Está en la página 1de 20

LA DEONTOLOGÍA EN RELACIÓN AL EJERCICIO DEL

CRIMINALÍSTICA DE CAMPO

Criminólogo

Gutiérrez Mercado Pedro Junior

V-19.145.170

Caracas, 21 de octubre de 2020


RESUMEN

El profesional en criminalística de campo tiene como función


principal aplicar los conocimientos adquiridos en su área, en pro de
solventar y resolver las diversas problemáticas planteadas con respecto la
solución de un hecho punible, dentro de sus funciones a realizar este
profesional debe enmarcar su acciones y actos dentro de los parámetros
ético, morales y deontológicos aceptados. Para ello, es necesario que
maneje no solo los conocimientos científicos, sino ademas, conozca ese
código deontológico sobre el cual debe basarse todo profesional con el fin
de evitar alguna violación del mismo que pudiese generar consecuencias
negativas como la inhabilidad o la incompatibilidad.

Es necesario ademas, que el especialista en criminalística de


campo maneje los diversos principios sobre los cuales debe estar
orientado la ejecución de sus funciones, ademas de las diversas figuras
que participan en los diversos procesos sociales en los cuales hace vida.

Palabras Claves: Deontología; Criminalistíca; Ética; Valores; Procesos


sociales.
INTRODUCCIÓN

En Venezuela, tanto las instituciones policiales como los órganos


de administración de justicia son constantemente atacados por
acusaciones y campañas de desprestigio en contra de sus funciones, y es
que en la mayoría de los casos, por la actuación errónea de un pequeño
grupo de individuos se llega a generalizar a toda una institución. La
mayoría de estos funcionarios que actúan fuera del margen de la ley, se
tratan de individuos caracterizados por tener poco sentido de pertenencia
hacia con la institución, bajos niveles de valores y ningún rasgo de ética
profesional, lo que ocasiona las diversas conductas desviadas y
colectivas que terminaran etiquetando a toda una institución. De allí radica
la importancia de generar códigos deontológicos que puedan servir como
modelos de orientación y de control para todos aquellos profesionales de
las diversas áreas.
LA DEONTOLOGÍA EN RELACIÓN AL EJERCICIO DEL
CRIMINALÍSTICA DE CAMPO

A lo largo de la historia se han manifestado diversos


acontecimientos sociales relacionados directamente con actos
conductuales asociados a personajes específicos que pudieron ser
catalogados como “buenos” o “malos”, por tal motivo grandes pensadores
se han dado a la tarea de establecer diversos mecanismos de control
social bien sean formales o informales, con el fin de evitar conductas
inapropiadas que pudiesen generar una desorganización social
lamentable a nivel mundial. Gracias a estos mecanismos de control se ha
garantizado hasta cierto punto que exista un nivel de convivencia
aceptable entre las diversas naciones del mundo, es así, como
instituciones informales como la iglesia, la familia, la escuela, grupos
primarios, son los garantes de establecer en el individuo mecanismos de
control interno que pudiesen estar asociados con la MORAL y la ÉTICA,
es allí donde el individuo establece y fortalece patrones conductuales que
ejecutara posteriormente a lo largo de su vida.

Es menester antes de continuar, definir el concepto de “ética”, el


cual se relaciona intrínsecamente con el carácter y los pensamientos de la
persona desde el punto de vista individual y no social, así mismo, de la
perspectiva que tienen los individuos sobre ciertas acciones y
comportamientos que pudiesen llegar a ser aceptables o reprochables
según su constructo social que establecido como normal. De acuerdo a
una publicación de la Universidad de Pamplona (2014), define a la ética
como: “Ética viene del Griego “Ethos” que significa “carácter”,
entendiendo como modo de ser personalidad que se adquiere a fuerza de
actos, costumbres, hábitos y virtud”. Sin profundizar tanto en la definición
de ética, muchos autores la asocian entonces directamente con la
personalidad, el carácter y por ende con las acciones expresadas a través
de la conducta.
De esta forma, la ética se convierte en una definición que ha sido
abarcada por un importante numero de pensadores, incorporándola a
grandes corrientes tantos filosóficas, sociológicas, históricas, y
conductuales, por lo tanto, la ética se ha convertido hasta cierto punto en
un medio de control social para países, comunidades y sociedades. Esta
definición ha generado diversas ramificaciones con la finalidad de irse
adaptando a los diversos procesos sociales sobre el cual se desarrollan
las comunidades. Uno de las tantas definiciones asociadas a la ética es
aquella denominada como LA DEONTOLOGÍA, y a la cual se puede
definir como el estudio de aquello que se debe hacer, desde el punto de
vista del deber, asociado indirectamente con las obligaciones que se
tienen desde el punto de vista moral y que por lo general se exteriorizan a
través de un cogido o norma a seguir.

