Está en la página 1de 11

INVERSIONES

El objetivo es analizar cómo la información que proveen los estudios de mercado, de localización, técnico,
ambiental y organizacional -para definir la cuantía de las inversiones de un proyecto- debe sistematizarse,
con el fin de ser incorporada como un antecedente más en la proyección del flujo de caja que posibilite
su posterior evaluación.

Inversiones antes de la puesta en marcha


Nos permite conocer la estructura de activos que se requiere en el proyecto que se analiza. La Inversión
se integra con dos componentes:
a) Activo Fijo.
b) Capital de trabajo.

Si bien la mayor parte de las inversiones debe realizarse antes de la puesta en marcha del proyecto,
pueden existir inversiones que sea necesario realizar durante la operación, ya sea por reemplazo de
activos con desgaste, o porque se requiere incrementar la capacidad productiva ante aumentos
proyectados en la demanda. Así mismo, el capital de trabajo inicial puede verse aumentado o disminuido
durante la operación,si se proyectan cambios en los niveles de actividad.
La inversión en activo fijo depende de manera directa del tamaño del proyecto, el proceso productivo
elegido, el nivel de integración que se decida, el diseño de productos y las otras decisiones que se tomen
en la formulación. Por ejemplo, cuanto mayor sea el tamaño de la empresa, mayor será la inversión;
también los procesos de producción automatizados, dado que son intensivos en el uso de capital
demandan más inversiones que los procesos manuales, con alta participación de MO. La determinación
del monto de inversión surge rápidamente cuando se ha tomado este tipo de decisiones.

La inversión en ACTIVOS FIJO se integra con dos tipos de activos:

a.1. Activos tangibles: son bienes tangibles que se utilizarán en el proceso de transformación de los
insumos que se destinan en forma directa o indirecta a la operación normal del proyecto.
Constituyen activos fijos, entre otros:
 Terrenos.
 Obras físicas (edificios industriales, sala de venta, oficinas administrativas, vías de acceso,
estacionamientos, depósitos, etc.).
 Equipamiento de la planta, oficinas y salas de venta (maquinarias, muebles, herramientas,

1
vehículos y decoración en gral).
 Infraestructura de servicio de apoyo (agua potable, desagües, red
eléctrica,comunicaciones, energía, etc.).

Terrenos y obras civiles


 Edificios industriales y complementarios (administración, depósitos, comedores, servicios médicos,
etc.).
 Calles, veredas, alambrado, parquización y alumbrado.
 Suministro de agua para uso industrial y humano.
 Ejecución de desagües cloacales y de los efluentes industriales.
 Conexión con las redes de gas y de energía eléctrica.
 Construcción de playas de descarga y estacionamiento.
 Construcción de tinglados.
 Costo del obrador e instalaciones para la obra.
 Terrenos.El costo de los terrenos además del precio de compra comprende los desembolsos
relacionados con:
1. Su adquisición (comisiones a intermediarios, escrituración, impuestos pendientes u obligaciones
que puedan existir al tiempo de la compra, etc.).
2. Sus mejoras (rellenos, desagües, etc.).
3. La demolición de construcciones existentes netas del precio obtenido por la venta del
material de demolición.

En proyectos de minería, dentro de las instalaciones complementarias del proyecto hay que tener en
cuenta la ejecución de barrios para el personal que trabaja en el proyecto, como así también no descartar
la necesidad, y el correspondiente gasto, para la construcción de caminos de acceso a la obra.

Elementos termo-electro-mecánicos
 Equipos y maquinarias destinados en forma directa a la producción.
 Equipos y maquinarias destinados a los servicios de mantenimiento.
 Equipos y maquinarias destinados al aprovisionamiento.
 Equipos y maquinarias destinados a la expedición y distribución.
 Equipos y maquinarias destinados a capacitación del personal.
 Equipos destinados a la prestación de los servicios necesarios para el funcionamiento de la planta
(calderas, turbinas, compresores, tratamientos de agua, reductores de gas, compresores para
refrigeración, etc.).
 Equipamiento de oficinas (muebles y útiles), cocinas, etc...
 Sistemas de aire acondicionado y calefacción.

