............................................................................ 73

11
TEMA 10

SIMBOLOGÍA PARA AUTOMATISMO ELÉCTRICO ................................... 75

10.1. SÍMBOLOS MÁS UTILIZADOS EN AUTOMATISMOS ELÉCTRICOS .. 76


10.2. PRÁCTICAS A REALIZAR .......................................................................... 98
TEMA 11

EL CONTACTOR Y SUS PARTES ...................................................................... 99

11.1. EL CONTACTOR ........................................................................................... 100


11.2. CIRCUITO MAGNÉTICO .............................................................................. 100
11.2.1. Efecto de la espira de sombra .................................................................. 101
11.3. BOBINA ......................................................................................................... 102
11.4. INTENSIDAD ABSORBIDA POR LOS ELECTROIMANES ......................... 103
11.5. CONTACTOS ................................................................................................. 103
11.6. EL ARCO Y SU EXTINCIÓN ......................................................................... 105
11.6.1. Por soplado de aire a presión .................................................................. 105
11.6.2. Por soplado magnético ........................................................................... 106
11.6.3. Por baño de aceite .................................................................................. 106
11.6.4. Cámaras desionizadoras ......................................................................... 106
11.7. CLASIFICACIÓN DE LOS CONTACTORES ................................................ 107
11.8. ESQUEMAS ................................................................................................... 109
11.9. PRÁCTICAS A REALIZAR ............................................................................ 110

TEMA 12

MOTORES ASÍNCRONOS TRIFÁSICOS ...................................................... 111

12.1. EL MOTOR ASÍNCRONO TRIFÁSICO ..................................................... 112


12.2. CONEXIONES DEL BOBINADO
ESTATÓRICO .............................................................................................. 113
12.2.1. Conexión estrella ................................................................................ 113
12.2.2. Conexión triángulo ............................................................................. 115
12.3. TENSIONES DE FUNCIONAMIENTO ..................................................... 116
12.4. ROTOR DEL MOTOR ASÍNCRONO ......................................................... 116
12.5. DESLIZAMIENTO ...................................................................................... 117
12.6. ARRANQUE DEL MOTOR ......................................................................... 118
12.7. MARCHA NORMAL O PLENA CARGA ................................................... 119
12.8. PAR-VELOCIDAD E INTENSIDAD-VELOCIDAD ................................. 119
12.9. CARACTERÍSTICAS DE LA MÁQUINA A ACCIONAR ........................ 122
12.10. SISTEMAS DE ARRANQUE .................................................................... 123
12.11. PRACTICAS A REALIZAR ...................................................................... 124

12
TEMA 13

CONTACTOR ACCIONADO POR CONTACTO PERMANENTE ............. 125

13.1. FUNCIONAMIENTO DEL CONTACTOR ................................................. 126


13.2. CICLO DE FUNCIONAMIENTO ............................................................... 126
13.3. TABLA DE LA VERDAD ............................................................................ 126
13.4. MATERIALES NECESARIOS .................................................................... 127
13.5. PRÁCTICAS A REALIZAR ........................................................................ 127

TEMA 14

CONTACTOR Y GUARDAMOTOR ................................................................ 129

14.1. EL RELÉ TÉRMICO .................................................................................... 130


14.2. CONTACTOR GUARDAMOTOR .............................................................. 131
14.3. CICLO DE FUNCIONAMIENTO ............................................................... 131
14.4. TABLA DE LA VERDAD ............................................................................ 131
14.5. MATERIALES NECESARIOS .................................................................... 132
14.6. PRÁCTICAS A REALIZAR ........................................................................ 132

TEMA 15

MOTOR ASÍNCRONO TRIFÁSICO.MANDO POR IMPULSOS


CON MANTENIMIENTO .................................................................................. 135

15.1. IMPORTANCIA DEL MANDO POR IMPULSOS CON


MANTENIMIENTO ..................................................................................... 136
15.2. CICLO DE FUNCIONAMIENTO ............................................................... 136
15.3. TABLA DE LA VERDAD ............................................................................ 136
15.4. MATERIALES NECESARIOS .................................................................... 137
15.5. PRÁCTICAS A REALIZAR ........................................................................ 137

TEMA 16

MOTOR ASÍNCRONO TRIFÁSICO. MANDO POR IMPULSOS CON


MANTENIMIENTO DESDE DOS PUNTOS ................................................... 139

16.1. IMPORTANCIA DEL MANDO POR IMPULSOS CON


MANTENIMIENTO DESDE VARIOS PUNTOS ....................................... 139
16.2. CICLO DE FUNCIONAMIENTO ............................................................... 140
16.3. TABLA DE LA VERDAD ............................................................................ 141
16.4. MATERIALES NECESARIOS .................................................................... 141
16.5. PRÁCTICAS A REALIZAR ........................................................................ 142

13
TEMA 17

INVERSIÓN DE UN MOTOR TRIFÁSICO ASÍNCRONO.


PASANDO POR PARO ....................................................................................... 145

17.1. INVERSIÓN DEL SENTIDO DE GIRO DEL MOTOR ASÍNCRONO


TRIFÁSICO ................................................................................................... 146
17.2. CICLO DE FUNCIONAMIENTO ............................................................... 146
17.3. TABLA DE LA VERDAD ............................................................................ 147
17.4. MATERIALES NECESARIOS .................................................................... 148
17.5. PRÁCTICAS A REALIZAR ........................................................................ 148

TEMA 18

EXCLUSIÓN DEL RELÉ TÉRMICO EN EL ARRANQUE


DE UN MOTOR ................................................................................................... 151

18.1. EXCLUSIÓN DEL RELÉ TÉRMICO DURANTE EL


ARRANQUE ................................................................................................. 152
18.2. RELÉS TEMPORIZADORES ..................................................................... 152
18.3. CICLO DE FUNCIONAMIENTO ............................................................... 154
18.4. TABLA DE LA VERDAD ............................................................................ 154
18.5. MATERIALES NECESARIOS .................................................................... 155
18.6. PRÁCTICAS A REALIZAR ........................................................................ 156

TEMA 19

CONTROL DEL NIVEL DE LÍQUIDOS


POR INTERRUPTOR FLOTANTE .................................................................. 159
19.1. EL INTERRUPTOR DE NIVEL .................................................................. 160
19.2. FIJACIÓN Y MONTAJE DEL CONTROL
DE NIVEL .................................................................................................... 160
19.3. CICLO DE FUNCIONAMIENTO ............................................................... 160
19.4. TABLA DE LA VERDAD ............................................................................ 161
19.5. MATERIALES NECESARIOS .................................................................... 162
19.6. PRÁCTICAS A REALIZAR ........................................................................ 162

TEMA 20

CONTROL DEL PRESIÓN DE LÍQUIDOS POR GRUPOS


HIDRONEUMÁTICOS ...................................................................................... 165

20.1. GRUPOS HIDRONEUMÁTICOS ............................................................... 166

14
20.2. PRESOSTATO .............................................................................................. 166
20.3. HIDROSFERA .............................................................................................. 166
20.3.1. Funcionamiento de la hidrosfera
y el presostato ..................................................................................... 167
20.4. CICLO DE FUNCIONAMIENTO ............................................................... 167
20.5. TABLA DE LA VERDAD ............................................................................ 167
20.6. MATERIALES NECESARIOS .................................................................... 168
20.7. PRÁCTICAS A REALIZAR ........................................................................ 168

TEMA 21

CONTROL DE NIVEL POR SONDAS ............................................................. 171

21.1. CONTROLES DE NIVEL


ELECTRÓNICOS ......................................................................................... 172
12.2. CICLO DE FUNCIONAMIENTO ............................................................... 173
21.3. TABLA DE LA VERDAD ............................................................................ 173
21.4. MATERIALES NECESARIOS .................................................................... 174
21.5. PRÁCTICAS A REALIZAR ........................................................................ 174

TEMA 22

FUNCIONAMIENTO ALTERNATIVO DE MOTOBOMBAS


MANDO POR INTERRUPTOR ........................................................................ 177

22.1. FUNCIONAMIENTO ALTERNATIVO


DE MOTOBOMBAS .................................................................................... 178
22.2. CICLO DE FUNCIONAMIENTO ............................................................... 178
22.3. TABLA DE LA VERDAD ............................................................................ 179
22.4. MATERIALES NECESARIOS .................................................................... 180
22.5. PRÁCTICAS A REALIZAR ........................................................................ 180

TEMA 23

CONMUTADOR ESTRELLA-TRIÁNGULO.
MANDO POR IMPULSO CON MANTENIMIENTO .................................... 183

23.1. CONMUTADOR ESTRELLA TRIÁNGULO ............................................. 184


23.2. RELÉ TÉRMICOS DE PROTECCIÓN ....................................................... 185
23.3. CICLO DE FUNCIONAMIENTO ............................................................... 186
23.4. TABLA DE LA VERDAD ............................................................................ 186
23.5. MATERIALES NECESARIOS ....................................................................187
23.6. PRÁCTICAS A REALIZAR ........................................................................ 187

15
TEMA 24

INVERSOR DEL MOTOR ASÍNCRONO TRIFÁSICO EN


CONMUTACIÓN ESTRELLA TRIÁNGULO ................................................. 191

24.1. INVERSOR DE GIRO PARA EL CONMUTADOR


ESTRELLA TRIÁNGULO ........................................................................... 192
24.2. INVERSOR DE GIRO PARA EL CONMUTADOR
ESTRELLA TRIÁNGULO ........................................................................... 193
24.3. CICLO DE FUNCIONAMIENTO ............................................................... 193
24.4. TABLA DE LA VERDAD ............................................................................ 194
24.5. MATERIALES NECESARIOS .................................................................... 195
24.6. PRÁCTICAS A REALIZAR ........................................................................ 196

TEMA 25

DETECTORES INDUCTIVOS, CAPACITIVOS


Y FOTOELÉCTRICOS ..................................................................................... 199

25.1. DETECTORES ELECTRÓNICOS .............................................................. 200


25.2. ELECCIÓN DEL TIPO DE
DETECTOR .................................................................................................. 200
25.3. DETECTORES INDUCTIVOS .................................................................... 200
25.3.1. Detectores Namur ............................................................................... 201
25.3.2. Detectores inductivos alimentados con c.c. ........................................ 201
25.3.3. Detectores inductivos alimentados con c.a. ........................................ 202
25.4. DETECTORES CAPACITIVOS .................................................................. 203
25.4.1. Detectores capacitivos de dos hilos
alimentados por c.c. ............................................................................ 204
25.4.2. Detectores de tres hilos alimentados por c.c. ...................................... 204
25.4.3. Detectores de dos hilos alimentados por c.a. ...................................... 205
25.4.4. Características técnicas de los detectores
capacitivos .......................................................................................... 206
25.4.5. Campo de acción los detectores
capacitivos .......................................................................................... 206
25.5. CONEXIONES PARA DETECTORES CAPACITIVOS
E INDUCTIVOS ........................................................................................... 207
25.6. DETECTORES FOTOELÉCTRICOS ......................................................... 209
25.6.1. Barreras con radiación infrarroja ........................................................ 209
25.6.2. Reflexión sobre espejo ........................................................................ 210
25.6.3. Reflexión directa sobre el objeto ........................................................ 210
25.7. MATERIALES A EMPLEAR ....................................................................... 210
25.8. PRÁCTICAS A REALIZAR ........................................................................ 211

16
TEMA 26

ALARMA BAJO TENSIÓN CON RELÉS ....................................................... 213

26.1. ALARMA BAJO TENSIÓN ......................................................................... 214


26.2. DETECTORES DE PRESENCIA ................................................................ 214
26.3. MATERIALES A EMPLEAR ....................................................................... 215
26.4. PRACTICAS A REALIZAR ........................................................................ 215

TEMA 27

CONTROL DE PUERTA AUTOMÁTICA ....................................................... 217

27.1. APLICACIÓN DE LOS CONOCIMIENTOS SOBRE ................................ 218


DETECTORES AL CONTROL DE UNA PUERTA .................................... 218
27.2. FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA ........................................................ 218
27.3. CICLO DE FUNCIONAMIENTO ............................................................... 218
27.4. TABLA DE LA VERDAD ............................................................................ 220
27.5. MATERIALES NECESARIOS .................................................................... 220
27.6. PRÁCTICAS A REALIZAR ........................................................................ 221

TEMA 28

MOTORES MONOFÁSICOS CON BOBINADO DE ARRANQUE ............. 223

28.1. MOTORES MONOFÁSICOS CON DEVANADO AUXILIAR ................. 224


28.2. INVERSIÓN DE LOS MOTORES MONOFÁSICOS CON
DEVANADO AUXILIAR ............................................................................ 226
28.3. MATERIALES A EMPLEAR ....................................................................... 227
28.4. PRACTICAS A REALIZAR ........................................................................ 227

TEMA 29

MOTORES TRIFÁSICOS EN CIRCUITOS MONOFÁSICOS ...................... 229

29.1. LOS MOTORES TRIFÁSICOS DE JAULA DE ARDILLA EN RED


MONOFÁSICA ............................................................................................ 230
29.2. INVERSIÓN DE LOS MOTORES TRIFÁSICOS
FUNCIONANDO COMO MONOFÁSICOS ............................................... 230
29.3. CÁLCULO DE CONDENSADORES .............................................................231
29.3. RENDIMIENTO MOTOR TRIFÁSICO CON CONDENSADOR ............. 232
29.4. MATERIALES A EMPLEAR ....................................................................... 232
29.5. PRÁCTICAS A REALIZAR ........................................................................ 232

17
TEMA 30

CONTROL DE RIEGO POR INTERRUPTOR HORARIO .......................... 235

30.1. INTERRUPTORES HORARIOS ................................................................. 236


30.1.1. Interruptor horario modular Orbis UNO D ......................................... 236
30.1.2. Interruptor horario modular Orbis DATA LOG 2 ............................... 237
30.1.3. Interruptor horario modular CRONO
Interruptor Horario Tarificación ......................................................... 238
30.2. APLICACIONES DE LOS INTERRUPTORES HORARIOS .................... 238
30.3. MATERIALES A EMPLEAR ....................................................................... 239
30.4. PRACTICAS A REALIZAR ........................................................................ 239

TEMA 31

ALUMBRADO PUBLICO CON INTERRUPTOR


HORARIO Y CREPUSCULAR ......................................................................... 241

31.1. INTERRUPTORES CREPUSCULARES .................................................... 242


31.1.1 Características técnicas ............................................................................... 242
31.1.2 Condiciones de instalación ......................................................................... 243
31.1.3 Ajuste de sensibilidad ................................................................................. 243
31.2. ESQUEMAS DE CONEXIONES ................................................................ 243
31.3. MATERIALES A EMPLEAR ....................................................................... 244
31.7. PRÁCTICAS A REALIZAR ........................................................................ 244

TEMA 32

MOTORES TRIFÁSICOS FUNCIONANDO EN CASCADA ....................... 247

32.1. MOTORES TRIFÁSICOS FUNCIONANDO EN CASCADA ................... 248


32.2. MATERIALES A EMPLEAR ....................................................................... 249
32.3. PRÁCTICAS A REALIZAR ........................................................................ 250

TEMA 33

ARRANQUE DEL MOTOR DAHLANDER .................................................... 253

33.1. CONEXIÓN INTERNA DEL MOTOR


DAHLANDER .............................................................................................. 254
33.2. CONEXIONES EXTERNAS DEL MOTOR
DAHLANDER .............................................................................................. 254
33.2.1. CONEXIÓN ESTRELLA DOBLE ESTRELLA (Y-YY) .................. 255

18
33.2.2. CONEXIÓN TRIÁNGULO Y DOBLE ESTRELLA (Δ-YY) ........... 256
33.2.3. ESQUEMA COMPLETO DEL BOBINADO DE UN
MOTOR DE CONEXIÓN DAHLANDER ........................................ 258
33.3. CICLO DE FUNCIONAMIENTO ............................................................... 258
33.4. MATERIALES NECESARIOS .................................................................... 259
33.5. PRÁCTICAS A REALIZAR ........................................................................ 259

TEMA 34

INVERSOR DE GIRO DEL CONMUTADOR


DE POLOS DAHLANDER ................................................................................. 261

34.1. CONEXIONES PARA LA INVERSIÓN DEL MOTOR DAHLANDER ........ 262


34.2. CICLO DE FUNCIONAMIENTO ............................................................... 263
34.3. MATERIALES NECESARIOS .................................................................... 264
34.4. PRÁCTICAS A REALIZAR ........................................................................ 264

TEMA 35

AUTÓMATAS PROGRAMABLES ................................................................... 267

35.1. DE LAS TÉCNICAS CABLEADAS A LAS PROGRAMADAS ............... 268


35.2. CONTROLES PROGRAMABLES .............................................................. 269
35.2.1. Lógica programable ........................................................................... 269
35.3. LENGUAJES DE PROGRAMACIÓN ........................................................ 270
35.3.1. Lenguaje de contactos (ladder) .......................................................... 270
35.4. PROGRAMACIÓN DEL PS-3 ..................................................................... 272
35.4.1. Lista de instrucciones ........................................................................ 273
35.4.2. Teclado del PRG ................................................................................ 273
35.5. PROGRAMACIÓN DE VARIOS CIRCUITOS .......................................... 275

TEMA 36

REGULADORES DE VELOCIDAD EN MOTORES


TRIFÁSICOS DE C.A. ........................................................................................ 285

36.1. ARRANCADORES Y VARIADORES DE VELOCIDAD


ELECTRÓNICOS ......................................................................................... 286
36.1.1. Principales tipos de variadores ........................................................... 287
36.2. CONVERTIDOR DE FRECUENCIA PARA MOTORES ASÍNCRONOS ......... 287
36.2.1. Ventajas de la utilización del Variador de Velocidad en el arranque
de motores asíncronos ....................................................................... 289
36.2. 2. Control de los motores ....................................................................... 289

19
36.2. 3. Factores a tener en cuenta a la hora de diseñar
un sistema de regulación de velocidad .............................................. 289
36.2. 4. Inconvenientes de la utilización del “variador de velocidad” en el
arranque de motores asíncronos ........................................................ 290
36.3. APLICACIONES DE LOS VARIADORES DE FRECUENCIA ................. 290
36.4. FUNCIONES DE LOS VARIADORES DE VELOCIDAD
ELECTRÓNICOS ......................................................................................... 291
36.4.1. Variación de velocidad ........................................................................ 291
36.4.2. Regulación de la velocidad ................................................................. 292
36.4.3. Deceleración controlada ..................................................................... 292
36.4.4. Inversión del sentido de marcha ......................................................... 292
36.4.5. Frenado ............................................................................................... 293
36.4.6. Protección integrada ........................................................................... 293
36.5. INTRODUCCIÓN AL MICROMASTER .................................................... 293
36.6. INSTALACIÓN ELÉCTRICA ..................................................................... 294
36.6.1. Conexiones de control ........................................................................ 295
36.6.2. Protección contra sobrecargas del motor ............................................ 296
36.7. MANDOS DEL PANEL FRONTAL Y FUNCIONAMIENTO BÁSICO ..... 296
36.7.1. Pruebas iniciales ................................................................................. 297
36.8. PROCESO DE PUESTA EN FUNCIONAMIENTO ................................... 297
36.8.1. Conexión ............................................................................................. 298
36.8.2. Estado “listo” ...................................................................................... 298
36.8.3. Estado “Funcionamiento” ................................................................... 298
36.8.4. Modalidades de parada ....................................................................... 298
36.9. PUESTA EN MARCHA USOS ESTÁNDAR .............................................. 298
36.10. AJUSTES POSIBLES EN RÉGIMEN ESTÁNDAR ................................. 299
26.10.1. Modificación de la fuente del valor nominal .................................... 299
36.10.2. Ajuste del generador de rampas ........................................................ 299
36.11. MATERIALES A EMPLEAR ..................................................................... 300
36.12. PRÁCTICAS A REALIZAR ...................................................................... 300

TEMA 37

CONTROL AUTOMÁTICO DE LA TENSIÓN DE LÍNEA


Y DEL GIRO DE FASES .................................................................................... 303

37.1. CARACTERÍSTICAS DEL SELECT0R DE TENSIÓN DSTL .................. 304


37.2. CARACTERÍSTICAS DEL DETECTOR
DE GIRO DE FASES DGF ........................................................................... 304
37.3. CICLO DE FUNCIONAMIENTO ............................................................... 305
37.4. TABLA DE LA VERDAD ............................................................................ 307
37.5. MATERIALES NECESARIOS .................................................................... 308
37.6. PRÁCTICAS A REALIZAR ........................................................................ 308

20
TEMA 38

INVERSOR DE GIRO AUTOMÁTICO ........................................................... 311

38.1. FINALES DE CARRERAS Y DETECTORES DE PROXIMIDAD ........... 312


38.1.1. Composición de los interruptores de posición .................................... 313
38.1.2. Detectores de proximidad ................................................................... 313
38.2. FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA ........................................................ 314
38.3. CICLO DE FUNCIONAMIENTO ............................................................... 314
38.4. TABLA DE LA VERDAD ............................................................................ 314
38.5. MATERIALES NECESARIOS .................................................................... 315
38.6. PRÁCTICAS A REALIZAR ........................................................................ 316

TEMA 39

ARRANQUE POR ELIMINACIÓN DE RESISTENCIAS ESTATÓRICAS 319

39.1. ARRANQUE POR ELIMINACIÓN DE RESISTENCIAS ......................... 320


39.2. FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA ........................................................ 321
39.3. CICLO DE FUNCIONAMIENTO ............................................................... 321
39.4. TABLA DE LA VERDAD ............................................................................ 322
39.5. MATERIALES NECESARIOS .................................................................... 322
39.6. PRÁCTICAS A REALIZAR ........................................................................323

TEMA 40

ARRANQUE DE MOTORES ASÍNCRONOS


DE ROTOR BOBINADO .................................................................................... 325

40.1. ARRANQUE DE MOTORES ASÍNCRONOS CON ROTOR


BOBINADO POR ELIMINACIÓN DE RESISTENCIAS ROTÓRICAS . 326
40.2. FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA ........................................................ 327
40.3. CICLO DE FUNCIONAMIENTO ............................................................... 327
40.4. TABLA DE LA VERDAD ............................................................................ 328
40.5. MATERIALES NECESARIOS .................................................................... 328
40.6. PRÁCTICAS A REALIZAR ........................................................................ 329

BIBLIOGRAFÍA .................................................................................................. 331

ANEXO. ESQUEMAS ..........................................................................................333

21
PRÓLOGO
AUTOMATISMO INDUSTRIAL

Es un tratado sobre el aprendizaje práctico del automatismo partiendo de cero,


siguiendo un orden ascendente y progresivo en dificultad, acompañado de ejer-
cicios que ponen a prueba el grado de asimilación de cada tema.
Su contenido puede dividirse en tres partes:

 Una introductoria de conocimiento de dibujo técnico y conocimientos


de distribución de cuadros con ejercicios de mecanizado elementales
necesarios.
 La segunda parte es introductoria de conocimientos del contactor y de
los motores asíncronos a utilizar en los ejercicios que siguen.
 La tercera parte corresponde a los ejercicios prácticos del temario, que
están acompañados de los conocimientos necesarios para su perfecta
asimilación. En los temas donde aparecen componentes que no se han
utilizado antes, se explica su funcionamiento y aplicaciones, a las se
añaden fotos de su aspecto comercial.

Esta obra esta dirigida a todas aquellas personas relacionadas con el automatis-
mo práctico, bien por cursar enseñanzas de Formación Profesional o por desa-
rrollar tareas profesionales en la empresa relacionadas con el montaje y mante-
nimiento de circuitos de automatismos.

En la elaboración de estos materiales didácticos se ha procurado emplear un


lenguaje sencillo y claro, (que hagan posible el autoaprendizaje de la materia).
A su vez, se han incluido ejercicios al final de cada tema, análisis de circuitos,
que ayudan a comprender los circuitos de forma razonada; lo que permite cul-
minar el proceso de aprendizaje con un nivel muy importante de conocimien-
tos. El análisis del circuito, va en una hoja, que permite cortarla con objeto de
entregarla al profesor para su corrección.

Para obtener el máximo rendimiento de la obra es necesario seguir el orden


cronológico y avanzar a medida que se van asimilando conceptos, puesto que
para poder montar un circuito es necesario saber hacer algunas operaciones
mecánicas previas o haber entendido el ejercicio anterior.

23
En el caso de alumnos que cuentan con profesor, él será quien mejor les podrá
indicar el orden a seguir en función del nivel.

Al realizar cada tema, el estudiante tratará de entender el esquema de conexio-


nes a realizar, para ello deberá:

1. Una vez montado y comprobado el buen funcionamiento.


2. Realizará las comprobaciones propuestas y dará respuesta razonadas
desde el punto de vista técnico.
3. El análisis culminará completando los esquemas o cálculos pedidos.

Quisiera agradecer desde aquí la colaboración de las personas que de una u


otra forma me han facilitado datos necesarios para la elaboración de estos
temas, así como de las firmas comerciales que me han permitido utilizar fotos
de sus materiales.

EL AUTOR

J. José Manzano Orrego

24
AUTOMATISMO
INDUSTRIAL

FORMACIÓN PROFESIONAL
DE GRADO MEDIO
TEMA 1
MATERIALES Y HERRAMIENTAS DE DIBUJO
TÉCNICO

Introducción

El primer paso para hacer un dibujo correctamente, es familiarizarse con el


material: lápices, portaminas, gomas, estilógrafos.
Saber usar las herramientas de dibujo: regla, escuadra, cartabón, compás,
transportador de ángulos.
Y conocer las normas que nos permitan dibujar y que nuestro dibujo se entien-
da en todos los países.

Contenidos Objetivos

Instrumentos de trazado. Reproducir un dibujo lineal uti-


Tipos de líneas en el dibujo lizando adecuadamente los ins-
técnico. trumentos de dibujo y la norma-
Instrumentos auxiliares. lización del “lenguaje gráfico”.
Materiales necesarios.
Prácticas a realizar

27
1.1. INSTRUMENTOS DE TRAZADO

1.1.1. Lápiz

Cilindro largo y delgado hecho de grafito (carbono) y arcilla al que llamamos


mina y está recubierto de madera.
Los lápices se clasifican según su dureza.

1.1.2. Portaminas

Es parecido a un bolígrafo, en su interior tiene un mecanismo de


pinza para sujetar una mina y poder ir sacándola a medida que
ésta se desgasta.
Estas minas se clasifican por su dureza igual que las de los lapi-
ceros, y también por su diámetro, siendo el más usual el de 0,5.

1.1.3. Gomas o borradores

Tienen formas muy variadas, la más común es la de paralelepí-


pedo. Están hechas de goma de caucho. Se utilizan frotándolas
sobre el papel, por lo que tienen que estar limpias de grasas y
humedad.

Figura 1.3. Aspecto comercial de las gomas.

28
1.1.4. Estilógrafos

Es una especie de pluma de punta cilíndrica que sirve


para trazar líneas de tinta de grosor uniforme, los hay
recargables y desechables. Se clasifican por su diámetro,
siendo los más usuales:

1.2. TIPOS DE LÍNEAS EN EL DIBUJO TÉCNICO

Trazo Línea Aplicación

Aristas visibles
Continua gruesa
(A)

Líneas de cota
(B)
Continua fina
Líneas de rosca
(C)
Ejes de
revolución (D)
Trazo y punto fina
Ejes de simetría
(E)

Aristas ocultas
Discontinua gruesa
(F)

En el dibujo de la Figura 1.5, se observa la aplicación de los diferentes gruesos


de línea.

1.3. INSTRUMENTOS AUXILIARES

1.3.1. Regla graduada

Se utiliza para medir longitudes, por lo que está graduada en milímetros y


centímetros. (1cm = 10 mm.).
Normalmente tienen un pequeño bisel para facilitar la lectura en una posi-
ción y el rotulado en la otra y son de 20, 30, 40, 50 ó 60 cm., de longitud.

29
Figura 1.5. Aplicación de los diferentes gruesos de líneas, como indican las letras (A, B, C Y D).

30
1.3.2. Escuadra y cartabón

Se utilizan para trazar líneas rectas, paralelas y perpendiculares con facilidad


y precisión. Combinando los ángulos de ambos instrumentos se pueden trazar
ángulos de 15°, 30°, 45°, 60°, 75°, 90°, 105°, etc.
La escuadra es un triángulo isósceles. Sus catetos forman ángulos de 90º entre
si y 45º con la hipotenusa.

Figura 1.6. regla graduada en mm.

La escuadra y el cartabón tienen forma de triángulo rectángulo porque uno de


sus ángulos es de 90º.
El cartabón es un triángulo escaleno. Sus catetos forman ángulos de 90º entre
si y de 30º y 60º con la hipotenusa.

Es preferible que los cantos no estén biselados y no es necesario que tengan


graduación.

31
Para trazar paralelas el cartabón se sujeta con la mano izquierda y no debe
moverse. Para hacer paralelas se desliza la escuadra sobre la hipotenusa del
cartabón.

Figura 1.10. Trazado de paralelas con escuadra y cartabón

Para trazar perpendiculares se gira la escuadra y se apoya su otro cateto sobre


la hipotenusa del cartabón que seguirá sin moverse.

Figura 1.11. Trazado de perpendiculares con escuadra y cartabón

Cuando vayamos a realizar el trazo, sujetaremos ambas reglas con la mano


izquierda y realizaremos el trazo con la derecha siempre sobre la hipotenusa de
la escuadra. (Si eres zurdo hazlo al revés).

32
1.3.3. Compás y bigotera

Se emplean para trazar circunferencias o arcos. Tam-


bién se puede usar para transportar medidas.
El compás tiene dos brazos, unidos por una articula-
ción en su parte superior, por donde se sujeta. Uno de
los brazos termina en una aguja, para tomar el centro
del círculo. En el otro, se puede colocar una mina o un
adaptador para estilógrafo.
La bigotera tiene dos brazos, unidos por una articula-
ción en su parte superior, pero a diferencia del compás,
lleva un tornillo que une los dos brazos con el que se
regula la separación entre ellos. La terminación de los
brazos tiene las mismas aplicaciones que el compás.

1.3.4. Transportador de ángulos

Se utiliza para medir ángulos. Los hay semicirculares y circulares y están gra-
duados en grados sexagesimales.
Para medir ángulos colocamos el centro del transportador sobre el vértice
del ángulo, lo giramos hasta que uno de los lados del ángulo coincida con el
cero de la escala, (punto A). El otro lado marcará la medida del ángulo,
(punto B).

Figura 1.13. Forma de medir con el transportador de ángulos.

33
1.4. MATERIALES NECESARIOS

Herramientas de dibujo lineal como:

 Lápiz, goma de borrar y papel.


 Regla, escuadra y cartabón.
 Estilógrafos de diferentes tamaños (al menos de 0,2 0,4 y 0,8).
 Compás y bigotera.
 Transportador de ángulos.

1.5. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Dibujar con escuadra y cartabón un cuadrado de 50 x 50 y dividirlo en


cuadriculas de 10 mm., Figura 1.15.
2. Dibujar el dibujo de la Figura 1.14, en el interior de un rectángulo de 52
X 55. Tomar como base la línea horizontal con 40 mm. Los ángulos se
trazarán mediante la combinación de los vértices de las escuadras

105º 150º
135º
75º

45º
120º 30º
Figura 1.15 Aspecto del cuadrado a
90º dibujar con escuadra y cartabón
60º

Figura 1.14 Figura a realizar combinando los


ángulos de la escuadra y el cartabón

34
TEMA 2
BOCETOS, CROQUIS Y DIBUJO TÉCNICO

Introducción

Si lugar a dudas la mejor manera de describir con precisión un objeto o una


idea, que solo esté en nuestra cabeza, es haciendo un dibujo. De ahí la conocida
frase de... una imagen vale más que mil palabras.
El dibujo es un medio de expresión universal, porque lo pueden entender todas
las personas, incluso algunas personas con déficit de físicos y psíquicos.

Contenidos Objetivos

Bocetos. Conocer las diferentes formas


Croquis. de representación que podemos
Materiales necesarios. utilizar en nuestro trabajo como
Prácticas a realizar. técnicos.

35
2.1. BOCETOS

El boceto es una representación a mano alzada, sin usar reglas, que sirve para
representar un objeto o como primera aproximación de una idea, que no está
totalmente definida.
Se dibujan sólo sus líneas más importantes procurando mantener la proporción
entre sus partes.

Figura 2.2. Diferencia entre boceto, croquis y dibujo técnico.

2.2. CROQUIS

Es un dibujo, más concreto


que el boceto, a mano alzada
en el que se muestran con pre-
cisión todos los detalles del
objeto en tres dimensiones, de
forma que es como una segun-
da aproximación al objeto o
idea.
Se dibujan además de los volú-
menes, medidas y toda la infor-
mación necesaria para su fabri-
cación.

36
2.3. DIBUJO TÉCNICO

Es la representación delineada y acotada de un objeto y define el objeto con


todo detalle. Son fundamentales la limpieza y la claridad del trazado.
En la Figura 2.5, puede observarse el dibujo de un polipasto, realizado con
estilógrafo y plumillas.

Figura 2.4. Fotos de objetos para dibujar.

2.4. MATERIALES NECESARIOS

Herramientas de dibujo lineal como:

 Lápiz, goma de borrar y papel DIN A3.


 Regla, escuadra y cartabón.
 Estilógrafos de diferentes tamaños (al menos de 0,2 0,4 y 0,8).
 Compás de dimensiones adecuadas para poder acoplar los estiló-
grafos.

2.5. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. En formato A4, dibuja el boceto de una grapadora Figura 2.4., y el


croquis debidamente acotado.
2. En formato A3, dibujar el boceto de los dos objetos restantes de la
Figura 2.4., y sus croquis debidamente acotados

37
Figura 2.5. Dibujo técnico de un polipasto.

38
TEMA 3
FORMATOS EMPLEADOS EN DIBUJO TÉCNICO

Introducción

Hemos estudiado en el tema anterior los útiles necesarios para hacer dibujos
correctamente, pero estos dibujos han de hacerse sobre papel o imprimirlos con
unas dimensiones normalizadas. Para ello estudiaremos sus dimensiones, tipos
de papel y forma de plegarlos.

Contenidos Objetivos

Papel o formatos empleados Conocer las dimensiones del


en dibujo técnico. papel empleado para hacer
Plegado de formatos. los dibujos de los proyectos.
Materiales necesarios. Practicar en los proyectos el
Prácticas a realizar. plegado de algunos planos.

39
3.1. PAPEL O FORMATOS EMPLEADOS EN DIBUJO TÉCNICO

Los planos se realizan normalmente en papel, y este se clasifica por:

 Su acabado
 Su gramaje
 Su tamaño

3.1.1. Acabado

Hace referencia al aspecto que presenta el papel a la vista y al tacto.


Los tipos de papel utilizados con más frecuencia en dibujo técnico son:
 El papel opaco, de color
blanco y que puede tener un
acabado rugoso, para dibujos
a lápiz, o con acabado liso,
para dibujos a tinta.
 El papel vegetal, que es trans-
parente, impermeable y duro.
Se utiliza para hacer planos a
tinta y después reproducirlos
fácilmente.
 El papel milimetrado, que es
opaco y está dividido en cua-
drados de un milímetro. Es
muy útil para la realización de
gráficos.
 El papel para croquis, esto es
para borradores, que suele ser
de baja calidad, muy rugoso y
de un color amarillento.

3.1.2. Gramaje

Es el peso de un metro cuadrado de papel. Cuanto mayor sea el espesor del


papel, más alto es el gramaje.

3.1.3. Tamaño

El tamaño del papel esta normalizado para los diferentes formatos, como se
reflejan en la tabla de la Figura 3.2.

40
Figura 3.2. Dimensiones normalizadas de los formatos empleados en dibujo técnico.

Observando las dimensiones de la tabla puede verse que el ancho de un formato


coincide con la longitud del siguiente.

Figura 3.3. Relación de tamaño entre los diferentes formatos.


3.1.4. Márgenes

Para delimitar la zona útil de dibujo se traza un recuadro cuyos márgenes serán,
los reflejados en la tabla de Figura 3.2.
En el lateral izquierdo en el que se harán las perforaciones para el archivado,

41
se dejará un margen de 25 mm. En la Figura 3.4., pueden
observarse los márgenes correspondientes a un formato A4.

3.1.5. Cajetín

Se colocará en la parte inferior derecha y tendrá las dimensiones


y apartados tal y como aparecen en el cajetín de la Figura 3.5.
En “designación” escribiremos el título del dibujo y en “razón
social” escribiremos el nombre del instituto y de la materia.

Figura 3.5. Cajetín normalizado para el formato A4.

3.2. PLEGADO DE FORMATOS

Para poder archivar los planos en carpetas de tamaño A4 es necesario doblarlos


como sigue:

1. El cajetín deberá quedar en la parte


anterior, del formato una vez plegado,
Figura 3.6.
2. Para el plegado del formato A3, se mar-
ca en primer lugar el ancho del frente
190 mm., y los 20 mm., del margen para
archivar y se procede a doblar como se
observa en la Figura 3.6.
3. Para el plegado del formato A2, se mar-
ca en primer lugar el ancho del frente
192 mm., y los 210 mm., que quedan
detrás del formato una vez plegado y el
resto se procede como muestra la Figura
3.7.

42
4. Para el doblado de los formatos des-
de A1 y A0, se marcará primero la
anchura 210 mm., (doblez 1).
5. Las dobleces que han de hacerse en
cada formato, se muestran en la Fi-
guras 3.9 y siguientes.

Figura 3.7. Dobleces del formato


A2 y aspecto de su plegado.

Figura 3.9. Plegado del formato A1.

Figura 3.10. Dobleces del formato A0, y su aspecto una vez plegado.

43
3.3. MATERIALES NECESARIOS

Herramientas de dibujo lineal como:

 Lápiz, goma de borrar y papel.


 Regla, escuadra y cartabón.
 Estilógrafos de diferentes tamaños (al menos de 0,2 0,4 y 0,8).

3.4. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Dibuja el margen y el cajetín en un formato A4.


2. Dibuja el margen y el cajetín en un formato A3 y después dóblalo co-
rrectamente.
3. Con papel de tamaño adecuado, cortar, dibujar márgenes y cajetín de los
formatos A2 y A0, plegándolos adecuadamente.

44
TEMA 4
ESCALAS Y ACOTACIONES EN DIBUJO
TÉCNICO

40

30

80
16 R

45
10
70

30
20

20
15 50
20

Introducción

La representación de piezas en los dibujos no siempre se pueden dibujar con


tamaño real, bien porque las piezas son muy grandes o por el contrario muy
pequeñas y nos interesa dibujarlas de mayor tamaño.

Contenidos Objetivos

Escalas. Conocer las diferentes escalas y


Acotación en los dibujos. aplicarlas en algunos ejemplos.
Símbolos convencionales.
Materiales necesarios.
Prácticas a realizar.

45
4.1. ESCALAS

Escala es la relación que existe entre las dimensiones


del objeto en el dibujo y las dimensiones del objeto en
la realidad.
Las dimensiones indicadas en la definición anterior son
medidas de longitud (altura, anchura y profundidad). Es
por lo tanto una relación de tipo matemático que se ex-
presa por un cociente o fracción cuya fórmula simplifi-
cada es la siguiente:

DIBUJO
ESCALA 
REALIDAD

La utilización de una escala permite dibujar cualquier objeto a distinto tamaño.


Para ello podemos utilizar tres tipos de escalas:

4.1.1. Escala de reducción

Cuando el dibujo es de menor tamaño en el papel que en


la realidad, como se refleja en la Figura 4.1. En este caso,
aplicando la expresión anterior la escala será:

Estas escalas se expresan con valores del tipo que se re-


fleja en el cuadro de la Figura 4.2.

Figura 4.3.Escala
Figura 4.2.Escalas reducidas. natural de una pelota

4.1.2. Escala natural

Cuando el dibujo en el papel es de igual tamaño que la realidad, como refleja


la Figura 4.3.

1:1
Figura 4.4. La escala natural siempre es 1:1.

46
4.1.3. Escala de ampliación

Cuando el dibujo en el papel es de mayor tamaño


que la realidad, como refleja la Figura 4.6.

Figura 4.6. Escalas de ampliación.

4.2. ACOTACIÓN EN LOS DIBUJOS

La finalidad de un plano normalmente es la cons-


trucción de un objeto por personas distintas a las que
lo han diseñado, por ello para que pueda hacerse con
las medidas adecuadas, es necesario que estas apa-
rezcan en el plano de forma correcta. También es im-
portante en ocasiones que en el plano determinadas
características, denominaciones de piezas, tipos de
acabados, etc. Todas estas informaciones se indican
en el plano mediante acotación y normalización.

