Está en la página 1de 2

Tarea 2 clase asincrónica del 12 de abril – Electivo Migración, DDHH y Sistema Penal, Profesora Fabiola Girao.

Nombre: Xaviera Gandulfo

RUT: 19.619.567-K

1. Leer la noticia periodística y explicar la crítica que se hace a la nueva legislación migratoria chilena,
promulgada ayer. 

La gran crítica que se le hace a esta legislación es que aumenta el nivel de rigidez que existe en las fronteras para el
ingreso de inmigrantes, esto bajo la consigna del gobierno de que el objetivo es poner orden a través de una “política
ordenada, segura y regular”.

Aumenta el nivel de rigidez, dado que la nueva ley establece que se permitirá el ingreso de extranjeros siempre y
cuando ellos obtengan visas en los consulados chilenos de sus respectivos países de origen , esto con el propósito de
evitar que ingresen como turistas y después cambien su calidad migratoria para buscar trabajo.

El gran problema es que esta exigencia poco realista traerá como consecuencia un aumento de inmigrantes que
crucen por pasos no habilitados, y por ende serán consideramos como irregulares, con todas las complicaciones que trae
consigo esto, como vulneraciones en DDHH, propicia el discurso que los criminaliza, etc.

2. Investigar en otras noticias periodísticas si la nueva ley trae algún avance en materia de derechos humanos de
los inmigrantes. 

