Está en la página 1de 7

ESCUELA DE PADRES Y EDUCADORES

PERIODO DE ADAPTACIÓN
Existen ciertos momentos en la vida de una persona en los que se
producen muchos cambios: el destete, cambio de habitación,
entrada a la escuela por primera vez…y muchos más a los que los
niños y niñas se tendrán que enfrentar. La entrada al colegio es uno
de estos momentos en los que podremos encontrar reacciones muy
distintas. Padres, madres y profesionales de la enseñanza aunamos
criterios para facilitar estos días.

María S. García Fernández


Maestra de Educación Infantil
La entrada a la escuela infantil a veces causa alguna que otra
preocupación a los padres, sobre todo a aquellos con niños que
nunca han estado escolarizados.

Las escuelas infantiles y los colegios que imparten las enseñanzas


del 2º ciclo de esta etapa educativa se preparan al inicio de cada
curso para recibir al nuevo alumnado.

No siempre son buenas las condiciones de los colegios ni se cuenta


con el suficiente personal para asegurar que la incorporación al aula
sea lo mejor posible. Lo ideal sería contar con un docente por cada
diez niños-as para así poder atender sus necesidades de afecto y
atención.

Para facilitar dicho periodo que normalmente oscila entre 1 y 3


semanas podemos tener en cuenta una serie de orientaciones tanto
para padres y madres como para maestros y maestras.

ORIENTACIONES PARA LAS FAMILIAS

• Las familias deben preparar a su hijo o hija con suficiente


antelación para que el cambio no sea tan grande.
• A ser posible, visitar con anterioridad la escuela a la que va a
asistir y poder conocer a su maestra/o./a
• Dar al niño información sobre el colegio: que va a conocer a
muchos niños, que va a jugar mucho, que debe compartir,
etc.
• Desarrollar la autonomía de nuestro hijo (debemos recordar
que normalmente hay una media de 20 alumnos en cada
clase y que el docente no puede atender las necesidades de
los niños como en casa). Los niños son capaces de hacer
María S. García Fernández
Maestra de Educación Infantil
mucho más de lo que creemos.

AUTONOMÍA A LA HORA DE COMER

• Comer lo mismo que los adultos en cuanto a variedad de


comidas. Deben comer comida entera.
• Utilizar la cuchara, el tenedor y la servilleta.
• Beber agua directamente del vaso (ya no necesita biberón ya
que es perjudicial para los dientes)
• Puede ayudar a poner y quitar la mesa.
• No necesita chupete ya que deforma los dientes y es foco de
infecciones.
• Lavarse solito/a las manos antes y después de cada comida.
• Sentarse correctamente en la mesa para comer con los
demás.
• Desayunar antes de ir al colegio para tener fuerzas para el
día.
• Controlar el consumo de dulces y golosinas.

AUTONOMÍA EN LA HIGIENE
• Sabe lavarse las manos con jabón, aclararse y secarse con
una toalla. Y cierra el grifo.
• Va solito/a al aseo y se limpia se limpia cuando hace pipí.
• Algunos niños/as necesitan un poco de ayuda para limpiarse
cuando hace caca.
• Se limpia solito la nariz.
• En el baño diario ayuda a sus padres usando la esponja.
• Aprende a lavarse los dientes y lo hace habitualmente.
• No debe llevar pañales y hace sus necesidades en el wáter
(no en orinal)
• En ocasiones puntuales se le puede escapar el pipí

María S. García Fernández


Maestra de Educación Infantil
( al distraerse, al comienzo del cole, nacimiento de otro
hermano, etc)

AUTONOMÍA EN EL VESTIDO

• Sabe desvestirse solito/a.


• Debe colaborar a la hora de vestirse.
• Necesita llevar ropa cómoda al colegio: pantalones de gomas
y no llevar tirantes ni petos.
• Sabe quitarse los zapatos. Para ello utilizar zapatos sin
cordones.
• Puede llevar su ropa sucia al cesto.
• Es recomendable marcar toda la ropa con su nombre.
• Ya puede abrochar y desabrochar botones.

AUTONOMÍA EN EL SUEÑO

• Necesita dormir entre diez y doce horas diarias para estar


bien.
• Debe dormir en su habitación.
• Al final del verano hay que ir adaptando el horario para así
acostarse al anochecer e ir acostumbrándose al horario del
colegio.

Todo esto hay que hacerlo de forma constante, porque las


rutinas le proporcionan seguridad, orden y confianza.

ORIENTACIONES PARA LOS DOCENTES

Los maestros y maestras debemos estar preparados para


este complejo periodo.
María S. García Fernández
Maestra de Educación Infantil
Son muchas las reacciones que los niños/as pueden tener en
su incorporación al aula:
- Sentirse abandonado y llorar.
- Vomitar.
- Perder el control de esfínteres.
- Agredir.
- Intentar escaparse.

MEDIDAS
• Programar con antelación este periodo de adaptación en
días y horarios.
• Dicha planificación debe ser flexible; unos niños necesitan
más tiempo que otros.
• Mantener con las familias una reunión informativa para
explicar la importancia de dicho periodo.
• Decorar el aula.
• Preparar actividades atractivas.
• No agobiar a los alumnos/as y dejarlos explorar y moverse
por el aula libremente.
• Permitir el que los niños traigan a clase algún objeto de
apego.
• Permitir que los padres y madres puedan entrar en el aula y
quedarse el tiempo que se estime positivo para el niño.

María S. García Fernández


Maestra de Educación Infantil
• No alargar las despedidas.
• No mentir al niño/a cuando los padres se marchan.

¡¡RECUERDA!!
• Es fundamental para favorecer la autonomía
mantener una actitud comprensiva, tranquila y
constante.
• No todos los niños/as maduran al mismo tiempo.
Hay que respetar el ritmo de desarrollo.
• En el colegio vamos a ayudar todo lo posible, pero
“no hay un papá y una mamá para cada niño.”
• Transmitir seguridad y confianza al dejar al niño/a
en el centro escolar, evitando reflejar en la cara
temor y preocupación.
• Es positivo intercambiar información con el
maestro o maestra.
• Los padres y maestros deben procurar aunar
criterios de actuación para mejorar proceso

María S. García Fernández


Maestra de Educación Infantil
educativo.
• Colaborar en aquellas actividades propuestas
desde el colegio.

RECORDAD: todo lo que una persona no aprende desde pequeñita,


después cuesta mucho más reeducar.

María S. García Fernández


Maestra de Educación Infantil

También podría gustarte