4.2.1. Acotación de un objeto

Es indicar adecuadamente en el plano que lo


representa (generalmente las vistas) el con-
20

junto de medidas reales que definen comple- 56


tamente la totalidad de las dimensiones del 102
objeto, Figura 4.7.
La acotación está normalizada, las cifras in-
dicativas de las medidas se llaman cotas, que
podemos definir como los valores numéricos
reales que determinan la magnitud de cada
una de las dimensiones del objeto.
Para acotar un objeto se debe tener en cuenta
que:

1. El dibujo y las cotas se deben complementar.


2. Los caracteres numéricos se deben leer con claridad.
3. Las medidas de las cotas son magnitudes reales del objeto.
4. La unidad de medida en acotación es el milímetro (mm.) salvo en el dibujo
arquitectónico que se expresa en metros (m), por tanto no es necesario indi-
car la unidad en los planos.
5. La acotación debe reflejar los procedimientos de taller necesarios para
fabricar la pieza.

47
4.2.2. Elementos de acotación

El acotado es el conjunto de grafis-


mos donde se indican las dimensiones
del objeto representado. La cota es la
forma más común de apuntar dichas
dimensiones, y se componen de varios
elementos:

4.2.1.1. Líneas auxiliares de cota se


dibujan con línea continua fina y se tra-
zan perpendicularmente a la arista in-
dicada. Entre ellas se sitúan las líneas
de cota.

4.2.2.2. Líneas de cota se representa con línea continua fina y se trazan paralelamente
a las aristas o magnitudes que se miden. En sus extremos se sitúan las limitaciones de
cota. Para su trazado deben tenerse en cuenta las siguientes consideraciones:

1. Se deben trazar fuera del dibujo salvo en el caso de que no sea posible
determinar de otra forma la medida que se quiere acotar.
2. Nunca deben cortarse dos líneas de cota.
3. Nunca deben coincidir con las aristas de la figura o sus prolongaciones.
4. Una línea de cota nunca debe cortar a otra línea con la excepción de los
diámetros con los centros de los orificios.
5. Las primeras líneas de cota (o más próximas al dibujo) se deben colocar
a una distancia de 8 mm., del contorno de la pieza como mínimo.
6. La distancia entre líneas de cota sucesivas es de 5 mm., como mínimo.
7. Sobre la línea de cota y en su centro se colocan las cifras indicativas de
la magnitud.

4.2.2.3. Limitaciones de cotas se dibujan mediante flechas rellenas en la in-


tersección de las líneas auxiliares de cota con la línea de cota. Su tamaño es
de 3mm o cinco veces el espesor de las líneas gruesas de la figura, de longitud
y el ángulo de la flecha debe ser de 15º aproximadamente, como muestra la
Figura 4.10.

48
4.2.2.4. Cifras de cotas se escriben con una altura de 3 mm., y se coloca sobre
la línea de cota, sin tocarla, y lo más centrada posible. Se expresa en mm., y no
es necesario indicar la abreviatura (mm.) de dicha unidad. Cuando la línea de
cota es vertical, la cifra debe girarse a la izquierda 90º respecto a la horizontal,
un ejemplo de ello se representa en la Figura 4.10.

2350

3
Figura 4.10.Tamaño correcto de las cifras de cota.

4.3. SÍMBOLOS CONVENCIONALES

Son una serie de letras y signos cuya misión es determinar la forma de una
superficie o figura. Estos símbolos se recogen en las normas y los más usuales
son los siguientes:

4.3.1. Diámetro (Ø):Para acotar diámetros, cuando no se ve la forma circular,


se pone delante de la cifra el símbolo Ø, añadiendo a continuación el valor del
diámetro en milímetros.

4.3.2. Radio ®: La acotación de un arco cuyo centro no está definido se realiza


poniendo delante de la cifra de cota la letra R.

4.3.3. Diámetro (φ): Se utiliza esta letra griega para acotar taladros secciona-
dos o también al representar cuerpos de revolución con una sola vista.

4.3.4. Cuadrado ( ): Este símbolo permite acotar con una sola vista una pieza pris-
mática, indicando que el resto de vistas tienen las mismas dimensiones, Figura 4.11.

49
4.4. MATERIALES NECESARIOS

Herramientas de dibujo lineal como:

 Lápiz, goma de borrar y papel.


 Regla, escuadra y cartabón.
 Estilógrafos de diferentes tamaños (al menos de 0,2 0,4 y 0,8).
 Compás.
 Plantillas para rotular y círculos. Etc.

4.5. PRÁCTICAS A REALIZAR

Utilizando el material indicado en el punto anterior, dibuja a escala 2:1 (par-


tiendo de las dimensiones de la figura) y acota correctamente, la Figura 4.12.

Figura 4.12. El ancho de la base frontal, es de 30 mm.

50
TEMA 5
VISTAS DE LAS PIEZAS

Introducción

El dibujo es un medio de expresión universal porque se puede entender sea cual


sea el idioma que hablemos, y nos puede ayudar a transmitir la idea que tene-
mos en la cabeza, para que otros la entiendan y puedan, incluso, construirla.
En dibujo técnico se han de dar todo tipo de detalles y dimensiones, para ello se
siguen unas normas establecidas que permiten a cualquier técnico interpretar-
las, aunque este hable otro idioma.

Contenidos Objetivos

Vistas de una pieza. Aprender a representar to-


Paso de dibujo tridimensional dos los detalles de las caras
a vistas sobre superficie plana. de un objeto tridimensional,
Materiales necesarios. de forma plana.
Prácticas a realizar.

51
5.1. VISTAS DE UNA PIEZAS

Para dibujar los objetos que vemos a nuestro alrededor o aquellos que están en
nuestra imaginación, tenemos que utilizar una forma de representar sobre el
papel que sólo tiene dos dimensiones, los objetos que en la realidad tienen tres
dimensiones.
Dibujar las vistas diédricas (alzado, planta y perfil) a partir de la perspectiva de
una pieza sencilla.
Las vistas principales de una pieza son tres: alzado, planta y perfil.

Alzado es la vista que da más información de la pieza un objeto, al mirar desde


este punto de vista, vemos con más claridad de que objeto se trata. En el dibujo
de la Figura 5.1., la posición (A). Para ello nos lo planteamos como si nuestro
ojo fuese un foco y el alzado sería la sombra proyectada.

Figura 5.1.Alzado, planta y perfil de una pieza con forma de U.

Planta dejando el objeto en su posición inicial, el


observador mira desde la posición (B) (como si pla-
neáramos sobre la pieza) en el dibujo de la Figura
5.1., y actuando como en el caso anterior, la sombra
se proyecta sobre el plano de la base.

52
Perfil dejando la pieza sin mover y mirando desde la posición (C) en el dibujo
de la Figura 5.1., y actuando como en los casos anteriores, la sombra que se
proyectada refleja los detalles vistos desde este punto de vista.

5.2. PASO DE DIBUJO TRIDIMENSIONAL A L A VISTAS SOBRE


SUPERFICIE PLANA

Obtenidas las vistas necesarias para definir un objeto, y su-


poniendo que éste se encuentra situado en el interior de una
caja Figura 5.2., en la que hemos proyectado las vistas de
sus caras con un proyector sobre las distintas paredes de la
misma, para pasar el resultado a una superficie plana, solo
tendremos que desplegar la caja y observar el resultado.

Si de la pieza de la Figura 5.3., deseamos representar las


vistas de todas sus caras, obtendríamos el despliegue de
una caja con sus seis caras, Figura 5.4.

5.Planta inferior

4.Perfil derecho 1.Alzado 3.Perfil izquierdo 6.Alzado posterior

2.Planta

Figura 5.4. Vistas de la pieza de la Figura 5.3.

En la Figura 5.4., se reflejan las seis vistas, alzado (1), planta (2), perfil iz-
quierdo (3), perfil derecho (4), planta inferior (5), alzado posterior (6). El alza-
do, planta y perfil, señalados en negrita son las vistas mínimas de una pieza. Las
vistas de un objeto siempre han de colocarse en el orden indicado.

53
5.3. MATERIALES NECESARIOS

Herramientas de dibujo lineal como:

 Lápiz, goma de borrar y papel.


 Regla, escuadra y cartabón.
 Estilógrafos de diferentes tamaños (al menos de 0,2 0,4 y 0,8).
 Compás.
 Plantillas para rotular y círculos. Etc.

5.4. PRÁCTICAS A REALIZAR

Utilizando el material indicado en el punto anterior, dibuja las vistas de cada


una de las piezas de la Figura 5.5., en un formato A4, a escala 2:1 y acótalas
correctamente.

Figura 5.5. Piezas para que dibujes sus vistas.

54
TEMA 6
DIBUJADO Y TRAZADO DE UN CUADRO PARA
CIRCUITO ELÉCTRICO

Introducción

Como hemos venido estudiando el dibujo de diferentes piezas, estamos en dis-


posición de aplicar nuestros conocimientos, al trazado y posterior mecanizado
de cuadros.

Contenidos Objetivos

Boceto de la distribución. Aprender a trazar la distribución


Trazado sobre el panel a montar. de los componentes de un cuadro
Mecanizado y montaje del panel para automatismo eléctrico.
propuesto.
Materiales necesarios.
Prácticas a realizar.

55
6.1. BOCETO DE LA DISTRIBUCIÓN

Teniendo en cuenta los elementos que es necesario fijar en el cuadro o panel,


empezaremos dibujando a mano alzada la distribución que más y mejor nos
resuelve nuestras necesidades, también mediremos las dimensiones de los dis-
tintos componentes, utilizando para ello las herramientas y aparatos adecuados
como: regla, calibre, etc.
Sobre papel haremos una distribución aproximada de los elementos a montar
(boceto) con las dimensiones aproximadas.
Siempre teniendo en cuenta que, en los armarios de automatismo es necesario
fijar sus componentes tanto en fondo del armario como en su puerta.

6.2. TRAZADO SOBRE EL PANEL A MONTAR

A continuación con las dimensiones aproximadas del boceto, trazaremos la dis-


tribución sobre el panel que vamos a montar, haciéndolo en este caso con las di-
mensiones exactas, el trazado en principio se hará con lápiz por si fuese necesario
modificar.
Así procederemos trazando los ejes y líneas de referencia necesarias como se
reflejan en la Figura 6.2.

Figura 6.1. Boceto aproximado de un cua-


dro para medidas eléctricas

56
Figura 6.2. Trazado de ejes y líneas de referencia.

Con las dimensiones necesarias, como se indican


en la Figura 6.3, y una vez comprobado que todas
son correctas, se procederá al trazado mecánico.

6.3. MECANIZADO Y MONTAJE DEL


PANEL PROPUESTO

Una vez trazado a lápiz sobre el panel la distribución que necesitamos, marca-
mos con granete los puntos donde hemos de taladrar, para troquelar o bien para
hacer cortes, de los aparatos de medidas o similar, que se trazarán mediante
punta de trazar.
Los huecos para cajas y otros elementos también pueden hacerse mediante tro-
queladoras.
Una vez mecanizado e insertados los aparatos el cuadro quedará como se ob-
serva en al Figura 6.5.
230

R10

66 66

66
Figura 6.4. Dimensiones de los
320 aparatos y elementos a insertar
en el panel.

42

R5

57
Figura 6.4. El panel al que corresponde al boceto de la Figura 6.1.

6.4. MATERIALES NECESARIOS

Herramientas de dibujo lineal como:

 Lápiz, goma de borrar y papel.


 Regla, escuadra y cartabón.
 Compás.
 Granete y punta de trazar.

6.5. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Montar sobre panel de material plástico, los elementos necesarios para


medir la tensión e intensidad de un circuito controlado por un interruptor.

58
TEMA 7
CONEXIONADO DE REGLETEROS Y
TERMINALES

Introducción

El conexionado de los circuitos eléctricos es importantísimo y además hemos


de cumplir la normativa correspondiente.
Disponemos en el mercado de todo tipo de accesorios para hacer las conexiones
de forma segura y con todas las garantías necesarias.

Contenidos Objetivos

Regletas de conexión. Realizar el conexionado


Borneros en automatismo industrial. de diferentes ejercicios
Terminales sus tipos y montaje. con seguridad y destreza.
Montaje del cableado en un cofre
Materiales necesarios.
Prácticas a realizar.

59
7.1. REGLETAS DE CONEXIÓN

De acuerdo con ITC-BT-20 apartado 2.2.8, “Las co-


nexiones y derivaciones de los conductores se hará
mediante dispositivos de conexión con tornillo o sis-
temas equivalentes”.
En ningún caso deberán realizarse empalmes o deri-
vaciones por retorcimiento de los conductores.
En la Figura 7.1, se pueden observar algunas regletas
de conexión de tipo básico. Este tipo de regletas se
usan para conexiones todo tipo de circuitos y siem-
pre que su fin sea realizar empalmes, o bien conexión
de circuitos en las viviendas o naves tipo industrial y
se utilizan como indica la Figura 7.2.

lámpara

interruptor

hacia otra caja


Figura 7.2. Forma de realizar las conexiones con este tipo de regletas.

7.2. BORNEROS EN AUTOMATISMO INDUSTRIAL

Para que un circuito de lógica cableada pueda funcionar correctamente, es pri-


mordial contar previamente con el dibujo del mismo, donde se identifican todos
los cables y borneros de conexión, para luego realizar el montaje y revisar el
correcto cableado de todos los elementos. Para que esto último sea posible
es necesario colocar identificadores o marcadores alfanuméricos en todos los
cables y bornes. Existen distintos criterios para realizar la identificación de los
cables, teniendo cada una de ellas sus ventajas y desventajas.
En automatismo las conexiones de entradas de corriente, de señales y salidas a
los circuitos de fuerza se hacen a través de los borneros que se montan en los
cofres o armarios de los circuitos de automatismos.

60
Figura 7.3. Borneros para automatismos con conexiones de diferentes tipos.

Las conexiones se mancan con letras y cifras, que como veremos más adelan-
te, nos indican exactamente a que componente del circuito corresponden. Para
evitar errores en las conexiones se marcan los conductores y también las bornas
a las que irán conectados.
Para realizar este marcado existen varios métodos en el mercado, como vere-
mos en las siguientes figuras.

Figura 7.4. Diferentes tipos de marcadores de borneros y otros componentes.

61
Figura 7.5. Cifras y
letras para marcar los
Figura 7.6. Ejemplo del marcado de conductores. conductores.

7.3. TERMINALES, SUS TIPOS Y MONTAJE

Cuando hemos de hacer conexiones a tornillos, hacer conexiones a regleteros u


otros tipos, se hace mediante terminales adecuados a cada aplicación.
Para montar estos terminales usaremos tenazas especiales, que como podemos
ver en la Figura 7.7., tienen hendiduras diferentes marcadas con colores, que
coinciden con el color del Terminal.

Figura 7.7. Proceso ha seguir para montar un Terminal a un conductor de 1x1,5.

Los conductores de mayor tamaño precisan tenazas adecuadas para estos diá-
metros mayores.

62
7.4. MONTAJE DEL CABLEADO EN UN COFRE

Los cofres o armarios en automatismos pueden tener diferentes aplicaciones


y como consecuencia diferentes distribuciones, el cableado como ya sabemos
irá bajo canaletas, pero la unión entre base y puerta del armario se sujetan los
conductores cubiertos por una cinta helicoidal como se observa en la Figura
7.9 y 7.10.

Figura 7.8. Diferentes tipos de terminales y manguitos de


empalme.

7.4. MATERIALES NECESARIOS

 Herramientas de dibujo lineal.


 Terminales y tenazas adecuadas.
 Armario montado.
 Diferentes tipos de marcadores.

7.5. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. En el armario montado, observaremos


los términos analizados en el tema.
2. Montar diferentes terminales.
3. Marcado del cableado y conexión al
regletero.

63
TEMA 8
CIRCUITOS DE AUTOMATISMOS

En los cuadros de automatismo


industrial la distribución y la estética
juegan un papel fundamental. Los
cuadros de mal aspecto, suelen
ser cuadros que tienen averías
continuamente.

Los conductores deben quedar bien


apretados y mejor aislados.

Introducción

Al planificar el montaje de un cuadro de automatismo, hemos de proceder a la


distribución de los componentes sobre la placa base donde se fijaran posterior-
mente. En este tema, planificaremos el montaje de un inversor de giro para un
motor trifásico.

Contenidos Objetivos

Distribución de los componentes, Aprender a trazar la distribu-


en la placa base. ción de los componentes de
Trazado sobre el panel a montar. un cuadro para automatismo
Mecanizado y montaje del panel eléctrico.
propuesto.
Materiales necesarios.
Prácticas a realizar.

65
8.1. DISTRIBUCIÓN DE LOS COMPONENTES

Al planificar el montaje de un cuadro de automatismo para un inversor de giro


para el motor trifásico, procederemos a la distribución de:

 dos contactores,
 un relé térmico,
 un interruptor magneto térmico trifásico,
 un regletero.

La distribución de los componentes se hará pensando en la forma que más nos


facilite el cableado, entre los diferentes componentes.
Un ejemplo de ello puede observarse en la Figura 8.1., distribución de los com-
ponentes en la placa base de un cofre de automatismo, para el inversor de giro
de un motor trifásico.
Una vez distribuidos los componentes, procederemos a medir para que la dis-
tribución quede perfectamente centrada y trazaremos los puntos de referencia
necesarios, marcando posteriormente los puntos donde hemos de taladrar, para
fijar con tornillos, estos puntos los marcaremos con granete.

Figura 8.1. Distribución de los componentes en la placa base.

66
8.2. CABLEADO DEL CIRCUITO DE FUERZA

La distribución del cableado del circuito de fuerza puede ser la reflejada en la


Figura 8.2.
El circuito de fuerza, reflejado en la Figura 8.2., irá motado bajo canaletas como se
observa en la Figura 8.0, es importante que los conductores no se crucen, deben que-
dar paralelos, en el trayecto que separa el componente o mecanismo de la canaleta.

8.3. CABLEADO DEL CIRCUITO DE MANDO

El circuito de mando lo forman los conductores que hacen funcionar a los di-
ferentes componentes del cuadro. Sin el circuito de mando no se activarían los
diferentes contactores etc. La distribución del cableado del circuito de mando
puede ser la reflejada en la Figura 8.3.

Figura 8.2. Distribución de los componentes y del cableado de potencia en la placa base.

67
Figura 8.3 Distribución del cableado del circuito de mando

8.4. MATERIALES NECESARIOS

Herramientas como:

 Lápiz, goma de borrar y papel.


 Regla y escuadra metálicas graduadas en mm.
 Granete y punta de trazar.
 Armario donde se hará el montaje.
 Regletas de conexión.
 Componentes de automatismos necesarios.
 Canaletas, terminales, marcadores, etc

8.5. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Montar sobre armario o panel de material metálico preferiblemente, los


elementos necesarios para hacer funcionar un circuito a proponer por el
profesor.

68
TEMA 9
INTERRUPTORES DIFERENCIALES CON
TRANSFORMADORES

Introducción

Cuando se produce la derivación peligrosa de


un receptor puesto a tierra, es necesario que al-
gún dispositivo se encargue de cortar el paso de
energía eléctrica. Función que realizan los inte-
rruptores diferenciales de forma segura.
Los interruptores diferenciales de media sen-
sibilidad combinados con puestas a tierra, evi-
tan los daños en circuitos y la electrocución de
las personas que toquen en partes bajo tensión.
Los interruptores diferenciales de alta sensibi-
lidad actúan aunque no exista la puesta a tierra.

Contenidos Objetivos

El interruptor diferencial. Estudio de los interruptores di-


Aplicaciones de los interrupto- ferenciales con transformado-
res diferenciales. res diferenciales separados.
Normas que exigen la instalación Aplicaciones y normas a tener
de interruptores diferenciales. en cuenta para su instalación.

69
9.1. EL INTERRUPTOR DIFERENCIAL

Elemento de protección que detecta los defectos de aislamiento. Da lugar a dis-


paro instantáneo cuando existe una intensidad que se deriva a masa por encima
de un determinado valor (30 mA o 300 mA).
Al producirse la derivación de un receptor puesto a tierra, da lugar a una in-
tensidad diferencial, es decir una corriente que retorna al transformador de ali-
mentación por tierra. Esto ocasiona un desequilibrio del sistema vectorial de
intensidades de alimentación al circuito en cuestión, siendo:

I 0

Si una persona toca una parte bajo tensión, a través de su cuerpo pasa a tierra
una intensidad igualmente diferencial.
Los interruptores diferenciales están provistos de dispositivos que captan las
intensidades diferenciales, o de defecto a tierra.
Cuando se produce una intensidad diferencial superior al umbral de respues-
ta del interruptor diferencial, éste desconecta. El valor nominal del umbral se
denomina sensibilidad. El hecho de que exista un desequilibrio entre las inten-
sidades de las distintas fases no provoca la desconexión del interruptor diferen-
cial. Incluso la falta de una de las fases tampoco provoca la desconexión.

9.1.1. Forma de aplicación

Todas las fases y el neutro, utilizadas en la instalación, deben atravesar el in-


terruptor diferencial. El neutro deberá estar igualmente bien aislado de tierra.
La sensibilidad del interruptor diferencial, debe ser al menos la necesaria para
que se cumplan los valores de máxima resistencia de la toma de tierra indicados
por la siguiente relación:

La tensión de seguridad según el B.E.B.T. será de 24V en locales húmedos y


50 V en los demás.
Se tendrá en cuenta que cocinas y cuartos de baño o lavaderos, deben conside-
rarse locales húmedos.
De acuerdo con lo indicado anteriormente se obtienen los siguientes valores
reflejados en la tabla.

70
Debe considerarse como Resistencia de la toma de tierra, la máxima que se
prevea puede llegar a alcanzar con el paso del tiempo, y en las condiciones más
desfavorables.

9.1.2. Transformadores y relés diferenciales

La protección diferencial mediante transformado-


res y relés diferenciales es la adecuada para resol-
ver entre otros los siguientes casos:

 Si no existen interruptores diferenciales


compactos de calibre adecuado.
 Por razones económicas.
 Cuando se desee provocar una alarma, con
enclavamiento o señal, en vez de la desco- Figura 9,1. Transformadores
nexión. diferenciales con diferentes
 Si el elemento de mando (relé diferencial) diámetros
debe estar distanciado de los conductores
de fuerza.
 Cuando existiendo un contactor general, se
desee economizar en la protección diferencial.

9.1.3. Funcionamiento

El sistema de protección está formado por un transformador diferencial, debi-


damente conectado al relé diferencial, que a su vez manda al contactor general
o de potencia, que maniobra la instalación a proteger.
El primario del transformador diferencial es pasante, Figura 9.1, por lo que el
interior del transformador debe ser atravesado, una sola vez por los conductores
que alimentan el circuito de potencia.
El relé diferencial dispone de un desconector de extraordinaria precisión, que
actúa cuando recibe una señal del secundario del transformador diferencial,
superior a su sensibilidad, actuando sobre los contactos que se utilizan para el
mando del contactor.

71
Al igual que el resto de los interruptores diferenciales, también éste dispone de
un pulsador de prueba.
En el siguiente cuadro, se dan las características de algunos de los tipos que
existen en el mercado.

9.1.4. Protección diferencial de alta


sensibilidad

Los interruptores diferenciales de alta


sensibilidad (30 mA), aseguran la pro-
tección de las personas, en los contactos
indirectos (aquellos que tienen lugar con
una parte bajo tensión de forma ocasio-
nal), desconectando antes que la inten-
sidad que pasa por la persona, provoque
la fibrilación del corazón y muerte en
algunos casos.
Estos interruptores, que como ya dijimos
suelen tener la sensibilidad ajustable,
suelen fabricarse en dos partes: Por un
lado se monta el transformador toroidal, que suele ser de gran tamaño, sobre la
red a proteger y aparte se monta el relé diferencial, que incluye todos los ele-
mentos de desconexión y verificación de funcionamiento, como se observa en
la Figura 9.2. Dependiendo de la capacidad de corte del interruptor, el bloque
que contiene los elementos de desconexión, puede contener también el inte-
rruptor propiamente dicho, o bien actuar sobre el interruptor automático de la
red, al igual que el resto de las protecciones.

9.3. MATERIALES A EMPLEAR

Todos los materiales serán de características ade-


cuadas a la tensión y potencia de los receptores a
emplear

 Un interruptor magnetotérmico de capacidad


de corte adecuado a la potencia demandada.
 Un contactor de características adecuadas para
la línea de alimentación al circuito a proteger.
 Un transformador toroidal diferencial.
 Un relé diferencial.
 Seis regletas de conexión para conexiones de
entradas y salidas.
 Conductores para hacer las conexiones.

72
9.4. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Montar el circuito indicado en el esquema.


2. Conectar un receptor al circuito y dar corriente.
3. Provocar una derivación.
4. Hacer una memoria en la que se haga constar, las características del
material empleado y proceso de montaje.

73
TEMA 10
SIMBOLOGÍA PARA AUTOMATISMO
ELÉCTRICO

Introducción

Los símbolos eléctricos son equivalentes al alfabeto de una lengua. Cuando


queremos escribir el nombre de una ciudad es necesario conocer todas las letras
que han de formarlo. De esta forma, todos los que conocen la lengua podrán
leerlo y saber su significado.
En el caso de los esquemas de circuitos ocurre algo similar. Un símbolo esta en
lugar del objeto representado, es por ello necesario conocer los símbolos eléc-
tricos para leer esquemas y también para dibujarlos.

Contenidos Objetivos

Símbolos más utilizados en Conocer la simbología más


automatismo eléctricos y su utilizada en automatismo.
normalización. Inculcar la necesidad de hacer
Prácticas a realizar. esquemas normalizados.

75
10.1. SÍMBOLOS MÁS UTILIZADOS EN AUTOMATISMOS
ELÉCTRICOS

Para que todos podamos entender con abso-


luta claridad un esquema eléctrico, es necesa-
rio que lo representemos de acuerdo con unas
normas establecidas. Para que esto ocurra es
necesario que los estudiantes de electricidad
se habitúen a dibujar correctamente los es-
quemas eléctricos.
Los símbolos están en conformidad con las
últimas publicaciones IEC, (International
Electrotechnical Comisión).
La norma IEC 1082-1 define y fomenta los
símbolos gráficos y las reglas numéricas o al-
fanuméricas que deben utilizarse para identi-
ficar los aparatos, diseñar los esquemas y montar los equipos eléctricos.
El uso de las normas internacionales elimina todo riesgo de confusión y facilita
el estudio, la puesta en servicio y el mantenimiento de las instalaciones.
IEC 1082-1 (extractos)
Entre las numerosas aportaciones de la norma IEC 1082-1 (diciembre de
1992), relativa a la documentación electrotécnica, mencionamos dos artículos
que modifican los hábitos de representación en los esquemas eléctricos.

Artículo 4.1.5. Escritura y orientación de la escritura:


“Toda escritura que figure en un documento debe poderse leer con dos orien-
taciones separadas por un ángulo de 90° desde los bordes inferior y derecho
del documento.”
Este cambio afecta principalmente a la orientación de las referencias de las bornas
que, en colocación vertical, se leen de abajo a arriba (ver ejemplos siguientes).

Artículo 3.3. Estructura de la documentación: “La presentación de la docu-


mentación conforme a una estructura normalizada permite subcontratar e in-
formatizar fácilmente las operaciones de mantenimiento.
Se admite que los datos relativos a las instalaciones y a los sistemas pueden
organizarse mediante estructuras arborescentes que sirven de base. La estruc-
tura representa el modo en que el proceso o producto se subdivide en procesos
o subproductos de menor tamaño.
Dependiendo de la finalidad, es posible distinguir estructuras diferentes, por
ejemplo una estructura orientada a la función y otra al emplazamiento...”
Se debe adquirir el hábito de preceder las referencias de los aparatos eléctri-
cos por un signo “–”, ya que los signos “=” y “+” quedan reservados para los
niveles superiores (por ejemplo, máquinas y talleres).

76
Dos innovaciones de la norma IEC 1082-1

NATURALEZA DE LAS CORRIENTES Y CONEXIONES


DESCRIPCIÓN SÍMBOLOS

Corriente continua

Corriente alterna

Corriente rectificada

Corriente alterna trifásica de 50 Hz

Tierra

Masa

Tierra de protección

Tierra sin ruido

Derivación

Derivación doble

77
NATURALEZA DE LAS CORRIENTES Y CONEXIONES
DESCRIPCIÓN SÍMBOLOS

Cruce de conductores sin conexión

Bornas

Regletero, con referencia de bornas

Conexión por contacto deslizante

Clavija y toma

TIPOS DE CONDUCTORES
DESCRIPCIÓN SÍMBOLOS

Conductor, circuito auxiliar

Conductor, circuito de potencia

L1
Conductores, línea trifásica L2
L3

Representación unifilar de una línea bipolar

Conductor neutro (N)

Conductor de protección (PE)

78
TIPOS DE CONDUCTORES
DESCRIPCIÓN SÍMBOLOS

Conductores apantallados

Conductores apantallados (R. Unifilar)

Conductores trenzados

PROTECCIONES
DESCRIPCIÓN SÍMBOLOS

Cortacircuito fusible

1
Cortacircuito fusible con percutor
2
PE 1

Limitador de sobretensiones

Pararrayos

Interruptor magnetotérmico unipolar

Interruptor magnetotérmico bipolar

79
PROTECCIONES
DESCRIPCIÓN SÍMBOLOS

Interruptor magnetotérmico tripolar

Interruptor diferencial bipolar

Interruptor diferencial tripolar

Relé de sobreintensidad de efecto térmico

Relé de sobreintensidad, efecto térmico


trifásico

Relé de sobreintensidad de efecto magnético

Relé de sobreintensidad, efecto magnético


trifásico

Relé de máxima intensidad

Relé de máxima intensidad trifásico

Relé de máxima tensión

Relé de máxima tensión trifásico

Relé de mínima tensión

80
PROTECCIONES
DESCRIPCIÓN SÍMBOLOS

Relé de mínima tensión trifásico

Relé de falta de tensión

Relé de falta de tensión trifásico

Relé de accionamiento por frecuencia

Relé de accionamiento por temperatura

MANDOS MECÁNICOS
DESCRIPCIÓN SÍMBOLOS

Rotativo con enganche -S1

Pulsador de seta -S1

Accionamiento por volante -S1

-S1
Accionamiento por pedal

81
MANDOS MECÁNICOS
DESCRIPCIÓN SÍMBOLOS

Accionamiento restringido -S1

Mando por pulsador (retorno automático) -S1

Mando por tirador (retorno automático) -S1

Mando con retención (interruptores) -S1

-S1
Accionamiento por palanca

-S1
Accionamiento por palanca con maneta

Accionamiento por llave -S1

Accionamiento por manivela -S1

Pulsador de desenganche automático -S1

82
MANDOS MECÁNICOS
DESCRIPCIÓN SÍMBOLOS

Mando por roldana (final de carrera) -S1

-S1
Mando por leva y roldana

Control mediante motor eléctrico

Control por acumulación de energía


-S1
mecánica

Mando sensible a la proximidad (símbolo


general) -S1

Accionamiento por roce -S1

Mando sensible a la proximidad de un imán -S1

Mando sensible a la proximidad del hierro -S1 Fe

Detector de proximidad capacitivo -S1

83
MANDOS MECÁNICOS
DESCRIPCIÓN SÍMBOLOS

Detector de proximidad inductivo -S1

Detector fotoeléctrico (sistema reflex) -S1

Mando por interruptor horario -S1

Detector de presencia -S1

Accionamiento por presión (presostato)

Accionamiento por un número de sucesos -S1

Accionamiento por caudal -S1

Accionamiento posnivel de fluido (flotador) -S1

84
CONTACTOS
DESCRIPCIÓN SÍMBOLOS

.3
Contacto abierto “NA” (de cierre)

.4
.1
Contacto cerrado “NC” (de apertura)

.2
.4
Contacto conmutado

.1
.3
Contacto abierto con solape

.4
.1

Contacto cerrado con solape


.2
.1

.3

Contacto de apertura y cierre con solape


.2

.4
.1

Pulsador cerrado en reposo


.2

85
CONTACTOS
DESCRIPCIÓN SÍMBOLOS

.3
Pulsador abierto en reposo

.4
.3
Interruptor

.4
.6
Contacto temporizado con retardo a la
apertura

.5
.6
Contacto temporizado con retardo al cierre

.5
.8

Contacto temporizado con retardo al cierre


.7
.7

Contacto con retardo a la apertura


.8

Contacto conmutado con retardo a la


apertura y al cierre (intermitente)

86
CONTACTOS
DESCRIPCIÓN SÍMBOLOS

Contactos conmutados accionados por


elementos electrotérmicos

.1

.3
Interruptor de posición o final de carrera

.2

.4
Contactor tripolar

-Q

3
1
Interruptor bipolar de accionamiento manual

4
2
-Q

5
1
Interruptor tripolar de accionamiento
manual

4
2

6
-Q
3

7
1

Interruptor tretrapolar de accionamiento


manual
4
2

87
BOBINAS
DESCRIPCIÓN SÍMBOLOS

Bobina en general

Contactor o relé auxiliar

Contactor

Bobina de dos arrollamientos

Bobina con retardo al accionamiento

Bobina con retraso a la desconexión

Bobina con retraso a la conexión y la


desconexión

Bobina de relé alternativo o relevador de


mando

88
BOBINAS
DESCRIPCIÓN SÍMBOLOS

Bobina de relé de remanencia

Bobina de relé de enclavamiento mecánico

Bobina de relé polarizado

Bobina de relé intermitente

Electroválvula

Contador de impulsos

89
MAQUINAS ELÉCTRICAS
DESCRIPCIÓN SÍMBOLOS

Resistencias estatóricas

-T1
Autotransformador

Transformador de tensión -T1

Transformador de intensidad -T1

Generador de c.c., con imán

Generador de c.a., con imán

Motor universal

90
MAQUINAS ELÉCTRICAS
DESCRIPCIÓN SÍMBOLOS

Motor de c.c., con imán

Generador de c.c.

Motor de c.c.

Motor asíncrono trifásico de rotor en


cortocircuito de c.a.

Generador de c.a., con imán

Motor asíncrono trifásico con rotor bobinado

Motor trifásico de dos velocidades conexión


Dahlander

Motor asíncrono trifásico equipado con sondas de


termistancias

91
MAQUINAS ELÉCTRICAS
DESCRIPCIÓN SÍMBOLOS

Motor monofásico de c.a.

SEÑALIZACIÓN
DESCRIPCIÓN SÍMBOLOS

Lámpara de señalización o de alumbrado

Lámparas con indicación de características,


como color o tipo de gas.

TIPO DE GAS:
COLOR:
Neón Ne
Rojo C2
Vapor de sodio Na
Naranja C3
Vapor de mercurio Hg
Amarillo C4
Yodo I
Verde C5
Electroluminiscente EL
Azul C6
Fluorescente FL
Blanco C9
Infrarrojo IR

Ultravioleta UV

Dispositivo luminoso intermitente

Lámpara de neon

92
SEÑALIZACIÓN
DESCRIPCIÓN SÍMBOLOS

Timbre

Zumbador

Sirena

Bocina

NOMENCLATURA
DESCRIPCIÓN SÍMBOLOS

Interruptores de potencia, disyuntores,


Q
seccionadores

Resistencias incorporadas, de ajuste, NTC y PTC. R

Interruptores, selectores, pulsadores, conmutadores. S

Transformadores de potencia, de intensidad y de


T
tensión.

Rectificadores, convertidores, moduladores U

Tubos de vacío, de gas, diodos, transistores,


V
tiristores.
Hilos de conexión, cables, fibra óptica, bornes de
W
distribución, dipolos y antenas

93
BOBINA.-Los dos bornes de la bobina de un electroimán (ejemplo; contactor),
deberán ser marcados con las letras A1 y A2.

CONTACTOS PRINCIPALES.-Los bornes de los contactos principales serán


marcados con números de una sola cifra. Los bornes de entrada de corriente,
se marcan con una cifra impar, los bornes de salida se marcan con cifra par,
inmediatamente superior.

CONTACTOS AUXILIARES.-Los bornes de los contactos auxiliares serán


marcados por números de dos cifras.

• La cifra de las unidades indica la función.

• La cifra de las decenas indica el orden del contacto en esquema.

a) Función (unidades).-Los contactos cerrados serán marcados por la cifras


1 y 2. Los contactos abiertos, con las cifras 3 y 4. Los bornes de contactos
conmutados se marcarán con las cifras 1, 2 y 4.

Los contactos auxiliares con funciones especiales, como por ejemplo contactos
con solape, contactos temporizados, etc., serán marcados con las cifras 5 y
6 contactos cerrados y con 7 y 8 los contactos abiertos. Los bornes de los
contactos conmutados se marcarán con las cifras 5, 6 y 8.

94
b) Cifra de orden (decenas).-Los bornes pertenecientes a un mismo contacto
serán marcados con la misma cifra de orden. Así todos los contactos que
tengan una misma función deben recibir un número de orden distinto.

ELEMENTOS DE PROTECCIÓN CONTRA SOBRECARGAS.

Los bornes de los circuitos principales de un elemento de protección contra


sobrecargas, serán marcados como los bornes de los contactos principales
de los contactores.

Los bornes de los contactos auxiliares de estos aparatos de protección, serán


marcados como los contactos de funciones especiales, poniéndoles un 9,
como cifra de orden.

DESIGNACIÓN DE LOS CONTACTOS AUXILIARES.

Con ello se facilita el trabajo de interpretación de circuitos y la sustitución


de componentes averiados, ya que cada conductor estará marcado con un
número, el mismo que tendrá el punto de conexión donde irá conectado.

95
NOMENCLATURA
DESCRIPCIÓN SÍMBOLOS
Regletas de bornes, tiras de terminales, clavijas de
X
prueba, etc.
Electroválvulas, embragues eléctricos, frenos
Y
eléctricos
Simulador de cable, filtro de cristal Z

Combinaciones de aparatos, amplificadores A


Convertidores de medidas, sondas, micrófonos,
B
elementos fotoeléctricos, altavoces
Condensadores C
Elementos monoestables, aparatos de cinta
D
magnética
Alumbrado, calefacción, elementos o equipos no
E
comprendidos en otras designaciones
Cortacircuitos fusibles, limitadores de sobre tensión,
relés de mínima tensión, pararrayos, relés térmicos F
y relés magnetotérmicos
Generadores, convertidores de frecuencia, baterías,
G
osciladores, cargadores de baterías
Aparatos de señalización, baterías, generadores H
Contactores de potencia, contactores auxiliares,
K
relés auxiliares, temporizadores
Bobinas, reactancias L
Motores, cilindros neumáticos e hidráulicos,
M
actuadores, electroválvulas, etc.
Pilotos de señalización, avisadores acústicos,
indicadores de alarmas, aparatos de medidas, P
grabadores, registradores, etc.

Interruptores de potencia, disyuntores, seccionadores Q

Resistencias incorporadas, de ajuste, NTC y PTC. R

Interruptores, selectores, pulsadores, conmutadores. S

Transformadores de potencia, de intensidad y de tensión. T

Rectificadores, convertidores, moduladores U


Tubos de vacío, de gas, diodos, transistores, tiristores. V

96
NOMENCLATURA
DESCRIPCIÓN SÍMBOLOS
Hilos de conexión, cables, fibra óptica, bornes de
W
distribución, dipolos y antenas
Regletas de bornes, tiras de terminales, clavijas de
X
prueba, etc.
Electroválvulas, embragues eléctricos, frenos eléctricos Y
Simulador de cable, filtro de cristal Z

Combinaciones de aparatos, amplificadores A

Convertidores de medidas, sondas, micrófonos,


B
elementos fotoeléctricos, altavoces

LETRAS EMPLEADAS PARA DESIGNAR LOS DISTINTOS


ELEMENTOS
DESCRIPCIÓN COLOR LETRAS
Corriente alterna. Fase 1 Negro L1
Corriente alterna. Fase 2 Marrón L2
Corriente alterna. Fase 3 Gris L3
Corriente alterna. Neutro Azul N
Amarillo/
Conductor de protección PE
verde
Corriente continúa. Positivo Rojo L+
Corriente continúa. Negativo Negro L-
Corriente continúa. Neutro Azul M
Amarillo/
Conductor neutro a tierra PEN
verde
Masa en general - MM

Tierra en general - E

Además de poner el símbolo de un componente en el circuito, es necesario


acompañarlo de una letra que nos permita distinguir mediante un subíndice, los
diferentes elementos del mismo tipo que hay en un mismo circuito.

97
10.2. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Dibujar cinco símbolos de accionamiento. (hacerlo sin mirar el tema).


