Está en la página 1de 2

¿Cómo funciona exactamente un tanque séptico?

Un tanque séptico es básicamente un recipiente rectangular bajo la tierra para las aguas


servidas. Es impermeable, hecho de cemento, y consta de tanques que se dividen en
cámaras. La primera cámara tiene dos veces el volumen de la segunda y la mayoría de la
materia sólida orgánica, conocida como lodo, se establece aquí. La segunda cámara
purifica las aguas residuales.

El tanque séptico recoge las aguas residuales de los inodoros, duchas, lavaderos, etc.
Debido a la ausencia de corriente, el lodo se establece en el fondo del tanque con rapidez.
La digestión anaeróbica de las bacterias en el lodo conduce a la generación de metano y
dióxido de carbono, el lodo se estabiliza y no se pudre más. Las partículas de lodo
estabilizado permanecen, algunas flotan en la cima como escoria. Un tanque séptico debe
ser construido de tal manera que haya tiempo máximo de contacto con los
microorganismos a fin de agilizar la digestión del lodo. Esto se logra mediante la
colocación de la entrada, el desagüe, y la salida en diagonal entre sí y haciendo que los
arroyos fluyan en las tuberías colocadas verticalmente.

El agua semi purificada se mueve a la segunda cámara a través de los desagües que se
construyen de tal manera que el movimiento ascendente del agua impide que las
partículas más grandes fluyan a la segunda cámara. La alimentación, digestión, y
establecimiento de la materia orgánica continúa en la segunda cámara. El tiempo de
retención en la segunda cámara es la mitad del de la primera cámara por su tamaño y por
el hecho de que la cantidad de materia orgánica a tratar aquí es menor. La salida se
construye en la esquina diagonal al desagüe.

Las aguas residuales tratadas se dirigen a un campo de drenaje, también conocido como
un campo de filtración, en donde todas las impurezas que aún existen se descomponen
naturalmente, y el agua es absorbida por el sistema de raíces de las plantas o incluso
puede pasar a formar parte de las aguas subterráneas. El gran tamaño del campo de
drenaje es necesario si el suelo no es muy poroso. Un sistema séptico puede llegar a
funcionar por completo mediante el uso de las fuerzas gravitacionales, en algunos lugares,
sin embargo, una bomba puede ser necesaria para superar las limitaciones topográficas.

La tasa de generación de lodo en los tanques sépticos es de alrededor de 0,05 metros


cúbicos al año por individuo. Los tanques sépticos deben ser vaciados una vez cada
algunos años para que haya espacio suficiente para que los microorganismos ataquen a
las aguas residuales y para que el lodo se establezca. El tanque séptico se puede vaciar
cada 5 a 7 años, dependiendo de la cantidad de aguas residuales que procese. El tanque
se vacía utilizando un camión extractor manejado por personal capacitado. El lodo que se
aspira con el camión extractor se lanza a las plantas de tratamiento de aguas residuales,
rellenos sanitarios, o camas de secado de lodo.
El lodo correctamente digerido se puede utilizar como fertilizante natural, esto sólo se
puede lograr si no se añade agua fresca al tanque por al menos una semana. El diseño del
tanque séptico debe ser tal que las aguas residuales siempre fluyan en su dirección y que
no ocurran cortocircuitos en el flujo hídrico. Conectores en T con aberturas de entrada y
salida bajo el nivel del agua deben ser utilizados para la entrada, el desagüe y la salida.
Esto evita que la escoria flotante obstruya los tubos. Una trampa de grasa, o triturador se
debe proveer para el tubo de entrada de aguas residuales.

También podría gustarte