a.2. Activos Intangibles: Adquisición servicios o derechos que permitan iniciar las operaciones del
proyecto. Los principales ítems que configuran esta inversión son:
 Patentes y marcas registradas, de propiedad  Costo de los contratos de servicios (luz,
de la firma. teléfono, agua, gas, etc.).
 Estructura de ventas, fabricación y  Capacitación inicial para RRHH
organización en general.  Investigaciones realizadas.
 Diseños comerciales e industriales.  Derechos adquiridos
 Asistencia técnica.  Puesta en marcha, etc.
 Sistemas de información.
Estudios, anteproyectos, proyectos e investigaciones
Agrupa los sgtes rubros: Estudios de mercado, de localización, de formulación del proyecto en general.
El costo del estudio del proyecto, no debe considerarse dentro de las inversiones, por cuanto es un costo
inevitable que se debe pagar independientemente del resultado de la evaluación, y, por lo tanto, es
irrelevante. Por regla gral, sólo se deben incluir como inversiones aquellos costos en que se incurrirá si
se decide llevar a cabo el proyecto. Sin embargo, su efecto tributario podría ser relevante; por ejemplo,
cuando después del estudio se determine que puede crearse una empresa nueva (el costo del estudio es
contabilizado) o que no es conveniente crearla. El costo del estudio en ambos casos se desembolsó, pero
sólo en el primero se puede contabilizar y aprovechar su efecto tributario positivo. Cuando el proyecto se
evalúa en una empresa en marcha, tanto el desembolso como su efecto tributario son irrelevantes, por
cuanto hágase o no la inversión, el gasto será contabilizado.

Dirección de obra
Estos costos son los emergentes del pago de los honorarios al profesional o grupo de profesionales
generalmente constituidos en sociedades comerciales, y que tienen a su cargo la dirección técnica de la
obra. Este es un concepto importante en la inversión, y suele hacerse desglosando el total del trabajo en
sus etapas constitutivas. Por ejemplo:
2
 Planos y proyecto definitivo de las obras civiles.
 Planos y procesos definitivos para las instalaciones termo – electro – mecánicas.
 Estudio, evaluación, análisis y recomendaciones sobre las propuestas recibidas en los llamados a
licitación.
 Relevamiento y evaluación mensual del trabajo realizado por el contratista. Aprobación de las
certificaciones.
 Estudio y reconocimiento de los mayores costos.
 Aprobación de los materiales empleados en la obra.
 Control de maquinarias, equipos, medios de transporte, etc, afectados a la obrapor el contratista.
 Ejecución y control de la marcha de los trabajos por medio de técnicas Gantt o C.P.M; etc.

El monto de la dirección de obra puede ser convenido a base de una suma fija, o bien como un porcentaje
del monto total de la obra.

Estudio organización
Los gastos de organización incluyen todos los desembolsos (honorarios profesionales) originados por la
dirección y coordinación de las obras de instalación y por el diseño de los sistemas, gastos legales que
implique la constitución jurídica de la empresa que se creará para operar el proyecto. Por ejemplo:
 Tipo de estructura orgánica a adoptar (jurídico, societario e impositivo).
 Descripción de funciones y evaluación de puestos de trabajo.
 Definición del tipo de sistema informático y de registro contable a utilizar.
 Diseño de sistemas de aprovisionamiento y de comercialización.
 Diseño del sistema de Interrelaciones orgánicas entre las áreas operativas de la empresa,etc.

Puesta en marcha
Los gastos de puesta en marcha son todos aquellos que deben realizarse al iniciar el funcionamiento de
las instalaciones, tanto en la etapa de pruebas preliminares como en las del inicio de la operación y hasta
que alcancen un funcionamiento adecuado. Aunque constituyan un gasto de operación, muchos ítems
requerirán un desembolso previo al momento de puesta en marcha del proyecto. Por la necesidad de que
los ingresos y egresos queden registrados en el momento real en que ocurren, éstos se incluirán en el
ítem de inversiones que se denominará "gastos de puesta en marcha”. Por ej, aquí se incluirán los pagos
de remuneraciones, arriendos, publicidad, seguros y cualquier otro gasto que se realice antes del inicio de
la operación. Allí se agrupan:
 H-H consumidas, tanto de personal normal de planta, como también de especialistas y montadores.
 Materia prima desperdiciada en las pruebas y ajustes.
 Horas de supervisión, administración, etc.
 Gastos de combustibles y lubricantes; etc.

