Está en la página 1de 9

Revisión de la literatura

COVID-19 en adultos mayores: Contexto clínico y social


de la enfermedad en Colombia.

COVID-19 in older adults: Clinical and social context of the disease in Colombia.

Jonattan Hernández1,a, Francisco-Javier Tamayo2,a

1. Médico, Residente de Especialización en RESUMEN


Medicina Familiar. Antecedentes: La pandemia relacionada con el COVID-19 ha hecho surgir métodos diagnósticos y estrategias
2. Médico, Especialista en Gerencia en Salud farmacológicas para contrarrestar las complicaciones pulmonares asociadas a este virus. En la literatura
del Adulto Mayor, Especialista en Medicina no se abordan suficientemente las implicaciones clínicas en cuanto a morbilidad y mortalidad del adulto
Interna, Especialista en geriatría. Magíster mayor; este es un punto de partida para la protección y mitigación del contagio en este grupo poblacional.
en Salud Pública, Profesor Departamento de Objetivo: Se desarrolló una revisión de literatura para evidenciar la situación del adulto mayor respecto a
Clínicas Médicas, Profesor Departamento la infección pandémica por el nuevo Coronavirus, identificando los factores de riesgo, la fisiopatología,
Salud Pública. las manifestaciones clínicas y el manejo clínica y social adecuado en este grupo poblacional. Materiales y
métodos: Se realizó una búsqueda sistemática en la base de datos MEDLINE a través del buscador PubMed.
a. Pontificia Universidad Javeriana Cali (Colom- Se incluyeron investigaciones del 2020 que abordaran la infección por Coronavirus en adultos mayores,
bia). sus manifestaciones clínicas, diagnóstico y manejo, recomendaciones y guías de mitigación de contagio.
Resultados: Se encontraron 250 artículos de los cuales se redujo a un número de 60 artículos relacionados
con los criterios de inclusión. Conclusión: A pesar del gran número de publicaciones acerca de la infección
CORRESPONDENCIA por COVID-19, no hay un consenso específico en cuanto a la infección, su diagnóstico y tratamiento en
Jonattan Hernández el paciente adulto mayor, por lo cual se recopiló la información dispuesta hasta el momento para dar un
ORCID ID https://orcid.org/0000-0002-1246-2101 contexto actual de lo que hasta ahora se ha revisado en cuanto a esta infección en dicho grupo poblacional.
Facultad de Ciencias de la Salud
Pontificia Universidad Javeriana Cali (Colombia) Palabras clave: COVID-19, SARS-CoV-2, manifestaciones clínicas, complicaciones infección viral,
E-mail: jonattanhdez@gmail.com adultos mayores.

ABSTRACT
CONFLICTO DE INTERESES Background: The pandemic related to COVID-19 has given rise to diagnostic methods and pharmacological
Los autores del artículo hacen constar que no strategies to counteract the pulmonary complications associated with this virus. The clinical implications
existe, de manera directa o indirecta, ningún regarding morbidity and mortality in the elderly are not sufficiently addressed in the literature; This is a
tipo de conflicto de intereses que pueda poner en starting point for the protection and mitigation of contagion in this population group. Objective: A litera-
peligro la validez de lo comunicado. ture review was developed to demonstrate the situation of the elderly with respect to pandemic infection
with the new Coronavirus, identifying risk factors, pathophysiology, clinical manifestations, and adequate
clinical and social management in this population group. Materials and methods: A systematic search
of the MEDLINE database was carried out through the PubMed search engine. Research from 2020 that
addressed Coronavirus infection in older adults, its clinical manifestations, diagnosis and management,
recommendations and guidelines for contagion mitigation were included. Results: 250 articles were found
of which it was reduced to a number of 60 articles related to the inclusion criteria. Conclusion: Despite the
large number of publications on COVID-19 infection, there is no specific consensus regarding the infection,
its diagnosis and treatment in the elderly patient, therefore the information available to date was compiled
to give a current context of what has been reviewed so far regarding this infection in this population group.
RECIBIDO: 26 de junio de 2020.
ACEPTADO: 13 de julio de 2020. Key words: COVID-19, SARS-CoV-2, clinical manifestations, viral infection complications, older adults.

Hernández J, Tamayo FJ. COVID-19 en adultos mayores: Contexto clínico y social de la enfermedad en Colombia. Salutem Scientia
Spiritus 2020; 6(Suppl 1):67-75.