Esta definición suele estar relacionada estrechamente con el


campo profesional, surgiendo así, la DEONTOLOGÍA PROFESIONAL y
no seria otra que aquellos códigos o normas que puedan servir como guiá
de orientación a los diversos comportamientos profesionales aceptables
en sus diversos campos de acción. Con respecto a esta definición la
Asociación Union Profesional Española (2009) señala:

La deontología profesional es por tanto una ética aplicada,


aprobada y aceptada por el colectivo profesional, lo que
entraña un código de conducta, una tipificación de infracciones,
un sistema de recepción y análisis de consultas, propuestas o
quejas, un procedimiento de enjuiciamiento, y finalmente, si
procede aplicarlo, un sistema de sanciones. Pág 3-4
Este código o normativa, es considerado como una guiá o modelo
que ha surgido de la conglomeración de todo un conjunto ético social y
que ahora sera aplicado a un conjunto de acciones profesionales con la
finalidad de garantizar acciones dentro del marco moral aceptadas, sin
llegar a afectar la visión y misión de diversas instituciones.

Es importante recalcar que estos códigos y normativas, pudiesen


llegar a tener sus excepciones siempre y cuando la norma que se viole
este justificada por tratarse de una situación de fuerza mayor, sin olvidar
que dichos códigos en muchos casos solo simbolizan una orientación o
modelo a seguir dentro de una institución o profesión.

Hasta este punto, los términos: ética, moral y deontología se


relacionan entre si, aunque no tengan el mismo significado, sin embargo,
las tres terminologías se orientan al reflejo de las acciones o conductas
desde el punto de vista individual y social, apuntando directamente a las
repercusiones que las mismas tienen en la sociedad y de como estas
puedan ser aceptadas o reprochadas por el colectivo. Con respecto a sus
antecedentes serian diversos los autores que se podrían citar a
continuación, sin embargo, cuando se habla de control de conductas y
estudio de deberes y valores es necesario hacer referencia a la
RELIGIÓN como unos de los mas antiguos métodos de control social
existentes, la cual a través de uno de los libros mas vendidos del mundo
(la biblia) ha logrado internalizar y fortalecer valores y patrones de
conducta con la finalidad de establecer cierto niveles de convivencia
aceptables a nivel mundial.

Ahora bien, una vez que se ha abarcado estas definiciones


relacionadas con el accionar humano en los diversos procesos sociales,
es momento de abarcar la deontología pericial, relacionándola
directamente con la criminalística de campo, para ello, es necesario
abarcar parte de los deberes que tiene el profesional en esta área. Pero
no sin antes señalar la importancia de la mencionada profesión.

Seria injusto jerarquizar las diversas profesiones de acuerdo a su


importancia para la sociedad, sin embargo, hay algunas que pudieran
resaltar mucho mas que otras, todo dependería desde la perspectiva que
sea evaluada; En relación a la criminalística de campo, al estar
relacionada estrechamente con algún hecho delictivo lo asocia
directamente con una dualidad compuesta por un victimario (agresor) y
una victima (agredida), motivo por el cual al tratarse de una victima que
de alguna forma un otra ha presentado un daño bien sea físico o mental,
deja en manos del criminalista que el mismo pueda actuar con la totalidad
de sus capacidades con la intención de aportar resultados efectivos a fin
de intentar subsanar de alguna forma el daño recibido por la victima.

