Está en la página 1de 14

UNIVERSIDAD DE HUÁNUCO FACULTAD

DE DERECHO Y CIENCIAS POLITICAS

TEMA:
RESEÑA LITERARIA
SIN BLANCAS EN PARIS Y LONDRES

CURSO:
ORATORIA

DOCENTE:
MAG. ISABEL SAYRE ALVARADO
PRESENTADO POR:

PEREZ AQUINO CODEÑA

CICLO: II

GRUPO: B

2021

ALUMNA: PEREZ AQUINO CODEÑA


INTRODUCCIÓN
Fue la primera obra que publicó Orwell, escrita cuando era un escritor primerizo,
y narra su primer contacto con la pobreza.
Sin blanca en París y Londres es el vívido relato del tiempo que Orwell pasó entre los
más pobres de la sociedad, un recorrido por los bajos fondos. Fue la primera obra que
publicó Orwell, escrita cuando era un escritor primerizo, y narra su primer contacto
con la pobreza.
George Orwell es conocido en todo el mundo por sus dos grandes obras
“Rebelión en la granja” y “1984”, pero antes de ellas su bibliografía también merece la
pena. Cuando en una asignatura nos dieron a elegir entre varios autores un libro
periodístico del que tendríamos que examinarnos, entre todos ellos, me llamó la
atención la primera publicación de George Orwell “Sin blanca en París y Londres”
(aunque el resto de autores los acabaré también leyendo).

Describe meticulosamente un mundo de miseria y penalidades, duerme en


hostales infestados de insectos, en casas de acogida, trabaja como friegaplatos en un
inmundo restaurante parisino, se alimenta de migajas y colillas de tabaco, vive con
vagabundos, un soñador artista callejero y un ex militar ruso muerto de hambre... Al
revelar una realidad impactante que hasta entonces permanecía oculta, Orwell dio por
primera vez un rostro humano a las estadísticas de pobreza, y además encontró su voz.

En esta novela comienzan sus andadas como periodista. Narra en primera


persona y desde su punto de vista la realidad de los sintecho de la época en dos grandes
ciudades: como su título indica, París y Londres. Llama la atención que sea él mismo
quien se pone como centro para desde su experiencia contar una realidad mucho mayor
y más dura que la propia.

No se trata de una novela, pero se puede leer como tal. Quizá se puede
considerar una de las precursoras del género de la no-ficción. La trama se cuenta de tal
forma que parece una novela, aunque todo lo que te está diciendo son hechos verídicos
y comprobables.

ALUMNA: PEREZ AQUINO CODEÑA


RESEÑA LITERARIA
SIN BLANCAS EN PARIS Y LONDRES

1. BIOGRAFÍA:
“En principio, el fin de la guerra es mantener a la
sociedad al borde de la hambruna. La guerra la hace el
grupo dirigente contra sus propios sujetos y su objetivo
no es la victoria, sino mantener la propia estructura social
intacta.”
George Orwell
Escritor, novelista y periodista

 
 
Eric Arthur Blair más conocido por el pseudónimo de George Orwell, nació el 25 de
junio de 1903 en Motihari, India. Fue un escritor, novelista, ensayista y periodista.
Considerado una de las personalidades más críticas sociales del siglo XX. Su padre era
un funcionario británico menor en el servicio civil indio; su madre, de origen francés,
era hija de un comerciante de Birmania. George Orwell fue el autor de “Rebelión en la
granja” y “1984”, esta última una profunda novela anti-utópica que describe un mundo
empobrecido y dividido por la guerra permanente y sin tregua entre tres grandes
superpotencias. Las necesidades de esta guerra obligan en el relato a estos Estados a
ejercer un control absoluto sobre sus respectivas poblaciones. Se trata de sociedades
totalitarias en donde un gobierno todo poderoso somete por completo a la ciudadanía
mediante la vigilancia policiaca permanente.
Sorprendentemente al mismo tiempo que aparecía la novela de George Orwell con su
visión apocalíptica tan particular las naciones del mundo reunidas en el seno de una
nueva organización para la paz redactaban la Declaración Universal de los Derechos
Humanos. Así encontramos que en el año de 1948 convergían en la novela de Orwell y
en la Declaración Universal dos visiones del mundo. Una que en la que recogió las
terribles experiencias recientes de la humanidad para proyectarlas hacia el futuro en un
cuadro aterrador por su verosimilitud y la otra en la que predominaban el optimismo y
la acción afirmativa. En la novela de Orwell se desnuda el poder y se ponen al