El objetivo de esta etapa es no solo dejar en condiciones de funcionamiento a toda la planta en forma
armónica y coordinada, sino también verificar que se cumplan los valores especificados en los
presupuestos adoptados al momento de seleccionar la tecnología a utilizar, en todo cuanto hace a
productividad y rendimientos.

Capacitación
Incluye a la instrucción, adiestramiento y preparación del personal para el desarrollo de las habilidades y
conocimientos que deben adquirir con anticipación a la puesta en marcha delproyecto.

Patentes o regalías
Pago por el derecho o uso de una marca, fórmula o proceso productivo y a los permisos municipales,
autorizaciones notariales y licencias grales que certifiquen el funcionamiento del proyecto. Si el proyecto
está destinado a la fabricación de un producto bajo licencia, se debe pagar una patente o regalías. Según
el tipo de acuerdo con el licenciatario, será la imputación de este rubro.
En efecto, es evidente que si lo que se paga es un derecho, y éste debe ser satisfecho antes de comenzar
la producción, el gasto tiene las características de una inversión fija.
Si es una regalía, el gasto es una función porcentual del n° de unidades producidas. En este caso, el rubro
formará parte del capital de trabajo.
Al igual que los activos fijos, los intangibles pierden valor con el tiempo. La pérdida de valor contable de
los activos fijos se denomina depreciación, la pérdida de valor contable de los intangibles, amortización.
Para efectos contables, los activos fijos están sujetos a depreciación, la cual afectará el resultado de la
evaluación por su efecto sobre el cálculo de los impuestos.
Los terrenos no sólo se deprecian, sino que muchas veces tienden a aumentar su valor por la plusvalía
generada por el desarrollo urbano tanto en su alrededor como en sí mismos. También puede darse el caso
de una pérdida en el valor de mercado de un terreno, como el que se daría si se agota la provisión de
agua de riego o cuando el uso irracional de tierras de cultivo daña su rendimiento potencial. Lo común es

3
considerar como constante el valor del terreno, a menos que existan evidencias claras de que su valor
puede cambiar en términos relativos con los otros elementos de beneficios y costos incluidos en el
proyecto.
En el caso de los terrenos donde se efectúan explotaciones mineras, éstas tienen una vida útil en
función de la ubicación del mineral a extraer y del ritmo de explotación. Tal es el caso de las canteras,
minas de carbón, de minerales de hierro, de cobre, etc. Igual sucede con las producciones de ladrillos
para lo cual se utiliza el material extraído del terreno.
En el caso de explotaciones agrícolas, tampoco el terreno tiene una vida útil ni se deprecia, siempre y
cuando la explotación sea racional, en el sentido de devolver al suelo, en forma de fertilizantes, los
elementos que los cultivos extraen de él.
Hay otros bienes, en cambio, que después de haber llegado al término de su vida útil, tienen un cierto
valor de reventa o valor residual, (es el caso de muchas máquinas, equipos e instalaciones fabriles,
incluidos edificios). Por ej, los edificios normalmente tienen una vida útil estimada entre 30 y 50 años,
para las maquinarias se estima una vida útil de 10 años. Sobre esta idea, tradicionalmente se ha
considerado que los ítems que componen el activo fijo, y que tienen una determinada vida útil, sufren una
depreciación de su valor, hasta que éste se hace cero, o adquiere un cierto valor residual. Por depreciar
se entiende, entonces, disminuir o rebajar el valor de una cosa, según un cierto criterio. Existen distintos
métodos de depreciación que se exteriorizan monetariamente a través de las denominadas
amortizaciones.

