Está en la página 1de 5

CUARTO AÑO

Recordamos siempre que, “JESÚS ES EL AMIGO QUE NUNCA FALLA”.


Iniciamos nuestra sesión de aprendizaje poniéndonos en la presencia de Dios, quien dirige nuestras actividades.
No olvides tener a mano tus materiales de trabajo. LEE BIEN Las indicaciones y ten presente EL TIEMPO,
desarrolla de manera concreta en tu cuaderno u hojas que enviarás como evidencia, (archivado en tu portafolio).

TÍTULO: “LABOREM EXERCENS”


COMPETENCIA: DESEMPEÑO PRECISADO:
Asume la experiencia, el encuentro personal y Argumenta la acción de Dios en la vida de la Iglesia y de la
comunitario con Dios en su proyecto de vida en humanidad confrontando hechos y acontecimientos
coherencia con su creencia religiosa. presentes en su entorno que permitan su participación en la
g
misión de la Iglesia.
TU RETO DE HOY SERÁ: Elaborar una oración acróstico dignificando el trabajo u oficios de nuestra sociedad
Damos gracias a Dios con una oración de agradecimiento por el trabajo de nuestros padres que permite que
tengamos
el pan de cada día en nuestros hogares.
I. EXPLORO MI REALIDAD: ACTIVIDAD 1 - (ANEXO 1) Tiempo de 15 minutos
1. Observa las imágenes del anexo 1, reflexiona y responder lo siguiente:
A tu parecer ¿Cuál de las profesiones u ocupaciones son importantes para el desarrollo de nuestra sociedad? (elige 4)
1________________________________ 2______________________________
3________________________________ 4__________________________
2. ¿Qué profesión u ocupación te gustaría tener cuando seas adulto? ____________________________
Tienes algún impedimento para lograrlo: _____ ¿por qué? ____________________________________________
Cómo lo puedes lograr_________________________________________________________________________
II. DESARROLLO MI APRENDIZAJE: ACTIVIDAD 2 (ANEXO 2) Tiempo de 35 minutos
El docente invita a leer y reflexionar el resumen del documento Laborem Excercens
Escribe el mensaje principal de cada capítulo.
MENSAJE CAPÍTULO I MENSAJE CAPÍTULO II

LABOREM
EXERCENS MENSAJE CAPÍTULO IV
MENSAJE CAPÍTULO III

III. APLICAMOS A NUESTRA VIDA DIARIA: Tiempo de 10 minutos


ACTIVIDAD 3: Después de conocer un poco más sobre la dignidad del trabajo a través del
Documento Laborem Excercens… Realiza un compromiso que debes asumir en tu vida futura.
COMPROMISO:
ACTIVIDAD DE EXTENSIÓN: ELABORA UNA ORACION ACRÓSTICO - (ANEXO 3)
El trabajo se envío la semana pasada, con el anexo que contiene la palabra que corresponde a cada uno.
ENTREGA DE TRABAJO SÁBADO 15 DE MAYO DE 2021 - de 5:00n a 8:00 p.m.
ANEXO 1

Puedes mencionar otras profesiones u ocupaciones…


ANEXO 2

LABOREM EXERCENS - RESÚMEN


(14 de septiembre de 1981)
La encíclica tiene una introducción y cuatro capítulos:

I. Introducción.
"Deseo dedicar este documento", escribe el Papa, "al trabajo humano y, aún más, al hombre en el vasto contexto
de la realidad del trabajo. ... El trabajo es uno de estos aspectos, perenne y fundamental, que siempre es relevante
y exige constantemente una atención renovada y un testimonio decisivo. "

No es para la iglesia analizar las repercusiones que los cambios en el mundo del trabajo pueden tener en la
convivencia humana. "pero la Iglesia considera que su tarea siempre es llamar la atención sobre la dignidad y los
derechos de los que trabajan, condenar situaciones en las que se viole esa dignidad y esos derechos, y ayudar a
guiar los cambios antes mencionados para asegurar un progreso auténtico por el hombre y la sociedad.

