Está en la página 1de 25

UNIVERSIDAD NACIONAL DE INGENIERIA

POSTGRADO EN MINERÍA Y MEDIO AMBIENTE

CURSO:

EFLUENTES LIQUIDOS Y SU TRATAMIENTO


(II)

Ing. M.Sc. José Vidalón Gálvez

Cerro de Pasco, 2-3 de marzo de 2001.


2. DRENAJE DE AGUAS ACIDAS

GENERACIÓN DE DRENAJE ÁCIDO DE ROCA


Debe tenerse presente que para que se produzca el drenaje ácido es necesario y suficiente la
presencia de sulfuros, particularmente pirita, en contacto con el oxígeno del aire y agua. En
esta condición los sulfuros se oxidan y dan lugar a ácido sulfúrico y sulfatos metálicos que
constituyen el drenaje ácido.
La presencia de minerales neutralizantes, su cantidad y distribución en el yacimiento o en el
depósito, controla la generación de ácido. Si es predominante, puede reducir o anular la
posibilidad de generación, aún en el caso de contener sulfuros.
Principio de la contaminación de origen minero
Las minas metálicas que explotan principalmente sulfuros, y las minas inactivas contienen
minerales tales como pirita y calcopirita, que se oxidan al entrar en contacto con el aire. El
agua que ingresa de la superficie arrastra los productos de la oxidación produciéndose una
agua ácida que contiene iones de metales pesados.
Igualmente, en los depósitos de desmonte y relaveras el oxígeno del aire y el agua de lluvia
generan el drenaje ácido contaminado que va hacia los ríos o lagunas.
Las siguientes son las reacciones químicas de la oxidación de los minerales más
comunmente extraídos de las minas, que son pirita (FeS 2), calcopirita (CuFeS2), esfalerita
(ZnS) y galena (PbS):
FeS2 + 3.502 + H2O  FeSO4 + H2SO4
CuFeS2 + 4O2  CuSO4 + FeSO4
ZnS + 2O2  ZnSO4
PbS + 4O2  PbSO4
Cuando es bajo o nulo el contenido de minerales neutralizantes el desarrollo del drenaje
ácido puede ser rápido si las demás condiciones son favorables y el pH puede llegar
fácilmente a menos de 3.5, a partir del cual la actividad bacteriana acelera enormemente el
proceso de oxidación, ya que cataliza la transformación del ion ferroso en férrico que es un
disolvente enérgico de los sulfuros. Con esto la acidez aumenta rápidamente y se tendrá
aguas con pH menor de 2 y alto contenido de metales disueltos.
1. DESCRIPCIÓN DE DRENAJE ACIDO DE ROCAS (DAR)

Drenaje contaminado que resulta de la oxidación de minerales sulfurados y


lixiviación de metales asociados, provenientes de las rocas sulfurosas cuando son expuestas
al aire y al agua. El desarrollo del DAR es un proceso dependiente del tiempo y que
involucra procesos de oxidación tanto química como biológica y fenómenos físico-
químicos asociados, incluyendo la precipitación y el encapsulamiento.
Sin embargo el DAR se refiere a todo drenaje contaminado como resultado de los procesos
de oxidación y lixiviación de los minerales sulfurosos. Con el tiempo las características del
drenaje pueden cambiar, de ligeramente alcalino hasta casi neutro y finalmente ácido.

El Drenaje Acido de Rocas se caracteriza por :

- Valores de pH por debajo de 7 hasta 1,5


- Alcalinidad decreciente y acidez creciente
- Concentraciones elevadas de sulfato
- Concentraciones elevadas de metales (disueltos o totales)
- Concentraciones elevadas de sólidos disueltos totales.

El drenaje de aguas ácidas es uno de los impactos de mayor cuidado en el sector minero
metalúrgico, ya sea por la contaminación actual de las aguas de los ríos y lagunas o por la
contaminación a futuro del medio biológico. En efecto, en los organismos vivos, el ácido
reacciona directamente destruyendo a la sustancia orgánica o lentamente a través de una
dosificación continua de metales pesados hasta llegar a la intoxicación de la célula (Pb, Cd,
Ag, Cu, As, etc).

Las aguas ácidas drenan de las labores mineras o de los botaderos de materiales mineros y
se conducen a los cursos de los ríos, contaminándolos.

Los materiales sulfurosos son capaces de reaccionar con el O2 y el HO2 del medio ambiente
y producir ácido sulfúrico. El ácido por un lado modifica el pH bajándolo; por otro lado, el
equilibrio del ion metálico con su correspondiente hidróxido son función del pH, como tal a
cada pH se establecerá la presencia de determinados cationes metálicos. Además, la
cantidad o concentración del ion metálico, también será una función del producto de
solubilidad del ion metálico y su sulfuro metálico. De esta manera una modificación del pH
significa una mayor capacidad de concentración de iones metálicos o una precipitación de
ellos si el pH aumenta.

El proceso mediante el cual se consume ácido se denomina “neutralización”.


Teóricamente, cada vez que la capacidad consumidora de Acido de una roca (potencial de
neutralización) excede al potencial de generación de ácido, se consumirá toda la acidez y el
agua que drene de la roca se encontrará en el nivel de pH neutro o cerca de él. El drenaje
ácido generado por la oxidación de sulfuros puede neutralizarse por el contacto con
minerales consumidores de ácido. Como resultado de ello, el agua que drena de la roca
puede tener un pH neutro y un acidez insignificante, a pesar de la continua oxidación de
sulfuros. Con el tiempo, a medida que se agotan, los minerales
consumidores de ácido o su vuelve imposible acceder a ellos a causa de la formación de
cubiertas de minerales secundarios se puede generar agua ácida.
2. ETAPAS EN EL DESARROLLO DEL DAR.

El desarrollo del drenaje ácido de roca es un proceso que depende del tiempo y comprende
tanto reacciones químicas como fenómenos físicos relacionados. El drenaje ácido puede
detectarse la inicio de las operaciones mineras, en otros es observable 10 a 40 años después.
En estos casos, las reacciones de oxidación de sulfuros y generación de ácido
probablemente estuvieron ocurriendo durante el intervalo de retardación previo a la
medición del agua de drenaje, pero en una baja proporción y con neutralización de los
productos de oxidación.

El DAR se puede observar en tres etapas de desarrollo, definidas por el pH del agua en el
microambiente de los minerales sulfurosos. Las etapas pueden describirse para comprender
la naturaleza del DAR con relación al tiempo y su presentación en el campo.

