Está en la página 1de 14

1.1. Personalidad.

Una definición que abarca diversos elementos es la de Gordon Allport (1961):


Es una organización dinámica, interna de la persona, de sistemas psicológicos que crean los
patrones característicos de comportamiento, pensamiento y sentimientos de la persona.
Aunque Allport en su definición no señala ningún sistema concreto, puede ayudar a
comprender mejor a la personalidad. Lo anterior indica que la personalidad es de naturaleza
cambiante, que es algo interno, que no es exclusivamente mental, ni exclusivamente
neurológico, sino que su organización exige el funcionamiento de mente y cuerpo como una
unidad.
Otra definición que puede complementar el concepto es la de Bermúdez (2000):
Es una organización relativamente estable de características tanto estructurales como
funcionales, y tanto innatas como adquiridas, bajo las condiciones especiales de su
desarrollo que conforman el equipo peculiar y definitorio de conducta con que cada
individuo afronta las diferentes situaciones.
Bermúdez nos dice que la personalidad de cada individuo persiste a lo largo del tiempo y en
distintas situaciones que hace diferentes a las personas. Se podría decir que abarca conductas
externas como internas, las características son relativamente estables y las utilizamos para
poder predecir el comportamiento del individuo.
1.1.1. Definición y características de personalidad.
-DEFINICIÓN
La personalidad es el conjunto de características físicas, genéticas y sociales que reúne un
individuo, y que lo hacen diferente y único respecto del resto.
Son patrones que definen a una persona, es decir, los pensamientos, sentimientos, actitudes,
hábitos y la conducta de cada individuo que de manera muy particular hacen que las personas
sean diferentes a las demás.
-CARACTERISTICAS
Cada persona, al nacer, ya tiene su propia personalidad, puesto que, desde bebés, el padre
dice, “el niño es muy melindroso, o es muy quieto, etc.”. Ya desde ese punto tenemos
personalidad. Aunque cabe hacer una aclaración, no nacemos con una personalidad
determinada, sino que nacemos con ciertas características propias que con el paso del tiempo
y con el factor más determinante, que es el de origen ambiental, se irá definiendo.
La personalidad es un patrón funcional coherente consigo mismo, generalmente consolidado
y resistente al cambio. Sin embargo, es capaz de operar de forma diferente en situaciones
distintas, dado que se trata de formas psíquicas interiorizadas, que no dependen tanto del
afuera.
Por otro lado, los elementos de la personalidad tienen que ver no sólo a las respuestas ante
estímulos y situaciones determinadas, sino también al estilo de vida, las creencias y
motivaciones, e incluso las concepciones del mundo
1.1.2. Carácter y temperamento.
CARÁCTER
Es la expresión que idiomáticamente alude a aquello que individualiza, de modo que puede
clasificarse como aquellos componentes que expresan de una manera más individualizada y
distintiva del modo de ser y comportarse de una persona en particular.
El carácter significa marca (gradado), sugiere una cosa profunda y fija, tal vez innata, una
estructura básica.
El carácter es el sello que nos identifica y diferencia de nuestros semejantes. Es un
componente que se ve fuertemente influido por el ambiente, la cultura, la educación, el
entorno social y familiar, el núcleo de amistades o de trabajo, etc.
Probablemente no se manifieste d una forma total y definitiva, si no que pase por un proceso
evolutivo que se desarrolla hasta llegar a su completa expresión en el final de la adolescencia.

EL TEMPERAMENTO
Se refiere a los fenómenos característicos de la naturaleza emocional de un individuo,
incluyendo su susceptibilidad a la estimulación emocional, la fuerza y la velocidad con que
acostumbran a producirse las respuestas, su estado de humor preponderante y todas las
peculiaridades de fluctuación e intensidad en el estado de humor, considerándose estos
fenómenos como dependientes en gran parte de la estructura constitucional y
predominantemente hereditaria

Se relaciona con un estrato donde el instinto tiene lugar, por lo cual se convierte en aquella
porción de nuestra personalidad que es menos consiente y razonable. Es la base biológica del
carácter y está determinado por el proceso fisiológico y factores genéticos que inciden en las
manifestaciones conductuales.

Carácter Temperamento
Es el conjunto de las
disposiciones psicológicas que Es el conjunto de las inclinaciones
Diferencias hacen del temperamento, intimas que brotan de la constitución
modificado por la educación y el fisiología de lo individuos.
trabajo de la voluntad y
consolidado por el habito
1.2. Autoconocimiento y autoestima.