El trabajo humano, debe buscarse en la dirección de "hacer la vida más humana", entonces la clave, a saber, el
trabajo humano, adquiere una importancia fundamental y decisiva.

I. TRABAJO Y HOMBRE.
Juan Pablo II subraya la convicción de la iglesia de que "el trabajo es una dimensión fundamental de la existencia
del hombre en la tierra". Esta convicción se encuentra en las primeras páginas del Génesis: "Fructificad y
multiplicaos, y llenad la tierra y someterla".

"el dominio del hombre sobre la tierra se logra en y por medio del trabajo. ... El tema apropiado del trabajo sigue
siendo el hombre, "y la finalidad del trabajo" es siempre el hombre mismo. " Se trata del significado objetivo y
subjetivo del trabajo: aunque ambos son importantes, el segundo tiene precedencia; "no hay duda de que el
trabajo humano tiene un valor ético propio, que claramente y directamente permanece vinculado al hecho de que
quien lo lleva a cabo es una persona, un sujeto consciente y libre, es decir un sujeto que decide sobre sí mismo."

Aunque la tecnología fomenta un aumento de las cosas producidas por el trabajo, a veces "puede dejar de ser el
aliado del hombre y convertirse en casi su enemigo, como cuando la mecanización del trabajo" lo sustituye,
quitando toda satisfacción personal y el incentivo a la creatividad y la responsabilidad, cuando priva a muchos
trabajadores de su empleo anterior, o cuando, a través de la exaltación de la máquina, que reduce el hombre a la
condición de su esclavo.

El Santo Padre recuerda que "para lograr la justicia social en las distintas partes del mundo, en los distintos países,
y en las relaciones entre ellos, es necesario un nuevo movimiento de solidaridad de los trabajadores y de los
trabajadores".

"el trabajo es una buena cosa para el hombre-una cosa buena para su humanidad-porque a través del hombre
del trabajo no sólo transforma la naturaleza, adaptándolo a sus propias necesidades, pero también logra el
cumplimiento como ser humano y, de hecho, en cierto sentido, se convierte en ' más un ser humano '.

II. CONFLICTO ENTRE EL TRABAJO Y EL CAPITAL EN LA FASE ACTUAL DE LA HISTORIA.


El Papa observa que durante el período que ha pasado desde la publicación de "Rerum Novarum" (1891), "que de
ninguna manera ha terminado, la cuestión del trabajo se ha planteado, por supuesto, sobre la base del gran
conflicto que en la edad de, y junto con , el desarrollo industrial surgió entre el ' capital ' y el ' trabajo '.

Este antagonismo "encontró expresión en el conflicto ideológico entre el liberalismo, entendido como la
ideología del capitalismo, y el marxismo, entendida como la ideología del socialismo científico y del comunismo,
que profesa actuar como portavoz del trabajo clase y el proletariado en todo el mundo.

Más tarde, recuerda el principio de "la prioridad del trabajo sobre el


capital". La primera "es siempre una causa eficaz primordial, mientras
que el capital, toda la colección de medios de producción, sigue
siendo un mero instrumento o una causa instrumental". Así aparece el error de economicismo, "el de considerar e
l trabajo humano solamente según su propósito económico."
Juan Pablo II se refiere entonces al derecho a la propiedad privada, enfatizando que la enseñanza de la iglesia con
respecto a este principio "diverge radicalmente del programa del colectivismo proclamado por el marxismo" y "el
programa del capitalismo practicado por el liberalismo y por los sistemas políticos inspirados por ella.

"la posición del capitalismo 'rígido' sigue siendo inaceptable, es decir, la posición que defiende el derecho
exclusivo a la propiedad privada de los medios de producción como un" dogma "intocable de la vida
económica. El principio del respeto al trabajo exige que este derecho se someta a
una revisión constructiva, tanto en la teoría como en la práctica. Por esta razón, independientemente del tipo d
e sistema de producción, es necesario que cada trabajador sea consciente de que "él está trabajando" para sí
mismo "."

