Está en la página 1de 8

COLOR

El color, como tal, no existe, solo es una percepción, la interpretación que el cerebro
hace de las señales nerviosas que le envían los ojos. El cerebro "sabe" colorear y, por
eso, vemos el mundo de colores.

¿Qué es el color? Según Sir Isaac Newton, es una sensación que se produce en respuesta


a una estimulación nerviosa del ojo. Este estímulo es causado por los rayos de luz y por
las longitudes de onda que lo componen.

Cualquier superficie iluminada absorbe unas ondas de la luz y refleja otras. El ojo (en
realidad, "los bastones y conos de la retina") capta esas ondas reflejadas y las envía al
cerebro, que interpreta cada longitud de onda como un color distinto. Pero el ojo sólo es
capaz de percibir colores a partir de cierta cantidad de luz. Por debajo de esa intensidad
solo distingue monocromo, o nada.

La interpretación del color es parte de nuestro sentido de la vista y, como tal, único y
particular. Al no existir ojos ni cerebros iguales, cada ser humano ve los colores de un
modo diferente, aunque muy similar si no sufre ninguna anomalía de la visión.

COMO SON PERCIBIDOS LOS COLORES DE LOS OBJETOS

Somos capaces de ver colores gracias a dos de las propiedades de la luz. La absorción y
la reflexión.

Un cuerpo opaco, es decir no transparente, absorbe gran parte de la luz que lo ilumina y
refleja una parte más o menos pequeña. Cuando este cuerpo absorbe todos los colores
contenidos en la luz blanca, el objeto parece negro.
Cuando refleja todos los colores del espectro, el objeto parece blanco. Los colores
absorbidos desaparecen en el interior del objeto, los reflejados llegan al ojo humano.
Los colores que visualizamos son, por tanto, aquellos que los propios objetos no
absorben, sino que los propagan.

Absorción y reflexión

Todos los cuerpos están constituidos por sustancias que absorben y reflejan las ondas
electromagnéticas, es decir, absorben y reflejan colores.

Cuando un cuerpo se ve blanco es porque recibe todos los colores básicos del espectro
(rojo, verde y azul) los devuelve reflejados, generándose así la mezcla de los tres
colores, el blanco.

Si el objeto se ve negro es porque absorbe todas las radiaciones electromagnéticas


(todos los colores) y no refleja ninguno.

El rojo de un cuerpo

El tomate nos parece de color rojo, porque el ojo sólo recibe la luz roja reflejada por la
hortaliza, absorbe el verde y el azul y refleja solamente el rojo. Un plátano amarillo
absorbe el color azul y refleja los colores rojo y verde, los cuales sumados permiten
visualizar el color amarillo. [CITATION Las \l 12298 ]
EL SENTIDO DE LA VISTA

El sentido de la vista es el más desarrollado de los cinco sentidos que tenemos y, por
ello, el más importante de todos. Esto se debe, en parte, a que vivimos en un mundo en
el que históricamente se le ha dado prioridad a lo visual y a las imágenes.

De hecho, diversos estudios señalan que casi el 50% de nuestra actividad cerebral se
dedica a procesar las imágenes que captamos de la realidad y que, además, el grueso de
las experiencias sensoriales que tenemos es visuales. En segundo y tercer lugar de la
escala de sentidos se sitúan, aunque bastante relegados, el oído y el olfato.

Todo lo anterior ratifica la necesidad de mantener una salud visual óptima y de realizar
lo que esté a nuestro alcance para cuidar nuestros ojos, teniendo en cuenta, sobre todo,
que la prevención y la detección temprana son las mejores formas de evitar que las
enfermedades visuales generen daños irreversibles.

¿Por qué es tan importante el sentido de la vista?

El sentido de la vista es el más importante sencillamente porque gracias a él realizamos


gran parte de las actividades de nuestro día a día. Es una cuestión cultural, pues casi
todo nuestro entorno está relacionado con la capacidad de mirar cosas y analizarlas,
sobre todo desde que llegaron las nuevas tecnologías (cine, vídeos, soportes
electrónicos, etc.).

Ni siquiera el uso del lenguaje se salva del predominio de la vista. Basta con remitirnos
a algunas frases o expresiones que utilizamos a diario y en las que queda de manifiesto
cómo este sentido configura prácticamente todo lo que realizamos. Es común, por
ejemplo, escuchar expresiones del tipo «mira», «vamos a ver», «déjame ver», «echemos
un vistazo» o «veamos», pese a que no se refieren necesariamente a cuestiones
relacionadas con la vista. 