La Revista Salutem Scientia Spiritus usa la licencia Creative Commons de Atribución – No comercial – Sin derivar:
Los textos de la revista son posibles de ser descargados en versión PDF siempre que sea reconocida la autoría y el texto no tenga modificaciones de ningún tipo.

Salutem Scientia Spiritus | Volumen 6 | Suplemento 1 | Enero-Junio | 2020 | ISSN: 2463-1426 (En Línea) 67
Hernández J, Tamayo FJ.

INTRODUCCIÓN comportamiento del COVID-19 en la población de adultos


mayores? Se incluyeron todos los estudios de investigación
En noviembre de 2019, la ciudad de Wuhan (China) reportó su empírica (independientemente de su enfoque), realizados en el
primer caso asociado a la infección pulmonar de un nuevo Corona- ámbito de la nueva infección por Coronavirus reportados desde
virus, hecho que marcó el inicio de una nueva epidemia en el país el 1 de enero hasta el 1 de abril de 2020. Se incorporaron estudios
y posteriormente en el mundo.1 Sin embargo, las enfermedades publicados en lengua española e inglesa. Se excluyeron las cartas
causadas por Coronavirus no son nuevas, ya se habían reportado a los editores, los artículos de opinión o reflexión, los editoriales
casos de infecciones por Coronavirus desde 1965 en un artículo y las presentaciones en congresos o conferencias, así como los
publicado en la Revista Británica de Medicina. Tyrrel y Byrone2 estudios incompletos.
aislaron por primera vez el virus relacionado con infección res-
piratoria de la aspiración de secreción en un menor de 5 años. Estrategias de búsqueda: La búsqueda fue desarrollada de forma
Este reporte dio pie a la nueva investigación con microscopía independiente por dos investigadores y se centró en la base de
electrónica, entendiendo la morfología anatómica y virulencia datos MEDLINE a través del motor de búsqueda PubMed. Se
del patógeno descrita en 1967 y, a finales de los años 70, Tyrell utilizaron los siguientes términos de búsqueda: infección por
y Almeida lograron identificar dicho patógeno y lo denomina- Coronavirus, COVID-19 en adultos mayores, adultos mayores
ron Coronavirus,2 evidenciando también que dicho virus había y Síndrome de Dificultad Respiratoria Aguda, manifestaciones
migrado de infecciones en animales y podía transmitirse a seres clínicas por COVID-19 en adultos mayores, complicaciones de
humanos, no solo como enfermedades respiratorias sino también infección viral por COVID-19 en mayores de 60 años. Simultá-
con manifestaciones gastrointestinales de manera autolimitada. neamente, se hizo una búsqueda en los registros de protocolos de
De igual modo, China había vivido una infección endémica re- la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Instituto Nacional
lacionada con este tipo de virus en 2002 y 2003 con el llamado de Salud (INS) y el Ministerio de Protección Social en Colombia,
SARS-CoV que contagió aproximadamente a 5327 pacientes en ya que estos, pese a que no se encuentren indexados en una base de
la ciudad de Mailand3 y que posteriormente se diseminó al resto datos, publican diversos comunicados importantes que implican
del continente europeo y América del Norte, ocasionando un total el seguimiento, epidemiología y protocolos para los pacientes
de 1600 muertes. mayores de 60 años relacionados con la infección por COVID-19.

