Está en la página 1de 19

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA EXPERIMENTAL LIBERTADOR


INSTITUTO PEDAGÓGICO LUIS BELTRÁN PRIETO FIGUEROA
PROGRAMA DE PROFESIONALIZACIÓN

Educación
Ambiental

Sanare; Junio 2021


REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA EXPERIMENTAL LIBERTADOR
INSTITUTO PEDAGÓGICO LUIS BELTRÁN PRIETO FIGUEROA
PROGRAMA DE PROFESIONALIZACIÓN

Educación
Ambiental

Autor: Karyelis Pérez


C.I: 19.687.040
Especialidad: Educación Musical
Asignatura: Educación Ambiental
Profesor: Carlos Fuentes

Sanare; Junio 2021


Introducción
La conservación del medio ambiente, conservación ambiental o protección
ambiental, se refiere a las distintas maneras que existen para regular, minimizar o impedir
el daño que las actividades de índole industrial, agrícola, urbana, comercial o de otro tipo
ocasionan a los ecosistemas naturales, y principalmente a la flora y la fauna. La
conservación del medio ambiente es el objetivo primordial del conservacionismo, un
movimiento social en defensa de políticas y leyes ecológicas, y tiene como valores la
biodiversidad, el equilibrio biótico, la armonía paisajística, entre otros. Esta postura, no
obstante, no es idéntica a la de los ecologistas, ni debe confundirse con ella. Estos últimos
abogan por la no explotación de los recursos de la naturaleza, mientras que los
conservacionistas demandan una explotación responsable y sustentable en términos
ambientales.

La defensa medioambiental es clave en el mundo industrial que inauguró el siglo


XX, ya que constituye uno de los pocos frenos a la ambición económica del ser humano y a
su deseo de transformación y comercialización de las materias primas, lo cual suele
conllevar consecuencias nefastas para las otras formas de vida, cuando no para el ser
humano mismo. Epidemias, catástrofes climáticas, extinciones, agotamiento de recursos y
un largo etcétera son las consecuencias de una política industrial irresponsable, que
eventualmente se le devuelve al ser humano como un búmeran.
Ordenamiento territorial

Es el conjunto de acciones transversales del Estado que tienen como cometido


implementar una ocupación ordenada y un uso sostenible del territorio. Estas acciones
regulan y promocionan la localización de la población, el desarrollo de todas las actividades
económicas y sociales dentro del territorio, de forma que se logre un desarrollo sostenible
que prevea las potencialidades y limitaciones existentes por los criterios ambientales,
económicos, socioculturales, institucionales y geopolíticos. El principal desafío que tiene el
ordenamiento territorial es mantener y mejorar la calidad de vida de la población, fomentar
la integración social en el territorio y procurar el buen uso y aprovechamiento de los
recursos naturales y culturales.

Según la Ley Orgánica para la Ordenación del Territorio de 1983, el Plan Nacional
de Ordenación del Territorio es un instrumento a largo plazo que sirve de marco de
referencia espacial a los planes de desarrollo de mediano y corto plazo del país, y también a
los planes sectoriales adoptados por el Estado. Este contiene grandes directrices en las
siguientes materias:

1. Los usos primordiales y prioritarios a que deben destinarse las amplias áreas del
territorio nacional su litoral y los espacios marinos de su influencia, de acuerdo a sus
potencialidades económicas, condiciones específicas y capacidades ecológicas.

2. La localización de las principales actividades industriales agropecuarias, mineras y de


servicios.

3. Los lineamientos especiales del proceso de urbanización y del sistema de ciudades.

4. El señalamiento de los espacios sujetos a un régimen especial de conservación, defensa


y mejoramiento del ambiente y de las medidas de protección a adoptar con tales objetivos.

5. El señalamiento de las áreas en las cuales se deban establecer limitaciones derivadas de


las exigencias de seguridad y defensa, y la armonización de los usos del espacio con los
planes que a tal efecto se establezcan.
6. Las políticas para la administración de los recursos naturales.