Imprevistos
La mayoría de los proyectos consideran un ítem especial de imprevistos para afrontar aquellas inversiones
no consideradas en los estudios y para contrarrestar posibles contingencias. Su magnitud suele calcularse
como un % del total de inversiones. Los usos y costumbre recomiendan tomar como imprevistos una
proporción entre el 5 y el 10% del total de la inversión fija. Muchas veces, inclusive, determinados
aspectos del proyecto deben ser modificados durante la marcha, debido a que cambian las condiciones
macroeconómicas y/o de regulación vigentes al momento de tomar la decisión de encarar el proyecto de
inversión. Es evidente, además, que cuanto mayor sea el grado de detalle alcanzado por los estudios de
formulación técnico-económicos, mayor será la certidumbre de poder fijar un % más ajustado a la
realidad. No hay que olvidar, que si bien existe un cronograma para el desarrollo de la obra, hay
imprevistos totalmente imponderables que hacen que ésta se retrase y por ende aumenten los costos de
inversión. Esto hace que el lapso señalado para que el proyecto incluya su parte constructiva y de
implementación, y comience a producir beneficios o al menos ingresos, se alargue, ocasionando un
aumento de los intereses del capital propio o financiado, durante la etapa de construcción.

b- Capital de trabajo constituye el conjunto de RR necesarios, en la forma de activos corrientes, para la


operación normal del proyecto durante un ciclo productivo, para una capacidad y tamaño determinados.
Es el Capital adicional con el que se debe contar para que comience a funcionar el Proyecto, esto es
financiar la producción antes de percibir ingresos. Desde el momento que se compran insumos o se pagan
sueldos, se incurren en gastos a ser cubiertos por el Capital de Trabajo en tanto no se obtenga ingresos
por la venta del producto final. El Capital de Trabajo debe financiar todos aquellos requerimientos que
tiene el Proyecto para producir un B o S final. Entre estos requerimientos se tiene: MP, Materiales
directos e indirectos, MOD, MOI, Gastos de Administración y comercialización que requieran salidas de
dinero en efectivo.
La Inversión en Capital de Trabajo se diferencia de la Inversión fija, porque estas últimas pueden
recuperarse a través de la depreciación y amortización; y, el Capital de Trabajo no puede recuperarse por
este medio por su naturaleza de circulante; pero puede resarcirse en su totalidad al finalizar del Proyecto.
Ejemplos:
a-En el estudio de factibilidad de una inversión en un proyecto de creación de un hotel, además de la
inversión en edificios, equipos y mobiliario, será necesario invertir en capital de trabajo un monto
tal que asegure el financiamiento de todos los RR de operación que se consumen enun ciclo productivo.
En este caso, será posible determinar como ciclo productivo el tiempo promedio de permanencia en el
hotel; como capacidad la ocupación promedio de la capacidad instalada, y como capital de trabajo los RR
necesarios para financiar la operación durante los días de permanencia de los huéspedes y hasta que se
reciba el pago del alojamiento y los consumos.
b-En una planta elaboradora de queso, el capital de trabajo debe garantizar la disponibilidad de RR
suficientes para adquirir la materia prima y cubrir los costos de operación durante los 60 días normales
que dura el proceso de producción, más los 30 días promedio de comercialización y más los 30 días que
demora la recuperación de los fondos para ser utilizados nuevamente en el proceso.
Así, en el caso de la industria manufacturera no basta contar con todos los equipos e instalaciones para
iniciar la producción; es preciso mantener un stock de MP, repuestos y materiales, bienes en proceso de
elaboración, PT en existencia, bienes de tránsito para la distribución, cuentas por cobrar y
disponibilidades de dinero mínimas para funcionar.

4
c-En el caso de la producción agrícola es necesario disponer de RR entre una cosecha y otra, tanto para la
subsistencia del productor agropecuario como para el pago de semillas, abonos y además gastos que los
cultivos significan. Esos recursos constituyen el capital de trabajo del productor agropecuario. Se trata de
activos sustancialmente distintos de los que integran el capital fijo, y por eso se designan como bienes de
cuenta corriente de la empresa, a diferencia de los bienes de capital, que integran los activos
inmovilizados.

