Está en la página 1de 2

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para la Educación


Unidad Educativa Colegio “Curimagua”

CACAO FINO
Y su épica en Venezuela

Alumno: Rodríguez, Mauricio


Materia: Geografía Económica
Prof.: Alberto Olivares
Año: 5º

Agua Viva
2020
El chocolate es la golosina preferida por muchos, tras ella se encuentra la historia de un fruto tropical, el cacao, que abundaba en los
bosques de Venezuela desde tiempos inmemoriales y que fue el sustento de la economía nacional por un largo tiempo, siendo el cacao
venezolano reconocido como el mejor del mundo.

La épica del cacao venezolano comenzó en el siglo XVI con la siembra, cultivo y comercialización por parte de los colonizadores, pero es
en el siglo XVII que se puede hablar de una economía basada en el cacao, iniciaron las exportaciones y se estableció en Venezuela la
hacienda de cacao como unidad de producción; ya para el siglo XVII Venezuela se colocó en el primer lugar de exportación del rubro
debido a sus cualidades, convirtiendo a Venezuela en la cuna del cacao fino de aroma. Para el siglo XVIII la mayoría del cacao producido
en Venezuela era destinado al mercado mexicano y solo una pequeña parte al mercado español, esto hizo que la corona monopolizara el
comercio a través de la Compañía Guipuzcoana y las fuertes restricciones generaron descontento, alzamientos armados, crecimiento del
contrabando y lo más grave que el fruto venezolano fuera desplazado por otros cacaos en los mercados internacionales. Adicionalmente,
las guerras de la época afectaron la producción debido a que los cacaotales son abandonados y las haciendas se quedaron sin mano de
obra. En el siglo XIX el café un cultivo menos laborioso y de más rápido retorno para el productor desplazó al cacao.

Mientras en Europa crecía la industria de la bombonería, en Venezuela nacieron las primeras fábricas para producir tabletas de chocolate.
En el siglo XX la modernidad llega a Venezuela y la industria chocolatera local mejoro colocándola a la altura de las fábricas
internacionales; convirtiendo a Venezuela no solo en exportador del fruto sino exportador de tabletas de chocolate. Pero a partir de la
segunda década del Siglo XX la producción desciende debido a diversos factores entre los cuales podemos mencionar: el reventón de oro
negro, el descenso de los precios por el crecimiento del cacao africano y un evento climático que daña un gran número de plantaciones. A
pesar de esto la industria de la chocolatería venezolana continúo y se fundan las fábricas de chocolates El Rey y La Savoy Candy.
Después del derrocamiento Pérez Jiménez la Junta de Gobierno promovió una serie de cambios en el marco de la Reforma Agraria se creó
el Fondo Nacional del Cacao que logró soló por poco tiempo mejorar los volúmenes de producción y exportación del cacao venezolano,
pero por políticas erradas volvió a caer la producción. A finales del Siglo XX el estado aplicó una serie de medidas y en poco tiempo la
producción aumentó considerablemente.

En la actualidad Venezuela cuenta con unas 60.000 hectáreas de cacaotales distribuidas en tres grandes regiones. Nuestros cacaotales
alimentan las plantas procesadoras del país, las compañías que han crecido se nutren de la mejor materia prima el cacao venezolano, pero
también una porción importante se exporta debido a que es reconocido por sus atributos que lo ubican dentro de los cacaos finos de
aroma. Hoy todos los sectores del cacao en Venezuela tienen como reto aumentar la producción sin disminuir la calidad genética, para
mantener el prestigio del cacao venezolano, el mejor cacao del mundo.