7. La identificación y régimen de explotación de los recursos naturales en función de la


producción energética y minera.

8. El señalamiento y la localización de las grandes obras de infraestructura relativas a


energía, comunicaciones terrestres, marítimas y aéreas; aprovechamiento de recursos
hidráulicos; saneamiento de grandes áreas y otras análogas.

9. Los lineamientos generales de los corredores viales y de transporte.

10. La amortización de usos de los desarrollos rurales y turísticos.

11. La política de incentivos que coadyuve a la ejecución de los planes de ordenación del
territorio.

La gerencia

Es la acción, o el conjunto de empleados, que se encargan de dirigir , gestionar y


coordinar una determinada empresa, organización o institución. La gerencia puede hacer
referencia a una serie de empleados que, denominándose gerentes, se encargan de coordinar
y gestionar una organización. De la misma forma que, por otro lado, puede hacer referencia
a la acción de coordinar y gestionar dicha organización. En este mismo orden de ideas se
puede definir la gerencia como el eslabón más alto de la cadena de mando. En este sentido,
se integra por los gerentes de la empresa, representando el escalafón más alto de la
empresa, así como ostentando la mayor responsabilidad. La gerencia es una parte
fundamental de la empresa. Estos se encargan de coordinar que todo funcione
correctamente.

Entre las responsabilidades de la gerencia, podemos destacar una serie de funciones


que esta debe cumplir. Una serie de funciones entre las que prima la supervisión del equipo,
así como la coordinación del mismo. Por esta razón, en Economipedia hemos realizado una
relación de funciones que posee la gerencia y entre las que destacan las siguientes:

 Organizar todo el trabajo del equipo.


 Planificar dicho trabajo.
 Controlar que el trabajo se lleva a cabo.
 Dar seguimiento a dicho trabajo.
 Desarrollar programas para impulsar la productividad.
 Liderar al equipo humano.
 Responder ante el gerente principal.
 Encargarse de que se cumplan los objetivos.
 Motivar al equipo.

Así, si la empresa posee diversos gerentes, estas funciones pueden ser repartidas
entre los gerentes disponibles.

Preservación y legislación ambiental

La humanidad ha sido consciente del medio ambiente desde mucho tiempo antes de la
existencia de leyes para protegerlo. La ley ambiental es un término que se utiliza para
referirnos a las regulaciones, estatutos, legislación -local, nacional e internacional- y
tratados diseñados con el fin de proteger el medio ambiente y explicarles a gobiernos y
entidades privadas las consecuencias legales del daño ambiental. Este término no sólo
cubre legislación gubernamental. También puede describir la voluntad de empresas y otras
organizaciones, y sus reguladores, de mejorar sus principios éticos a través de estándares de
la industria en torno a las licencias. No son "leyes" per se, pero actúan como tales dentro de
un marco regulatorio. Por ejemplo, la evaluación de impacto no siempre es requisito legal,
pero el permiso para desarrollar, construir, modificar o diseñar a menudo puede denegarse
si ésta no se lleva a cabo. Se trata de regulaciones voluntarias en lugar de leyes realizadas
por el bien del medio ambiente y de una población local.

Por diversos motivos, el derecho ambiental siempre ha sido foco de controversia. Los
debates a menudo se centran en los costos, la necesidad -o la insuficiencia- de dichas
regulaciones, y la conocida fricción entre la regulación gubernamental y el esfuerzo del
mercado por autorregularse y contribuir al bien general. Ambas partes se reúnen con
regularidad para discutir varios aspectos de la legislación ambiental y cómo podrían
modificarse favorablemente. De cualquier modo, la ley ambiental nos afecta a todos: salud,
actividad comercial, sostenibilidad y bienestar de la economía y de las generaciones
futuras.