La teoría financiera se refiere normalmente al capital de trabajo que se denomina activos de corto plazo.
Esto es efectivo desde el punto de vista de su administración, mas no así de la inversión. Por ejemplo, si
una empresa programa un nivel de operaciones de $100, sin fines de lucro (compra y vende $100 en
productos), pero tiene una política de venta que establece un 50% al contado y un 50% a crédito a 30
días, al iniciar la operación deberá desembolsar $100, de los cuales recuperará $50 inmediatamente y
tendrá el saldo en cuentas por cobrar. El dinero recibido al contado se utilizará en la compra de la nueva
mercadería, pero para mantener el nivel deseado de $100 deberá incurrir en un nuevo desembolso de
$50. Si permanentemente las cuentas por cobrar ascienden a $50 y siempre el nivel de operación
requiere existencias o caja de $100, los $150 totales tienen el carácter de una inversión permanente que
sólo se recuperará cuando el proyecto deje de operar.
En consecuencia, para efectos de la evaluación de proyectos, el capital de trabajo inicial constituirá una
parte de las inversiones de largo plazo, ya que forma parte del monto permanente de los activos
corrientes necesarios para asegurar la operación del proyecto.
Si el proyecto considera aumentos en el nivel de operación, pueden requerirse adiciones al capital de
trabajo. En proyectos sensibles a cambios estacionales pueden producirse aumentos y disminuciones en
distintos periodos, considerándose estos últimos como recuperación de la inversión.

Los límites precisos del concepto varían según los propósitos del análisis en que se va a emplear. En
rigor el activo de trabajo comprende todo la inversión que la empresa “arriesga” en el negocio y/o
proyecto, independientemente de cómo se financien esos activos.
El Capital de Trabajo está compuesto por 3 cuentas principales: Existencias, Exigibles y Disponibles, cada
uno de los cuales están compuestos por un conjunto de elementos bien definidos.

Disponibles.
Caja y Bancos: dinero, en efectivo o cheques con que debe contar la empresa para realizar sus
operaciones cotidianas. Una empresa debe tener básicamente 3 motivos para contar con cierta cantidad
de dinero en efectivo:
a) La necesidad de realizar sus negocios y operaciones en forma cotidiana (gastos de reparto,
viáticos, representaciones, etc.).
b) Como precaución para contrarrestar posibles contingencias.
c) Aprovechar ofertas de MP en el mercado u obtener descuentos por pagos adelantados.
Existen varios modelos para calcular el dinero en efectivo del que se debe disponer, pero tal vez el más
útil para la evaluación de proyectos sea el de Baumol. Depende, además, del gusto del dueño o gerente
de la empresa. Se ha encontrado práctico asignar a este rubro de 10% a 20% del monto total invertido
en inventarios y cuentas por cobrar.

Existencias
a) Inventario. d) Productos en proceso, etc
b) Materia Prima
c) Productos terminados

5
Exigibles
Cuentas por cobrar: se refiere a que cuando una empresa inicia sus operaciones, normalmente dará a
crédito en la venta de sus primeros productos. Las cuentas por cobrar calculan cuál es la inversión
necesaria como consecuencia de vender a crédito, lo cual depende, por supuesto, de las condiciones del
crédito, es decir, del periodo promedio de tiempo en que la empresa recupera el crédito. La fórmula
contable para su cálculo es la siguiente: CC = cuentas por cobrar = $ ventas anuales x p.p.r
365
donde p.p.r. = periodo promedio de recuperación. Por ejemplo, si el crédito al que vende la empresa es
30-60, el p.p.r. sería 45.