ALUMNA: PEREZ AQUINO CODEÑA


descubierto sus aspectos más repugnantes y en la Declaración Universal de los
Derechos Humanos se recoge la otra vertiente de la política: su sentido ético su deber
ser, la dignidad humana. Asimismo, George Orwell comenzó a darle forma a la idea del
manifiesto, tras pasar las navidades de 1945 en Gales, en casa de Arthur Koestler. El
recuerdo de las atrocidades cometidas en la guerra, y el horror causado por las bombas
atómicas de Hiroshima y Nagasaki, fueron lo que le impulsaron a ello.
En lugar de matricularse en una Universidad, George Orwell optó por seguir la tradición
familiar y, en 1922, fue a Birmania como asistente del superintendente de distrito en la
Policía Imperial de la India. Sirvió en varias estaciones rurales y al principio parecía ser
un sirviente imperial modelo. Sin embargo, desde niño había querido convertirse en
escritor, y cuando se dio cuenta de lo mucho que los británicos gobernaban a los
birmanos en contra de su voluntad, se sintió cada vez más avergonzado en su papel de
policía colonial. Más tarde, relataría sus experiencias y reacciones al gobierno imperial
en su novela “Los días de Birmania” y en dos bocetos autobiográficos, "Disparando a
un elefante" y "Un ahorcado", clásicos de la prosa expositiva. Más tarde en 1927
renunció a su puesto y regresó a Gran Bretaña. La repulsión de Orwell contra el
imperialismo lo llevó no solo a su rechazo personal del estilo de vida burgués, sino
también a una reorientación política. Inmediatamente después de regresar de Birmania
se llamó a sí mismo anarquista y continuó haciéndolo durante varios años; Sin embargo,
durante la década de 1930 comenzó a considerarse socialista, aunque su pensamiento
era demasiado libertario para dar un paso más —tan común en la época— de declararse
comunista. Así entonces el primer libro socialista de Orwell fue un tratado político
original y poco ortodoxo titulado “El camino a Wigan Pier”.
Orwell creía que el peligro del totalitarismo soviético era mayor que el del auge de los
fascismos, pues aquél se había impuesto como ideología en Rusia y estaba influyendo
de manera decisiva en la izquierda europea con un lenguaje más potente y sibilino[4].
La obra de Orwell a partir de 1936 se vuelve más social y con puntos en común con la
izquierda europea moderada. Posteriormente siendo miembro del Partido Laborista
Independiente inglés, Orwell fue enviado a cubrir la Guerra Civil Española por un
periódico inglés. Fue en este momento cuando Orwell fue conmovido por la revolución
que se estaba llevando a cabo y abandonó su trabajo de corresponsal para unirse como
miliciano del POUM, partido marxista, al frente de Aragón, siendo esta una etapa que
marcó su visión del estalinismo como fuerza totalitaria[5]. Asimismo, es importante