De hecho, según una investigación del Instituto Max Planck, este uso del lenguaje es
casi común en todos los idiomas. Solo se conoce un ejemplo de un verbo que sirva para
referirse a una experiencia sensitiva mucho más plena: el «a’y» propio de la cultura de
los tzeltales, en el sur de México.

Por el contrario, son pocas las expresiones de uso común que se refieren al predominio
de otros sentidos. Existen, claro que sí, pero no están tan extendidas en el lenguaje como
las que se relacionan con el sentido de la vista. De hecho, están relegados a los ojos,
como si fueran un apoyo o complemento para estos. 

Los cuidados básicos

Los ojos, que son el centro neurálgico del sentido de la vista, son órganos muy
pequeños pero a la vez muy delicados. Por ello, los cuidados que podemos darles no
solo se relacionan con el día a día, sino que también podemos poner en práctica una
serie de hábitos:

 Llevar una alimentación rica en vitaminas A y C, que son indispensables para el


buen funcionamiento del aparato ocular. Espárragos, lácteos, nectarinas, frutas y
zanahorias son algunos de los alimentos que no pueden faltar en una dieta
orientada al cuidado de los ojos.

 Revisar la iluminación de los lugares donde nos encontremos a diario, bien sea
nuestra habitación, el estudio, la oficina u otros.

 Cuidar la exposición al sol y usar unas gafas de sol adecuadas.

 Dormir el número de horas suficientes para descansar bien. 

 Aprender técnicas para relajar la vista, sobre todo después de jornadas de trabajo


o estudio especialmente largas. La idea de cualquier técnica es aliviar la fatiga
visual y rebajar la tensión que se acumula en los músculos del aparato ocular. En
este sentido, las técnicas de cambio de enfoque son algunas de las que más
recomiendan los especialistas.
 Acudir a revisiones periódicas, sobre todo a partir de edades en las que los ojos
pueden empezar a presentar algunos problemas, como vista
cansada o cataratas. [ CITATION Mac21 \l 12298 ]

LA TEXTURA Y SU RELACIÓN CON LOS SENTIDOS


La textura es un elemento que se refiere a la superficie de una figura.
Toda figura tiene una superficie y debe tener ciertas características que puede ser
descrita por rigurosas, suave, lisa y decorativa, opaca o brillante, blanda o dura, según
se muestre en un plano visual y esto estará representado por diferentes materiales que al
agruparlos u ordenado tomara la forma visual de relieve o plano y será parte de una
decoración. Se clasifica en dos categorías: Textura visual y textura táctil.

Textura Visual

Es aquel estrictamente bidimensional, es aquella textura que puede ser vista por el ojo
aun que puede evocar sensaciones táctiles. Se distinguen por tres clases.

1. Textura Visual Espontanea: Es aquella donde no decora la superficie, si no es


parte del proceso de creación visual, la figura y la textura no pueden ser separados
por que las ramas de mano accidentales contienen frecuentemente una textura
espontanea como el soplado el esparcido, la integración de colores en forma natural.
2. Textura Visual Decorativa: Es la que decora una superficie y queda subordinada a
la figura en otras palabras la textura misma es un agregado que puede ser quitado sin
afectar mucho a las figuras y su interrelación en el diseño puede ser dibujadas a
mano u obtenidas por recursos especiales que nos brinda la computadora. Es decir la
creación de fondos adaptables a cualquier diseño, fondos de cielo, tramas rítmicas
etc.
3. Textura Visual Mecánica: Se refiere a la textura obtenidas por medios mecánicos y
son artificiales, sin necesidad de modificar su naturaleza se puede emplear de
manera decorativa y genera cierto reñive , ejemplos tramas, tipografías, papeles con
texturas, catones, micas, cuero, papeles liso, corrospun, telas, plasticos etc.
Textura Táctil 
Es el tipo de textura que no solo es visible si no que puede sentirse con la mano, la
textura táctil, se eleva sobre la superficie de un diseño bidimensional y se acerca a un
diseño tridimensional. Existen 3 tipos de textura táctil:
1. Textura Táctil Natural Asequible: Se mantiene la textura natural de los materiales
tales como papel en forma natural, madera, algodón, cebada, canela entera, clavo de
olor ramos de tallos, pétalos, lentejas entre otros.
2. Textura Táctil Modificada: Los materiales son modificados para que ya no sean
los acostumbrados, por ejemplo: el papel arrugado, rasgado, perforado, un trozo de
madera tallada, aserrín, sorbetes monedas, botones, hilos, lanas, vidrio,
mondadientes, podemos encontrar más, pero a pesar de su transformación sigue
siendo reconocibles.
3. Textura Táctil Organizada: La sensación de esta textura es dominante y los
materiales a usar pueden ser identificables, por ejemplo: semillas, grano de arena,
cabello, alfileres, hilos retorcidos, botones del mismo color y tamaño, clic, etc. todas
ellas deben representar el mismo tamaño y la misma forma en una disciplina
ordenada. [ CITATION Var14 \l 12298 ]