Las leyes se establecen por muchas razones: bien público, salud, protección, etc.
Otras se implementan para evitar otras formas de daño. Las leyes ambientales se promulgan
dentro de fronteras nacionales, y también como medidas transfronterizas, por motivos como
el cuidado de la salud pública o la protección de recursos. Estos son algunos de ellos:

Salud de las generaciones actuales: La atención médica es costosa sin importar a qué parte
del mundo hagamos referencia. Algunas de las leyes ambientales más antiguas del mundo
se diseñaron en consideración de la salud humana. Las personas que viven en zonas
industrializadas tienden a sufrir más problemas de salud. Es vital, entonces, que
procuremos mantener limpios el aire, el agua y otros recursos ambientales.
Salud de las generaciones futuras: No sólo la salud de las generaciones actuales debe
preocuparnos. Nuestros niños (y sus hijos) experimentarán el creciente costo de la atención
médica, que asimismo se ve influenciado por afecciones relacionadas con el medio
ambiente. También han surgido nuevas enfermedades en áreas que no se habían visto
perjudicadas por ellas.

El objetivo de algunas leyes de salud ambiental consiste en prevenir a las


generaciones futuras de costos adicionales, en mitigar los problemas ahora y en garantizarle
a la población un medio ambiente más saludable.

 Preservar recursos y estilo de vida: En muchos sentidos, las leyes ambientales son
como una póliza de seguro para cubrir aspectos como la seguridad alimentaria y la del
agua, la protección de recursos y el equilibrio ecológico.
Cuidar de la ecología: No puede subestimarse la importancia de proteger a la ecología. La
cadena alimentaria, el ciclo del agua y la preservación de nuestros recursos dependen de
qué tan bien se proteja nuestro medio ambiente. Cualquier alteración en este equilibrio
puede ocasionar problemas a largo plazo y de gran escala. Así, la protección de la ecología
trasciende los intereses y fronteras nacionales.
Resolver problemas financieros: De todos estos problemas, el que más preocupa a los
gobiernos, y que a menudo se utiliza como excusa para la inacción, es el resultado final.
Pero, como afirma la OCDE, el costo de la inacción siempre ha sido mucho mayor. Los
costos para contribuyentes y empresas por igual se disparará en las próximas décadas. En
muchos países existe un aumento evidente en el costo de nuestras primas de seguro médico.
El costo de los seguros de inmuebles también ha aumentado debido a daños causados por
condiciones climáticas extremas. El cambio climático nos costará a todos mucho dinero: a
individuos, a empresas y a fondos públicos y gubernamentales. Vale más prevenir este
problema que curarlo.

Áreas Bajo Régimen de Administración especial

Las Áreas Bajo Régimen de Administración Especial (ABRAE) son áreas del
territorio nacional, que se encuentran sometidas a un régimen especial de manejo, conforme
a las leyes especiales (Artículos 15, 16 y 17 de la Ley Orgánica para la Ordenación del
Territorio Gaceta Oficial No.3.238 - Extraordinario, del 11 de Agosto de 1983). En otras
palabras, estos espacios están sometidos a un régimen especial, de manejo, representado
por un conjunto de normas y directrices que tienen por objeto, la defensa, conservación y
mejoramiento de los mismos, en razón de que sus características geográficas, paisajísticas,
geoestratégicas, topográficas, socioculturales difieren del resto del territorio nacional, por
ello su carácter y tratamiento excepcional.

El conjunto de ABRAE está conformado por 24 categorías diferentes, de las cuales


se han empleado hasta ahora 21 de ellas, de éstas seis son de particular importancia para la
conservación de la biodiversidad: parques nacionales, monumentos naturales, refugios de
fauna silvestre, reservas de fauna silvestre, santuarios de fauna silvestre y reservas de la
biosfera. En Venezuela se han decretado un total de 406 ABRAE que cubren una superficie
total de 96.892.967,011 de hectáreas, representando aproximadamente el 68,4% del total de
la superficie del país.
Las ABRAE poseen una serie de recursos naturales que pueden ser utilizados por
las personas, siempre y cuando se garantice el cumplimiento del régimen de administración
asignado por el Estado venezolano. En esas áreas solo pueden realizarse actividades que
permitan un uso provechoso en la actualidad y en el futuro, para que también se beneficien
de ellas las próximas generaciones de venezolanos.

