Está en la página 1de 6

EXPEDIENTE: 694-2005

ESPECIALISTA: CURE
CUADERNO: PRINCIPAL
SUMILLA: PRESENTO ALEGATOS

SEÑOR JUEZ DEL 18° JUZGADO DE FAMILIA DE LIMA.-

LUÍS ALBERTO CAJAS RAMÍREZ, Identificado con D.N.I.


N° 08451171, en representación de don LUÍS DANIEL PAUCAR
FARFÁN, en los seguidos con CARMEN ROSA GÓMEZ CUEVA, sobre
nulidad de Matrimonio, ante usted con el debido respeto digo:

Que, encontrándose los de la materia para resolver en tiempo


oportuno, y de conformidad con el articulo 212 del Código Procesal civil,
presento los siguientes alegatos a fin de que se tengan presente al momento
de resolver, en los términos siguientes:

I. CONSIDERANDOS.-

PRIMERO: Que, obra en autos la partida de matrimonio de los


codemandados, así como la partida de matrimonio de la demandante con el
codemandado.
SEGUNDO: Que, obra en autos que la parte demandada en la persona de
Jenny Victoria Ávila Yalico, se encuentra en estado de rebeldía frente al
presente proceso.
TERCERO: Que, obra en autos que la parte demandada en la persona de
Luís Daniel Paucar Farfán, se encuentra en estado de rebeldía frente al
presente proceso.

CUARTO: Que, obra en autos que el presente proceso se declara saneado,


por existir una relación jurídico procesal valida, concurriendo los
presupuestos procesales y condiciones de la acción, en consecuencia se
señalo fecha y hora para la realización de la Audiencia de Conciliación.

QUINTO: Que, obra en autos que con fecha 26 de abril del 2007, se llevo
a cabo la Audiencia de Conciliación, en la que la señora Juez no puede
proponer la conciliación, en tanto se trata de derechos disponibles, se fijo
como punto controvertido de la demanda, el determinar si el matrimonio
contraído por los cónyuges Carmen Rosa Gómez Cueva y Luís Paucar
Farfán, se encuentra afectado de nulidad absoluta por impediente del
contrayente, admitiéndose las pruebas documentales presentados en la
demanda en el punto 1 y 2, en la que se solicitaron medios probatorios de
oficio, como recibirse las declaraciones de las partes, y se recabe el
movimiento migratorio del codemandado Luís Paucar Farfán y de la
demandante, señalándose fecha y hora para la Audiencia de Pruebas.

SEXTO: Que, obra en autos el Poder Consular, que otorga facultades de


representación para el presente proceso siendo el poderdante el
codemandado Luís Paucar Farfán, y el apoderado Luís Alberto Cajas
Ramírez.

SÉTIMO: Que, obra en autos que con fecha 22 de junio del 2007, se llevo
a cabo la Audiencia de Pruebas, en la que se recabo la declaración de la
codemandada Jenny Victoria Ávila Yalico, y se dejo constancia de que no
se pudo recabar la declaración de las demás partes por no haber asistido
personalmente.

OCTAVO: Que, obra en autos el movimiento migratorio de solicitado de


oficio como medio probatorio del codemandado Luís Paucar Farfán y de la
demandante Carmen Rosa Gómez Cueva.

II. ALEGATOS DE LA DEFENSA.- Que, por lo expuesto en los


considerandos, y encontrarse sustentado en los actuados, alego mi defensa
en los siguientes argumentos:

1.-Que, ESTA PROBADO en el presente proceso que existe una relación


jurídico procesal valida, concurriendo los presupuestos procesales y
condiciones de la acción y por ende se encuentra saneado el presente
proceso.

2.-Que, ESTA PROBADO que el matrimonio contraído por los cónyuges


Carmen Rosa Gómez Cueva y Luís Paucar Farfán, se encuentra afectado
de nulidad absoluta por impediente del contrayente, admitiéndose las
pruebas documentales presentados en la demanda, y actuados los medios
probatorios solicitados de oficio.

POR TANTO:

A Usted señor Juez, solicito tener presente los alegatos


presentados al momento de resolver .

Lima, 23 de julio del 2008.

______________________________
LUÍS ALBERTO CAJAS RAMÍREZ
D.N.I. N° 08451171
1.3.2. Alegato de conclusiones de la parte demandada.

La parte demandada afirma que la Quinta Sala de la Corte Superior de


Justicia de Guayaquil, en el trámite de la segunda instancia no constató si
las normas jurídicas comunitarias invocadas por la demandada en el
proceso resultaban aplicables para resolver el fondo del asunto, pues, no
tramitó la interpretación prejudicial tal como ordenaba el entonces artículo
29 del Tratado de Creación del Tribunal de Justicia (hoy artículo 33), pues,
el proceso en cuestión se encontraba en segunda instancia y ya no era
susceptible de recursos en derecho interno.

Sostiene que al momento de presentar la demanda, la accionante no ofreció


ninguna prueba que acreditara el perjuicio que supuestamente le ocasionan
las Resoluciones impugnadas, y que dicho perjuicio no existe porque no lo
puede sufrir algún particular por la aplicación del ordenamiento jurídico
andino al solicitarse la interpretación prejudicial cuando ésta pueda ser
necesaria para resolver una controversia.

Contesta el cargo de desviación de poder en las Resoluciones impugnadas,


pues, no se incurrió en ningún vicio de nulidad, ya que ambos actos
administrativos están debidamente motivados y fundamentados en las
razones fácticas que le dieron origen, en el Ordenamiento Jurídico andino,
en la Jurisprudencia del Tribunal de Justicia Comunitario y en el criterio de
la doctrina.

En cuanto a que la Secretaría General vulneró el debido proceso y el


derecho de defensa de la demandante, porque supuestamente no aplicó el
principio de igualdad de trato a las partes al no notificarle la denuncia del
incumplimiento y al no permitirle participar activamente en el proceso,
señala que el proceso administrativo de incumplimiento está dirigido a
hacer observaciones y, según el caso, dictaminar el incumplimiento del
ordenamiento jurídico andino por parte de los Países Miembros, y por
tanto, no podría adelantar dicho procedimiento en contra de los
particulares, y carece de facultades expresas para vincularlos al mismo.

Afirma que la casación es un recurso extraordinario, y por lo tanto si la


sentencia de la Quinta Sala de la Corte Superior de Guayaquil no es
susceptible de recursos diferentes al extraordinario de casación, el tramite
de la interpretación prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la Comunidad
Andina resulta obligatorio previamente a que se emita dicha sentencia.

También podría gustarte