Está en la página 1de 10

“AÑO DE LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN E IMPUNIDAD”

UNIVERSIDAD PERUANA LOS ANDES


FACULTAD DE INGENIERÍA

EL TEXTO DRAMATICO
PRESENTADO A LA CATEDRA: TALLER LITERARIO

TURNO: MAÑANA

CICLO: IV
INTRODUCCIÓN
A través de este trabajo vamos a tratar de comprender más acerca el género
dramático  que  comprende aquellas obras literarias destinadas a ser
representadas ante un público.

Existen varios subgéneros de teatro.  Los principales son la tragedia, en ella


aparecen escenas  violentas y su final no es feliz.; La comedia, plantea hechos
que producen risa y su final es feliz y el drama a diferencia de las formas
anteriores, no tiene un carácter definido, sino que en él se combinan
indistintamente aspectos trágicos y cómicos, también se llama tragicomedias.

En este proyecto vamos a adentrarnos en este género literario, por ello vamos
a conocer sus principales características y distinguir las principales diferencias
entre los subgéneros señalados, a través de la lectura de distintos fragmentos y
la visualización de algunas obras de teatro.  
TEXTO DRAMATICO

1.DEFINICION:
El conjunto coherente de enunciados que forma una unidad de sentido y que tiene
intención comunicativa a través de sus signos se conoce como texto. El drama, por
otra parte, es una forma de presentación de distintas escenas mediante su
representación con actores y diálogos.

El texto dramático, por lo tanto, es aquel que representa algún conflicto de la vida a
partir del diálogo entre los personajes. La noción de drama permite nombrar, en forma
genérica, a cualquier obra escrita por un dramaturgo donde los hechos tienen lugar en
un espacio y tiempo determinados.

El fin del texto dramático es la representación de sus contenidos frente al público. El


drama incluye tanto al texto escrito para el teatro como a la obra teatral (susceptible de
representación escénica).

Es importante tener en cuenta que la acción del texto dramático no es narrada de


forma directa por el dramaturgo, sino que acontece a partir de la acción y el diálogo de
los personajes. Dichas acciones, por lo tanto, pueden ser vistas por los espectadores
en una representación teatral.

Otras de las características principales que tiene todo texto dramático es que puede
estar escrito tanto en prosa como en verso. Y todo ello sin olvidar que existen dos
tipos de textos dentro de aquel: el principal y el secundario.

En el caso del principal podemos establecer que es aquel que se presenta a su vez a
través de tres formas diferentes:

Diálogo, es decir, las conversaciones de los personajes de la historia. Se convierte en


lo que sería el soporte de todo cuanto acontece y gracias a él se produce el avance de
lo que es la acción.

Apartes. Bajo esta denominación se encuentran esos momentos en los que un


personaje concreto de manera breve, y pareciendo que ninguno de los otros le oyen,
realiza un comentario. Esta intervención, que sólo el público oye, suele ser de tipo
cómico.
Monólogo. Como su propio nombre indica, es el parlamento que realiza un personaje
sin dirigirse a nadie en concreto, por regla general. Simplemente lo que trata de hacer
es expresar en voz alta sus miedos, sus ilusiones, sus sentimientos…

Por otra parte, dentro del texto dramático dijimos que estaba también el texto
secundario. Este podemos definirlo como el conjunto de anotaciones, explicaciones e
indicaciones que tienen que ver con lo que es la representación dramática. De esta
manera, nos encontramos con el hecho de que a través de aquel se dejan patente
cuestiones tales como los sonidos, los movimientos, el vestuario de los personajes, el
ambiente en el que debe desarrollarse la escena…

Se dice que el texto dramático está compuesto por lo que efectivamente ocurre. Es
posible distinguir entre grandes tipos de textos dramáticos: el drama, la tragedia y
la comedia.

El drama o tragicomedia combina elementos de la comedia y de la tragedia, donde el


espacio para la risa se armoniza con los momentos dolorosos. La tragedia, en cambio,
intenta generar una catarsis en el receptor y suele culminar con acontecimientos
nefastos. La comedia, por último, se centra en la comicidad y en la exageración y
ridiculización de los conflictos.

