Está en la página 1de 7

Reubicación laboral

Keity Julieth Orozco Rovira


Reubicación laboral

La reubicación laboral está relacionada con la estabilidad laboral


reforzada, pues despliega la reincorporación y permanencia en el
empleo del trabajador luego de padecer alguna limitación física,
sensorial o psicológica. Por ello, los empleadores deben conocer
los criterios de este proceso.

Uno de los deberes de los empleadores dentro de la relación de


trabajo es la reubicación de los trabajadores que presentan
discapacidad o condiciones de debilidad manifiesta, pues el
derecho al trabajo presenta la connotación de fundamental. El
empleador que no reubique o conserve el empleo a su trabajador
incurre en un acto de discriminación.

Entre los principios mínimos laborales enunciados por el artículo 53


de la Carta Política se encuentran la estabilidad en el empleo, la
remuneración mínima vital, la seguridad social y la irrenunciabilidad
de los beneficios mínimos establecidos. Además, dicha norma
obliga al empleador a respetar la protección que la le

REUBICACIÓN DEL TRABAJADOR.


Los empleadores están obligados a ubicar al trabajador
incapacitado parcialmente en el cargo que desempeñaba o a
proporcionarle un trabajo compatible con sus capacidades y
aptitudes, para lo cual deberán efectuar los movimientos de
personal que sean necesarios”.y otorga al trabajador a causa de su
posición de debilidad.

Respecto al derecho a la reubicación laboral, la Ley establece que el


empleador se encuentra obligado a reinstalar en la entidad a sus
trabajadores incapacitados parcialmente. Así mismo, según lo
ordena la norma, estos deben ubicarse en el cargo que
desempeñaban o en uno que les permita desarrollar alguna función
dentro de la empresa:

De igual manera, el empleador garantizará la permanencia en el


cargo de dicho empleado a menos que se configure alguna de las
causales para terminar el contrato de trabajo por justa causa o que
éste sea desvinculado mediante una autorización otorgada por el
Ministerio de Trabajo, como lo exige la Ley.

“En ningún caso la limitación de una persona, podrá ser motivo


para obstaculizar una vinculación laboral, a menos que dicha
limitación sea claramente demostrada como incompatible e
insuperable en el cargo que se va a desempeñar. Así mismo,
ninguna persona limitada podrá ser despedida o su contrato
terminado por razón de su limitación, salvo que medie autorización
de la oficina de Trabajo”. (El subrayado es nuestro).
Vale señalar que el empleador deberá facilitar las condiciones de
trabajo de dicho empleado y asignarle tareas acordes a su estado
de salud.

“La reubicación laboral del trabajador se hará bajo los mismos o


mayores beneficios correspondientes al cargo que ocupaba antes.
Por tanto, en ningún caso el nuevo puesto podrá dar lugar a la
violación de sus derechos fundamentales, dignidad o mínimo vital
ni ser perjudicial para su salud”
La reubicación laboral del trabajador se hará bajo los mismos o
mayores beneficios correspondientes al cargo que ocupaba antes.
Por tanto, en ningún caso el nuevo puesto podrá dar lugar a la
violación de sus derechos fundamentales, dignidad o mínimo vital
ni ser perjudicial para su salud.

La capacitación del puesto de trabajo antiguo o del nuevo será


necesaria para el trabajador reubicado, pues resulta necesario que
este ejecute sus funciones a cabalidad.

¿Cómo opera el derecho a la reubicación laboral?


Un elemento prioritario de la protección a la población en situación
de discapacidad lo constituye la ubicación laboral, ya que el trabajo
promueve la integración social de esta población, recordó la Corte
Constitucional
En ese sentido, la protección especial implica que en ningún caso la
disminución de la capacidad laboral de una empresa será motivo
para obstaculizar su vinculación laboral, a menos que dicha
limitación sea demostrada como incompatible e insuperable en el
cargo que se va a desempeñar.

Así sucede también en el ámbito militar, donde las fuerzas militares


deben evaluar la posibilidad de reubicar al soldado profesional que
ha sufrido una limitación física, sensorial o sicológica, incluso si ello
implica capacitarlo para ejercer una nueva función.

Por lo anterior, la alta corporación recordó que, en desarrollo del


derecho a la igualdad material, las personas en situación de
discapacidad son sujetos de especial protección constitucional y
tienen derecho a la precitada reubicación laboral que implica, entre
otros:

i. Desempeñar trabajos acordes a sus condiciones de


salud que le permitan acceder a los servicios necesarios para su
subsistencia.
ii. Obtener su reubicación en un trabajo que tenga los
mismos o mayores beneficios laborales al cargo que ocupaba antes.

iii. Recibir la capacitación necesaria para el adecuado


desempeño de las nuevas funciones.

iv. Obtener de su empleador la información necesaria en


caso de que la reubicación no sea posible, a fin de que pueda
formularle las soluciones que estime conveniente. (Lea: Trabajador
al que no se le extiende fuero materno puede acudir ante un juez
para defender sus derechos)

De otra parte, la Corte explicó que es razonable que el régimen


normativo de las fuerzas militares considere que se requiere plena
capacidad y aptitud sicofísica por parte de un soldado profesional
para el adecuado desempeño de su misión constitucional; pero de
esto no se colige que ellos puedan ser retirados cuando contraen
una limitación física o sicológica, ya que supondría el
incumplimiento del deber de protección especial ya referido.

Por lo tanto, antes de dar aplicación a las normas sobre


desvinculación en razón de la disminución de la capacidad laboral
es necesario hacer una valoración de las condiciones de salud, las
habilidades, destrezas y capacidades del afectado, a fin de
establecer qué otras actividades podría desempeñar en la
institución

También podría gustarte