Una vez que se ha señalado la importancia de la criminalística de


campo como uno de los procesos sociales mas sensibles dentro de la
sociedad, es necesario ahora, señalar parte de los deberes sobre los
cuales deberían plantarse los profesionales de esta área a fin de
garantizar un accionar efectivo; deberes sobre los cuales se
fundamentaría un código deontología pericial.

Son diversos los deberes que deben cumplir los especialistas en


criminalística de campo, sin embargo uno de los principales es el de
adecuarse y apegarse en todo momento al buen trabajo realizado en todo
momento siempre apegado al carácter científico, ya que este seria la
punta de lanza de todo experto en el área, incluso así lo señala el Código

Deontológico del Colegio de Criminalistas de Chile, (2010) que señala :

Es obligación de cualquier persona que ejerce la profesión de


Criminalista, servir a los intereses de la Justicia en la medida
de sus capacidades en todo momento. En cumplimiento de
este deber, utilizará todos los medios científicos a su
disposición, entendiéndose portales, sus habilidades,
capacidades e insumos necesarios para determinar todos los
hechos físicos de significancia, en relación con las cuestiones
que son propias del objeto de investigación, todo esto, porque
un método verdaderamente científico requiere de
procedimientos fiables, utilizando un análisis tal, que no dé
cabida a la desacreditación. Pág. 2
Los deberes del especialista en criminalistica de campo se
relacionan también con los de otras profesiones, encontrando así,
deberes como el respeto, la integridad, la lealtad, la dignidad, el secreto
profesional, la veracidad y quizás uno de los que pudiese ser considerado
como el mas importante “LA CONFIDENCIALIDAD”, y es que esta
profesión al tratar temas tan susceptibles para las sociedades en general
la convierten en una de las mas delicadas a nivel gubernamental, por lo
tanto, es de suma importancia que el profesional en el área pueda
garantizar el resguardo de la información a fin de evitar a nivel individual
una doble victimización o inclusive a nivel social algún escándalo publico.
Respecto a este ultimo termino de confidencialidad es menester
mencionar las diferente clausulas de confidencialidad a las cuales están
sometidos diversos profesionales en algunas instituciones del país.

En relación al secreto profesional, Espinoza (2013) señala:

...el secreto consiste en la absoluta confidencialidad de lo


revelado por el cliente, lo cual representa, una extraordinaria
fidelidad y lealtad a las informaciones suministradas, así como
las actuaciones profesionales, absorbiendo también en ello el
material que le sea confiado al abogado para la mejor defensa
de los derechos e intereses del patrocinado.
Esta definición que hace referencia a cualquier información que
pudiese ser suministrada conscientemente por parte de un emisor a aquel
receptor que se posiciona a través de una investidura publica y sobre el
cual recae en ese momento un carácter de garante de dicha información,
con la finalidad de garantizar el resguardo de la misma, de lo contrario
violaría el principio del secreto profesional, lo que le conllevaría a diversas
sanciones tanto administrativas como penales.

Al analizar la palabra secreto desde su mas profunda esencia, se


pudiese llegar hasta relacionar con las costumbres y morales aplicadas en
muchas sociedades, principalmente se podría identificar en los primeros
grupos de pertenencia en los cuales interactuá el individuo en el inicio de
su vida (familia, amigos), es en estos grupos donde se aprecia en muchas
ocasiones la primera concepción de lo que pudiese llegar a ser un
secreto, el cual debe ser asumido con un gran sentido de responsabilidad,
sin importar cual fuera su contenido, el mismo garantizara los niveles de
respeto y confianza que marcaran al individuo que mantenga esta
responsabilidad, es en el inicio de la vida donde el individuo comienza a
internalizar estos valores que debe aplicar no solo a lo largo de su vida
cotidiana sino ademas en su vida profesional.