2. LA ESTRUCTURA DRAMÁTICA

2.1 ESTRUCCTURA INTERNA:

a) Presentación del conflicto dramático


Se plantea generalmente desde la tensión entre dos fuerzas: una
protagonista y otra antagonista. 

b) Desarrollo del conflicto.


Corresponde a la serie de acontecimientos desarrollados en función del
comportamiento de los personajes: sus acciones y modificaciones
sicológicas y morales que conducen hasta el clímax. Este momento
constituye el de mayor tensión en toda la obra y en el que se enfrentan las
fuerzas.

c) Clímax
Para que se llegue a producir el desenlace, primero la acción dramática
pasa por el momento de mayor tensión o clímax, lo que posibilita la
solución del conflicto.

d) Desenlace
Es la resolución de la trama en la obra dramática, en la cual el conflicto
presentado se ha solucionado.
2.2 ESTRUCTURA EXTERNA:

a) Acto
Corresponde a cada una de las partes principales en las cuales se puede
dividir temáticamente una obra dramática.

 
b) Escena
Es un fragmento del acto. Su inicio y su término están determinados por la
entrada y/o salida de los personajes respectivamente. 

c) Cuadro
Se define por la ambientación física, es decir, cada cuadro se relaciona
con un tipo de escenografía, y cambia conforme cambia la escenografía. 

otros elementos:

 acotación
corresponde a las indicaciones que da el dramaturgo para dirigir a los
actores (forma de moverse, tono de voz, salidas o entradas, vestuarios,
etc.) y los cambios de escenarios (descripciones de cada cuadro).
Generalmente aparecen entre paréntesis y con una letra diferente a la
utilizada en el resto del texto.

 aparte
corresponde a aquellos momentos en los cuales el personaje habla en voz
alta, pero no se dirige al resto de los personajes, sino que su receptor es el
público.

 mutis
cuando un personaje “hace mutis” es señal de su retiro de la escena.

 dramaturgo
autor de la obra dramática. Determina el ambiente y el tiempo en el que los
personajes desarrollan sus acciones
3. ELEMENTOS:

3.1 Tiempo:
este tipo de tiempo teatral se representa utilizando el “tiempo real” , que coincide
de alguna manera con el tiempo de la representación, el “tiempo dramático” que
se da cuando suceden los hechos que son narrados y el “tiempo de la escritura”
que es el tiempo que nos indica cuándo se produjo la obra.

3.2 Espacio:
es también conocido con el nombre de “espacio escénico” y se encarga de
determinar el lugar donde se presenta la historia. Corresponde al lugar donde
suceden las acciones y hechos de los personajes.

3.3 Personajes:
dependiendo de la importancia que éstos tengan, los personajes de los textos
teatrales se pueden llegar a clasificar en personajes principales que están
integrados por los personajes protagonistas y antagonistas, los
personajes secundarios y los extras.
 Protagonista: Es el personaje principal. Es quien representa una de las
fuerzas que normalmente existen en la obra dramática y que se
encuentran en conflicto.

 Antagonista: Es también un personaje importante y representa a la otra


fuerza que lucha. Es quien se opone al protagonista. Está en contra de que
él logre sus objetivos.

 Personajes secundarios: Son aquellos que no representan a una de las


dos fuerzas en conflicto, sino que se suman a una de las dos, dando su
apoyo ya sea al protagonista o al antagonista

 Personajes colectivos: Son un tipo de personaje que, a pesar de ser una


sola persona, representa a muchas otras. Es como si fuera la encarnación
de un grupo. Puede ser, por ejemplo, un representante del pueblo, o de lo
súbditos del rey.

 Personajes alegóricos: constituyen la encarnación de aquellas cosas


abstractas, que no son personas. Evidentemente, estos son personajes
simbólicos, a los que se le dan las características de aquellas cosas a las
que representan.