2. Dibuja tres símbolos del circuito de fuerza y ponles las cifras que le
correspondan.
3. Dibuja el símbolo de un pulsador abierto.
4. Dibuja el símbolo correspondiente a la bobina de un contactor.
5. Haz una relación de diez símbolos, con sus respectivos nombres y la
imagen del elemento que representa cada uno de ellos.

98
TEMA 11
EL CONTACTOR Y SUS PARTES

Figura 11.1. Aspecto comercial de algunos contactores

Introducción

El contactor permite el control de un dispositivo a distancia. Es activado con


tensión de valor reducido, sin embargo puede activar grandes máquinas de con-
sumos elevados. Con una sola señal de control, puedo activar varios contacto-
res a la vez.
Es uno de los componentes eléctricos que más desarrollo ha aportado a la in-
dustria.

Contenido Objetivos

El contactor. Estudio del contactor.


Circuito magnético. Conocer su funcionamiento y el
Espira de sombra. de las partes que lo componen.
Bobina.
Contactos.
Extinción del arco.
Esquemas.
Clasificación de los contactores.

99
11.1. EL CONTACTOR

Se puede definir de varias formas, pero la más utilizada es la siguiente: el con-


tactor, es un interruptor mandado a distancia que vuelve a la posición de reposo
cuando la fuerza de accionamiento deja de actuar sobre él. Si observamos la
definición y el esquema de la Figura 11.2, podemos intuir las ventajas del
contactor sobre los interruptores, con el contactor podemos manipular grandes
potencias o altas tensiones, sin que el operario se tenga que exponerse al riesgo
que esto supone. El operario actuando sobre unos mandos a distancia alimenta-
dos con tensiones muy bajas, con distinto tipo de corriente, si fuese necesario,
del que accionan sus contactos principales o de potencia.

Figura 11.2. Esquema de las partes de un contactor

El contactor consta de tres partes fun-


damentales como podemos observar en
la Figura 11.2, circuito magnético, bo-
bina y contactos.
Al cerrar el interruptor S se cierra el cir-
cuito de la bobina, ésta crea un campo
magnético que recorre el núcleo A, el
cual atrae al martillo B, que a su vez
cierra el contacto K alimentando la lám-
para H a tensión distinta de la aplicada
a la bobina, la lámpara H permanecerá
luciendo hasta que se abra el interruptor
S, y cese la atracción del electroimán.

11.2. CIRCUITO MAGNÉTICO

El electroimán está formado por dos armaduras, una fija llamada “núcleo” y otra
móvil o “martillo”.
Si se excita la bobina del electroimán, por corriente alterna, el flujo resultante tam-
bién es alterno; esto hace que las armaduras no puedan ser macizas, por tanto, están

100
constituidas por chapas laminadas de alta per-
meabilidad magnética, aisladas entre sí con
objeto de reducir las pérdidas por corrientes
de Foucault.
En la Figura 11.3, se observa con todo de-
talle el circuito magnético de un contactor,
así como el entrehierro, (espacio de aire en-
tre dos armaduras) para evitar que las dos
armaduras sigan unidas después de haber
cesado la corriente en la bobina, debido al
pequeño flujo remanente del núcleo, o bien
prolongar excesivamente el tiempo de aper- Figura 11.3. Circuito magnético
tura, con el consiguiente riesgo de avería. del contactor

11.2.1. Efecto de la espira de sombra

Al conectar el contactor a una red de corriente alterna, el flujo creado por la


bobina pasa por cero dos veces cada periodo (100 veces en un segundo). Este
flujo alterno, provoca que la fuerza de atracción sea pulsante, en el circuito
magnético del contactor, el martillo sigue estas pulsaciones originándose vibra-
ciones muy intensas, ruidos e intermitencias en la conexión, que daría lugar a
una disminución de la vida del contactor.
Para eliminar los inconvenientes mencionados, el procedimiento más empleado
consiste en disponer un anillo cerrado en cortocircuito próximo a las superficies
de cierre de las armaduras, este anillo se conoce como (espira o anillo de som-
bra), como se observa en la Figura 11.4. EL efecto que provoca es el siguiente:
Al circular el flujo por el circuito magnético, en la espira de sombra se induce
una corriente que se opone a las variaciones del flujo, lo que hace que el flujo
Φ2 esté retrasado con respecto a Φ1 que pasa por el exterior, Figura 11.5. El
flujo total Φ es la suma geométrica de Φ1 y Φ2.

Figura 11.4 Detalles de la espira de sombra

101
En la Figura 11.6, tenemos la representación de los
tres flujos en función del tiempo. La fuerza de atrac-
ción para cada flujo es proporcional a su cuadrado por
lo que siempre es positivo.

Figura 11.5. Efecto de


la espira de sombra en
el flujo principal del Figura 11.6. Flujos que intervienen en el circuito magnético
circuito magnético con espira de sombra

En la Figura 11.7, se representa, en función del tiempo, la variación del cuadra-


do de cada uno de los tres flujos y la resultante de su suma. Con ello se evita la
vibración del martillo del electroimán y su consiguiente deterioro.

Figura 11.7. Flujo resultante en el circuito magnético con espira de sombra

11.3. BOBINA

Para generar el flujo que dará lugar a la fuerza


de atracción del electroimán se dispone de una
bobina que se aloja en una de las columnas del
núcleo. Se construye sobre un carrete de resina
aislante con hilo de cobre electrolítico esmaltado.
Sus extremos van soldados a dos hilos flexibles
de sección superior al de la bobina.
El dimensionado de las bobinas debe hacerse te-
niendo en cuenta el tipo de corriente que las ali-
Figura 11.8. Bobinas comerciales mentará (c.c. o c.a.) y la tensión nominal de fun-
para contactores cionamiento Un, atendiendo a los límites entre los

102
que puede oscilar la tensión de servicio con respecto a la nominal. Las normas
especifican los límites de tensión, entre los que el funcionamiento de la bobina
debe ser correcto, siendo estos del -15% y +10% en c.a., y del -20% y +10%
en c.c., sobre la tensión nominal.

11.4. INTENSIDAD ABSORBIDA POR LOS ELECTROIMANES

En corriente alterna, no está determinada solamente por la resistencia de la bo-


bina y la tensión aplicada a la misma como ocurre en corriente continua, aquí
también interviene la impedancia de la bobina. También habría que calcular la
intensidad, con electroimán abierto y cerrado. En el primer caso el electroimán
tiene que hacer un esfuerzo para cerrar, por lo que es importante la punta de co-
rriente en la conexión, cuestión a tener en cuenta al calcular los hilos de mando
del circuito, transformadores auxiliares de maniobra, etc.
El consumo con electroimán cerrado o (retención), es prácticamente el único
a considerar en cuanto a calentamiento y por tanto es bajo. Estos aspectos que
dimensionan la bobina, nos determinan a la vez el calibre de los cortacircuitos
fusibles para el circuito auxiliar.
La bobina de un contactor suele quemarse debido a las siguientes causas:

 Que no cierre el circuito magnético, bien porque un cuerpo extraño lo


impida o bien por falta de tensión para cerrarlo.
 Exceso de tensión en los bornes de la bobina.
 Por falta de limpieza periódica de las superficies magnéticas.
 La elección correcta de las bobinas evitará problemas.

11.5. CONTACTOS

Son las piezas que se encuentran sometidas al trabajo más duro en el contactor.
Para cumplir con su cometido deben reunir las siguientes propiedades:

 Alta conductividad eléctrica y térmica.


 Pequeña resistencia de contacto.
 Débil tendencia a pegar o soldar.
 Buena resistencia a la erosión eléctrica, producida por el arco.
 Dureza elevada y fuerte resistencia mecánica.
 Poca tendencia a formar óxido o sulfuros resistentes eléctricamente.

No existe material que cumpla con todas las condiciones citadas, por consiguiente
para obtener estas propiedades lo primero que se debe hacer es, analizar el
uso que se le va a dar, y en función de éste, se decide que características son
más importantes.

103
Uno de los primeros materiales usado en la fabricación de contactos fue el carbón,
ya que con él quedaba eliminada la posibilidad de soldadura, sus inconvenientes
radican en la fragilidad y en su reducida capacidad conductora de corriente por
centímetro cuadrado de superficie de contacto, lo que obliga a construir contactos
relativamente grandes.
El cobre ha sido el segundo material utilizado por sus buenas características,
pero ha caído en desuso, ya que sus óxidos son aislantes. Últimamente se utiliza
la plata y el platino, unido con otros materiales, como el óxido de cadmio.
Solo en los contactos de pequeño tamaño, se fabrican todo éste, del material
antes citado, en los demás casos la pieza de contacto está formada por dos ca-
pas. La superior que efectúa el contacto de 0’5 a 2 mm., de espesor y la inferior
de cobre o latón, que está unido a la pieza soporte de contactos, como puede
observarse en la Figura 11.9.

Figura 11.9. Partes de un contacto

La forma de los contactos también a de ser objeto de un estudio minucio-


so. A simple vista parece que los contactos planos de gran superficie son
los más adecuados, pero dada la imposibilidad de conseguir un perfecto
paralelismo entre ambos, no se aprovecha toda la superficie en el instante
de la conexión y desconexión, elevándose la densidad de corriente. Ge-
neralmente se prefieren formas casqueto-esféricas de gran radio por su
resistencia al desgaste y por el efecto refrigerante que ejercen sobre el
contacto.

Figura 11.10. Diferentes formas y combinaciones de contactos

Para evitar la acumulación de polvo y suciedad sobre los contactos, es aconseja-


ble que los contactos trabajen en posición vertical, evitando de esta forma, que
aumente la resistencia de contacto y como consecuencia el calor desprendido.
En el contactor podemos distinguir dos tipos de contactos:

104
a) Contactos principales
Son contactos normalmente abiertos en reposo y destinados a la conexión de la
carga principal. Son conocidos como contactos de potencia, y tienen marcados
unos números como se observa en la Figura 11.11, de los que 1, 3 y 5 corres-
ponden a los conductores de alimentación, 2, 4 y 6 para los conductores que
van a los receptores.

b) Contactos auxiliares
Empleados para lograr diversas combinaciones de maniobras entre contactores,
estos pueden ser abiertos o cerrados. Se representan los bornes de los contactos
abiertos por los números (3, 4) y los cerrados por (1, 2), con una cifra más, que
indica el orden que ocupa en el contactor, como podemos observar los contac-
tos (13, 14) como contacto auxiliar abierto y el (21, 22) como contacto auxiliar
cerrado, en la Figura 11.11.

Figura 11.11. Diferentes formas y combinaciones de contactos

11.6. EL ARCO Y SU EXTINCIÓN

El arco se forma cuando se separan los contactos, siendo más fácil su extinción
en corriente alterna, ya que la intensidad pasa dos veces por cero en cada periodo.
Existen varias formas de extinguir el arco, como son; por aire a presión, por
soplado magnético, baño de aceite y cámaras desionizadoras.

11.6.1. Por soplado de aire a presión

Al separar los contactos automáticamente


de inyecta un chorro de aires seco a pre-
sión que incide sobre el arco, provocando
su rápida extinción.

Este sistema de extinción del arco se usa


principalmente en los interruptores de po- Figura 11.12. Contacto con extinción del
tencia usados en las centrales eléctricas. arco por aire a presión

105
6.2. Por soplado magnético

Consiste en reforzar la movilidad natural, mediante un campo magnético en la


zona de generación del arco. Este campo normalmente está creado por la propia
corriente del arco.
Para ello se colocan dos placas (C) de acero a ambos lados de los contactos
(D), en las que se crea el campo magnético por medio de una bobina (B) co-
nectada en serie con la corriente principal (I), como puede observarse en la
Figura 11.13.

Figura 11.13. Contacto con extinción del arco por soplado magnético

11.6.3. Por baño de aceite

Un factor importante en la extinción del arco, es la desionización del medio


ambiente. Para conseguirlo se empleó aceite mineral por su gran poder ais-
lante (rigidez dieléctrica) y capacidad de enfriamiento, el calor de los con-
tactos y del arco eléctrico es absorbido por él y simultáneamente el espacio
entre contactos es ocupado por aceite nuevo, a medida que los contactos se
van separando.
Este sistema queda limitado a escasas aplicaciones y prácticamente en
desuso.

11.6.4. Cámaras desionizadoras

Partiendo de la base de que el arco es debido a la ionización del aire al conver-


tirse en conductor. Y la ionización es posible si el aire esta por encima de una
temperatura determinada, la temperatura aumenta por el calor que proviene del
propio arco, por tanto si lo enfriamos no se produce éste.
Las cámaras desionizadoras para la extinción del arco se basan en:

 Alargamiento del arco.


 Desionizar el aire por enfriamiento.
 Subdivisión o rotura múltiple del arco.

106
Teniendo en cuenta lo dicho, podemos disponer unas piezas en forma de “U” a
lrededor de la zona del arco, Figura 11.14.

Figura 11.14. Cámaras desionizadoras para la extinción del arco

La intensidad del arco origina un campo magnético en su entorno que es desfor-


mado por las piezas en “U”, comprimiéndose frente al arco en la parte abierta
de la U y por tanto impulsándolo hacia el exterior de dichas piezas, Figura
11.14.
Para la subdivisión del arco se emplean piezas metálicas colocadas en el cami-
no de expansión del arco Figura 11.15, de manera que el arco principal al llegar
a ellas en su expansión se divide en otros más pequeños.
Este sistema tiene la gran ventaja de que solo funciona con intensidades supe-
riores a la nominal del contactor, por lo que, en las conexiones normales, el arco
se extingue por elongación normal y el material desprendido de los contactos es
recuperado por uno de ellos.

Figura 11.15. Cámaras desionizadoras para la extinción del arco por subdivisión

11.7. CLASIFICACIÓN DE LOS CONTACTORES

Los contactores son aparatos robustos que pueden ser sometidos a exigentes
cadencias de maniobras con distintos tipos de cargas. La norma IEC 947-4 de-
fine distintos tipos de categorías de empleo que fijan los valores de la corriente
a establecer o cortar mediante contactores.
Citaremos solamente las categorías para circuitos de potencia con cargas en C.A.,
sabiendo que existen categorías similares para CC y circuitos de control en CA y CC.

107
Categoría AC1

Se aplica a todos los aparatos de utilización en corriente alterna (receptores),


cuyo factor de potencia es al menos igual a 0,95 (cos φ > 0,95).
Ejemplos: calefacción, distribución, iluminación.

Categoría AC2

Se refiere al arranque, al frenado en contracorriente y a la marcha por impulso


de los motores de anillos.
Al cierre, el contactor establece la intensidad de arranque del orden de 2,5 ve-
ces la intensidad nominal del motor.
A la apertura el contactor debe cortar la intensidad de arranque con una tensión
menor o igual a la tensión de la red.
Ejemplos: Puentes grúa, grúas pórtico con motores de rotor bobinado.

Categoría AC3

Se refiere a los motores de jaula, y el corte se realiza a motor lanzado.


Al cierre, el contactor establece la intensidad de arranque con 5 a 7 veces la
intensidad nominal del motor.
A la apertura, corta la intensidad nominal absorbida por el motor. En este mo-
mento la tensión en los bornes de sus polos es del orden del 20% de la tensión
de la red, por lo que el corte es fácil.
Ejemplos: Todos los motores de jaula, ascensores, escaleras mecánicas, com-
presores, bombas, ventiladores, etc.

Categoría AC4

Esta categoría se refiere a las aplicaciones con frenado a contracorriente y


marcha por impulso utilizando motores de jaula o de anillos.
El contactor se cierra con un pico de corriente que puede alcanzar 5, incluso 7
veces, la intensidad nominal del motor.
La tensión puede ser igual a la de la red. El corte es severo.
Ejemplos: metalurgia, elevación, ascensores, etc.
La tabla siguiente resume lo dicho anteriormente:

108
Cada carga tiene sus propias características, y en la elección del aparato de
conmutación (contactor) deberán ser consideradas.
Es importante no confundir la corriente de empleo In con la corriente térmica Ith.

 In: Es la corriente que un contactor puede operar y está definida para la


tensión nominal, la categoría de empleo (AC1, AC3,...) y la temperatura
ambiente.
 Ith: Es la corriente que el contactor puede soportar en condición cerra-
do por un mínimo de horas, sin que su temperatura exceda los límites
dados por las normas.

11.8. ESQUEMAS

Debido a la gran complejidad alcanzada en automatismo, se impone la necesi-


dad de esquemas claros y con gran sencillez de interpretación, donde impera el
“esquema funcional”. Para hacer un esquema funcional hay que tener en cuenta
los siguientes puntos:

 Prescindir de la posición física o real que tienen los elementos en su


lugar de fijación.
 Se considera solo la función que tiene en el circuito del cual forman parte.
 Dos o más líneas horizontales y paralelas representarán la alimentación
común a varios circuitos.
 Las líneas verticales representarán, cada una o varias, a un circuito
completo.

109
 Los elementos pertenecientes a un mismo aparato (bobina, contacto,
etc.), serán afectados por la misma sigla.
 Todos los elementos precedidos de la misma sigla cambian de posición
a la vez.
 Los contactos deben moverse todos en el mismo sentido (de izquierda
a derecha).
 Los circuitos se representan en reposo o sin tensión, salvo en casos
especiales.
 El esquema funcional no comprende habitualmente el circuito de po-
tencia y medida, aunque pueden representarse ambos a la vez, conjun-
tamente con el funcional.

11.9. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Analizar todas las parte de un contactor y desmontarlo si es posible para


observar las partes internas.
2. Montar el contactor nuevamente haciendo una memoria de sus caracte-
rísticas técnicas, incluyendo en dicha memoria, los croquis necesarios
para hacer más fácil la exposición.

110
TEMA 12
MOTORES ASÍNCRONOS TRIFÁSICOS

Figura 12.0. Diferentes tipos de motores asíncronos de aluminio. (Cortesía de ABB)

Introducción

Por su gran utilidad, merece especial atención el motor asíncrono. Es un motor


de sencilla construcción y fácil puesta en marcha, muy adecuado en aplicacio-
nes donde se necesite una velocidad sensiblemente constante.

Contenido Objetivos

El motor asíncrono trifásico. Estudio del motor asíncrono y


Conexiones del bobinado esta- sus características.
tórico. Conocer el comportamiento en
Tensiones de funcionamiento. el arranque del motor asíncrono.
Rotor del motor asíncrono.
Deslizamiento.
Arranque del motor.
Marcha normal o plena carga.
Par-velocidad e intensidad-ve-
locidad.
Características de la máquina
a accionar.
Sistemas de arranque.
Prácticas a realizar.

111
12.1. EL MOTOR ASÍNCRONO TRIFÁSICO

Es el más sencillos y robustos de los motores eléctricos. El rotor está formado por
chapas magnéticas en las que se han troquelado las ranuras, que en el caso de los
motores de rotor en cortocircuito, se han rellenado con aluminio fundido y cerra-
das en ambos extremos por un anillo del mismo material, como se observa en la
Figura 12.1.

Figura 12.1. Rotor en cortocircuito o jaula de ardilla

El conjunto es similar a una jaula de ardilla y por eso se le denomina también


motor de jaula de ardilla.
Su estator está constituido por tres devanados idénticos desfasados 120°
eléctricos, Figura 12.2. La conexión de estos devanados a una red trifási-
ca, hace posible la creación de un campo magnético giratorio, cuya velo-
cidad, (denominada velocidad de sincronismo) se calcula por la siguiente
relación:

Donde:

 n1 Velocidad del campo magnético en r.p.m.


 f1 Frecuencia de la red de alimentación en ciclos/seg.
 p nº de pares de polos de la máquina.

El rotor trata de seguir a este campo, girando más despacio, la diferencia


de velocidades se denomina deslizamiento. Un deslizamiento normal ronda
el 5%.

112
12.2. CONEXIONES DEL BOBINADO ESTATÓRICO

Cuando se hace el bobinado de un motor asíncrono trifásico se sacan seis con-


ductores como se observa en Figura 12.2, correspondientes a los tres principios
y a los tres finales.

Figura 12.2. Terminales del bobinado de un motor asíncrono trifásico

La conexión de los tres devanadas puede hacerse de dos formas, estrella o triangulo.

12.2.1. Conexión estrella

Consiste en unir los tres finales de los devanados y aplicar tensión a los tres
principios, como se observa en la Figura 12.3.
La relación entre las magnitudes de la conexión en estrella son las siguientes:

Figura 12.3. Conexión en estrella de un Figura 12.4. Conexión en estrella de un motor


motor asíncrono trifásico asíncrono trifásico y sus magnitudes

113
Tensiones:

Intensidades:

Potencia aparente:

Potencia activa:

Resistencias:

114
12.2.2. Conexión triángulo

Consiste en conectar el final de un devanado al principio del siguiente, y apli-


cando tensión a las uniones realizadas, como se observa en la Figura 12.5.

Figura 12.5. Conexión en triangulo Figura 12.6. Conexión en triángulo de un motor


de un motor asíncrono trifásico asíncrono trifásico y sus magnitudes

La relación entre las magnitudes de la conexión en triangulo son las siguientes:

Tensiones:

Intensidades:

Potencia aparente:

115
Potencia activa:

Resistencias:

12.3. TENSIONES DE FUNCIONAMIENTO

El motor asíncrono trifásico admite dos tensiones para su funcionamiento de


acuerdo con las relaciones anteriores. Así el motor funcionará conectado en es-
trella con una tensión √3 veces mayor que para la conexión en triangulo, como
puede observarse en la siguiente tabla.

Conexión
220 380 440 500 660
estrella
Conexión
127 220 254 288 380
triángulo

En la actualidad los motores utilizados suelen ser de relaciones 230/400 y


380/660 V. La tensión mayor corresponde a la conexión estrella.

12.4. ROTOR DEL MOTOR ASÍNCRONO

Figura 12.7. Aspecto comercial de una placa de bornes conectadas en triángulo

116
Está constituido por un paquete de chapas magnéticas, en el que se han hecho
una serie de ranuras para introducir el bobinado secundario o inducido. Depen-
diendo de la forma como se haga el bobinado del rotor, se obtienen dos tipos
de motores:

a) De rotor en cortocircuito o jaula de ardilla, en este tipo de motor las


ranuras suelen estar llenas de aluminio fundido, y cerradas en ambos
extremos por un anillo del mismo material, de ahí su apodo de jaula de
ardilla, como puede observarse en las Figuras 12.8.

b) De rotor bobinado o de anillos, el arrollamiento del rotor se encuentra


bobinado de forma similar al estator, conectándose los extremos del mis-
mo a tres anillos sobre los que frotan las escobillas. Con esta disposición
es posible intercalar resistencias en serie con los devanados del rotor, lo
que permite regular el par motor y la intensidad en el arranque.

12.5. DESLIZAMIENTO

Si f1, es la frecuencia de la red de alimentación del motor y éste tiene “p” pares
de polos, la velocidad del campo magnético giratorio se calcula, como vimos
en páginas anteriores, por medio de la siguiente relación:

Figura 12.8. Rotor en cortocircuito del motor asíncrono

Si el rotor, en ciertas condiciones de carga gira a una velocidad n2, menor que
n1, se tendrá que la velocidad relativa del campo magnético giratorio respecto
al rotor será la diferencia entre ambas velocidades. La diferencia (n1 - n2) se
denomina velocidad de deslizamiento.
Por tanto se llama deslizamiento a la fracción de revolución que el rotor pierde
en cada vuelta del campo magnético giratorio, es decir:

n1  n2 0 n n
S ó S 0  100 1 2
n1 n1

117
El rotor gira a una velocidad dada por:

n2  1  S .n1

En cuanto a la tensión inducida en los conductores del rotor, todo ocurre como
si el rotor estuviese parado y bajo la acción de un campo magnético giratorio
con “p” pares de polos, y que gira con una velocidad de deslizamiento (n1-n2).
De todo ello resulta que la frecuencia de las corrientes inducidas, f2 no es igual
a la de la red de alimentación f1 y que se determina por la siguiente expresión:

Teniendo en cuenta que:

También puede escribirse: f 2  f1.S

Luego f2, es proporcional a f1 y al deslizamiento.

12.6. ARRANQUE DEL MOTOR

El motor de rotor en cortocircuito presenta un gran inconveniente, de orden


eléctrica, en el instante de su conexión a red.
Al encontrarse el rotor parado (n2=0), el deslizamiento es igual a la unidad,
por lo que la velocidad del campo magnético giratorio n1, viene a constituir la
velocidad con que son cortados los conductores del rotor.
La tensión inducida en ese instante es elevada, lo que da lugar a una co-
rriente rotórica intensa que por reacción, motiva que el estator absorba una
corriente elevada de la red. En este instante, el motor, funciona como un
transformador en el que su secundario es el rotor momentáneamente fijo, y
en cortocircuito.
En la práctica, si el motor se hace arrancar, conectándolo directamente a
la red, absorbe una corriente elevada, denominada punta de arranque. Esta
corriente no perjudicará al motor, pero si puede causar perturbaciones im-
portantes en la línea. Además la máquina accionada por el motor se vería en
la mayoría de los casos, sometida a fuertes choques.
Es por tanto necesario efectuar el arranque del motor a tensión reducida, consi-
guiéndose de esta forma reducir la intensidad absorbida en la misma proporción.

118
12.7. MARCHA NORMAL O PLENA CARGA

Cuando el motor está sometido a potencia nominal, los conductores del rotor
deben ser recorridos por una corriente de intensidad suficiente para crear el
momento de rotación o par correspondiente. Esto exige que aumente el desliza-
miento S, o lo que es igual, que disminuya la velocidad n2 del rotor, a fin de que
se genere una mayor fuerza electromotriz en el mismo.
Como ya hemos visto, esta velocidad n2 del rotor, viene dada por:

n2  n1.( 1  S )
El deslizamiento es proporcional a la carga aplicada, o lo que es lo mismo, al
par motor, de forma que al aumentar la carga o par resistente aumenta el des-
lizamiento, hasta que el motor desarrolla el par nominal o de plena carga. El
deslizamiento suele oscilar entre el 2 y el 5%.
Se observa, que al ir sometiendo el motor a cargas progresivamente mayores,
va perdiendo velocidad, aunque si el valor de sobrecarga es muy elevado, llega
un momento en que el motor no puede producir el momento de rotación o par
suficiente para soportarlo, parándose el rotor y quedando el motor en cortocir-
cuito o en las mismas condiciones iniciales del arranque.

12.8. PAR-VELOCIDAD E INTENSIDAD-VELOCIDAD

La proporción entre el deslizamiento y la carga aplicada no se mantiene de for-


ma indefinida, puesto que al ir aumentando el par resistente y consecuentemen-
te el par motor, se llega a un punto en que este último toma un valor máximo,
rebasado el cual, el par motor disminuye aunque aumente el deslizamiento.

CV KW V ρ cos φ I220 I380 Ia/In Cs/Cn

1 0’75 690 67 0’61 4’8 2’8 4’5 1’8


30 22 720 89 0’75 87 50 4’5 1’6
2 1’5 930 75 0’74 7’1 4’1 5’5 1’8
20 15 960 89 0’80 69 40 6 2
4 3 1410 82 0’84 11’5 6’6 5’3 2’21
10 7’5 1440 81’4 0’87 27 15’6 6’2 1’9
3 2’2 2850 82 0’9 7’8 4’5 6’1 2’2
15 11 2900 86 0’91 36 21 7 2
Tabla 1. Valores para motores asíncronos de rotor en cortocircuito o jaula de ardilla.

119
Se denomina momento de rotación máximo de un motor asíncrono al mayor de los
valores que puede producir, cuando se produce el par máximo y velocidad crítica.
Un motor asíncrono es estable desde la velocidad de vació hasta la velocidad
crítica, mientras que es inestable a velocidades menores.
En líneas generales, en un motor normal de jaula de ardilla, el par máximo es
de 2 a 3 veces el par nominal (Cm = 2 a 3 Cn), mientras que el par de arranque
oscila entre 1’2 y 2’8 veces el par nominal (Ca = 1’2 y 2’8 Cn).
Por lo que respecta a la intensidad de arranque su valor oscila entre 3’5 a 7 ve-
ces la intensidad nominal (Ia = 3’5 a 7 In). Como ejemplo pueden observarse los
valores reflejados en la Tabla 1.
El motor asíncrono de rotor en cortocircuito presenta frente a su sencillez me-
cánica y eléctrica, dos inconvenientes; su excesiva intensidad en el arranque y
un par de arranque relativamente bajo.
El valor del momento de rotación depende en gran medida de la resistencia rotórica,
de tal forma, que a mayor resistencia, mayor deslizamiento del rotor para producir
un momento de rotación determinado.

Figura.12.9. Aspecto interior del motor asíncrono trifásico de jaula de ardilla

Con objeto de reducir la intensidad de arranque, sin perjudicar en mucho el par


de arranque, puede aumentarse la resistencia del rotor o bien reducir la tensión
aplicada al estator del motor.
El problema, o sea, resistencia elevada en el arranque y reducida con el motor en
marcha, no es pasible solucionarlo con un motor de jaula de ardilla ya construido.
No obstante, existe la posibilidad de adoptar construcciones especiales para el
rotor, dotándolo de una doble jaula formada por dos conjuntos de barras concén-
tricas de distinta resistencia, tal como puede observarse en la Figura 12.10.

120
La jaula (A), presenta una elevada resistencia y
una baja reactancia, mientras que la (B), tiene una
baja resistencia y una elevada reactancia.
En el instante del arranque la frecuencia de la co-
rriente rotórica coincide con la de la línea (f2=f1) por
lo que la mayor parte de aquella pasa a través de la
jaula exterior de baja reactancia.
A medida que el motor va acelerando, disminuye
f2 y la reactancia de la jaula interior se hace menos
efectiva, de tal forma que una parte cada vez mayor,
de la corriente circula por la jaula interior.
En la Figura 12.11, la característica A corresponde a un Figura.12.10. Rotor de doble
motor de jaula de ardilla normal, con el que se obtie- jaula de un motor asíncrono
ne un par de arranque relativamente bajo (Ca = 1’5 Cn), trifásico
mientras que el par máximo es elevado (Cm = 2’2 Cn).

Figura.12.11. Características par- Figura.12.12. Características


velocidad para motores de jaula de intensidad-velocidad para motores de
ardilla normal y doble jaula de ardilla normal y doble

La característica B corresponde a un motor de doble jaula, consiguiéndose un


par de arranque más elevado que en el motor de jaula simple (Ca = 2’57 Cn),
mientras que el par máximo es algo menor que en aquél (Cm = 2 Cn).
En la Figura 12.12, la característica A corresponde a un motor de jaula de ardi-
lla simple, obteniéndose en el instante del arranque una intensidad de (Ia=5’6
In). La característica B corresponde a un motor de doble jaula, siendo su inten-
sidad de arranque ligeramente menor que en el caso anterior (Ia=5’4 In).

121
12.9. CARACTERÍSTICAS DE LA MÁQUINA A ACCIONAR

Al proyectar una máquina con accionamiento eléctrico hay que adaptar el mo-
tor a las características del equipo que debe accionar. Por tanto hemos de cono-
cer con el mayor detalle posible el comportamiento de la máquina.
La máquina accionada opone al motor un momento de carga o par resistente.
En gran número de máquinas varía el par resistente durante el arranque y, por
tanto, su valor está en función del número de revoluciones. Con respecto a este
comportamiento de la velocidad momentánea se clasifican las máquinas de tra-
bajo en cuatro grupos.

 El momento de carga permanece constante en toda la gama de re-


voluciones. Tal es el caso de grúas, ascensores, funiculares, mecanis-
mos de elevación, cabrestantes, bombas de embolo, etc.
 El momento de carga aumenta de forma lineal con el número de
revoluciones. El caso de calandras y, en general, aquellas máquinas que
sirven para el alisado y satinado de tejidos y papel.
 El momento de carga aumenta de modo cuadrático con el número
de revoluciones. Puede ser el caso de ventiladores, máquinas centrifu-
gas, mezcladoras, bombas centrifugas y en general toda máquina con
efecto centrifugo.
 El momento de carga disminuye al aumentar la velocidad. Tal es el
caso de máquinas mondadoras en redondo, máquinas para el desenro-
llado de papel, etc.

MOTORES DE CORRIENTE ALTERNA

Constante máxima de
proporcionalidad entre la
Potencia nominal del motor
intensidad de la corriente de
arranque y la de plena carga

De 0’75 kW a 1’5 kW 4’5

De 1’5 kW a 5’0 kW 3’0

De 5’0 kW a 15’0 kW 2’0

De más de 15’0 kW 1’5

122
Para la selección del motor y de su sistema de arranque es suficiente tener pre-
sente los tres puntos siguientes:

1. El par motor debe hallarse durante el arranque con un valor por encima
del momento de carga.
2. A fin de no someter la máquina a esfuerzos mecánicos excesivos, como
podría ocurrir en arranque de máquinas en vacío o a baja carga, que
podrían dañar sus dispositivos o elementos delicados, no debe ser de-
masiado elevado el par de arranque del motor.
3. En consideración a la carga de la red, la relación entre la intensidad de
arranque y la nominal, no debe sobrepasar, en principio, los valores
indicados en el apartado 6 de ITC-BT-47 del Reglamento Electrotéc-
nico para Baja Tensión.

Como resumen, hemos de decir que para elegir el motor adecuado a una má-
quina, es necesario en principio conocer las características de ésta y su par
resistente fundamentalmente.

12.10. SISTEMAS DE ARRANQUE

Como ya hemos estudiado en el apartado de “par-velocidad e intensidad-velo-


cidad”, no existe razón alguna para que un motor de jaula de ardilla, no pueda
arrancar, conectándolo directamente a red.
Pero debido a las perturbaciones que provocaría en la red de alimentación, así como
el gran choque a que podría dar lugar en la máquina a accionar, en el momento del
arranque. Es por ello, que en muchos casos se recurre a sistemas de arranque que
reduzcan la intensidad absorbida o el par en el momento del arranque.
Por tanto, los dispositivos de arranque se eligen teniendo debidamente en cuen-
ta las exigencias de la carga, ya que los periodos de aceleración excesivamente
largos tienden a ocasionar un calentamiento del motor, en especial cuando se
repiten con gran frecuencia.

En términos generales, los sistemas de arranque conocidos tienden a:

 Aplicar una tensión menor que la nominal al bobinado estatórico.


 Aumentar la resistencia del circuito rotórico.

Los sistemas de arranque empleados para motores asíncronos se clasifican en:

Motores de rotor en cortocircuito o jaula de ardilla.

 Arranque directo a plena tensión.


 Arranque por conmutación estrella-triángulo.

123
 Arranque por resistencias estatóricas.
 Arranque por acoplamiento estrella-resistencias-triángulo.
 Arranque por autotransformador.

Motores de rotor bobinado

1. Arranque por resistencias rotóricas.

12.11. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Hacer una tabla con el resumen de los datos más relevantes del tema.
2. Buscar en la Web, y ampliar los conocimientos sobre motores y de los
diferentes tipos de arranques.

124
TEMA 13
CONTACTOR ACCIONADO POR CONTACTO
PERMANENTE

Introducción

Puesta en marcha del motor trifásico mediante una señal de contacto perma-
nente, que puede corresponder a un interruptor de accionamiento manual, a
los contactos de un presostato, termostato, final de carrera o cualquier otro ele-
mento cuya acción determine el cierre de un contacto, para a su vez poner en
funcionamiento un contactor que de paso de corriente a un motor.

Contenido Objetivos

Funcionamiento del contactor. Iniciación al automatismo in-


Ciclo de funcionamiento. dustrial.
Tabla de la verdad. Observar el comportamiento
Materiales necesarios. del contactor y sus diferentes
Prácticas a realizar. partes.

125
13.1. FUNCIONAMIENTO DEL CONTACTOR

Al cerrar el circuito de la bobina, ésta crea un campo magnético que provoca el


desplazamiento de los contactos del contactor, abriéndose unos y cerrándose otros.
El desplazamiento de los contactos se aprovecha para realizar las diferentes
conexiones, como veremos en lo sucesivo.

13.2. CICLO DE FUNCIONAMIENTO

Fase 1, Al cerrar el interruptor “S1” llega tensión a la bobina “KM1” y se cierran


los contactos de KM1 poniendo bajo tensión el motor “M1”, que gira en el senti-
do previsto. Su funcionamiento lo indica la lámpara de señalización “H1”.

Fase 2, Cuando el contacto de accionamiento “S1” cese en su acción cortará


la alimentación de la bobina, abriendo los contactos que permanecían cerrados
del contactor KM1, se para el motor y deja de lucir la lámpara H1. Como con-
secuencia de la vuelta a posición de reposo del contactor KM1, se han cerrado
sus “contactos auxiliares normalmente cerrados” y como tenemos una lámpara
indicadora “H2” conectada a través de estos contactos, lucirá indicando el paro
del motor.

13.3. TABLA DE LA VERDAD

En ella se representan las posiciones de los componentes en cada una de las


fases de funcionamiento de forma sencilla.
Los componentes activos tales como bobinas de contactores, relés de tiempo y
lámparas de señalización, se indica con cero (0) su estado de reposo y con uno
(1) cuando están bajo tensión o accionados.
Se indica así mismo con uno la actuación por sobrecarga de los relés térmicos
de protección. En los pulsadores y selectores se indica con cero su reposo y con
uno su accionamiento.

Componentes Fase 1 Fase 2


S1 1 0
KM1 1 0
H1 1 0
H2 0 1
M1 1 0

Figura 13.1. Tabla de la verdad

126
13.4. MATERIALES NECESARIOS

Todos los materiales serán de características adecuadas a la tensión a emplear,


tanto en el circuito de mando como en el circuito de potencia. Un contactor
tripolar, con contactos auxiliares necesarios para las maniobras a realizar con el
motor de potencia 736 W y 230/400 V.

 Un motor trifásico asíncrono de potencia y tensión determinadas, si es


posible de 1 CV y 230/400 V.
 Un interruptor unipolar 10 A.
 Dos lámparas de señalización o leed, adecuados a la tensión del circuito
de mando.
 Panel de montaje y accesorios de anclaje.
 Conductores para hacer las conexiones.

13.5. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Montar el circuito como muestran los esquemas y comprobar su fun-


cionamiento.
2. Completar la ficha del análisis del circuito, teniendo en cuenta que las
cifras a que hacen referencia las uniones o cortes propuestos, son las
que aparecen en el esquema funcional A). Cada propuesta una vez com-
probada, es necesario quitarla antes de hacer la siguiente.
3. Completa el resto de apartados de la ficha análisis.
4. Hacer una relación de materiales necesarios para montar el circuito pro-
puesto, indicando modelos, características eléctricas y precios, con la
ayuda de catálogos comerciales.

127
128
TEMA 14
CONTACTOR Y GUARDAMOTOR

Figura 14.0. Aspecto


comercial del relé térmico.
(Cortesía de telemecánica)

Introducción

Los motores trifásicos corren el peligro de quemarse, si por alguna razón, falta
tensión en una de sus fases o conductores de alimentación.
Para evitar estos problemas, se montan en sus circuitos unos relés de protección
que detectan las elevaciones de intensidad mantenidas durante un tiempo exce-
sivo, son los guarda motores.

Contenido Objetivos

El relé térmico. 


Conocer la necesidad de pro-
Contactor guarda-motor. teger a los motores trifásicos.
Ciclo de funcionamiento. 
Estudiar el principio de fun-
Tabla de la verdad. cionamiento del relé térmico.
Materiales necesarios. 
Observar el comportamiento
Prácticas a realizar. del relé térmico en asociado
con el contactor.

129
14.1. EL RELÉ TÉRMICO

Tiene como función la protección de motores. Para ello controla la intensidad


absorbida y actúa al aumentar ésta excesivamente, desconectando el contactor
al que va acoplado y provocando la parada del motor. Según el porcentaje de la
sobrecarga, la actuación del relé es más o menos rápida.
El relé térmico esta constituido por tres láminas bimétalicas, con distinto coefi-
ciente de dilatación, como puede ser, hierro-níquel. Sobre estas láminas va su-
perpuesta una capa de amianto, en la que se devana una bobina con pocas espi-
ras y baja resistencia Figura 14.1.

Figura 14.1. Lámina bimetálica

Las bobinas van conectadas en serie con el circuito del motor, de forma que la
temperatura alcanzada por las láminas sea proporcional a la intensidad absorbida
por el motor.
Cuando el motor a proteger es de potencia elevada, se intercalan transformado-
res de intensidad entre la línea del motor y las bobinas de los bimetales.
La desconexión del contactor se produce como consecuencia de que una o más
láminas, sean recorridas por una intensidad superior a la nominal, y como con-
secuencia éstas se curvan, y al ir unidas mecánicamente a un conmutador, que
es accionado por ese movimiento, como puede observarse en la Figura 14.2.,
que abre el circuito de la bobina del contactor y señaliza la desconexión. El
rearme del relé puede ser manual o automático.

