Está en la página 1de 5

1

Hola a todas y a todos, en esta clase veremos otro tema de la Tercera Unidad, el
gobierno de Getulio Vargas en Brasil correspondiente al período 1951 – 1954. El
mismo tiene un interés particular por varias cuestiones, por un lado es simultáneo en
el tiempo con los primeros gobiernos peronistas en Argentina, con los cuales tiene
varias semejanzas en sus políticas: industrialización, nacionalizaciones, justicia social,
entre otras, además de haber generado un fuerte e intransigente movimiento
opositor. Por otro lado, es el período que ha dado lugar a debates académicos sobre la
conceptualización que correspondería a su carácter, su estilo de gestión, sus políticas y
su tipo de liderazgo, siendo la de populista la más usada y la más polémica. En esta
clase describiremos su gobierno y la oposición política al mismo, el antigetulismo.

Antes de introducirnos al tema de la clase recordemos, brevemente, que Vargas había


sido obligado a renunciar como líder de la dictadura llamada “Estado Novo” en 1945.
Poco antes de eso, advirtiendo el final, creó dos partidos políticos, el Partido Social
Democrático (PSD) y el Partido de los Trabajadores Brasileños (PTB), postulándose
como senador federal. Aunque su candidatura fue prohibida por los militares que lo
obligaron a renunciar, éstos le concedieron acogerse a un exilio interior en Rio Grande
del Sur y mantener relaciones políticas con dichos partidos. De manera que pudo
ordenarles que apoyaran en las próximas elecciones, las primeras democráticas desde
1937, a uno de los candidatos, el general Dutra, que había sido uno sus apoyos durante
la dictadura. El voto obrero a Dutra, que canalizó el PTB, un partido de base sindical,
fue tan importante y notorio en las regiones más urbanizadas e industrializadas, en
particular la ciudad de San Pablo y sus alrededores, que prolongó la influencia política
de Vargas.

Este se presentó como candidato en las elecciones presidenciales de 1950, al frente de


una coalición heterogénea de funcionarios de la administración pública (PSD) y de
obreros (PTB), con una plataforma que combinaba su tradicional discurso paternalista
con uno nuevo de estilo y propuestas “populistas”: industrialización, nacionalizaciones,
justicia social, entre otras. Vargas se reivindicó como líder democrático al ganar por
primera vez una elección libre y directa, y comenzó a gobernar al frente de un gabinete
tan heterogéneo como la coalición de partidos que lo había apoyado. Se encontraba al
frente de una sociedad distinta a la que había gobernado entre 1930 y 1945, con una
2

estructura de clase más nítidamente diferenciada y con una noción más clara de la
importancia política del desarrollo económico.

En el artículo de Thomas Skidmore, “Una nueva era de Vargas”, que subimos al aula
virtual, puedes responder a las siguientes preguntas:

1. ¿Qué grupos sociales habían crecido y se habían diferenciado como


consecuencia de los procesos de urbanización e industrialización?
2. ¿Cuáles eran sus preocupaciones más urgentes? ¿Qué inquietudes les
causaba la cuestión del desarrollo económico?
3. ¿Qué estrategias para el desarrollo tenían los partidos políticos
brasileños desde 1945?
4. ¿Cuál podría ser la estrategia de Vargas? ¿En qué grupos sociales podía
apoyarse para aplicarla?

A partir de 1951, Vargas siguió una política mixta de corto plazo: aceptaba las reglas
ortodoxas del sistema internacional, por ejemplo como parte de su política de
inversiones creó el Banco Nacional de Desarrollo, destinado a financiar la
infraestructura en energía y transporte. Su ministro de Hacienda, ante una caída en el
volumen de las exportaciones tradicionales y un aumento desmedido de
importaciones, debido a una moneda nacional (cruzeiro) sobrevalorada, aplicó una
política cambiaria flexible, con un sistema de tasas múltiples de cambio que
estimularon las exportaciones tradicionales y reorientando las importaciones al
desarrollo económico de base.

Para compensar el efecto económico, social y político de esas medidas, Vargas dio su
apoyo a una estrategia nacionalista – desarrollista, por ejemplo con el proyecto de
creación de una empresa petrolera de capital mixto pero con mayoría estatal, la
llamada Petrobras, y de otra generadora de electricidad, Electrobrás, y con un control
sobre el excesivo envío de remesas de divisas al exterior por las empresas extranjeras.
Al mismo tiempo recurrió a un discurso antiimperialista más profundo que el de etapas
anteriores, que estrecharía sus vínculos con los intelectuales y los nacionalistas
radicales, y en cierta medida competía con el Partido Comunista Brasileño (PCB).

Siguiendo a Skidmore:
3

1. ¿Qué problemas políticos le originó a Vargas la nueva configuración del sistema


político?
2. ¿Qué importancia tenían los apoyos a su gobierno dentro del ejército?
3. ¿En qué grupos sociales tenía más recepción la estrategia nacionalista de
Vargas?
4. ¿Qué problemas generaba esa estrategia, a largo plazo, para la estabilidad
política del país?

