Está en la página 1de 8

ONDAS:

Cuando arrojas una piedra a un estanque, tocas la guitarra o enciendes una bombilla


desencadenas fenómenos físicos de naturaleza muy diferente, pero con un
denominador común: se propaga una perturbación en la que no hay transporte neto de
materia. En realidad todos ellos son ejemplos de movimiento ondulatorio o de
propagación de onda. En este apartado nos aproximamos por primera vez al fenómeno
ondulatorio, tratando de responder a la pregunta "¿qué son las ondas?" , y aprendiendo
las semejanzas que guardan todos los ejemplos señalados. Estudiaremos:

 Las características de las ondas


 La relación entre las ondas y el movimiento armónico simple
 Cómo describir una onda desde el punto de vista matemático
 Cómo podemos producir ondas
 Los distintos tipos de ondas

Características del movimiento ondulatorio

Hasta ahora hemos estudiado distintos tipos de movimientos de cuerpos que se


desplazan en el espacio. Por ejemplo, un coche que sigue una determinada trayectoria,
un bloque que se desliza por un plano inclinado, un muelle o un planeta alrededor del Sol.
En todos ellos se transporta la masa y, junto a esta, el momento lineal y la energía
cinética. El caso del movimiento ondulatorio es distinto.

El movimiento ondulatorio o movimiento de propagación de onda se define como


una perturbación que se propaga de un punto a otro sin que exista transporte neto de
materia, pero sí transmisión de energía.

Podemos ilustrar nuestra definición con un ejemplo fácilmente reproducible. Cuando una
piedra cae a un estanque, o bien agitas el dedo en su superficie, se genera una
perturbación. Dicha perturbación es una onda que se extiende en forma de círculos
concéntricos haciendo que un trozo de corcho, situado a cierta distancia del punto en el
que cae la piedra, o agitabas el dedo, comience a oscilar de arriba a abajo.

Las perturbaciones que se generan en el agua cuando cae una gota son también un
ejemplo de ondas.
Es importante que te des cuenta de que lo que se desplaza es la perturbación en sí, no
las moléculas de agua. Estas permanecen oscilando en torno a su posición de equilibrio
sin producir un desplazamiento neto de materia. El trozo de corcho de nuestro ejemplo,
inicialmente en reposo, pone de manifiesto la transmisión de energía que se se
produce sin que se desplace el agente que causa la perturbación, la piedra, que queda en
el fondo del estanque allá donde cayese, o tu dedo, que permanecerá en todo momento
unido a tu mano, afortunadamente.

A partir de este ejemplo podemos sintetizar las siguientes características de las ondas:

 Se hace necesario un foco emisor o fuente que actúe como origen de la


perturbación. La energía del foco es transmitida al medio de propagación en sus
inmediaciones. En nuestro caso, la piedra al caer, o tu dedo al agitarse, comunican
su energía a las moléculas del agua que se encuentran próximas

 Debe existir un medio de propagación que, a medida que es atravesado por la


perturbación, experimenta una variación temporal y reversible en alguna de sus
propiedades físicas. Dicho medio, material o no, sirve de soporte a la transmisión
del movimiento ondulatorio pero no es transportado en sí mismo. En el caso de
nuestro ejemplo, cuando la onda alcanza las partículas del agua del estanque,
inicialmente en reposo, estas comienzan a vibrar, alterando su posición hacia
ambos lados de su punto de equilibrio. Al cabo del tiempo regresan a su estado
inicial, como se pone de manifiesto igualmente en el comportamiento del trozo de
corcho

 Cada punto del medio transmite la perturbación a los puntos vecinos. De esta
manera, podemos decir que el fenómeno ondulatorio es una forma cooperativa
de propagación de la energía en la que esta se transmite entre el foco y los
puntos alcanzados

 A medida que la perturbación se propaga la onda se amortigua.