Dentro de las diversas ejemplificaciones que se pudieran señalar


con respecto al secreto profesional, ademas de las conocidas
principalmente como la son aquellas que abarcan el campo de la
medicina y del derecho, se podría señalar aquella relacionada con la
figura del secreto de confesión, acto cultural relacionado con la religión,
en el que a través de una figura investida (sacerdote), se procede a
relatar algún tipo de información, la cual debería quedar bajo resguardo
confidencial sin llegar a ser vociferado o publicado bajo ninguna
circunstancia, proceso social que demuestra varias aristas importantes de
analizar y es que detrás de este simple acto, se fortalecen a nivel social
diversos valores como el respeto, la tolerancia, la confianza, la lealtad. De
esta forma lo que pudiese llegar a ser considerado como un simple acto
cultural, se convierte en una acción que coadyuvara a generar confianza
principalmente a nivel individual en ciertos grupos sociales que serán de
alguna forma multiplicadores de estas acciones. Por esta razón, las
consecuencias del secreto profesional acá ejemplificado se pudiese
transpolar fácilmente a cualquier otra profesión, inclusive dentro del
campo de la criminalística, por lo tanto, si el profesional en criminalística
no trae consigo arraigado valores establecidos en sus primeros procesos
sociales, sera complicado que el mismo pueda mantener un secreto
profesional intacto.

Es importante destacar que el secreto profesional, no es


literalmente absoluto, hay que tener en consideración que si alguno de
estos secretos profesionales pudiese llegar a sobrepasar y violar alguno
de los derechos mas fundamentales de otros seres humanos el mismo
debería y tendría que ser aceptado en esos casos la violación del secreto
de profesional, considerando que se pudiese tratar de un mal mayor que
se estaría evitando.

Con respecto al contexto venezolano, el Cuerpo de Investigaciones


Científicas Penales y Criminalistíca es considerada como una de las
instituciones de referencia al momento de hablar de expertos en
criminalística y aunque no posee un código deontológico mantiene dentro
de sus valores institucionales elementos como: el respeto, la honestidad,
la ética, la moral, la disciplina y la vocación de servicio, valores sobre los
cuales se fundamentaran las acciones a ejecutar por parte de aquellos
expertos en criminalística.
Dentro de la profesión de la criminalística existe la figura del
testigo, la cual se encuentra relacionada estrechamente con el secreto
profesional, ya que este individuo proporcionara información de carácter
fundamental para cualquier investigación, por lo tanto, durante ese
intercambio de información bien sea formal (a través de alguna
entrevista), o informal (a través del suministro de información con carácter
confidencial), el criminalística deberá manejar dicho conocimiento con la
precaución adecuada, sin exponer en ningún momento los datos
identificativos del emisor, ya que esto lo colocaría (en la mayoría de los
casos) en una situación de peligro con respecto a su integridad física.
Inclusive, dentro de la legislación venezolana existe la Ley de Protección
de Victimas, Testigos y demás Sujetos Procesales (2006), la cual señala
en su articulo 30:

En caso de estimarlo pertinente, aun cuando no se hubiere


iniciado la investigación, el Ministerio Público solicitará al
órgano jurisdiccional que decrete una medida de protección a
la víctima del delito o testigos, cuando éstos así lo requieran, a
los efectos de garantizar su integridad física y la de sus
familiares, con ocasión a la futura presentación de la denuncia
o informaciones sobre el hecho punible. Pág. 7
Radica acá la importancia que juegan no solo los criminalista, sino
ademas todos aquellos funcionarios relacionados con la justicia criminal
en relación a toda la información concebida como secreto profesional, ya
que la divulgación de la misma no solo violaría códigos éticos y
deontológicos sino ademas, pondría en riesgo la vida de los emisores
involucrados.

El profesional de la criminalística de campo se encontrara


constantemente bajo un sin fin de situaciones y acontecimientos que
difícilmente serán iguales unos con los otros, dentro de estos
acontecimientos por lo general existe un victimario agresor y una victima
ofendida o agredida, en el caso puntual donde los delitos se relacionan
con casos de agresiones sexuales, actos lascivos o violaciones, el
profesional de la criminalística deberá tener mucha mayor precaución en
lo relacionado al secreto profesional, ya que alguna divulgación
información dentro de esta tipología de delitos iría mas allá de poner en
riesgo a la victima, se estaría hablando de exponer información que
vulnerabilizaría aun mas a la victima, incluso incurriendo en una
revictimización.