4. PROCEDIMIENTOS
(montaje de una obra de teatro)

4.1.Busca un guión de teatro

La historia que quieras contar es la base para tu montaje. Puedes encontrar guiones
de teatro en muchos sitios. Google es tu amigo y en Internet existen múltiples lugares
donde conseguir guiones, incluida Tramody (guiño, guiño). También puedes
conseguirlos en papel en librerías especializadas. Recuerda que generalmente
necesitarás una autorización del autor para representarla, así como pagar sus
derechos. Las obras de Tramody están exentas de derechos si van a ser
representadas sin ánimo de lucro. Si no, deberías adquirir bonos de representación.
En el caso de otras obras españolas, probablemente tendrás que conseguir
una autorización a través de la SGAE, que para representaciones aficionadas suele
quedarse con un 10% de la taquilla en concepto de derechos. Si nada de lo que hay
por ahí te convence, siempre puedes escribir el guión tú mismo.

Recuerda que el guión debe ser factible de representar, dentro de tu contexto y


posibilidades. Si es la primera obra que vas a montar, no empieces por un musical que
requiera una banda en directo más un elenco de actores que además canta y baila.
Empieza mejor por algo sencillo, una obra corta con pocos personajes.

4.1.Elige el elenco de actores (y adapta el guión a ellos)


Si es la primera vez que montas algo y no cuentas con un elenco, puedes buscar
actores entre tus amigos, familiares y conocidos. A veces cuesta que la gente se
apunte, pero una vez lo hacen no se suelen arrepentir. También puedes probar a
poner anuncios (en Internet, o físicamente en tu barrio, colegio o universidad).

Aun teniendo un elenco disponible de antemano, es posible que tengas que adaptar el
guión a ellos. Quitar o poner algún personaje, cambiar el sexo o la edad de otro...

4.2.Encuentra asistentes técnicos

Además de las actores, necesitarás gente que te ayude en el montaje desde un punto
de vista técnico. Como mínimo, un técnico de luces que apagará y encenderá las luces
de la sala al principio y al final de la función. También un técnico de sonido que
controle la música y los efectos sonoros durante el montaje. Y quizá necesites un
tramoyista, que mueva decorados entre escena y escena. También pueden ser los
propios actores quienes muevan el decorado, incluso a telón abierto.

Existen otros muchos técnicos, como sastres, constructores de decorado, asistentes


de dirección, apuntadores... El número de personas final dependerá de la complejidad
de la obra.

4.3.Diseña la escenografía

La obra contará con un número de localizaciones que tendrás que diseñar y construir.
Si se trata un decorado único, tendrás más libertad a la hora de montarlo, puesto que
los elementos en escena no tendrán que variar sustancialmente durante el desarrollo
de la obra. Si la obra sucede en muchos escenarios, puedes considerar el uso de
caja/cámara negra, que consiste en colocar solo algunos elementos en el escenario,
sin fondos ni paredes, solo flanqueados por las cortinas negras que delimitan el
escenario.

La escenografía también envuelve otras cosas, como diseñar la iluminación (qué focos
y luces acompañan a cada momento de la escena) y encontrar las músicas y efectos
de sonido.

4.4.Programa los ensayos

La programación de ensayos dependerá principalmente de la disponibilidad del elenco


de actores. En el caso de grupos de teatro aficionado, donde los actores suelen tener
un trabajo diario, lo mejor suele ser plantear los ensayos en noches o fines de
semana.

En mi experiencia, cuanto más intensivos y consecutivos sean los ensayos, menos


horas se necesitarán para montar la obra.
4.5.Encuentra dónde representarlo

Finalmente, tendrás que representar la obra. Para esto, las posibilidades son
ilimitadas. Busca certámenes, muestras o concursos y presenta tu montaje. En
España, por ejemplo, existen muchos pueblos y localidades donde se celebran
certámenes de teatro aficionado.

Procura elaborar antes materiales promocionales sobre la obra, que necesitarás


cuando quieras convencer a alguien de que te deje representar en su teatro. Los más
importantes:

 Una grabación de la obra completa: Un plano fijo que coja todo el escenario
con un sonido razonable es suficiente. Puede ser un ensayo, pero si es con
público, mejor.

 Un dossier con los datos de la obra: Género, duración, sinopsis, actores,


técnicos...

 Otros materiales promocionales: cualquier elemento adicional que pueda


hacer brillar la obra, como carteles, vídeos promocionales, página web...

También podría gustarte