Está en la página 1de 9

TEMA: TEXTO EXPLICATIVO

Los textos explicativos son aquellos que sirven para dar una visión
objetiva sobre un tema o asunto determinado. Es decir, buscan informar y
hacer que se conozcan determinados datos, hechos y conceptos muy particulares.
Su principal característica es que siempre son abordados de forma objetiva.
Dicho de otro modo, el autor del mismo no toma parte en el asunto y no ofrece su
visión personal al respecto de lo que está narrando.
Debido a que buscan transmitir información, este tipo de textos también puede
ser explicativos, ya que en su afán por aportar información con contenidos
claros también realizan aclaraciones y datos con el objetivo se detalla al máximo
el mensaje que se quiere transmitir. Los textos explicativos se centran en un tema
concreto contenido dentro de otros más generales y de interés para el público en
general.
Se consideran textos formales, ya que no usan el lenguaje coloquial, aunque
debemos señalar que el uso que se hace del mismo es denotativo, es decir, no
busca los dobles sentidos y muestra las definiciones tal y como son. De esta
manera se garantiza que el lector no realice una interpretación errónea del
contenido que se le está brindando. Por lo tanto, podemos decir que el lenguaje
utilizado es preciso y claro con gran uso de conectores, enumeraciones y
comparaciones cuyo objetivo es el de enumerar el texto y facilitar la lectura y la
comprensión.
Están escritos en tercera persona, precisamente para poder garantizar la
objetividad de los mismos por parte del autor y del lector de los temas.
El asunto a tratar deberá ser de interés para el lector y debe llegarle de la forma
más objetiva posible, 
Recursos lingüísticos de los textos explicativos
Para poder realizar textos expositivos y poder llegar a los lectores es necesarios
usar distintos recursos lingüísticos que nos ayuden a que este pueda obtener la
información que necesita de una manera clara y asequible.
 Uso de comparaciones: para comprender mejor el texto se recurre a las
semejanzas que ayuden a entender el tema que se está tratando.
 Uso de definiciones: son esenciales en los textos expositivos, ya que estos
enunciados son los encargados de explicar o representar un concepto de una
manera objetiva.
 Uso de ejemplos: este recurso es uno de los más usados, ya que gracias a
ellos el texto se puede comprender más fácilmente. Son especialmente útiles
cuando nos enfrentamos a temas muy técnicos o de mucha complejidad para un
público no especializado en la materia.
 Uso de gráficos e imágenes: gracias a ellos es mucho más sencillo
comprender el tema que se está planteando. Este tipo de recursos visuales
ayudan a que lo expuesto se fije mejor.
Ejemplos de textos
explicativos:

El concepto de

anime (palabra

japonesa) que

alude a

la animación. La

noción, en este marco, se usa para nombrar a los dibujos animados de origen

japonés.

El anime es un fenómeno cultural y de entretenimiento que goza de gran

popularidad a nivel internacional. Se trata de un arte que está vinculado

al manga (las historietas japonesas), el cosplay (el uso de disfraces) y otras

disciplinas y tendencias.

Las obras de anime solían dibujarse manualmente, aunque en los últimos años

se popularizaron las creaciones digitales. Aunque existen múltiples trabajos de

anime con diferentes características, hay un estilo típico de la animación

japonesa que empezó a forjarse en la década de 1960.

Los personajes con ojos muy grandes, labios finos y cabello extraño constituyen

uno de los rasgos más salientes del anime. La expresividad de los rostros, por

otra parte, diferencia a estos dibujos de los más habituales en la animación

occidental.

Además de todo lo indicado, hay que resaltar otra serie de datos de interés

relevantes acerca del anime, tales como los siguientes:

-Se considera que tiene sus orígenes a principios del siglo XX, concretamente en

torno al año 1910. Momento este en el que era llamado doga e incluso senga eiga.

-Hasta tal punto ha llegado la repercusión de este tipo de animación, que se han
creado dentro de la misma una larga lista de especializaciones para poder

satisfacer los gustos de todo tipo de público. Así, los hay para niños, para

estudiantes, para amas de casa, para apasionados del deporte…En concreto,

entre las especializaciones más significativas están, por ejemplo, el anime

kodomo, que es el que está dirigido al público infantil en general; el shojo, que es

el que está creado para satisfacer los gustos de las chicas adolescentes, o el

seinen, que va dirigido a adultos varones y que se identifica por altos niveles de

violencia y sexo.