Figura 14.2. Detalle esquemático de la unión mecánica de láminas bimetálicas y contactos

130
El relé térmico debe reunir tres condiciones:

1. Soportará el arranque del motor en condiciones normales, o sea que el


paso de la corriente de arranque durante un tiempo razonable, no accio-
nará el relé.
2. Permitirá el paso de la intensidad nominal del motor indefinida-
mente.
3. Actuará bajo cualquier sobrecarga mantenida, antes del tiempo conside-
rado peligroso para el motor.

14.2. CONTACTOR GUARDAMOTOR

Se denomina de esta forma a la combinación de un relé térmico con un contac-


tor, como muestra el esquema principal del tema.

14.3. CICLO DE FUNCIONAMIENTO

Fase 1, al pulsar “S1” llega tensión a la bobina “KM1” y se cierran los


contactos de KM1 poniendo bajo tensión el motor “M1”, que gira en
el sentido previsto. Su funcionamiento lo indica la lámpara de señali-
zación “H1”. El funcionamiento de M1, se mantiene mientras se pulsa
“S1”.

Fase 2, cuando por algún motivo falta corriente en una de las fases de alimen-
tación del motor, actuará el relé térmico desconectando el contacto “KM1”,
acción que señaliza “H2”.

Fase 3, si todo funciona correctamente no se producirá la situación de la


fase 2 y el motor “M1” continuará funcionando hasta que se deje de presio-
nar el pulsador “S1”, pasando todos los elementos del circuito a posición
de reposo.

14.4. TABLA DE LA VERDAD

En ella se representan las posiciones de los componentes en cada una de las


fases de funcionamiento de forma sencilla.
Los componentes activos tales como bobinas de contactores, relés de tiempo y
lámparas de señalización, se indica con cero (0) su estado de reposo y con uno
(1) cuando están bajo tensión o accionados.
Se indica así mismo con uno la actuación por sobrecarga de los relés térmicos
de protección. En los pulsadores y selectores se indica con cero su reposo y con
uno su accionamiento.

131
Componentes Fase 1 Fase 2 Fase 3
S1 1 1 0
F3 0 1 0
KM1 1 0 0
H1 1 0 0
H2 0 1 0
M1 1 0 0

Figura 14.3.Tabla de la verdad.

14.5. MATERIALES NECESARIOS

Todos los materiales serán de características adecuadas a la tensión a emplear,


tanto en el circuito de mando como en el circuito de potencia.

 Un interruptor tripolar para 230V, 10A.


 Un contactor tripolar, con contactos auxiliares necesarios para las ma-
niobras a realizar.
 Un relé térmico adecuado para la potencia del motor a emplear.
 Un motor trifásico asíncrono de potencia y tensión determinadas, si es
posible de 1 CV y 230/400 V.
 Un pulsador de marcha (NA), 10A.
 Dos lámparas de señalización o leed, adecuados a la tensión del circuito
de mando.
 Panel de montaje y accesorios de anclaje.
 Conductores para hacer las conexiones.

14.6. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Montar el circuito como muestran los esquemas y comprobar su fun-


cionamiento.
2. Completar la ficha del análisis del circuito, teniendo en cuenta que las
cifras a que hacen referencia las uniones o cortes propuestos, son las
que aparecen en el esquema funcional A y B. Cada propuesta una vez
comprobada, es necesario quitarla antes de hacer la siguiente.
3. Completa el resto de apartados de la ficha análisis.
4. Hacer una relación de materiales necesarios para montar el circuito pro-
puesto, indicando modelos, características eléctricas y precios, con la
ayuda de catálogos comerciales.

132
133
TEMA 15
MOTOR ASÍNCRONO TRIFÁSICO. MANDO
POR IMPULSOS CON MANTENIMIENTO

Introducción

Puesta en marcha del motor trifásico mediante una señal de contacto puntual,
que puede corresponder a un pulsador normalmente abierto, a los contactos de
un detector de presencia, a una barrera fotoeléctrica o a cualquier otro elemento
cuya acción determine el cierre de un contacto durante décimas de segundo y
desconexión inmediata, para a su vez poner en funcionamiento un contactor
que de paso de corriente al motor.

Contenidos Objetivos

Importancia del mando por Conocer la importancia de la


impulso con mantenimiento. autoalimentación en el auto-
Ciclo de funcionamiento. matismo industrial con con-
Tabla de la verdad. tactores.
Materiales necesarios.
Prácticas a realizar.

135
15.1. IMPORTANCIA DEL MANDO POR IMPULSOS CON
MANTENIMIENTO

Tiene gran importancia en el mundo del automatismo, el mando por impulso con
mantenimiento, ya que esto nos permite accionar un circuito con múltiples tipos de
sensores que nos permiten dar un impulso de corriente durante un breve espacio de
tiempo, sin necesidad de la presencia humana, lo que nos lleva a la automatización
eléctrica. Ejemplo: Una máquina que cambia de sentido una vez que ha hecho un
recorrido determinado, un ascensor, una electrobomba, etc.
En estos tipos de circuitos es adecuado utilizar el rearme automático del relé térmico,
teniendo en cuenta que aunque se cierre el contacto del relé, está abierto el contacto
auxiliar de “KM1”, y no puede ponerse en marcha el motor hasta que se pulse
de nuevo el pulsador “S2”.

15.2. CICLO DE FUNCIONAMIENTO

Fase 1, al pulsar “S2” llega tensión a la bobina “KM1” y se cierran los contactos
auxiliares y principales de KM1, poniendo bajo tensión el motor “M1”, que gira
en el sentido previsto. El contacto auxiliar 13-14, mantiene el paso de corriente a
la bobina aunque se deje de pulsar “S2”, manteniendo de esta forma activado el
contactor KM1. Su funcionamiento lo indica la lámpara de señalización “H1”. El
funcionamiento de M1, se mantiene siempre que no pulsemos “S1”.

Fase 2, cuando por algún motivo falta corriente en una de las fases de alimen-
tación del motor, actuará el relé térmico desconectando el contacto “KM1”,
acción que señaliza “H2”.

Fase 3, si todo funciona correctamente, no se producirá la situación de la fase 2


y el motor “M1” continuará funcionando hasta que se presione el pulsador “S1”,
pasando todos los elementos del circuito a posición de reposo por tiempo indefi-
nido.

15.3. TABLA DE LA VERDAD

En ella se representan las posiciones de los componentes en cada una de las


fases de funcionamiento de forma sencilla.
Los componentes activos tales como bobinas de contactores, relés de tiempo y
lámparas de señalización, se indica con cero (0) su estado de reposo y con uno
(1) cuando están bajo tensión o accionados.
Se indica así mismo con uno la actuación por sobrecarga de los relés térmicos
de protección. En los pulsadores y selectores se indica con cero su reposo y con
uno su accionamiento.

136
Componentes Fase 1 Fase 2 Fase 3
S1 0 0 1
S2 1 0 0
F3 0 1 0
KM1 1 0 0
H1 1 0 0
H2 0 1 0
M1 1 0 0

Figura 15.1.Tabla de la verdad

15.4. MATERIALES NECESARIOS

Todos los materiales serán de características adecuadas a la tensión a emplear,


tanto en el circuito de mando como en el circuito de potencia.

 Un interruptor tripolar para 230V, 10A.


 Un contactor tripolar, con contactos auxiliares necesarios para las ma-
niobras a realizar. Potencia 736 W y 400 V.
 Un motor trifásico asíncrono de potencia y tensión determinadas, si es
posible de 1 CV y 400 V.
 Un pulsador normalmente abierto (NA) de 10 A.
 Un pulsador normalmente cerrado (NC) de 10 A.
 Un relé térmico adecuado para la potencia del motor a emplear.
 Dos lámparas de señalización o leed, adecuados a la tensión del circuito
de mando.
 Panel de montaje y accesorios de anclaje.
 Conductores para hacer las conexiones.

15.5. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Montar el circuito como muestran los esquemas funcionales y compro-


bar su funcionamiento.
2. Completar la ficha del análisis del circuito, teniendo en cuenta que las
cifras a que hacen referencia las uniones o cortes propuestos, son las
que aparecen en el esquema funcional A) y B). Cada propuesta una vez
comprobada, es necesario quitarla antes de hacer la siguiente.
3. Completa el resto de apartados de la ficha análisis.
4. Hacer una relación de materiales necesarios para montar el circuito pro-
puesto, indicando modelos, características eléctricas y precios, con la
ayuda de catálogos comerciales.

137
138
TEMA 16
MOTOR ASÍNCRONO TRIFÁSICO. MANDO
POR IMPULSOS CON MANTENIMIENTO
DESDE DOS PUNTOS

Introducción

Puesta en marcha del motor trifásico mediante el cierre de un contactor, siendo


este accionamiento desde dos o más puntos. El paro puede hacerse igualmente
desde uno, dos o más pulsadores o elementos de desconexión.

Contenidos Objetivos

Importancia del mando por Conocer la importancia de la


impulso con mantenimiento autoalimentación en el auto-
desde varios puntos. matismo industrial con con-
Ciclo de funcionamiento. tactores y las posibles combi-
Tabla de la verdad. naciones de pulsadores.
Materiales necesarios.
Prácticas a realizar.

139
16.1. IMPORTANCIA DEL MANDO POR IMPULSOS CON
MANTENIMIENTO DESDE VARIOS PUNTOS

Tiene gran importancia en el mundo del automatismo, el mando por impulso con
mantenimiento desde varios puntos, ya que esto nos permite accionar un circuito
con múltiples tipos de sensores que nos permiten dar un impulso de corriente
durante un breve espacio de tiempo, sin necesidad de la presencia humana, lo que
nos lleva a la automatización eléctrica.

Ejemplo: Una máquina que cambia de sentido una vez que ha hecho un recorrido de-
terminado, un ascensor, una cinta transportadora, etc., que por diversas circunstancias
es necesario ponerlos en funcionamiento o pararlos desde diversos puntos.

En estos tipos de circuitos es adecuado utilizar el rearme automático del relé térmico,
teniendo en cuenta que aunque se cierre el contacto del relé, está abierto el contacto
auxiliar de “KM1”, y no puede ponerse en marcha el motor hasta que se active
uno de los pulsadores de marcha.

16.2. CICLO DE FUNCIONAMIENTO

Fase 1, al pulsar “S3” llega tensión a la bobina “KM1” y se cierran los contactos
auxiliares y principales de KM1 poniendo bajo tensión el motor “M1”, que gira
en el sentido previsto. El contacto auxiliar 13-14, mantiene el paso de corriente
a la bobina aunque se deje de pulsar “S3”, manteniendo de esta forma activado
el contactor KM1. Su funcionamiento lo indica la lámpara de señalización “H1”.

Fase 2, si pulsamos “S1” o “S2”, se abre el circuito de mando, quedando sin


tensión la bobina de KM1 y dejando de funcionar “M1” y por tanto no luce H1.

Fase 3, si en lugar de pulsar “S3”, pulsamos “S4”, se repiten los mismos pasos
de la fase 1, llega tensión a la bobina “KM1” y se cierran los contactos auxiliares
y principales de KM1, poniendo bajo tensión el motor “M1”, que gira en el senti-
do previsto. El contacto auxiliar 13-14, mantiene el paso de corriente a la bobina
aunque se deje de pulsar “S4”, manteniendo de esta forma activado el contactor
KM1. Su funcionamiento lo indica la lámpara de señalización “H1”.

Fase 4, cuando por algún motivo falta corriente en una de las fases de alimentación del mo-
tor, actuará el relé térmico desconectando el contacto “KM1”, acción que señaliza “H2”.

Fase 5, si todo funciona correctamente, no se producirá la situación de la fase


4 y el motor “M1” continuará funcionando hasta que se presione alguno de
los pulsadores de paro, pasando todos los elementos del circuito a posición de
reposo por tiempo indefinido.

140
16.3. TABLA DE LA VERDAD

En ella se representan las posiciones de los componentes en cada una de las


fases de funcionamiento de forma sencilla.
Los componentes activos tales como bobinas de contactores, relés de tiempo y
lámparas de señalización, se indica con cero (0) su estado de reposo y con uno
(1) cuando están bajo tensión o accionados.
Se indica así mismo con uno la actuación por sobrecarga de los relés térmicos
de protección. En los pulsadores y selectores se indica con cero su reposo y con
uno su accionamiento.

Componentes Fase 1 Fase 2 Fase 3 Fase 4 Fase 5


S1 0 1 0 0 0
S2 0 0 0 0 1
S3 1 0 0 0 0
S4 0 0 1 0 0
F2 0 0 0 1 0
F3 1 0 1 0 0
H1 1 0 1 0 0
H2 0 0 0 1 0
M1 1 0 1 0 0

Figura 16.1. Tabla de la verdad

16.4. MATERIALES NECESARIOS

Todos los materiales serán de características adecuadas a la tensión a emplear,


tanto en el circuito de mando como en el circuito de potencia.

 Un contactor tripolar, con contactos auxiliares necesarios para las ma-


niobras a realizar.
 Un interruptor tripolar para 230V, 10A.
 Un motor trifásico asíncrono de potencia y tensión determinadas, si es
posible de 1 CV y 400 V.
 Dos pulsadores normalmente abiertos (NA) de 10 A.
 Dos pulsadores normalmente cerrados (NC) de 10 A.
 Un relé térmico adecuado para la potencia del motor a emplear.
 Dos lámparas de señalización o leed, adecuados a la tensión del circuito de mando.
 Panel de montaje y accesorios de anclaje.
 Conductores para hacer las conexiones.

141
16.5. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Montar el circuito como muestran los esquemas y comprobar su fun-


cionamiento.
2. Completar la ficha del análisis del circuito, teniendo en cuenta que las
cifras a que hacen referencia las uniones o cortes propuestos, son las
que aparecen en el esquema funcional A y B. Cada propuesta una vez
comprobada, es necesario quitarla antes de hacer la siguiente.
3. Completa el resto de apartados de la ficha análisis.
4. Hacer una relación de materiales necesarios para montar el circuito pro-
puesto, indicando modelos, características eléctricas y precios, con la
ayuda de catálogos comerciales.

142
143
TEMA 17
INVERSIÓN DE UN MOTOR TRIFÁSICO
ASÍNCRONO. PASANDO POR PARO

Introducción

Muchas de las maquinas que utilizamos en nuestra vida cotidiana, así como en
aplicaciones industriales están movidas por motores eléctricos asíncronos tri-
fásicos. En algunos casos estas máquinas funcionan en dos sentidos, como por
ejemplo, ascensores, cintas trasportadoras, etc.

Contenidos Objetivos

Inversión del sentido de giro Conocer el procedimiento a


del motor asíncrono trifásico. seguir para la inversión del
Importancia del paso por paro sentido de giro del motor asín-
de estos motores. crono trifásico.
Ciclo de funcionamiento.
Tabla de la verdad.
Materiales necesarios.
Prácticas a realizar.

145
17.1. INVERSIÓN DEL SENTIDO DE GIRO DEL MOTOR
ASÍNCRONO TRIFÁSICO

Para la inversión de giro en un motor trifá-


sico asíncrono, basta con cambiar el orden
de dos de sus fases al alimentarlo, por ejemplo,
si el orden de fases es, L1, L2, L3 y gira a
derecha, para que gire a izquierda se cam-
bia el orden de L1 y L2, en este caso el
orden sería L2, L1, L3, Figura 17.1. Este
cambio se puede hacer de varias formas,
como puede ser manualmente, por medio
de interruptores inversores o con dos con-
tactores, de forma, que sólo pueda entrar
uno de ellos, dando cada uno un orden de
fases al motor.
En la inversión de giro, el motor a de pasar por paro, no permitiendo por esta
razón la llamada contramarcha o sea el paso directo de un sentido a otro.
Este circuito va dotado de contactos de anclaje eléctrico, para evitar que pue-
dan entrar los dos contactores a la vez, evitando de esta forma que se produzca
cortocircuito, en el circuito de potencia.

17.2. CICLO DE FUNCIONAMIENTO

Fase 0, cerrar el interruptor general de fuerza “Q1”.

Fase 1, al pulsar “S2” llega tensión a la bobina “KM1” y se cierran los con-
tactos auxiliares y principales de KM1 poniendo bajo tensión el motor “M1”,
que gira en el sentido previsto. El contacto auxiliar (13-14 de KM1), mantiene
el paso de corriente a la bobina aunque se deje de pulsar “S2”, manteniendo de
esta forma activado el contactor KM1 y abierto el contacto (21-22 de KM1) de
anclaje eléctrico que evitará la posible activación del contactor KM2. El fun-
cionamiento de KM1, lo indica la lámpara de señalización “H1”.

Fase 2, si pulsamos “S1” se abre el circuito de mando, quedando sin tensión la


bobina de KM1 y dejando de funcionar “M1” y por tanto no luce H1.

Fase 3, si en lugar de pulsar S2, pulsamos “S3”, se repite EL mismo proceso


de la fase 1, pero esta vez con el contactor “KM2”. Así llega tensión a la bo-
bina “KM2” y se cierran los contactos auxiliares y principales, poniendo bajo
tensión el motor “M1”, que gira en el sentido contrario a la fase 1. El contacto
auxiliar (13-14 de KM2), mantiene el paso de corriente a la bobina aunque se
deje de pulsar “S3”, manteniendo de esta forma activado el contactor KM2 y

146
abierto el contacto (21-22 de KM2) de anclaje eléctrico que evitará la posible
activación del contactor KM1. Su funcionamiento lo indica la lámpara de se-
ñalización “H2”.

Fase 4, cuando por algún motivo falta corriente en una de las fases de alimenta-
ción del motor, actuará el relé térmico “F3”desconectando el contactor que esté
activado en ese momento KM1 o KM2, accionando la lámpara “H3”.

Fase 5, si todo funciona correctamente, no se producirá la situación de la fase


4 y el motor “M1” continuará funcionando hasta que se presione el pulsador de
paro, pasando todos los elementos del circuito a posición de reposo por tiempo
indefinido. También se abre Q1 para dejar sin tensión al circuito.

17.3. TABLA DE LA VERDAD

En ella se representan las posiciones de los componentes en cada una de las


fases de funcionamiento de forma sencilla.
Los componentes activos tales como bobinas de contactores, relés de tiempo y
lámparas de señalización, se indica con cero (0) su estado de reposo y con uno
(1) cuando están bajo tensión o accionados.
Se indica así mismo con uno la actuación por sobrecarga de los relés térmicos
de protección. En los pulsadores y selectores se indica con cero su reposo y con
uno su accionamiento.

Componentes Fase 0 Fase 1 Fase 2 Fase 3 Fase 4 Fase 5

S1 0 0 1 0 0 1
S2 0 1 0 0 0 0
Q1 1 1 1 1 1 0
S3 0 0 0 1 0 0
F3 0 0 0 0 1 0
KM1 0 1 0 0 0 0
KM2 0 0 0 1 0 0
H1 0 1 0 0 0 0
H2 0 0 0 1 0 0
H3 0 0 0 0 1 0
M1 0 1 0 1 0 0
Figura 17.2. Tabla de la verdad

147
17.4. MATERIALES NECESARIOS

Todos los materiales serán de características adecuadas a la tensión a emplear,


tanto en el circuito de mando como en el circuito de potencia y a las caracterís-
ticas del motor.

 Un interruptor tripolar de capacidad de corte adecuada a la potencia del


motor.
 Dos contactores tripolares, con contactos auxiliares necesarios para las
maniobras a realizar.
 Un motor trifásico asíncrono de potencia y tensión determinadas, si es
posible de 1 CV y 230/400V.
 Tres pulsadores, uno normalmente cerrados (NC) y dos normalmente
abiertos (NA) de 10 A.
 Un relé térmico adecuado para la potencia del motor a emplear.
 Tres lámparas de señalización o leed, adecuados a la tensión del circuito
de mando.
 Panel de montaje y accesorios de anclaje.
 Conductores para hacer las conexiones.

17.5. PRÁCTICAS A REALIZAR

Montar el circuito como muestran los esquemas funcionales y comprobar su


funcionamiento.

1. Completar la ficha del análisis del circuito, teniendo en cuenta que las
cifras a que hacen referencia las uniones o cortes propuestos, son las
que aparecen en el esquema funcional A) y B). Cada propuesta una vez
comprobada, es necesario quitarla antes de hacer la siguiente.
2. Completa el resto de aparatos de la ficha de an’alisis
3. Hacer una relación de materiales necesarios para montar el circuito pro-
puesto, indicando modelos, características eléctricas y precios, con la
ayuda de catálogos comerciales.

148
149
TEMA 18
EXCLUSIÓN DEL RELÉ TÉRMICO EN EL
ARRANQUE DE UN MOTOR

Introducción

Una carga importante puede hacer que los motores absorban una intensidad
excesiva durante un tiempo, que pueden dar lugar al disparo del relé de pro-
tección, en el momento del arranque. Para evitar este incidente y mantener una
regulación correcta del relé de protección para valores nominales, podemos
recurrir a desconectarlo durante el tiempo de arranque y conectarlo nuevamente
una vez que el motor alcance los valores nominales.

Contenidos Objetivos

Exclusión del relé térmico Practicar las aplicaciones de


durante el arranque. los contactores y sus posibles
Relés temporizadores combinaciones.
Ciclo de funcionamiento.
Tabla de la verdad.
Materiales necesarios.
Prácticas a realizar.

151
18.1. EXCLUSIÓN DEL RELÉ TÉRMICO DURANTE EL ARRANQUE

El relé térmico como ya hemos estudiado tie-


ne como misión la protección de motores. Para
ello controla la intensidad absorbida y actúa al
aumentar ésta excesivamente, desconectando
el contactor al que va acoplado y provocando
la parada del motor. Según el porcentaje de la
sobrecarga, la actuación del relé es más o me-
nos rápida.

El relé térmico debe reunir tres condiciones:

 Soportará el arranque del motor en


condiciones normales, y por tanto el
paso de la corriente de arranque du-
rante un tiempo razonable, sin que dis-
pare el relé.
 Permitirá el paso de la intensidad nominal del motor indefinidamente.
 Actuará bajo cualquier sobrecarga mantenida, antes del tiempo conside-
rado peligroso para el motor.

En motores de gran potencia o que efectúan el arranque con mucha carga y


teniendo en cuenta que, los motores trifásicos de rotor en cortocircuito, en el
arranque absorben una intensidad de 4 a 7 veces la intensidad nominal, a veces
es necesario efectuar el arranque sin la protección y ponerla cuando la intensi-
dad esté en su valor nominal.

18.2. RELÉS TEMPORIZADORES

Existen en el mercado muchos tipos, con posibili-


dades de ajustar periodos de tiempos muy cortos
como de una fracción de segundo hasta varios mi-
nutos.
Los temporizadores pueden ser cíclicos y no cíclicos.
Los cíclicos se emplean en procesos repetitivos, por
ejemplo tres segundos conectados y tres segundos
desconectados.
El temporizador no cíclico, hace una maniobra y se que-
da en reposo por tiempo indefinido, por ejemplo el em-
pleado para hacer la maniobra de estrella a triángulo.
Los temporizadores no cíclicos pueden clasificarse se-
gún el diagrama siguiente:

152
Relés temporizadores no
cíclicos pueden ser:

Relés temporizadores a Relés temporizadores a


la conexión. la desconexión.

Accionana sus contactos después Accionan sus contactos de apertura


de recibir la señal, pasado el tiempo una vez que ha pasado el tiempo
que previamente se haya fijado. fijado, después de recibir la señal.

También podemos clasificar los temporizadores según sea el procedimiento


empleado para controlar el tiempo en su función eléctrica, como pueden ser:

 Neumáticos, utilizan el aire como elemento de control de tiempo.


 Retención mecánica o relojería, el tiempo en ellos se controla por la
acción de unos engranajes.
 Motor síncrono, motor de velocidad constante, que mediante reductores
de velocidad nos permite el control del tiempo.
 Electrónicos, suelen ser los más empleados últimamente.

Los temporizadores electrónicos compactos tienen las siguientes características:

 un oscilador que proporciona impulsos.


 un contador programable en forma de circuito integrado.
 una salida estática o de relé.

Es posible ajustar el contador mediante un potenciómetro situado en la parte frontal


del aparato y graduado en unidades de tiempo. Cuenta los impulsos que siguen al cie-
rre (o la apertura) de un contacto de control. Al alcanzar el número de impulsos, es de-
cir, una vez transcurrida la temporización, genera una señal de control hacia la salida.

Aparatos de salida estática: Existen dos versiones disponibles, con distintas


gamas de temporización. Estos relés se conectan directamente en serie con la
carga cuya puesta en tensión o retirada se retrasa.

Aparatos de salida por relé: Existen las siguientes versiones disponibles:

 Temporizados de trabajo, de reposo o de trabajo y reposo.


 De contacto de paso.
 Intermitentes de arranque en fase de trabajo o de reposo.
 Temporizados para arrancadores estrella-triángulo.
 Multifunción, que reúnen las funciones de los relés anteriores.

153
Todos estos relés permiten seleccionar varios rangos de temporización median-
te un conmutador.
Ciertos modelos disponen de los siguientes controles y reglajes remotos:

 puesta en marcha del temporizador por contacto exterior.


 suspensión momentánea de la temporización por contacto exterior.
 ajuste de la temporización por potenciómetro exterior.

18.3. CICLO DE FUNCIONAMIENTO

Fase 0, cerrar el interruptor general de fuerza “Q1”.


Fase 1, al pulsar “S2” llega tensión a la bobina “KM1” y se cierran los con-
tactos auxiliares de autoalimentación y principales llegando la tensión de red a
los bornas del motor, provocando la puesta en marcha de éste. A la vez que se
alimenta la bobina KM1, también lo hace KA1 del temporizador conectada en
paralelo con KM1.

Fase 2, cuando el temporizador KA1, pasado el tiempo previsto, acciona


sus contactos activa la bobina KM2, que se autoalimenta por su contac-
to auxiliar NA. El contacto NC de KM2, desconecta las bobinas KM1 y
KA1. El motor funciona con su protección correspondiente y lo indica la
lámpara H1.

Fase 3, cuando por algún motivo falta corriente en una de las fases de ali-
mentación del motor, actuará el relé térmico “F3”desconectando el contactor
que esté activado en ese momento KM1 o KM2, accionando la lámpara “H2”.

Fase 4, si todo funciona correctamente, no se producirá la situación de la fase


3 y el motor “M1” continuará funcionando hasta que se presione el pulsador de
paro “S1”, pasando todos los elementos del circuito a posición de reposo por
tiempo indefinido.

Fase 5, al final del proceso y para dejar sin servicio completamente el circuito
se abre el interruptor tripolar Q1.

18.4. TABLA DE LA VERDAD

En ella se representan las posiciones de los componentes en cada una de las


fases de funcionamiento de forma sencilla.
Los componentes activos tales como bobinas de contactores, relés de tiempo y
lámparas de señalización, se indica con cero (0) su estado de reposo y con uno
(1) cuando están bajo tensión o accionados.
Se indica así mismo con uno la actuación por sobrecarga de los relés térmicos

154
de protección. En los pulsadores y selectores se indica con cero su reposo y con
uno su accionamiento.

Componentes Fase 0 Fase 1 Fase 2 Fase 3 Fase 4 Fase 5


S1 0 0 0 0 1 0
S2 0 1 0 0 0 0
Q1 1 1 1 1 1 0
F3 0 0 0 1 0 0
KM1 0 1 0 0 0 0
KM2 0 0 1 0 0 0
KA1 0 1 1 0 0 0
H1 0 0 1 0 0 0
H2 0 0 0 1 0 0
M1 0 1 1 0 0 0

Figura 18.1. Tabla de la verdad

18.5. MATERIALES NECESARIOS

Todos los materiales serán de características adecuadas a la tensión a emplear,


tanto en el circuito de mando como en el circuito de potencia y a las característi-
cas del motor.

 Un interruptor tripolar de capacidad de corte adecuada a la potencia del


motor.
 Dos contactores tripolares, con contactos auxiliares necesarios para las
maniobras a realizar.
 Temporizador con retraso a la conexión, adecuado para la maniobra a
realizar.
 Un motor trifásico asíncrono de potencia y tensión determinadas, si es
posible de 1 CV y 230/400 V.
 Un pulsador normalmente abiertos (NA) de 10 A.
 Un pulsador normalmente cerrados (NC) de 10 A.
 Un relé térmico adecuado para la potencia del motor a emplear.
 Dos lámparas de señalización o leed, adecuados a la tensión del circuito
de mando.
 Panel de montaje y accesorios de anclaje.
 Conductores para hacer las conexiones.

155
18.6. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Montar el circuito como muestran los esquemas funcionales y compro-


bar su funcionamiento.
2. Completar la ficha del análisis del circuito, teniendo en cuenta que las
cifras a que hacen referencia las uniones o cortes propuestos, son las
que aparecen en el esquema funcional A) y B). Cada propuesta una vez
comprobada, es necesario quitarla antes de hacer la siguiente.
3. Completa el resto de apartados de la ficha análisis.
4. Hacer una relación de materiales necesarios para montar el circuito pro-
puesto, indicando modelos, características eléctricas y precios, con la
ayuda de catálogos comerciale

156
TEMA 19
CONTROL DEL NIVEL DE LIQUIDOS POR
INTERRUPTOR FLOTANTE

-F1
L1 L1
L2
L3

97
-F3 95

-Q1

5
1 96

98
-S1

6
2
-F2
2

-KM1

5
-S2
3

6
4
-F3

2
4

M
4

6
2

W1
V1
U1
X1
X1
A1

-KM1 -H1 -H2


3
A2

X2

X2

-F1
L2
1
A2C 3 4 M1

Introducción

A veces es necesario controlar el nivel de pozos, depósitos o ambos a la vez,


de forma económica y sin grandes complicaciones. En cuyo caso recurrimos
a los interruptores flotantes, que en función de nuestras necesidades podemos
conectar para pozo o para depósito.

Contenido Objetivos

El interruptor de nivel flotante. 


Estudiar el control de nivel
Fijación y montaje del control de líquidos con interruptores
de nivel flotantes o boyas.
Ciclo de funcionamiento. 
Estudiar el principio de
Tabla de la verdad. funcionamiento.
Materiales necesarios. 
Observar el comportamiento
Prácticas a realizar. del interruptor de nivel y sus
aplicaciones posibles.

157
TEMA 19
CONTROL DEL NIVEL DE LIQUIDOS POR
INTERRUPTOR FLOTANTE

Introducción

A veces es necesario controlar el nivel de pozos, depósitos o ambos a la vez,


de forma económica y sin grandes complicaciones. En cuyo caso recurrimos
a los interruptores flotantes, que en función de nuestras necesidades podemos
conectar para pozo o para depósito.

Contenido Objetivos

El interruptor de nivel flotante. 


Estudiar el control de nivel de
Fijación y montaje del control líquidos con interruptores flo-
de nivel tantes o boyas.
Ciclo de funcionamiento. 
Estudiar el principio de fun-
Tabla de la verdad. cionamiento.
Materiales necesarios. 
Observar el comportamiento
Prácticas a realizar. del interruptor de nivel y sus
aplicaciones posibles.

159
19.1. EL INTERRUPTOR DE NIVEL

En el interior de un recipiente cerrado y flotante (boya) se encierra un conmu-


tador, que es accionado por una bola en función de la posición de flotación. El
embudo por el que rueda la bola que produce la conmutación, permite que el
dispositivo funcione perfectamente incluso si se retuerce el cable. Para variar la
diferencia de niveles de conmutación puede acortarse o alargarse el cable entre
la boya y la sujeción del mismo (o peso si se utiliza).
Longitud mínima del cable: 50 mm., que corresponde a una diferencia de conmu-
tación de 100 mm. El nivel también puede ajustarse situando el punto de sujeción
a mayor o menor altura. Debe asegurarse que el regulador siempre puede flotar
arriba y abajo sin ninguna dificultad. Puede utilizarse para operaciones de control
por medio del nivel del líquido. Apto para control de nivel de aguas residuales.

Figura 19.1. Aspecto comercial del interruptor flotante y esquema eléctrico de su interior en
diferentes posiciones

Las características técnicas de estos interruptores suelen ser:


Tensión nominal 230/400V c.a., Intensidad nominal 10 A, tipo de protección IP-68
y temperatura máxima del líquido estará sobre 60°C en funcionamiento continuo.

19.2. FIJACIÓN Y MONTAJE DEL CONTROL DE NIVEL

En la foto de la Figura 19.2., se ve como mantener un determi-


nado nivel máximo y mínimo para pozo o deposito fijando a
una determinada altura el peso y dando un margen, que depen-
derá de la longitud del cable desde el interruptor hasta el peso.

19.3. CICLO DE FUNCIONAMIENTO

Fase 0, cerrar el interruptor general de fuerza “Q1”.

160
Fase 1, Cerrar el interruptor “S2” llega tensión a la bobina “KM1”, si esta ce-
rrado el contacto del control de nivel “S1” cerrándose los contactos de KM1
poniendo bajo tensión el motor “M1”, que girará en el sentido previsto. Su fun-
cionamiento lo indica la lámpara de señalización “H1”. El funcionamiento de
M1, se mantiene mientras el control de nivel “S1” se mantenga cerrado.

Fase 2, cuando el líquido llegue al nivel previsto, el flotador abrirá o cerrará,


según corresponda a pozo o deposito.

Fase 3, cuando por algún motivo falta corriente en una de las fases de alimen-
tación del motor, actuará el relé térmico desconectando el contacto “KM1”,
acción que señaliza “H2.
Fase 4, si todo funciona correctamente y no se produce la situación de la fase 2 o 3, el
motor “M1 continuará funcionando hasta que se abra el interruptor “S2, pasando todos
los elementos del circuito a posición de reposo.

Fase 5, al final del proceso y para dejar sin servicio completamente el circuito
se abre el interruptor tripolar Q1.

19.4. TABLA DE LA VERDAD

En ella se representan las posiciones de los componentes en cada una de las


fases de funcionamiento de forma sencilla.
Los componentes activos tales como bobinas de contactores, relés de tiempo y
lámparas de señalización, se indica con cero (0) su estado de reposo y con uno
(1) cuando están bajo tensión o accionados.
Se indica así mismo con uno la actuación por sobrecarga de los relés térmicos
de protección. En los pulsadores y selectores se indica con cero su reposo y con
uno su accionamiento.

Componentes Fase 0 Fase 1 Fase 2 Fase 3 Fase 4 Fase 5


S1 0 0 1 1 1 1
S2 0 1 1 1 0 0
Q1 1 1 1 1 1 0
F3 0 0 0 1 0 0
KM1 0 1 0 0 0 0
H1 0 1 0 0 0 0
H2 0 0 0 1 0 0
M1 0 1 0 0 0 0
Figura 19.4.Tabla de la verdad.

161
19.5. MATERIALES NECESARIOS

Todos los materiales serán de características adecuadas a la tensión a emplear,


tanto en el circuito de mando como en el circuito de potencia.

 Un interruptor tripolar para 230 V, 10A.


 Un contactor tripolar, con contactos auxiliares necesarios para las ma-
niobras a realizar. Potencia 736 W y 230/400 V.
 Un relé térmico adecuado para la potencia del motor a emplear.
 Un motor trifásico asíncrono de potencia y tensión determinadas, si es
posible de 1 CV y 230/400 V.
 Un interruptor unipolar de 10 A/230 V.
 Un interruptor flotante de 10 A /230 V.
 Dos lámparas de señalización o leed, adecuados a la tensión del circuito
de mando.
 Panel de montaje y accesorios de anclaje.
 Conductores para hacer las conexiones.

19.6. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Montar el circuito como muestran los esquemas y comprobar su fun-


cionamiento.
2. Completar la ficha del análisis del circuito, teniendo en cuenta que las
cifras a que hacen referencia las uniones o cortes propuestos, son las
que aparecen en el esquema funcional A y B. Cada propuesta una vez
comprobada, es necesario quitarla antes de hacer la siguiente.
3. Completa el resto de apartados de la ficha análisis.
4. Hacer una relación de materiales necesarios para montar el circuito pro-
puesto, indicando modelos, características eléctricas y precios, con la
ayuda de catálogos comerciales.

162
163
TEMA 20
CONTROL DE PRESIÓN EN LÍQUIDOS POR
GRUPOS HIDRONEUMÁTICOS

Introducción

Cuando es necesario mantener cierta presión de líquidos y fundamentalmente


agua, se recurre a los grupos hidroneumáticos. Ellos permiten mantener cierto
caudal de agua en una instalación doméstica, aunque ésta, proceda de un pozo.

Contenido Objetivos

Grupos hidroneumáticos. 
Estudiar el control de presión
Presostato. de agua mediante hidrosfera y
Hidrosfera o calderín. electrobomba.
Ciclo de funcionamiento. 
Estudiar el principio de fun-
Tabla de la verdad. cionamiento.
Materiales necesarios. 
Observar el funcionamiento
Prácticas a realizar. del grupo de elevación de agua
desde pozo automáticamente.

165
20.1. GRUPOS HIDRONEUMÁTICOS

Los grupos de presión hidroneumáticos se utilizan para suministro o aumen-


to de presión de agua limpia. Ello hace a este tipo de grupos adecuados para
mantener el caudal en instalaciones que se abastecen desde un pozo, desde un
depósito o desde la red con insuficiente presión. Por ejemplo, una casa de cam-
po o un edificio de gran altura donde se hace necesario aumentar la presión en
determinados momento.
Los grupos de presión hidroneumáticos constan de una o varias bombas verti-
cales u horizontales, idénticas, montadas sobre una bancada común, y un cua-
dro de control que es accionado por un presostato.

20.2. PRESOSTATO

Es un contacto accionado por la presión del líquido, de forma que mientras el gri-
fo permanece abierto y la presión del líquido está por debajo del valor regulado,
la electrobomba estará funcionando, contacto cerrado de la Figura 20.1.
Membrana de
accionamiento

Liquido a
baja a presión

Liquido a
alta presión
Figura 20.1. Dibujo esquematizado de las posibles posiciones del presostato y foto de dos
modelos comerciales

Cuando se cierra el grifo la presión del líquido aumenta provocando la apertura


del contacto, que permanecerá abierto, Figura 20.1., hasta que la presión caiga
por debajo del mínimo regulado.

20.3. HIDROSFERA

Consta de una esfera metálica como se muestra en la Figura 20.2., con abertura
en la parte inferior por donde va unida a la tubería de la motobomba la esfera
y la membrana elástica. En la parte superior una válvula por donde se puede
inyectar aire.
Para un funcionamiento correcto hay que instalar una hidrosfera o depósito de mem-
brana adecuado al tamaño del grupo. El volumen del tanque se calculará en función
de las necesidades de consumo y de las características técnicas de grupo a emplear.

166
Válvula para
20.3.1. Funcionamiento de la Hidrosfera
recarga de aire
Aire

hidrosfera y el presostato
Membrana Liquido
a presión
Al abrirse un grifo, el agua sale del depó- elástica

sito acumulador de la hidrosfera (membra-


na elástica), si la demanda prosigue baja la Manómetro
Presostato de

presión y se conecta la bomba, comenzan- accionamiento

16
Detalle de

15
do la absorción de agua del pozo. Cuando la membrana

aumenta la presión hasta el valor estable-


cido, se desconectará la bomba. El ciclo se Motobomba
repetirá las veces que sea necesario.
Válvula de pie

20.4. CICLO DE
FUNCIONAMIENTO

Fase 0, cierre del interruptor general


de fuerza “Q1”.

Fase 1, al cerrar el interruptor “S2” llega tensión a la bobina “KM1” y


si esta cerrado el contacto del presostato “B1” se cierran los contactos de
KM1 poniendo bajo tensión el motor “M1”, que girará en el sentido previs-
to. Su funcionamiento lo indica la lámpara de señalización “H1”. El fun-
cionamiento de M1, se mantiene mientras la presión no alcance el valor
mínimo previsto.

Fase 2, cuando por cierre del grifo, o descienda el consumo de líquido y se


alcance la presión prevista, el presostato “B1” abrirá el circuito del motor.

Fase 3, cuando por algún motivo falta corriente en una de las fases de ali-
mentación del motor, actuará el relé térmico desconectando el contacto
“KM1”, acción que señaliza “H2”.

Fase 4, si todo funciona correctamente y no se produce la situación de la


fase 2 o 3, el motor “M1” continuará funcionando hasta que se abra el inte-
rruptor “S2”, pasando todos los elementos del circuito a posición de reposo.

Fase 5, al final del proceso y para dejar sin servicio completamente el cir-
cuito se abre el interruptor tripolar Q1.

20.4. TABLA DE LA VERDAD

En ella se representan las posiciones de los componentes en cada una de las


fases de funcionamiento de forma sencilla.