EL AUTOCONOCIMIENTO
El autoconocimiento es conocerse a uno mismo de verdad, de forma sincera, honesta y
realista, fundamental para la mejora del bienestar emocional, siendo uno de los puntos
fuertes de la inteligencia emocional y es clave para el desarrollo personal.
Es el conocimiento de uno mismo. Saber cuáles son todas nuestras cualidades aceptando las
buenas y cambiando todas las que nosotros vemos que están mal.

El autoconocimiento está basado en aprender a querernos y a conocernos a nosotros mismos.


Es una tarea más difícil de lo que pueda parecer ya que, aunque cada uno de nosotros tiene
acceso a nuestros pensamientos privados, emociones no expresadas y secretos esto no lo hace
más fácil, porque tenemos ciertos muros para conocernos.

Normalmente los seres humanos funcionamos “a ciegas”, es decir, desconocemos las bases
psicológicas que conforman nuestros pensamientos, emociones y conductas. Cuando algo
nos afecta, tanto positiva como negativamente, con frecuencia, nos cuesta identificar y definir
lo que nos ocurre. Para localizarlo, es importante observar qué pensamos, qué pasa por
nuestra mente ante determinadas situaciones, como si la mente fuera una pantalla donde se
reflejan los pensamientos y uno puede observarlos desde fuera.

EL AUTOESTIMA
Autoestima es la valoración, percepción o juicio positivo o negativo que una persona hace de
sí misma en función de la evaluación de sus pensamientos, sentimientos y experiencias.
La autoestima está relacionada con la autoimagen, que es el concepto que se tiene de uno
propio, y con la auto aceptación, que se trata del reconocimiento propio de las cualidades y
los defectos.

La forma en que una persona se valora está influenciada en muchas ocasiones por los agentes
externos o el contexto en el que se encuentra el individuo, por ello puede cambiar a lo largo
del tiempo.

Alta autoestima
Las personas con una alta autoestima se caracterizan por tener mucha confianza en sus
capacidades. De este modo, pueden tomar decisiones, asumir riesgos y enfrentarse a tareas
con una alta expectativa de éxito, esto se debe a que se ven a sí mismas de un modo positivo.

A medida que nuestra alta autoestima sea mayor nos sentiremos mejor preparados, con mayor
capacidad y disposición para realizar diversas actividades, tendremos mayor entusiasmo y
ganas de compartir con los demás.

Baja autoestima
Las personas con baja autoestima se pueden sentir inseguras, insatisfechas y sensibles a las
críticas. Otra característica de las personas con baja autoestima puede ser la dificultad de
mostrarse asertivas, es decir, de reclamar sus derechos de una manera adecuada.
La baja autoestima puede derivar por diversas razones como, por ejemplo, la valorización
que hacemos hacia nosotros mismos, la opinión que tenemos de nuestra personalidad,
nuestras creencias, entre otros.
1.3 Sentimientos y emociones

SENTIMIENTOS

Se define sentimiento como el estado afectivo del ánimo que es provocado por una emoción
hacia una persona, animal, objeto o situación. Asimismo, sentimiento también se refiere al
hecho de sentir y sentirse.
Los sentimientos derivan de las emociones, que son las reacciones orgánicas o instintivas
que experimenta un individuo y por el cual responde a ciertos estímulos externos.

Un término que se ha utilizado con frecuencia como sinónimo de «sentimiento» dentro de la


tradición filosófica, es el de «pasión». Ya desde la antigua Grecia se hicieron celebres
reflexiones sobre el papel de los sentimientos en la identidad del hombre, especialmente bajo
las lecciones de Platón y Aristóteles.

Tipos de sentimientos

Las personas podemos experimentar muchos sentimientos que nos conducen a distintos
estados de ánimo, sin embargo, su división se ha centrado en la polaridad de estos,
estableciendo una clasificación en torno a los sentimientos positivos y/o negativos en función
de la respuesta que provocan en la persona.

Tipos de sentimientos positivos

Los sentimientos positivos son sentimientos agradables que producen una percepción de
bienestar en la persona y comportan sensaciones de agrado.

Tipos de sentimientos negativos

Al contrario de los positivos, los sentimientos negativos producen sensaciones de malestar


en la persona y al resultar desagradables. Es conveniente no confundir los sentimientos
negativos con sentimientos malos. Los sentimientos negativos también son útiles y
funciones. A veces, pretendemos librarnos de ellos, aunque son necesarios para nuestro
desarrollo y progreso como personas.