De esta forma, el experto en criminalística de campo deberá


englobar todos estos deberes como profesional y aglutinarlos con un
conocimiento científico acorde a sus obligaciones para garantizar el
debido cumplimiento de un código deontológico pericial, y de esta forma
alcanzar un comportamiento adecuado y por ende el alcance no solo de
las metas y objetivos a nivel individual sino ademas, de la misión y visión
a nivel institucional.

Ahora bien, todo este grupo de valores que trae consigo cada
individuo, junto al nivel de ética individual, sumado a aquellos deberes
adquiridos al momento de titularse bajo alguna profesión en especifica,
conformaran un conglomerado de elementos que pueden llegar a ser
procesados debidamente para construir los respectivos códigos
deontológicos existentes, de esta forma se puede definir al código
deontológico, como el conjunto de saberes, conocimientos y valores
aceptados y no reprochables por la sociedad, los cuales serán analizados
en relación a los diversos deberes correspondientes a cada profesión,
para conformar el grupo de normas que orientaran a los diversos
profesionales de cada área, con el fin único de garantizar el buen
desenvolvimiento de sus acciones laborales.

En este orden de ideas, el profesional en criminalística de campo,


se mantiene constantemente en una relación continua entre el victimario,
la victima y todo aquel otro profesional experto en alguna área de interés
para la investigación, por lo tanto, el criminalística debe mantener siempre
consciente que en todo hecho punible existe una relación directa o
indirecta entre la victima y el victimario, para lo cual deberá apoyarse en
profesionales que le puedan aportar datos específicos sobre patrones
conductuales entre ambos, es en este punto donde gran parte de la
criminalistica se pudiera apoyar en sociólogos, criminólogos, psicólogos
que le ayudarían en comprender con mayor eficacia la relación existente
entre la victima y el victimario. En este sentido resalta la importancia del
apoyo en otras áreas, sobre las cuales se debe sustentar todo profesional
especialista en criminalística de campo. Con respecto a la relación
existente entre la victima y el victimario, han sido muchos los aportes que
ha realizado la criminología y la victimología para intentar comprender los
diversos elementos que pueden generar estas relaciones, pero sobre todo
de la importancia y relevancia que significa para la solución de cualquier
hecho punible, así lo describe Rodríguez (2008) quien señala:

La relación previa de víctima y criminal es un hecho de gran


trascendencia que puede aclararnos gran parte de la dinámica,
ya que hay casos en los que se elige a una víctima por ser
conocida y en otros se selecciona exactamente por ser
desconocida. En la misma tónica, hay delitos que nunca se
cometerían a un conocido y, por el contrario, hay ilícitos que es
imposible cometer si no se conoce a la víctima (estupro,
incesto, abuso de confianza, violencia intrafamiliar). Pág. 3
Esta relación es real y existente, por lo tanto dentro del ejercicio de
la criminalística de campo es de vital importancia incorporar diversos
profesionales e inclusive crear equipos multidisciplinarios que intervengan
dentro del proceso de investigación y en el caso de que estos ya
existieran que a los mismo se les considere como parte fundamental
dentro del proceso ya que en algunos casos inclusive se les pudiese
llegar a desestimar por no ser considerados como expertos en
criminalista.

Se tiene entonces un grupo considerado de diversos deberes a los


cuales se debe someter no solo el profesional de la criminalistica sino
cualquier otro profesional y mas aun cuando se trate de la administración
publica, estos deberán estar complementados por esa formación integral
del especialista y que al mismo tiempo sera forjada por la ética que
caracterice a dicho individuo. Todo este conjunto de normas y valores
definirán una formación adecuada del profesional y en el caso de
identificar alguna debilidad en cualquiera de los tres aspectos antes
mencionados, se debe trabajar en función a la mejora del individuo desde
el punto de vista integral, es allí donde las instituciones están llamadas a
fortalecer no solo las capacidades intelectuales de todo el personal, sino
ademas de garantizar el desarrollo integro como ser humano del
individuo, principalmente hoy día en el que las instituciones publicas están
llamadas a la transformación con una visión mas humanísticas.