Los banqueros, contadores e inversionistas privados suelen definir el capital de trabajo también en
términos netos, es decir, como la diferencia entre los activos corrientes (los que vencen dentro de los 12
meses posteriores al cierre del balance) y los compromisos o deudas corrientes. Estos compromisos
abarcan las deudas que se liquidarán dentro del año en el curso ordinario de funcionamiento de la
empresa (por ejemplo, sobregiro y otros documentos bancarios a corto plazo, cuentas por pagar y otros).
Por lo tanto, la acepción neta del capital de trabajo lleva créditos de diversa índole. De todos modos, el
financiamiento recibido de parte de proveedores y bancario en general se supone para una empresa en
marcha como de permanente renovación y por lo tanto si bien presentan vencimiento a corto plazo por su
renovación automática se puede suponer que permanecerán financiando al proyecto de manera
permanente.
Ambas acepciones deben considerarse en la preparación de proyectos. Para fines de análisis, interesa al
economista conocer la totalidad de la inversión comprometida. Los bienes en stock son bienes que se
sustraen al consumo, pues aunque circulen y “giren” a lo largo del año, una proporción del volumen de
giro queda permanentemente al margen del consumo y a medida que algunos valores van saliendo por un
extremo de la cadena productiva otros entran tomando su lugar. En cambio, para el inversionista, son
significativos los beneficios que obtendrá con su capital propio, y por ello le interesa más utilizar la
expresión del capital de trabajo en términos netos. Este último está estrechamente relacionado con el
problema del financiamiento, tradicionalmente limitado al corto plazo en Argentina. Pese a ello, conocidas
las condiciones locales, siempre será posible realizar algún tipo de estimación sobre la cuantía del pasivo
corriente.
La magnitud de los stocks a mantener en la operación del proyecto guarda íntima relación con aspectos
técnicos del proyecto. Los procesos continuos de elaboración ahorran las instalaciones necesarias para
acumular materiales en etapas intermedias, tendiendo a operar sólo con un mínimo stock a la
entrada del proceso y otro a la salida del mismo. Se eliminan así existencias intermedias, lo que se
traduce en menor capital de trabajo.
De manera similar, con una mayor eficiencia y versatilidad de los medios de transporte, habrá menor
necesidad de mantener productos terminados en existencia y en tránsito, tanto en la distribución de la
producción como en el abastecimiento de materias primas. El aspecto técnico tiene, pues, incidencia
importante sobre el capital de trabajo. Es evidente, sin embargo, que las condiciones técnicas no son
determinantes exclusivas de las necesidades de capital de trabajo para el funcionamiento del proyecto.
Entre otros factores importantes, influirá la política de crédito a los clientes de la empresa. En la mayoría
de los casos, el propio mercado establece la modalidad dominante de financiación de las ventas.
Para los proyectos industriales de alimentos, por ejemplo, el capital de trabajo necesario adquiere una
importante relevancia, no sólo en términos absolutos sino también en términos relativos a las inversiones
en activos fijos. En muchos casos, el nivel de operación masivo de la industria de alimentos exigirá
un volumen de inversión en capital de trabajo muchas veces superior a la propia inversión en activo fijo.
Lo mismo sucede en proyectos agropecuarios de lenta rotación. Lo que en una industria constituye
mercaderías en proceso de elaboración, es en una explotación agrícola la siembra en proceso de
crecimiento. Por otra parte, la intermitencia de las ventas hará que el capital de trabajo deba ser
suficiente para cubrir todos los gastos que media entre una y otra cosecha.

RELACIONES DE INVERSIONES
INVERSION TOTAL = INV. FIJA + INV. INTANGIBLE + CAP. DE TRABAJO
Los principales métodos para calcular el monto de la inversión en capital de trabajo son el
contable, el del periodo de desfase y el del déficit acumulado máximo.

Método contable
Una forma comúnmente usada para proyectar los requerimientos de capital de trabajo es la de cuantificar
la inversión requerida en cada uno de los rubros del activo corriente, considerando que parte de estos
activos pueden financiarse por pasivos de corto plazo (pero de carácter permanente), como los créditos
de proveedores o los préstamos bancarios. Los rubros del activo corriente que se cuantifican en el cálculo
de esta inversión son el saldo óptimo para mantener en efectivo, el nivel de cuentas por cobrar apropiado
y el volumen de existencias que se debe mantener, por un lado, y los niveles esperados de deudas

6
promedio de corto plazo, por otro. La diferencia entre los activos circulantes y los pasivos circulantes
dará origen al volumen de capital de trabajo requerido para un determinado nivel de ventas.
Capital de trabajo= activos circulantes-pasivos circulantes