Lista de sentimientos positivos


Felicidad: la felicidad es una emoción primaria que se entiende como un sentimiento de
satisfacción absoluta, que nace a partir de otra emoción y nos hace valorar el entorno que nos
rodea de una forma positiva.

Amor: el amor es un sentimiento hacia alguien o alguna cosa y nace el deseo de que aquella
persona o cosa tengo todo lo bueno que pueda tener, saca lo mejor de nosotros mismos.

Euforia: la euforia es la máxima expresión de alegría, que conlleva un aumento de nuestra


energía y nos hace contemplar la vida de un modo mucho más positivo.
Esperanza: tener fe en alcanzar aquello que uno anhela.
Motivación: reacción de entusiasmo y energía ante un deber o una acción.

Lista de sentimientos negativos


Enfado: sentimiento de disgusto hacia alguien o algo, que causa una mala disposición hacia
el objeto generador de enfado.

Ira: es una emoción primaria que es debida a una elevada intensidad de enfado.

Miedo: angustia causada por la percepción de un peligro que puede ser real o imaginado.

Preocupación: estado de inquietud que aparece frente a un problema o circunstancia.

Tristeza: sentimiento que cursa con dolor emocional y que provoca un gran malestar, que
puede desencadenar pensamientos de carácter pesimista y con tendencia al llanto.

Culpa: responsabilidad que la persona asume sobre un hecho o acción, que conlleva una
connotación negativa.

EMOCIONES

Las emociones son respuestas o reacciones fisiológicas que genera nuestro cuerpo ante
cambios que se producen en nuestro entorno o en nosotros mismos. Para resumir, podemos
decir que las emociones son respuestas que nuestro cuerpo nos da ante situaciones que
ocurren a nuestro alrededor, pudiendo ser entre los demás, de los demás hacia nosotros o de
nosotros con nosotros mismos. Estas emociones son información sobre cómo debemos actuar
ante lo que ocurre para darnos lo que nuestro cuerpo considera que necesitamos.

Las emociones pueden ayudarnos en diferentes aspectos

Las emociones también nos van a ayudar a descubrir recuerdos anclados a un sentimiento
que me siguen haciendo mal hasta el día de hoy. El conocimiento y control de emociones
aumentarán nuestra autoestima. Al fin y al cabo, las emociones nos van a ayudar a ser más
felices con nosotros mismos y con los que nos rodean.

Emociones primarias

Las emociones primarias son las emociones básicas, las que sentimos en el fondo y las que
definen verdaderamente lo que sentimos. Y aquí es donde entran las emociones secundarias.

Emociones saludables y no saludables

«"Dentro de las emociones primarias podemos diferencias emociones "saludables" o


"adaptativas" y emociones "no saludables “o "des adaptativas".
Cuando detectamos emociones saludables los mensajes o necesidades que estas nos traen son
los siguientes:

El enfado te dice que tus límites han sido sobrepasados o que no te están dando lo que
solicitas.

 La tristeza te dice que has perdido algo importante o que tu necesidad de amor y
afecto no está atendida.
 El miedo te dice que estás en peligro o que no estás seguro.
 La sorpresa que existe algo nuevo, que merece la pena investigar.
 El asco te dice que lo que estás experiencia do es malo para ti.
 La alegría que has alcanzado una meta o que ha ocurrido algo beneficioso para ti.

Estas emociones adaptativas que traen este tipo de información servirán para poder
gestionarlas y saberte dar lo que están reclamando para satisfacer las necesidades requeridas:

 Enfado para establecer y proteger tus límites.


 Tristeza para llorar o refugiarte.
 Miedo para huir o atacar.
 Sorpresa para indagar en lo acontecido.
 Asco para expulsar.
 Alegría para disfrutar de lo ocurrido.