En una cantidad menor, el MERS- CoV se difundió de manera Selección de los estudios: Se inició el proceso de búsqueda en la
zoonótica, transmitida de un camello a un ser humano en el oriente base de datos con un resultado inicial de 250 artículos. Se revi-
medio y se propagó a China y Japón dando a conocer la posible saron los artículos a través del título y el resumen; se clasificaron
distribución de contagio y propagación del virus. Estos fueron los documentos como irrelevantes, potencialmente relevantes o
puntos de partida importantes para descifrar el comportamiento relevantes. Dentro de los irrelevantes se identificaron artículos
de la virulencia del patógeno, sin embargo, este comportamiento duplicados o que no cumplían con alguno de los criterios de inclu-
fue muy diferente en cuanto a la propagación en China, Italia y sión. Los potencialmente relevantes fueron aquellos cuya lectura
España.4 del resumen fue insuficiente y se requería una lectura integral para
tomar decisiones. Los artículos relevantes fueron aquellos que
Estos comportamientos llevaron a grandes inquietudes para el cumplieron con todos los criterios. Se seleccionaron 60 artículos
entendimiento de dicho virus, encontrando que tanto el MERS (Figura 1), que fueron analizados de forma descriptiva.
como el SARS tienen genomas similares y que hacen parte de las
familias de los alpha y beta Coronavirus, que tienen infecciones RESULTADOS
asociadas a los seres humanos; contrario a los gama Coronavi-
rus que solo afectan a los animales. Esto explicaría de manera A partir del análisis de los artículos, se establecieron cinco ca-
directa la contaminación de los seres humanos por consumo de tegorías para organizar sus contenidos y aportes, presentados a
fauna silvestre en los mercados de Wuhan y que sería la teoría continuación.
más acertada de contagio masivo en este país.5 Considerando este
contexto, en este artículo se busca hacer una revisión sistemática Adulto mayor y COVID-19
de literatura sobre el nuevo Coronavirus, centrada en las implica-
ciones clínicas y sociales de los adultos mayores. Según los artículos revisados, uno de los factores de riesgo más
significativos es la edad: en las personas mayores de 65 años la
MATERIALES Y MÉTODOS cifra de contagio puede elevarse a un 70%-80% de probabilidad.
En China, el porcentaje de contagio de los mayores de 80 años
Pregunta de investigación y criterios de selección: La revisión fue solo de un 3%, que se podría explicar por la medida de ais-
buscaba responder a la pregunta ¿Qué se sabe y cómo es el lamiento que ordenó este país desde el principio de la epidemia;

68 Salutem Scientia Spiritus


COVID-19 en adultos mayores

sin embargo, la mortalidad de este último grupo poblacional Número de registros


llegó a un 15%, lo que implica que además de ser vulnerables identificados mediante
en cuanto al contagio tienen un alto porcentaje de fallecimiento búsquedas en MEDLINE y
por esta patología.6 Embase (n=250)

Las estadísticas de contagio y mortalidad cambiaron en Europa y


esto se podría explicar por la pirámide poblacional relacionada, Número de registros selec- Número de registros
pues en China el porcentaje de personas en un rango de 60 a 89 cionados (n=250) excluidos (n=75)
es de 13,4% (datos de enero de 2020),7 mientras que en Europa
esta cifra es casi el doble: aproximadamente 22,4%. A pesar de
que el virus ha contagiado más a pacientes entre 20 y 60 años, es Número de artículos de Número de artículos de
importante identificar que los contagios en los adultos mayores texto completo evaluados texto completo excluidos
ha desembocado en el fallecimiento de muchos de ellos en los para su elegibilidad (n=175) (n=115)
países europeos.8
Número de estudios
En Colombia, el porcentaje de personas entre 60 y 89 años es de incluidos en la síntesis
12,4%. En lo que va recorrido del año, las cifras de contagio son cualitativa (n=50)
mayores en pacientes entre 20 y 45 años y la tasa de mortalidad
por el virus no pasa del 1% en grupos poblacionales mayores
de 60 años.7 No obstante, se reconoce que los adultos mayores Figura 1. Estrategia de selección de los artículos.
tienen más riesgo, pues además de las condiciones propias del
huésped que pueden ser factores de riesgo tales como hiperten-
sión arterial, diabetes mellitus y otras enfermedades crónicas, el
envejecimiento ha sido uno de los factores que involucra no solo a los pacientes que consumen inhibidores de la angiotensina II
los anteriormente mencionados sino también una disminución de que podría tener implicaciones farmacológicas de protección o
la función en el sistema inmune y cambios en el cardiovascular aumento de riesgo en pacientes con más de 60 años. Sin embargo,
que incrementan la probabilidad de infección y mortalidad en los estas teorías no tienen una base epidemiológica sustentada aún
adultos mayores. Esto implica que se deben brindar medidas de en modelos humanos por lo cual se requieren más estudios para
prevención en este grupo poblacional.9 obtener una conclusión sobre este tema.12