Venezuela es uno de los países más privilegiados de América Latina, ya que posee
una gran extensión protegida. Las Áreas Bajo Régimen de Administración Especial ocupan
una superficie aproximada de 67 millones 883 mil 078,85 hectáreas, lo que representa el
66,2% del territorio nacional venezolano. La ley contempla más de una veintena de figuras
jurídicas de ABRAE, agrupadas de acuerdo a los fines que cumplen, de la siguiente
manera:

 Áreas con fines productivos.


 Áreas con fines protectores.
 Áreas con fines recreativos, científicos y educativos.
 Áreas con otros fines.
 Biomas de Venezuela

Lotes boscosos existentes en Venezuela

Altiplanicie de Nuria
Caño Blanco
Capure
Fundo Paisolandia
Lote Privado Flamerich
FDFV

Áreas de Vocación Forestal: Estas áreas, según la Ley Forestal de Suelos y Aguas
(1966), en su apartado para Bosques, se denominaban Áreas Boscosas bajo protección. Sin
embargo, la Ley de Bosques y Gestión Forestal de 2008 derogó esos aspectos, quedando
vigente solo las denominaciones que no colidaran con la nueva ley.
Chivapure - Cuchivero
El Baúl - Corralito (Cojedes)
Las Lajas (Táchira)
Merejina (Delta Amacuro)
Nirgua - Aroa (Yaracuy)
Pedernales (Delta Amacuro)
Río Aricuaisa (Zulia)
Río Tarra (Zulia)
Río Tucuco (Zulia)
Santa Rosa (Zulia)

Áreas con fines recreativos, educativos y científicos

Son espacios naturales preservados por su gran valor científico, cultural, educativo,
histórico, recreativo... Las principales áreas protegidas con estos fines son los parques
nacionales y los monumentos naturales.

Parques Nacionales: Son áreas bastante extensas y hermosas del territorio


venezolano, que han sido escasamente alteradas por la acción del ser humano y se
mantienen prácticamente en estado natural. En estas áreas existe una gran variedad de
especies de fauna y flora. En los parques nacionales solo se permite el aprovechamiento del
agua con severas restricciones y las actividades educativas, científicas y recreativas.

Monumentos Naturales: Son áreas relativamente pequeñas que poseen un rasgo


natural, terrestre o marino con valor histórico o científico de interés nacional. Un
monumento natural puede ser un accidente geográfico o un sitio de rareza o belleza
excepcional.
Principales Instrumentos Legales en materia Ambiental en Venezuela

La importancia de establecer normativas para minimizar o evitar la contaminación


al medio ambiente se ha convertido en una necesidad, actual y global en las organizaciones;
por lo que, el mantenimiento de un crecimiento económico sostenible es cómo coordinar la
acción de reducción de las emisiones emanadas de las operaciones comerciales diarias. En
consecuencia, en algunos casos, dependiendo del giro comercial de las empresas, las
prácticas efectuadas constituyen un desafío pues las instituciones deben establecer
mecanismos de control para la preservación y defensa de un hábitat ecológicamente
equilibrado y sano. Embum y Zuleta (2001) advierten que, se necesita una nueva actitud
del hombre con relación al medio ambiente, por lo que se debe buscar la reducción del
consumo de recursos naturales, disminuir la producción de residuos así como reutilizar y
reciclar los desechos provenientes de las diferentes actividades económicas a fin de obtener
una producción amigable con el medio ambiente. Asimismo agregan que, no existe una
jerarquía en las formas de destinación de los distintos tipos de desperdicios, lo cual
conlleva a que la decisión al respecto sea tomada de acuerdo con cada caso, esto induce a la
concientización así como al mejoramiento de las operaciones en las empresas.

