Está en la página 1de 2

LOS RIESGOS DE TRABAJO A TURNOS

Legalmente, en el Estatuto de los Trabajadores, se define el trabajo a


turnos como “toda forma de organización del trabajo en equipo según la
cual los trabajadores ocupan sucesivamente los mismos puestos de trabajo,
según un cierto ritmo, continuo o discontinuo, implicando para el
trabajador la necesidad de prestar sus servicios en horas diferentes en un
período determinado de días o de semanas”. Asimismo se considera
trabajo nocturno el que tiene lugar “entre las 10 de la noche y las 6 de la
mañana” y se considera trabajador nocturno al que “invierte no menos de
tres horas de su trabajo diario o al menos una tercera parte de su jornada
anual en este tipo de horario.”

Las consecuencias del trabajo a turnos sobre la salud y el bienestar:

 Trastornos gastrointestinales, por falta de hábitos alimentarios. Las


personas necesitan al menos tres comidas diarias, algunas de ellas
calientes, con un cierto aporte calórico y tomadas a una hora más o
menos regular. El horario de trabajo afecta a la cantidad, calidad y
ritmo de las comidas.
 Pérdida del apetito.
 Alteraciones en el sueño.
 Trastornos nerviosos.
 Mayor gravedad de los accidentes.
 Insatisfacción personal en el trabajo.
 Empobrecimiento de las relaciones sociales y familiares(alteraciones
de la vida social)

Las actividades de la vida cotidiana están organizadas pensando en las


personas que trabajan en horarios habituales: puesto que el ser humano
es diurno, la sociedad es una cultura diurna. El trabajo a turnos,
especialmente el turno de noche y el de tarde, dificulta estas actividades
e incluso la relación diaria debido a la falta de coincidencia con los
demás. Existe por tanto, menor oportunidad de vida social al disminuir
la posibilidad de participar en actividades sociales o de coincidir con
amigos o familiares.
1
 Pérdida de amistades.
 Dificultad para disfrutar del ocio.

Sobre la actividad laboral:

La baja actividad del organismo durante la noche y la posibilidad de que


los trabajadores nocturnos acumulen fatiga por un sueño deficiente hacen
que se den una serie de repercusiones negativas disminuyendo el
rendimiento del trabajo: acumulación de errores, dificultad de mantener la
atención, de percibir correctamente la información o de actuar con rapidez.

 Aumenta el número de accidentes de trabajo.


 Aumento del número de errores.
 Reducción del rendimiento.
 Disminución de la capacidad de control.

Sara Bassi y Ariana Loaiza

También podría gustarte