Está en la página 1de 3

San José, 16 de junio de 2021

Señora
Emilia Navas Aparicio
Fiscala General de la República
Poder Judicial de la República de Costa Rica

Estimada señora:

Las personas suscritas, quienes ocupamos las Secretarías Generales de los Sindicatos
Asociación Nacional de Criminalística (ANIC), Sindicato de la Judicatura (SINDIJUD) y
Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras del Poder Judicial (SITRAJUD), todos
integrantes de la Alianza Sindical del Poder Judicial, con respeto, pero con vehemencia, le
solicitamos considerar la renuncia a su cargo.

No es nuestra intención emitir juicios de valor sobre los mediáticos cuestionamientos a su


gestión, ni pretendemos poner en entredicho sus principios éticos, pero sí nos mueve
nuestra legítima preocupación por el funcionamiento óptimo del Ministerio Público, toda
vez que el artículo 1° de la Ley Orgánica del Ministerio Público dispone los Principios de
Unidad de Actuaciones y Dependencia Jerárquica de la institución, con sujeción a la
Constitución Política y las leyes. Son esos elementales principios -piedra angular del
funcionamiento del órgano acusador del Estado- los que estimamos se están vulnerando,
cada vez que usted se ha tenido que inhibir en el ejercicio de sus funciones, debido a que
el licenciado Francisco Campos Aguilar ha asumido la defensa penal de alguna persona
involucrada en casos de corrupción importantes.

Tal y como nos hemos enterado por la prensa nacional, ustedes, como grupo familiar, han
tomado una determinación al respecto (ver https://costaricamedios.cr/2021/06/16/no-voy-
a-dejar-botados-a-mis-clientes-porque-emilia-ocupa-un-cargo-dice-abogado-de-meco-y-
hsolis/), lo que no nos deja campo de acción para otras alternativas.

Es clara la incompatibilidad de las circunstancias que antes señalamos, con el cargo que
usted ocupa; esto es así, por su imposibilidad de intervenir en los casos más complejos
de los últimos años, los cuáles, por sus características, llevarán varios años más de
trámite, de forma tal que, un fiscal subrogante no estaría facultado legalmente para seguir
a cargo de ellos, máxime que ya son varios los procesos en los que por la participación
del señor Campos Aguilar usted no puede participar.
Por las razones antes mencionadas, es evidente que el inhibirse no soluciona el
problema, pues la probidad no está solamente en apartarse, sino en permitir que las
políticas de persecución penal sean asépticas, lo cual no es posible si la persona que al
fin y al cabo es la jefa de quienes promueven la acción penal (de acuerdo con los
principios de Unidad y Dependencia Jerárquica) constantemente se aparta del control,
supervisión y dirección de los casos de corrupción que más daño están causando a la
sociedad costarricense.

Otro principio relevante que debe observarse en su importante cargo es el de honor y


dignidad. Usted, como representante de la sociedad y del individuo en particular, debe
ser consciente de los ideales y obligaciones éticas atinentes al cargo y de la confianza
pública depositada en sus manos, para la protección que la Constitución Política y las
leyes ofrecen a las víctimas y a los sospechosos, pero, por las razones antes citadas,
aunque sus principios éticos y morales se mantengan incólumes, se han generado
suspicacias que ponen en tela de duda que esté actuando de conformidad con esos
preceptos.

Lo anterior indudablemente afecta la imagen del Ministerio Público, porque se está


socavando la confianza de la sociedad respecto del efectivo cumplimiento del rol
protagónico del ente fiscal como defensor del interés social en la persecución de los
delitos, pero no de cualquier ilícito, sino de los casos más relevantes de los últimos años y
que causan un perjuicio social de gran monto, por el grave daño económico y por las
organizaciones públicas y privadas involucradas.

El Poder Judicial también ve comprometida su imagen ante la opinión pública nacional e


internacional, no es secreto que nuestra institución apenas viene recuperándose de una
crisis de credibilidad en sus altas jerarquías donde los acá firmantes con vehemencia
solicitamos la renuncia de tres señores magistrados y una señora magistrada con
cuestionamientos en el caso conocido como el Cementazo. Es nuestra responsabilidad
como representantes del movimiento social y sindical que realizamos control ciudadano
ser congruentes con nuestras acciones en el pasado y lo que viene sucediendo en este
momento, para proteger esta imagen que con mucho esfuerzo y valentía desde la clase
trabajadora del Poder Judicial hemos ido levantando.

También, tenemos que mencionar que recientemente entró en vigencia el Reglamento


“Regulación para la Prevención, Identificación y la Gestión Adecuada de los Conflictos de
Interés en el Poder Judicial” que en su artículo 3 define lo que es un conflicto de interés,
en el artículo 11 inciso e sobre las relaciones que pueden afectar la imagen del Poder
Judicial y como evitarlas y el artículo 27 sobre relaciones y actos inconvenientes donde se
involucren familiares, comprendemos que la figura legal que el ordenamiento jurídico
vigente establece para este particular es justo lo que su persona ha hecho “inhibirse”,
como operadores jurídicos lo podemos entender, sin embargo, no es suficiente para las
personas costarricenses y no minimiza el impacto en la credibilidad de nuestra institución.

Por último, pero no menos importante, está el principio de celeridad, que es la garantía
constitucional de justicia pronta y cumplida, que comparte el Ministerio Público por usted
dirigido con la autoridad jurisdiccional, esto implica la obligación de no incurrir en
dilaciones indebidas de los procesos. Es evidente que en los casos que en que usted se
ha debido apartar, tal acción conlleva retrasos en la tramitación.

Por todo lo anterior, señora Emilia Navas Aparicio, la instamos a que tome la mejor
decisión para la institución y para la sociedad costarricense, su renuncia como Fiscala
General de la República.

Con toda consideración,

JORGE LUIS Firmado digitalmente por


JORGE LUIS MORALES
MORALES GARCIA (FIRMA)
Fecha: 2021.06.17 10:31:00
GARCIA (FIRMA) -06'00'

Jorge Luis Morales García


Secretario General, Sindicato de la Judicatura
SINDIJUD
JORGE EDUARDO Firmado digitalmente por
JORGE EDUARDO CARTIN
CARTIN ELIZONDO ELIZONDO (FIRMA)
Fecha: 2021.06.17 09:57:55
(FIRMA) -06'00'

Jorge Eduardo Cartín Elizondo


Secretario General
Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras del Poder Judicial
SITRAJUD

Álvaro Rodríguez Zamora


Secretario General
Asociación Nacional en Criminalística
ANIC

c. archivo

También podría gustarte