Dentro de este contexto, Venezuela no se encuentra excluida de esta problemática


internacional; por cuanto, se visualiza un Estado que para ejecutar las obligaciones
consagradas en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) (1999),
deberá buscar mecanismos para ejercer su función con criterios de eficiencia. Ahora bien,
así como existen leyes y regulaciones, las cuales se están implementando tímidamente,

En este sentido, las autoridades encargadas de ejercer el cumplimiento del marco


legal, tienen mucho que aprender sobre el mismo, su aplicación práctica además de las
consecuencias que apareja el incumplimiento de éste puesto que necesitan una preparación
formal, mayor entrenamiento y experiencia en el manejo de la materia ambiental que
permita detectar así como vigilar oportunamente los problemas relacionados con entorno
ambiental. En efecto, resulta inaplazable el adoptar leyes que conminen a la sociedad al
cumplimiento de obligaciones en materia ambiental pues los instrumentos legales
constituyen la base de una acción determinada que prohíba o impongan sanciones o
restricciones cuando sean conculcadas. De manera que, dentro de los instrumentos legales
que regulan la materia ambiental, se tiene: la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela (1999); Ley Orgánica del ambiente (2006); Ley Penal del ambiente (2012); Ley
de Sustancias, Materiales y Desechos Peligrosos, Gaceta oficial Extraordinario No. 5.554
del 13/11/2001; Ley de Residuos y Desechos Tóxicos; Reglamento General de Plaguicidas,
Gaceta Oficial No. 34.877 del 08/01/91.

Igualmente, Normas sobre contaminación generada por ruido establecidas en el


Decreto No. 2.217 de fecha 23/04/92; Decreto No 4.335 relativo a las Normas para Regular
y Controlar el Consumo, Producción, Importación, Exportación y Uso de Sustancias
Agotadoras de la Capa de Ozono, Gaceta Oficial Nº 38.392 del 07/03/2006; Decreto No.
2.673, por el cual se dictan las Normas sobre Emisiones de Fuentes Móviles, Gaceta Oficial
No. 36.532 del 04/09/1998; Ley de Residuos y desechos Sólidos, Gaceta oficial No. 38.068
del 18/11/04, (Normas para el tratamiento de desechos sólidos), entre otros. Desde esta
perspectiva, para dar una ilustración sintematizada de los instrumentos legales que rigen la
materia ambiental, en el próximo cuadro se ilustran los mismos a fin de simplificar la
comprensión así como enfocar la atención sobre las medidas de control y la aplicación
sanciones establecidas por el Estado Venezolano, toda vez que se haya vulnerado el
ordenamiento jurídico que implique la ejecución de un hecho ilícito en materia ambiental.

Como se puede observar, el Estado ha establecido lo inherente al control por sobre los
activos y capital ambiental como garantía inspirada en la concepción holística: la
conservación, defensa y mejoramiento del ambiente pues su tutela efectiva no puede ser
ejercida de manera aislada de los diversos recursos, medios administrativos así como
judiciales establecidos en los dispositivos legales, los cuales se deben emplear de manera
articulada y supletoria para garantizar la conservación, defensa y mejoramiento de los
bienes jurídicos-ambientales.

Al respecto, Meier (2008) señala que el control de las Actividades Capaces de


Degradar el Ambiente como constituye una modalidad fundamental de la función pública
ambiental se hallen o no en áreas bajo régimen de administración especial a diferencia de
los incursos en el Derecho de los Recursos Naturales. Asimismo, resalta que el control está
sustentado en políticas preventivas, en limitaciones sometidas a control estatal
contempladas en la Ley orgánica del ambiente (LOA) en el Artículo 80, el cual establece
una lista abierta de actividades susceptibles de desmejorar el ambiente. En este sentido,
dentro de las actividades que deterioran el medio ambiente están: las relacionadas con la
introducción y utilización de productos o sustancias no biodegradables, las que produzcan
ruidos, vibraciones y olores molestos o nocivos, aquellas que contribuyan con la
destrucción de la capa de ozono, las que propendan a la acumulación de residuos y
desechos sólidos, entre otras.

