Está en la página 1de 8

lOMoARcPSD|6129635

Tarea 8. Derecho de las sucesiones en Roma

Derecho Privado (Universidad Abierta Para Adultos)

StuDocu no está patrocinado ni avalado por ningún colegio o universidad.


Descargado por Milena Jose Jimenez (la_mile_2010@hotmail.es)
lOMoARcPSD|6129635

Universidad Abierta para Adultos

Escuela:
Ciencias políticas y jurídicas

Participante:
Keyla Altagracia Valdez Ventura

Matricula:
201908151

Asignatura:
Derecho Romano

Facilitador:
Félix Vásquez Paredes

Fecha:
10/06/2020
Nagua, República Dominicana

Descargado por Milena Jose Jimenez (la_mile_2010@hotmail.es)


lOMoARcPSD|6129635

Derecho de las sucesiones en Roma


8.1 Concepto de Derecho Sucesorio.
Es el conjunto de normas jurídicas que regulan el modo en que se transmiten
los derechos activos y pasivos de una persona muerta a sus herederos, en los
casos de herencia o sucesión universal, o de uno o varios bienes particulares,
en el caso del legado.
Herencia.
Es la una unidad compuesta por personas y bienes materiales dependientes
del pater familias, que ostentaba el poder sobre los mismos. Por tanto, la
sucesión hereditaria no se entendía como el traspaso de un patrimonio de una
persona a otra, como sucedió después y como hoy sucede, sino que en aquella
primitiva época lo importante en la sucesión era la continuidad del grupo
familiar.
Sucesión.
Es la transmisión de bienes u obligaciones que tiene lugar a la muerte de una
persona. La sucesión, por lo tanto, es la continuación de alguien o algo en lugar
de otra persona o cosa.
Objeto de la Sucesión.
Son objeto de la sucesión todos aquellos derechos y obligaciones patrimoniales
que no sean estrictamente personales del de cujus. El patrimonio recogido por
el heredero se llama herencia o sucesión.
Sujetos que Intervienen en la Sucesión.
El causante: Es la persona física, cuya muerte se produce la sucesión. Además
hay que entender esta muerte como una muerte cerebral, es decir, desde un
aspecto jurídico. Además la declaración de fallecimiento también es motivo de
origen de sucesión.
b- El heredero: Quien sucede al difunto en la titularidad de sus bienes y
deudas, a título universal y en esta medida continúa la personalidad jurídica del
difunto; el heredero sucede en todos los derechos al difunto, que tiene los
mismos derechos y facultades que tuvo el difunto.
c- Legatario: Aquel que sucede a título particular. Adquiere sólo bienes
concretos y determinados, sin responder del pasivo de la herencia.
Tipos de Sucesiones.
 La sucesión legítima
Era regulada por la Ley de los XII tablas, y se daba en los siguientes casos: a)
Cuando fallecía alguna persona y no dejaba testamento. b) Cuando existiendo
el testamento, no era válido ante la ley, no cumplía con las formalidades, por lo
que el testamento se declaraba inexistente. c) Cuando fallecía primero la
persona que se dejaba como heredero, aquí también el testamento se

Descargado por Milena Jose Jimenez (la_mile_2010@hotmail.es)


lOMoARcPSD|6129635

declaraba inexistente. d) Cuando el testamento se invalidaba con posterioridad


a su otorgamiento.
 Sucesión testamentaria.
En esta sucesión, el difunto dejaba testamento. Llámese testamento, en el
Derecho Romano, al acto unilateral, personalísimo, solemne, y revocable en el
que se contiene necesariamente la institución de uno o varios herederos y
pueden ordenarse, además, otras disposiciones para que todas tengan efecto
después de la muerte del testador.
8.2 Evolución de la Sucesión Legítima según las Etapas del Derecho
Romano.
 Testamento calatis comitiis. Este testamento lo hacia el paterfamilias
ante el pueblo reunido en Comicios, sólo se reunían dos veces al año, el
24 de marzo y el 24 de mayo, la asamblea era presidida por el máximo
Pontífice.

 Testamento in procinctu. Equivalente al testamento militar. Se


realizaba en época de guerra, delante del ejército. Según Gayo (2, 101)
era el realizado por aquéllos que estuvieran in proelium exituri, o sea
ante el ejército en armas. Podía hacerse ante la inminencia de la batalla
y, no estando sujeto a la observación de forma alguna, podría
considerarse como la figura más antigua del testamento militar. Ambas
clases de testamento tenían un acusado carácter público-religioso, pues
el primero se hacía bajo la presidencia de los pontífices, y el segundo,
una vez que el comandante del ejército había tomado los auspicios.

 Testamento mancipatorio (per aes et libram), este consistía en que si


un paterfamilias no había podido testar, calatis comitiis, que ya estaba
próximo a su muerte, realizaba una venta ficticia ante un libripens y
cinco testigos, a la persona que le transmitía los bienes se le
denominaba familiae emptor, y ésta tenía que repartir la herencia de
acuerdo con las indicaciones.