ALUMNA: PEREZ AQUINO CODEÑA


recordar que, al llegar la Segunda Guerra Mundial, Orwell fue rechazado para el
servicio militar, sin embargo, el dirigió el servicio indio de la British Broadcasting
Corporation (BBC). Dejó la BBC en 1943 y se convirtió en editor literario del Tribune,
un periódico socialista de izquierda asociado con el líder laborista británico Aneurin
Bevan. En este período, Orwell era un periodista prolífico, que escribía muchos
artículos de periódicos y reseñas, junto con críticas serias, como sus ensayos clásicos
sobre Charles Dickens y sobre semanarios de niños y varios libros sobre Inglaterra.
Tiempo mas tarde, en 1984, George Orwell popularizó los conceptos de “Gran
Hermano”, donde el autor describe una sociedad en la que se manipula la información y
se practica la vigilancia masiva y la represión política y social. Dicha novela tuvo un
gran éxito en ventas y es uno de los libros más influyentes del siglo XX. Es por ello que
George Orwell es conocido por su fuerte posición política al ser partidario de izquierda
y por sus ideas antitotalitarias. Por otro lado, George Orwell fue considerado en el 2008
como “el mejor cronista de la cultura inglesa del siglo XX”.

2. OBRAS

Estatua de George Orwell cerca de la Broadcasting


House en Londres. Hay también una Plaza de George
Orwell en Barcelona.

A lo largo de su carrera fue principalmente conocido por


su trabajo como periodista, en especial en sus escritos
como reportero; a esta faceta se pueden adscribir obras
como Homenaje a Cataluña (Homage to Catalonia),
sobre la Guerra Civil Española, o El camino a Wigan
Pier (The Road to Wigan Pier), que describe las pobres
condiciones de vida de los mineros en el norte de Inglaterra. Sin embargo los lectores
contemporáneos llegan principalmente a este autor a través de sus novelas,
particularmente a través de títulos enormemente exitosos como Rebelión en la
granja (Animal Farm) o 1984. La primera es una alegoría de la corrupción de los
ideales socialistas de la Revolución rusa por Stalin. 1984 es la visión profética de
Orwell sobre una sociedad totalitarista situada supuestamente en un futuro cercano.

ALUMNA: PEREZ AQUINO CODEÑA


Orwell había vuelto de Cataluña convertido en un antiestalinista con simpatía por
los trotskistas, definiéndose como un socialista demócrata.

Novelas

 Los días de Birmania (Burmese Days, 1934).


 La hija del clérigo (A Clergyman's Daughter, 1935).
 Que no muera la aspidistra (Keep the Aspidistra Flying, 1936).
 Subir a por aire (Coming Up for Air, 1939).
 Rebelión en la granja (Animal Farm, 1945).
 1984 (Nineteen eighty-four, 1949).

Narrativa de no ficción

 Sin blanca en París y Londres (Down and Out in Paris and London, 1933).
 El camino a Wigan Pier (The Road to Wigan Pier, 1937).
 Homenaje a Cataluña (Homage to Catalonia, 1938).

Poesía

 Poesía completa (George Orwell, the Complete Poetry, 2015). En español:


Visor, 2016.
Antologías en español
 Mi guerra civil española (1978). Destinolibro.
 Una buena taza de té (1985). Destinolibro.
 Escritos (1940-1948). Literatura y política (2001). Octaedro.
 Orwell en España. Homenaje a Cataluña y otros escritos sobre la Guerra
Civil española (2003). Tusquets.
 Ensayos escogidos (2003). Sexto Piso.
 Matar a un elefante y otros escritos (2006). Turner.
 El león y el unicornio y otros ensayos (2006). Turner.
 Orwell periodista. Artículos y reseñas en el Observer 1942-1948 (2006).
Global Rythm.
 Diario de guerra 1940-1942 (2006). Sexto Piso.

ALUMNA: PEREZ AQUINO CODEÑA


 Ensayos (2013). Debate. La más extensa selección de sus ensayos.
 Escritor en guerra. Correspondencia y diarios (1936-1943) (2014). Debate.
 El poder y la palabra. Diez ensayos sobre lenguaje, política y
verdad (2017). Debate.