Etapa I. La acidez es generada y rápidamente neutralizada en las etapas iniciales cuando


la roca que contiene minerales sulfurados es expuesta al oxígeno y el agua. El drenaje de
agua es casi neutro. Mientras se produce la oxidación de los minerales sulfurosos, existe
suficiente alcalinidad disponible como para neutralizar la acidez y precipitar el hierro en
forma de hidróxido.

Como se muestra en las reacciones de la Etapa I, éste es fundamental un periodo de


oxidación química. El oxígeno es el principal oxidante, al producir sulfato y acidez a partir
de la oxidación d e los minerales sulfuroso. Los minerales carbonatados, como la caliza y la
calcita (CaCO3) presente en la roca, neutralizan esta acidez y mantienen condiciones que
van de neutras a alcalinas (pH>7) en el agua que fluye sobre la roca. También se podría
detectar un contenido elevado de calcio (y magnesio u otros metales, dependiendo de las
rocas consumidoras de ácido presentes), como resultado de la disolución de los minerales
carbonatados, debido al consumo de ácido.

La oxidación de los minerales sulfurosos libera hierro en la solución. La oxidación química


del hierro ferroso es rápida a un pH superior a 7 y el hierro férrico se precipita de la
solución como un hidróxido. De esta manera, la velocidad de oxidación química de la
pirita es relativamente baja, comparada con las etapas posteriores de oxidación, ya que el
hierro férrico no contribuye como oxidante.

En esta etapa, el agua de drenaje se caracteriza generalmente por niveles elevados de


sulfato con pH cercano al neutro. El ácido producido es neutralizado mientras que el hierro
férrico se precipita en forma de hidróxido. Si existen minerales de zinc asociados con los
sulfuros de hierro, también podrían detectarse concentraciones elevadas de zinc en la
solución.

Etapa II. A medida que continúa la generación de ácido y se agotan o se vuelven


inaccesibles los minerales carbonatados, el pH del agua disminuye y el proceso se
encamina hacia la segunda etapa. Cuando el pH del microambiente disminuye hasta 4.5,
ocurren reacciones de oxidación tanto químicas como biológicas.
A medida que la velocidad de generación de ácido se acelera en las etapas II y III, el pH
disminuye progresiva y gradualmente, como se observa en la figura 1.1. Los niveles de pH
relativamente constantes representan la disolución de un mineral neutralizante que se
vuelve soluble a ese nivel de pH. Si la oxidación continua hasta que se haya agotado todo el
potencial de neutralización, se presentará valores de pH por debajo de 3,5.

En esta etapa, el agua de drenaje está generalmente cerca al nivel neutro, con
concentraciones elevadas de hierro ferroso y sulfato. SE observa una acidez relativamente
alta, aún cuando las concentraciones de metales en la solución puedan ser bajas.

Etapa III: A medida que los minerales alcalinos se consumen o recubren, o bien, se
produce acidez a mayor velocidad que la alcalinidad, el pH se vuelve ácido. Las reacciones
dominantes se transforman de oxidación química a principalmente oxidación
biológicamente catalizada. De las reacciones de oxidación sulfuros, se convierten en hierro
férrico. Este, a su vez, reemplaza el oxígeno como el oxidante principal.

En esta etapa, la velocidad de oxidación es considerablemente más rápida que en la etapa I.


Como se observa en la figura 1.1, el descenso del pH incrementa la velocidad de oxidación.
No hay estudios científicos definitivos para cuantificar la aceleración de las velocidades de
oxidación debido a la oxidación catalizada biológicamente; sin embargo existente
información que indica del aumento de velocidades de 10 a un millón de veces más que
aquellas generadas por oxidación química. En esta etapa, el agua de drenaje es
generalmente ácida, caracterizada por sulfatos y metales disueltos en concentraciones
elevadas. El hierro disuelto se presenta como hierro ferroso y férrico.

En algún momento del inicio de la generación de estos ácidos, la velocidad disminuirá con
la oxidación completa de los sulfuros más reactivos y el pH se incrementará hasta que la
roca se torne sólo ligeramente reactiva y el pH del agua de drenaje no sea afectado. El
tiempo para cada etapa sucesiva puede variar de un periodo de días a un periodo de años,
dependiendo de los factores que controlen la generación de ácido.

Dependiendo de la etapa en el proceso de oxidación, se determinará la tecnología apropiada


para la vigilancia y el control. En la etapa I, puede ser factible el control de las condiciones
necesarias para las reacciones de generación de ácido. Se puede prevenir el impacto del
drenaje contaminado sobre el ambiente mediante un control efectivo del proceso de
oxidación, eliminando el reactante principal necesario para que se produzca la reacción (es
decir, el oxígeno). El monitoreo se centrará en los parámetros indicadores del inicio del
DAR: sulfato, bicarbonato, hierro ferroso, zinc, etc.

Una vez que se establecen las reacciones de generación de ácido (Etapas I y III), el hierro
férrico se convierte en el principal oxidante. En esta etapa, la oxidación está bien
establecida y el control del DAR requiere la eliminación del mecanismo de transporte, con
el fin de evitar que el contaminante sea liberado en el ambiente mediante el agua.

3. REACCIONES QUIMICAS:

a) Oxidación.

La generación y el consumo de ácido son el resultado de una serie de reacciones


químicas complejas e interrelaciones. Los factores que controlan la velocidad y la
magnitud de la generación de ácido, y la consiguiente calidad del agua de drenaje. La
comprensión de estos factores, así como del proceso químicos y de los reactantes
involucrados, constituyen la clave para la predicción del potencial de generación de
ácido en una muestra de roca; Del mismo modo, es fundamental para identificar la
tecnología apropiada, que sirva para prevenir o controlar la generación de drenaje
ácido.

Los componentes principales para la generación de drenaje ácido son:


- Minerales sulfurosos reactivos,
- Agua o atmósfera húmeda,
- Un oxidante, especialmente el oxígeno de la atmósfera o de fuentes químicas.

La velocidad y la magnitud de la generación de ácido son afectadas por los siguientes


factores secundarios:
- Bacterias (Thiobacillus ferrooxidans)
- pH
- Temperatura

Las reacciones de generación de ácido se expresan generalmente como la oxidación de


la pirita, uno de los minerales sulfurosos más comunes. Inicialmente, los sulfuros
reaccionan con el oxígeno y el agua para formar sulfato (SO42), hierro ferroso Fe 2+ e
iones de hidrógeno H+ . Esta reacción total de generación de ácido, en la que se
muestra la pirita oxidada por el oxígeno, puede representarse por la siguiente ecuación:

FeS 2 + 7/2 O2 + H2O  Fe 2+ + 2 SO42 + 2 H+ Ecuación 2.1

Posteriormente, el hierro reacciona con el oxígeno para formar hierro fórrico:

Fe 2+ + ¼ O2 + H+ > Fe 3+ + ½ H2O Ecuación 2.2

Dependiendo del pH en el ambiente alrededor del sitio de oxidación, el hierro férrico


puede luego precipitarse en la forma de hidróxido (Ecuación 2.3), o puede, a su vez,
ser utilizado como oxidante (Ecuación 2.4). A niveles de pH por encima de 3,5 el
hierro férrico (Fe 3+) tiende a precipitarse como hidróxido férrico. Esto forma el
precipitado rojo que se observa en la mayoría de minas que generan ácido. Durante
esta reacción, se liberan iones de hidrógeno adicionales.