También existieron testamentos especiales o llamados extraordinarios,


estos servían o se ocupaban para lo siguiente:
 Para el caso de personas analfabetas, éstas debían firmar ante ocho
personas, quienes eran testigos cuyas firmas suplían a la del testador.
 Cuando se trataba de personas no videntes, eran acompañadas por
siete testigos y tenía que ser dictado ante un oficial público, llamado
tabularis.
 En tiempos de peste, no se exigía la presencia de los testigos.
 El Testamento del padre a favor del hijo, se podía realizar de manera
oral frente a dos testigos.

Descargado por Milena Jose Jimenez (la_mile_2010@hotmail.es)


lOMoARcPSD|6129635

 Cuando el Testamento era militar, únicamente era necesaria la voluntad


del testador, de manera clara; por ejemplo lo efectuaba con sangre
dentro del escudo, y con la espada en la arena, y frente a un testigo.
8.3 Sucesión Testamentaria Generalidades.
En esta sucesión, el difunto dejaba testamento. Llámese testamento, en el
Derecho Romano, al acto unilateral, personalísimo, solemne, y revocable en
el que se contiene necesariamente la institución de uno o varios herederos
y pueden ordenarse, además, otras disposiciones para que todas tengan
efecto después de la muerte del testador. Según Ulpiano, el testamento es
una justa declaración de nuestra voluntad hecha con solemnidad, a fin de
que valga después de nuestra muerte. El testamento se considera como un
acto personal, unilateral y solemne que contiene la institución de uno o de
varios herederos y destinado a producir su efecto solamente después de la
muerte de su autor. Lo que caracteriza al testamento es la institución del
heredero, por él son posibles las demás disposiciones tales como: -
Desheredaciones, - Legados - Fideicomisos. (Si falta esta institución por
cualquier causa, las demás disposiciones se desvanecen).
La Sucesión Testamentaria en el Derecho Antiguo.
Se llamaba a los heredes sui, conocidos como los descendentes legítimos,
que estuvieran bajo la patria potestad al momento de la muerte del de
cujus , tales como hijos, esposa que haya entrado a su familia por conventio
in manus, la cual ocupaba el lugar de una hija loco filiae,
Los póstumos sui, es decir, a los nacidos después de su muerte, la nuera in
manus, la nieta loco neptis. Todos ellos sin distinción de grado.
Agnados. A falta de herederos legítimos, se les denominaba agnados a los
parientes colaterales, por ejemplo: hermanos del difunto.
Gens. Si los agnados más próximos no aceptaban la herencia, se llamaba
a la gens, conocida como las agrupaciones civiles.
Capacidad para Testar.
La capacidad para testar sólo la tiene aquél que sea libre, ciudadano
romano y sui iuris. No tenían capacidad de disponer por testamento ni los
impúberes, ni los locos (excepto en sus intervalos lúcidos), ni los pródigos
sometidos a interdicción. A la capacidad para testar y para ser digno
heredero, se le denominaba testamenti facti, la cual era activa o pasiva.
 Testamenti factio activa: Era la capacidad jurídica que tenían los
sujetos para hacer su testamento y era exclusiva para los
ciudadanos romanos, sui iuris.

Descargado por Milena Jose Jimenez (la_mile_2010@hotmail.es)


lOMoARcPSD|6129635

 Testamenti factio passiva: Era la capacidad que tenían los


herederos para reclamar la herencia. Se podía dejar a un solo
heredero, al cual se le denominaba heredero universal, y si
concurrían dos o más herederos se consideraba que recibían una
parte proporcional de la herencia.
Cosas que no son Objeto de Transmisión.
El trabajo, como los cargos públicos desempeñados, Los vínculos o
relaciones jurídico-patrimoniales, por ejemplo: la manus. El usufructo, el
uso, la habitación, las obligaciones ex-delicto.
Nulidad de los Testamentos.
Un testamento hecho legalmente es válido hasta que se rompe o se hace
inútil. Todo testamento que no se ajusta a las formas prescritas, que emana
de un testamento incapaz, que instituye a herederos incapaces, que no
satisface las reglas referentes a la institución del heredero o a la
desheredación, es definitivamente nulo según el derecho civil. Cuando es
contrario a la ley se le llama iniustum o non iure factum (contra derecho o no
hecho conforme a derecho); cuando está condenado a permanecer sin
efecto se le llama inútil o nullius momenti (vano o de ningún efecto).
8.4 Formas de Adquirir Patrimonio.
La adquisición del patrimonio no era la finalidad principal de la sucesión, y el
heredero recibía, en primer lugar, la soberanía doméstica que el pater tenía
en vida, y sólo como una consecuencia lógica y natural de ella, recibía
también el conjunto de bienes materiales, excluyéndose los bienes
incorporales o derechos. Gracias a los grandes progresos sociales y a la
profunda transformación de las costumbres, ya a principios de la época
clásica, el concepto de herencia adquiere un matiz económico decisivo,
comenzando a identificarse la noción de herencia con pecunia, dinero,
bienes de cambio en definitiva, y lográndose al mismo tiempo distinguir
claramente entre conceptos tales como derecho hereditario, sucesión y
herencia.
La Sucesión Universal Mortis Causa
Ocurre cuando, a la muerte de una persona, otra (heres) heredero asume la
totalidad de las relaciones jurídicas del difunto, con excepción de algunas
consideradas absolutamente intransmisibles Opera sobre la totalidad de un
patrimonio que pasa al heredero y en él se personifica el título adquisitivo,
reuniéndose en su persona todos los derechos que forman el patrimonio
hereditario, por el mero hecho de pertenecer a éste y en virtud del título
personal que en el heredero ocurre; por eso se dice que la adquisición es
universal, porque abarca una universalidad de bienes y derechos.