La inversión en efectivo dependerá de tres factores: el costo de que se produzcan saldos insuficientes, el
costo de tener saldos excesivos y el costo de administración del efectivo.
El costo de tener saldos insuficientes hará que la empresa deje de cumplir con sus pagos. Si tuviera
saldos suficientes, podría cumplir con sus compromisos y tener, en consecuencia, un costo cero, pero, a
medida que disminuye el saldo, el costo de saldos insuficientes aumenta en el equivalente al costo de la
fuente de financiamiento a que se recurra, sea el recargo de un interés a la deuda no pagada, o al interés
cobrado por un banco, si se recurre a éste para obtener los fondosque remitan el pago de esa deuda.
El costo de saldos excesivos equivale a la pérdida de utilidad por mantener RR ociosos por sobre las
necesidades de caja. Este costo aumenta cuanto mayor sea el saldo ocioso.
El costo de administración del efectivo se compone de los costos de gestión (remuneraciones al personal)
de los recursos líquidos y de los gastos generales de oficinas. Estos costos, que son fijos, deben tomarse
en cuenta en conjunto con los anteriores para optimizar la inversión en efectivo, que se define como la
de menor costo total.
El costo total se obtiene sumando los costos de administración con los saldos tanto excesivos como
insuficientes.
Las dificultades para calcular estos niveles óptimos para empresas que ni siquiera se han creado, hace
recomendable emplear este método cuando puede conseguirse información del resto de la industria,
siempre que se considere representativa para el proyecto. De esta manera, se aplicara al proyecto el nivel
de capital de trabajo observado en empresas similares.

Método del periodo de desfase


Consiste en determinar la cuantía de los costos de operación que debe financiarse desde el momento en
que se efectúa el primer pago por la adquisición de la materia prima hasta aquel en el que se recauda el
ingreso por la venta de los productos, que se destinara a financiar el período de desfase siguiente
El cálculo de la ICT (inversión en capital de trabajo) se determina:
ICT = Ca * nd
365

Ca es el costo anual y nd el número de días de desfase.


Este método se aplica gralmente en el estudio de prefactibildiad porque no logra superar la deficiencia de
que al trabajar con promedios no incorpora el efecto de posibles estacionalidades. Puede aplicarse cuando
el proyecto se hace en el estudio de factibilidad y no presenta estacionalidades.

Método del déficit acumulado máximo:


Supone calcular para cada mes los flujos de los ingresos y egresos proyectados y determinar la cuantía
como el equivalente al déficit acumulado máximo.

Inversiones durante la operación


Además de las inversiones en capital de trabajo y previas a la puesta en marcha, es importante proyectar
las reinversiones de reemplazo y las nuevas inversiones por ampliación que se tengan en cuenta. Esta
expresión es también denominada Capex (capital expenditures) o gastos de capital.
El calendario de inversiones de reemplazo estará definido en función de la estimación de la vida útil de
cada activo, lo que puede determinarse en función de cuatro criterios básicos:
1. la vida útil contable (plazo a depreciar),
2. la técnica (n° de horas de uso)
3. la comercial (por imagen corporativa) y
4. la económica, que define el momento óptimo para hacer el reemplazo.

La necesidad o conveniencia de efectuar un reemplazo se origina por cuatro razones básicas:


1. capacidad insuficiente de los equipos actuales,
2. aumento de costos de mantenimiento y reparación por antigüedad de la maquinaria,
3. disminución de la productividad por aumento en las horas de detención para enfrentar periodos
crecientes de reparación o mantenimiento, y
4. obsolescencia comparativa de la tecnología.

Ante cambios programados en los niveles de actividad sea necesario incrementar o reducir el monto
de la inversión en capital de trabajo, de manera tal que permita cubrir los nuevos requerimientos de la
operación y también evitar los costos de oportunidad de tener una inversión superior a las necesidades
reales del proyecto.

7
Depreciaciones / Amortizaciones
Es la disminución del valor de los bienes como consecuencia de determinadas causas. Contablemente
depreciación y amortización se consideran sinónimos.

Clasificación de la amortización
 Amortización ordinaria: es la desvalorización sistemática del bien, determinada
previamente por la empresa.Amortización extraordinaria: es la desvalorización imprevista total o parcial
del bien, porejemplo, provocada por un siniestro.

Causas de la depreciación
Las causas pueden ser:
1.- La duración física del activo; se incluyen las causas por: agotamiento, desgaste, envejecimiento.
2.- La duración económica del activo; se incluyen las causas por:
-explotacion por tiempo limitado
-envejecimeinto técnico
-Envejecimeinto económico.
3.- La duración del activo según la contabilidad; se incluyen las causas por:
-Conoslidacion
-Política de dividendos
-politicas tributarias

Cálculo de la depreciación
Para poder calcular la depreciación hay que tener en cuenta:
 El valor a depreciar: el costo de adquisición.
 El valor de recupero: Es la estimación del valor que el bien tendrá para la empresa una vez finalizada su
utilización. Surgirá de la diferencia entre el precio de venta estimado y todas las erogaciones necesarias
para retirar el bien de servicio.
 La vida útil: Es la duración que se le asigna a un bien como elemento de provecho para la empresa.
 El método a aplicar.