167
Los componentes activos tales como bobinas de contactores, relés de tiempo y
lámparas de señalización, se indica con cero (0) su estado de reposo y con uno
(1) cuando están bajo tensión o accionados.
Se indica así mismo con uno la actuación por sobrecarga de los relés térmicos
de protección. En los pulsadores y selectores se indica con cero su reposo y con
uno su accionamiento.

Componentes Fase 0 Fase 1 Fase 2 Fase 3 Fase 4 Fase 5

B1 0 0 1 1 1 1
S2 0 1 1 1 0 0
Q1 1 1 1 1 1 0
F3 0 0 0 1 0 0
KM1 0 1 0 0 0 0
H1 0 1 0 0 0 0
H2 0 0 0 1 0 0
M1 0 1 0 0 0 0

Figura 20.3.Tabla de la verdad.

20.5. MATERIALES NECESARIOS

Todos los materiales serán de características adecuadas a la tensión a emplear,


tanto en el circuito de mando como en el circuito de potencia.

 Un interruptor tripolar para 230 V, 10A.


 Un contactor tripolar, con contactos auxiliares necesarios para las ma-
niobras a realizar. Potencia 736 W y 230/400 V.
 Un relé térmico adecuado para la potencia del motor a emplear.
 Grupo motobomba con hidrosfera y presostato para red trifásica de
potencia y tensión determinadas, si es posible de 1 CV y 230/400 V.
 Un interruptor unipolar de 10 A.
 Dos lámparas de señalización o leed, adecuados a la tensión del circuito
de mando. Panel de montaje y accesorios de anclaje.
 Conductores para hacer las conexiones.

20.6. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Montar el circuito como muestran los esquemas y comprobar su


funcionamiento.

168
2. Completar la ficha del análisis del circuito, teniendo en cuenta que las
cifras a que hacen referencia las uniones o cortes propuestos, son las
que aparecen en el esquema funcional A y B. Cada propuesta una vez
comprobada, es necesario quitarla antes de hacer la siguiente.
3. Completa el resto de apartados de la ficha análisis.
4. Hacer un trabajo de ampliación del tema con aportación de datos técni-
cos, ayudado por información comercial.

169
170
TEMA 21
CONTROL DE NIVEL POR SONDAS

Introducción

Otra forma de controlar el nivel de líquidos en pozos, depósitos o en ambos a la


vez, es mediante el control de nivel por sondas.

Contenido Objetivos

Control de nivel electrónico. 


Estudiar el control de nivel por
Ciclo de funcionamiento. sondas.
Tabla de la verdad. 
Observar el funcionamiento del
Materiales necesarios. grupo de control de nivel en
Prácticas a realizar. pozo y depósito.

171
21.1. CONTROLES DE NIVEL ELECTRÓNICOS

Los controles de nivel están constituidos por un circuito


electrónico, formado por semiconductores y un pequeño
relé, cuyos contactos conmutados son utilizados para accio-
nar el contactor que da paso de corriente a la motobomba.
La alimentación de la motobomba depende de que haya
nivel suficiente en el pozo y a su vez el depósito no esté
lleno, en cuyo caso funcionará hasta llenar el depósito,
suponiendo que siga habiendo suficiente nivel en el
pozo. Como puede observarse en el esquema de la Figu-
ra 21.2, el motor de la bomba funciona siempre que el
nivel del pozo se halle entre la sonda (mp y Mp), y el del
depósito esté por debajo (Md).

El líquido con el que trabajamos ha de ser conductor de


la electricidad y no inflamable ni corrosivo.
El contacto conmutado del control de nivel está calcula-
do para una potencia límite, que suele oscilar entre 6 y
10 A para 400 V.
La tensión entre sondas, en el aire oscila entre 9 y 24 V en c.a.

Las sondas tienen unas longitudes máximas determinadas


por el fabricante del control de nivel y en función de ello
pondremos la longitud de los cables. Cuando por la distan-
cia entre pozo y depósito, el funcionamiento no sea correc-
to, así como cuando se prevean sobretensiones frecuentes,
es aconsejable consultar las instrucciones del fabricante.

Figura 21.2. Esquema multifilar para el control de pozo y depósito.

172
21.2. CICLO DE FUNCIONAMIENTO

Fase 0, cerrar el interruptor general de fuerza “Q1”.

Fase 1, si partimos de deposito vacío y pozo lleno,


al cerrar el interruptor “S1” llega tensión a la bobi-
na “KA1”, teniendo en cuenta que al estar lleno el
pozo, y con tensión la bobina “KA1” el contacto de
este relé estará cerrado, lo que dará lugar al cierre
de los contactos de KM1 poniendo bajo tensión el
motor “M1”, que girará en el sentido previsto. Su
funcionamiento lo indica la lámpara de señaliza-
ción “H1”. El funcionamiento de M1, se mantiene
siempre que los niveles sean los previstos para fun-
cionamiento.

Fase 2, cuando el liquido alcance el nivel máximo


del depósito o el mínimo del pozo, el relé desco-
nectará el funcionamiento de KM1 y por tanto se
parará el motor.

Fase 3, si el nivel del pozo desciende por debajo del mínimo previsto, el motor
de la bomba parará hasta que se alcance el nivel adecuado en el pozo, cuando
esto ocurra y si el depósito no está lleno el motor arrancará de nuevo.

Fase 4, cuando por algún motivo falta corriente en una de las fases de alimen-
tación del motor, actuará el relé térmico desconectando el contacto “KM1”,
acción que señaliza “H2”.

Fase 5, si todo funciona correctamente y no se produce la situación de la fase 2


o 3, el motor “M1” continuará funcionando hasta que se abra el interruptor “S1”,
pasando todos los elementos del circuito a posición de reposo.

Fase 6, al final del proceso y para dejar sin servicio completamente el circuito
se abre el interruptor tripolar Q1.

21.3. TABLA DE LA VERDAD

En ella se representan las posiciones de los componentes en cada una de las


fases de funcionamiento de forma sencilla.
Los componentes activos tales como bobinas de contactores, relés de tiempo y
lámparas de señalización, se indica con cero (0) su estado de reposo y con uno
(1) cuando están bajo tensión o accionados.

173
Se indica así mismo con uno la actuación por sobrecarga de los relés térmicos
de protección. En los pulsadores y selectores se indica con cero su reposo y con
uno su accionamiento.

Componentes Fase 0 Fase 1 Fase 2 Fase 3 Fase 4 Fase 5 Fase 6


S1 0 1 1 1 1 0 0
Q1 1 1 1 1 1 1 0
F3 0 0 0 0 1 0 0
KM1 0 1 0 1 0 0 0
KA1 0 1 0 1 0 0 0
H1 0 1 0 1 0 0 0
H2 0 0 0 0 1 0 0
M1 0 1 0 1 0 0 0

Figura 21.4.Tabla de la verdad.

21.4. MATERIALES NECESARIOS

Todos los materiales serán de características adecuadas a la tensión a emplear,


tanto en el circuito de mando como en el circuito de potencia.

 Un interruptor tripolar para 230 V, 10A.


 Un contactor tripolar, con contactos auxiliares necesarios para las ma-
niobras a realizar. Potencia 736 W y 230/400 V.
 Un relé térmico adecuado para la potencia del motor a emplear.
 Un control de nivel electrónico, para control de pozo y depósito.
 Grupo motobomba o motor trifásico de potencia y tensión determina-
das, si es posible de 1 CV y 230/400 V.
 Un interruptor unipolar de 10 A.
 Dos lámparas de señalización o leed, adecuados a la tensión del circuito
de mando.
 Panel de montaje y accesorios de anclaje.
 Conductores para hacer las conexiones.

21.5. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Montar el circuito como muestran los esquemas y comprobar su fun-


cionamiento.
2. Completar la ficha del análisis del circuito, teniendo en cuenta que las
cifras a que hacen referencia las uniones o cortes propuestos, son las
que aparecen en el esquema funcional A y B. Cada propuesta una vez
comprobada, es necesario quitarla antes de hacer la siguiente.

174
3. Completa el resto de apartados de la ficha análisis.
4. Hacer una relación de materiales necesarios para montar el circuito pro-
puesto, indicando modelos, características eléctricas y precios, con la
ayuda de catálogos comerciales.

175
176
TEMA 22
FUNCIONAMIENTO ALTERNATIVO DE
MOTOBOMBAS. MANDO POR INTERRUPTOR

Introducción

En todas aquellas instalaciones de líquidos donde es necesario mantener un


caudal continuo, con algunas paradas, en grupos, aunque éstas sean intermi-
tentes. Se suelen montar dos moto-bombas por cada canalización. En estos
casos y para evitar que sólo trabaje una de ellas, se monta en su circuito
de mandos un contactor alternativo, cuyo funcionamiento hace que en cada
arranque entre en funcionamiento una motobomba distinta de la que funcionó
en la ultima ocasión.

Contenidos Objetivos

Funcionamiento alternativo de Conocer una posible


motobombas. aplicación de los contactores
Ciclo de funcionamiento. auxiliares alternativos,
Tabla de la verdad. aplicado al mando alternativo
Materiales necesarios. de motores.
Prácticas a realizar.

177
22.1. FUNCIONAMIENTO ALTERNATIVO DE MOTOBOMBAS

Cuando disponemos de dos motobombas, una fun-


cionando y otra de reserva, es necesario prever
que funcionen correctamente las dos, de no ser así,

23
13
corremos el riesgo de que la de reserva no funcio-
ne cuando la necesitemos, por estar oxidada o en

24
14
mal estado, sin que nos hayamos dado cuenta de
su situación. Para evitar estas situaciones en todas
aquellas instalaciones de líquidos donde es nece-
sario mantener un caudal continuo, con algunas
paradas de los grupos aunque estas sean intermi-
tentes, se montan dos motobombas por cada cana-
lización, y para evitar que sólo trabaje una de ellas, se monta en su circuito de
mando un contactor alternativo, de manera que cada vez que la bobina del relé
alternativo recibe tensión cierra un contacto diferente del que cerró la vez an-
terior, estos contactos son independientes como puede observarse en la Figura
22.1., y por tanto pueden accionar circuitos separados. En la Figura 22.2., se
representa el ciclo de funcionamiento de este tipo de relés.

22.2. CICLO DE FUNCIONAMIENTO


CICLO DE FUNCIONAMIENTO
Fase 0, cerrar el interruptor general de fuerza “Q1”.
conectada
ALIMENTACIÓN
desconectada

Fase 1, al cerrar el interruptor “S1” no ocurre 13

nada si B1 esta abierto. CONTACTOS


14
23

Fase 2, si baja la presión y cierra B1, llega tensión 24

a la bobina “KA1” del relé alternativo, y se cierra


uno de los contactos (13-14 ó 23-24), y por él, pasa
corriente a la bobina del contactor correspondiente,
KM1 o KM2. Luciría H1 y H2 o H3, indicando de
esta forma el motor que está funcionando.

Fase 3, cuando por la acción del presostato, interruptor flotante, etc., B1 se


abre, el circuito del relevador KA1, el motor que funcionaba se para.

Fase 4, Cuando de nuevo se cierre el interruptor flotante o presostato B1, y reciba


tensión la bobina del contactor alternativo KA1, el contacto contrario al que ha
funcionado en último lugar cierra para accionar el contactor de la otra motobomba.

Fase 5, cuando por algún motivo falta corriente en una de las fases de alimen-
tación de alguno de los motores, actuará el relé térmico correspondiente “F4 o

178
F5”desconectando el contactor KA1 que dejará sin tensión al motor que esté fun-
cionando. El disparo de los relés quedará señalizado por las lámparas “H4 o H5”.

Fase 6, si todo funciona correctamente, y deseamos desconectar las motobom-


bas se abre el interruptor S1, pasando todos los elementos del circuito a posi-
ción de reposo por tiempo indefinido.

Fase 7, al final del proceso y para dejar sin servicio completamente el circuito
se abre el interruptor tripolar Q1.

22.3. TABLA DE LA VERDAD

En ella se representan las posiciones de los componentes en cada una de las


fases de funcionamiento de forma sencilla.
Los componentes activos tales como bobinas de contactores, relés de tiempo y
lámparas de señalización, se indica con cero (0) su estado de reposo y con uno
(1) cuando están bajo tensión o accionados.
Se indica así mismo con uno la actuación por sobrecarga de los relés térmicos
de protección. En los pulsadores y selectores se indica con cero su reposo y con
uno su accionamiento.

Componentes Fase 0 Fase 1 Fase 2 Fase 3 Fase 4 Fase 5 Fase 6 Fase 7

S1 0 1 1 1 1 1 0 0
B1 0 0 1 0 1 1 1 1
Q1 1 1 1 1 1 1 1 0
F4 0 0 0 0 0 1 0 0
F5 0 0 0 0 0 0 0 0
KA1 0 0 1 0 1 0 0 0
KM1 0 0 1 0 0 0 0 0
KM2 0 0 0 0 1 0 0 0
H1 0 0 1 0 1 0 0 0
H2 0 0 1 0 0 0 0 0
H3 0 0 0 0 1 0 0 0
H4 0 0 0 0 0 0 0 0
H5 0 0 0 0 0 1 0 0
M1 0 0 1 0 0 0 0 0
M2 0 0 0 0 1 0 0 0

Figura 22.3. Tabla de la verdad

179
22.4. MATERIALES NECESARIOS

Todos los materiales serán de características adecuadas a la tensión a emplear,


tanto en el circuito de mando como en el circuito de potencia y a las caracterís-
ticas del motor.

 Un interruptor tripolar de capacidad de corte adecuada a la potencia del


motor.
 Dos contactores tripolares, con contactos auxiliares necesarios para las
maniobras a realizar.
 Un relevador de mando o relé alternativo.
 Dos motores trifásicos asíncronos de potencia y tensión determinadas,
si es posible de 1 CV y 230/400 V.
 Un interruptor de 10 A.
 Un interruptor flotante o final de carrera de 10 A.
 Dos relés térmicos adecuados para las potencias de los motores a em-
plear.
 Cinco lámparas de señalización o leed, adecuados a la tensión del cir-
cuito de mando.
 Panel de montaje y accesorios de anclaje.
 Conductores para hacer las conexiones.

22.5. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Montar el circuito como muestran los esquemas funcionales y compro-


bar su funcionamiento.
2. Completar la ficha del análisis del circuito, teniendo en cuenta que las
cifras a que hacen referencia las uniones o cortes propuestos, son las
que aparecen en el esquema funcional A) y B). Cada propuesta una vez
comprobada, es necesario quitarla antes de hacer la siguiente.
3. Completa el resto de apartados de la ficha análisis.
4. Hacer una relación de materiales necesarios para montar el circuito pro-
puesto, indicando modelos, características eléctricas y precios, con la
ayuda de catálogos comerciales.

180
181
TEMA 23
CONMUTADOR ESTRELLA-TRIÁNGULO.
MANDO POR IMPULSO CON MANTENIMIENTO

Introducción

El arranque estrella-triángulo sólo es posible utilizarlo en los motores que tie-


nen los principios y finales de sus bobinados estatóricos accesibles desde su
placa de bornas. La conexión en triángulo debe conectarse a la tensión de red
y el acoplamiento en estrella corresponde al producto de la tensión de red por
3 . Por ejemplo, en el caso de una red trifásica de 400 V, es preciso utilizar un
motor bobinado para 400 V en triángulo y 693 V para la conexión en estrella.

Contenidos Objetivos

Conmutador estrella triángulo. Conocer el funcionamiento del


Relés temporizadores. arranque de motores trifásicos
Relés térmicos de protección asíncronos por conmutación
en los motores trifásicos con estrella triángulo.
arranque por conmutación es-
trella-triangulo.
Ciclo de funcionamiento.
Tabla de la verdad.
Materiales necesarios.
Prácticas a realizar.

183
23.1. CONMUTADOR ESTRELLA TRIÁNGULO

Entre los distintos sistemas de arranque para reducir


la punta de corriente, se encuentra la conmutación
estrella/triángulo.
El principio consiste en arrancar el motor acoplando
los devanados en estrella a la tensión de la red, lo que
equivale a dividir la tensión nominal del motor en es-
trella por 3 , así por ejemplo, un motor de 230/400 V
(tensiones que corresponde a los acoplamientos trián-
gulo/estrella), cuando en el arranque acoplamos sus
devanados en estrella y lo conectamos a una red de
230 V, reducimos la tensión de los bobinados a 230 V/
3 , por lo que a sus devanados sólo le están llegando
132,79 V. Esto hace que la punta de corriente durante
el arranque se divida por 3:
I d  1,5 a 2,6 I n
Un motor de 400V/693V acoplado en estrella a su tensión nominal de 400 V
absorbe una corriente 3 veces menor que si se acopla en triángulo a 400 V.
Dado que el acoplamiento en estrella se realiza a 400 V, la corriente se divide
nuevamente por 3. El par de arranque se divide igualmente por 3, ya que es
proporcional al cuadrado de la tensión de alimentación:
Cd  0,2 a 0,5 Cn

184
La velocidad del motor se estabiliza cuando se equilibran el par del motor
y el par resistente, normalmente entre el 75 y 85% de la velocidad nomi-
nal. En ese momento, los devanados se acoplan en triángulo y el motor
rinde según sus características nominales. Un temporizador se encarga
de controlar la transición del acoplamiento en estrella al acoplamiento en
triángulo. El cierre del contactor de triángulo se produce con un retardo
de 30 a 50 milisegundos tras la apertura del contactor de estrella, lo que
evita un cortocircuito entre fases, al no poder encontrarse ambos cerrados
al mismo tiempo.
La corriente que recorre los devanados se interrumpe con la apertura del con-
tactor de estrella y se restablece con el cierre del contactor de triángulo. El
paso al acoplamiento en triángulo va acompañado de una punta de corriente
transitoria, tan breve como importante, debida a la fuerza contraelectromotriz
del motor. El arranque estrella-triángulo es apropiado para las máquinas cuyo
par resistente es débil o que arrancan en vacío.
El conmutador estrella-triángulo automático lo constituyen básicamente
tres contactores y un relé temporizador, que hace el cambio de conexión
en el momento adecuado, una vez que el motor haya estabilizado su ve-
locidad en estrella. Para poner el tiempo adecuado al temporizador, po-
demos calcularlo midiendo la intensidad de fase o midiendo la velocidad
del motor con un tacómetro. El momento ideal para hacer el cambio será
cuando la intensidad se estabilice, o alcance el 70 u 80 % de la velocidad
nominal.
Este circuito va dotado de contactos de anclaje eléctrico, para evitar que puedan
entrar los contactores de estrella (Y) y triángulo (D) a la vez, que de ocurrir
provocarían cortocircuito.

23.2. RELÉ TÉRMICOS DE PROTECCIÓN

El conmutador estrella-triángulo, como todo circuito de alimentación a un


motor trifásico también lleva relé térmico de protección, como en los casos
anteriores, pero en este caso hay que tener especial cuidado de que esté co-
nectado en la salida del contactor de red, con objeto de que sus bimetales
queden en serie con los devanados y recorridos por la corriente de fase.
Una vez que el motor está conectado en triángulo, la intensidad que circulará
por las bobinas de los bimetales será √3 veces menor que la intensidad nominal
que circula por la línea, debiéndose regular el relé para dicha corriente. Por
ejemplo, en un motor cuya intensidad nominal sea de 100 A, el relé térmico de
protección debería ajustarse para:

185
23.3. CICLO DE FUNCIONAMIENTO

Fase 0, cerrar el interruptor general de fuerza “Q1”.

Fase 1, al pulsar “S2” llega tensión a la bobina “KM3” y se cierran los


contactos auxiliares y principales de KM3 puenteando los terminales (U2,
V2 y W2), conectando el motor en estrella. Al activarse KM3, su contacto
de la vertical 4, activa la bobina KM1 que a su vez cierra sus contactos y
se autoalimenta, KA1 temporiza durante los segundos que previamente se
han fijado. Todo este proceso se produce en décimas de segundo mientras
pulsamos S2. El motor “M1” comienza a funcionar en conexión estrella,
señalizándose por H1.

Fase 2, cuando el temporizador KA1, pasado el tiempo previsto, acciona sus


contactos y deja sin alimentación la bobina KM3, lo que provoca el cierre de
su contacto cerrado de KM3 que deja paso de corriente a bobina KM2 y abre
su contacto de la vertical 2 evitando de esta forma que se activen de nuevo las
bobina KM3 y KA1. El motor queda conectado en triángulo, lo indican las
lámparas H1 y H2.

Fase 3, cuando por algún motivo falta corriente en una de las fases de ali-
mentación del motor, actuará el relé térmico “F3”desconectando el contactor
que esté activado en ese momento KM1 y KM3 o KM1 y KM2, accionando
la lámpara “H3”.

Fase 4, si todo funciona correctamente, no se producirá la situación de la fase


3 y el motor “M1” continuará funcionando hasta que se presione el pulsador
de paro “S1”, pasando todos los elementos del circuito a posición de reposo
por tiempo indefinido.

Fase 5, al final del proceso y para dejar sin servicio completamente el circuito
se abre el interruptor tripolar Q1.

23.4. TABLA DE LA VERDAD

En ella se representan las posiciones de los componentes en cada una de las


fases de funcionamiento de forma sencilla.
Los componentes activos tales como bobinas de contactores, relés de tiempo y
lámparas de señalización, se indica con cero (0) su estado de reposo y con uno
(1) cuando están bajo tensión o accionados.
Se indica así mismo con uno la actuación por sobrecarga de los relés térmicos
de protección. En los pulsadores y selectores se indica con cero su reposo y con
uno su accionamiento.

186
Componentes Fase 0 Fase 1 Fase 2 Fase 3 Fase 4 Fase 5
S1 0 0 0 0 1 0
S2 0 1 0 0 0 0
Q1 1 1 1 1 1 0
F3 0 0 0 1 0 0
KM1 0 1 1 0 0 0
KM2 0 0 1 0 0 0
KM3 0 1 0 0 0 0
KA1 0 1 0 0 0 0
H1 0 1 1 0 0 0
H2 0 0 1 0 0 0
H3 0 0 0 1 0 0
M1 0 1 1 0 0 0

Figura 23.1. Tabla de la verdad

23.5. MATERIALES NECESARIOS

Todos los materiales serán de características adecuadas a la tensión a emplear, tanto en


el circuito de mando como en el circuito de potencia y a las características del motor.

 Un interruptor tripolar de capacidad de corte adecuada a la potencia del motor.


 Tres contactores tripolares, con contactos auxiliares necesarios para las
maniobras a realizar.
 Temporizador adecuado para conmutadores estrella/triángulo.
 Un motor trifásico asíncrono de potencia y tensión determinadas, si es
posible de 1 CV y 230/400 V.
 Un pulsador normalmente abiertos (NA) de 10 A.
 Un pulsador normalmente cerrados (NC) de 10 A.
 Un relé térmico adecuado para la potencia del motor a emplear.
 Cuatro lámparas de señalización o leed, adecuados a la tensión del cir-
cuito de mando.
 Panel de montaje y accesorios de anclaje.
 Conductores para hacer las conexiones.

23.6. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Montar el circuito como muestran los esquemas funcionales y compro-


bar su funcionamiento.
2. Completar la ficha del análisis del circuito, teniendo en cuenta que las
cifras a que hacen referencia las uniones o cortes propuestos, son las
que aparecen en el esquema funcional A) y B). Cada propuesta una vez
comprobada, es necesario quitarla antes de hacer la siguiente.

187
3. Completa el resto de apartados de la ficha análisis.
4. Hacer una relación de materiales necesarios para montar el circuito pro-
puesto, indicando modelos, características eléctricas y precios, con la
ayuda de catálogos comerciales.

188
189
TEMA 24
INVERSOR DEL MOTOR ASÍNCRONO
TRIFÁSICO EN CONMUTACIÓN ESTRELLA
TRIÁNGULO

Introducción

Se trata de invertir el sentido de giro de un motor trifásico asíncrono, que hace


el arranque estrella-triangulo. Utilizando para ello cuatro contactores.

Contenidos Objetivos

Inversor de giro para el con- Conocer el funcionamiento del


mutador estrella triángulo. inversor de los motores trifási-
cos asíncronos por conmuta-
ción estrella triángulo.

191
24.1. INVERSOR DE GIRO PARA EL CONMUTADOR ESTRELLA
TRIÁNGULO

Para realizar la inversión deben cumplirse las condiciones siguientes:

 El circuito se montará con cuatro contactores.


 El contactor que debe activarse en primer lugar será el de la co-
nexión estrella, entrando a continuación el contactor de línea, del
sentido elegido.
 El cambio de conexión de estrella triángulo se hará automático, por la
acción de un temporizador.
 Este circuito va dotado de contactos de anclaje eléctrico, para evitar que
puedan entrar los contactores de estrella (Y) y triángulo (D) a la vez,
que de ocurrir, provocarían cortocircuito.
 También llevará contactos de anclaje eléctrico, para evitar que puedan
entrar los dos sentidos de giro simultáneamente.
 La inversión se hará siempre pasando por paro.
 La marcha a izquierda o derecha, así como la conexión estrella o trian-
gulo, se señalizará por pilotos.

El circuito de mando correspondiente a este planteamiento de funciona-


miento es el representado en la Figura 24.1.

Figura 24.1. Circuito de mando correspondiente al inversor de giro para el estrella triángulo

192
24.1. INVERSOR DE GIRO PARA EL CONMUTADOR ESTRELLA
TRIÁNGULO

Para realizar la inversión deben cumplirse las condiciones siguientes:

 El circuito se montará con cuatro contactores.


 El contactor que debe activarse en primer lugar será el de la conexión
estrella, entrando a continuación el contactor de línea, del sentido elegido.
 El cambio de conexión de estrella triángulo se hará automático, por la
acción de un temporizador.
 Este circuito va dotado de contactos de anclaje eléctrico, para evitar que
puedan entrar los contactores de estrella (Y) y triángulo (D) a la vez,
que de ocurrir, provocarían cortocircuito.
 También llevará contactos de anclaje eléctrico, para evitar que puedan
entrar los dos sentidos de giro simultáneamente.
 La inversión se hará siempre pasando por paro.
 La marcha a izquierda o derecha, así como la conexión estrella o trian-
gulo, se señalizará por pilotos.

24.2. CICLO DE FUNCIONAMIENTO

Fase 0, cerrar el interruptor general de fuerza “Q1”.

Fase 1, (funcionamiento a derecha), al pulsar “S2” llega tensión a la bobina


“KM4” e impide que llegue a KM1, y se cierran los contactos auxiliares y prin-
cipales de KM4 puenteando los terminales (U2, V2 y W2), conectando el motor
en estrella y comienza a temporizar KA1. Al activarse KM4, su contacto (13-
14) activa la bobina KM2 que a su vez cierra sus contactos y se autoalimenta,
KA1 temporiza. Todo este proceso se produce en décimas de segundo mientras
pulsamos S2. El motor “M1” comienza a funcionar en conexión estrella, hacia
la derecha, señalizándose por H2.

Fase 2, cuando el temporizador KA1, cuenta el tiempo previsto, acciona sus


contactos dejando sin alimentación la bobina KM4, simultáneamente se cierra
el contacto cerrado (21-22) de KM4 que deja paso de corriente a bobina KM3,
su contacto (11-12) se abre, evitando de esta forma que se activen de nuevo
las bobina KM4 y KA1. El motor queda conectado en triángulo, lo indican las
lámparas H3 y H2.

Fase 3, cuando por algún motivo falta corriente en una de las fases de ali-
mentación del motor, actuará el relé térmico “F3”desconectando el contac-
tor que esté activado en ese momento, acción indicada por la lámpara “H4”.

193
Fase 4, si todo funciona correctamente, no se producirá la situación de la fase
3 y el motor “M1” continuará funcionando hasta que se presione el pulsador de
paro “S1”, pasando todos los elementos del circuito a posición de reposo por
tiempo indefinido.

Fase 5, (funcionamiento a izquierda), al pulsar “S3” llega tensión a la bobina


“KM4” e impide que llegue a KM2, y se cierran los contactos auxiliares y prin-
cipales de KM4 puenteando los terminales (U2, V2 y W2), conectando el motor
en estrella y comienza a temporizar KA1. Al activarse KM4, su contacto (13-
14) activa la bobina KM1 que a su vez cierra sus contactos y se autoalimenta,
KA1 temporiza. Todo este proceso se produce en décimas de segundo mientras
pulsamos S3. El motor “M1” comienza a funcionar en conexión estrella, hacia
la izquierda, señalizándose por H1.

Fase 6, cuando el temporizador KA1, cuenta el tiempo previsto, acciona sus


contactos dejando sin alimentación la bobina KM4, simultáneamente se cierra
el contacto cerrado de KM4 que deja paso de corriente a bobina KM3 que abre
su contacto de la vertical 2 evitando de esta forma que se activen de nuevo las
bobina KM4 y KA1. El motor queda conectado en triángulo, lo indican las
lámparas H3 y H1.

Fase 7, si todo funciona correctamente, no se producirá la situación de la fase


3 y el motor “M1” continuará funcionando hasta que se presione el pulsador de
paro “S1”, pasando todos los elementos del circuito a posición de reposo por
tiempo indefinido.

Fase 8, si se desea dejar sin tensión el cuadro, y para dejar sin servicio comple-
tamente el circuito se abre el interruptor tripolar Q1.

24.3. TABLA DE LA VERDAD

En ella se representan las posiciones de los componentes en cada una de las


fases de funcionamiento de forma sencilla.
Los componentes activos tales como bobinas de contactores, relés de tiempo y
lámparas de señalización, se indica con cero (0) su estado de reposo y con uno
(1) cuando están bajo tensión o accionados.
Se indica así mismo con uno la actuación por sobrecarga de los relés térmicos
de protección. En los pulsadores y selectores se indica con cero su reposo y con
uno su accionamiento.

194
Componentes Fase 0 Fase 1 Fase 2 Fase 3 Fase 4 Fase 5 Fase 6 Fase 7 Fase 8
S1 0 0 0 0 1 0 0 1 0
S2 0 1 0 0 0 0 0 0 0
S3 0 0 0 0 0 1 0 0 0
Q1 1 1 1 1 1 1 1 1 0
F3 0 0 0 1 0 0 0 0 0
KM1 0 0 0 0 0 1 1 0 0
KM2 0 1 0 0 0 0 0 0 0
KM3 0 0 1 0 0 0 1 0 0
KM4 0 1 0 0 0 1 0 0 0
KA1 0 1 0 0 0 1 0 0 0
H1 0 0 0 0 0 1 1 0 0
H2 0 1 1 0 0 0 0 0 0
H3 0 0 1 0 0 0 1 0 0
H4 0 0 0 1 0 0 0 0 0
M1 0 1 1 0 0 1 1 0 0
Figura 24.2. Tabla de la verdad

24.4. MATERIALES NECESARIOS

Todos los materiales serán de características adecuadas a la tensión a emplear,


tanto en el circuito de mando como en el circuito de potencia y a las caracterís-
ticas del motor.

 Un interruptor tripolar de capacidad de corte adecuada a la potencia del


motor.
 Cuatro contactores tripolares, con contactos auxiliares necesarios para
las maniobras a realizar.
 Temporizador adecuado para conmutadores estrella/triángulo.
 Un motor trifásico asíncrono de potencia y tensión determinadas, si es
posible de 1 CV y 230/400 V.
 Dos pulsadores de doble cámara, con un contacto normalmente abiertos
(NA) y otro contacto cerrado (NC), de 10 A.
 Un pulsador normalmente cerrados (NC) de 10 A.
 Un relé térmico adecuado para la potencia del motor a emplear.
 Cuatro lámparas de señalización o leed, adecuados a la tensión del cir-
cuito de mando.
 Panel de montaje y accesorios de anclaje.
 Conductores para hacer las conexiones.

195
24.5. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Montar el circuito como muestran los esquemas funcionales y compro-


bar su funcionamiento.
2. Completar la ficha del análisis del circuito, teniendo en cuenta que las
cifras a que hacen referencia las uniones o cortes propuestos, son las
que aparecen en el esquema funcional A) y B). Cada propuesta una vez
comprobada, es necesario quitarla antes de hacer la siguiente.
3. Completa el resto de apartados de la ficha análisis.
4. Hacer una relación de materiales necesarios para montar el circuito pro-
puesto, indicando modelos, características eléctricas y precios, con la
ayuda de catálogos comerciales.

196
197
TEMA 25
DETECTORES INDUCTIVOS, CAPACITIVOS Y
FOTOELÉCTRICOS

Introducción

Los detectores tienen como misión detectar un cambio físico y dar una señal
al circuito de potencia. Hay varios tipos de detectores en base a su fundamento
físico, así tendremos:

 Neumáticos. Funcionan por variación en el chorro de aire.


 Electromecánicos. Funcionan por contacto físico, finales de carrera, etc.
 Magnéticos. Están compuestos por un relé y un imán permanente, de
forma que al introducir un elemento metálico en el campo del imán,
provoca un cambio de posición al contacto del relé.
 Electrónicos. Estos pueden ser inductivos, capacitivos y fotoeléctricos.

Contenidos Objetivos

Detectores electrónicos. Estudio de los detectores de


Elección del tipo de detector. diferentes tipos.
Detectores inductivos. Aplicaciones en la industria y
Detectores capacitivos. control automático de diferen-
Conexiones para detectores tes aplicaciones.
capacitivos e inductivos.
Detectores fotoeléctricos.

199
25.1. DETECTORES ELECTRÓNICOS

Estos pueden ser inductivos, capacitivos y fotoeléctri-


cos. Los detectores de proximidad electrónicos, están
siendo utilizados como elemento indispensable en todo
tipo de máquinas y en cualquier proceso de fabricación
donde se requiera una gran velocidad de respuesta a
altas cadencias de maniobras.
Sus características estáticas, ausencia de contacto con el
material, evitando así desgaste por rozamiento, hacen su
vida prácticamente ilimitada. Unido a su reducido tama-
ño, los ha convertido en sustitutos de los finales de carrera.

25.2. ELECCIÓN DEL TIPO DE DETECTOR

Del acierto en elegir el tipo de detector, así como de la


forma en que se trate la señal por él obtenida, dependerá
la fiabilidad del sistema, por lo que es tan importante la
buena elección, como un completo conocimiento de las
variables que sobre él pueden intervenir, respecto del ma-
terial a detectar. Variables que intervienen:

 Tipos de materiales: Fe, Cu, Al, plástico, vidrio,


madera, etc.
 Su forma: Plana, redonda, esférica, etc.
 Su estado: Sólido, líquido, granulado, pastoso, etc.
 Su tamaño.
 Distancia de paso.
 Temperatura.
 Humedad.
 Espacio disponible.
 Su color.
 Su trasparencia.
 Su velocidad en m/seg.
 Su cadencia en unidades /segundos.
 Condiciones ambientales; humedad, temperatura,
luz, corrosión, perturbaciones (ruidos eléctricos).

25.3. DETECTORES INDUCTIVOS

Los detectores inductivos, son interruptores electrónicos de características es-


táticas que actúan sin elementos electromecánicos.
Su funcionamiento se basa en un circuito oscilante LC, de alta frecuencia, que

200
deja de oscilar frente a la proximidad de un objeto metálico, sea cual fuere la
naturaleza del metal, (hierro, cobre, aluminio, etc.)
Su acción detectora, consiste en que el circuito inductivo del oscilador se
encuentra abierto por la cabeza sensible del detector, cerrándose sus líneas
de fuerza a través del aire. Al acercarle un objeto metálico se producen varia-
ciones en el circuito oscilante que provocan la amortiguación y el cese de las
oscilaciones.
Estas variaciones son las que nos proporcionan en el circuito de salida del de-
tectar inductivo, la correspondiente señal para controlar a su vez el circuito de
utilización.
En los detectores cilíndricos, la bobina está ubicada en una ferrita, a fin de
conseguir una buena direccionalidad en la detección frontal y eliminar prácti-
camente la detección lateral.
De acuerda con las características de su circuito de alimentación y salida pue-
den distinguirse los siguientes tipos:

25.3.1. Detectores Namur

Diseñados para el cumplimiento de las normas que regulan la industria química


y en industrias donde sean necesarias instalaciones antiexplosivos. Su tensión
de alimentación oscila entre 7 y 9 V, y su intensidad máxima 4 mA. En este tipo,
el detector es independiente del amplificador, lo que hace que sean de reducido
tamaño el encapsulado, ya que el amplificador va montado en unidad aparte,
Figura 25.1.

DETECTOR AMPLIFICADOR

Detector inductivo
de alta
Figura 25.1. Detectores inductivos y amplificadores separados para c.a.

25.3.2. Detectores inductivos alimentados con c.c.

Constituidos por el circuito oscilador acoplado en la propia unidad, con un cir-


cuito de disparo y una etapa amplificadora con salida digital.
En este tipo, la alimentación se hace por tres hilos, pudiendo adoptar las
versiones:

201
Figura 25.2. Detectores inductivos de corriente continua, a tres hilos.

 Detectan toda clase de metales.


 Gran fiabilidad, con vida ilimitada.
 Protegidos contra cortocircuito y error de conexión.
 Totalmente encapsulados.
 Salida según tipo de transistor NPN o PNP.

25.3.3. Detectores inductivos alimentados con c.a.

Constituidos por el circuito oscilante, acoplado en la propia unidad a un circui-


to de disparo y una etapa de potencia en c.a., con salida por thyristor.

 Detectan toda clase de metales.


 Gran facilidad de instalación.
 Polaridad de conexión indiferente.
 Totalmente encapsulados.
 Usados como sustitutos directos de los finales de carrera mecánicos.

Al igual que los detectores de c.c., se fabrican en muchos tamaños, aunque no


se consigue la reducción alcanzada en aquellos, ya que entran en su compo-
sición elementos de mayor tamaño, exigidos por la circulación de una mayor
corriente.

202
Figura 25.3. Circuito Normalmente Abierto y Circuito Normalmente Cerrado

El elemento de gobierno de la carga es, thyristor o triac y permite actuar, como


contacto abierto en ausencia de detección y cerrado al detectar, o viceversa.
Es de notar que en la versión con salida por dos hilos, siempre existe circu-
lación de corriente a través de la carga, y aunque dicha corriente es solo de
algunos miliamperios, ello supone una limitación para el gobierno de cargas
muy pequeñas, en las cuales y, debido a su gran impedancia puede provocar
una caída de tensión lo suficientemente grande como para hacerla conectar sin
que actúe el detector.
En contraposición con las ventajas que representa la alimentación directa a 230
V y la ausencia de amplificadores o fuentes de alimentación, estos detectores
tienen desventajas como son:

 Baja frecuencia de conmutación.


 No es posible protegerlos contra cortocircuitos.
 Tamaño mayor al resto de detectores.
 Intensidad residual.
 Sensible a los ruidos.
 El cortocircuito de la carga provoca su destrucción.

25.4. DETECTORES CAPACITIVOS

De parecidas características a los “detectores inductivos”


en lo que a su constitución hace referencia, los detectores
capacitivos son así mismo interruptores electrónicos de
características estáticas que actúan sin la intervención de
elementos electromecánicos.

203
Se basa su principio de acción en el funcionamien-
to de un circuito oscilante RC, ajustado a un punto
crítico próximo al de oscilación que se inicia al mo-
dificarse algunas de las constantes del circuito.
La función detectora se realiza por el condensador
del circuito oscilante y cuyas placas, forman parte
de la cabeza sensible del detector, cierran las líneas
del campo eléctrico a través del aire. Al aproximar
a este condensador un objeto con una constante
dieléctrica superior a la del aire, se provoca una va-
riación de su capacidad que ocasiona el desequili-
brio del circuito y el inicio de las oscilaciones.
Esta variación de la capacidad, producida por la
proximidad de un objeto o sustancia de las caracte-
rísticas citadas, es función no solo de su constante
dieléctrica sino también de su volumen y densidad.
Es por esta razón que la mayor parte de los detectores capacitivos llevan incor-
porado un ajuste de sensibilidad para adaptarlos a cada uno de los elementos a
detectar de acuerdo con sus propias características.
Su utilización en procesos industriales es muy amplia, entre ellas podemos citar:

 Controlar la circulación de una sustancia a través de una canalización.


 Determinar el nivel de llenado de un silo, etc.

25.4.1. Detectores capacitivos de dos hilos alimentados por c.c.

Corresponden a un tipo de detectores capacitivos con salida a dos hilos y que


actúan como una impedancia variable.

Figura 25.4. Detector capacitivo y amplificador separado para c.c.

25.4.2. Detectores de tres hilos alimentados por c.c.

Constan estos detectores del circuito oscilante acoplado, en la propia unidad,


con un circuito de disparo y una etapa amplificadora con salida digital.

