Está en la página 1de 1

La cuarta flota, el comando sur y el complejo militar

¿Qué es el complejo militar-industrial?  Es un concepto que se aplica a los


intereses económicos de la industria militar aplicados al armamentismo y a una
política militarista o imperialista. Se conoce de esta forma al entramado político,
militar y económico creado durante la Segunda Guerra Mundial y que desde
entonces ha sido el garante de la superioridad tecnológica y por ende de la
superioridad militar estadounidense, siendo así parte fundamental de la política
exterior del país norteamericano. Las empresas que lo componen
mayoritariamente se nutren de cuantiosos contratos públicos que como veremos
más adelante abarcan varios ámbitos

La doctrina Monroe fue una política asumida en 1823 por los Estados Unidos,
gobernados por el presidente James Monroe (de allí su nombre). La doctrina
Monroe consistía en considerar cualquier intervención europea en los
destinos de los países americanos como un agravio directo a los Estados
Unidos que ameritaría una respuesta inmediata y contundente.
Si bien la doctrina Monroe fue emitida en un momento en que los Estados
Unidos carecía de poder militar para sustentarla, luego tomaría importancia en
la definición de las relaciones internacionales entre la nación norteamericana y el
resto del continente, por lo que a menudo se considera como un anuncio del futuro
imperialismo estadounidense.
Sin embargo, a largo plazo la doctrina sí que tendría consecuencias, a medida que
era empleada para justificar las numerosas intervenciones del gobierno de los
EE.UU en América Latina, lo cual duraría hasta prácticamente finales del siglo
XX. La idea de que América Latina es el “patio trasero” de los Estados
Unidos se fundamenta en gran medida en la doctrina Monroe.

La aplicación de la doctrina Monroe contemplaba tres puntos centrales, que eran,


textualmente:

 “Los continentes americanos (…) no deben ser considerados ya como


objeto de futuras colonizaciones por parte de potencias europeas”.
 “El sistema político de las potencias aliadas es esencialmente distinto (…)
del de América (…) Cualquier tentativa de ellas para extender su sistema a
cualquier porción de nuestro hemisferio sería considerada por nosotros
como peligrosa para nuestra paz y seguridad”
 “En las guerras entre potencias europeas por cuestiones propias de ellas no
hemos tomado nunca parte alguna, ni interesa a nuestra política que la
tomemos”

También podría gustarte