Al igual que en el ejercicio de la abogacía, los profesionales en


criminalística de campo deben considerar el principio de libertad y
rechazo, este principio es definido por Ibáñez (2015), al que se refiere
como:

El abogado debe ser libre en cuanto a la aceptación y rechazo


de asuntos, sin permitir influencia alguna en su decisión, a
nadie tiene que dar cuenta sobre de su determinación,
cualquiera que sea. Asimismo, debe ser libre en cuanto a la
dirección del asunto.
Esta facultad le pertenece no solo a los profesionales del derecho
también le compete a cualquier otro profesional indiferentemente del área,
sin embargo, esto no lo excusa de que al momento de ejercer esta
facultad viole los derechos fundamentales o denigre a otras personas, por
lo tanto es necesario que la misma este sustentada bajo los valores
eticos-deontologicos establecidos, de lo contrario podría ser considerada
como nula y violatoria.

En uno de los apartados anteriores se hace mención a algunas


excepciones sobre las cuales puede considerarse aceptable la violación
de estos códigos o normativas, si embargo, fuera de las excepciones las
consecuencias a la violación de estas normativas podrían ser en principio
de carácter moral por parte de todo el equipo de trabajo, esto suele
suceder con bastante frecuencia en lugares de trabajo donde existe algún
individuo que pudiese ser considerado como una persona sin valores
éticos, que constantemente manifiesta actitudes y acciones inapropiadas
que violan los códigos deontológicos. En primera instancia, la
consecuencia inicial puede ser automáticamente de rechazo por parte del
grupo de trabajo cercano, uno de los ejemplos es el caso de aquel
individuo que se comunica constantemente a través de un vocablo
inapropiado y soez, esto genera por parte del ciudadano receptor una
visión negativa no solo de ese profesional en especifico sino de la
institución en general, en consecuencia el resto de profesionales al no
quererse ver generalizados e involucrados ante ese comportamiento
generan automáticamente una aversión hacia el infractor inicial a la
espera de alguna sanción de carácter administrativa que pudiese
corregirlo o sancionarlo.

Posterior a esa primera consecuencia de violación del código


deontológico, sobrevienen otras sanciones ya de carácter administrativas,
jurídicas e incluso penales. En este orden de idea, surgen los términos de
inhabilidad o incompatibilidad, ambos términos de carácter constitucional,
estos surgen como consecuencia directa hacia aquellos profesionales que
hayan violado directamente algún código o norma, motivo por el cual se le
aplica el principio de inhabilidad o incompatibilidad, ambos con el fin de
ejercer un control y poner fin a alguna conducta inapropiada que
estuviese siendo ejercida a través de alguna figura profesional, ademas
de ser una sanción individual se busca garantizar la imagen de todo un
colectivo o gremio. Como ejemplificación a este señalamiento se puede
hacer referencia a aquellos casos en los que algunas personas dedicadas
a la políticas (inclusive algún partido político) quedan inhabilitadas para
poder participar en algún proceso electoral, como consecuencia de haber
participado en algún acto que violase un conjunto de normas jurídicas,
éticas o morales, esta decisión surge con la finalidad de mantener cierto
control social principalmente en los puestos asociados a las instituciones
publicas.

Por lo general a nivel institucional este tipo de procedimientos son


llevados a cabo por los diferentes departamentos de encargados de llevar
las investigaciones internas y los expedientes disciplinarios, es así, como
en algunas cuerpos policiales es la misma institución la encargada de
identificar, investigar e inhabilitar respectivamente a aquellos funcionarios
que hayan incurrido en alguna falta o norma que viole el estos códigos.
La asertividad se convierte en otro de los principios relacionados
con las normas deontologías, esta se encuentra estrechamente
relacionada con la forma en como el profesional debe mantener el
conocimiento sobre los derecho de los terceros, con la finalidad de evitar
violarlos y aun mas allá de eso, buscar defenderlos y respetarlos, para
lograr este principio es necesario que los profesionales manejen y
conozcan los derechos existentes, de lo contrario seria difícil que pudiera
respetar los de terceros. Con respecto al caso venezolano, se aprecia con
bastante frecuencia los diversos talleres relacionados con los deberes y
derechos en sus diversos ámbitos.

