Está en la página 1de 2

TC SOSTIENE QUE PARA QUE UNA

NOTIFICACIÓN PROCESAL SEA VÁLIDA


BASTA LA PRESENCIA DEL SELLO
  enero 16, 2019    Jurisprudencia    Editorgc Gconstitucional

El hecho que una cédula de notificación únicamente cuente con el sello de


recepción y no se encuentre firmada no merma su mérito.

Así se pronunció el Tribunal Constitucional en su reciente sentencia recaída en el


Exp. 04344-2016-PA/TC, publicada en su portal web el 13 de diciembre del año
2018. En dicha sentencia se declaró fundada una demanda de amparo por
haberse acreditado la vulneración del derecho a la motivación de las
resoluciones judiciales.
Veamos los hechos. El Juzgado Mixto de Villa El Salvador de la Corte Superior de
Justicia de Lima Sur, el 27 de setiembre de 2013, declaró la nulidad de todo lo
actuado en el proceso civil llevado ante dicho Juzgado, incluida la resolución que
declaró consentida el auto final del proceso (de 30 de enero de 2013). Esto, al
estimar la nulidad deducida por el procurador público del Organismo de
Formalización de la Propiedad Informal (Cofopri) contra el acto de notificación
de la Resolución de fecha 30 de enero de 2013 previamente citada. La Sala Civil
confirmó la decisión del Juzgado y la Corte Suprema declaró improcedente el
recurso de casación que se interpuso contra la decisión de la Sala.

El argumento principal del Juzgado y la Sala para declarar la nulidad del proceso
es que no se pudo determinar si la mencionada resolución del 30 de enero de
2013 (que declaró infundada la contradicción planteada poniendo fin a la
instancia y, por consiguiente, dio inicio a la ejecución forzada, en otras palabras,
a que se oficie a la Sunarp la inscripción registral correspondiente) se realizó o
no. Esto porque, entre otros, la cédula de notificación “si bien tiene el sello de
recepción, no ha sido firmada (…)”. Es contra dichas decisiones que el
demandante interpone un recurso de amparo ya que estima que no están
debidamente motivadas.

Sobre el particular, el Tribunal Constitucional estimó que “contrariamente a lo


indicado en las resoluciones judiciales precitadas, el hecho que la cédula de
notificación únicamente cuente con el sello de recepción y no se encuentre
firmada, definitivamente no merma su mérito. Si esa cédula nunca hubiese
ingresado a las instalaciones de la Central de Notificaciones Privada ‘Pegaso
Verde’, no se explicaría por qué tendría el sello”.

Además, el Colegiado precisó que “la notificación de una resolución judicial no


obedece a un ritualismo estéril, puesto que esa diligencia define jurídicamente el
momento preciso en que aquella es comunicada al destinatario de la misma, a fin
de habilitársele —dentro del término preclusivo contemplado en la norma
procesal de la materia— la posibilidad de hacer uso de los recursos y remedios
que el ordenamiento jurídico ofrece para la protección de sus intereses.”

También podría gustarte