Está en la página 1de 3

CIUDADANO:

TRIBUNAL DE PROTECCIÓN DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES DE


LA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DEL ESTADO CARABOBO, CON SEDE
EN PUERTO CABELLO.
SU DESPACHO.-

Nosotros, EUDOMAR ENRIQUE ARTEAGA y YURVILETH


ANDREINA POLANCO PEÑA, venezolanos, mayores de edad, hábiles en
derecho, titulares de la Cédulas de Identidad V-13.332.680 y V-16.672.423
respectivamente, asistidos en este acto por la Abogado en Ejercicio CARMEN
LOPEZ, titular de la Cédula de Identidad V-8.594.394, e inscrita en el Inpreabogado
bajo el Nº 74.917, ante usted respetuosamente ocurrimos a los fines de exponer y
solicitar:
En fecha Cinco (05) del mes de Mayo del año Dos Mil Cuatro (2004), celebramos
matrimonio ante el Jefe del Registro Civil del Municipio Juan José Mora, Estado
Carabobo, tal como se evidencia de Copia Certificada del Acta de Matrimonio, que
acompañamos marcada “A”.
Celebrado el matrimonio fijamos como último domicilio en la Urbanización Palma
Sola , Sector Nº 01, calle 102, Manzana H, Parroquia Morón, Municipio Juan José
Mora, Estado Carabobo.
De nuestra unión conyugal procreamos un(01) hijo de nombre EUDOMAR JOSE
ARTEAGA POLANCO, quien nació en el Municipio Juan José Mora, Estado
Carabobo, el día tres (03) de Mayo del año Dos Mil Seis (2006) tal y como se
evidencia de copia certificada de Acta de nacimiento, marcada con la letra “B”
Ahora bien, ciudadana Juez, que debido a una serie de inconvenientes y desavenencias
que surgieron entre nosotros que afectaban nuestra estabilidad emocional y la de
nuestro hijo, fue por lo que tomamos en fecha 01 de marzo de 2010, la decisión de
Separarnos de Cuerpos, y por cuanto desde tal fecha no ha habido reconciliación
alguna entre nosotros, ni teniendo, por otra parte, intenciones de reanudar nuestra vida
en común, es por lo que hemos decidido de mutuo y amistoso acuerdo Separarnos de
Cuerpos razón por la cual acudimos personalmente ante su competente autoridad para
manifestarle dicha decisión, como en efecto lo hacemos a los fines legales
consiguientes.
Todo conforme a lo que establece el artículo 189 del Código Civil Venezolano Vigente
en concordancia con el 762 del Código de Procedimiento Civil Venezolano Vigente, a
tal efecto establecemos las bases sobre las cuales se regirá nuestra separación:

1.- En virtud de nuestra separación se suspende la vida en común de los cónyuges.


2.- Cada cónyuge manifiesta seguir respetando la individualidad y privacidad del otro
cónyuge y podrá fijar su residencia en cualquier lugar que mas se adecue a su interés.
3.- Como consecuencia de la presente separación y a partir del Decreto de la misma,
cada cónyuge por su propia cuenta responderá de las obligaciones contraídas y hará
suyos los frutos de su trabajo o industria; a si como cualquier otro tipo de ingresos que
obtuviere quedando así disuelta la sociedad conyugal conforme a la Ley.
De nuestra unión matrimonial adquirimos un bien inmueble constituido por una casa
ubicada en Urbanización Palma Sola , Sector Nº 01, calle 102, Manzana H, Parroquia
Morón, Municipio Juan José Mora, Estado Carabobo. Tal y como consta de documento
autenticado por ante la Notaria Publica Segunda del Municipio Puerto Cabello,
anotado bajo el Nº 57, Tomo 51.
Con relación a las instituciones familiares y a lo que establece el Artículo 351 de la
Ley Orgánica para la Protección del Niños, Niñas y Adolescentes se regirá por las
normas siguientes:
PRIMERA : EN CUANTO A LA PATRIA POTESTAD, en relación a nuestro
hijo EUDOMAR JOSE, de Cuatro (04) años, acordamos que ambos padres
ejerceremos la Patria Potestad y Responsabilidad de crianza sobre él,
correspondiéndole la Custodia a la madre, con quien continuará viviendo en domicilio
distinto al hogar común, en forma independiente, todo de conformidad con lo
establecido en el Artículo 359 Parágrafo 1º y Artículo 360 L.O.P.N.A

SEGUNDA : EN CUANTO AL RÉGIMEN DE CONVIVENCIA FAMILIAR,


contemplado en el Artículo 385 y 386 de la L.O.P.N.A, el Padre por tener un
domicilio distinto al del menor, ha visitado al niño frecuentemente por lo que tendrá un
Régimen de visita libre y abierto. El Padre y la Madre de común acuerdo decidiremos
lo relativo a los permisos para viajes y Feriados, estipulándose lo mismo para las
vacaciones, asuetos de descanso (Carnaval, Semana Santa, Navidad y Año Nuevo).
TERCERA : EN CUANTO A LA OBLIGACIÓN DE MANUTENCION,
será compartida entre ambos progenitores. El Padre siempre ha tenido
responsabilidad económica con su hijo, por lo que se compromete a contribuir
mensualmente la cantidad de SEISCIENTOS BOLIVARES FUERTES (Bs.F.
600,00), cantidad esta que aumentará en la proporción en que aumenten sus
ingresos, de conformidad con lo establecido en el Artículo 369 de la Ley
Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes para de esta manera
cubrir conjuntamente con la madre con los gastos de sustento, vestido,
habitación, medicinas, gastos de inscripción, mensualidades de estudios, etc.
A los fines legales consiguientes, rogamos a usted se sirva ordenar lo pertinente
para que se aplique el Procedimiento de Jurisdicción Voluntaria de acuerdo al
Artículo 511 en concordancia con el Artículo 177, Parágrafo Segundo Literal
“G” de la L.O.P.N.N.A, Así mismo pedimos respetuosamente prescindir de la
Audiencia contemplada en el Articulo 512 de la L.O.P.N.N.A Solicitamos
respetuosamente de este digno Tribunal, declare por Decreto nuestra Separación
de Cuerpos. Por ultimo solicitamos que la presente solicitud, sea admitida,
sustanciada conforme a derecho y declarada con lugar en la definitiva. Es
Justicia que esperamos merecer en la Ciudad de Puerto Cabello, a la fecha cierta
de su presentación.

LOS SOLICITANTES LA ABOGADO ASISTENTE