Esta amortiguación se debe al reparto de energía que se va produciendo a
medida que la perturbación viaja alcanzando un espacio cada vez mayor, pero
también se debe a otros factores como el grado de elasticidad del medio o el
posible rozamiento entre partículas. Así, el trozo de corcho del ejemplo vibrará con
más amplitud cuanto más cerca se encuentre del punto en el que cae la piedra
 Existe un retardo entre el momento en que la piedra cae y se genera el
movimiento ondulatorio y el momento en que los puntos más lejanos son
alcanzados. Esto pone de manifiesto una velocidad finita de propagación de las
ondas. En el ejemplo del estanque y la piedra, el trozo de corcho, a cierta distancia
del punto sobre el que cae la piedra, altera su posición momentos después de que
haya caido la piedra que genera la onda

 La onda no es un ente material pero si una entidad física real ya que transporta


energía e interacciona con la materia. Efectivamente, la onda no es la piedra, ni
las moléculas de agua del estanque ni el corcho. Es, por el contrario, la energía
propagándose de la manera en que lo hace y alterando las propiedades del medio

Ondas y movimiento armónico simple

Cuando estudiamos el movimiento armónico simple veíamos las características de una


sola partícula. Decíamos entonces que las fuerzas que la hacían vibrar eran
proporcionales a su posición de equilibrio. Sin embargo no decíamos nada sobre los
efectos que dicha vibración producía en su entorno. No estudiábamos tampoco la energía
que podía propagar dicha vibración. Esta es la principal diferencia de enfoque entre el
estudio de las ondas y el del movimiento armónico simple. Por tanto:

Hay que diferenciar claramente dos fenómenos distintos: las oscilaciones o vibraciones de
una partícula o partículas concretas (movimiento de materia) y la transmisión de una
perturbación (movimiento de energía) producida a consecuencia de dichas oscilaciones.

Aunque una onda puede provocar que las partículas del medio se muevan en un
movimiento armónico simple, cuando estudiamos las ondas nos centramos
fundamentalmente en la transmisión de la perturbación y no en el movimiento de una
partícula individual. Podemos ilustrar esto volviendo a nuestro ejemplo de la piedra y el
estanque. Cada una de las partículas del estanque vibra, de manera aproximada, según
un m.a.s. amortiguado con el paso del tiempo. Esto se pone claramente de manifiesto en
el corcho que sube y baja de manera periódica. Sin embargo, cuando estudiamos el
fenómeno ondulatorio, lo que nos interesa principalmente es la propagación de la
perturbación en su conjunto, a todos los puntos del estanque.

 
Concepto de onda
El movimiento ondulatorio se caracteriza por ser una perturbación que se propaga
transmitiendo energía sin que exista transporte neto de materia. Pulsa sobre el
botón play para comenzar a experimentar.

Enfoque matemático

El ejemplo de la piedra en el estanque es válido para aproximarnos por primera vez al


concepto de onda pero la variación de posición en las partículas del medio no es la
única magnitud física que puede variar en el movimiento ondulatorio. Así, uno de los
fenómenos ondulatorios más comunes en la naturaleza es el sonido. En tal caso la silueta
característica de la onda aparece al representar la presión del aire, tal y como se aprecia
en la figura siguiente:

El sonido son ondas en el aire


El sonido emitido por un altavoz se basa en la propagación de la variación más o menos
periódica de la presión del aire que le rodea, moviendo una membrana que posee en su
interior.

Por tanto, existen distintas propiedades físicas que pueden varíar en el medio. La posición
de las partículas, la presión del aire o el campo electromagnético, en el caso de la luz, son
algunas de ellas. En cada uno de estos casos si tomamos una imagen instantánea de
estas propiedades obtenemos un perfil espacial que nos muestra el avance de la
perturbación en el medio. Por el contrario, si nos enfoquemos en una porción concreta del
medio, obtenemos una visión dinámica de la evolución temporal de cada una de estas
porciones.

A partir de todas las ideas anteriores podemos concluir que:


Desde el punto de vista matemático una onda es una ecuación que recoge la evolución
temporal y espacial de la perturbación de un determinado medio, material o no, y que es
generada por un foco emisor.
y=f(x,t)

La expresión anterior simplemente indica que una onda es una función f que asigna un
valor concreto a una variable y (la coordenada y de la posición de las partículas, la
presión del aire, etc) a partir de su posición espacial x y del instante t en el que estemos.

Visualizar completamente una onda es imposible en una sola imagen, ya que en ella no
podemos representar la evolución temporal y espacial a la vez. En el lenguaje común, sin
embargo, se suele llamar onda al perfil instantáneo de la perturbación del medio, tal y
como se apreciaba en la imagen anterior.

Ecuación de onda

Como puedes suponer, no todas las funciones f(x,t) son ondas, sino que deben cumplir lo
que se conoce como ecuación de onda. Su estudio detallado queda fuera del alcance de
este nivel, sin embargo dejamos aquí su expresión para una onda de velocidad v en caso
de que fuese su uso necesario:

∂2y∂x2=1v2∂2y∂t2

A pesar de ello, cuando las variaciones espaciales y temporales de la onda se pueden


expresar como funciones sinusoidales (función seno o coseno) el estudio matemático se
simplifica enormemente. Decimos entonces que nos encontramos ante una onda
armónica.