Fe 2+ + 3 H2O > Fe (OH)3 + 3 H3 Ecuación 2.3

A medida que se desarrolla la generación de ácido y se consume la alcalinidad


disponible, el hierro férrico, a su vez, sirve como oxidante y puede promover la
oxidación química de los minerales sulfurosos. En el caso de la pirita, la reacción que
ocurre es la siguiente:

FeS 2 + 14Fe3+ + 8 H2O > 15 Fe2+ + 16 H+ + 2SO42- Ecuación 2.4

La oxidación química de la pirita (Ecuación 2.1) es una reacción relativamente rápida


a valores de pH mayores a 4,5, pero mucho más lenta a niveles de pH más ácidos. La
velocidad del suministro de oxígeno es el elemento que controla principalmente la
velocidad de la oxidación química. A niveles de pH inferiores a 4,5, la oxidación por
el hierro férrico se convierte en el proceso de oxidación
5.- LIXIVIACIÓN DE METALES.

La naturaleza mineralógica y el ambiente químico de la roca determinarán el


comportamiento geoquímico de diferentes tipos de roca. La solubilidad de los diversos
metales, contenidos en los minerales que se encuentran en la roca, depende de la forma
en la que éstos (minerales) están presentes en la misma. La solubilidad de muchas
formas metálicas aumenta a medida que el pH disminuye hacia niveles de disminución
en el pH, tal como se ilustra en la figura 1.1. De manera inversa, a medida que el pH
aumenta a lo largo de una ruta (debido a aumentos de nivel en el pH), algunos de los
metales en solución pueden precipitarse. En ciertos casos, el drenaje contaminado
también servirá como lixiviante, promoviendo la disolución de los minerales oxidados
que, por lo general, pueden ser inertes o presenta baja solubilidad. Por ejemplo, la
generación de hierro férrico puede servir para oxidar ciertos minerales de uranio,
aumentando así la solubilidad del uranio y su velocidad de lixiviación.

Las formaciones geológicas del Perú han dado por resultado una serie de características
específicas con respecto a la mineralización. Como se describió anteriormente, los
minerales de cobre pueden estar asociados con enriquecimientos de zinc, arsénico y
níquel y, en menor grado, con cadmio y plomo. En la figura 1.4, se muestra la
solubilidad de varios de estos minerales como una función del pH.

En muchos depósitos, estos metales se presentan principalmente como sulfuros, que


incluyen calcopirita, pirita, arsenopirita, galena y esfalerita. Ya que los minerales
sulfurosos de estos metales tienden a ser difícilmente solubles en condiciones de pH
neutro, la movilización requerida de oxidación y reducción de los niveles de pH. Una
vez movilizados, algunos de estos metales pueden ser redepositados como hidróxidos
de metal bajo condiciones de pH neutro, si incrementa el pH. bajo condiciones de
oxidación ácida se espera altos porcentajes de lixiviación con elevadas concentraciones
de metales en la solución. Los productos de oxidación de muchos de los minerales de
sulfuros comunes relacionados con los yacimientos en el Perú.

En otras zonas de mineralización, los metales asociados con minerales de cobre y oro,
tienden a presentarse en un estado de mayor oxidación, con algunos metales en forma
de sulfosales. Por lo tanto, bajo condiciones de pH neutro, la solubilidad de estos
metales será dictada por la solubilidad de los óxidos e hidróxidos de los metales.

6.- FUENTES DEL DRENAJE ACIDO DE ROCAS.

Los minerales sulfurosos están en todas partes en el ambiente geológico, pero se


encuentran principalmente en rocas que yacen debajo de una capa de suelo y, a menudo,
debajo de la napa freática. Bajo condiciones naturales, el suelo que cubre la roca y el
agua subterránea minimizan el contacto con el oxígeno, permitiendo así que la
generación de ácido prosiga a una velocidad tan baja que el efecto sobre la calidad
general del agua será insignificante o indetectable. La exposición de carreteras o
explotación minera, puede acelerar la velocidad de generación de ácido y ocasionar un
impacto en el ambiente.

Cuadro 1.1

RESUMEN DE MINERALES CONSUMIDORES DE ACIDO Y SUS


CARACTERISTICAS DE NEUTRALIZACION
(Saskatchewan MPBC, 1991)

Mineral Composición Potencial de PH de


Consumo de Acido Amortiguación
Carbonatos
Calcita
Aragonita CaCO3 100 5,5 – 6,9
Dolomita MgCa(CO3)2 92
Siderita Fe CO3 116 5,1 – 6,0
Magnesita Mg CO3 84
Rodocrosita Mn CO3 115
Witerita Ba CO3 196
Ankerita Ca Fe(CO3)2 108

Hidróxidos
Malaquita Cu2 CO3 (OH)2 74 5,1 – 6,0
Gibsita Al (OH)3 26 4,3 – 3,7
Limonita Fe O (OH) 89
Goetita Fe O (OH) 89 3,0 – 3,7
Manganita Mn O(OH) 88
Brucita Mg (OH)2 29

En un asiento minero, las fuentes primarias de drenaje ácido son las áreas en las cuales
la roca de mina ha sido disturbada, y la superficie expuesta. Entre las fuentes
principales del DAR están :

 Las pilas de desmonte.


 Las pilas de lixiviación.
 Los embalses de relaves.
 Las labores mineras subterráneas.
 Las minas de tajo abierto.
 La roca de construcción –relleno, represas, carreteras.

Además, el drenaje ácido de roca puede ocurrir en otras áreas del asiento minero, las
cuales contienen generalmente menor volumen de roca, pero que deberían considerarse
en la evaluación del lugar, por ejemplo :
 Derrames de concentrados y relaves.
 Almacenamiento de concentrados e instalaciones de descarga.
 Apilamiento de mineral.
 Superficies de roca expuestas al cortar rocas para carreteras, etc.
 Caminos por los cuales pasan camiones o ferrocarriles con concentrados.
 Aliviaderos de emergencia.
 Pozas de almacenamiento de lodos en plantas de tratamiento.

