Está en la página 1de 5

La comunicación no verbal y la escritura

“El silencio puede tener tantas tonalidades como el discurso” Edith Wharton.

La comunicación no verbal se puede dar a través de gestos, signos o indicios, eso

quiere decir que no necesita de palabras para mandar un mensaje, al contrario de la

comunicación verbal. Los humanos tienen distintas formas de comunicarse, aunque de

todos los seres vivos son los únicos que poseen la posibilidad de usar el lenguaje verbal.

“La sonrisa constituye un medio de comunicación sutil, pero vital en los seres

humanos” Flora Davis. Los animales por otro lado disponen de distintas posturas,

expresiones, gestos, sonidos, conductas, entre otras formas de expresar emociones.

“La escritura no es producto de la magia, sino de la perseverancia” Richard North

Patterson.

La escritura representa gráficamente un idioma, a través de señales grabadas o

trazadas en un soporte. En la antigüedad existieron varias formas para comunicarse

mediante la escritura, pero sin duda la más conocida y utilizada a través del tiempo son

los jeroglíficos.

Jeroglíficos nombre que proviene del vocablo griego “hieroglyphikos”, este nombre

se le dio a los signos de la escritura de varias culturas antiguas en especial la egipcia.

Son figuras o signos tallados en piedra, que determinaban objetos de la vida cotidiana

para ese entonces.

Fue empleada para dejar mensajes en tumbas, templos o edictos del rey, pero

también se le llamaba jeroglíficos a los pictogramas, logogramas o ideogramas que se

hacían en las distintas culturas de la antigüedad, como la cultura Maya e Hitita. La

escritura del antiguo Egipto se leían de derecha a izquierda o de izquierda a derecha,


depende de a donde miraba la figura y estaban posicionadas en bloques de arriba abajo,

donde se leían los de arriba siempre antes de pasar a los de abajo.

Los jeroglíficos mutaron en dos versiones, la primera vendría siendo la más simple,

de nombre hierático que se veían pintadas en vasijas o placas de barro, con el tiempo

llego otra versión, llamada demótico donde se aparecieron por primera vez los signos

griegos de escritura.

La escritura antigua egipcia fue descifrada por Jean François Champolion (1790-

1832) y los egipcios la usaron durante casi 3.600 años

“Las palabras son todo lo que tenemos” Samuel Beckett.

La escritura alfabética son signos convencionales que no se parecen a los sonidos

que evocan. El alfabeto empezó con los fenicios siendo una escritura abyad, no una

escritura pictográfica, fue una de las escrituras que más se utilizo y las culturas antiguas

lo adaptaban a sus idiomas, así fue como apareció el alfabeto griego y sus derivados,

donde modificaron letras para representar las vocales y agregaron otras, dejando así un

total de 23 o 24 caracteres que fueron aplicados en las actividades cotidianas del ser

humano para ese momento.

Elementos de la escritura

El papiro proveniente de Egipto de una planta acuática que se encontraba en el rio Nilo,

de allí su nombre “Papiro”, palabra que proviene del término latín y griego “per-pera â”,

que significa “flor del rey”. Se elaboraba partiendo del tallo de la planta, se cortaba en

tiras finas y tras ponerlas en remojo durante dos semanas, y se prensaban con un rodillo,

para eliminar el agua y parte; luego se disponían las láminas horizontal y verticalmente,

y se volvía a prensar, dejándola secar para que la savia actuase como adhesivo; se

terminaba frotando suavemente con una concha, quedando dispuesto para su uso. La
unidad de medida del papiro era la plagula (hoja), unas 20 hojas se pegaban entre sí,

para alcanzar un largo de cinco metros. Medio total de 5 metros. Excepcionalmente

podían llegar a 40 metros. Según el historiador Plinio el Viejo se clasificaban ocho

clases de papiros:

 Emporíticos: los de inferior calidad, utilizados como papel de envolver.

 Taeneóticos: los de mala calidad.

 Saíticos: los de baja calidad, elaborados con materiales sobrantes. Se producía

en ciudad de Sais.

 Anfiteátricos: los de media calidad. Se elaboraban en el anfiteatro de Alejandría.

 Janianos: los de buena calidad. Fabricados por Jannio Palemon

 Livios: los de muy buena calidad.

 Augusticos: los de alta calidad. Producción destinada al emperador Augusto

 Hieráticos o regios: los de más alta calidad, sólo utilizados para textos sagrados.

A los papiros se les asigna además un número, para facilitar su identificación en las

labores de clasificación. Al ser difícil de producir no era para todo el mundo, pero con

el tiempo se fue comercializando, hasta que apareció el pergamino y desapareció por

completo en el XI, aunque las bibliotecas europeas, conservan algunos ejemplares

manuscrito con papiro.

En la ciudad de Pérgamo se perfeccionó la técnica para limpiar y acondicionar pieles

de animales de manera tal que se pueda escribir sobre ellas, lo que para ese entonces se

denominaba pergamino. El término pergamino proviene del latín “pergamīnum”. Para

preparar un pergamino primero se maceraba en cal durante unos tres días, luego se le
quitaba el pelo y se raspaba y pulimentaba, finalmente, se le daba con piedra pómez

hasta que la superficie quedaba lisa y uniforme.

El papel fue usado en Europa por primera vez después de que los árabes lo trajeran

de China, siendo este su país de origen, pero no era comercializado para ese entonces.

El antiguo papel era una pasta que resultaba de la trituración de trapos de lino y cuerdas

de cáñamo, que se quedaban en finas láminas por la presión que se les aplicaba, y luego

se les dejaba secar. Luego, la técnica se fue perfeccionando. Las hojas que resultaban se

llevaban a un gran tendedero y se dejaban secar, luego se alisaban con pedernal.

Después, el papel se reunía en manos o resmas y se vendía para su uso.

Todo era de forma manual hasta que Johanes Gutemberg perfecciono las técnicas de

impresión existentes, siendo estas moldes de arcilla utilizadas por los romanos 400 años

a.C. y los chinos en el siglo XI utilizaban piezas de porcelana para hacer

reproducciones, Gutemberg fundió en metal cada una de las letras del alfabeto por

separado, e ideó un sistema para ponerlas una a continuación de otra y sujetarlas. De

esta forma se podían componer más rápido las páginas y reutilizar los moldes para

componer otras. Para reproducir los dibujos se seguía utilizando la xilografía y

posteriormente se pintaban a mano.

“Una historia funciona cuando contiene bombas de tiempo dispuestas a estallar en

la próxima página” Gordon R. Dickson.

La escritura permite reconstruir mucha historia, por grabados en piedras, arcilla y

pieles, aunque los sistemas a los que se utilizan hoy en día. La escritura no apareció

para el arte de la magia, fue creada por la necesidad del ser humano de comunicarse a

distancia. Comenzó con el grabado de formas simples y abstractas en las rocas, luego

con las figuras pictográficas, y por ultimo y desde entonces, ha tomado miles de años de
evolución hasta la creación de los alfabetos. “Las palabras constituyen la droga más

potente que haya inventado la humanidad” Rudyard Kipling.

También podría gustarte