Por otra parte, el control Legislativo (potestad legislativa), se realiza directa y


expresamente por ley; consiste, por tanto, en un control normativo que concreta las
prohibiciones legales absolutas de efectuar determinadas actividades susceptibles de
degradar el ambiente de manera grave e irreversible; ello es, la prohibición contenida en la
Ley Sobre Sustancias, Materiales y Desechos Peligrosos, en el Artículo 7 que advierte
sobre los usos de productos químicos contaminantes orgánicos a excepción del DDT, que
podrá ser empleado en forma restringida y solo por organismos oficiales, bajo la
supervisión del respectivo ministerio. En efecto, el desarrollo de una actividad prohibida
configura, según el caso, la comisión de un hecho punible, delito o contravención
administrativa, dependiendo de la trascendencia del bien jurídico tutelado, de las
consecuencias de la trasgresión del ordenamiento jurídico para el orden público y social.

En otro orden de ideas, se tiene el control Judicial (potestades judiciales) cuya


competencia corresponde a los jueces penales y agrarios mediante la atribución de las
potestades precautelativas conferidas en las respectivas leyes. En ese sentido, la Ley Penal
del Ambiente (LPA), le otorga al juez penal de primera instancia (jurisdicción penal
ordinaria) la potestad para adoptar ya sea de oficio o a instancia del órgano administrativo
correspondiente en cualquier estado o grado de la causa, las medidas cautelares necesarias
para eliminar un peligro, interrumpir la producción de daños al ambiente o a las personas a
fin de evitar las consecuencias degradantes del hecho investigado. En este contexto, en el
próximo párrafo se enuncian algunas de las medidas que puede adoptar el Juez penal
siempre que hubiere en curso un proceso judicial ya sea por denuncia, noticia criminis o
acusación del titular de la acción punitiva, el Ministerio Público en acción delegada a los
fiscales en materia ambiental, tienen por finalidad controlar actividades capaces de
degradar y dañar a los bienes ambientales así como las personas. En este sentido, bajo la
presunción de delito ambiental las medidas que ha de tomar el juez seria: la ocupación
temporal, total o parcial de las fuentes contaminantes, hasta tanto se corrija o elimine la
causa degradante, o se obtengan las autorizaciones correspondientes; la interrupción o
prohibición de la actividad que de origen a la contaminación o deterioro ambiental; la
retención de materiales, maquinarias u objetos, que dañen o pongan en peligro el ambiente
o en su defecto coloquen en situación de riesgo la salud humana; inmovilización de
vehículos terrestres, fluviales, marítimos o aéreos capaces de producir contaminación
sónica, entre otras.

Energías Alternativas y Tecnológicas Limpias

Se conoce como energías limpias o energías verdes a aquellas formas de obtención de


energía que producen un mínimo o nulo impacto ecológico en el medio ambiente, durante
sus procesos de extracción y generación. Es decir, se trata de energías ecológicas o eco-
amigables. En la práctica no existe aún una forma de obtención de energía aprovechable
que sea absolutamente inocua en términos medioambientales. Sin embargo, algunas
contaminan mucho más que otras y dejan una huella imborrable de su presencia en el
ecosistema y en la salud de los seres vivientes. Aquellas que parecen ser más seguras y
confiables en términos ecológicos, son las que consideramos como limpias.

Aunque muchas veces son erróneamente usadas como sinónimos, las energías limpias
no deben ser confundidas con las energías renovables o sustentables. Por estas últimas se
entiende a aquellas que no agotan la materia prima de su proceso o que lo hacen tan
lentamente que se le da margen a la naturaleza para reponerla. Algunas de estas energías
renovables pueden ser limpias porque contaminan mínimamente el medio ambiente, pero
no necesariamente todas las energías que son limpias provienen de fuentes renovables. En
particular, las energías limpias suelen emplear la fuerza y el calor de los elementos
naturales, utilizándolos como un canal para generar con ellos electricidad utilizable en los
hogares e industrias humanas. Y lo hacen causando el mínimo impacto posible en sus
respectivos ecosistemas, lo cual no significa que no tengan ningún impacto negativo.
Importancia de las energías limpias