Sentimiento y emoción: diferencia

Aunque tanto las emociones como los sentimientos son fruto de un proceso irracional ante la
forma subjetiva de percibir una situación determinada, las emociones mantienen un patrón
básico y primitivo unidireccional, es decir, la emoción aparece inmediatamente y de forma
espontánea tras la presentación del estímulo. En contra, en los sentimientos intervienen
procesos reflexivos, sobre los cuales la persona toma consciencia de su estado de ánimo y de
qué es aquello que está sintiendo, permitiéndole ser valorado. Una vez comprendida la
diferencia entre las emociones y los sentimientos, vamos a centrarnos exclusivamente en los
sentimientos
1.4 Motivación y empatía

MOTIVACIÓN

La motivación es la acción y efecto de motivar. Es el motivo o la razón que provoca la


realización o la omisión de una acción. Se trata de un componente psicológico que orienta,
mantiene y determina la conducta de una persona. Se forma con la palabra latina motivos
('movimiento') y el sufijo -ción ('acción', 'efecto').

En ocasiones se suelen establecer distintos tipos de motivación en función de la fuente u


origen del estímulo. En la motivación de logro, en la que el mecanismo que promueve a la
acción es conseguir un determinado objetivo. La motivación de afiliación supone la búsqueda
de seguridad y pertenencia a un grupo. La motivación de competencia no sólo pretende
alcanzar un objetivo estableció, sino que busca realizarlo de la mejor forma posible. En
Psicología se suelen distinguir entre dos tipos de motivación en función de dónde proceda el
estímulo: motivación intrínseca y motivación extrínseca.

La motivación la que nos permite crear hábitos, intentar cosas nuevas, sostener el esfuerzo
en alguna tarea que consideremos gratificante o productiva, e incluso es necesaria para
satisfacer determinadas necesidades fundamentales.

Por otro lado, se puede distinguir entre:

 Motivación positiva. Invita a la acción para obtener un beneficio.


 Motivación negativa. Se realizan acciones para evitar una posible consecuencia
negativa.
Tipos de motivación
Motivación intrínseca
En la motivación intrínseca la persona comienza o realiza una actividad por incentivos
internos, por el propio placer de realizarla. La satisfacción de realizar algo o que conseguirlo
no está determinada por factores externos. Está relacionada, por lo tanto, con la
autosatisfacción personal y la autoestima. Por ejemplo, hay personas que realizan ejercicio
físico porque disfrutan de la actividad.

Motivación extrínseca
En la motivación extrínseca, el estímulo o incentivo que mueve a una persona a realizar una
actividad viene dado de fuera, es un incentivo externo y no proviene de la propia tarea.
Funciona a modo de refuerzo. Por ejemplo, cuando una persona realiza ejercicio físico no
por el mero hecho de disfrutar haciéndolo, sino por motivos sociales u otros.

Motivación personal
En Psicología, existen diversas teorías que establecen y clasifican los elementos que mueven
a una persona a realizar algo o dejar de hacerlo. En muchos casos la motivación de una
persona viene determinada por necesidades, tal y como se establece en la llamada 'pirámide
de Maslow'. Igualmente, la motivación está fuertemente influida por la satisfacción de
realizar una tarea o conseguir un determinado objetivo, pero también por los incentivos que
realizar o no realizar determinada conducta puedan conllevar.

Motivación laboral
La motivación laboral es aquella que está relacionada con el ámbito de trabajo. Algunos
ejemplos pueden ser la remuneración económica, los días de vacaciones, el status social y la
propia realización y desempeño de la tarea. Es importante en este caso para la persona
encontrar factores intrínsecos en el desarrollo de las tareas de un puesto de trabajo.

Motivación deportiva
En el mundo del deporte, especialmente a un alto nivel, la motivación es fundamental, ya que
en muchos casos para alcanzar determinados objetivos el cuerpo tiene que llevar a unos
límites de esfuerzo enormes. La auto superación, la competividad y la recompensa que se
puede obtener de conseguir una meta mueven en muchos casos a los deportistas. En muchos
casos, la motivación intrínseca se ve condicionada por la propia lógica del deporte e alta
competición y los deportistas deben también trabajar el componente mental. Por ejemplo, en
pruebas ciclistas de larga duración en la que se requiere un gran esfuerzo, es posible que los
deportistas que disfrutan de montar en bicicleta y escalar puertos pierdan ese tipo de
motivación cuando el nivel de exigencia es mayor.

EMPATÍA

La empatía es la intención de comprender los sentimientos y emociones, intentando


experimentar de forma objetiva y racional lo que siente otro individuo. La palabra empatía
es de origen griego «empátheia» que significa «emocionado».
Cuando un individuo consigue sentir el dolor o el sufrimiento de los demás poniéndose en su
lugar, despierta el deseo de ayudar y actuar siguiendo los principios morales.
Cuando alguien dice «hubo una empatía inmediata entre nosotros», quiere decir que hubo
una gran conexión, una identificación inmediata.