CARACTERISTICAS MECANICAS Y GEOMETRICAS DE LOS ALIMENTOS

Estas propiedades se clasifican en tres grupos principales: propiedades mecánicas


(comportamiento alimento) como por ejemplo bando o duro, geométricas (aspecto
alimento) como por ejemplo harinoso o granuloso, y de superficie (características
cavidad bucal) como por ejemplo seco o jugoso.

A continuación, una síntesis de las principales propiedades en la evaluación de la


textura de un alimento con ejemplos de alimentos que contengan estas propiedades.

1. Dureza: Propiedad relativa a la fuerza requerida para deformar el alimento o para


hacer penetrar un objeto en él. Por ejemplo, duro como una aceituna o un caramelo y
blando como un queso cremoso.

2. Cohesividad: Propiedad relativa al grado de deformación de un producto antes de


romperse. Algunos ejemplos: Desmenuzable como un pan; quebradizo como un
polvorón; Crujiente como una papa frita o el cereal, etc.
3. Viscosidad: Propiedad de la textura relativa a la resistencia, al flujo. Responde a la
fuerza requerida para deformar el alimento y hacer penetrar un objeto (cuchara,
cuchillo) en él. Denso o espeso como el chocolate bebible, viscoso como la leche
condensada o miel y fluido como el agua.

4. Elasticidad: Propiedad de la textura relativa a la rapidez de recuperación de la


deformación después de la aplicación de una fuerza y al grado de dicha recuperación.
Plástico como la mantequilla y elástico como los calamares o las almejas.

5. Adherencia: Propiedad de textura relativa al esfuerzo requerido para separar la


superficie del alimento de otra superficie (lengua, dientes). Pegajoso como el arroz
sobrecocido o la tapioca, adherente como el caramelo de café y glutinosa (a la vez densa
y pegajosa).

6. Granulosidad: Propiedad relacionada con la percepción del tamaño y de la forma de


las partículas en el producto. Lisa o suave como el yogurt; harinoso como el azúcar
glass; arenoso como algunas variedades de pera; grumoso como el requesón, perlado
como el Caviar; fina como el caramelo líquido, entre otros.

7. Estructura: Propiedad relacionada con la percepción de la forma y de la orientación


de las partículas en el producto. Escamosa o en hojuelas como los cereales; laminado
como el bacalao fresco hervido; fibroso como el tallo de apio o los espárragos; celular
como las mandarinas o como la clara de huevo a punto de nieve; esponjoso como el
merengue; cristalino como el azúcar granulado.

8. Humedad: propiedad que describe la percepción del agua absorbida o liberada por el


alimento. Seca como una galleta salada; húmeda como una manzana; acuosa como una
sandía; jugosa como una naranja.

9. Carácter graso: propiedad relacionada con la percepción de la cantidad y de la


calidad de las materias grasa del producto. Aceitoso u oleoso como el atún en aceite;
grasiento como el tocino frito. [ CITATION Rom19 \l 12298 ]
BIBLIOGRAFÍA
[1] S. Lasso, «De colores: estudio del color,» 22 Febrero 2017. [En línea]. Available:
https://anasaci.com/blog/disenadores/diseno_grafico/que-es-el-color-como-
funciona.html.
[2] F. Macias, «El sentido de la vista: importancia y cuidados,» 14 Enero 2021. [En
línea]. Available: https://www.clinicabaviera.com/blog/el-sentido-de-la-vista/.
[3] V. Vargas Velázquez, «TEXTURAS. Un lenguaje para los sentidos,» 30 Marzo
2014. [En línea]. Available:
https://www.elterritorio.com.ar/noticias/2014/03/30/383282-texturas-un-lenguaje-
para-los-sentidos.
[4] P. Romero, «Las 9 propiedades principales en la evaluación de la textura de un
alimento,» 11 Julio 2019. [En línea]. Available: https://www.alfa-
editores.com.mx/las-9-propiedades-principales-en-la-evaluacion-de-la-textura-de-
un-alimento/.

También podría gustarte