Está en la página 1de 3

COMUNICACIÓN B APA702B- 2021-I

ALUMNA: JESSICA QUISPE TENORIO

MI CASA EN SMP
Mi actual casa se encuentra en el distrito
de San Martin de Porres y fue adquirida en
principio como terreno por mis padres en
el año 1998, un año después del
nacimiento de su primera hija, mi hermana
mayor. El lote era parte de una zona recién
dividida con cercanía a las avenidas canta
callao y naranjal, esta tiene
aproximadamente 8 metros en la fachada y
15 metros de lado es decir 120 metros
cuadrados y lo escogieron porque se
encontraba en una esquina al lado de un
parque a construir. En ese tiempo, la zona
tenía pocos vecinos, no tenía pista, los
accesos por avenidas principales también
faltaban asfaltar, y no había desagüe, por lo tanto al principio la
distribución de agua fue mediante camiones aguateros hasta
algunos años después. Una cualidad de la zona era que tenía
cerca varios puntos de comercio, escuelas y que era un lugar
tranquilo, lejos de bullicio de zonas más comerciales y céntricas
Hoy, los negocios se han multiplicado, como mercados,
farmacias bancos de grandes nombres, hay más vías de acceso
con señalización donde pasan varias líneas de buses y espacios
públicos como losas deportivas, parques y juegos alrededor. Con
ayuda de mi abuelo, Quién es albañil, la casa fue construida en
concreto armado y ha conservado su estructura y distribución de
espacios desde su creación hasta ahora, puesto que es
conveniente y lo suficientemente amplio para nuestra familia
nuclear, la cual está conformada por 5 personas entre padres e
hijos, sin embargo, por ya tener 20 años de construido y los
movimientos sísmicos, es necesario reforzarla en el caso de que se quisiera construir más pisos
arriba. Algo que también se mantiene es el pequeño jardín delantero y la vereda que nos rodea.
Siempre hemos considerado que es un hogar acogedor y cómodo, como si fuera holgado, también
agradable de estar por la elección de muebles y materiales en el interior y exterior. Cuenta con 3
pisos siendo el último el menos concurrido pues sirve como azotea y almacén, y de donde se puede
observar todo el vecindario.

En la parte del fondo de la casa, hay un patio que fue concebido como la lavandería que da a la
cocina, a su vez sirve para dar luz a las áreas privadas como el estar del segundo piso o el comedor.
Una ventaja de vivir en una esquina es el hecho que hay buenas vistas para las ventanas al exterior,
por lo tanto, los espacios están bien iluminados y ventilados.

En el primer piso en la entrada, existe un pequeño espacio para bicicletas y para asearse
brevemente, y al costado está el garaje., seguido de la sala. El lugar más especial para nosotros es la
misma, pues en nuestra vida aquí siempre hemos compartido fechas importantes y momentos en
familia en general. Después se encuentra el área de servicio como lavandería y cocina. En toda la
segunda planta se ubica toda la zona privada. Cada una de nosotras, como hermanas, contamos con
nuestra propia habitación, sin embargo, antes de eso, una compartía habitación con mis padres que
tienen el espacio más grande, la cual tenía incluido un baño propio y un balcón hacia la calle
principal. El lugar donde más estamos es en un área al que denominamos estudio puesto que es
adecuado para actividades como leer y concentrarse, tenemos libros y escritorios, al igual que
acceso a internet. Honestamente, como hemos vivido prácticamente toda nuestra vida aquí, nos
hemos acostumbrado a su extensión y forma y por lo tanto se tiene una conexión especial con esta
casa, que, con el mantenimiento adecuado, podrá servir para muchos años más.