Es de fundamental importancia identificar todas y cada una de las fuentes potenciales


de drenaje ácido de mina, tanto en el diseño como en la operación de cada asiento
minero. También, es importante que, al desarrollar el programa de pruebas de
predicción, se comprendan las diferencias en los controles físicos y químicos del DAR
para cada una de estas fuentes.

a) Desmonte.

Los términos “desmonte” o “roca de mina” generalmente se emplean para hacer


referencia a la sobrecapa y rocas que deben extraerse para ganar acceso al mineral. La
mayor parte de desmonte se produce en la explotación de minas a tajo abierto,
generalmente con una proporción entre tonelaje de material estéril y tonelaje de
mineral –“stripping ratio”- de 2/1 ó 3/1. Esta relación hace referencia al tonelaje de
desmonte extraído por tonelada de mineral; por consiguiente, en una relación de 2:1, se
extraen 2 toneladas de desmonte por cada tonelada de mineral, no obstante, cantidades
menores de desmonte o escombros pueden producirse a partir del desarrollo de obras
subterráneas.

Generalmente, esta roca es almacenada en la superficie, en grandes pilas o botaderos


de desmonte. Esta roca también puede utilizarse para construcciones en el lugar; como
relleno para la construcción de cimientos, especialmente en terreno montañoso, para la
construcción de carreteras, represas, etc.

Estos botaderos de desmonte son, generalmente, mezclas de material proveniente de


diferentes áreas de explotación o desarrollo minero. Los botaderos por lo común, están
constituidos por rocas gruesas y se almacenan sobre la napa freática. De este modo,
cualquier mineral sulfuroso reactivo queda expuesto al aire y al agua que pasan por el
botadero, inmediatamente después de haber sido depositado allí. Las reacciones de
generación de ácido pueden iniciarse en cualquier lugar del botadero, y generalmente se
producen en varios sitios. Esto se ilustra de manera esquemática en la figura 1.5.
Cuadro 1.2

OXIDACION DE MINERALES SULFUROSOS COMUNES EN EL


PERU

PRODUCTOS ACUOSOS POSIBLES PRODUCTOS


MINERAL FORMULA DE OXIDACION DE NEUTRALIZACION
COMPLETA
Pirita Fe S Fe3+ ,SO42-, H+ Sulfato e hidróxidos férricos,
Pirrotita Fe1xS yeso
Marcasita FeS2
Calcopirita CuFeS2 Cu2+,Fe3+, SO42-, H+ Sulfato e hidróxidos férricos,
Calcocita Cu2S Cu2+, SO42-, H+ carbonatos e hidróxidos de
Bornita CuFeS2 Cu2+,Fe3+, SO42-, H+ cobre, yeso.
Arsenopirita FeAsS Fe3+ ,AsO43-, SO42-, H+ Sulfato e hidróxidos férricos,
Rejalgar AsS AsO43-, SO42-, H+ arsenatos férricos y de calcio,
Oropimente As2S3 AsO43-, SO42-, H+ yeso.
Tetrahedrita Cu12/Sb,As)4 S13 Cu2+,SbO3-,AsO23- Carbonatos e hidróxidos de
Tenantita Cu12/Sb,As)4 S13 SO42-, H+ cobre y arsenatos férricos, y
de calcio, yeso.
Molibdenita Mo S2 MoO42- SO42-, SO42-, H+ Hidróxidos férricos, sulfatos,
molibdato, óxidos de
molibdeno, yeso.
Esfalerita Zn S Zn2+, SO42-, H+ Hidróxidos y carbonatos de
Marmatita (Zn,Fe)S Zn2+, Fe3+ SO 42-, H+ zinc, yeso, hidróxidos de
hierro y zinc, carbonatos de
zinc, yeso.
Galena Pb S Pb2+, SO 42-, H+ Hidróxidos de plomo,
carbonatos y sulfatos, yeso.
Cinabrio Hg S Hg2+, SO 42-, H+ Hidróxidos de mercurio,
yeso.
Cobaltita CoAsS Co2+,AsO43-, SO 42-, H+ Hidróxidos y carbonatos de
cobalto.

La química del agua de drenaje proveniente del botadero dependerá tanto de la mineralogía
de la roca en la fuente del DAR, como también de las reacciones con las diferentes rocas a
lo largo de la ruta del flujo. Dado que toda pila de rocas o botadero puede estar compuesto
por una mezcla de tipos de roca, puede surgir agua de química muy diferente de cada una
de las diferentes áreas del mismo botadero.
Relaves.

El desarrollo de DAR en un embalse de relaves es generalmente muy limitado durante


la operación y evoluciona lentamente a lo largo del tiempo, después que haya cesado la
acumulación en el embalse. La ocurrencia de las reacciones de oxidación está limitada
por la acumulación continua de capas frescas de relaves empiezan a drenar, de manera
que los sulfuros se exponen al oxígeno, en ese momento comienza la oxidación. Dado
que las reacciones de oxidación requieren tanto de oxígeno como de agua, la generación
de ácido por lo general comienza en la superficie y en los lados de la represa, que son
los primeros en drenar. Así, la oxidación se inicia en la superficie de la represa y
progresa en profundidad, a medida que los relaves drenan y la napa freática se mueve
hacia el fondo del depósito. El secado y resquebrajamiento de la superficie de los
relaves puede aumentar el suministro de oxígeno hacia los relaves que está en
profundidad e incrementar la oxidación de esa zona.

El desarrollo del DAR y el cambio en la calidad de agua del drenaje a través del
tiempo, se ilustran esquemáticamente en la figura 1,6. Inicialmente el drenaje
contaminado puede ser detectado en la escorrentía superficial proveniente de los
relaves. Con el tiempo, a medida que el frente de oxidación progresa a más
profundidad dentro de los relaves, y a medida que el drenaje contaminado reemplaza al
agua del proceso, el DAR puede detectarse a partir de la base del depósito o en el agua
subterránea. La velocidad a la cual progresa el DAR a través de los relaves depende
tanto de los controles en la química del agua, como de los controles físicos en el flujo
de agua. Pueden pasar años o décadas antes de que pueda detectarse el DAR en las
filtraciones provenientes de las bases de los relaves.

b) Comparación de Botaderos de Desmonte y Relaves.

Los relaves y las rocas de mina son probablemente las mayores fuentes del DAR en la
mayoría de los asientos mineros y es por eso que se les da prioridad en la mayoría de
programas de predicción. Es importante comprender las diferencias entre las fuentes
de generación de ácido y los mecanismos de mitigación de contaminantes, para probar y
predecir, con precisión, la calidad del agua de drenaje.