Fisiopatología OC43 y HKU1 como ácido neuroanímico que presenta afinidad


importante en tejido neuronal de sistema nervioso central explica-
Los Coronavirus que afectan a los seres humanos son los alpha y ría algunas manifestaciones clínicas importantes como la anosmia
beta Coronavirus; el término corona se relaciona con las glicopro- y la ageusia en pacientes adultos, incluso cuadros clínicos como
teínas en forma de espiga que se encuentra alrededor de la mem- el delirium, no solo en el adulto mayor sino también adultos jóve-
brana viral, que hace parte del ensamble y patogenicidad del virus. nes. No obstante, se requieren más estudios para tener certeza de
Asociado tiene glicoproteínas de hemaglutinina y glicoproteína de estas implicaciones clínicas.13 Por último, y estudiado desde los
envoltura pequeña que se relacionarían con receptores específicos anteriores contagios por MERS-CoV, se han identificado recepto-
de células humanas,10 incluso se ha determinado que presenta res del DPP4 estrechamente relacionados con el tejido renal con
neurotropismo importante en adultos mayores.5 Estas proteínas reporte de casos que implican nefritis inflamatoria relacionada. 14
envuelven una cadena de ARN replicada con nucleocápsides que Teorías que han salido a la luz pública desde Europa, particular-
hacen el proceso de replicación en las células humanas. Además mente desde Italia, mencionan posiblemente cuadros de síndromes
de esta estructura morfológica del virus, cabe anotar que presenta de coagulación intravascular y aumento de adhesión plaquetaria,
receptores específicos con tropismos en cada uno de los tejidos lo que conlleva sucesivamente a cuadros de trombosis eviden-
celulares humanos dentro de su ciclo replicativo.11 ciados en autopsias para pacientes positivos para COVID-19.15
Una vez el virus entra en contacto con la membrana celular
La 229E aminopeptidasa N y NL63, SARS-CoV(1 y 2) que inte- empieza un proceso de acoplamiento con las diferentes glico-
raccionan directamente con los receptores de enzima convertidora proteínas anteriormente mencionadas y se inicia el momento de
de angiotensina (ECA) implicados en la síntesis de esta enzima adhesión del virus a la célula humana; una vez dentro de la célula,
dentro del pulmón, explicaría el daño estructural del parénquima el virus aprovecha todo su metabolismo energético, propio de
pulmonar y posteriormente el desdecadenamiento de la falla ven- la mitocondria, y comienza el proceso de replicación de ARN,
tilatoria de los pacientes. Esto trae consigo una teoría asociada realizando copias indefinidas por parte de la célula huésped.16

Salutem Scientia Spiritus | Volumen 6 | Suplemento 1 | Enero-Junio | 2020 | ISSN: 2463-1426 (En Línea) 69
Hernández J, Tamayo FJ.

Posteriormente, con el proceso de replicación se inicia la copia


de la envoltura viral por parte del retículo endoplásmico y el
aparato de Golgi. Así empieza el proceso de apoptosis celular y
salida de nuevos patógenos con ARN celular del huésped. Esto
se traduce en daño estructural de tejido y muerte celular además
de nuevas réplicas celulares.

Dentro de la inmunidad tenemos las principales barreras de pro-


tección que son los cilios y la mucosidad, que en el adulto mayor
se ven disminuidos, disfuncionales o atrofiados y esto constituye
uno de los principales factores para el ingreso del patógeno.17 La
inmunidad innata dada por los macrófagos y células epiteliales
también presenta cambios de envejecimiento celular según la
teoría de la senescencia inmunohumoral; estas células encarga-
das de la presentación del antígeno y reclutamiento de linfocitos
se han asociado a peor pronóstico en cuanto a sintomatología y
gravedad de las afecciones respiratorias, cuando se encuentran
disminuidas, constituyendo la linfopenia (< 800 L/c) y aumen-
tando así el riesgo de mortalidad hasta en un 80 %, asociación Figura 2. Manifestaciones clínicas de los adultos mayores infec-
bastante alta para nuestros pacientes mayores.18 tados por COVID-19.