204
En el esquema se representan los circuitos básicos pudiendo las salidas adoptar
las versiones, de la Figura 25.5.

Figura 25.5. Detector capacitivo de tres hilos NPN y PNP

25.4.3. Detectores de dos hilos alimentados por c.a.

Constituidos por el circuito oscilante acoplado en la propia unidad a un circuito


de disparo y una etapa de potencia en c.a., con salida por thyristor. La salida se
realiza por dos hilos y la carga se intercala en serie con uno de ellos.
Hay dos versiones, Figura 25.6.

Figura 25.6. Detector capacitivo de dos hilos normal y especial

205
25.4.4. Características técnicas de los detectores capacitivos

Alcance dependiendo del material o sustancia a detectar.


Sensibilidad se puede ajustar al punto de trabajo óptimo
de acuerdo con el material o sustancia a detectar.
Para regular la sensibilidad es preciso retirar el tornillo
de protección y actuar seguidamente sobre el mando de
regulación (potenciómetro), mediante un destornillador.
Es recomendable en el caso de controlar materiales en
polvo o granulados montar los detectores en posición
vertical o inclinada para evitar que pueda depositarse la
sustancia en la zona activa.

Figura 25.8. Posición de trabajo de los detectores

25.4.5. Campo de acción los detectores capacitivos

Según las diferencias internas constructivas de los


detectores capacitivos se logra una distinta distribu-
ción del campo de acción.

 “a” Alta concentración del campo, logrando


una gran sensibilidad pero un alcance peque-
ño. Permite su montaje empotrado.
 “b” Poca concentración del campo, logran-
do un buen alcance pero una sensibilidad re-
lativamente pequeña. No permite su montaje
empotrado.

En consecuencia, los del grupo “a” son mucho más sensibles a la humedad y a
cualquier otro agente exterior que los del grupo “b”.
Es recomendable en los detectores del tipo “a” y forzoso en los del tipo “b”
mantener las distancias mínimas indicadas entre la zona sensible del detector y
el elemento de fijación, o entre detectores.
De instalarse conjuntamente varios detectores capacitivos la distancia entre
ellos será como mínimo de 100 mm.

206
Figura 25.10. Distancias a respetar en el montaje de los detectores capacitivos

25.5. CONEXIONES PARA DETECTORES CAPACITIVOS E


INDUCTIVOS

La conexión de los detectores PNP, tienen dos hilos de alimentación y un hilo


para la transmisión de la señal de salida.
A cada módulo amplificador se pueden acoplar uno o varios detectores, acopla-
dos en serie o en paralelo, como se muestra en las siguientes Figuras:

Figura 25.11. Conexión de un solo detector al amplificador

207
Figura 25.12. Conexión de tres detectores a un amplificador en serie

Figura 25.13. Conexión de tres detectores a un amplificador en paralelo

208
Figura 25.14. Conexión de dos detectores a un amplificador para control de nivel

25.6. DETECTORES FOTOELÉCTRICOS

Su principio de funcionamiento se basa en el aprovecha-


miento del efecto producido por una radiación luminosa
(emisor) al incidir sobre un elemento fotosensible (recep-
tor) dando lugar a una circulación de corriente. La inte-
rrupción total o parcial de la citada radiación modifica la
cantidad de corriente circulante, siendo estas variaciones,
las que convenientemente amplificadas permiten contro-
lar el circuito de salida del amplificador.
Atendiendo a las múltiples aplicaciones de las unidades
fotoeléctricas, en orden al tipo de instalación o proceso
automático que deban controlar, se dispone de las si-
guientes modalidades:

25.6.1. Barreras con radiación infrarroja

Cabezal emisor y receptor separados.

 Gran poder de penetración en ambientes polvorientos.


 Emisión infrarroja modulada (luz no visible).
 Insensibles a la luz ambiente.
 Larga vida del elemento emisor.

209
Figura 25.15. Barrera de radiación infrarroja

25.6.2. Reflexión sobre espejo

Cabezal emisor y receptor en una sola unidad.

 Gran facilidad de enfoque.


 Alcance según características del catadióptrico.
 Emisión infrarroja modulada.

Figura 25.16. Barrera de radiación infrarroja con reflexión sobre espejo

25.6.3. Reflexión directa sobre el objeto

Con las mismas características que en caso anterior, cambiando el catadióptrico


por el objeto a controlar.

Figura 25.17. Barrera de radiación infrarroja con refusión sobre objeto

25.7. MATERIALES A EMPLEAR

 2 Detectores inductivos.
 2 Detectores capacitivos.
 1 Barrera fotoeléctrica.
 Circuitos de automatismos donde aplicar cualquiera de los diferentes
tipos de detectores.

210
25.8. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Dibujar el esquema funcional de mando y fuerza, para el control auto-


mático del nivel de un depósito de piensos.
2. Dibujar el esquema funcional de mando y fuerza para controlar la aper-
tura y cierre de una puerta de corredera.
3. Montar los circuitos pedidos y probar su funcionamiento.

211
TEMA 26
ALARMA BAJO TENSIÓN CON RELÉS

Introducción

Pretendemos proteger, con este circuito, la entrada prin-


cipal de un local. Para tal fin será necesario preparar la
alarma antes de abandonar el mismo, siguiendo un deter-
minado orden de accionamiento. El circuito quedará bajo
tensión. La alarma será óptica y acústica, pudiendo ser el
sonido permanente o intermitente.

Contenidos Objetivos

Posibles combinaciones de Montar una alarma elemental


relés o contactores. mediante relés.
Funcionamiento. Conocer otro campo de apli-
cación del automatismo.

213
26.1. ALARMA BAJO TENSIÓN

Para su conexión se seguirá un determinado orden, quedando de esta forma


activada la alarma. El funcionamiento será como sigue:

 Cierre del interruptor S2, activándose el relé


KA1, abre el contacto NC del mismo, situado
en la vertical 3, que está conectado en serie
con la bobina del relé KA2, la activación del
relé KA1, lo indica la lámpara H1.
 Cierre de interruptor S1 lo que se hará desde
un lugar accesible, por ello, lo de hacerlo me-
diante llave. La activación de este interruptor
lo indica la lámpara H2.
 En el caso de que los detectores de presencia detecten algún movimien-
to, abrirán el circuito de KA1 y cerrará KA2 que hará funcionar la alar-
ma, quedando ésta conectada permanentemente por enclavamiento de
KA2.
 Solo podrá pararse la alarma al abrir el circuito por medio del interrup-
tor S1.

26.2. DETECTORES DE PRESENCIA

El detector de presencia es un dispositivo que abre o cierra automáticamente, un


circuito eléctrico al que están conectados, en función de si existe presencia o no.
Estos detectores de presencia se pueden utilizar con diferentes objetivos entre ellos:

 AHORRO en lugares de paso como escaleras, pasillos, recibidores, ac-


cesos a viviendas…, son los más recomendables para su uso, ya que son
zonas de ocupación intermitente y por ello susceptibles a dejar las luces
encendidas a nuestro paso, con la instalación de un detector de presen-
cia nos aseguramos que las luces tan sólo estén encendidas cuando sea
necesario (dependiendo del caso pueden llegar a ahorrar hasta un 20%).
Por el contrario, no se recomienda su instalación en lugares donde la
ocupación sea continua como oficinas, salas de estar, etc.
 FUNCIONALIDAD instalados en sistemas de iluminación nos apor-
tan comodidad ya que las luces se encienden automáticamente a nuestro
paso sin tener que accionar ningún interruptor y se apagan cuando no
nos detecta.
 SEGURIDAD son componentes habituales de casi todas las instalacio-
nes de seguridad su función es la siguiente: al detectar presencia envían
la señal al circuito de alarma que se haya instalado.

214
Existen en el mercado unos dispositivos que al detectar presencia emiten un
sonido o alarma. Son muy fáciles de utilizar ya que no necesitan instalación
eléctrica. Muy utilizados en locales comerciales o como elementos avisadores
de la presencia de personas o animales que acaban de entrar.

26.3. MATERIALES A EMPLEAR

Todos los materiales serán de características adecuadas, para cubrir las necesi-
dades del circuito.

 Un interruptor magneto-térmico de capacidad de corte adecuado a la


potencia demandada.
 Dos detectores de presencia adecuados a la necesidad de detección.
 Un interruptor unipolar con capacidad de corte para 10 A, con acciona-
miento manual.
 Un interruptor unipolar con capacidad de corte para 10 A y con accio-
namiento por llave.
 Dos relés de características adecuadas a la tensión y tipo de corriente a
emplear, así como número de contactos y capacidad de corte necesarios.
 Un temporizador intermitente de tensión y tipo de corriente a emplear.
 Una sirena y lámpara adecuadas a la aplicación.
 Dos pilotos de señalización.

26.4. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Montar el circuito propuesto y comprobar su funcionamiento.


2. Completar la ficha del análisis del circuito, teniendo en cuenta que las
cifras a que hacen referencia las uniones o cortes propuestos, son las
que aparecen en el esquema funcional A). Cada propuesta una vez com-
probada, es necesario quitarla antes de hacer la siguiente.
3. Completa el resto de apartados de la ficha análisis.
4. Aportar esquemas con los circuitos que se te ocurran y que resuelvan
diferentes situaciones.

215
216
TEMA 27
CONTROL DE PUERTA AUTOMÁTICA

Introducción

Se trata de controlar la apertura y cierre de una


puerta de forma automática, mediante control
fotoeléctrico a su entrada.

Contenidos Objetivos

Aplicación de los conocimien- Conocer las aplicaciones de los


tos de control fotoeléctrico y diferentes tipos de detectores.
de detectores de proximidad,
al control de una puerta.

217
27.1. APLICACIÓN DE LOS CONOCIMIENTOS SOBRE
DETECTORES AL CONTROL DE UNA PUERTA

Una vez que conocemos como se comportan los detec-


tores, podemos diseñar diferentes circuitos, en los que
su aplicación nos permitirá controlar operaciones muy
diferentes, sin que para ello sea necesario contacto fí-
sico con los elementos a controlar.
Se trata en el tema que nos ocupa, de controlar auto- -S2
máticamente una puerta de corredera por la acción de
una barrera fotoeléctrica y unos finales de carrera que
pueden ser sustituidos por detectores adecuados, para
la función que han de realizar.
El sistema estará dotado de accionamiento manual de
cierre. Conexionado de una
barrera fotoeléctrica
27.2. FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA

El sistema de las puertas, una vez conectado el sistema automático, debe fun-
cionar de la siguiente forma:

 Al cruzar una persona, animal o vehiculo la barrera fotoeléctrica S2, las


puertas se abren automáticamente.
 Al accionar el final de carrera o detector S4, la puerta finaliza su aper-
tura y queda parada.
 Pasados tres segundos, en la posición de abierto, se inicia el cierre au-
tomáticamente, que finaliza cuando se acciona el final de carrera o de-
tector S3.
 La puerta puede abrirse y cerrarse manualmente, mediante pulsadores.
 El ciclo automático puede interrumpirse o invertirse por medio de pul-
sadores.

218
 El cierre de la puerta debe asegurarse desconectando el sistema auto-
mático.
 La puerta puede accionarse por motor monofásico o trifásico.

27.3. CICLO DE FUNCIONAMIENTO

Fase 0, Cerrar el interruptor general de fuerza “Q1”.

Fase 1, Cerrar “S1” llega tensión a la bobina de la fotocélula “S2” y se activan


sus contactos.

Fase 2, Si la presencia de una persona, vehículo o animal interrumpe el haz


luminoso de la barrera fotoeléctrica, provoca el cierre del contactor KM2, que
pone en funcionamiento el motor “M1” dando lugar a la apertura de la puerta.
La apertura de la puerta es indicada por H2. La puerta se puede abrir manual-
mente mediante el pulsador S6.
Fase 3, Al final del recorrido el detector o final de carrera “S4” desconecta la
marcha del motor M1, por la acción de KA2, y se activa la temporización de
KA1, que una vez pasado el tiempo prefijado, activa el contactor KM1 y el
cierre de la puerta.

Fase 4, Si deseamos cerrar la puerta sin es-


perar, accionaremos el pulsador S5.

Fase 5, Al final del recorrido de cierre, se


activa el detector S3, que corta la alimenta-
ción de KM1.

Fase 6, Cuando por algún motivo falta co-


rriente en una de las fases de alimentación
del motor, actuará el relé térmico “F3”des-
conectando el contactor que esté activado
en ese momento KM1 o KM2, accionando
la lámpara “H3”.

Fase 7, Si todo funciona correctamente, no


se producirá la situación de la fase 6 y el
motor “M1” continuará funcionando en am-
bos sentidos, hasta que se abra el interruptor
S1, o por motivos de emergencia se pulse el
pulsador “seta” S7, pasando todos los ele-
mentos del circuito a posición de reposo por
tiempo indefinido.

219
27.4. TABLA DE LA VERDAD

En ella se representan las posiciones de los componentes en cada una de las


fases de funcionamiento de forma sencilla.
Los componentes activos tales como bobinas de contactores, relés de tiempo y
lámparas de señalización, se indica con cero (0) su estado de reposo y con uno
(1) cuando están bajo tensión o accionados.
Se indica así mismo con uno la actuación por sobrecarga de los relés térmicos
de protección. En los pulsadores y selectores se indica con cero su reposo y con
uno su accionamiento.

Figura 27.1. Tabla de la verdad

27.5. MATERIALES NECESARIOS

Todos los materiales serán de características adecuadas a la tensión y poten-


cia a emplear, tanto en el circuito de mando como en el circuito de potencia.

 Un interruptor tripolar o magnetotérmico de capacidad de corte adecua-


da a la potencia del motor.
 Dos contactores tripulares, con contactos auxiliares necesarios para las
maniobras a realizar.

220
 Un relé temporizador a la conexión (KA1).
 Un relé auxiliar de mando (KA2).
 Un motor trifásico asíncrono de potencia y tensión determinadas, si es
posible de 1 CV y 230/400 V.
 Dos pulsador normalmente abiertos (NA) de 10 A.
 Un pulsador normalmente cerrados (NC) de 10 A.
 Un interruptor unipolar con accionamiento por llave, 10 A.
 Un relé térmico adecuado para la potencia del motor a emplear.
 Tres lámparas de señalización o leed, adecuados a la tensión del circuito
de mando.
 Panel de montaje y accesorios de anclaje.
 Conductores para hacer las conexiones.

27.6. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Montar el circuito como muestran los esquemas y comprobar su fun-


cionamiento.
2. Completar la ficha del análisis del circuito, teniendo en cuenta que las
cifras a que hacen referencia las uniones o cortes propuestos, son las
que aparecen en el esquema funcional A) y B). Cada propuesta una vez
comprobada, es necesario quitarla antes de hacer la siguiente.
3. Completa el resto de apartados de la ficha análisis.
4. Hacer una relación de materiales necesarios para montar el circuito pro-
puesto, indicando modelos, características eléctricas y precios, con la
ayuda de catálogos comerciales.

221
222
TEMA 28
MOTORES MONOFÁSICOS CON BOBINADO DE
ARRANQUE

Introducción.

Los motores monofásicos, como su propio nombre indica son motores con un
solo devanado en el estator, que es el devanado inductor. En la mayoría de los
casos este tipo de motores tienen el rotor en jaula de ardilla. Su potencia suele
variar desde valores muy pequeños, menores de 1KW, hasta valores superiores.
Es un motor de gran utilidad en el accionamiento de gran parte de las máquinas,
y fundamentalmente en aquellas que se utilizan en redes monofásicas, como es
el caso de las viviendas. Se utilizan fundamentalmente en pequeños electrodo-
mésticos, bombas y ventiladores de pequeña potencia, pequeñas máquinas-he-
rramientas, en los equipos de aire acondicionado, etc.
Hay varios tipos de motores monofásicos, pero en este tema nos centraremos en
el estudio de los motores monofásicos con devanado auxiliar.

Contenidos.

Motores monofásicos.
Tipos de arranques.

Objetivos.

Estudio de los motores monofásicos con devanado auxiliar.


Arranque e inversión del motor monofásico.

223
28.1. MOTORES MONOFÁSICOS CON DEVANADO AUXILIAR

Se pueden alimentar entre una fase y el neutro o


entre dos fases. No presentan problemas de ex-
cesiva corriente de arranque, como en el caso de
los motores trifásicos. Debido a su reducida po-
tencia, utilizan el arranque directo.
Este tipo de motores llevan un estator formado por
chapas magnéticas en las que están troqueladas las
ranuras correspondientes que sirven de alojamien-
to a los arrollamientos de trabajo y auxiliar.
Para el rotor se utilizan rotores de jaula o corto-
circuito.
El arrollamiento principal, va colocado en dos
tercios de las ranuras del estator y sus conexiones
llevan las designaciones (U1, U2) o más antiguos
(U, V). El arrollamiento auxiliar, que ocupa el
tercio restante de las ranuras, va marcados con
las letras (Z1, Z2) o más antiguos (Z, W), desfa-
sados 90º eléctricos.
Para que se produzca un campo giratorio en el es-
tator es condición necesaria que haya un desfase
en el tiempo entre la corriente del arrollamiento
auxiliar y la corriente del arrollamiento principal.
Estas corrientes desfasadas, provocan campos al-
ternos en el arrollamiento principal y en el arrolla-
miento auxiliar, desfasados entre sí, que forman
un campo giratorio común. Ese campo giratorio
permite el arranque del motor.
La velocidad del campo giratorio viene dada,
igual que en los motores trifásicos, por el número
de polos y por la frecuencia de red (50Hz).
El desfase entre las corrientes del arrollamiento
principal y del arrollamiento secundario se con-
sigue mediante el efecto de una capacidad o por
la mayor inductividad del arrollamiento auxiliar.
Los campos giratorios que se crean tienen forma
elíptica Figura 28.3.
Si se aplican dos tensiones desfasadas en el tiempo
a dos bobinas desplazadas en el espacio, se obten-
drá como resultado un campo giratorio.
Para comprender el funcionamiento del sistema de
arranque debemos considerar que el campo magné-

224
tico generado por una bobina se encuentra en fase
con la corriente y que el ángulo de desfase de ésta
respecto de la tensión dependerá de la impedancia
de la bobina o del circuito en el que esta se encuen-
tra. Supongamos que la fase principal es puramen-
te inductiva, en ese caso el campo que ésta genera
estará atrasado 90º con respecto a la tensión. Si la
fase auxiliar tuviera una impedancia con una im-
portante componente resistiva, el atraso del campo
con respecto a la tensión de alimentación sería me-
nor que 90º, lo normal es que sea próximo a 90º,
con lo cual se contaría con las condiciones para la
obtención del campo giratorio. Otra forma de lo-
grar el desfase, muy utilizada es conectar un con-
densador en serie con el circuito auxiliar. De esta
forma, no introducimos componentes resistivos en
el circuito, evitando las pérdidas que producen.
La ventaja del arranque por condensador es su
elevado par inicial.
Una vez que el motor está en marcha, el circuito
auxiliar puede desconectarse o no, el mejor fun-
cionamiento se logra cuando se desconecta, pues-
to que se deja trabajando solo al campo principal
que es el que desarrolla la potencia en el eje.
Fuerza centrífuga que acciona un peso, para
abrir un interruptor cuando se alcanza el 75%
de la velocidad nominal.
Relé de mínima intensidad. En el momento del
arranque el motor absorbe, mayor intensidad, si
el relé se pone en serie con la alimentación, éste
cierra sus contactos durante unos breves instantes,
que se utilizan para dar paso de corriente al circui-
to auxiliar, pero cuando el motor alcanza cierta ve-
lodidad la intensidad cae y ya no mantiene cerrado
el relé, desconenctándose el bobinado auxiliar.

28.2. INVERSIÓN DE LOS MOTORES MO-


NOFÁSICOS CON DEVANADO AUXILIAR

Para la inversión de giro en un motor monofási-


co, basta con cambiar el orden de la alimentación
del circuito auxiliar, como puede observarse en
la Figura 28.5., si el orden de alimentación del

225
circuito auxiliar es, (L N) y gira a derecha, para que gire a izquierda se cambia
el orden a (N L). Este cambio se puede hacer de varias formas, como puede ser
manualmente, por medio de interruptores inversores o con dos contactores, de
forma que sólo pueda entrar uno de ellos, dando cada uno un orden de alimen-
tación al circuito auxiliar.

Figura 28.5. Inversión del motor monofásico, diferentes conexiones.

En la inversión de giro, el motor pasará por paro, no permitiendo por esta razón
la llamada contramarcha o sea el paso directo de un sentido a otro.
Este circuito va dotado de contactos de anclaje eléctrico, para evitar que puedan
entrar los dos contactores a la vez.
Otra alternativa al circuito anterior, puede ser el que se refleja a continuación,
Figura 28.6.

Figura 28.6. Inversión del motor monofásico, con dos contactores

226
28.3. MATERIALES A EMPLEAR

Todos los materiales serán de características adecuadas a la tensión a emplear,


tanto en el circuito de mando como en el circuito de potencia y a las caracterís-
ticas del motor.

 Tres contactores de características adecuadas para el motor a maniobrar.


 Un interruptor adecuado para la potencia del motor.
 Una botonera con dos pulsadores de marcha y uno de paro.
 Conductores para hacer las conexiones.

28.4. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Montar el circuito como muestran los esquemas funcionales y compro-


bar su funcionamiento.
2. Completar la ficha del análisis del circuito.
3. Redactar el ciclo de funcionamiento y hacer la tabla de la verdad.

227
228
TEMA 29
MOTORES TRIFÁSICOS EN CIRCUITOS
MONOFÁSICOS

Introducción

Los motores trifásicos con rotor en jaula de ardilla pueden emplearse en una red
monofásica, con la ayuda de un condensador permanente. Aunque es imposible
obtener las mismas condiciones originales de funcionamiento, este sistema permite
ampliar el campo de aplicación de determinado tipo de herramientas y maquinaria.

Contenidos

Los motores trifásicos de jaula de ardilla en red monofásica.


Inversión de los motores trifásicos funcionando como monofásicos.
Cálculo de condensadores y comprobación de rendimiento.

Objetivos

Estudiar los motores trifásicos en conexión para red monofásica.


Conocer el arranque y comportamiento de los motores trifásicos en los
circuitos monofásicos.

229
29.1. LOS MOTORES TRIFÁSICOS DE JAULA DE ARDILLA EN
RED MONOFÁSICA

Cuando conectamos un motor trifásico al circuito de alimentación, lo hacemos co-


nectándolo en triángulo o en estrella como se observa en la Figura 29.1, con lo que
el motor da toda su potencia al receptor o máquina arrastrada por él.

L1 L2 L3
L1 L2 L3

Figura 29.1. Conexiones del motor asíncrono trifásico en conexión triángulo y estrella

Cuando se alimenta el motor con dos fases, y entre una de las fases y el borne
que queda libre, se coloca un condensador. Con ello desfasamos 90º la fase
compartida y se crea el par de arranque necesario, que hace funcionar el motor.
El funcionamiento es idéntico a un arranque del motor monofásico de fase partida,
puesto que las dos fases estarían en serie actuando como un devanado principal,
y la tercera fase, estaría adelantada 90°, actuando como bobinado de arranque.
Esta técnica, solamente es útil para motores de jaula de ardilla simple de baja
potencia.
Hay que tener en cuenta, que el motor pierde un 25% de su potencia y el par de
arranque se ve reducido entre el 40 y el 50% del par nominal.

29.2. INVERSIÓN DE LOS MOTORES TRIFÁSICOS FUNCIONANDO


COMO MONOFÁSICOS

Como puede observarse en las Figuras 2 y 3, el cambio de sentido de giro de


los motores trifásicos, conectados para circuitos monofásicos, puede llevarse a
cabo con solo cambiar la conexión de los bornes del condensador.

Figura 29.2. Conexiones del motor asíncrono trifásico en conexión estrella para línea monofásica

230
Figura 29.3. Conexiones del motor asíncrono trifásico en conexión triángulo para línea
monofásica

29.3. CÁLCULO DE CONDENSADORES

La capacidad del condensador para una red de 230V a 50 Hz, se necesitan unos
70 μF por KW de potencia útil del motor (norma UNE48501). Por tanto, hemos
de buscar la proporción necesaria para cada caso. Es decir, si el motor es de 1
CV de potencia; sería 0.07 x 736 = 51,52μF, siempre teniendo en cuenta que
la tensión de red ha de coincidir con la adecuada al tipo de conexión (estrella o
triángulo), según la placa de características del motor.
Cuando la tensión de red sea 400 V a 50 Hz; serán 20 μF aproximadamente, por
cada Kw de potencia.
Si deseamos calcular el valor exacto del condensador, podemos hacerlo apli-
cando la siguiente fórmula:

Donde:

VL: es la tensión de línea.


P: es la potencia del motor en Cv.
f: es la frecuencia de la red.

El condensador debe de preverse para una tensión de alrededor de 1,25 veces


la tensión de la red, debido a los efectos de sobretensiones a que suele estar
sometido como consecuencia de los fenómenos de resonancia.
Ejemplo: Motor de 4CV a 230 V, ¿La capacidad del condensador necesario será?

231
29.4. RENDIMIENTO MOTOR TRIFÁSICO CON CONDENSADOR

Los valores que se pueden esperar de un motor trifásico conectado a una red
monofásica son los siguientes:

 Par de arranque: del 25 al 30% del par nominal.


 Potencia máxima: del 70 al 80% de la potencia nominal.

Para calcular el rendimiento del motor lo someteremos a los ensayos pertinen-


tes de vacío y carga.
Si el par de arranque es insuficiente, se puede mejorar añadiendo un condensa-
dor de arranque, de capacidad aproximadamente doble al calculado. Este con-
densador debe dimensionarse tras efectuar ensayos de aplicación real.

29.5. MATERIALES A EMPLEAR

Todos los materiales serán de características adecuadas a la tensión a emplear,


tanto en el circuito de mando como en el circuito de potencia y a las caracterís-
ticas del motor.

 Dos contactores de características adecuadas para el motor a maniobrar.


 Un interruptor magnetotérmico adecuado a la potencia del motor.
 Una botonera con pulsadores de marcha y de paro.
 Aparatos de medidas adecuados para los ensayos a realizar.
 Conductores para hacer las conexiones.
 Juego de condensadores.

29.6. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Montar el circuito como muestra el esquema funcional y comprobar su


funcionamiento.
2. Hacer las medidas necesarias para comprobar el rendimiento del motor
con diferentes capacidades.
3. Completar la ficha del análisis del circuito.
4. Hacer una relación de materiales empleados indicando sus característi-
cas técnicas.

232
233
TEMA 30

CONTROL DE RIEGO POR INTERRUPTOR


HORARIO

Introducción

Cuando deseamos hacer sonar un timbre, controlar un riego, en-


cender un alumbrado, etc., a horas determinadas, de forma pe-
riódica e incluso en determinados días de la semana, lo haremos
empleando interruptores horarios.
Se componen estos interruptores de:
Reloj convencional y de un mecanismo asociado que hacen po-
sible programar el día de la semana, la hora o minuto, en el que
deseamos abrir o cerrar un circuito.
El reloj es alimentado con corriente alterna y su funcionamiento
puede estar dotado de reserva de marcha o no.

Contenidos

Interruptores horarios.
Aplicaciones de los interruptores horarios.

Objetivos

Estudio de los interruptores horarios.


Aplicaciones y control automático de diferentes aplicaciones.

235
30.1. INTERRUPTORES HORARIOS

En el mercado podemos encontrar gran variedad de in-


terruptores horarios. En adelante estudiaremos algunos
modelos de interruptores de marca “Orbis”. De esta
marca o de cualquier otra existen diferentes modelos
para distintas aplicaciones y adaptadas a nuestras ne-
cesidades de control.

30.1.1. Interruptor horario modular ORBIS UNO D

Las características de este tipo de interruptores son las indicadas a continua-


ción, de igual forma podemos encontrar en cualquier catálogo, las característi-
cas de otros interruptores.

Características:
Programación diaria y semanal
Contacto simple libre de potencial
Versiones con o sin reserva de marcha

Características técnicas:
Tensión nominal 230 V.
Frecuencia nominal 50-60 Hz.
Poder de ruptura 16(4) A / 250 V c.a.
Reserva de marcha D: sin reserva
Precisión de marcha ± 1 s/día a 22 ºC.
Consumo propio 0,5 W aprox.
Tipo de contacto: simple
Mando manual automático: ON
Temperatura de funcionamiento: -10 ºC a +45 ºC
Tipo de protección: IP 20 según EN 60529
Instalación: Sobre perfil simétrico de 35 mm. Según EN 60715

Otros modelos:

236
30.1.2. Interruptor horario modular Orbis DATA LOG 2

Descripción:

Interruptor horario digital modular de uno o dos cir-


cuitos que se caracteriza por su sencilla programa-
ción, guiada por mensajes de texto, con posibilidad
de cinco idiomas, gran capacidad de memoria y una
amplitud de características funcionales que le convier-
ten en uno de los interruptores horarios más versátiles
del mercado.
Display alfanumérico de gran tamaño.
Cronograma de programación en pantalla.
Cambio de hora Invierno-Verano: Automático o progra-
mable.
Programa de impulsos configurables (de 1 a 59 s).
Programación de ciclos.
Programa aleatorio para simulación de presencia.
Contador de horas.
Programa de vacaciones.
Reserva de marcha de 5 años.
50 espacios de memoria.

Características técnicas:

Tensión nominal 230 V c.a.


Frecuencia nominal 50-60 Hz.
Poder de ruptura 16 (10) A / 250 V c.a.
Reserva de marcha: Aprox. 5 años por pila de Litio a 23 ºC.
Cargas máximas recomendadas:

 Lámparas incandescentes: 3000 W


 Fluorescentes sin compensar: 1200 W
 Fluorescentes compensados: 1200 W 150uf
 Halógenos baja tensión: 1000 VA
 Halógenos (230 V): 2500 W
 Lámparas bajo consumo: 230 W

Precisión de marcha: ± 1 s/día a 23 ºC.


Espacio de memoria: 50
Consumo propio:
DATA LOG: 6 VA capacitivo
DATA LOG 2: 8 VA capacitivo

237
Tipo de contacto:
DATA LOG: 1 contacto conmutado libre de potencial
DATA LOG 2: 2 contactos conmutados libres de po-
tencial
Tipo de programa: Diario y semanal.
Funcionamiento: Automático o Manual.
Clase de precisión:
II según EN 60335 en condiciones de montaje correctas.
Mando manual automático: ON
Temperatura de funcionamiento: -10 ºC a +45 ºC
Tipo de protección: IP 20 según EN 60529
Instalación: Sobre perfil simétrico de 35 mm. Según EN 60715

30.1.3. Interruptor horario modular CRONO


Interruptor Horario Tarificación
Características técnicas:
Interruptor horario analógico con reserva de marcha
de 150 horas.
Caballetes imperdibles de 15 minutos.
Tapas de esfera y cubrebornas precintables.
Válidos para aplicaciones en doble tarifa y tarifa nocturna.
Tensión nominal 230 V.
Frecuencia nominal 45-60 Hz.
Poder de ruptura:

 CRONO QRD 2T: 16 A 250 Vc.a. cosφ =1


 CRONO QRD 2T 2x1O: 10 A 250 Vc.a. cosφ =1

Reserva de marcha: 150 horas tras 48 horas de cone-


xión ininterrumpida.
Precisión de marcha:  1 s/día a 22 ºC.
Consumo propio: 0,8 W aprox.
Tipo de contacto: Conmutadores.
Temperatura de funcionamiento: -10 ºC a +50 ºC
Tipo de protección: IP 20 según EN 60529
Instalación: saliente, empotrable o fijación sobre per-
fil simétrico de 35 mm. Según EN 60715.

30.2. APLICACIONES DE LOS INTERRUPTORES HORARIOS

Los interruptores horarios tienen múltiples aplicaciones y siempre encontrare-


mos aquel que mejor se ajusta a nuestras necesidades, así: podemos controlar el

238
riego del jardín, el horario en que deseamos que luzca el alumbrado de la esca-
lera o el alumbrado público, el horario de funcionamiento de la calefacción, etc.

Control alumbrado de escalera en combinación


con minutero automático

30.3. MATERIALES A EMPLEAR

Todos los materiales serán de características adecuadas a la tensión y potencia


del motor a emplear.

 Un interruptor magnetotérmico de capacidad de corte adecuado a la


potencia demandada.
 Un interruptor unipolar de 10 A 230 V.
 Un interruptor horario de capacidad de corte y características adecuadas
para el circuito a maniobrar.
 Un contactor de características adecuadas para el motor a maniobrar.
 Un relé térmico de protección adecuado a la potencia del motor.
 Dos lámparas de señalización.
 Conductores para hacer las conexiones.

30.4. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Dibujar el esquema completo para el mando y control de timbres que


funcionen para distintos turnos.
2. Montar el circuito y comprobar su funcionamiento.
3. Completar la ficha del análisis del circuito.
4. Redactar el ciclo de funcionamiento y hacer la tabla de la verdad.

239
240
TEMA 31
ALUMBRADO PÚBLICO CON INTERRUPTOR
HORARIO Y CREPUSCULAR

Introducción

El interruptor crepuscular es el mejor sistema para el control automático de


alumbrado público o de vallas publicitarias.

Contenidos

Interruptores crepusculares.
Esquemas de conexiones.
Ajuste de sensibilidad.
Materiales necesarios.
Prácticas a realizar.

Objetivos

Conocer el interruptor crepuscular y sus aplicaciones.


Regulación de la sensibilidad de este tipo da aparatos.
Conocer las conexiones a circuitos de potencia (alumbrado público).

241
31.1. INTERRUPTORES CREPUSCULARES

Los interruptores crepusculares tienen como misión la


de apagar o encender las lámparas del alumbrado publi-
co, carteles publicitarios, escaparates, etc. Su función
la realizan automáticamente, en función de la luz exis-
tente, cerrando el circuito al anochecer y abriéndolo al
amanecer.
Los interruptores crepusculares, basan su funcionamien-
to, en la variación de las características de un material,
(silicio) en presencia de la luz, es lo que se llama célu-
la fotoeléctrica. Por tanto con cualquier foco luminoso,
puede hacerle funcionar, y por ello se hace necesario do-
tarlos de un sistema de retardo con objeto, de que, si el
foco luminoso no se mantiene durante cierto tiempo, el
interruptor no actué, de esta forma se evita que un rayo o
la luz de un coche al pasar, lo accionen.
Alumbrado público
31.1.1. Características técnicas con farolas especiales

En el mercado existen gran variedad de modelos y por tanto con características


diferentes. Estudiemos a continuación las correspondientes al modelo Compac-
to de Orbís, puesto que será el que montaremos en la práctica:

 Tensión de alimentación: 220 V ± 10 % a 50 Hz.


 Poder de ruptura: 10 A/220 V, cos φ=1.
 Consumo: 1,5 V.A.
 Regulación de la sensibilidad: 3 a 70 lux.
 Retardo de conexión o desconexión: 10 seg.
 Temperatura ambiente admisible: -20 °C a +80 °C.
 Carcasa de policarbonato antichoque y resistente a la intemperie.

Aspecto comercial de algunos interruptores crepusculares

242
31.1.2. Condiciones de instalación

En la instalación de estos interruptores es importante considerar siempre la orien-


tación de la célula hacia el norte. Esto garantiza por una parte un funcionamiento
preciso de la misma, calibrada para el espectro de esta orientación y evitando con
ello la exposición directa del elemento fotosensible al sol.
Se tendrá especial cuidado de que el interruptor no esté afectado por el alumbrado a
controlar o bien por otra fuente de luz.

31.1.3. Ajuste de sensibilidad

Los interruptores vienen ajustados de fábrica para unas condiciones medias de


trabajo; no obstante, en algunos modelos se puede graduar girando un potenció-
metro, al que se suele acceder través del orificio de la base, que indica “SEM”.

31.2. ESQUEMAS DE CONEXIONES

El interruptor crepuscular está compuesto en su interior, de una resistencia fo-


tosensible, que al recibir luz, activa un relé interno que nos permite activar o
desactivar circuitos externos.
Conexiones con el exterior

lámpara Relé interior

Figura.31.1. Conexión directa del interruptor crepuscular a las lámparas.

Cuando la potencia a maniobrar es superior al poder de corte del interruptor cre-


puscular, en el lugar de la lámpara se pondrá la bobina de un contactor que sea
adecuado a la potencia instalada, como se observa en el esquema de la Figura 31.2.
Conexiones con el exterior

Relé interno
Contador externo
Figura.31.2. Conexión del interruptor crepuscular con contactor para una línea de lámparas.

243
Los circuitos de alumbrado público se componen de equipos con
lámparas de vapor de sodio alta presión (VSAP) o vapor de mer-
curio (VM). En los equipos con balasto serie y lámpara de VSAP
se puede regular y reducir su potencia hasta el 40% sobre el valor
nominal. En cambio para lámparas de VM y balastos tipo serie
se puede reducir hasta el 25% del valor nominal, cuando se in-
tentan reducciones por debajo de 195 V se producen apagados.
Los Auxiliares de Regulación permiten reducir la tensión a
175 V evitando los indeseados apagados e inestabilidades y
obteniendo ahorros superiores al 35% en VM para valores
de tensión de 175 V. Con la incorporación de los Auxiliares
de Regulación se obtienen ahorros similares en las lámparas
VSAP y VM, en instalaciones que comparten los dos mode-
los o únicamente con lámparas de VM.

31.3. MATERIALES A EMPLEAR

Todos los materiales serán de características adecuadas a la tensión y potencia


de lámparas a emplear.

 1 Interruptor magnetotérmico de capacidad de corte adecuado a la


potencia demandada.
 1 Interruptor crepuscular.
 1 Interruptor horario.
 1 Contactor tripolar a 220 V.
 2 Reactancias doble nivel.
 2 Portalámparas.
 2 Lámparas de vapor de mercurio para 220 V y 80 W.
 Conductores para hacer las conexiones.

31.4. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Montar el circuito propuesto en el esquema.


2. Probar el funcionamiento del interruptor crepuscular, cubriendo el inte-
rruptor (noche), durante un tiempo, de esta forma se cerrará el contactor
KM1 y lucirán las lámparas, dejando de hacerlo cuando se descubra el
interruptor (día), y pasen unos segundos.
3. Dibujar el esquema completo para el mando del y control de la línea de
cuatro farolas.
4. Montar el circuito y comprobar su funcionamiento.
5. Completar la ficha del análisis del circuito.
6. Hacer los cálculos y lista de materiales necesarios, para montar una
calle de 200 metros, de larga.

244
245
TEMA 32
MOTORES TRIFÁSICOS FUNCIONANDO EN
CASCADA

Introducción

En ciertas aplicaciones es necesario arrancar los


motores en un determinado orden, y pararlos
también en orden contrario. Un ejemplo de esta
necesidad son los molinos de pienso, de piedras,
de aceite, etc.

Contenidos

Funcionamiento de motores en cascada y posibles aplicaciones.


Accionamiento manual o automático.

Objetivos

Estudiar el comportamiento de los motores trifásicos funcionando en un


determinado orden.
Ampliar los conocimientos de automatismos con la aplicación de relés
auxiliares al circuito de mando.

247
32.1. MOTORES TRIFÁSICOS FUNCIONANDO EN CASCADA

Arrancar los motores en un determinado orden, y pararlos también en orden


contrario. Es útil en múltiples ocasiones, de la misma forma que es necesario
hacerlo algunas veces en los circuitos de las galerías de bodegas o pasillos sin
salida.
Un ejemplo de esta necesidad son los molinos de pienso, de piedras, de aceite, etc.
Como puede observarse el esquema del circuito de fuerza es simple se trata
de poner los motores necesarios en paralelo. El número de motores a montar
depende de la necesidad del proceso. El circuito de mando es el encargado de
llevar el control de estos motores de forma manual o automática.

Figura 32.2. Circuito de mando manual de tres motores en cascada

Cuando deseamos que el orden de entrada de los motores se haga de forma


automática, hemos de incorporar temporizadores que arranquen los sucesivos
motores pasado el tiempo previamente prefijado.

248
Figura 32.3.Aspecto de una planta con diferentes motores para presión.

Figura 32.4. Circuito de mando automático para tres motores en cascada.

En el circuito de la Figura 32.4., ha sido necesario añadir un relé auxiliar para evitar,
una vez parado el motor 3 o 2, vuelvan a conectarse.

249
32.2. MATERIALES A EMPLEAR

Todos los materiales serán de características adecuadas a la tensión a emplear,


tanto en el circuito de mando como en el circuito de potencia y a las caracterís-
ticas del motor.

 Tres contactores de características adecuadas para los motores a


maniobrar.
 Un relé auxiliar de mando, de características adecuadas a la tensión del
circuito.
 Un interruptor magnetotérmico adecuado a la potencia de los tres
motores.
 Dos temporizadores adecuados para la maniobra.
 Tres botoneras con pulsador de marcha y de paro.
 Conductores para hacer las conexiones.
 Tres motores asíncronos trifásicos.

