Está en la página 1de 3

Albert Santiago Melo 2152676

Miguel Angel Poblador 2152049


Juan Daniel Soto Pabón 2162416
EL PENSAMIENTO SISTÉMICO Y LA CREACIÓN DE VALOR EN LA
ORGANIZACIÓN

La creación de valor es la preocupación que ha estado presente desde la antigüedad y se


mantendrá en el futuro en todos aquellos empresarios o directivos de las organizaciones.
Según Drucker la obligación de toda organización es generar utilidades y está en lo cierto,
ya que los empresarios al momento de generar una idea de negocio lo que buscan es obtener
dinero. Para lograr la generación de valor se necesita implementar el valor agregado, ya que
permite a la empresa mantenerse y ser competitiva en el mercado, este rubro permite a la
organización saber cómo se encuentra interna y externamente, se observa las ganancias que
obtuvo la empresa, además de entender la percepción que tiene el cliente sobre esta, para
generar estrategias que aumenten la clientela y por ende las utilidades.

En la antigüedad la capacidad de los directivos era medida a través de la utilidad generada al


final del periodo, pero a medida que se han desarrollado nuevas técnicas administrativas,
estos han tenido que estudiar y poner en prácticas los nuevos indicadores, los cuales miden
la gestión hecha en la empresa. Han estado presente varios indicadores, pero actualmente el
más utilizado por los gerentes es el EVA (Valor económico agregado). Para poder obtener
un EVA positivo los gerentes deben tener en cuenta todas las áreas de la organización, para
saber que está haciendo la competencia, que quiere los clientes y cual será el valor agregado
de la empresa.

El pensamiento sistémico
El pensamiento sistémico nace con el hombre, pero a medida que este crece y se educa se va
convirtiendo en un ser analítico y racional. El pensamiento sistémico en las empresas les
permite entender que deben plantearse como un sistema que está compuesto por subsistemas
que pertenecen a otros sistemas mas complejos, es decir la organización se conforma con las
diferentes áreas, y esta pertenece a un mercado o industria.
Desde la revolución industrial las empresas buscaban financiación para adquirir maquinarias
que les permitieran reducir los tiempos y aumentar la producción, fue gracias a esto que los
empleados empezaron a trabajar de manera mecánica, es decir, solo sabían realizar la
operación a la cual se dedicaban, esto genero una desinformación en las áreas de la
organización, lo cual disminuía la eficiencia con la cual se trabajaba. Actualmente los
gerentes han cambiado el rumbo de la organización, buscan trabajadores que sepan como
trabaja la empresa, que aporten en todas las áreas, pero que estén especializados en su tarea,
esto genera que los empleados no sean indispensables, permite tener en cuenta la opinión de
estos en algunas tomas de decisiones. Pasando de ser gerentes autocráticos a lideres que
trabajan de la mano de los empleados en busca de agregar valor a los productos ofrecidos al
mercado y tener como recompensa una mayor utilidad.
Albert Santiago Melo 2152676
Miguel Angel Poblador 2152049
Juan Daniel Soto Pabón 2162416
El pensamiento sistémico esta presente en cada grupo de interés de la organización, a
continuación, se mostrará como afecta en alguno de ellos:

• Empleados: Al momento que la organización se entiende como un sistema, los


empleados se sienten parte de ella, y empiezan a entender que las acciones que estos
realicen afectan de manera positiva o negativa la empresa. Es por esto por lo que los
gerentes deben conocer los empleados, saber que los motiva, y hacerlos parte de cada
una de las funciones, si las empresas realizan esto hace que los empleados se sientan
motivados y trabajen con eficiencia y eficacia.
• Gerentes: Al entender cada uno de los subsistemas que forman el sistema de la
organización los directivos o gerentes de las empresas modifican su accionar frente a
la forma en como comparte y dirige a los empleados, buscan cambiar el pensamiento
autocrático por un liderazgo, lo que permite involucrar nuevas partes de la
organización en la toma de decisiones, en busca de generar una unión con los grupos
de interés. Al implementar un pensamiento sistemático los empresarios entienden
que, aunque su prioridad es generar utilidades, no deben poner sus fuerzas solo en las
ventas, sino en el recurso humano con el que cuenta, ya que este es el que hace que
la empresa sea más productiva.
Para que una empresa logre transformar su accionar debe partir desde comunicar su
planeación estratégica, que los empleados de todos los niveles entiendan y estén en
caminados con la visión y objetivos de esta, así mismo entender cuales son sus expectativas
personales y profesionales, para a partir de ellas generar incentivos motivacionales que
permitan aumentar los índices de productividad. Sin dejar a un lado la forma en como los
empleados perciben al gerente o su jefe inmediato. Es decir, la empresa debe tener una visión
compartida con todo el personal, para generar un valor agregado no solo en el producto que
entrega al cliente sino dentro de la organización.
Inicialmente estos textos lo que nos hacen ver es que el objetivo más importante que debe
primar en una compañía o un negocio es la creación de valor agregado; que es básicamente
crear o generar productos que satisfagan las necesidades de las personas que las adquieran, y
cumplan todas las expectativas de estas, porque no nos podemos cerrar a la idea de solamente
generar utilidades y ganancias, ya que si lo que se vende o el servicio que se presta no llena
totalmente a quienes lo adquieren, dicha compañía en algún momento llegara a la quiebra,
esto causado por la pérdida de credibilidad y de valor en las personas. En cambio, si la
prioridad es aumentar el valor de mercado, va a generar en sus clientes un alto grado de
confianza y de satisfacción que en ultimas se vera reflejado en un aumento notorio de las
ganancias o utilidades.
Otro aspecto sumamente importante tratado en los textos, es la creación del pensamiento
sistémico en las compañías. Es muy común ver como empresas se desmoronan financiera y
económicamente por los malos manejos, pero si se estudia detalladamente las causas de esto,
se puede evidenciar claramente que es por falta de pensamiento sistémico; a estos “lideres”
Albert Santiago Melo 2152676
Miguel Angel Poblador 2152049
Juan Daniel Soto Pabón 2162416
les cuesta mucho poder entender que en una compañía todas y cada una de las personas que
la conforman son piezas fundamentales y representan los cimientos que ayudan a sostenerla;
y si alguna de estas piezas no se encuentra en condiciones óptimas toda la organización estará
en graves problemas. Es necesario comprender que una empresa es como una pirámide de
personas y cada una juega un papel importante en el sostenimiento y crecimiento de esta.
Este tema tiene mucho que ver con la creación de valor en la organización, ya que están
enlazadas directamente como una cadena de fichas de domino cayendo una tras otra.
Si una organización maneja el pensamiento sistémico, comprenderá la importancia de todos
los que la conforman, les hará sentir a todos que son claves y que cada uno tiene un propósito
fundamental para el bienestar de dicha compañía; esto generara una gran empatía y afecto en
las personas hacia su organización, cumplirán sus labores con la mejor actitud y se esforzaran
por entregar lo mejor de ellos para que todo salga bien, todo esto se vera reflejado en una
producción de muy alta calidad, que a su vez aumentara de manera significativa el valor de
mercado de la organización y claramente aumentaran las ganancias, viéndose beneficiados
todos económicamente. Si las cosas funcionan de esta manera, se podrá evidenciar que si
todos los que conforman una organización están bien, esta también lo estará.
Después de esto, es necesario entender que, si dicha organización se encuentra bien, podrá
aportar un grano de arena a la sociedad y mejorar la calidad de vida de las personas. Si una
compañía está bien plantada económicamente y dentro del mercado, podrá ser mas flexible
a la hora de los costos de sus productos, lo que beneficiara directamente el bolsillo de los
consumidores; pero también, podrá invertir en un sistema de producción más eficiente y que
sea amigable con el medio ambiente, que al final estaría beneficiando tanto a las comunidades
alrededor de la empresa como a los demás. Por último, podrá devolverles un poco a las
personas quienes, al fin y al cabo, son las que permiten que dicha empresa crezca, esto
mediante acciones sociales y la creación de fundaciones para ayudar a las personas más
necesitadas y de bajos recursos.