Las diferencias entre las condiciones que controlan el DAR en los botaderos de
desmonte y los depósitos de relaves es importante el reconocimiento de estas
diferencias para la predicción del potencial de generación de ácido y la calidad de agua
de drenaje, así como para evaluar las medidas de control que sean técnica y
económicamente efectivas.

Oxidación. En los relaves, la oxidación se inicia en la capa superficial expuesta,


después de que ha culminado la disposición de pulpas frescas de relaves alcalinos; así
como en las resquebrajaduras verticales en los depósito subaéreos. La oxidación puede
desarrollarse en todo el botadero de desmonte, inmediatamente después de la
deposición.
Ruta del flujo de infiltración. Inicialmente, en una represa de relaves, el DAR es
evidente en el agua de desague superficial. La infiltración se mueve lenta y
uniformemente hacia abajo, a medida que el agua de porosidad del proceso drena del
embalse y es gradualmente desplazada por agua contaminada con DAR, generada en la
superficie. El DAR puede detectarse en el botadero de desmonte después de horas o
días de una lluvia, mediante el desarrollo de rutas de flujo de infiltración preferenciales.

Heterogeneidad de la distribución de sulfuros/alcalinidad. El desmonte puede


provenir de una variedad de unidades rocosas con contenido de sulfuros ampliamente
variables. La mineralogía de la roca, la geoquímica y las propiedades físicas difieren a
lo largo del botadero. Sin embargo, en los relaves, el procesamiento de mineral
relativamente constante origina una masa fina, comparativamente homogénea en todo el
depósito.

Tamaño de la partícula. La roca de mina de tamaño de diámetro de partícula mayor


que 20 cm., comparado con los relaves, que pueden ser 100% más finos que 0,2 mm.
Los minerales sulfurosos y alcalinos en un botadero de desmonte pueden estar
físicamente separados por distancias sustanciales.

Entrada de aire (oxígeno). En los relaves, el aire ingresa desde la superficie a través
de los vacíos de los poros y resquebrajaduras, a una velocidad limitada por la forma en
que el aire se difunde a través de estos materiales. En un botadero, el aire puede
ingresar desde la cima, los lados y a lo largo de la base, y fluir libremente a través de las
rutas de flujo advertidas. Los gradientes de temperatura, como resultado de las
reacciones exotérmicas de oxidación, tambien pueden promover el flujo de aire.

Temperatura. En un botadero de desmonte no saturado, la oxidación rápida puede


generar temperaturas elevadas y convección térmica, asimismo pueden desarrollar
efectos de chimenea. La temperatura de los sólidos en los relaves permanece
relativamente constante, controlada en gran medida por el contenido de humedad de los
sólidos.

c) Labores Subterráneas.

Las labores subterráneas pueden ser una fuente considerable de DAR, especialmente en
labores antiguas. Las paredes expuestas se encuentran usualmente en áreas
mineralizadas y por lo tanto, tienen contenidos de metal más elevados que el desmonte.
Además, toda roca sulfurosa rota, como parte de las labores subterráneas ejecutadas,
como resultado del colapso y hundimiento en labores antiguas, o debido al relleno,
pueden generar una extensa área superficial de roca quebrada, que a su vez, puede
producir DAR.

La fuente de agua de labores subterráneas es usualmente una combinación de agua


subterránea e infiltración de la superficie. Las minas a tajo abierto, los ductos de
ventilación o las construcciones subterráneas en general, pueden originar en general la
continua inundación de las obras.
Luego del cierre, si se permite la inundación de las obras, puede haber un arrastre inicial de
contaminantes provenientes de los productos de oxidación almacenados.
A largo plazo, la inundación probablemente constituirá el mejor mecanismo de control de
la generación adicional de ácido.

d) Mina Tajo Abierto.

Las operaciones en minas a tajo abierto generalmente no descargan agua durante sus
operaciones excepto durante el secado y bombeo de la mina, por eso es algo más sencillo
controlar la calidad del agua de descarga de minas a tajo abierto que de las labores
subterráneas. La experiencia demuestra que el potencial para la generación de ácido
durante la operación, puede limitarse mediante el mantenimiento de paredes “limpias”, con
poca roca quebrada o material suelto en los bancos. La roca quebrada presenta un área
superficial más amplia y, por ello, carga potencial más elevada que las paredes expuestas de
la mina.

La inundación de la mina, luego del cierre de la misma, controlará finalmente toda


generación adicional de ácido, a pesar de que pueda haber oxidación y drenaje durante el
llenado de la cantera y, nuevamente, pueda ocurrir un acarreamiento de productos solubles.
La mina a tajo abierto también puede emplearse para la disposición de relaves o de rocas
de mina de la superficie, debajo de una capa de agua. La predicción de la carga
contaminante de las paredes de la mina y de cualquier roca adicional colocada dentro de
ella, exige comprender la magnitud de la generación de ácido y de la lixiviación /
almacenamiento de metales dentro de la roca.

Los factores que influyen en la generación de DAR en el Perú son:


 Compleja geología, morfología y mineralogía:
Es reconocida la complejidad de la geología tanto estructural, como económica del Perú, lo
que significa que en las áreas donde existen operaciones mineras es común encontrar
formaciones de distintas edades geológicas, formaciones sedimentarias, ígneas o
metamórficas. Asimismo, no es raro encontrar sistemas de anticlinales y sinclinales, fallas
regionales o locales.
Existen casi todos los tipos de yacimientos, tales como los porfiríticos de cobre,
diseminados de oro y masivos polimetálicos de cobre, plomo y zinc de origen
vulcanogénico o filoneanos hidrotermales, y finalmente los placeres auríferos. Son también
importantes los yacimientos de tungsteno y de estaño. Mención aparte merecen los
yacimiento de minerales no metálicos.
En cuanto se refiere a la mineralogía, la variedad de asociaciones minerales es muy grande,
ya que hay yacimientos con mineralización relativamente simple, como también hay otros
con una mineralogía bastante compleja que muchas veces incluye varias especies de
sulfuros e incluso sulfosales, siendo la pirita una especie presente en la gran mayoría de
casos, cuya presencia es determinante en la generación de drenaje ácido. Es muy variada
también la gama de asociaciones mineralógicas, desde las más simples hasta las más
intrincadas con intercrecimientos en grano muy fino.
En lo que respecta a los minerales de ganga, también la variación es grande, aún cuando
podría simplificarse en cuanto a su contenido de minerales de carácter alcalino, cuya
presencia es trascendental para la prevención del drenaje ácido.
La ubicación de país en la costa central de Sud América, frente a la línea de contacto de las
placas tectónicas de Nasca y Continental hace que buena parte de las minas se encuentren
en zonas con alta sismicidad.
En los procesos de beneficio de minerales con frecuencia es necesario someter al mineral a
una molienda fina, debido a lo cual los relaves presentan partículas finas de sulfuros
expuestas a los agentes del intemperismo. La pirita, por lo general, va al relave.
 Influencia del clima: regiones áridas y lluviosas
Es conocido el hecho de que la mayor parte de la vertiente occidental de los Andes en el
Perú, ubicada en la costa, por debajo de los 2,000 m.s.n.m. es una zona desértica, con un
nivel de precipitaciones muy bajo, del orden de pocos mm al año. Esta característica, si
bien es desfavorable para actividades como la agrícola o forestal, existentes sólo en los
valles por los cuales discurren ríos, y para la generación de energía hidroeléctrica, es
favorable en cuanto concierne a la ausencia de drenaje de aguas ácidas de mina, por la
escasez o falta de agua en las labores mineras.
En las zonas de sierra el índice de precipitación varía con la altitud y también con la
ubicación geográfica, siendo mayor en la vertiente oriental. Una cifra típica de
precipitación anual promedio en la sierra es del orden de 700 a 800 mm, pero hay zonas
como las estribaciones de la Cordillera Sur Oriental de Carabaya donde este índice llega
cerca de 4000 mm, y en la selva es del orden de 2500 a 3000 mm. Estas condiciones son
propicias para la presencia de agua en las labores mineras y la generación de drenaje ácido
si las condiciones mineralógicas son también propicias para la generación del DAR.
Hay zonas del Perú en las cuales hay drenaje ácido generado en forma natural, incluso en
áreas en las que no existe ninguna operación minera, pudiéndose citar como ejemplos la
zona de Olleros en la cuenca del río Santa (Ancash).

 Existencia de numerosas minas abandonadas sin un plan de cierre


La actividad minera en el Perú se ha desarrollado desde épocas anteriores a la conquista
española, habiendo alcanzado mayor auge en el presente siglo. La pequeña minería tuvo
intensa actividad entre las décadas de los 50 a los 80. A fines de los 80, por causas
políticas y económicas se redujo drásticamente el número de minas en operación de este
segmento. Todas éstas fueron explotadas sin un plan de cierre diseñado, y muchas de éstas
cerraron dejando los problemas ambientales sin solución, con depósitos de relaves mal
diseñados y operados y con drenajes ácidos de mina. En muchas de estas minas en todo el
país existen drenajes ácidos de galerías y también de depósitos de desmontes y de relaves
que contaminan ríos y lagunas.
Debe recordarse que el período de vida de una mina, incluyendo las etapas de exploración,
desarrollo y explotación, puede variar entre varios años y algunas decenas de años,
mientras que los problemas de una paralización sin un cierre adecuado, puede dar origen a
un DAR perpetuo que afecta a los cursos de agua y tierras.

CONTROL DE LA CONTAMINACIÓN DEL AGUA


Antes de pensar en controlar los contaminantes en los efluentes de una planta, debe
estudiarse la forma de reducir el consumo de agua. Para ello debe efectuarse un balance de
agua que incluya las cargas de contaminantes. Debe maximizarse la recuperación y
recirculación del agua y reducir al mínimo su uso ineficiente.
Métodos de Tratamiento de Agua Residual
Los métodos de tratamiento de agua residual en general consisten en la homogenización,
neutralización y precipitación, coagulación y floculación, y clarificación (mediante
sedimentación o flotación).
Homogenización
Consiste en recolectar los efluentes líquidos en un tanque o poza de volumen suficiente
para minimizar las fluctuaciones en el flujo, pH y composición.
Neutralización
Consiste en ajustar el pH de una solución mediante la adición de un reactivo adecuado. Si
la solución es ácida se le adiciona sustancias alcalinas, tales como cal, hidróxido de sodio,
carbonato de sodio o de calcio.
La neutralización es una operación clave en el tratamiento de efluentes líquidos.
En la tabla siguiente puede apreciarse el rango de pH en el que los metales son menos solubles.
ION Al As Ag Ba Cd Cr(III) Cu Fe Hg Ni Pb Se Zn
pH 5.0 7-12 11.1 6-11.5 9.5-10 8.5-9 8 5.5-12 7-9 10-11 7.5-9 7.5-9.5 9-9.8

El pH óptimo depende del ion que precipita.

Precipitación
Ésta se produce al reaccionar los iones metálicos con una sustancia química que se le
agregue, lo que se facilita si hay presencia de lodo que contiene partículas previamente
precipitadas. Por ejemplo en el ablandamiento del agua, la adición de cal hidratada forma
carbonato de calcio mediante la reacción:
Ca(HCO3)2 + Ca(OH)2 = 2CaCO3  + 2H2O

Coagulación y Floculación
Son utilizadas para separar sólidos en suspensión en el agua cuando su velocidad de
sedimentación es demasiado lenta para una clarificación efectiva.
Los sólidos finos que se encuentran en forma de coloides, que tienen dimensiones por
debajo de 10 micras, incluyen las arcillas, sílice, compuestos de hierro y residuos
orgánicos. Estas partículas frecuentemente tienen cargas eléctricas en su superficie que dan
lugar a la repulsión entre ellas, impidiendo que se junten para formar flóculos de mayor
tamaño y que se sedimenten.
La coagulación se realiza añadiendo sustancias químicas que neutralizan las cargas
eléctricas y desestabilizan los coloides permitiendo que se aglomeren formando flóculos.
Esta última etapa se denomina floculación.
Los coagulantes minerales son el alumbre, la cal, el cloruro férrico, el sulfato férrico, el
sulfato ferroso y el aluminato de sodio.
Los polielectrolitos están formados por moléculas orgánicas grandes, solubles en agua, que
tienen en su estructura cargas iónicas positivas o negativas. Estos floculantes reaccionan
con el material coloidal neutralizando su carga eléctrica y enlazando a las partículas
individuales dando lugar a su aglomeración.
Clarificación
Se realiza mediante la sedimentación de las partículas sólidas finas, la misma que tiene
lugar por la diferencia en la densidad entre éstas y el agua.
Tiempo de sedimentación de partículas de diferentes tamaños:

Diámetro Material Area Tiempo


(mm) Superficial Sedimentación
10 Grava 3.14 cm2 0.3 seg
1 Arena gruesa 31.4 cm2 3 seg
0.1 Arena fina 314 cm2 38 seg
2
0.01 Arenilla 0.314 m 33 min
0.001 Bacterias 3.14 m2 55 hr
0.0001 Coloides 31.4 m2 230 días
0.00001 Coloides 0.283 Ha 6.3 años
0.000001 Coloides 2.83 Ha >63 años