III. DERECHOS DE LOS TRABAJADORES.


El Santo Padre subraya que los derechos humanos que se derivan del trabajo son parte de los derechos
fundamentales de la persona.

Discute la necesidad de tomar medidas contra el desempleo, que es una verdadera calamidad social y un
problema de carácter moral y económico.

Comenzando con el concepto de "empleador indirecto", es decir, "todos los agentes a nivel nacional e internacion
al que son responsables de toda la orientación de la política laboral", señala que para resolver el problema del de
sempleo, estos agentes" debe prever la planificación general". Esto "no puede significar una centralización
unilateral por parte de las autoridades públicas. En cambio, lo que está en cuestión es una coordinación justa y
racional, en el marco del cual la iniciativa de los individuos... debe salvaguardarse".

Hablando de los derechos de los trabajadores, recuerda la dignidad del trabajo agrícola y la necesidad de ofrecer
puestos de trabajo a las personas con discapacidad. En cuanto a la cuestión de los salarios, escribe que "el
problema clave de la ética social en este caso es el de una remuneración justa por el trabajo realizado".

Además, "debe haber una revaluación social del papel de la madre". Específicamente, "todo el proceso de trabajo
debe ser organizado y adaptado de tal manera querespete los requisitos de la persona y sus formas de vida, sobr
e todo la vida en el hogar, teniendo en cuenta la edad y el sexo del individuo."

Es conveniente que las mujeres "sean capaces de cumplir sus tareas de acuerdo con su propia naturaleza, sin ser
discriminados y sin ser excluidos de los puestos de trabajo para los que son capaces, pero también sin falta de
respeto por sus aspiraciones familiares y por su papel específico en la contribución, junto con los
hombres, al bien de la sociedad.

Además de los salarios, hay otros beneficios sociales cuyo objetivo es "garantizar la vida y la salud de los trabaja-
dores y sus familias". En este sentido, señala el derecho al tiempo libre, que debe incluir descanso semanal y
vacaciones anuales.

El Papa considera entonces la importancia de los sindicatos, que él llama "un elemento indispensable de la vida
social". "un método utilizado por los sindicatos para perseguir los derechos justos de sus miembros es la huelga o
el cese de trabajo. Este método es reconocido por la enseñanza social católica como legítimo en las condiciones
apropiadas y dentro de límites justos, "pero no debe ser abusado.

En cuanto a la cuestión de la emigración por motivos de trabajo, afirma que el hombre tiene derecho a
abandonar su país para buscar mejores condiciones de vida en otro. "lo más importante es que la persona que
trabaja lejos de su tierra natal, ya sea como emigrante permanente o como trabajador estacional, no debe ser
colocada en desventaja en comparación con los otros trabajadores en esa sociedad en materia de derechos de
trabajo."
IV. ELEMENTOS PARA UNA ESPIRITUALIDAD DE TRABAJO.
En este último capítulo, subraya los elementos que ayudan a dar a la mano de obra el significado que tiene a los
ojos de Dios. Así pues, "el conocimiento que por medio del trabajo el hombre comparte en la obra de la creación
constituye el motivo más profundo para emprenderlo en diversos sectores".

El trabajo es la participación en la obra del creador y del Redentor. Jesucristo mira a trabajar con amor porque él
mismo era un obrero. Esta es una doctrina, y al mismo tiempo un programa, que se arraiga en el "evangelio del
trabajo" proclamado por Jesús de Nazaret.

"al aguantar la fatiga del trabajo en unión con Cristo crucificado por nosotros, el hombre de una manera colabora
con el hijo de Dios para la redención de la humanidad. Él se muestra a sí mismo un verdadero discípulo de Cristo
llevando la Cruz a su vez cada día en la actividad que él está llamado a realizar. "

ANEXO 3

ANEXO 3… SE ENVÍO LA SEMANA PASADA.

También podría gustarte