El cambio climático y el calentamiento global son fenómenos que han comenzado a


gestarse desde el inicio de la Revolución Industrial (s. XVII). Hoy se impone la necesidad
urgente de desarrollar e implementar un sistema de obtención de energía eficiente, pero
sostenible y que no acabe con el planeta en el proceso. Nuestro mundo cada día requiere
más y más energía, pero los combustibles fósiles y la energía nuclear representan una
amenaza más que una solución, dadas sus consecuencias en la salud humana y en el balance
climático del mundo. En este contexto, las energías limpias se hacen tremendamente
necesarias. Las energías limpias que más se utilizan en la actualidad están relacionadas con
los principales cuatro elementos presentes en la naturaleza: el aire (viento, energía eólica),
el agua (energía hidráulica/hidroeléctrica), el fuego (sol, energía solar), y la tierra (energía
geotérmica).

 Energía eólica: Es aquella generada aprovechando el pasaje del viento a través de


aerogeneradores, que son capaces de transformar el movimiento del aire en energía
eléctrica. Cuando el aire pasa con fuerza sobre las aspas de molinos especiales, estos se
activan haciendo girar engranajes y una dinamo, y generando así corriente eléctrica. A
pesar de ser una de las energías limpias menos costosas, la energía eólica posee algunas
desventajas ecológicas: requiere de extensos campos de molinos para generar una carga
relativamente pequeña de corriente, afeando así el paisaje y en ocasiones generando ruidos
molestos. Además, el impacto de los molinos y turbinas en el medio ambiente resulta aún
incierto.
 Energía hidráulica/hidroeléctrica: Se basa en la producción de energía gracias al
agua, aprovechando la energía potencial gravitatoria y la energía cinética de grandes masas
de agua en movimiento, como ríos o caídas naturales (saltos, cascadas, cataratas, etc.) a
través de un sistema de turbinas movilizadas por el líquido a su paso. Este tipo de energía
lleva siglos utilizándose, primero a pequeñas escalas con molinos de agua, y en la
actualidad a mayor escala en las centrales hidroeléctricas.
Aunque es una fuente segura y constante de energía a un precio relativamente barato
(los costos de la inversión inicial que debe realizarse se ven compensados a futuro), esta
fuente de energía también presenta algunas desventajas: la construcción de represas genera
alteraciones en el curso natural de los ríos, cambiando las corrientes y la temperatura del
agua, lo cual afecta considerablemente al ecosistema, incluyendo la fauna y la flora
acuática. Además, en ocasiones pueden producirse inundaciones debido a las
modificaciones hechas en el terreno durante la construcción.

 Energía solar. Se basa en el aprovechamiento de la radiación solar, a través de


tecnologías especializadas que permiten captar los fotones provenientes del sol y
transformarlos en energía eléctrica. Existen tres formas principales por las cuales se puede
aprovechar la energía solar: utilizando paneles fotovoltaicos (que toman la luz y la
convierten en electricidad), utilizando colectores solares (que permiten captar la energía
solar y usarla para producir energía térmica, es decir, calentar los dispositivos que se
alimentan de esta fuente) y utilizando plantas de energía solar concentradas (que realizan
una conversión indirecta de la energía solar en energía eléctrica, basándose en un ciclo
termodinámico).

La energía solar resulta una buena alternativa al ser inagotable y además limpia. Sin
embargo, también presenta sus desventajas. En primer lugar, el costo de los paneles solares
es aún muy elevado en comparación con otras formas de energía disponibles. Pero además,
con la tecnología actual no es posible captar la radiación solar durante la noche o cuando el
cielo se encuentra muy nublado.