Este envejecimiento del sistema inmune es fundamental para


entender el proceso de enfermedad con respecto al virus, ocasio-
nando hipoxia celular, aumento de los procesos inflamatorios, te en pacientes mayores de 60 años en el inicio de la enfermedad,
aumento de IL 6 y 10 que conllevan a un deterioro mayor en cuanto una de las hipótesis relaciona esto con el neurotropismo, el cual
a la estructura celular no solo a nivel pulmonar; algunos estudios lesiona de forma temporal las raíces nerviosas que pasan por la
observacionales clínicos mencionan el deterioro de células mio- lámina cribosa.14 El neurotropismo mencionado también se ha
cárdicas ocasionando aumento de falla cardíaca con reportes de relacionado con síntomas propios de las infecciones graves en el
miocarditis dilatada grave que causan deterioro cardiovascular adulto mayor, como el delirium de inicio súbito que también debe
importante.19 En cuanto al neurotropismo, se ha estado indagando tenerse en cuenta en la atención de estos pacientes.24
el aumento de accidentes cerebrovasculares mencionados y atri-
buidos a la infección por COVID-19.20 Muchos de los síntomas Por su parte, la Academia Europea de Dermatología y Venereo-
iniciales en los adultos mayores son síntomas gastrointestinales logía en febrero de 2020 reportó casos mencionando la manifes-
que en principio no se reportan como infecciones asociadas tación dermatológica por infecciones virales en adultos mayores
al virus; sin embargo, algunas características de la celularidad de 65 años hospitalizados, quienes presentaron en un 20% estas
gastrointestinal se ven comprometidas en este tipo de infección.21 manifestaciones. Pudieron observarse rash eritematoso, urtica-
ria generalizada y erupción variceliforme ubicados en tronco y
Manifestaciones clínicas en el adulto mayor miembros inferiores, sin ninguna relación con la severidad de la
enfermedad 25 (Figura 2).
Los síntomas de los pacientes con infecciones por Coronavirus son
variados, sin embargo, se ha conservado un patrón descrito desde Diagnóstico
los primeros contagiados: tos, fiebre y sensación de malestar.22 En
el anciano, el síntoma de disnea sin ningún otro síntoma asociado Se ha dispuesto por parte del Ministerio de Protección Social en
debe generar sospecha de infección. Hay otro tipo de síntomas que Colombia la realización de pruebas específicas para COVID-19.
se han descrito como la agudización de la insuficiencia cardíaca Esta disposición tiene algunos criterios que se incluyeron en el
y la disminución de la clase funcional, producidas por daño es- documento de la OMS de febrero de 2019, donde se estipularon
tructural de las células cardíacas causando daño microvascular los casos de seguimiento, realización y control de las pruebas PCR
con estrés oxidativo, hipermeabilidad vascular y vasoespasmo (reacción de cadena de polimerasa) para el diagnóstico viral.12
ocasionando lesiones directas al miocardio.23 Después de la alerta propuesta por la OMS como pandemia por
Coronavirus y posterior a 80000 contagios aproximadamente a
La Sociedad Española de Cardiología en marzo de 2020 menciona nivel mundial, el 6 de marzo en la ciudad de Bogotá Colombia
síntomas como anosmia y ageusia, que se han descrito últimamen- se realizó el primer diagnóstico de COVID-19. Tras este primer