32.3. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Montar el circuito de fuerza necesario para hacer funcionar tres mo-


tores en cascada.
2. Montar el circuito de mando manual como muestra el esquema fun-
cional Figura 32.2., y comprobar su funcionamiento.
3. Montar el circuito de mando automático como muestra el esquema
funcional Figura 32.4., y comprobar su funcionamiento.
4. Hacer el esquema de mando necesario para hacer posible el mando
manual en caso necesario y automático en marcha normal.
5. Completar la ficha del análisis del circuito, teniendo en cuenta que
las cifras a que hacen referencia las uniones o cortes propuestos, son
las que aparecen en el esquema funcional A). Cada propuesta una
vez comprobada, es necesario quitarla antes de hacer la siguiente.

250
251
TEMA 33
ARRANQUE DEL MOTOR DAHLANDER

Introducción

Los motores de conexión dahlander son de dos velocidades, con un solo bo-
binado por fase y dividido en dos mitades iguales. Ello permite una adecuada
conmutación para obtener el número de polos deseados y como consecuencia
dos velocidades posibles.

Contenidos

Motores de dos velocidades, conexión dahlander.

Objetivos

Conocer el funcionamiento y arranque de motores trifásicos asíncronos


por conmutación dahlander.

253
33.1. CONEXIÓN INTERNA DEL MOTOR DAHLANDER

Con el empleo de este tipo de conexión se obtiene un alto


rendimiento. Los arrollamientos de cada fase están dividi-
dos en dos mitades iguales, que con una adecuada conmuta-
ción se obtiene el número de polos deseado.
Las conexiones a realizar en este tipo de motores serán las
reflejadas en la Figura 33.1. En esta figura los rectángulos
representan grupos de bobinas, siendo el número de grupos
igual al número menor de polos de la máquina.
Variando en la construcción del motor el número de pares de
polos, podemos variar la velocidad en proporción 1:2.
Para obtener el mayor número de polos y como consecuen-
cia menor velocidad, se conecta el bobinado por P y F, no
conectándose M, lo que da lugar a una conexión por polos
consecuentes, formándose los polos como nos indican los
sentidos de la corriente reflejados en la Figura 33.2.

La velocidad para ocho polos será:

La conexión para cuatro polos se hará dando corriente por


M y PF unidos, en este caso, la conexión es por polos y se
refleja en la Figura 33.3.
La velocidad para cuatro polos será:

33.2. CONEXIONES EXTERNAS DEL MOTOR


DAHLANDER

Las tres fases de un bobinado en conexión dahlander pueden


ser conectadas en estrella o en triángulo, tanto si las dos mita-
des de cada fase están conectadas en serie, alimentación por P y
F, o en paralelo, alimentación por PF y M, dando lugar con ello
a varias combinaciones, como veremos a continuación.

254
33.2.1. Conexión estrella doble estrella (Y-YY)

En esta conexión se unen interiormente los finales (F1, F2 y F3)


formándose de esta forma una estrella simple, y se sacan al
exterior seis terminales, (P1, P2 y P3), por un lado y (M1, M2 y

M
M3) por otro, como podemos observar en la Figura 33.4.

 El par, aumenta con la velocidad al cuadrado, n2.


 La potencia, aumenta con la velocidad al cubo, n3.

PF
Figura 33.4. Conexión estrella o doble estrella

Así dispuesto el bobinado del motor podrá conectarse a red de dos formas:

 Dando corriente a los terminales (P1, P2 y P3), y dejando libre los


terminales (M1, M2 y M3). El motor en este caso funciona en estrella,
velocidad menor con el mayor número de polos. En la Figura 33.5,
se representa el esquema correspondiente en dos formas distintas para
mayor comprensión.
La potencia en esta conexión es:
U
PY  3. .I n . cos Y  U .I n . 3. cos Y
3
P3
M3
P3

M2 M3
P2

M1
P1 M1 M2

P1 P2

Figura 33.5. Conexión estrella para el mayor número de polos

255
 Dando corriente a los puntos medios (M1, M2 y M3), y uniendo los
principios (P1, P2 y P3), como muestra la Figura 33.6. El motor funciona
conectado en doble estrella, velocidad mayor con menor número de polos.
La potencia en este caso será:
U
PY  3. .2.I n . cos Y  2.U .I n . 3. cos Y
3

Figura 33.6. Conexión en doble estrella (menor número de polos)

33.2.2. Conexión triángulo y doble estrella (Δ-YY)

En esta conexión se unen interiormente los finales con los principios para for-
mar una conexión en triángulo de las tres fases del bobinado (F1P2, F2P3, F3P1),
y se sacan al exterior seis terminales, correspondientes a los puntos medios y
a los nudos de unión entre principios y finales, como pueden observarse en las
conexiones de la Figura 33.7.

 El par es constante en las dos velocidades.


 Es la conexión más utilizada.

Placa de bornas de un
motor dahlander
M1 M2 M3

P2 P3 P1

Figura 33.7. Conexión triángulo y doble estrella

256
Con esta disposición de conexiones en el bobinado del motor, podrá conec-
tarse a red de dos formas:

 Dando corriente a los terminales (F1P2, F2P3, F3P1,), y dejando libre los
terminales (M1, M2, M3). El motor en este caso funciona en triángulo,
velocidad menor con el mayor número de polos. En la Figura 33.8, se representa
el esquema correspondiente en dos versiones, como en el caso de estrella.
La potencia en esta conexión será:
P  3.U .I n . cos  

Figura 33.8. Conexión triángulo velocidad menor

 Dando corriente a los puntos medios (M1, M2 y M3), y uniendo los


principios y finales (F1P2, F2P3, F3P1), como muestra la Figura 33.9.
El motor funciona conectado en doble estrella, velocidad mayor con
menor número de polos.

La potencia en este caso será:


U
PYY  3. .2.I n . cos Y  2.U .I n . 3. cos Y
3

Figura 33.9. Conexión en doble estrella velocidad mayor

257
33.2.3. ESQUEMA COMPLETO DEL BOBINADO DE UN MOTOR DE
CONEXIÓN DAHLANDER
En los esquemas que hemos estudiado hasta ahora solo se ha dibujado el bo-
binado de una fase. En el esquema de la Figura 33.10. se representan todas las
bobinas y todas las fases del motor de dos velocidades.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24

P1 M3 P2 P3 F1 F2 M1 F3 M2
Figura 33.10. Esquema del bobinado completo de un motor de dos velocidades de 4 y 8 polos
en conexión dahlander

33.3. CICLO DE FUNCIONAMIENTO

Fase 0, cerrar el interruptor general de fuerza “Q1”.

Fase 1, al pulsar “S2” llega tensión a la bobina “KM2” y se cierran los contac-
tos auxiliares y principales de KM2 puenteando los terminales (U8, V8 y W8),
conectando el motor en doble estrella, (velocidad rápida). Al activarse KM2, el
contacto de la vertical 3, activa la bobina KM3 que a su vez cierra sus contac-
tos, auto alimentándose la bobina KM3, y KM2. Todo este proceso se produce
en décimas de segundo mientras pulsamos S2, que simultáneamente abre el cir-
cuito de KM1. El motor “M1” comienza a funcionar en conexión doble estrella,
señalizándose por H1.

Fase 2, para cambiar de velocidad es necesario parar el motor pulsando S1.

Fase 3, si deseamos arrancar la velocidad lenta, pulsamos S3 llegando tensión a


la bobina “KM1” y se cierran los contactos auxiliares y principales de KM1. El
motor “M1” comienza a funcionar en conexión estrella, señalizándose por H2.

258
Fase 4, si el motor se quedase en dos fases, en cualquiera de las velocidades,
desconectaría algunas de las protecciones térmicas, lo señalizaría la lámpara H3.

Fase 5, se repite la fase 2 pulsando “S1”, pasando todos los elementos del cir-
cuito a posición de reposo por tiempo indefinido.

Fase 6, al final del proceso y para dejar sin servicio completamente el circuito
se abre el interruptor tripolar Q1.

33.5. MATERIALES NECESARIOS

Todos los materiales serán de características adecuadas a la tensión y potencia a


emplear, tanto en el circuito de mando como en el circuito de potencia.

 Un interruptor tripolar de capacidad de corte adecuada a la potencia del


motor.
 Tres contactores tripulares, con contactos auxiliares necesarios para las
maniobras a realizar.
 Un motor trifásico asíncrono de polos conmutables (conexión dahlander)
de potencia y tensión determinadas, si es posible de 1 CV y 230/400 V.
 Dos pulsador normalmente abiertos (NA) de 10 A.
 Un pulsador normalmente cerrados (NC) de 10 A.
 Dos relés térmicos adecuados para la potencia del motor a emplear.
 Tres lámparas de señalización o leed, adecuados a la tensión del circuito
de mando.
 Panel de montaje y accesorios de anclaje.
 Conductores para hacer las conexiones.

33.6. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Montar el circuito como muestran los esquemas y comprobar su fun-


cionamiento.
2. Hacer la tabla de la verdad.
3. Completar la ficha del análisis del circuito, teniendo en cuenta que las
cifras a que hacen referencia las uniones o cortes propuestos, son las
que aparecen en el esquema funcional A) y B). Cada propuesta una vez
comprobada, es necesario quitarla antes de hacer la siguiente.
4. Completa el resto de apartados de la ficha análisis.
5. Hacer un presupuesto de materiales necesarios para montar el circuito
propuesto, indicando modelos, características eléctricas, con la ayuda
de catálogos comerciales.

259
260
TEMA 34
INVERSOR DE GIRO DEL CONMUTADOR DE
POLOS DAHLANDER

Introducción

Como ya conocemos, los motores de conexión


DAHLANDER son de dos velocidades. Estos
motores a veces es necesario que inviertan su
sentido de giro, sentido horario y antihorario,
para ello es necesario cambiar el orden de las
fases de alimentación como en inversores del
motor asíncrono de una velocidad.

Contenidos

Inversión de motores de dos velocida-


des, conexión dahlander.

Objetivos

Conocer el funcionamiento e inversión


de los motores trifásicos asíncronos por
conmutación dahlander.

261
34.1. CONEXIONES PARA LA INVERSIÓN DEL MOTOR
DAHLANDER

Las conmutaciones de polos habitualmente se hacen mediante circuitos de contac-


tores que pueden incluir también la inversión del sentido de giro. Así los pulsadores
y contactores que intervienen en las diferentes velocidades y sentidos de giro, serán:

PULSADOR VELOCIDAD SENTIDO CONTACTORES SEÑALIZACIÓN

S1 PARADA

S2 IZQUIERDA LENTA KM1 Y KM4 H1 Y H4


S3 IZQUIERDA RÁPIDA KM2, KM3 Y KM4 H1 Y H3
S4 DERECHA LENTA KM1 Y KM5 H2 Y H4
S5 DERECHA RÁPIDA KM2, KM3 Y KM5 H2 Y H3

En los motores con conmutación del número de


polos, el arrollamiento de cada fase está consti-
tuido generalmente por dos partes idénticas co-
nectadas en serie, en una de las cuales se hace
variar el sentido de la corriente por conmutación
de estas partes en paralelo. Esta conmutación
modifica la distribución de las fuerzas magneto-
motrices, disminuyendo el número de polos a la
mitad y por consiguiente duplicando la velocidad
de sincronismo del motor (conexión Dahlander)
a potencia constante o a par constante.
La conexión de los arrollamientos se efectúa por
conmutación del arrollamiento estatórico de es-
trella simple a doble estrella (dos estrellas en pa-
ralelo), o por conmutación de dicho arrollamien-
to de triángulo a doble estrella.
Se puede demostrar que la conmutación del
arrollamiento estatórico de estrella a doble es-
trella conduce a una regulación de velocidad a
par constante, mientras que la conmutación del
arrollamiento estatórico de triángulo a doble es-
trella conduce a una regulación de velocidad a
potencia constante.
Para invertir el sentido de giro en estos motores
es necesario cambiar el orden de las fases de
alimentación como en los inversores del motor
asíncrono de una velocidad.

262
34.2. CICLO DE FUNCIONAMIENTO

Fase 0, cerrar el interruptor general de fuerza Q1.

Fase 1, al pulsar S2 llega tensión a la bobina KM4 y se cierran los contactos auxi-
liares y principales, el contacto 23-24 activa la bobina KM1, autoalimentándose
ambos contactores. El motor M1, recibe corriente por los terminales (U8, V8 y
W8), conectando el motor en estrella, (velocidad lenta) y girando a izquierda. El
piloto H1 indica el funcionamiento a izquierda y H4 la velocidad lenta.
Todo este proceso se produce en décimas de segundo mientras pulsamos S2.

Fase 2, para cambiar de velocidad y de sentido de giro, hemos de pulsar S1.


Esta situación se repite cada vez que hemos de cambiar de velocidad o de sen-
tido el motor.

Fase 3, al pulsar S3 obtenemos la velocidad rápida (doble que la lenta), para


ello se activan los contactores, KM2 que al cerrar sus contactos, activa KM3 y
este KM4, autoalimentándose los tres contactores por los contactos auxiliares
de KM3. El piloto H1 indica el giro a izquierda y H3 la velocidad rápida.

Fase 4, si el motor se quedase en dos fases, en cualquiera de las velocidades, se


desconectaría por F3 o F4, lo señalizaría la lámpara H5.

Fase 5, S4 arranca el motor M1 en velocidad lenta, mediante los contactores


KM1 y KM5. En primer lugar se activa KM1 que mediante su contacto auxiliar
abierto, activa KM5. El motor gira a la derecha. La lámpara H4 indica la ve-
locidad lenta y H2 el sentido de giro a la derecha.

Fase 6, S5 arranca el motor girando a la derecha y a velocidad rápida, mediante


los contactores: KM2, KM3 y KM5, y lo indican las lámparas H2 y H3.

Fase 7, al final del proceso y para dejar sin servicio completamente el circuito
se abre el interruptor tripolar S6.

Figura 34.2. Motor didáctico de la firma Lucas-Nülle

263
34.4. MATERIALES NECESARIOS

Todos los materiales serán de características adecuadas a la tensión y potencia a


emplear, tanto en el circuito de mando como en el circuito de potencia.

 Un interruptor tripolar de capacidad de corte adecuada a la potencia del


motor.
 Cinco contactores tripulares, con contactos auxiliares necesarios para
las maniobras a realizar.
 Un motor trifásico asíncrono de polos conmutables (conexión dahlander)
de potencia y tensión determinadas, si es posible de 1 CV y 230/400 V.
 Cuatro pulsadores normalmente abiertos (NA) de 10 A.
 Un pulsador normalmente cerrados (NC) de 10 A.
 Dos relés térmicos adecuados para la potencia del motor a emplear.
 Cinco lámparas de señalización o leed, adecuados a la tensión del
circuito de mando.
 Panel de montaje y accesorios de anclaje.
 Conductores para hacer las conexiones.

34.5. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Montar el circuito como muestran los esquemas y comprobar su fun-


cionamiento.
2. Hacer la tabla de la verdad.
3. Completar la ficha del análisis del circuito, teniendo en cuenta que las
cifras a que hacen referencia las uniones o cortes propuestos, son las
que aparecen en el esquema funcional A) y B). Cada propuesta una vez
comprobada, es necesario quitarla antes de hacer la siguiente.
4. Completa el resto de apartados de la ficha análisis.

264
265
TEMA 35
AUTÓMATAS PROGRAMABLES

Introducción

A lo largo de los tiempos, la solución los problemas de automatismos se han


abordado de distintas formas, dependiendo de la tecnología empleada, como
podemos observar en el esquema de la Figura 35.1.

Contenidos

De las técnicas cableadas a las programadas.


Controles programables.
Lenguaje de programación.
Programación del ps-3.
Programación de varios circuitos.
Materiales necesarios.
Prácticas a realizar.

Objetivos Aspecto comercial de un


autómata
Iniciar al automatismo programado.
Programación de autómatas.
Diseño de diferentes circuitos

267
35.1. DE LAS TÉCNICAS CABLEADAS A LAS PROGRAMADAS

En las técnicas cableadas se solucionan los problemas mediante la unión física


de los elementos de control, o automatismo cableado que hemos utilizado hasta
ahora.
Las técnicas programadas solucionan el problema dando unas “ordenes” que
sustituyen a la uniones físicas y establecen en cada instante la reacción del
sistema. Con ello se reducen los inconvenientes que plantean las técnicas ca-
bleadas, como:

 Elevado coste de diseño y montaje.


 Gran volumen en general.
 No son flexibles.
 Resulta difícil solucionar problemas complejos.
 La resolución de averías, es muy complicada.

Pero con el avance industrial de los años sesenta, se impone la necesidad de un


equipo de control que funcione correctamente en ambientes industriales y sea
lo suficientemente flexible para poder cambiar todo el proceso de fabricación,
sin necesidad de tocar el cableado de los cuadros de maniobras. Como conse-
cuencia de todo ello, nacen los “controles programables” en 1968.

Figura 35.1. Diferentes soluciones a los problemas de automatización.

268
35.2. CONTROLES PROGRAMABLES

Se definen como un equipo electrónico programable por personal no informáti-


co y destinado a realizar, en ambientes industriales y en tiempo real, funciones
lógicas combinacionales y secuenciales.

35.2.1. Lógica programable

Se basa en un tratamiento secuencial de la información, utilizando un proce-


sador que se encarga en cada instante de una instrucción, mediante la que se
indica cual es la función a realizar y con que información, Figura 35.2.

Figura 35.2. Lógica programada

En cada instante se resuelve una instrucción y solo una, por lo que para realizar
su función de control, el procesador resuelve instrucciones una tras otra, de ahí,
el concepto de tratamiento secuencial. Así, las instrucciones necesarias se guar-
dan en una memoria y el procesador acude a ella para saber en cada instante
que debe hacer.
Un reloj interno asigna los tiempos en que debe realizarse cada operación para
ejecutar una instrucción.

Instrucción. Es toda orden capaz de ejecutar la lógica.


Programa. Es una cadena de instrucciones destinada al control de un determi-
nado proceso.

269
Figura 35.3. Secuencia de operaciones

35.3. LENGUAJES DE PROGRAMACIÓN

Los lenguajes de programación que podemos utilizar en los autómatas, son dos:

 El lenguaje LADDER o lenguaje de contactos.


 El lenguaje GRAFCET o lenguaje de etapas.

35.3.1. Lenguaje de contactos (ladder)

Hasta ahora hemos resuelto los problemas de automatismo mediante relés, pues
bien, el lenguaje de contactos, es una herencia directa de los esquemas de relés.
Aunque no existe una única simbología en este lenguaje, sus elementos más
usuales suelen ser:

270
CONTACTO NORMALMENTE ABIERTO

CONTACTO NORMALMENTE CERRADO

BOBINA

CONEXIONES ENTRE LOS ELEMENTOS ANTERIORES, QUE


PUEDEN SER RAMIFICACIONES EN PARALELO, ETC.

La programación se hace por mallas de control (circuito de contactos), que


tienen limitado el número de ramas en paralelo y cada rama también tiene li-
mitado el número de contactos en serie. La malla tiene una sola salida (bobina
de contactor).
En una malla de control no pueden programarse espacios en blanco.

Figura 35.4. Malla con espacio abierto

No pueden programarse cortocircuitos.

Figura 35.5. Malla incorrecta por cortocircuito

Tampoco pueden programarse circuitos con retorno.

Figura 35.6. Malla de circuito incorrecto con retorno

271
35.4. PROGRAMACIÓN DEL PS-3

Antes de comenzar la programación, debemos asegurarnos de que están vacías


las memorias de programas tanto del aparato de programación como del autó-
mata, para ello daremos los siguientes pasos, reflejados en la tabla de la Figura
35.7.

Figura 35.7. Pasos a dar para borrar la memoria existente

A continuación, se pasan (transferir) la memoria vacía del aparato de programa-


ción al autómata, como se refleja en la tabla de la Figura 35.8.

PULSAR PANTALLA SIGNIFICADO


MENUE MENUE (1-7)

2 Transfer/Verify Transferir/ Verificar

ENTER/YES Trans: PRG-PS Transferencia entre PRG A PS

ENTER/YES 3676 Bytes free Espacio de memoria disponible

ENTER/YES MENUE (1-7)

Figura 35.8. Pasos para transferir memoria del aparato de programación al autómata

272
35.4.1. Lista de instrucciones

La programación está formada por una serie de instrucciones independientes, como son:
 De lectura de información.
 De procesamiento de información.
 De salida de información.

Todas las instrucciones de un programa van acompañadas de un número cre-


ciente, comenzando por 000.
Un grupo de instrucciones, desde lectura de información, pasando por una o varias
instrucciones de procesamiento, hasta una instrucción de salida, se llama secuencia.

Ejemplo de secuencia:
Una secuencia siempre comienza por una instrucción de Lectura/Carga. Des-
pués de esta pueden aparecer funciones lógicas como AND (Y) u OR (O) u
otras. Una extensión de salida como por ejemplo el signo (=).

35.4.2. Teclado del PRG

Los aparatos de programación manual PRG, disponen de teclas multifunción.

Las teclas quedan bloqueadas entre sí, de manera que solo pueden pulsarse aque-
llas que corresponden a la entrada efectuada. Quedando de esta manera excluida
una función errónea al pulsar simultáneamente varias teclas.

NOTAS IMPORTANTES

 Si la memoria de PRG está vacía, la dirección inicial, siempre es 000.


 Si existe ya algún programa en la memoria, se comienza a insertar automática-
mente después de la última palabra introducida.

273
VISTA FRONTAL

Indicador de
funcionamiento
Diodos de
indicación
del menú
en uso

Display

Interface de
transmisión
de datos

Teclado

Figura 35.9. Estructura del programador PRG

274
35.5. PROGRAMACIÓN DE VARIOS CIRCUITOS

Después de las explicaciones anteriores, lo mejor es pasar a la práctica hacien-


do ejercicios con el autómata.
Para programar el ejercicio de dos interruptores en serie procederemos como
sigue:

Para borrar algo programado, procederemos como sigue:

275
276
277
278
279
280
281
282
283
TEMA 36
REGULADORES DE VELOCIDAD EN MOTORES
TRIFÁSICOS DE C.A.
Introducción

Una gran parte de los equipos utilizados en


la industria moderna funcionan a velocida-
des variables, como por ejemplo los trenes
laminadores, los mecanismos de elevación,
las máquinas-herramientas, etc. En los mis-
mos se requiere un control preciso de la ve-
locidad para lograr una buena terminación
del producto elaborado, o garantizar la se-
guridad de personas y bienes.
El estudio de este fenómeno para cada caso
particular, tiene una gran importancia, ya que
la elección correcta de las características de
los motores y variadores a instalar para un ser-
vicio determinado, requieren el conocimiento
de las particularidades de éste sistema.

Contenidos

Arrancadores y variadores de velocidad electrónicos.


Convertidores de frecuencia para motores asíncronos.
Aplicaciones de los variadores de frecuencia.
Funciones de los variadores de velocidad electrónicos.
Introducción al micromaster.
Instalación eléctrica.
Mandos del panel frontal y funcionamiento básico.
Proceso de puesta en funcionamiento.
Puesta en marcha usos estándar.
Ajustes posibles en régimen estándar.

Objetivos

Estudiar los reguladores de velocidad para motores trifásicos asíncronos.


Montar, conectar y programar el variador de frecuencia “Micro Master”.

285
Figura 36.1. Motor asíncrono trifásico

36.1. ARRANCADORES Y VARIADORES DE VELOCIDAD


ELECTRÓNICOS

La velocidad del motor asincrónico depende de sus bobinados y de la frecuen-


cia de alimentación. Teniendo en cuenta que la frecuencia de la red es cons-
tante, en España 50 Hz, la velocidad de los motores asincrónicos es constante.
El control de los motores eléctricos mediante conjuntos de conmutación “Todo
o Nada” es una solución bien adaptada para el accionamiento de una amplia
gama de máquinas. No obstante, conlleva limitaciones que pueden resultar in-
cómodas en ciertas aplicaciones:

 El pico de corriente en el arranque puede per-


turbar el funcionamiento de otros aparatos co-
nectados a la red.
 Las sacudidas mecánicas que se producen du- Rectificador controlado
rante los arranques y las paradas pueden ser
inaceptables para la máquina así como para la
seguridad y comodidad de los usuarios.
 Funcionamiento a velocidad constante.

El método más eficiente de controlar la velocidad de


un motor eléctrico es por medio de un variador elec- Regulador de tensión
trónico de frecuencia.
Los arrancadores y variadores de velocidad electróni-
cos eliminan los inconvenientes mencionados. Ade-
cuados para motores de corriente tanto alterna como
continua, garantizan la aceleración y deceleración
progresivas y permiten adaptar la velocidad a las con- U/f
diciones de explotación de forma muy precisa. Se-
Convertidor de frecuencia
gún la clase del motor, se emplean variadores de tipo
rectificador controlado, convertidor de frecuencia o
regulador de tensión.

286
36.1. 1. Principales tipos de variadores

Los variadores son convertidores de energía encargados de modular la ener-


gía eléctrica que recibe el motor. Los tipos de variadores más habituales
son:

 Rectificador controlado, suministra corriente continua a partir de una


red alterna monofásica o trifásica y controla el valor medio de la ten-
sión. La variación de dicha tensión se obtiene mediante la modifica-
ción del ángulo de retardo en el momento del cebado de los semicon-
ductores de potencia. Este tipo de variador se utiliza para alimentar
motores de corriente continua, generalmente de excitación indepen-
diente.
 Convertidor de frecuencia, suministra tensión alterna a partir de una red
alterna monofásica o trifásica de frecuencia fija, con valor eficaz y fre-
cuencia variables según una ley U/f constante. Se utiliza como variador
de velocidad para motores asíncronos de jaula.
 Regulador de tensión, suministra corriente alterna a partir de una red
alterna monofásica o trifásica, con la misma frecuencia fija que la red
y controlando el valor eficaz de la tensión. La variación de dicha ten-
sión se obtiene mediante la modificación del ángulo de retardo en el
momento del cebado de los semiconductores de potencia. Generalmen-
te, se utiliza como arrancador progresivo para motores asíncronos de
jaula de ardilla, siempre que no requieran un par de arranque elevado.
Asimismo, puede utilizarse como variador de velocidad para motores
asíncronos de resistencias rotóricas o de anillos.

36.2. CONVERTIDOR DE FRECUENCIA PARA MOTORES


ASÍNCRONOS

Para obtener un par constante a cualquier velocidad, es necesario mantener el


flujo constante. Para ello, la tensión y la frecuencia deben evolucionar simultá-
neamente y en idéntica proporción.
El convertidor de frecuencia, que se alimenta en la red a tensión y frecuencia
fijas, garantiza la alimentación del motor a corriente alterna con tensión y fre-
cuencia variables, en base a las exigencias de velocidad.
El circuito de potencia consta de un rectificador y de un ondulador que,
partiendo de la tensión rectificada, produce una tensión de amplitud y
frecuencia variables. El ondulador utiliza seis transistores de potencia. El
principio de la regulación es el mismo del variador-regulador de corriente
continua.

287
Figura 36.3. Diagrama de bloques del convertidor de frecuencia.

El ondulador puede generar una frecuencia más elevada que la de la red y,


por tanto, garantizar al motor un incremento de velocidad proporcional al
incremento de frecuencia. No obstante, dado que la tensión de salida del
convertidor no puede superar a la de la red, el par disponible decrece en
proporción inversa al aumento de la velocidad. Por encima de su velocidad
nominal, el motor deja de funcionar a par constante para hacerlo a potencia
constante (P = Cv).
Algunos tipos de variadores son especialmente adecuados para la alimentación
de motores asíncronos de jaula. Ello permite crear una mini red eléctrica de
U y f variables, capaz de alimentar varios motores en paralelo. Constan estos
variadores de:

 un rectificador con condensador de filtrado.


 un ondulador con 6 transistores de potencia.
 una unidad de control organizada en torno a un microprocesador que
garantiza el control del ondulador.

La ondulación se obtiene mediante el


corte de la tensión continua por medio de
impulsos cuya duración, y por tanto lon-
gitud, se modula para que la corriente al-
terna resultante sea lo más senoidal posi-
ble. Esta característica condiciona la rota-
ción regular a baja velocidad y limita los
calentamientos.

La inversión de la señal de control


implica la inversión del orden de fun-
cionamiento de los componentes del
ondulador y, por tanto, del sentido de
rotación del motor.

Dos rampas se encargan de regular la aceleración y la deceleración.


El variador se protege a sí mismo y protege al motor contra calentamientos ex-
cesivos, bloqueándose hasta recuperar una temperatura aceptable.

288
36.2.1. Ventajas de la utilización del Variador de Velocidad en el arranque
de motores asíncronos:

 El variador de velocidad no tiene elementos móviles, ni contactos.


 La conexión del cableado es muy sencilla.
 Controla la aceleración y el frenado progresivo.
 Limita la corriente de arranque.
 Permite el control de rampas de aceleración y de-
celeración regulables en el tiempo.
 Consigue un ahorro de energía cuando el motor
funcione parcialmente cargado, con acción directa
sobre el factor de potencia.
 Puede detectar y controlar la falta de fase a la en-
trada y salida de un equipo. Protege al motor.
 Puede controlarse directamente a través de un au-
tómata o microprocesador.
 Se obtiene un mayor rendimiento del motor.
 Nos permite ver las variables (tensión, frecuencia,
r.p.m., etc).

36.2.2. Control de los motores

 Regulación en bucle abierto, la referencia de velo-


cidad impone una frecuencia al ondulador, lo que
determina la velocidad teórica del motor. No obs-
tante, la velocidad real varía con la carga.
 En bucle cerrado, la velocidad real se controla por
medio de una dinamo tacométrica. La regulación garantiza una veloci-
dad constante.
 Frenado de parada, se obtiene mediante la inyección de corriente con-
tinua en el motor.
 Frenado ralentizado, un módulo de frenado realiza una frenada contro-
lada. La energía de frenado se disipa en una resistencia conectada a las
bornas del condensador de filtrado.

36.2.3. Factores a tener en cuenta a la hora de diseñar un sistema de


regulación de velocidad:

 Márgenes de regulación.
 Flexibilidad de regulación.
 Rentabilidad económica.
 Estabilidad de funcionamiento a una velocidad dada.
 Sentido de la regulación (aumento o disminución con respecto a la ve-

289
locidad nominal).
 Carga admisible a las diferentes velocidades.
 Tipo de carga (par constante, potencia constante, etcétera).
 Condiciones de arranque y frenado.
 Condiciones ambientales (temperatura, humedad, etc.)
 Tipo de motor (potencia, corriente, voltaje, etc.).
 Rangos de funcionamiento (vel. máx., mín.)
 Consideraciones de la red (micro interrupciones, fluctuaciones de ten-
sión, armónicas, factor de potencia, corriente de línea disponible).

36.2.4. Inconvenientes de la utilización del “variador de velocidad” en el


arranque de motores asíncronos:
 Es un sistema caro, pero rentable a largo plazo.
 Requiere estudio de las especificaciones del fabricante.
 Requiere un tiempo para realizar la programación.

36.3. APLICACIONES DE LOS VARIADORES DE FRECUENCIA

Los variadores de frecuencia tienen sus principales aplicaciones en los siguien-


tes tipos de máquinas:

 Transportadoras. Controlan y sincronizan la velocidad de producción de


acuerdo al tipo de producto que se transporta, para dosificar, para evitar
ruidos y golpes en transporte de botellas y envases, para arrancar suave-
mente y evitar la caída del producto que se transporta, etc.

 Bombas y ventiladores centrífugos. Controlan el caudal, uso en siste-


mas de presión constante y volumen variable. En este caso se obtiene
un gran ahorro de energía porque el consumo varía con el cubo de la
velocidad, o sea que para la mitad de la velocidad, el consumo es la
octava parte de la nominal
.
 Bombas de desplazamiento positivo. Control de caudal y dosificación
con precisión, controlando la velocidad. Por ejemplo en bombas de tor-
nillo, bombas de engranajes. Para transporte de pulpa de fruta, pasta,
concentrados mineros, aditivos químicos, chocolates, miel, barro, etc.
 Ascensores y elevadores. Para arranque y parada suaves manteniendo
un par de fuerzas del motor constante, y diferentes velocidades para
aplicaciones distintas.
 Extrusoras. Se obtiene una gran variación de velocidades y control total
del par de fuerzas del motor.
 Centrífugas. Se consigue un arranque suave evitando picos de corriente

290
y velocidades de resonancia.

 Prensas mecánicas y balancines. Se consiguen arranques suaves y me-


diante velocidades bajas en el inicio de la tarea, se evitan los desperdi-
cios de materiales.

 Máquinas textiles. Para distintos tipos de materiales, inclusive para te-


las que no tienen un tejido simétrico se pueden obtener velocidades para
conseguir telas especiales.

 Compresores de aire. Se obtienen arranques suaves con máximo par de


fuerzas y menor consumo de energía en el arranque.

 Pozos petrolíferos. Se usan para bombas de extracción con velocidades


de acuerdo a las necesidades del pozo.

36.4. FUNCIONES DE LOS VARIADORES DE VELOCIDAD


ELECTRÓNICOS

Aceleración controlada del motor mediante una rampa de aceleración lineal o


en «S». Generalmente, esta rampa es controlable y permite por tanto elegir el
tiempo de aceleración adecuado para la aplicación.

36.4.1. Variación de velocidad

Un variador de velocidad no puede ser


al mismo tiempo un regulador. En este
caso, es un sistema, rudimentario, que
posee un mando controlado mediante
las magnitudes eléctricas del motor con
amplificación de potencia, pero sin bu-
cle de realimentación: es lo que se lla-
ma «en bucle abierto».
La velocidad del motor se define mediante
un valor de entrada (tensión o corriente)
llamado consigna o referencia. Para un
valor dado de la consigna, esta velocidad
puede variar en función de las perturbacio-
nes (variaciones de la tensión de alimenta-
ción, de la carga, de la temperatura).

El margen de velocidad se expresa en


función de la velocidad nominal.

291
36.4.2. Regulación de la velocidad

Un regulador de velocidad es un dispositivo controlado. Posee un sistema de


mando con amplificación de potencia y un bucle de alimentación: se denomina,
«bucle abierto».
La velocidad del motor se define mediante una consigna o referencia.
El valor de la consigna se compara permanentemente con la señal de alimenta-
ción, imagen de la velocidad del motor. Esta señal la suministra un generador
tacométrico o un generador de impulsos colocado en un extremo del eje del
motor, Figura 36.6.
Si se detecta una desviación como consecuencia de una variación de velo-
cidad, las magnitudes aplicadas al motor (tensión y/o frecuencia) se corri-
gen automáticamente para volver a llevar la velocidad a su valor inicial.
Gracias a la regulación, la velocidad es prácticamente insensible a las pertur-
baciones.
La precisión de un regulador se expresa generalmente en % del valor nominal
de la magnitud a regular.

36.4.3. Deceleración controlada

Cuando se desconecta un motor, su deceleración se debe únicamente al


par resistente de la máquina (deceleración natural). Los arrancadores y
variadores electrónicos permiten controlar la deceleración mediante una
rampa lineal o en «S», generalmente independiente de la rampa de acele-
ración.
Esta rampa puede ajustarse de manera que se consiga un tiempo para pasar de
la velocidad de régimen fijada a una velocidad intermedia o nula:

 Si la deceleración deseada es más rápida que la natural, el motor debe


de desarrollar un par resistente que se debe de sumar al par resistente
de la máquina; se habla entonces de frenado eléctrico, que puede efec-
tuarse reenviando energía a la red de alimentación, o disipándola en una
resistencia de frenado.
 Si la deceleración deseada es más lenta que la natural, el motor debe
desarrollar un par motor superior al par resistente de la máquina y con-
tinuar arrastrando la carga hasta su parada.

36.4.4. Inversión del sentido de marcha

La mayoría de los variadores actuales tienen implementada esta función. La


inversión de la secuencia de fases de alimentación del motor se realiza automá-
ticamente o por inversión de la consigna de entrada, o por una orden lógica en
un borne, o por la información transmitida a mediante una red.

292
36.4.5. Frenado

Este frenado consiste en parar un motor pero sin controlar la rampa de desace-
leración. Con los arrancadores y variadores de velocidad para motores asíncro-
nos, esta función se realiza de forma económica inyectando una corriente con-
tinua en el motor, haciendo funcionar de forma especial la etapa de potencia.
Toda la energía mecánica se disipa en el rotor de la máquina y, por tanto, este
frenado sólo puede ser intermitente. En el caso de un variador para motor de
corriente continua, esta función se realiza conectando una resistencia en bornes
del inducido.

Figura 36.7. Arrancador para motor asíncrono y forma de onda de la corriente de alimentación

36.4.6. Protección integrada

Los variadores modernos aseguran tanto la protección térmica de los motores como
su propia protección. A partir de la medida de la corriente y de una información so-
bre la velocidad (si la ventilación del motor depende de su velocidad de rotación),
un microprocesador calcula la elevación de temperatura de un motor y suministra
una señal de alarma o de desconexión en caso de calentamiento excesivo.
Además, los variadores, y especialmente los convertidores de frecuencia, están do-
tados de protecciones contra:

 Los cortocircuitos entre fases y entre fase y tierra.


 Las sobretensiones y las caídas de tensión.
 Los desequilibrios de fases, el funcionamien-
to en monofásico.

36.5. INTRODUCCIÓN AL MICROMASTER

El MICROMASTER es un convertidor de frecuen-


cia con circuito intermedio de tensión para variar la
velocidad de motores de corriente alterna. Es posible
utilizar motores de c.a. de 250 W a 5500 W. Existen
versiones para alimentación monofásica de 230 V y
para alimentación trifásica de 400-500 V.

293
El control tiene lugar a través de un microprocesador integrado. Gracias a un método
de modulación especial, con frecuencia de impulsos regulable, se consigue una mar-
cha extremadamente silenciosa del motor. La refrigeración natural del aparato
procura una alta fiabilidad.
Mediante diversas funciones protectoras se puede conseguir una protección total
del convertidor y del motor.
Con la introducción de parámetros
especiales a través del teclado se
puede adaptar el funcionamiento del
MICROMASTER a casi todas las
condiciones de trabajo que puedan
presentarse. Con la ayuda del micro-
procesador desarrollado para la elec-
trónica de potencia se pueden reali-
zar adaptaciones de velocidad espe-
ciales, tiempos de aceleración espe-
ciales, paradas definidas y muchas
otras operaciones.
La compensación de carga, que tiene
lugar automáticamente a través de la
regulación de corriente, se procede a
la auto adaptación al proceso.
El generador de rampas parametriza-
ble permite la aceleración y decele-
ración definidas del motor con limi-
tación regulable del tirón.
La elevación de tensión, que puede ser, opcionalmente, de libre programación
ó automática, garantiza un arranque seguro del motor, siendo posible variar la
velocidad con graduación de precisión.
El freno incorporado de corriente continua asegura una parada rápida y definida.
El sistema de freno integrado, junto con la resistencia de freno opcional, permi-
te impulsar y frenar en ambos sentidos de giro y puede emplearse para un par
de frenado repentino.
Mediante las entradas binarias, cinco parametrizables, son posibles otras adaptaciones.
El aparato dispone de dos salidas de relé para avisos de averías del sistema.

36.6. INSTALACIÓN ELÉCTRICA

La longitud total de los cables de acometida al motor varía dependiendo del


tipo de cable, rango de voltaje y potencia. Y en ciertos casos puede llegar hasta
los 200m sin la necesidad de utilizar bobinas de salida. En cualquier caso los
inversores operarán en su capacidad nominal con la longitud de los cables hasta
25m., con cables apantallados o 50m. Con cables no apantallados.

294
Figura 36.10. Conexiones para un motor trifásico a través de un regulador
o variador de velocidad.

36.6.1. Conexiones de control

Conectar a la red los bornes de entrada L1, L2/N (versión monofásica) o L1, L2, L3
(versión trifásica), y la tierra, utilizando para ello un cable de 3 o 4 polos.
Para la conexión del motor deberá utilizarse un cable tetrapolar, conectándolo a los
bornes de potencia W-V-U y a tierra como se indica en el esquema de conexiones.

Figura 36.11.Panel frontal


del Micro Master

295
Conexión a red monofásica

Conexión a red trifásica

NOTA - Tener especial cuidado en tender los conductores de mando separados


de la alimentación de tensión y de los conductores del motor. Hacerlo en con-
ductos separados.

36.6.2. Protección contra sobrecargas del motor

Debido al funcionamiento del motor a baja velocidad el ventilador de refrigera-


ción del motor reduce su efecto. Es por ello que la mayoría de los motores requie-
ren una reducción de sus características nominales para su funcionamiento con-
tinuo a bajas frecuencias. Para garantizar una protección de los motores contra el
sobrecalentamiento en estas condiciones, se recomienda proveer al motor de un
sensor de temperatura PTC y se conecta a los bornes de control del convertidor.