a) Diario UChile. El secretario ejecutivo del Movimiento Acción Migrante, Eduardo Cardoza, señala que la nueva
ley no protege del todo los DDHH de los inmigrantes y que parte de una premisa segregadora que establece
consideraciones diferenciadas para los migrantes, ejemplo en temas previsionales. Además, señalan que el
Gobierno continua el enfoque de seguridad nacional de Pinochet por sobre los DDHH, pasando a llevar por
ejemplo los DDHH de los niños inmigrantes. Se entiende que hay asuntos de los que la ley no se hace cargo o no
entrega una solución real, como por ejemplo, se hace referencia la crítica situación sanitaria en la que se
encuentra este grupo en el contexto de pandemia o que se dé un plazo de tres meses a las personas irregulares
para irse del país y no den una opción real y efectiva para regularizarse, dado que estos trámites toman
bastante tiempo.
b) Diario UChile. La investigadora de la Universidad Alberto Hurtado y directora del programa Interdisciplinario de
Estudios Migratorios (PRIEM), Carolina Stefoni, considera que si bien esta ley tiene muchos avances, hay otros
aspectos en los que se queda atrás. Tiene avances al recoger una serie de normativas internacionales que Chile
ha firmado, y que establece ciertas condiciones de igualdad de derechos para los migrantes. Sin embargo,
esta nueva ley entrega una visión de que la migración es un gran problema, una amenaza para la seguridad
nacional, se criminaliza la migración, sin comprender realmente que el fenómeno de la migración es mucho más
complejo, y no comprenderlo traerá como consecuencia un aumento de la irregularidad, con todas las
vulneraciones y precariedades que ello implica, por ejemplo, en el ámbito laboral. En la ley prima una mirada
sesgada para proteger intereses que no son acordes a valores universales como justicia, igualdad,
democracia y el respeto a los derechos humanos.
c) Meganoticias. Coordinadora nacional de inmigrantes no considera esta ley como un avance, dado que no se
ajusta a los estándares de derechos humanos, sino es una ley xenofóbica, inhumana e injusta y que, al
contrario, debiera ser una propuesta que incluya una regularización migratoria extraordinaria para la gente que ha
hecho una vida en Chile, que trabaja y es un aporte en la sociedad, darles oportunidades.
d) France24. La directora nacional del Servicio Jesuita a Migrantes señala que, si bien la nueva ley trae muchos
avances en DDHH, al mismo tiempo existen falencias. No se protegen del todo estos derechos al dejar un amplio
espacio de discrecionalidad y sin control a la autoridad policial en la frontera . Esto podría significar una
alteración a los derechos de los migrantes al no permitirles exponer las razones de por qué ingresaron por
paso no habilitado, ni poder solicitar refugio, esto último sobre todo en la crisis humanitaria y política de países
como Venezuela (debieran ser considerados como sujeto de protección) y la actual crisis sanitaria.
e) La Prensa Austral. Migrante venezolano Ronny Salas considera que esta nueva ley sí constituye un avance en
DDHH, dado que sus normas con coherentes a las convenciones internacionales de DDHH, señala que esta ley
“favorece a todos”.
f) Diarioeldia. Rodolfo Noriega, secretario general de la Coordinadora Nacional de Inmigrantes en Chile,
considera el endurecimiento de las fronteras producto de la nueva ley va en contra de los avances de los
acuerdos bilaterales en la región (y por ende, los relativos a DDHH), y además supone un cierre a las
posibilidades para los trabajadores inmigrantes.
g) El mostrador. La catedra de racismo y migraciones de la universidad de Chile considera que este proyecto no
es un avance en materia de derechos humanos de los hombres, mujeres, niños y niñas inmigrantes, dado que
consolida un relato donde iguala narcotráfico y delincuencia internacional con migración indocumentada, y al
referirse a estas personas da por sobre todo énfasis a la ilegalidad.
h) Adn radio. La directora nacional del Servicio Jesuita a Migrantes considera que la nueva normativa avanza
en ciertos aspectos de la materia, por ejemplo en la institucionalidad, sin embargo, no considera la realidad del
continente ni la crisis humanitaria, y en ese sentido la ley esta ley no protege realmente a aquellas personas,
como venezolanos, que vienen huyendo de su país porque no están las condiciones de vida o hay graves
vulneraciones a DDHH, cuando debieran ser siempre protegidos como refugiados.
i) Enlalinea. Un sector político considera que esta nueva ley si constituye un avance en materia de migraciones.
Diputados de Renovación nacional señalen que es un avance dado que esta contempla la creación del
Consejo de Política Migratoria, un Servicio Nacional de Migraciones, que reemplaza al Departamento de
Extranjería y Migración, nuevas categorías migratorias flexibles, un completo catálogo de derechos y
obligaciones de los migrantes, la regularización para migrantes irregulares que hayan ingresado al país
hasta el 18 de marzo de 2020 y el establecimiento de procesos administrativos sancionatorios claros. Agregan
que esta ley velará por los DDHH de los migrantes al mismo tiempo que protege la soberanía del país reconocida
a nivel de derecho internacional.
j) Ladiscusion. Se señala que la nueva ley es más acorde a los DDHH que establece la normativa internacional
en materia de migración, aunque continua con el espíritu de la norma de 1975 que da énfasis a la seguridad
nacional.

En conclusión, son más las posturas que consideran que si bien hay algunos avances en materia de DDHH en
relación a la normativa internacional, hay varios aspectos que no son abordados como es debido, en los que no se
están dando soluciones realistas a los inmigrantes, y en consecuencia siguen vulnerándose sus DDHH. En resumen
se critica que establezca consideraciones diferentes para los migrantes, que al hablar de inmigrantes buenos y
malos lo que se busca por sobre todo es dirigir la mirada del país hacia una supuesta amenaza que representarían
ellos, que se subraye por sobre todo su condición de ilegalidad se les está criminalizando, medidas poco realistas
(por ejemplo dar un plazo de 3 meses a las personas irregulares para que salgan de Chile y en sus países de origen
obtengan las visas, sabiendo que esto demora mucho tiempo) , que no se consideren las actuales crisis
humanitarias y sanitarias en la región, que dificulte la protección a refugiados, mayor discrecionalidad de la
autoridad policial en la frontera, etc. Todo esto junto con el endurecimiento de las fronteras traerá mayor
irregularidad, y por ende un aumento en las vulneraciones a los DDHH de los inmigrantes.

También podría gustarte