-Existen muchos géneros dentro del anime: maho shojo, que significa chica con

poderes; el meitantei, que es el policíaco; el sentai, que versa sobre superhéroes…

-Las historias de anime tenemos que establecer que suelen tener en común

ciertos nexos, además de los ya indicados como son estos: presencia de

personajes históricos, colores muy llamativos, “juegos con el tiempo”…

-Entre los directores más importantes del mundo del anime, que se han acabado

especializando en el mismo, se encuentran desde Mamoru Oshii hasta Hayao

Miyazaki pasando por Studio Ghibli.

Si nos remitimos al diccionario de la Real Academia Española (RAE),

encontraremos dos acepciones del término anime, que procede del latín amineus.

La primera hace mención a una resina que se emplea para la producción de

drogas y medicamentos; la segunda se utiliza en algunos países y refiere

al curbaril (un árbol originario del continente americano).

El concepto de anime, de todos modos, aparece

con más frecuencia relacionado a una palabra

japonesa que alude a la animación. La noción, en

este marco, se usa para nombrar a los dibujos

animados de origen japonés.


El anime es un fenómeno cultural y de entretenimiento que goza de gran

popularidad a nivel internacional. Se trata de un arte que está vinculado

al manga (las historietas japonesas), el cosplay (el uso de disfraces) y otras

disciplinas y tendencias.

Las obras de anime solían dibujarse manualmente, aunque en los últimos años

se popularizaron las creaciones digitales. Aunque existen múltiples trabajos de

anime con diferentes características, hay un estilo típico de la animación

japonesa que empezó a forjarse en la década de 1960.

Los personajes con ojos muy grandes, labios finos y cabello extraño constituyen

uno de los rasgos más salientes del anime. La expresividad de los rostros, por

otra parte, diferencia a estos dibujos de los más habituales en la animación

occidental.

Además de todo lo indicado, hay que resaltar otra serie de datos de interés

relevantes acerca del anime, tales como los siguientes:

-Se considera que tiene sus orígenes a principios del siglo XX, concretamente en

torno al año 1910. Momento este en el que era llamado doga e incluso senga eiga.

-Hasta tal punto ha llegado la repercusión de este tipo de animación, que se han

creado dentro de la misma una larga lista de especializaciones para poder

satisfacer los gustos de todo tipo de público. Así, los hay para niños, para

estudiantes, para amas de casa, para apasionados del deporte…En concreto,

entre las especializaciones más significativas están, por ejemplo, el anime

kodomo, que es el que está dirigido al público infantil en general; el shojo, que es

el que está creado para satisfacer los gustos de las chicas adolescentes, o el

seinen, que va dirigido a adultos varones y que se identifica por altos niveles de

violencia y sexo.

-Existen muchos géneros dentro del anime: maho shojo, que significa chica con
poderes; el meitantei, que es el policíaco; el sentai, que versa sobre superhéroes…

-Las historias de anime tenemos que establecer que suelen tener en común

ciertos nexos, además de los ya indicados como son estos: presencia de

personajes históricos, colores muy llamativos, “juegos con el tiempo”…

-Entre los directores más importantes del mundo del anime, que se han acabado

especializando en el mismo, se encuentran desde Mamoru Oshii hasta Hayao

Miyazaki pasando por Studio Ghibli.

“El viaje de Chihiro”, “Akira”, “Astroboy”, “Mazinger Z”, “Dragon

Ball” y “Pokémon” son algunas de las series televisivas y películas de anime

más populares. Muchas de ellas tienen su origen o derivaciones en el manga y en

los videojuegos.

La robótica

La robótica es la ciencia y la técnica que está involucrada en el diseño, la

fabricación y la utilización de robots. Un robot es, por otra parte,

una máquina que puede programarse para que interactúe con objetos y lograr

que imite, en cierta forma, el comportamiento humano o animal.

La informática, la electrónica, la mecánica y la ingeniería son sólo algunas de

las disciplinas que se combinan en la robótica. El objetivo principal de la robótica

es la construcción de dispositivos que funcionen de manera automática y que

realicen trabajos dificultosos o imposibles para los seres humanos.

Actualmente la robótica ha ido evolucionando a

pasos agigantados y ha dado lugar al desarrollo

de una serie de disciplinas como sería el caso de

la cirugía robótica. En este caso, la misma tiene

como claro objetivo el mejorar la salud del ser


humano y para ello lleva a cabo una serie de intervenciones quirúrgicas muy

complejas que requieren una gran precisión. Así, mediante robots se consigue

eliminar los peligros que trae consigo el que sean acometidas por la mano del

hombre.

