Está en la página 1de 1

Mendizaval Quico Handrid Fabricio U20224214

Introducción
El Estado peruano ha tomado la responsabilidad político jurídica que le corresponde, de
restablecer el orden y la seguridad interna y su deber de juzgar y sancionar dentro de los
temas legales a los grupos terroristas que, con sus actos criminales, en el campo y en la
ciudad, han violado permanentemente los Derechos Humanos elementales de la
población peruana. La violación de los Derechos Humanos corrompe todo el sistema y
hace perder la confianza de la población en sus autoridades e instituciones, incitando a
una mayor confrontación. En el Perú ha existido una situación de conflicto interno. Por
eso se habla de lucha frente al fenómeno terrorista. Se hace entonces necesario estudiar
detenidamente la realidad peruana para luego poder elaborar normas internacionales
relativas a los Derechos Humanos.
Conclusiones
-En conclusión, la debilitación de Sendero Luminoso como grupo guerrillero, su
confinamiento a una única zona reservada de la selva y su considerable disminución de
apoyos son buenas noticias para el futuro del Perú. Sin embargo, afirmar que la lucha
contra este grupo ha concluido sería estar llenos de optimismo sabiendo que la realidad
no es así.
-La desaparición de Sendero Luminoso como grupo violento tardará algunos años más
en llegar. Además, la derrota de este grupo será solo un paso más para el futuro de Perú
después del cual será labor del Gobierno evitar su reaparición o la aparición de nuevos
grupos de esta índole. Asimismo, se debe prestar especial atención a la amenaza que
puedan suponer en un futuro todos aquellos antiguos integrantes de Sendero Luminoso
que terminarán de cumplir sus penas en los próximos años. Una correcta reintegración
en la sociedad será clave para evitar el resurgimiento de los grupos armados.
-Sendero Luminoso ha causado millones de víctimas propiciadas por la falta de
eficiencia política, corrupción y falta de atención a las necesidades de las zonas más
pobres. Sendero Luminoso surgió, entre otras razones, por esta falta de presencia
gubernamental en muchas áreas subdesarrolladas del Perú. Hasta la fecha, el Gobierno
únicamente ha atendido las demandas de la población de forma parcial y desigual. Por
ello, se necesita conseguir que de verdad el Perú sea una sociedad inclusiva para evitar
que nuevos posibles movimientos radicales emerjan aprovechándose del descontento y
abandono de ciertas poblaciones o secciones de la sociedad peruana.