3. RESUMEN.

Con Boris en Paris: la vida del plongeur

Boris es un exsoldado ruso, cojo, que había migrado a París como tantos otros. Decía
que sus momentos más difíciles siendo pobres no eran sino “azares de la guerra”. La
Revolución Rusa había generado mucha inmigración hacía París. El optimista Boris le
ayuda a conseguir trabajo, no sin antes haber pasado varias jornadas con hambre: “el
hambre sume en un estado totalmente invertebrado, idiota, que más que nada se parece a
los efectos secundarios de la gripe”

Buena parte del relato en París narra la aventura de buscar trabajo recorriendo la ciudad,
buscando cualquier trabajo no calificado que ayude a salir del hambre… siempre se
necesita a alguien, a algún peón, que haga los encargos más penosos y desagradables.
Limpiar el culo a un rico o lavarle los platos, “fregando platos en calurosas madrigueras
subterráneas” a decir del narrador. Más o menos esto es lo que consiguió: un trabajo
como Plongeur o lavaplatos en el restaurante de un hotel. “El plongeur es uno de los
esclavos del mundo moderno” escribió. Un esclavo de esclavos añadiría después.
Orwell trabajó incluso como “cafetier”, encargado de la cocina de los cafés y tés, un
grado aún menor que el plongeur.

¿Por qué y para qué existen estos esclavos se pregunta el narrador? Frente lo cual
responde: “un esclavo, decía Catón, debe trabajar cuando no duerme. No importa que el
trabajo sea necesario o no, debe trabajar, porque el trabajo en sí es bueno… al menos
para los esclavos. Este sentimiento pervive aún y ha ido amontonando pilas de trabajo
ingrato, vil e inútil” (pág 127). Mantener a las masas ocupadas para que no piensen,
concluye. No hay que hacer un gran esfuerzo para ver que lo mismo sigue ocurriendo
hoy, incluso bajo la dictadura del entretenimiento. En definitiva, sigue el autor, se trata

ALUMNA: PEREZ AQUINO CODEÑA


del miedo a la masa, miedo de los acaudalados y de la gente educada, dice, que tiende a
ser conservadora. La mayor parte de la gente culta no conoce la pobreza ni la
experiencia del hambre, puntualiza.

En el libro también se habla de rusos, franceses, ingleses, italianos, árabes y africanos,


gentes de diversos orígenes y locales que viven en París gracias a la oferta de trabajo
urbano. El relato incluye los estereotipos sobre diferentes pueblos, por ejemplo, se dice
que: “confía antes en una serpiente que en un judío, en un judío antes que en un griego,
pero nunca confíes en un armenio” (pág. 78).

Otra cita más revela la observación y opinión de Orwell sobre los hoteles elegantes,
vistos desde detrás de bambalinas, desde el otro lado de la cocina: “Esencialmente, un
hotel “elegante” es un sitio donde 100 personas se afanan como diablos para que 200
paguen cifras exorbitantes por cosas que no desean en realidad” (Pág. 126). Lo decía a
propósito del desperdicio de comida que veía siendo plongeur en el Hotel X. Me parece
que esta frase se podría seguir aplicando actualmente: “la suciedad es consustancial con
los hoteles y restaurantes porque la pureza de la comida se sacrifica a la puntualidad y la
elegancia”.

Con Paddy Jaques en Londres

Después de París, el narrador decide ir a Londres porque había una oferta de trabajo
mejor pagado y más sencillo. Pero al llegar ahí se encuentra con que han postergado
varias semanas la fecha de inicio… por lo cual no le queda sino aguantar y buscar
refugio en las pensiones más baratas y en auspicios para mendigos. En Londres entabla
amistad con Paddy Jaques, un vagabundo irlandés. Para Paddy los extranjeros tenían la
culpa del paro.

En esta ocasión la dieta se vuelve mínima otra vez, a base de pan y margarina, y señala
cómo la mala nutrición destruye la naturaleza humana.
Con Paddy va de asilos, a hospedajes muy baratos y a refugios del Ejército de
Salvación. En Londres sus semanas transcurren junto a los mendigos; en esta parte del
relato no tiene una experiencia de trabajo como la relatada en París. Esto le sirve para

ALUMNA: PEREZ AQUINO CODEÑA


observar críticamente la posición social de los mendigos y los estereotipos que la
sociedad se forma de esta población: “[…] la curiosa actitud que la sociedad adopta ante
ellos… la gente piensa que existe una diferencia entre los mendigos y los hombres que
“trabajan”. Forman una raza aparte de proscritos, como los criminales y las
prostitutas… el mendigo no es más que una excrecencia social, tolerada porque estamos
en una época humanitaria”.