Control de la contaminación por minas inactivas


Las principales medidas de prevención de la contaminación minera son:
1.- Prevención de la generación de aguas de mina contaminadas mediante:
- Aislamiento de sulfuros mediante coberturas y sellos
- Exclusión del aire mediante coberturas y sellos,
- Inundación por el taponeo de galerías o deposición subacuática
- Segregación o mezcla de desmontes generadores y neutralizantes.
2. Control (anulación o reducción) de la migración del drenaje ácido mediante:
- Canales de derivación en laderas
- Cubiertas y vegetación para evitar infiltración
- Interceptar flujos de agua subterránea
- Construcción de diques y muros de contención para impedir el derrame de sedimentos
contaminados
3. Recolección y tratamiento del efluente líquido, mediante neutralización, precipitación y
decantación con el fin de eliminar la acidez, precipitar los metales y eliminar las
sustancias tóxicas, si no es posible su prevención.
El tratamiento del drenaje puede hacerse mediante:
- Tratamientos activos en plantas de tratamiento por neutralización,
- Tratamientos pasivos en pantanos o “wetlands” y cunetas alcalinas. Sólo requieren
atención ocasional. Se aplica para el tratamiento de afino del DAR y aguas residuales.
4. Recuperación de terrenos agrícolas contaminados por efluentes y/o sedimentos,
mediante:
- Sustitución o retiro de tierra contaminada, mejoramiento de tierra,
- Cambio de uso del terreno de agrícola a vivienda, fábricas, etc
- Sustitución de productos agrícolas, en el caso de contaminación con metales tóxicos,
cambiar de un tipo o otro producto agrícola.

Prevención del drenaje ácido de mina


Una de las medidas de prevención más importantes es reducir el caudal del drenaje ácido y
mejorar la calidad del agua. Con ese fin, debe restringirse el flujo de agua de lluvia hacia
las labores mineras y el drenaje del agua contaminada desde las galerías.
El método de taponeo de las galerías que es una de las técnicas más importantes.

Taponeo de Galerías Mineras


Los yacimientos mineros que no han sido trabajados, prácticamente no son afectados por el
aire y el agua subterránea. Sin embargo, mediante las labores mineras subterránea éstos
ingresan a los lugares de excavación de las galerías, oxidando los sulfuros y solubilizando
los metales pesados, con lo que se genera el drenaje ácido mina.
Mediante el método de taponeo de los socavones se encapsula el agua dentro de la mina,
mediante tapones de hormigón. Aún en el caso de que no fuera posible encapsular todo el
caudal del agua de la galería y ésta saliera por la parte superior de la galería, contribuye a
reducir el caudal del drenaje, mejorar la calidad del agua y reducir la carga de metales
pesados, debido también a que se está limitando el acceso de oxígeno a las superficies de
mineral.
Los métodos de tratamiento existentes son 4:
1. Método de Descarga Cero que consiste en construir un tapón de concreto en la
bocamina para encerrar totalmente el agua dentro de la mina. Se recupera así el nivel
freático previo a la apertura de la mina y se previene la contaminación del agua subterránea.
2. Método del Rebose consiste en construir un tapón de concreto en la bocamina del nivel
inferior de la mina. Para protegerlo del agua ácida de la galería, se acumula cal apagada en
el lado interior que está en contacto con esta agua. Asimismo, para evitar la fuga de agua
por los costados del tapón, se sella (encementando) la roca de los alrededores de aquel y en
la superficie de contacto entre el tapón y la roca.
En este caso, el caudal del drenaje de la galería superior es menor en comparación con el
flujo que salía por la bocamina inferior, disminuyendo la oxidación debido a que en el
yacimiento inundado el mineral no está en contacto directo con el aire, logrando así reducir
la disolución de metales pesados y mejorar la calidad del agua. Para la salida del drenaje
ácido de la galería se instala tuberías de descarga.
3. Método de Eliminación de Ingreso de Aire. Este método consiste en construir una
pared de concreto que impide el acceso del aire al interior de la mina acumulando una parte
del agua de mina dentro de la galería, sin eliminar los efluentes de la bocamina,
deteniéndose la oxidación del mineral, lo que contribuye a mejorar la calidad del agua. La
concentración del oxígeno del aire de la galería y del oxígeno diluído en el agua de mina,
bajan drásticamente después del cierre de la galería, lo que se traduce en la reducción de la
concentración de metales disueltos en el agua de mina.
4. Método Mixto. Este método es una combinación de los métodos de rebose y el de
eliminación de ingreso del aire, con el cual se procura mejorar la calidad del agua
inundando el macizo mineral y el cierre de la fuente de oxígeno.
De estos métodos de clausura de galerías de minas, los más aplicados en la práctica, son el
método de rebose y el de la eliminación de ingreso de aire.

Tratamiento del Drenaje Ácido de Mina mediante Neutralización y de Sedimentación


La técnica de reducción del caudal de agua y mejoramiento de la calidad del agua de
drenaje de la galería explicada anteriormente, puede no ser aplicable en todas las minas,
debido a las limitaciones geológicas del entorno de la mina o por el estado de desarrollo de
la galería. En tales casos, debe realizase el tratamiento del drenaje ácido en una planta para
que se ajuste a los estándares de calidad del agua de descarga.
Se aplica generalmente el Método de Neutralización y Precipitación. Es decir, se agrega
agentes neutralizantes necesarios al drenaje ácido, en un agitador, para precipitar los iones
de metales pesados disueltos.
Luego de que la pulpa ha sido neutralizada se decanta el agua y se descarga el agua tratada
y el precipitado se somete a diversos tratamientos.
Como neutralizantes, se utiliza principalmente cal apagada (Ca(OH)2), soda cáustica
(NaOH) y carbonato de calcio (CaCO3).
Para la separación líquido/sólido de la pulpa tratada, se utiliza espesadores.
La disposición final del precipitado producido en la neutralización y precipitación, se envía
a las relaveras o se usa como relleno en las galerías o socavones de las minas.
El drenaje es de composición variable de una mina a otra. Los siguientes datos muestran
los rangos de reducción de impurezas luego del tratamiento en 92 minas del Japón (3):
PH As Cd Cu Fe Pb Zn
DAR 1.5-9 0.003-30 0.002-4.2 0.1-410 0.16-1250 0.01-110 0.05-540
Tratado 4-8.6 0.0001-0.1 0.001-0.06 0.003-1.4 0.01-174 0.001-0.3 0.01-6.2