NOTA - Para activar la función de disparo, realice un ajuste de los parámetros


P051, P052 o P053 = 19.

36.7. MANDOS DEL PANEL FRONTAL Y FUNCIONAMIENTO


BÁSICO

El convertidor no posee un interruptor principal de alimentación y, por lo tanto,


está bajo tensión cuando se conecta a la red. La salida de potencia permanece desacti-
vada hasta que se pulsa el botón de MARCHA o hasta que se produce la presencia de
una señal digital de ON en el borne 5 (giro horario) o en el borne 6 (giro antihorario).

296
Si se selecciona la opción de visualización de la frecuencia de salida (P001 =
0), la consigna correspondiente se visualizará cada 1,5 segundos aproximada-
mente cuando el convertidor está parado.

Figura 36.12. Ejemplo típico de placa de características de un motor

El convertidor se programa en fábrica para aplicaciones normales de motores


estándar tetrapolares Siemens. Si se utilizan otros motores, es necesario intro-
ducir las especificaciones indicadas en la placa de característica del motor en
los parámetros P081 a P085.
Obsérvese que el acceso a estos parámetros no es posible salvo que P009 se
haya ajustado a 002 ó 003.

Nota: Asegúrese de que el convertidor se configura correctamente de acuerdo


con los datos del motor.

36.7.1. Pruebas iniciales

Para ello comprobaremos si:

 Todos los cables se han conectado correctamente y si se han cumplido


todas las precauciones de seguridad relativas al producto y al emplaza-
miento/planta en cuestión, indicadas por el fabricante.
 Apliquemos la alimentación de la red al convertidor.
 Asegurarse de que el arranque del motor puede realizarse de forma se-
gura. Pulse el botón de MARCHA del convertidor. La visualización
pasará a ser 5,0 y el eje del motor comenzará a girar. El tiempo de ace-
leración del convertidor a 5 Hz, será de un segundo.
 Pulse el botón de PARADA. La visualización pasará a ser 0,0 y el
motor comenzará a desacelerarse hasta pararse totalmente en un
segundo.

36.8. PROCESO DE PUESTA EN FUNCIONAMIENTO

Para la puesta en marcha se darán los siguientes pasos:

297
36.8.1. Conexión

El aparato se conecta mediante la tensión aplicada de la red, efectuando en-


tonces una autocomprobación de funciones. Si es detectado algún fallo, será
indicado en el visualizador.

36.8.2. Estado “listo”

El aparato espera, con la salida bloqueada, al recibir la orden de marcha a tra-


vés del borne 8 (giro derecha) o el borne 9 (giro izquierda). Las funciones de
mando prefijadas para las entradas binarias las encontrarás en los parámetros
P051 a P055.

36.8.3. Estado “Funcionamiento”

Una vez recibida la orden de marcha, la salida se desbloquea y el motor acelera


hasta alcanzar la frecuencia preseleccionada (P005), pudiendo ser modificada
con las teclas de aumentar/disminuir   .

36.8.4. Modalidades de parada

La parada puede llevarse a cabo de diferentes formas:

 Descendiendo la frecuencia a 0,0 Hz, con la tecla (l), se provoca una


parada lenta y controlada del motor.
 Retirada de la orden de marcha, provocando la deceleración de acuerdo
con la rampa programada, (P002 y P003).
 Régimen OFF 2, produce una desconexión inmediata con marcha por
inercia del motor.
 Régimen OFF 3, lo que produce un frenado rápido.
 Frenado por inyección de c.c. hasta el 250%, lo que da lugar a una pa-
rada brusca cuando se retira la orden de marcha.

36.9. PUESTA EN MARCHA USOS ESTÁNDAR

Las regulaciones de los parámetros significan:

En este parámetro están los datos de valores nominales.


Deberá tomarse de la placa de características del motor.

Significa que el valor nominal digital se halla en 0.

298
El aumento del valor nominal se aumenta modificando P005 ó
pulsando las teclas (l/j), en la modalidad de valores P000.

Significa que el valor nominal digital se utiliza como valor nominal.

Si no se puede conseguir ninguna función más por haberse desajustado inad-


vertidamente diversos parámetros, será conveniente inicializar el Micro Mas-
ter. Para ello ajustar P944 = 1 y pulsar la tecla P. Seguidamente, comprobarán
los datos del motor de P081 y P085, modificándolos si fuese necesario.

36.10. AJUSTES POSIBLES EN RÉGIMEN ESTÁNDAR

26.10.1. Modificación de la fuente del valor nominal


En el parámetro P006 se determina la fuente de valor nominal del Micro Mas-
ter. Al ser suministrado, la fuente del valor nominal se halla en valor nominal
digital. Existen tres posibilidades:

Valor nominal digital en estado de suministro

Valor nominal analógico vía los bornes 3 y 4.

Frecuencia fija a través de entradas binarias (bornes 10, 11 y 12).

Se pueden activar diversos valores nominales fijos, según el borne que sea
activado, así:

Borne 10 = 20 Hz
Borne 10 = 20 Hz
Borne 11 = 10 Hz
Borne 12 = 5 Hz
Borne 10 + 11 = 30 Hz
Borne 10 + 12 = 25 Hz
Borne 11 + 12 = 15 Hz
Borne 10 + 11 + 12 = 35 Hz

También pueden poner otras frecuencias fijas (usos especiales).

36.10.2. Ajuste del generador de rampas

En el generador de rampas se puede regular por separado el tiempo de acelera-


ción (P002), el tiempo de deceleración (P003) Figura 36.13 y el redondeado de
la rampa (P004), Figura 36.14.

299
36.11. MATERIALES A EMPLEAR

Todos los materiales serán de características adecuadas a la tensión a emplear, tanto en


el circuito de mando como en el circuito de potencia y a las características del motor.

 Un interruptor magnetotérmico adecuado a la potencia del motor.


 Un contactor de características adecuadas para el motor a maniobrar.
 Una botonera con pulsador de marcha y de paro.
 Un variador de frecuencia micromaster.
 Conductores para hacer las conexiones.

36.12. PRÁCTICAS A REALIZAR


1. Montar el circuito como muestra el esquema funcional.
2. Programar el variador de frecuencia de acuerdo con los datos de la placa
de características del motor.
3. Comprobar el funcionamiento midiendo la tensión que llega al motor, la
frecuencia, intensidad y la velocidad del mismo.
4. Repetir la experiencia para diferentes velocidades.
5. Completar la ficha del análisis del circuito, teniendo en cuenta que las
cifras a que hacen referencia las uniones o cortes propuestos, son las
que aparecen en el esquema funcional A) y B). Cada propuesta una vez
comprobada, es necesario quitarla antes de hacer la siguiente.
6. Completa el resto de apartados de la ficha análisis.

Figura 36.13. Rampa de aceleración


Figura 36.14. Redondeo de la rampa. y deceleración.

300
301
TEMA 37
CONTROL AUTOMÁTICO DE LA TENSIÓN DE
LÍNEA Y DEL GIRO DE FASES

Introducción

Aplicación indicada para los cuadros móviles de maquinas, que deban cambiar
frecuentemente de lugar de trabajo, conectándose a distintas redes, de 230 ó 400
V, y precisando en todos los casos de un mismo sentido de giro para los motores.

Contenidos Objetivos

Características del selector de Conocer otro tipo de relés,


tensión DSTL para unas aplicaciones muy
Características del detector de concretas y de gran utilidad.
giro de fases DGF.

303
37.1. CARACTERÍSTICAS DEL SELECT0R DE TENSIÓN DSTL

Cuando el equipo se conecta a una red 230 ó


400 V, un selector de tensión electrónico detec-
ta los valores de tensión y conecta automática-
mente los componentes del circuito necesarios
para su correcto funcionamiento.
Un detector electrónico del sentido de giro
de fases, selecciona automáticamente el con-
tactor adecuado que deberá conectar en cada
momento, para que el motor gire en el sentido
correcto.
El motor debe ser de 230/400 V, efectuándo-
se automáticamente la conexión en triángulo
cuando la línea es de 230 V o la conexión en
estrella cuando es de 400 V.
El selector es bitensión 230/400 V y su fun-
ción consiste en discernir si la tensión aplicada
en (A1-A2), es 230 o 400 V. En función del
valor de la tensión aplicada, conecta uno de
los dos relés independientes de que dispone:

 Relé (11, 12, 14) que actúa con Un <240 V.


 Relé (21, 22, 24) que actúa con Un >323 V.

El tiempo de respuesta es inferior a 0’8 seg.


Su aplicación está fundamentalmente justificada en máquinas de conexión mó-
vil, principalmente de obras.

37.2. CARACTERÍSTICAS DEL DETECTOR DE GIRO DE FASES DGF

Su función consiste en conectar uno u


otro relé, de los dos de que dispone, en
base a que el orden de fases sea R, S,
T, (L1, L2, L3,) u otro cualquiera. Cada
uno de estos relés, actúa sobre uno de
los contactores del circuito inversor,
que da corriente al motor correspon-
diente. Por tanto evita arranques en
sentido contrario al previsto. Sus apli-
caciones fundamentales se dan en gru-
pos de emergencia, elevadores, etc.

304
37.3. CICLO DE FUNCIONAMIENTO

En este circuito, el ciclo de funcionamiento es el siguiente:

Fase 1, Equipo eléctrico bajo tensión de 230V.

Se alimenta el equipo electrónico KA1 y detecta 230V. Se cierra KA1 (13-


14), que conecta el relé auxiliar KA2, que dispone de bobina para 230V.
Se abre KM2 (11-12). Se cierran KM2 (23-24, 33-34 y 43-44). Al cerrar KM2
(23-24), se alimenta el equipo electrónico KA2 a 230V. Si la secuencia de
giro de las fases corresponde a L1, L2, L3 o (R S T) se cierra KA2 (13-14).
Si la secuencia de giro de las fases corresponde a (L1, L3, L2) se cierra KA2
(23-24).
Supongamos el primer caso, sucesión de fases L1,L2,L3, (R S T) y KA2 (13-
14) cerrado. Se alimenta el transformador, a 230V. Existe tensón de 230V en
el secundario del transformador T.

Fase 2, Puesta en marcha con tensión de línea a 230V y sucesión de fases


(L1, L2, L3).

Se acciona el pulsador S1 de marcha y se conecta el contactor KM7 de cone-


xión del motor en (D) triángulo. Se abre KM7 (21-22) y se cierra KM7 (13-
14), que da corriente a la bobina de KM5 del sentido de giro de fases L1, L2,
L3, arranca el motor. Se abre KM5 (11-12), evitando la posible conexión de
KM6. También se cierran los contactos KM5 (23-24) de autoalimentación o
memoria y el KM5 (33-34) que hace lucir la lámpara H1, indicando la marcha
del motor.

Fase 3, Paro.

Al pulsar el pulsador S0 de paro. Se desconectan los contactores KM7 y KM5.


Se para el motor y deja de lucir la lámpara H1. La alimentación del circuito de
mando de arranque del motor queda bajo tensión de 230 V.

Fase 4, Equipo eléctrico bajo tensión de 400V.

Se alimenta el equipo electrónico KM1 y detecta 400V, al detectar esta ten-


sión, cierra el contacto KM1 (23-24) y conecta el relé auxiliar KM3, que
dispone de bobina para 400V. Se abre el contacto KM3 (11-12) y se cierran
KM3 (23-24), KM3 (33-34) y KM3 (43-44). Se alimenta el equipo electrónico
KA2 a 400V. Si la secuencia de giro de las fases corresponde a (L1,L2,L3) se
cierra KA2 (23-24).

305
Fase 5, Arranque del motor con tensión de línea a 400 V y giro de fases
(L1,L2,L3).
Pulsar el pulsador S1 de marcha. Conecta la bobina KM8 para la conexión del
motor en estrella. Se abre KM8 (21-22) evitando la posible conexión de KM7.
Se cierra KM8 (13-14) y se activa KM5 del sentido de giro de fases (L1,L2,L3)
y se abre el contacto KM5 (11-12). Cerrándose KM5 (23-24) que arranca el
motor. KM5 (33-34) señaliza la marcha del motor con H1.

Fase 6, Paro.

Al pulsar el pulsador S0 de paro. Se desconectan los contactores KM8 y KM5.


Se para el motor y deja de lucir la lámpara H1. La alimentación del circuito de
mando de arranque del motor queda bajo tensión de 400 V.

Fase 7, Equipo electrónico bajo tensión de 230 V.

En las secuencias anteriores se ha supuesto que el sentido de giro de las fa-


ses era (L1,L2,L3). Supongamos ahora que el sentido de giro de las fases sea
(L1,L3,L2). Todo se desarrolla igual que en la fase 1, con la única diferencia
de que no se cerrará KA2 (13-14) y si lo hará KA2 (23-24). Debido al distinto
sentido del giro de las fases.

Fase 8, Puesta en marcha con tensión de línea a 230 V y giro de fases,


(L1,L3,L2).

Se acciona el pulsador S1 de marcha y se conecta el contactor KM7 de cone-


xión del motor en (D) triángulo. Se abre KM7 (21-22) y se cierra KM7 (13-14),
que da corriente a la bobina de KM6 del sentido de giro de fases L1,L3,L2,
arranca el motor. Se abre KM6 (11-12), evitando la posible conexión de KM5.
También se cierran los contactos KM6 (23-24) de autoalimentación o memoria
y el KM6 (33-34) que hace lucir la lámpara H1, indicando la marcha del motor.

Fase 9, Paro.

Al pulsar el pulsador S0 de paro. Se desconectan los contactores KM7 y KM6.


Se para el motor y deja de lucir la lámpara H1. La alimentación del circuito de
mando de arranque del motor queda bajo tensión de 230 V.

Fase 10, Equipo eléctrico bajo tensión de 400V.

Sentido de giro de las fases, (L1,L3,L2). Todo se desarrollará igual a la fase


4, con la única diferencia de que no se cerrará KA2 (13-14), haciéndolo en su

306
lugar KA2 (23-24), debido al distinto sentido de giro de las fases. La puesta en
marcha y el paro es una combinación de las fases ya comentadas.
Fase 11, Paro por sobrecarga.

Por sobrecarga del motor M1, acciona el relé término F3 (95-96), desconec-
tándose los contactores de accionamiento del motor que estuviesen activos en
ese momento, de (KM5, KM6, KM7, KM8). Se quedan activados (KA2, KM1,
y KM2, o KM3), parándose el motor y haciendo que luzca la lámpara H2 que
indica el disparo de la protección térmica.

37.4. TABLA DE LA VERDAD

En ella se representan las posiciones de los componentes en cada una de las


fases de funcionamiento de forma sencilla.
Los componentes activos tales como bobinas de contactores, relés de tiempo y
lámparas de señalización, se indica con cero (0) su estado de reposo y con uno
(1) cuando están bajo tensión o accionados.
Se indica así mismo con uno la actuación por sobrecarga de los relés térmicos
de protección. En los pulsadores y selectores se indica con cero su reposo y con
uno su accionamiento.

Figura 37.1. Tabla de la verdad

307
37.5. MATERIALES NECESARIOS

Todos los materiales serán de características adecuadas a la tensión y potencia a


emplear, tanto en el circuito de mando como en el circuito de potencia.

 Un interruptor tripolar de capacidad de corte adecuada a la potencia del motor.


 Cuatro contactores tripulares, con contactos auxiliares necesarios para las ma-
niobras a realizar.
 Un relé detector de la sucesión de fases, DPF.
 Un relé detector de tensión, DSTL, 230/400 V.
 Un motor asíncrono trifásico, si es posible de 1 CV y 230/400 V.
 Un pulsador normalmente abiertos (NA) de 10 A.
 Un pulsador normalmente cerrados (NC) de 10 A.
 Un relé térmico adecuado para la potencia del motor a emplear.
 Dos lámparas de señalización o leed, adecuados a la tensión del circuito de
mando.
 Un transformador de 230/400 V en el primario y 230 V en el secundario.
 Panel de montaje y accesorios de anclaje.
 Conductores para hacer las conexiones.

37.6. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Montar el circuito como muestran los esquemas y comprobar su fun-


cionamiento.
2. Completar la ficha del análisis del circuito, teniendo en cuenta que las
cifras a que hacen referencia las uniones o cortes propuestos, son las
que aparecen en el esquema funcional A) y B). Cada propuesta una vez
comprobada, es necesario quitarla antes de hacer la siguiente.
3. Completa el resto de apartados de la ficha análisis.

308
309
TEMA 38
INVERSOR DE GIRO AUTOMÁTICO

Introducción

En determinadas operaciones industriales se hacer trabajos repetitivos de forma


continuada, puede ser el caso del mecanizado de determinadas piezas. En estas
aplicaciones es necesario hacer un recorrido y volver sobre los mismos pasos, hacia
el principio, hemos de utilizar la inversión de giro de un motor respectivamente.

Contenidos


Finales de carrera y detectores.

Aplicación de los temporizadores.

Objetivos


Aplicación de los conocimientos de los detectores de proximidad, e in-
versión de giro de los motores trifásicos y monofásicos.

311
38.1. FINALES DE CARRERAS Y DETECTORES DE PROXIMIDAD

Los interruptores de posición electromecánicos se reparten en dos grandes familias:

 Interruptores de control, tienen que detectar la presencia o el paso.


Proporciona señales de entradas.
 Interruptores de potencia insertados en las fases de alimentación de los
accionadores. Generalmente, su función se limita a la seguridad.
 Los interruptores de posición electromecánicos se utilizan en variedad
de aplicaciones debido a sus numerosas cualidades: seguridad de fun-
cionamiento (fiabilidad de los contactos, maniobra de apertura positi-
va), alta precisión, corriente nominal térmica de 10 A, inmunidad a las
perturbaciones electromagnéticas.

Aspecto físico del final de carrera y diferentes cabezas para acoplar según la
aplicación. (Telemecanique)

Los principales factores que determinan la elección de un interruptor de posi-


ción de control mecánico son:

 La protección contra los golpes, las salpicaduras.


 Las condiciones ambientales: humedad, polvo, corrosión, temperatura,
etc.
 El espacio disponible para instalar, fijar y ajustar el aparato,
 Las condiciones de uso: frecuencia de las maniobras, naturaleza, masa y
velocidad del móvil que se controla, exigencias de precisión y fidelidad,
posible sobrerecorrido en uno u otro sentido, esfuerzo necesario para
accionar el contacto.
 El número de ciclos de maniobra.
 El número y el tipo de los contactos: ruptura lenta o brusca, posibilidad
de ajuste.
 La naturaleza de la corriente, el valor de la tensión y de la corriente que
se deben controlar.

312
38.1.1. Composición de los interruptores de posición

Los interruptores de posición constan de tres elemen-


tos básicos: un contacto eléctrico, un cuerpo y una ca-
beza de mando con su dispositivo de ataque.
Contacto eléctrico
Es el denominador común de la mayoría de los apa-
ratos. Existen versiones NO/NC, NO/NC, simul-
táneos y NO-NC, decalados de ruptura brusca y
NO+NC decalados de ruptura lenta.
Cuerpo
Existen varias opciones: normalizado CENELEC o
de dimensiones reducidas, fijo o enchufable, metá-
lico o termoplástico, una o varias entradas de cable.
Cabezas de control, dispositivos de ataque
Cabezas de movimiento rectilíneo.
Pulsador de bola o con rodillo en extremo, lateral
con rodillo vertical u horizontal. Palanca con rodillo
de acción horizontal o vertical. Cabezas de movi-
miento angular, etc.

38.1.2. Detectores de proximidad

Una vez que conocemos como se comportan los


detectores, podemos diseñar diferentes circuitos, en
los que su aplicación nos permitirá controlan ope-
raciones muy diferentes sin que para ello sea nece-
sario contacto físico con los elementos a controlar.

Detectores de proximidad comerciales (Telemecanique)

313
38.2. FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA

El sistema de inversión, una vez conectado, debe funcionar de la siguiente forma:

 Al pulsar S2 o S3 el motor arrancará en un sentido u otro, según deseo, y nos


lo permita la posición de los detectores.
 Supongamos que pulsamos S2, arrancamos sentido de giro izquierda, por
ejemplo, se activa KM1, se autoalimenta por su contacto abierto e impide que
lo pueda hacer KM2, mediante su contacto cerrado de la vertical 5, el sentido
de giro se mantiene hasta el final de recorrido, que lo marca el detector de
proximidad S4.
 S4 activa el relé auxiliar KA1 que para el motor y alimenta la bobina del tem-
porizador KA2.
 Una vez transcurrido el tiempo prefijado, cierra el contacto abierto de la verti-
cal 7, se cierra y se activa KM2, el motor ahora gira a derecha.
 Esta inversión de giro automática sirve para motor trifásico y monofásico.

38.3. CICLO DE FUNCIONAMIENTO

Fase 1, Cerrar el interruptor general de fuerza “Q1”del circuito de fuerza.

Fase 2, Pulsar “S2” llega tensión a la bobina “KM1” y se activan sus contac-
tos, autoalimentándose el circuito, y evitando que pueda entrar “KM2”. M1
funciona en el sentido previsto y lo indica H1.

Fase 3, Al detectar el final del recorrido el detector de proximidad S4, se activa


KA1, que corta corriente a KM1, y alimenta la bobina del temporizador KA2.

Fase 4, Una vez transcurrido el tiempo prefijado, se activa KM2, el motor M1 ahora
gira en sentido contrario y lo indica H2. Al final de este recorrido se repite el ciclo.

Fase 5, Si no deseamos que el sistema siga funcionado automáticamente, pul-


sando S1 el circuito dejará de funcionar.

Fase 6, Si se produce una sobrecarga en el motor por alguna razón, F3 se encar-


ga de parar el sistema y la lámpara H3, lo indica.

Fase 7, Para dejar el circuito totalmente fuera de servicio se abre el interruptor Q1.

38.4. TABLA DE LA VERDAD

En ella se representan las posiciones de los componentes en cada una de las


fases de funcionamiento de forma sencilla.

314
Los componentes activos tales como bobinas de contactores, relés de tiempo y
lámparas de señalización, se indica con cero (0) su estado de reposo y con uno
(1) cuando están bajo tensión o accionados.
Se indica así mismo con uno la actuación por sobrecarga de los relés térmicos
de protección. En los pulsadores y selectores se indica con cero su reposo y con
uno su accionamiento.

Figura 38.1. Tabla de la verdad

38.5. MATERIALES NECESARIOS

Todos los materiales serán de características adecuadas a la tensión y potencia a


emplear, tanto en el circuito de mando como en el circuito de potencia.

 Un interruptor tripolar de capacidad de corte adecuada a la potencia


del motor.

315
 Dos contactores tripolares, con contactos auxiliares necesarios para las manio-
bras a realizar.
 Dos relés auxiliares.
 Dos relés temporizadores 230 V.
 Dos detectores capacitivos a dos hilos.
 Un motor trifásico asíncrono 230/400 V., de la potencia disponible.
 Un motor monofásico con circuito auxiliar o de fase partida para 230 V., de la
potencia disponible.
 Dos pulsador normalmente abiertos (NA) de 10 A.
 Un pulsador normalmente cerrados (NC) de 10 A.
 Un relé térmico adecuado para la potencia del motor a emplear.
 Tres lámparas de señalización o leed, adecuados a la tensión del circuito de
mando.
 Panel de montaje y accesorios de anclaje.
 Conductores para hacer las conexiones.

38.6. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Montar el circuito como muestran los esquemas y comprobar su fun-


cionamiento.
2. Completar la ficha del análisis del circuito, teniendo en cuenta que las
cifras a que hacen referencia las uniones o cortes propuestos, son las
que aparecen en el esquema funcional A) y B). Cada propuesta una vez
comprobada, es necesario quitarla antes de hacer la siguiente.
3. Completa el resto de apartados de la ficha análisis.
4. Hacer esquema y ficha, cambiando el motor trifásico por uno monofá-
sico.
5. Hacer una relación de materiales necesarios para montar cada circuito,
motor trifásico y monofásico, indicando modelos, características eléc-
tricas y precios, con la ayuda de catálogos comerciales.

316
317
TEMA 39
ARRANQUE POR ELIMINACIÓN DE
RESISTENCIAS ESTATÓRICAS

Introducción

El motor asíncrono trifásico de rotor en corto o “jaula de ardilla”, debido a su


simplicidad mecánica y eléctrica, es muy utilizado en la industria. Merece por
tanto tener en cuenta todos los posibles tipos de arranque que pueden aplicarse
a este tipo de motores, por ello ahora estudiaremos: Arranque por eliminación
de resistencias estatóricas.

Contenidos


Arranque por eliminación de resistencias estatóricas del motor trifásico
asíncrono de rotor en corto.

Aplicación de los temporizadores.

Objetivos


Calcular la resistencia adecuada para reducir la intensidad del arranque.

Comprobar el funcionamiento del motor asíncrono trifásico, con este
tipo de arranque.

319
39.1. ARRANQUE POR ELIMINACIÓN DE RESISTENCIAS

El principio consiste en arrancar el mo-


tor bajo tensión reducida mediante el
acoplamiento de resistencias en serie
con los devanados del motor.
Una vez estabilizada la velocidad, las
resistencias se eliminan y el motor se
acopla directamente a la tensión de red.
Normalmente, se utiliza un temporiza-
dor para controlar la operación.
Debe tenerse presente, que mientras la
corriente de arranque disminuye, en la
misma proporción lo hace la tensión
aplicada y el par de arranque. Ejemplo:
Si la tensión aplicada se reduce en un
50% en la misma proporción se reduce
la intensidad y en 25% del valor del par
respecto al arranque directo.
El valor de la resistencia que ha de pon-
erse en serie con el con los bobinados
del estator del motor, se calcula en base a la punta de corriente que no se debe
superar durante el arranque, o al valor mínimo del par de arranque necesario
teniendo en cuenta el par resistente de la máquina accionada. Generalmente,
los valores de corriente y de par de arranque son: Id = 4,5 In Cd = 0,75 Cn

Durante la fase de aceleración con las re-


sistencias, la tensión que se aplica a las
bornas del motor no es constante. Equiv-
ale a la tensión de la red menos la caída
de tensión que tiene lugar en la resisten-
cia de arranque.
La caída de tensión es proporcional a la
corriente absorbida por el motor. Dado
que la corriente disminuye a medida que
se acelera el motor, sucede lo mismo con
la caída de tensión de la resistencia. Por
tanto, la tensión que se aplica a las bornas
del motor es mínima en el momento del
arranque y aumenta progresivamente.
Dado que el par es proporcional al
cuadrado de la tensión de las bornas del
motor, aumenta más rápidamente que en

320
el caso del arranque estrella-triángulo, en el que la tensión permanece invari-
able mientras dura el acoplamiento en estrella.
Este tipo de arranque es, por tanto, apropiado para las máquinas cuyo par resis-
tente crece con la velocidad, por ejemplo los ventiladores.
Su inconveniente consiste en que la punta de corriente es relativamente impor-
tante durante el arranque. Sería posible reducirla mediante el aumento del valor
de la resistencia, pero esta medida conllevaría una caída de tensión adicional en
las bornas del motor y, por tanto, una considerable reducción del par de arranque.
Por el contrario, la eliminación de la resistencia al finalizar el arranque se lleva
a cabo sin interrumpir la alimentación del motor y, por tanto, sin fenómenos
transitorios.

39.2. FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA

El sistema una vez conectado, debe funcionar de la siguiente forma:

 Pulsando S2 se activa KM1 que a su vez se autoalimenta y también lle-


ga tensión a la bobina KA1. El motor arrancará con las resistencias R1,
en serie con los bobinas estatóricas.
 Transcurrido el tiempo programado, KA1 cierra su contacto 17-18 y
se activa la bobina del contactor KM2, que hace llegar corriente de red
directamente a los bobinados del motor y simultáneamente desconecta
el contactor KM1, el contactor KM2 mediante su contacto abierto 13-
14, se autoalimenta. El motor queda funcionado con tensión de línea
indefinidamente. La lámpara H1 señaliza el funcionamiento correcto
del motor.

39.3. CICLO DE FUNCIONAMIENTO

Fase 1, Cerrar el interruptor general “Q1”del circuito de fuerza.

Fase 2, Pulsar “S2” llega tensión a la bobina “KM1” y se activan sus contactos,
autoalimentándose el circuito, M1 funciona en el sentido previsto con tensión
reducida por la caída de tensión provocada por las resistencias R1. También
llega tensión a la bobina KA1.
Fase 3, Se activa el contacto de KA1 y se alimenta la bobina KM2, que si-
multáneamente abre la alimentación de KM1, dejando fuera de servicio a las
resistencias. La lámpara H1 señaliza el funcionamiento correcto del motor.

Fase 4, La sobrecarga o el exceso de intensidad absorbida por el motor provo-


caría el disparo de la protección F3, lo cual señaliza la lámpara H2. El motor
se para.

321
Fase 5, Si no deseamos que el sistema siga funcionado pulsando S1 el circuito
dejará de funcionar.

Fase 6, Para dejar el circuito totalmente fuera de servicio se abre el interruptor Q1.

39.4. TABLA DE LA VERDAD

En ella se representan las posiciones de los componentes en cada una de las


fases de funcionamiento de forma sencilla.
Los componentes activos tales como bobinas de contactores, relés de tiempo y
lámparas de señalización, se indica con cero (0) su estado de reposo y con uno
(1) cuando están bajo tensión o accionados.
Se indica así mismo con uno la actuación por sobrecarga de los relés térmicos
de protección. En los pulsadores y selectores se indica con cero su reposo y con
uno su accionamiento.

Figura 39.1. Tabla de la verdad

39.5. MATERIALES NECESARIOS

Todos los materiales serán de características adecuadas a la tensión y potencia a


emplear, tanto en el circuito de mando como en el circuito de potencia.

322
 Un interruptor tripolar de capacidad de corte adecuada a la potencia del motor.
 Un juego de resistencias adecuadas a las características del motor.
 Dos contactores tripulares, con contactos auxiliares necesarios para las manio-
bras a realizar.
 Un relé temporizador 230 V.
 Un motor trifásico asíncrono 230/400 V., de la potencia disponible.
 Un pulsador normalmente abiertos (NA) de 10 A.
 Un pulsador normalmente cerrados (NC) de 10 A.
 Un relé térmico adecuado para la potencia del motor a emplear.
 Dos lámparas de señalización o leed, adecuados a la tensión del circuito de
mando.
 Panel de montaje y accesorios de anclaje.
 Conductores para hacer las conexiones.

39.6. PRÁCTICAS A REALIZAR

Montar el circuito como muestran los esquemas y comprobar su funcionamiento.

1. Completar la ficha del análisis del circuito, teniendo en cuenta que las
cifras a que hacen referencia las uniones o cortes propuestos, son las
que aparecen en el esquema funcional A) y B). Cada propuesta una vez
comprobada, es necesario quitarla antes de hacer la siguiente.
2. Completa el resto de apartados de la ficha análisis.

323
324
TEMA 40
ARRANQUE DE MOTORES ASÍNCRONOS DE
ROTOR BOBINADO

Introducción

El motor de rotor bobinado, se impone en todos los


casos en los es necesario reducir la punta de corriente
en el arranque, y mantener un par importante, para
máquinas deben arrancar a plena carga. Para conse-
guir estos parámetros, recurrimos a los arranques por
eliminación de resistencias, acopladas al bobinado
rotórico. Este tipo de arranque es muy flexible.

Contenidos

Arranque de los motores de rotor bobinado


por eliminación de resistencias rotóricas.

Objetivos

Estudio del comportamiento de los motores


de rotor bobinado.

325
40.1. ARRANQUE DE MOTORES ASÍNCRONOS CON ROTOR BOBI-
NADO POR ELIMINACIÓN DE RESISTENCIAS ROTÓRICAS

Para su arranque es necesario intercalar, en


su circuito rotórico, resistencias que se eli-
minen progresivamente, al tiempo que se
alimenta el estator con la tensión de red.
El cálculo de la resistencia insertada en
cada fase permite determinar con rigor la
curva de par-velocidad resultante: para un
par dado, la velocidad es menor cuanto
mayor sea la resistencia. Como resultado,
la resistencia debe insertarse por completo
en el momento del arranque y la plena ve-
locidad se alcanza cuando las resistencias
están completamente cortocircuitadas.
La corriente absorbida es prácticamen-
te proporcional al par que se suministra.
Como máximo, es ligeramente superior a
este valor teórico.
Por ejemplo, la punta de corriente corres-
pondiente a un par de arranque de dos
veces el par nominal (2xCn), es aproxi-
madamente de dos veces la intensidad no-
minal (2xIn).
Por tanto, la punta es considerablemente
más débil, y el par máximo de arranque
más elevado, que en el caso de un motor
de jaula, en el que el valor de la intensidad
nominal se sitúa en torno a (6xIn) para
(1,5xCn).
El arranque del motor de rotor bobinado,
por eliminación de resistencias, se impo-
ne en todos los casos en los que las puntas
de corriente han de ser débiles y las má-
quinas deben arrancar a plena carga.
Este tipo de arranque es sumamente flexi-
ble, ya que resulta fácil adaptar el número
y el aspecto de las curvas que representan
los tiempos sucesivos a los requisitos me-
cánicos o eléctricos (par resistente, valor
de aceleración, punta máxima de corrien-
te, etc.).

326
40.2. FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA

El sistema, una vez conectado el interruptor gen-


eral, debe funcionar de la siguiente forma:

 Pulsando S2 se activa KM1 que a su vez se


autoalimenta y también llega tensión a la bo-
bina KA1. El motor arrancará con todas las
resistencias R1 y R2, en serie con los bobina-
dos rotóricos.
 Transcurrido el tiempo programado, KA1
cierra su contacto 17-18 y se activa la bobina
del contactor KM2, que elimina un bloque de
resistencias, reduciendo la caída de tensión
rotórica. El contactor KM2 mediante su con-
tacto abierto 13-14, se autoalimenta.
 Al activarse KM2, se alimenta la bobina de
KA2, que mediante su contacto 17-18, activa
el contactor KM3, que deja el rotor del motor
en cortocircuito, funcionando el motor con
sus valores nominales.
 El motor queda funcionado con tensión de lí-
nea indefinidamente. La lámpara H1 señaliza
el funcionamiento correcto del motor.

40.3. CICLO DE FUNCIONAMIENTO

Fase 1, Cerrar el interruptor general “Q1” del circuito de fuerza.

Fase 2, Pulsar “S2” llega tensión a la bobina “KM1” y se activan sus contac-
tos, autoalimentándose el circuito, M1 funciona en el sentido previsto con ten-
sión de línea. La intensidad de arranque es reducida por la caída de tensión pro-
vocada por las resistencias rotóricas. También llega tensión a la bobina KA1.

Fase 3, Se activa el contacto de KA1 y se alimenta la bobina KM2 y KA2, si-


multáneamente, elimina el bloque de resistencias rotóricas, R1, aumentando el
par motor. Un contacto cerrado de KM2, desconecta la bobina de KA1.

Fase 4, Se activa el contacto de KA2 y se alimenta la bobina KM3, que median-


te sus contactos, elimina el segundo bloque de resistencias rotóricas, aumen-
tando el par motor. Un contacto cerrado de KM3, desconecta KA2 y KM2. La
lámpara H1 señaliza el funcionamiento nominal del motor.
Fase 5, Al accionar S1 el circuito dejará de funcionar.

327
Fase 6, Por la acción de la protección térmica F3, el circuito dejará de funcionar
y señaliza la avería la lámpara H2.

Fase 7, Para dejar el circuito totalmente fuera de servicio se abre el interruptor Q1.

40.4. TABLA DE LA VERDAD

En ella se representan las posiciones de los componentes en cada una de las


fases de funcionamiento de forma sencilla.
Los componentes activos tales como bobinas de contactores, relés de tiempo y
lámparas de señalización, se indica con cero (0) su estado de reposo y con uno
(1) cuando están bajo tensión o accionados.
Se indica así mismo con uno la actuación por sobrecarga de los relés térmicos
de protección. En los pulsadores y selectores se indica con cero su reposo y con
uno su accionamiento.

Figura 40.1. Tabla de la verdad

40.5. MATERIALES NECESARIOS

Todos los materiales serán de características adecuadas a la tensión y potencia a


emplear, tanto en el circuito de mando como en el circuito de potencia.

 Un interruptor tripolar de capacidad de corte adecuada a la potencia del motor.


 Tres contactores tripolares, con contactos auxiliares necesarios para las manio-
bras a realizar.

328
 Un motor trifásico asíncrono de rotor bobinado de potencia y tensión determi-
nadas, si es posible de 1 CV y 230/400 V.
 Un juego de resistencias, adecuadas para el arranque ha realizar.
 Un pulsador normalmente abiertos (NA) de 10 A.
 Un pulsador normalmente cerrados (NC) de 10 A.
 Un relé térmico adecuado para la potencia del motor a emplear.
 Dos lámparas de señalización o leed, adecuados a la tensión del circuito de
mando.
 Panel de montaje y accesorios de anclaje.
 Conductores para hacer las conexiones.

40.6. PRÁCTICAS A REALIZAR

1. Montar el circuito como muestran los esquemas y comprobar su funcio-


namiento.Completa el resto de apartados de la ficha análisis.
2. Completar la ficha del análisis del circuito, teniendo en cuenta que las
cifras a que hacen referencia las uniones o cortes propuestos, son las
que aparecen en el esquema funcional A) y B). Cada propuesta una vez
comprobada, es necesario quitarla antes de hacer la siguiente.
3. Completa el resto de apartados de la ficha análisis
4. Hacer una relación de materiales necesarios para montar cada circuito,
motor trifásico y monofásico, indicando modelos, características eléc-
tricas y precios, con la ayuda de catálogos comerciales.

329
330
BIBLIOGRAFÍA
• Información comercial (catálogos).
• Manuales de Laboratorios Marchesis.
• Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión.

331
ANEXO
ESQUEMAS PERTENECIENTES A
ANÁLISIS DE CIRCUITOS
EXCLUSIÓN DEL RELÉ TÉRMICO EN EL ARRANQUE DE
UN MOTOR

335
EXCLUSIÓN DEL RELÉ TÉRMICO EN EL
ARRANQUE DE UN MOTOR

336
FUNCIONAMIENTO ALTERNATIVO DE
MOTOBOMBAS. MANDO POR INTERRUPTOR

337
FUNCIONAMIENTO ALTERNATIVO DE MOTOBOMBAS.
MANDO POR INTERRUPTOR

338
CONMUTADOR ESTRELLA-TRIÁNGULO. MANDO POR
IMPULSO CON MANTENIMIENTO

339
CONMUTADOR ESTRELLA-TRIÁNGULO. MANDO POR
IMPULSO CON MANTENIMIENTO

340
INVERSOR DEL MOTOR ASÍNCRONO TRIFÁSICO EN
CONMUTACIÓN ESTRELLA TRIÁNGULO

341
CONTROL DE PUERTA AUTOMÁTICA

342
CONTROL DE PUERTA AUTOMÁTICA

343
MOTORES MONOFÁSICOS CON BOBINADO DE
ARRANQUE

344
MOTORES MONOFÁSICOS CON BOBINADO
DE ARRANQUE

345
MOTORES TRIFÁSICOS EN CIRCUITOS MONOFÁSICOS

346
MOTORES TRIFÁSICOS EN CIRCUITOS MONOFÁSICOS

347
MOTORES TRIFÁSICOS FUNCIONANDO
EN CASCADA

348
ARRANQUE DEL MOTOR DAHLANDER

349
ARRANQUE DEL MOTOR DAHLANDER

350
INVERSOR DE GIRO DEL CONMUTADOR DE POLOS
DAHLANDER

351
INVERSOR DE GIRO DEL CONMUTADOR
DE POLOS DAHLANDER

352
TEMA 36 REGULADORES DE VELOCIDAD EN MOTORES
TRIFÁSICOS DE C.A.

353
REGULADORES DE VELOCIDAD EN MOTORES
TRIFÁSICOS DE C.A.

354
CONTROL AUTOMÁTICO DE LA TENSIÓN DE LÍNEA Y
DEL GIRO DE FASES

355
INVERSOR DE GIRO AUTOMÁTICO

356
OTROS LIBROS DE LA COLECCIÓN

José Luis Mendieta Jabardo

Automatización en los Ciclos Formativos.


F.P de Grado Medio. Texto.

Cuaderno de prácticas.

José Luis Mendieta Jabardo

Automatización en los Ciclos Formativos.


F.P de Grado Superior. Tomos I y II

Cuaderno de práctica

Alberto Sierra Martín

Aprendiendo APP Inventor


Este libro se terminó de imprimir
en el mes de agosto
de 2014

También podría gustarte