En este apartado, es necesario acotar los diferentes ataques que


ha sufrido el estado venezolano en los que se le ha acusado como
violador de los derechos humanos, acusaciones viciadas sin ninguna
prueba fehaciente, razón por la cual es necesario seguir reforzando las
instituciones publicadas y los funcionarios profesionales con respecto a
esta temática.

En ocasiones suele malinterpretarse que por el hecho de que algún


profesional ejerciere funciones dentro de la administración publica el
mismo no pudiese estar bajo un sometimiento de normas a seguir que le
generasen ciertas responsabilidades tanto civiles, penales o
administrativas, surge de esta manera la definición de
RESPONSABILIDAD y acarrea ciertas obligaciones que como
profesionales deben cumplir en el ejercicio de sus funciones y por ende el
incumplimiento de las misma acarreara sanciones de acorde a la falta
cometida. Con respecto a esta definición Ivanega (2009) señala:

En la actualidad, el concepto de la responsabilidad pública ha


adquirido una mayor virtualidad, con el reconocimiento expreso
de exigencias éticas y de la transparencia de los actos de
gobierno. Resulta primordial comprender que el agente público
es un servidor (como bien se lo suele denominar en varios
países de América del Sur y Central), cuya actuación debe ser
cumplida para el bien de la comunidad. Pág. 158
Esta definición aunque hace referencia a la responsabilidad como
un colectivo, señala y remarca las repercusiones que podría generar a
nivel social el incumplimiento de la responsabilidad, las mismas podrían
generar a nivel social un descontrol y desorganización en general. Por
ende, la responsabilidad de cada uno de los profesionales se vera
reflejada en la sociedad, esta ultima manifestara una reacción social
acorde a los niveles de responsabilidad de los diversos funcionarios
públicos.

El ejercicio del especialista en criminalística, abarca entonces un


amplio radio de funciones e interacciones, compuestos por diversos
procesos sociales en el que intervienen varios personajes e individuos,
siendo uno de los mas frecuentes en la actualidad la figura del “perito”,
esta persona se caracteriza por tener los conocimientos necesarios
(demostrable) sobre un tema o área especifica, por lo tanto, esta
capacitado para poder dictar una conclusión fehaciente sobre alguna
problemática planteada, esta figura es utilizada por el derecho penal para
aportar conocimientos y colaborar durante el proceso penal. según
Carmona (2007), define la terminación perito como:

El perito en criminalística, en cuanto a la técnica o ciencia


aplicada, se vale o utiliza las leyes y principios formulados por
la ciencia criminalística especulativa, a la solución de los casos
concretos y particulares que se plantean. El método que aplica
para ello es el científico deductivo, mediante el cual se llega del
conocimiento de una verdad general al conocimiento de una
verdad particular. En este caso también se siguen los pasos de
la observación, la hipótesis y la experimentación, con el fin de
saber si un caso concreto cae dentro de los dominios de una
ley o principio general determinados. Pág. 431
La característica mas importante que debe tener en cuenta el
perito, corresponde al carácter científico sobre el cual realiza su
investigación, el mismo debe basarse en el proceso del método científico,
abarcando la mayoría de sus pasos para poder generar resultados
asertivos y que puedan ser considerados como un elemento fidedigno
durante el proceso penal.

Estos resultados serán presentados a través de la redacción formal


de un documento, conocido como INFORME PERICIAL, el mismo cuenta
con una estructura en el que se debe incluir la descripción del objeto de
estudio, por esta razón, los peritos deben manejar la fenomenología como
una de sus herramientas fundamentales a la hora de usa la descripción
como un recurso literario que sustentara la información del informe, al
momento de realizar estos informes el perito debe mantener los cincos
sentidos activos y aplicar la observación a su máxima capacidad sin llegar
a modificar ni alterar en ningún momentos las características ni la
información colectada.

Es importante que el perito describa ademas de la información


colectada, aquellos métodos y herramientas a través utilizados durante el
proceso de la obtención de la información y del tratamiento análisis de la
misma, durante esta descripción el perito manejara la terminología
adecuada de acuerdo a los principios de su conocimiento o área de
estudio.