70 Salutem Scientia Spiritus


COVID-19 en adultos mayores

contagio confirmado se redactó el ABECE COVID-19 por parte Un estudio publicado por Heshi Shi et al en China describe, en
del Ministerio de Protección Social el 10 de marzo de 2020, con 81 pacientes hospitalizados con sospecha de COVID-19, los ha-
los criterios para la toma de pruebas específicas para COVID-19.26 llazgos radiológicos más comunes en cuanto a patrón de lesión
El diagnóstico se hace a través de pruebas moleculares; sin embar- pulmonar, evolución de dichos patrones según pasaban los días, y
go, primero se descarta o confirma la presencia de los virus más diferencias en los pacientes jóvenes y ancianos. Se encontró que
frecuentes, así como el antecedente de viaje del paciente a países los patrones más comunes eran en vidrio esmerilado, seguido de
del exterior de Colombia o su contacto con un caso confirmado, y patrones reticulares y consolidaciones o patrones mixtos, esto en
así es posible definir si puede tener o no la enfermedad. El Labo- un promedio de 5 días posteriores al inicio de la sintomatología.33
ratorio Nacional de Referencia de Virología del INS cuenta con la Llama la atención en el estudio observacional y reporte de serie
capacidad de realizar el diagnóstico para diferenciar Coronavirus de casos que en los pacientes mayores de 65 años los patrones
como COVID-19, SARS, MERS-CoV y los cuatro endémicos en pueden iniciar inclusive desde el día 1, haciendo sospechar daño
Colombia que causan infección respiratoria aguda común (IRA).27 de la arquitectura pulmonar con lesiones tipo consolidaciones o
Los laboratorios clínicos deberán continuar utilizando el algoritmo patrones mixtos demostrando el daño severo en este grupo de
recomendado para la vigilancia de influenza de rutina y los casos población31 (Tabla 1).
de infección respiratoria aguda grave (IRAG) e IRAG inusitado.
Las pruebas para el COVID-19 deben ser realizadas en aquellos Es necesario que en los pacientes ancianos se solicite concomi-
pacientes que se ajustan a la definición de caso, toda vez que se tantemente hemograma, donde se puede determinar el total de
hayan descartado otros agentes como virus respiratorios comunes linfocitos, que como se mencionó anteriormente es un marcador
y bacterianos, causantes de cuadros clínicos similares y deberán importante de mortalidad; dímero D que usualmente presenta
ser enviadas al Laboratorio del INS para que se realice la prueba una elevación precoz en pacientes con infecciones virales y
específica molecular (rRT-PCR) recomendada por la OMS y daño estructural de la arquitectura pulmonar;35 así como otros
desarrollada por investigadores alemanes, implementada como marcadores de inflamación como la ferritina, enzimas hepáticas y
prueba confirmatoria por el INS.28,29 funcionalidad renal, fundamentales para el inicio del tratamiento
farmacológico y para comprobar el daño multisistémico en el
En los adultos mayores, además de la sospecha por cuadro clínico, adulto mayor.12
debe confirmarse la prueba en caso de que el paciente ingrese o
sea valorado en atención primaria, con síntomas como disnea o Es de vital importancia realizar la evaluación multidimensional
disminución de su clase funcional, exacerbación de cuadros res- de los adultos mayores en todas las áreas importantes mediante
piratorios en pacientes con enfermedades pulmonares asociadas, las escalas aplicables en cualquier contexto, tanto hospitalario
aumento de síntomas de insuficiencia cardíaca, incluyendo falla como ambulatorio, la valoración del estado cognoscitivo, estado
cardíaca aguda sin causas aparentes, delirium o manifestaciones nutricional, estado funcional previo que nos ayudaría a determinar
cognoscitivas agudas y falla multiorgánica, muerte súbita sin hasta dónde se llegaría a rehabilitar dichos pacientes y cómo sería
causa aparente en donde se deba descartar la causalidad viral.30 la toma de decisiones en el manejo general.36
Además, se deben solicitar otros métodos diagnósticos para el
enfoque clínico y descartar diagnósticos clínicos diferenciales.31 Tratamiento y contexto social del adulto mayor

Colombia, como muchos otros países que se enfrentan a esta En Colombia, el Ministerio de Protección Social publicó una
pandemia, no tiene disponibilidad de pruebas para realizar a la circular con orientaciones en la prevención, contención y miti-
mayoría de los pacientes que ingresan. A muchas de las personas gación del COVID-19 para personas adultas mayores, centros de
mayores asintomáticas o con síntomas leves no se les realiza el vida, centros día y centros de protección a larga distancia para la
diagnóstico y esto se convierte en un reto para la salud pública. población de riesgo, como la medida más efectiva para el control
La mitigación de la expansión de la enfermedad en un territorio, a
pesar de los esfuerzos gubernamentales nacionales y departamen-
tales, es difícil.32 Esto ha llevado a que se acuñen nuevos métodos
de sospecha diagnóstica con buenas sensibilidades y que podrían Tabla 1. Hallazgos radiológicos en pacientes mayores de 65
ser la guía para la aplicación de pruebas moleculares con una es- años.
pecificidad mayor. Las imágenes diagnósticas se han convertido Hallazgos imagenológicos Porcentaje
en un buen aliado de primera mano para la sospecha de infección Vidrio esmerilado 70%
por COVID-19, inclusive debe realizarse como protocolo en los Consolidación 25%
pacientes que ingresan a los servicios de urgencias, esperando
Infiltrados mixtos 3%
la prueba molecular que tarda aproximadamente de 3 a 5 días
en dar un resultado con inconvenientes como falsos negativos.14 Derrame pleural 2%

Salutem Scientia Spiritus | Volumen 6 | Suplemento 1 | Enero-Junio | 2020 | ISSN: 2463-1426 (En Línea) 71
Hernández J, Tamayo FJ.