Formas de producir ondas

Podemos generar ondas de dos formas distintas:

 Mediante un pulso o pulso de ondas: Se trata de una perturbación


individual como la que ocurre si, por ejemplo, agarras el extremo de una cuerda
tensa y das una sacudida
 Mediante un tren de ondas: Se trata de una sucesión contínua de pulsos que
generan una onda viajera. Ocurre, por ejemplo, cuando das varias sacudidas de
forma periódica al extremo de una cuerda tensa
En general, cuando hablemos de onda y de los parámetros que las definen estaremos
refiriéndonos a un tren de ondas.

Experimenta y Aprende

Generación de ondas. Pulsos y trenes de onda


Las ondas se pueden generar mediante pulsos de ondas o trenes de ondas. Pulsa sobre
el botón play para comenzar a experimentar.

Tipos de ondas

Existen distintas clasificaciones posibles para las ondas, según el tipo de criterio


utilizado. Aquí recogemos los más habituales:

1. Tipo de energía propagada

o Ondas mecánicas: Se propaga energía mecánica. También reciben el


nombre de ondas materiales ya que necesitan un medio material elástico
de propagación. Ejemplos son el sonido o la onda propagada por el
estanque que vimos anteriormente

o Ondas electromagnéticas: Se propaga energía


electromagnética producida por oscilaciones de campos eléctricos y
magnéticos. No necesitan de medio material de propagación. Como
ejemplo podemos señalar la luz, cuyo medio de propagación más
favorable es el vacío

2. Dirección de propagación

o Ondas longitudinales: Son aquellas en las que la dirección de vibración


coincide con la dirección de propagación. Se puede entender como una
sucesión de contracciones y dilataciones. También reciben el nombre
de ondas de presión. Ejemplos son el sonido o un muelle como el primero
de la figura inferior
o Ondas transversales: Son aquellas en las que la dirección de propagación
y vibración son perpendiculares entre sí. Se puede entender como una
sucesión de crestas (máximos) y valles (mínimos). La onda propagada en
el estanque de nuestro ejemplo,la propagada en una cuerda o la
propagada en el segundo muelle de la figura inferior son ejemplos de
ondas transversales

Ondas longitudinales y transversales


El resorte de la figura sirve de soporte a ondas longitudinales (izquierda) y a
transversales (derecha). La flecha en rojo indica la dirección de propagación de la
perturbación. Observa como la dirección de la flecha coincide con la dirección de
vibración de las partículas del resorte en el caso de las ondas longitudinales. En el
caso de las ondas transversales, las direcciones son perpendiculares, como indica
la flecha azul.

3. Número de dimensiones de propagación

o Ondas unidimensionales: La energía se propaga en principalmente una


dimensión, por ejemplo, la onda que se propaga en una cuerda

o Ondas bidimensionales: La energía se propaga principalmente en dos


dimensiones, por ejemplo, las ondas que se propagan en la superficie del
agua de un estanque

o Ondas tridimensionales: La energía se propaga principalmente en tres


dimensiones, por ejemplo, la luz o el sonido
Adicionalmente podemos decir que una onda es:

 Viajera: Cuando la energía que aporta el foco emisor al medio avanza en un único
sentido. Se dan en medios libres o abiertos en los que la propagación no
encuentra ningún obstáculo que refleje la onda hacia el foco emisor. Por ejemplo
la onda que generamos en una cuerda en la que uno de sus extremos está unido a
nuestra mano y el otro quedá libre

 Estacionaria: Cuando la energía queda confinada a una región del espacio. Se


dan en medios cerrados o limitados que hacen que la onda se refleje hacia el foco
emisor. Por ejemplo se producen cuando generamos una onda en una cuerda en
la que unos de sus extremos está unido a nuestra mano y el otro está fijo.
También puede suceder en una cuerda en la que ambos extremos están fijos,
como es el caso de las cuerdas de guitarra

 Armónica: Cuando podemos expresar las variaciones espacial y temporal


mediante funciones senos o cosenos. Cada porción del medio de propagación
ejecuta un m.a.s.

Nuestro estudio en el resto del tema se reducirá al caso de las ondas mecánicas,


centrándonos especialmente en aquellas que son armónicas. Con ello simplificaremos
enormemente el tratamiento matemático sin perder contenido físico.