Está en la página 1de 2

Myriam Cruz Cacique

Ipsa. 126.407

Yo, ISBELIS JAIDID VILLEGAS ZULETA , venezolana, mayor de edad, soltera,


de este domicilio, titular de la Cédula de Identidad Nro.V.-15.586.413; Por medio
del presente documento declaro que: “Confiero PODER ESPECIAL JUDICIAL,
pero amplio y suficiente en cuanto a derecho se requiere, a la ciudadana MYRIAM
YUSMARY CRUZ CACIQUE, Venezolana, mayor de edad, soltera, de este
domicilio, titular de la Cédula de Identidad N° V.- 9.956.552, abogada en el libre de
ejercicio de la profesión, debidamente inscrita en el Instituto de Previsión Social
del Abogado N° 126.407; con domicilio procesal en la Avenida Baralt Urdaneta,
entre Las Esquinas de Socorro a Calero, Residencia Araguaney II, piso 8, oficina
82; Parroquia La Candelaria, Municipio Libertador, Caracas, Distrito Capital,
Venezuela, para que de conformidad con lo establecido en el ordinal 1° del artículo
122, en concordancia con el artículo 406, ambos del Código Orgánico Procesal
Penal, para que mi prenombrada apoderada pueda representarme por ante
cualquier Organismo Municipal, Estadal o Nacional, por ante la Fiscalía del
Ministerio Público, por ante el Órgano Jurisdiccional e inclusive por ante el
Tribunal Supremo de Justicia, y muy especialmente por ante la FISCALÍA
OCTOGÉSIMA SÉPTIMA (87°) DEL MINISTERIO PÚBLICO DEL AREA
METROPOLITANA DE CARACAS, causa signada con el N° MP-588126-2015 y
por ante el TRIBUNAL CUADRAGÉSIMO SEXTO DE PRIMERA INSTANCIA EN
LO PENAL EN FUNCIONES DE CONTROL DEL AREA METROPOLITANA DE
CARACAS, expediente N° 46° C-16.547-16(nomenclaturas internas de esos
despacho), Organismos por donde se llevan la investigación penal iniciado contra
del ciudadano EDUARDO JOSÉ SIRA PRATO, venezolano, mayor de edad,
soltero, de este domicilio y titular de la cédula de identidad N° V-14.445.489, por la
comisión del delito de ESTAFA AGRAVADA, previsto y sancionado en los
artículos 462 del Código Penal, quedando debidamente facultada, para en mi
nombre en mi cualidad de víctima en la presente causa, pueda sostener y
defender mis intereses, pudiendo presentaren mi nombre acusación privada y
asimismo reservarse la ampliación de la misma en virtud de lo establecido en
el artículo 351 del Código Orgánico Procesal Penal Vigente. En atención al
presente mandato, queda debidamente facultada mi apoderada para celebrar
acuerdos reparatorios, recibir dinero, recusar a jueces y/o funcionarios cuando
estén incursos en las causales establecidas en el artículo 86 del Código Orgánico
Procesal Penal, darse por citado y/o notificado en mi nombre, oponer y
contestar lasexcepciones a que hubiera lugar durante la fase intermedia o de
juicio; ser oído por el tribunal antes de dictar cualquier decisión que ponga fin al
proceso o lo suspenda condicionalmente; impugnar el sobreseimiento o la
sentencia absolutoria; promover y evacuar cualquier órgano de prueba y/o medios
probatorios en base al principio de la libertad probatoria, adherirse al principio
general de la Comunidad de la Prueba, ejercer recursos de revocación, apelación
de autos y/o apelación de sentencia, de conformidad con lo previsto en los
artículos 444, 447 y 451; respectivamente, del Código Orgánico Procesal Penal,
acudir a la Corte de Apelaciones para debatir oralmente sobre el o los
fundamentos de los recursos que se pudieran ejercer, solicitar nulidades ante
cualquiera de las instancias; solicitar cualquier tipo de diligencia, allanamientos,
inspecciones judiciales y/o experticias necesarias para la consecución de la
verdad, bien sea ante el titular de la acción penal o ante el órgano jurisdiccional
que a bien corresponda; en fin ejercer la acción civil “Ex Delito”, para la
reparación, restitución e indemnización de daños y perjuicios causados a mi
persona; en consecuencia mi apoderada queda suficientemente facultada para
ejercer las más amplias facultades para la defensa de mis derechos e intereses
en el caso que nos ocupa, durante todas las fases del procedimiento penal
ordinario antes descrito y hasta su culminación definitiva, así como ejercer el
recurso extraordinario de Casación; inclusive amparo Constitucional, y en general,
hacer y participar en todos aquellos actos judiciales y administrativos previstos en
nuestro ordenamiento jurídico positivo y todo cuanto considere necesario para el
mejor ejercicio y desempeño de sus facultades, en resguardo de mis derechos e
intereses, para de esa forma obtener una Justicia Objetiva en el asunto que
deberá plantear a las autoridades relacionadas con la Administración de Justicia
por ante la Jurisdicción Penal Venezolana, ya que las facultades antes señaladas
no son en modo alguna taxativa, sino por el contrario meramente enunciativas. Es
justicia la que solicito y espero. En la Ciudad de Caracas, a la fecha de su
presentación.

También podría gustarte