de la propagación viral. Estas medidas fueron tomadas de manera Actualmente no se ha definido un tratamiento efectivo para
rápida y oportuna por parte de los entes gubernamentales socia- contrarrestar las diferentes complicaciones propias del virus.
les.37 Como delineamiento social involucra la responsabilidad Solo se han desarrollado a través de ensayos clínicos algunas
directa de los familiares y cuidadores primarios de los pacientes estrategias farmacológicas que podrían aumentar la supervivencia
mayores de 65 años. A cada una de estas personas se le debe en los pacientes contagiados.45 Cabe anotar que dichos ensayos
garantizar un ambiente social, de buen trato y buena alimenta- son realizados en pacientes jóvenes y pocos estudios incluyen la
ción sin importar el lugar en donde se encuentren, de la misma población adulto mayor. Sin embargo, se han extrapolado algunos
manera se dispuso que las mesadas y otorgamiento de la pensión algoritmos farmacológicos para dicha población con resultados
se entregue directamente a este tipo de población, o involucrando aún reservados.46
terceros que garanticen la llegada de los dineros dispuestos para
contener y mantener sus condiciones básicas de manera adecuada. Dentro de las estrategias farmacológicas se han realizados estudios
Una medida que puede estar relacionada con el cumplimiento de observacionales que muestran mejoría de síntomas y disminución
los derechos humanos de las personas mayores.38 de días de hospitalización y ventilación mecánica, es el caso
de los macrólidos, comparando azitromicina, claritromicina y
La prevención de la infección ha sido la estrategia más efectiva eritromicina.47 La azitromicina ha mostrado mejoría clínica y
para mantener la salud y evitar el aumento de tasas de mortalidad disminución de días de hospitalización con tasas estadísticamente
en pacientes ancianos, pero también ha involucrado otros pro- significativa comparado con los otros macrólidos. Podría explicar-
blemas importantes en este grupo de edad. El aislamiento social se este mecanismo por el efecto inmunomodulador propio de los
para el adulto mayor marca un sinnúmero de alteraciones en su macrólidos, este efecto ya había sido demostrado en el pulmón,
vida cotidiana, esto involucra estados de depresión, ansiedad, fue el tratamiento de la panbronquiolitis difusa (PBD) en Japón;
aumento de síntomas de delirium o psicosis tanto en personas una enfermedad de origen desconocido, reportada por vez primera
previamente sanas como en los pacientes que ya presentaban por Homme en 1969, que inicia síntomas generalmente después de
enfermedades crónicas.39 También se presentan exacerbaciones y la cuarta década de la vida con características clínicas similares a
agudización de enfermedades crónicas, disminución de la adqui- la Fibrosis Quística: patrón obstructivo-restrictivo, colonización
sición de la medicación de conciliación, y la falta de control de por Pseudomonas aeruginosa y desarrollo de bronquiectasias y
las enfermedades previamente diagnosticadas.40 Por esta razón, en quienes la sobrevida a 5 años era inferior a 30%.42,48 Un estudio
el Ministerio emite el comunicado “Promoción de la salud mental retrospectivo que involucró 498 adultos con PBD, demostró que
en personas adultas mayores en aislamiento preventivo frente al los sujetos que utilizaron eritromicina por períodos variables de
Coronavirus (COVID-19)”, donde ofrece las pautas necesarias 2 a 48 meses, mostraron un incremento significativo de la sobre-
para la información y la atención de estos trastornos durante la vida a 10 años, desde 12,4 hasta 90%, observando además una
pandemia.41 Se han involucrado diferentes estrategias para la reducción de la morbilidad y mejoría del volumen espiratorio
atención de las condiciones crónicas y la reagudización de los forzado (VEF1) y la capacidad vital forzada (CFV). Este efecto
pacientes adultos mayores que requieren la atención médica y fue más evidente en aquellos pacientes con PBD de mayor edad
suministro de medicamentos de control.26 Una es por medio de y colonizados por P. aeruginosa.5,6,49
plataformas digitales que suministran información importante y
la atención en tiempo real como telemedicina; sin embargo, no La hidroxicloroquina disminuye de manera considerable la
todos los adultos mayores son capaces de efectuar el manejo de presentación antigénica y el complejo antígeno anticuerpo,
estas plataformas, ni tienen la oportunidad de acceder a ellas, por mecanismo beneficioso en infecciones por Coronavirus por su
lo cual se ha dispuesto la atención medica domiciliaria para evitar patrón de virulencia.50 En ensayos in vitro y reporte de casos
la salida de los ancianos a instituciones prestadoras de servicios.42 de pacientes hospitalizados también presentó disminución de
días de hospitalización en unidad de cuidados intensivos, y
El 28 de enero de 2020, la OMS realizó la publicación para la disminución de aumento de medidas ventilatorias, con mayor
orientación del manejo médico adecuado para la infección por resultado en combinación con azitromicina.50 Esto se ha incluido
Coronavirus.43 No se ha determinado hasta el momento un medi- en las guías de manejo en los pacientes con síntomas graves y
camento preventivo, ni curativo para el manejo de pacientes con que han requerido hospitalizaciones. En el adulto mayor se han
esta infección viral. La literatura ha realizado reporte de casos usado este tipo de medicamentos; sin embargo, presenta algunas
y serie de casos con resultados favorables para cada uno de los restricciones en cuanto a insuficiencia cardíaca y algunas otras
tratamientos que podrían ser beneficiosos en el manejo y la mejo- alteraciones miocárdicas en este grupo de edad, ya que aumenta
ría de estos pacientes, todas con valoraciones por disminución de el QT en el electrocardiograma y podría significar agudización
tiempos de hospitalización, mejoría clínica y estados reversibles de enfermedades cardiovasculares graves en pacientes ancianos.51
en cuanto a imágenes diagnósticas y negativización de las pruebas Aun así, estas estrategias han sido un aliciente para los pacientes
moleculares de reacción de cadena de polimerasa (PCR).44 mayores hospitalizados por la infección viral.52