Comenta que los prejuicios estaban enraizados en la convicción de que ipso facto, todo
vagabundo es un sinvergüenza: “en nuestra infancia nos han enseñado que los
vagabundos son unos criminales […] un ser repulsivo y más bien peligroso […] un
vagabundo monstruo”.

Hay que preguntarse, afirma ¿por qué existen vagabundos? Frente a lo cual contesta que
los vagabundos son personas común y corrientes que adolecen de tres males: 1) el
hambre, 2) la mayoría son hombres privados de mujeres (en proporción de 10 a 1 según
una cita oficial que incluye en el relato) y 3) La inactividad forzosa. Los estereotipos
sobre los vagabundos, enturbian los problemas reales de la vagancia y dificultan que se
investigue la desigualdad social.

Esta es una novela que deja una impresión en el lector. Aunque en el relato no hay una
aventura distinta a la de ser pobre y mendigo, es una lectura atractiva que engancha al
lector porque le muestra un mundo desconocido. Es interesante leer otras experiencias
de lectura sobre este libro, por ejemplo esta reseña sobre Sin blanca en París y
Londres para conocer otro punto de vista.

ALUMNA: PEREZ AQUINO CODEÑA


4. PROPÓSITO:
“Sin blanca” quiere decir sin dinero. El título original del libro en inglés es Down
and out in Paris and London.
George Orwell desvela en Sin blanca en París y Londres el mundo de la pobreza en
estas grandes urbes, un submundo paralelo a la soñada clase media del proyecto de
sociedad moderna, un submundo donde se vive día a día al borde del hambre. En otra
novela, en Trópico de cáncer de Henry Miller, ya había leído ese paisaje mugriento y
miserable del París vagabundo, pero a diferencia de este libro, la narración de George
Orwell es menos sufrida y quejumbrosa que la de Miller, y además, es más etnográfica
y analítica. En las dos novelas la presencia de los chinches se reitera.

“Sin blanca” quiere decir sin dinero. El título original del libro en inglés es Down and
out in Paris and London.
La novela hace una descripción de hospedajes de baja clase y auspicios de mendigos en
París y Londres. El tono con el que narra su inmersión en la pobreza urbana es el de un
descubrimiento. El autor relata la vida en “lugares sucios pero acogedores”, en las
callejuelas y el mundo subterráneo de los empleados más bajos de los restaurantes de
hoteles de lujo: los plongeurs o lavaplatos. Nadie te confiesa con tanta transparencia la
vida de una persona como un escritor, dijera José Emilio Pacheco.

Este descubrimiento le lleva a afirmar cosas como esta: “La pobreza les libera de las
normas corrientes de conducta, igual que el dinero libera a la gente del trabajo”. No
obstante, no nos confundamos, no es ninguna apología a la pobreza, por el contrario, es
una denuncia crítica del sufrimiento del pobre, una denuncia de un fenómeno social
producido por el sistema capitalista. Como él mismo lo dijera, la escritura de George
Orwell es una escritura política que describe la injusticia social. Este libro hace casi una
descripción etnográfica y sociológica de los bares, hospedajes y cocinas de hoteles, de
las jerarquías laborales, de las clases sociales, de las nacionalidades, los códigos y la
cultura del trabajo jornalero por aquellos años.

ALUMNA: PEREZ AQUINO CODEÑA


Comenta, por ejemplo, que los hoteles y restaurantes de lujo en París reflejan la falsa
necesidad de la modernidad. Cito: “No trabajan para lo esencial, sino para las ficciones
que se supone representan el lujo” (Pág. 126). Recuerda un poco el análisis sobre las
ficciones sociales en el Banquero anarquista de Pessoa.