A fines de 1951 y comienzos de 1952 la inflación había aumentado y generaba


tensiones sociales preocupantes para el gobierno, porque afectaba a los asalariados,
tanto de los sectores medios como obreros, donde estaban los principales apoyos de
Vargas. Asimismo, la aplicación de cualquier programa antiinflacionario era
problemático porque su efecto inmediato podía impactar negativamente en el salario.
Como respuesta a un creciente desprestigio reorganizó su gabinete, siendo los cambios
del ministro de Hacienda y el de Trabajo los más importantes. La incorporación de João
Goulart en Trabajo se proponía estrechar el vínculo con la clase obrera, el movimiento
sindical y el PTB, este cambio era parte de una nueva estrategia consistente en
movilizar a los trabajadores, que parecían más seducidos por la izquierda que por
Vargas, sin enajenar a los industriales.

Sin embargo, la figura de Goulart generó alarma entre los industriales, los sectores
medios y los militares conservadores, que lo consideraban un “agitador demagógico”,
partidario de un régimen sindicalista semejante al peronismo y un peligro para el
orden social. Las comparaciones con el proceso político y social argentino eran usadas
con frecuencia en los pronósticos más negativos sobre el futuro de Brasil. Esto nos
hace pensar sobre los vínculos entre los movimientos opositores antigetulistas y
antiperonistas. Lee el artículo de Ernesto Bohoslavsky, “Antivarguismo y antiperonismo
(1943 y 1955) Similitudes, diferencias vínculos” y responde estas preguntas:

1. ¿Qué espacios de circulación de noticias y representaciones sobre la situación y


los procesos políticos de uno u otro país existían en Brasil y Argentina en época
de Vargas y Perón?
4

2. ¿Se influyeron recíprocamente peronismo y getulismo, como presuponían los


opositores? ¿Existieron relaciones directas o indirectas entre Vargas y Perón ya
en el gobierno?
3. ¿Quiénes integraban la oposición al getulismo a comienzos de 1954?
4. ¿Se pueden encontrar vínculos entre antigetulistas y antiperonistas? ¿Había un
horizonte simbólico común que definiera como enemigos al varguismo y al
peronismo?
5. ¿La experiencia de uno u otro país actuó como modelo de acción para uno u
otro movimiento opositor?
6. ¿Qué métodos usan los historiadores para reconstruir esa circulación de
representaciones, de modelos y de noticias entre un país y otro?

En octubre de 1953 se lanzó el plan de estabilización (antiinflacionario) llamado Plan


Aranha, usando el nombre del ministro, que preveía la restricción del crédito y la
renovación del sistema de control de cambio, que implicaba una devaluación del
cruzeiro, para estimular las exportaciones y desalentar las importaciones. Según
Skidmore,

1. ¿Cuál era la relación económica entre Brasil y Estados Unidos al momento de


lanzarse el Plan Aranha? Y ¿qué efecto tuvo esta sobre el éxito de dicho plan?
2. ¿Qué sector social entre los perjudicados por el plan fue subestimado por el
gobierno?
3. ¿Qué políticos, partidos o instituciones del Estado representaban a dicho
sector?

A comienzos de 1954 el gobierno, presionado por la movilización obrera y sindical,


aceptó discutir un aumento de los salarios. Los empresarios pusieron como condición
que el aumento no superara el del costo de vida, porque si no deberían trasladarlo a
los precios y eso afectaría, en especial, a los sectores medios. La negociación se llevaría
a cabo en un clima tenso, bajo la presión de un creciente número de huelgas y la crítica
de la oposición, que atribuía al ministro de Trabajo haber alentado la movilización
sindical.
5

1. ¿Cuál era el perfil político – ideológico de los oficiales que formaban la Cruzada
Democrática?
2. ¿Qué cuestiones preocupaban a los oficiales jóvenes del ejército en esa época y
cómo se manifestaron las mismas?
3. ¿Cómo respondió Vargas a las críticas de la oposición en febrero de 1954?

En abril de 1954 el presidente parecía más débil políticamente que al momento de


asumir el cargo, aunque había superado un intento de la Unión Democrática Nacional
(UDN) de impeachment (juicio político) antes había cedido a las presiones pidiendo la
renuncia al ministro de Trabajo. Para recuperar poder de maniobra intentó ganarse a
la clase trabajadora, concediendo un elevado aumento de los salarios nominales
(100%), que significaría un 54% de incremento de los salarios reales, en contra del
consejo de sus asesores económicos por el impacto negativo que provocaría en la
inflación. El 1° de mayo dirigió un audaz llamado a los trabajadores, pidiendo su apoyo.
Sin embargo, el ajuste salarial y su previsible impacto sobre los precios alarmaron a los
sectores medios, ya muy preocupados por el pronunciamiento de los oficiales jóvenes
y el intento de juicio político por parte de la UDN. La posición de Vargas era
extremadamente vulnerable.

1. ¿Qué solución a ese problema implementaron algunos de los seguidores del


presidente?
2. ¿Cuál fue la consecuencia política de esa iniciativa?
3. ¿En qué consistía el último mensaje de Vargas y cuál fue su impacto en la
coyuntura política?
4. Busca el mensaje y analiza su contenido: ¿en quiénes identifica a sus
enemigos?, ¿cómo accionaron contra él?, ¿cuál es el sentido que atribuye a su
último acto político?