 Energía geotérmica. Se obtiene aprovechando el calor del interior de la Tierra


(donde la presión y la temperatura son elevadas), para hacer hervir agua y potenciar
mediante el vapor las turbinas de un generador, o reconducir el calor del gas para darle
otros usos. Tiene la desventaja de requerir de yacimientos termales o de géiseres, es decir,
un mínimo de actividad volcánica (por lo que no puede ser utilizada en cualquier región), y
en ocasiones se ha vinculado la actividad geotérmica con microsismos. Además, los costos
para la explotación y obtención de este tipo de energía son elevados.
Ejemplos de energías limpias

El embalse del Guri. Ubicado en el estado Bolívar de Venezuela, es el segundo


cuerpo lacustre de mayor tamaño de la nación suramericana, donde se instala la Central
Hidroeléctrica Simón Bolívar que brinda electricidad a casi todo el país.

Central eléctrica mareomotriz en el río Rance. Ubicada en el estuario del río Rance
(en Bretaña, Francia) es la más grande de Europa y la segunda más grande del mundo. Es
capaz de satisfacer el 9 % de las necesidades energéticas de la región a partir de sus 24
turbinas.

Planta solar Villanueva. Ubicada en Coahuila, México, es la planta fotovoltaica más


grande de América Latina y cuenta con 2.300.000 paneles que se mueven a lo largo del día
de este a oeste siguiendo al sol.

La central geotérmica Nesjavellir. Ubicada en Islandia, es la segunda más grande del


país y provee de electricidad y agua caliente al distrito capitalino.
Conclusión

El hombre ha interactuado con el medio ambiente desde siempre,


utilizando y obteniendo aquellos recursos que necesita para subsistir. No
obstante, el continuo crecimiento de la población en los últimos años ha
ocasionado la explotación desmedida de los recursos, provocando, al mismo
tiempo, grandes daños en el entorno que nos rodea, como contaminación,
extinción de especies o el conocido cambio climático. Por todo ello, es
importante tratar de paliar esta situación y revertir sus efectos a través de la
conservación del medio natural. En Ecología Verde te explicamos la
importancia de la conservación y protección del medio ambiente y las medidas
para ello.

La importancia de conservar el medio ambiente reside en la propia


importancia del medio ambiente, ya que todos vivimos en él. Por tanto, si
queremos asegurar nuestra propia supervivencia y bienestar, y del resto de
seres vivos, debemos preocuparnos por su cuidado y protección. En la
actualidad, los estudios y datos recogidos por la comunidad científica son una
evidencia clara del deterioro que ha sufrido el medio ambiente, por lo que,
revertir esta situación se ha convertido en algo esencial. El primer paso es
comprender y ser conscientes del problema. Una de las herramientas más
útiles para crear conciencia consiste en la educación ambiental, esta puede ser
impartida a los más pequeños en los colegios y a los más mayores a través de
los medios de comunicación, a fin de involucrar a todos los seres humanos.
Referencias Citadas

Alcívar Tóala, M., & Díaz Rodríguez, B. (2019). Real rights: The right over
water. IUSTITIA SOCIALIS, 4 (1), 151-164. doi: http:
//dx.doi.org/10.35381/racji.v4i1.545

Gracia Panta, E., Bermeo Reyes, J., & Rodríguez Mera, L. (2019). Promotion
of values and organizational policies based on public law in citizen security
institutions. IUSTITIA SOCIALIS, 4 (7), 156-161. doi: http:
//dx.doi.org/10.35381/racji.v4i7.369

https://cienciamatriarevista.org.ve/index.php/cm/article/view/298/358#:~:text
=De%20manera%20que%2C%20dentro%20de,Peligrosos%2C%20Gaceta
%20oficial%20Extraordinario%20No

Gracia Panta, E., Bermeo Reyes, J., & Rodríguez Mera, L. (2019). Promoción
de valores y políticas organizacionales a partir del derecho público en
instituciones de seguridad ciudadana. IUSTITIA SOCIALIS, 4(7), 156-161.
doi:http://dx.doi.org/10.35381/racji.v4i7.369