COMPONENTES

Saber escuchar
Presta atención a lo que explica o argumenta la otra persona, atiende a las manifestaciones
no verbales, como sería en el caso de los gestos que se corresponden con el estado de ánimo
que se verbaliza y no interrumpas el discurso verbal.

Mostrar comprensión
Podemos mostrar comprensión congruente a aquello que nos explican a través de frases
como: «Comprendo que actuases así». «Entiendo cómo te sientes». «La verdad es que debiste
pasarlo genial» …

Prestar ayuda emocional si es necesario


Es importante preguntar siempre a nuestro interlocutor si necesita algún tipo de ayuda. Sin
embargo, en muchas ocasiones con el simple hecho de escuchar activamente al otro le
permitimos «ventilar» y gestionar su estado emocional.
Ejemplos de empatía
Algunos ejemplos cotidianos de empatía pueden ser:

Al ver una película o leer un libro, se siente uno identificado con un personaje más que con
los demás, y puede sufrir con él diversas situaciones.
El sentimiento de piedad o de dolor que se percibe ante situaciones de injusticia o de
sufrimiento ajeno, ya sea en vivo, viendo documentales, etc.
La capacidad de interceder en una disputa a favor de una persona porque se piensa que sus
argumentos son válidos o su punto de vista es correcto.
Cuando desobedecemos reglas explícitas para ayudar a una persona necesitada, pues nos
parece su dolor más importante que la fidelidad a la ley.
Defender a las personas débiles de situaciones de acoso o “bullying”.
Cuando en presencia de una lesión física o corporal, por ejemplo, de un deportista,
“sentimos” como si la hubiéramos padecido nosotros mismos.
FUENTES BIBLIOGRÁFICAS

Carver, Charles S., (2014), Teorías de la personalidad, México: Pearson Educación de


Cloninger, Susan C., (2003), Teorías de la personalidad, México: Pearson Educación.
Salvaggio, Diana G., & Sicardi Eduardo D.,(2014), La personalidad, Buenos Aires: Cátedra”
Parapsicología de las Organizaciones”, UCES Recuperado de
http://dspace.uces.edu.ar:8180/dspace/bitstream/handle/123456789/2410/La%20personalidad.p
df?sequence=1

Cueli, J; Reidl, L; Martí, C; Lartigue, T; Michaca, P. (1990) Teorías de la Personalidad.


Editorial Trillas.
Cloningher, S. Ortiz, M. (2003) Teorías de la personalidad. Editorial Pearson Educación.

Fuente: https://concepto.de/personalidad/#ixzz6ZZXHcvsY
Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2008. Actualizado: 2012.
Definiciones: Definición de carácter (https://definicion.de/caracter/)
Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2010. Actualizado: 2010.
Definiciones: Definición de temperamento (https://definicion.de/temperamento/)
Martínez, Aurora. (Última edición:15 de julio del 2020). Definición de Autoestima.
Recuperado de: //conceptodefinicion.de/autoestima/.

Autor: Florencia Ucha | Sitio: Definición ABC | Fecha: octubre. 2008 | URL:
https://www.definicionabc.com/social/autoestima.php
Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2010. Actualizado: 2013.
Definiciones: Definición de sentimiento (https://definicion.de/sentimiento/)

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2010. Actualizado: 2013.
Definiciones: Definición de sentimiento (https://definicion.de/emociones/)

“Sentimientos” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en:


https://designificados.com/sentimientos/ [Consultado: 5 de octubre de 2020]. Fuente:
https://designificados.com/sentimientos/
Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2008. Actualizado: 2012.
Definiciones: Definición de motivación (https://definicion.de/motivacion/)

Fecha de actualización: 25/06/2017. Cómo citar: "Motivación". En: Significados.com.


Disponible en: https://www.significados.com/motivacion/ Consultado: 5 de octubre de 2020,
10:09 pm.
Fecha de actualización: 12/01/2018. Cómo citar: "Empatía". En: Significados.com.
Disponible en: https://www.significados.com/empatia/ Consultado: 5 de octubre de 2020,
10:20 pm.

Última edición: 5 de julio de 2020. Cómo citar: "Empatía". Autor: María Estela Raffino. De:
Argentina. Para: Concepto. De. Disponible en: https://concepto.de/empatia-2/.