La explicación del modo de vida de los mendigos puede cambiar la forma de verlos de
más de una persona. Sobre todo la actitud de estos ante el tener que pedir dinero. O
como cuando esto está prohibido las artimañas que han de realizar. Todo ello sostenido
por una sociedad a la que no le interesa que esto cambie. Es más sencillo y menos
problemático que todo siga tal cual. George Orwell se atreve a reflexionar los métodos
necesarios para que se produzca ese cambio en la sociedad.

La única pega que le pondría al libro es la relación que George Orwell hace de vivir en
la calle y la homosexualidad y el menor número de mujeres En definitiva, George
Orwell nos da una clase magistral de que, para contar una historia, cuál sea, lo mejor es
conocerla desde dentro. Solo así podremos ser realmente conscientes de las diferentes
variables y perspectivas.

5. ORGANIZACIÓN DE LA OBRA:
La pobreza en París y la indigencia en Londres las experimentó George Orwell entre
1928 y 1929. Pobreza e indigencia no buscadas, sino consecuencia de giros de la
fortuna, que describe en “Sin blanca en París y Londres”.

Divide la historia en dos partes, que pueden funcionar como relatos independientes:

 Primero, las desdichas de un desempleado en búsqueda de ocupación en París, la


pobreza;
 segundo, la lucha por comida y techo de alguien al que ya no importa el empleo,
la indigencia.

ALUMNA: PEREZ AQUINO CODEÑA


6. La crítica ha dicho...

«Los libros de Orwell son una poderosa advertencia.»


Erich Fromm
«La reacción incandescente de un joven sensible, observador y generoso a la
pobreza.»
Devila Murphy
«Orwell fue la fuerza moral de su época.»
Spectator
«Orwell siempre resulta interesante. Y eso se debe en parte a la claridad de su
prosa, pero también a que muchos de sus juicios siguen teniendo una fuerte
presencia a día de hoy.»
Alex Massie,The Independent
«Una trabajo extraordinario.»
The New York Times Book Review

ALUMNA: PEREZ AQUINO CODEÑA


CONCLUSIÓN

Al leer Sin blanca en París y Londres de George Orwell he pensado que la


sociedad moderna se ha construido sobre los hombros de los pobres e ignorantes con la
promesa de que algún día dejarían de serlo. (Nuestros hombros pobres e ignorantes). Se
trata de un libro que explora la vida cotidiana del vagabundo, del pobre, del esclavo
moderno, del hambriento, en las dos ciudades nombradas, en el periodo de entre
guerras. George Orwell observa en esta obra que los empleos más viles son una forma
de esclavismo moderno, y se pregunta sobre el porqué de estos esclavos. Afirma que en
la sociedad moderna pervive el miedo a la masa, y para combatirla hay que mantenerla
ocupada con largas jornadas de trabajo mal pagado y extenuante.

Si bien esta novela de 1933 es una obra clasificada como ficción, no por ello
debe descartase el reflejo que hace de la vida real, de la vida de la pobreza y la
mendicidad. Tiene mucho autobiográfica y de etnográfica y tiene el acierto de dar un
vistazo sobre las condiciones de vida del muy pobre y del sin techo. De hecho, Orwell
cita algunos datos estadísticos del London City Council sobre la población de
vagabundos en esta ciudad.

ALUMNA: PEREZ AQUINO CODEÑA


REFERENCIAS

https://www.traficantes.net/libros/sin-blanca-en-par%C3%ADs-y-londres
https://www.lectura-abierta.com/sin-blanca-en-paris-y-londres-un-analisis-
sobre-la-pobreza/
https://www.casadellibro.com/libro-sin-blanca-en-paris-y-
londres/9788499890883/3052230
https://librotea.elpais.com/libros/sin-blanca-en-paris-y-londres-01/

ALUMNA: PEREZ AQUINO CODEÑA

También podría gustarte