No existe un formato o modelo especifico para presentar un


informe pericial, sin embargo, se requiere que el mismo abarque lo
necesario y urgente correspondiente a la información o problemática
solicitada y debe finalizar con sus conclusiones, recomendaciones u
opiniones de carácter científico, este ultimo apartado es considerado
como uno de los mas importantes del informe ya que no solo quedara
suscrito en dicho informe, sino ademas, el perito debe estar capacitado
para dar respuesta en el caso que se le solicite aclarar alguna duda
durante alguno proceso oral.

Por lo tanto la figura del perito, consta de un individuo con las


capacidades científicas, técnicas, e integrales, que puede dar respuesta a
una problemática utilizando su experiencia y conocimientos, haciendo uso
de herramientas y métodos de carácter científico y caracterizándose por
manejar un vocablo acorde a sus capacidades.

De esta forma se expone lo que representa unas de las diversas


partes que componen el ejercicio del experto en criminalística de campo,
esto es solo representa un porcentaje pequeño de la totalidad de
funciones y procesos a los cuales debe ser sometido el profesional de
esta área, por lo tanto, se considera que el mismo debe ser una persona
integra, con valores éticos arraigados y con sentido de pertenencia hacia
con las instituciones para las cuales labora, de esta forma evitara
cualquier violación de la norma que lo conlleve a algún tipo de sanción
penal, moral, o administrativa, como esta establecida por nuestra
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en su articulo 25
que señala:

Artículo 25. Todo acto dictado en ejercicio del Poder Público


que viole o menoscabe los derechos garantizados por esta
Constitución y la ley es nulo, y los funcionarios públicos y
funcionarias públicas que lo ordenen o ejecuten incurren en
responsabilidad penal, civil y administrativa, según los casos,
sin que les sirvan de excusa órdenes superiores.
Por lo tanto, todo aquel profesional que sirva a las instituciones
publicas tiene como función principal garantizar los diversos derechos del
colectivo para mantener el orden social y por ende coadyuvar al control
social del país.
CONCLUSIÓN

En los últimos años, Venezuela ha estado bajo la mirada


internacional desde muchas perspectivas, constantemente es juzgada por
cualquier acción o decisión que se ha tomado a lo interno, inclusive los
mismos venezolanos constantemente maltratan y critican los esfuerzos
realizados por profesionales de diversas áreas en sus intentos de lucha
por mejorar cada día como país y como sociedad, sin embargo, existe
una mayoría que se mantiene firme en la lucha por mejorar integralmente
y por servir en las diferentes instituciones publicas siempre apegadas bajo
un marco moral y ético aceptado, por tal motivo, es necesario ser
multiplicadores de conocimientos e informaciones como los planteados en
este ensayo, esta en cada uno de los diversos profesionales del país
mantenerse dentro de los códigos deontológicos correspondientes a fin de
alcanzar la misión de cada una de las instituciones.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

• Asociación Union Profesional Española. (2009). Deontología


Profesional: Los Codigos Deontologicos. Madrid, España.
https://n9.cl/id9kq

• Carmona, P. (2007). El Papel del Perito en Criminalística y del


Perito Medico-Forense en la Investigación de las Muertes
Violentas. México. https://n9.cl/vh40w

• Colegio de Criminalistas de Chile. (2010). Código Deontologico


del Colegio de Criminalistas de Chile. Santiago, Chile.
https://n9.cl/h8ni2

• Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalisticas.


(2020). Misión, Visión y Valores. Caracas, Venezuela.
https://n9.cl/8bmz

• Espinoza, M. (2013). El Secreto Profesional. Anuario: Volumen


36. Caracas, Venezuela. https://n9.cl/tewiy

• Gaceta Oficial N.º 38.536. (2006). Ley de Protección de Victimas,


Testigos y demás Sujetos Procesales. Caracas, Venezuela.
https://n9.cl/3qai

• Ibañez, F. (2015). Principios Fundamentales de la Deontología y


Formación de la Conciencia. México. https://n9.cl/2h29

• Ivanega, M. (2015). Las Responsabilidades de los Funcionarios


Públicos. México. https://n9.cl/rcpy4

• Rodriguez, L. (2008). La Elección de la Victima. México.


https://n9.cl/l1ea3