Las bases utilizadas para la determinación de la vida útil son:


 Tiempo : años
 Capacidad de producción: producción total

La elección de la base dependerá de la característica del bien y del uso que se le dará.

Métodos de depreciación:
Una vez determinado el valor a depreciar y establecida la base para la determinación de la vida útil, resta
elegir el método de para distribuir ese valor.

Vida útil:
 Años Línea recta
 Creciente
 Decreciente

Producción total
 Unidades de producción
 Horas de trabajo

Método de depreciación en línea recta: también recibe el nombre de método "lineal" o "constante",
admite que la depreciación es una función constante del tiempo y que las causas que la provocan tienen
efectos continuos y homogéneos.
El cálculo que debe efectuarse es el siguiente:
Valor a depreciar = Cuota de depreciación
Vida útil estimada

Método de depreciación creciente: este método supone que el desgaste que se produce es inferior en
los primeros años y que aumenta progresivamente con el correr del tiempo.
 Creciente por suma de dígitos: este método establece que la cuota de un período es igual a la
proporción del valor a depreciar que surge de relacionar la cantidad de los años que faltan depreciar con
la suma de los números de 1 a n, siendo n el total de años estimados de vida útil.
 Creciente por porcentajes anuales progresivos: este método consiste en la elevación creciente del
porcentaje anual sobre el valor a depreciar.

8
Método de depreciación decreciente: Este método determina cuotas de depreciación con
disminución progresiva hacia los últimos años de la vida útil.
 Decreciente por suma de dígitos: la técnica es la misma que en el método de depreciación creciente,
pero se aplica en sentido inverso.
 Decreciente a porcentaje fijo sobre saldo: para el cálculo de la cuota no se considera el valor de
recupero y el %, que duplica el que se utiliza con el método de línea recta, se aplica en cada ejercicio
sobre el saldo inicial.

El bien no llega a ser depreciado totalmente, si bien el saldo que permanece se va acercando a cero.

Moneda extranjera en la inversión


En gral, una parte de las inversiones se debe hacer en moneda extranjera, ya sea por concepto de
equipos y otros componentes de la inversión fija o por la necesidad de mantener existencias de insumos
importados. El proyecto deberá especificar cuánto habrá que invertir en moneda nacional y cuánto en
moneda extranjera a fin de poder estimar los efectos directos sobre “el balance de pagos” del proyecto.
El componente en moneda extranjera es, con frecuencia, factor limitativo en el desarrollo y su adecuada
determinación es importante. Además, su estimación será muchas veces necesaria a fin de obtener
autorizaciones de importación o realizar otros trámites legales.

Calendario de inversiones
Además de la reunión y sistematización de todos los antecedentes atinentes a las inversiones iniciales en
activos fijos e intangibles del proyecto, se debe elaborar un calendario de inversiones previas a la
operación, que identifique los montos para invertir en cada periodo anterior a la puesta en marcha del
proyecto.
Como no todas las inversiones se desembolsarán conjuntamente con el momento cero (fecha de inicio de
la operación del proyecto), es conveniente identificar el momento en que cada una debe efectuarse, ya
que los RR invertidos en la etapa de la construcción y montaje tienen un costo de capital, ya sea
financiero, si los RR se obtuvieron en préstamos, o de oportunidad, si los RR son propios y obligan a
abandonar otra alternativa de inversión. Para ello deberá elaborarse un calendario de inversiones previas
a la puesta en marcha que, independientemente del periodo de análisis utilizado para la proyección del
flujo de caja (casi siempre anual), puede estar expresado en periodos mensuales, quincenales u otro.
Todas las inversiones previas a la puesta en marcha deben expresarse en el momento cero del proyecto.
A base del programa de trabajo será posible preparar un calendario de inversiones –tanto en moneda
doméstica como en moneda extranjera- que pueda constituir un punto de partida para el estudio del
financiamiento del proyecto.

9
10
|

11