Descargado por Milena Jose Jimenez (la_mile_2010@hotmail.es)


lOMoARcPSD|6129635

La Sucesión Ab Intestato.
Muere intestado aquel que no ha hecho ningún testamento, o lo hizo, pero
fue invalidado, roto, inútil, o no ha producido ningún heredero. El hecho de
que alguno muera intestado puede ocurrir de hecho o de derecho; de
hecho, si muere sin dejar testamento; de derecho, si ha dejado uno que no
ha sido admitido por el derecho.
Los Parientes Excluidos.
a) los hijos emancipados o salidos por alguna otra causa de la familia civil
del difunto; b) los nietos nacidos de una hija, porque esta dejaba de
pertenecer a su familia natural, para pasar a formar parte de la familia de
su marido; c) Los hijos no suceden a la madre y viceversa, por no existir
entre ellos la potestad paterna, base de la familia civil; sólo la manu
modificaba esta situación, porque entonces si entraba la madre en la
familia civil, haciéndose la agnada de sus hijos pero en segundo grado y
a título de hermana (loco sororis).
8.5 Los Coherederos
Cuando hay un solo heredero instituido, él recogerá toda la sucesión,
aunque sólo esté instituido por una parte; esta disposición se funda en que
nadie puede morir en parte testado y en parte intestado, salvo que se trate
de un militar, en cuyo caso se respeta su disposición. Si son varios los
herederos sin atribución de partes, la sucesión se divide por parte iguales.
Los Legados. Definición.
El legado es una disposición de última voluntad por la que una persona,
directamente o por intermediario de su heredero, confiere a otra un
beneficio económico a expensas de su propia herencia. Supone por lo
tanto, una atribución de derecho por causa de muerte, en beneficio del
legatario y a título particular, hecho ordinariamente en el testamento o en un
codicilo confirmado en el testamento.
Condiciones del Legatario.
El legatario no continúa la personalidad del difunto - Gratuitamente recoge
la liberalidad, sin compromiso para él. - No responde de las deudas y
cargas de la herencia, salvo en los casos especiales en que se le atribuya
alguna carga concreta (prelegado) o se distribuya toda la herencia en
legados. - No ocupa los fundamentales papeles del heredero en la
liquidación de la herencia, el pago de deudas, o la defensa del patrimonio
del causante.
Diferencias entre Heredero y Legatario.
El heredero sucede al causante en su conjunto patrimonial, activo y pasivo,
tanto en los derechos como en las obligaciones que no se extingan por su

Descargado por Milena Jose Jimenez (la_mile_2010@hotmail.es)


lOMoARcPSD|6129635

muerte, mientras que el legatario sólo lo hace en bienes o derechos


determinados por el testador.
Clases de Legado.
Legado per vindicationem
Legado per damnationem
Legado sinendi modo
Legado per raeceptionem
8.6 Momento de Inicio del Legado.
El dies cedens, era el momento en que el derecho al legado nacía para el
legatario y se fijaba en su persona, o sea cuando la herencia estaba
condicionada. El dies veniens era el día en que se hacía exigible el derecho del
legatario y podía demandar al heres (heredero) el cumplimiento de la
liberalidad, cuando se cumplía la condición, era la aceptación por parte del
heredero.
Condiciones para la Invalidez del Legado Restricciones de los legados.
-Cuando no se respetaban las formalidades elegidas por el legatario, ya que el
objeto del legado era imposible de cumplir, o porque estuviera fuera del
comercio, o fuera inmoral. -La falta de capacidad del legatario o del testador.
-Si el legado en su inicio era válido, podría invalidarse con posteoridad cuando
el testador revocaba al legatario. -Cuando el legatario fallecía antes que el
testador.
El Fideicomiso.
El fideicomiso es una liberalidad dejada en términos preactivos por el de cujus,
de ahí su nombre (fidei committi), ruega a una persona, confía en su buena fe,
para que entregue un objeto, para que cumpla con su voluntad respecto a un
tercero beneficiado. Estas son las palabras en uso para los fideicomisos: te
encomiendo, pido, quiero dar y otras semejantes. Podemos dejar por
fideicomiso tanto nuestras cosa como las ajenas, las nuestras desde luego, las
ajenas comprándolas a su dueño o dando su estimación al fideicomisario. La
persona encargada de la ejecución se denomina fiduciario, el beneficiario es el
fideicomisario.

Descargado por Milena Jose Jimenez (la_mile_2010@hotmail.es)

También podría gustarte