Para el tratamiento del drenaje ácido de minas, es necesario aplicar el método que se adapte a
la calidad del efluente de la mina. El tratamiento de neutralización y precipitación de los
metales pesados varía según las clases de metales pesados disueltos en el efluente de la mina,
con lo que habrá variación del pH de neutralización.
Entre los metales pesados que contiene el efluente de la mina, generalmente, el hierro es el
más abundante, encontrándose en como iones ferroso (Fe2+) y férrico (Fe3+).
Luego del tratamiento de neutralización de soluciones con metales como el manganeso (Mn)
que requieren un pH de10, se aplica el método de neutralización inversa para regular el pH del
agua tratada, agregando ácido sulfúrico hasta lograr el pH apropiado para descargar el agua
tratada.
El método más común consiste en la neutralización mediante la adición de reactivos alcalinos
(caliza, cal, soda cáustica) al drenaje ácido a tratar, y la floculación y sedimentación del
precipitado. El agua decantada después del tratamiento se descarga en los ríos. Los
sedimentos se acumulan en las relaveras.
Cuando la solución contiene ión ferroso (Fe 2+), éste debe someterse a oxidación con aire, que
mejora la eficiencia del proceso, ya que la precipitación de hidróxido férrico ocurre más
fácilmente. La oxidación del ión ferroso (Fe2+) y arsénico también puede realizarse con
bacterias, con lo que se mejora la eficiencia del proceso de neutralización.
Cuando el drenaje ácido contiene más de dos clases de metales pesados, se aplica el
tratamiento de neutralización en dos etapas, en el que precipitan sucesivamente con bajo pH y
con alto pH, mediante la adición por etapas de reactivos neutralizantes apropiados para la
neutralización y precipitación de los metales pesados. Con este método se mejora la eficiencia
del proceso de neutralización y se reduce el volumen de los precipitados producidos.
Mediante el reciclaje de una parte de los precipitados producidos se puede mejorar la
eficiencia de floculación y precipitación y reducir el volumen de precipitados producidos.
Para tratar efluentes líquidos que contienen metales pesados que no responden al tratamiento
de neutralización común se aplica la absorción de metales pesados con resinas quelantes de
intercambio iónico.
Cuando el agua cruda contiene principalmente el hierro (Fe) y arsénico (As) se aplica la
reacción de neutralización en dos etapas. En la primera etapa, se utiliza el carbonato de calcio
(CaCO3) para la neutralización y precipitación de los iones férricos (Fe3+) con pH
relativamente bajo. En la segunda etapa, se utiliza como la cal apagada (Ca(OH) 2) para la
neutralización y precipitación de los iones ferrosos (Fe2+) con pH relativamente alto. Además,
se incluye la oxidación con aire.
Prevención de la contaminación minera con el agua de filtración de relaveras
Al ingresar el agua de lluvia a las relaveras, se disuelven los compuestos oxidados de metales
ocasionando el drenaje de agua contaminada.
Por lo tanto, la principal medida para controlar la contaminación del agua de infiltración de las
relaveras, es reducir el caudal del agua de infiltración.
Con ese fin, normalmente se adopta los siguientes métodos:
1. Obras de drenaje externo e interno y canales de drenaje de emergencia que contemplen la
ocurrencia de eventos de avenida máxima.
2. Cobertura de Tierra y Vegetación. Este método consiste en cubrir la superficie de la
relavera, al concluir el uso de ésta, con tierra y vegetación.
La tierra añadida debe tener el espesor adecuado a las características del relave y el lugar.
En el caso las pendientes, realizar la cobertura de tierra y la vegetación después de
modificar el talud o de realizar obras de retención de la tierra.
Con este método se consigue lo siguiente:
- Controlar la erosión de los taludes por el agua de lluvia, el arrastre de partículas en
suspensión y la infiltración de compuestos nocivos.
- Reducir el caudal drenaje y mejorar la calidad del agua al eliminar el agua de lluvia y
al evitar la oxidación de los sedimentos.
- Evitar la erosión eólica de relaves finos.
- Conservar la armonía de la vegetación de los alrededores con las áreas verdes
implantadas en la superficie de la relavera.

La tierra de las relaveras, presenta condiciones difíciles para el crecimiento de la vegetación.


Para que la vegetación pueda soportar estas condiciones y pueda desarrollarse con éxito, es
importante primeramente seleccionar las variedades de vegetales que se adapten a tales
condiciones, debiendo las variedades de vegetales a seleccionar tener las siguientes
características:
 Rápido crecimiento y desarrollo.
 Soportar suelos pobres en nutrientes, secos o húmedos.
 Gran resistencia al frío y la acidez.
 Ser preferentemente de verde permanente.

Tratamiento del Agua de Infiltración Proveniente de Relaves


El agua que drene de las relaveras a pesar de las medidas de reducción del caudal de filtración
proveniente y de mejoramiento de la calidad del agua, debe someterse a tratamiento para
prevenir la contaminación.
Se adopta el método apropiado al caudal y calidad del agua de modo similar al tratamiento de
agua residual de mina. Por lo general, el agua de filtración se conduce hasta la planta de
tratamiento del drenaje ácido de mina para que sea tratado en forma conjunta.

BIBLIOGRAFÍA
1. DAUGHERTY, J.E. Industrial Environmental Management- A Practical Handbook.-
Government Institutes, Inc., 1996.
2. RUBIO, J. Aspectos Ambientais no Setor Mínero-Metalúrgico.- Tratamento de Minérios-
CETEM- Centro de Tecnologia Mineral, Brasil, 1998.
3. KUBOKI, E. Ejemplos de Medidas tomadas para evitar la Contaminación por Minas
Cerradas. Organización Minera Metálica del Japón, 1996.
4. OOKI, H. Técnica y Manejo de Contramedidas frente a Aguas Residuales de Minas.
Organización Minera Metálica del Japón, 1996.
5. MINISTERIO DE ENERGÍA Y MINAS DEL PERÚ. Guía Ambiental de Manejo de
Aguas Acidas, 1996.
6. NALCO. Manual del Agua. Mc Graw Hill. 1988
7. LINDAHL, L.A., 1990.
Acid Mine Drainaje – Research and Remedial Actions in Sweden.
Acid Mine Drainaje – Design for Closure. Exposición presentada en GAC/MAC joint
Meeting, Vancouver, B.C.

8. LISETH, P., 1991


Abatement measures for Acid Mine Drainaje at Skorovaas Mine in Northern Norway, in
Proceesdings of the Second International Conference on the Abatement of Acidic Drainaje,
Setiembre 1991, Montreal.

También podría gustarte