De esta manera, hay que resaltar, por ejemplo, la existencia de un robot llamado

Da Vinci que se ha convertido en uno de los pilares de la mencionada cirugía. Se

trata de un dispositivo a través del cual se han conseguido llevar a cabo con éxito

operaciones tan importantes como las de cirugía transoral.

Asimismo, la robótica ha conseguido también crear robots que sean útiles para

asistir y ayudar a todas aquellas personas que se encuentran con algún tipo de

discapacidad física. Y eso sin olvidar el conjunto de robots que se están

diseñando en el ámbito militar para, por ejemplo, llevar a cabo operaciones de

salvamento.

La Primera Ley de la Robótica señala que un robot no debe dañar a una

persona o dejar que una persona sufra un daño por su falta de acción.

La Segunda Ley afirma que un robot debe cumplir con todas las órdenes que le

dicta un humano, con la salvedad que se produce si estas órdenes fueran

contradictorias respecto a la Primera Ley. La Tercera Ley establece que un

robot debe cuidar su propia integridad, excepto cuando esta protección genera un

inconveniente con la Primera o la Segunda Ley.

Ciberbullying
La noción de ciberbullying está compuesta por dos términos: ciber (el elemento

compositivo que alude a las redes informáticas o a lo virtual) y bullying (vocablo

procedente de la lengua inglesa que refiere al acoso u hostigamiento).

El ciberbullying, también conocido como ciberacoso, es el uso de herramientas

digitales para molestar, incomodar o importunar a una persona. Este tipo de

hostigamiento puede desarrollarse de múltiples maneras y en algunos constituye

un delito penal.

Un individuo víctima del ciberbullying puede recibir correos electrónicos o

mensajes telefónicos con agresiones o amenazas; ser objeto de burla o de

intimidaciones en las redes sociales; o ser víctima de la difusión de información

falsa o privada en Internet, por citar algunas posibilidades. Quienes ejercen el

ciberbullying buscan provocar preocupación y angustia en el acosado.

Un acosador puede publicar en Facebook, Twitter e Instagram fotografías

trucadas de la víctima, haciéndola aparecer desnuda o en prácticas sexuales.

Además puede amenazarla a través de WhatsApp y del email y crear un perfil

falso del acosado en las redes sociales para dañar su imagen pública. Estas

prácticas se enmarcan en lo que se conoce como ciberbullying.

En los últimos años los casos de ciberbullying han aumentado de

forma considerable en todo el mundo. Por ese motivo, las

distintas autoridades no han dudado en proceder a dar una serie

de pautas en pro de prevenir ese tipo de acoso. En concreto, entre

estas destacan algunas como las siguientes:

-Hay que evitar compartir fotografías íntimas en redes sociales o a

través del correo electrónico e incluso aplicaciones de mensajería instantánea.

-Jamás hay que publicar datos privados y personales.

-Es importante que los menores eviten acceder a páginas web, redes sociales u
otros espacios que puedan resultar peligrosos para su edad.

-No menos relevante es que los padres deben hacer uso de los llamados controles

parentales para evitar que sus hijos puedan acceder a lugares en la Red que

luego puedan convertirles en víctimas del ciberbullying.

Cabe destacar que en las escuelas y universidades el ciberbullying es una

problemática habitual: muchos estudiantes sufren este acoso por parte de uno o

más compañeros. El ciberbullying también puede aparecer en un entorno laboral

y en otros contextos sociales.

Una persona que sufre el ciberbullying puede padecer depresión, trastornos de

ansiedad, ataques de pánico y un elevado nivel de estrés. Además de las

repercusiones físicas de estos trastornos, la víctima puede llegar a

cometer suicidio.

Si una persona es víctima del ciberbullying es fundamental que siga estos

consejos:

-Dar cuenta de lo que está sucediendo a sus padres, a sus profesores y a las

autoridades pertinentes. No contárselo a nadie es un grave error. Es fundamental

exponerle la situación a alguien de confianza porque será de gran ayuda para

hacerle frente al problema, para respaldarle y para ser su apoyo a la hora de

tomar las medidas necesarias.

-No responder a los ataques del acosador o acosadores como así tampoco llevar a

cabo ningún tipo de acción para vengarse.

-Guardar e imprimir todos los mensajes de acoso que esté recibiendo para

presentarlos ante las autoridades y dejar constancia de la gravedad de los hechos

que está viviendo.

También podría gustarte