72 Salutem Scientia Spiritus


COVID-19 en adultos mayores

El uso de corticoesteroides en pacientes con infección por COVID son los adultos mayores y que la estrategia que hoy en día es la
-19 ha traído una gran discusión en si son apropiados para los más recomendable es el aislamiento social. En Colombia se han
cuadros sintomáticos agudos. Se ha valorado que en pacientes tomado las medidas específicas con directrices emanadas desde
mayores con antecedentes de EPOC y/o ASMA que presentan el Ministerio de Protección Social y con los aportes de los entes
la infección, debería retirarse el uso de corticoides orales para gubernamentales para garantizar las condiciones necesarias para
evitar el aumento de inmunosupresión y el origen de infecciones este grupo poblacional. Sin embargo, hay que tener en cuenta que
sobre agregadas al Coronavirus.53 Se requerirían más datos para esta población tiene condiciones médicas y de salubridad aparte
proporcionar la respuesta y definir si realmente funciona como de la pandemia, como el abandono social, enfermedades crónicas,
factor protector en estos pacientes. Sin embargo, en un metaaná- psiquiátricas y condiciones cognoscitivas que podrían limitar
lisis de Cochrane del año pasado para infecciones por influenza aún más su supervivencia. Por ello, es fundamental abordar esta
y MERS, que se extrapoló al manejo actual, ha demostrado que población desde la atención primaria, la educación, la valoración
el uso de este tipo de medicamentos no es favorable para el tra- y el tratamiento necesarios para garantizar su bienestar.
tamiento actual contra COVID-19.54 Es importante anotar que en
los pacientes con enfermedades obstructivas crónicas, se demostró No se ha encontrado actualmente un tratamiento para la erradica-
que la continuidad del uso de corticoides inhalados para evitar las ción de la infección, posiblemente estemos cerca de encontrar la
exacerbaciones de sus síntomas respiratorios fue favorable en el cura y la vacunación efectiva para mitigarla; por ahora queda en
grupo poblacional de adultos mayores.55 manos del personal de salud promover la educación en relación
con las medidas preventivas y promulgar el aislamiento social.
Actualmente se han experimentado in vitro múltiples formas Se debe involucrar la familia y los cuidadores primarios dentro
de manejo para contrarrestar el daño estructural del virus en el de estos métodos de educación y prevención para la sobrevida
parénquima pulmonar. En marzo se publica manejo médico con de los adultos mayores.
lopinavir-ritonavir, en el cual no se observó efecto beneficioso
comparado con el manejo estándar. Se incluyeron 99 pacientes que REFERENCIAS
fueron asignados al grupo de lopinavir-ritonavir y 100 al grupo de
atención estándar, población en un rango entre 35 y 59 años.56 El 1. OPS/OMS. Actualización epidemiológica nuevo Coronavirus
tratamiento con lopinavir-ritonavir no se asoció con una diferencia (COVID-19). 2020:1-9.
de la atención estándar en el tiempo de mejoría clínica (cociente 2. Tyrrell DAJ, Bynoe ML. Cultivation of a Novel Type of Common-
de riesgos de mejoría clínica, 1,24; intervalo de confianza [IC] cold Virus in Organ Cultures. Br Med J. 1965; 1(5448):1467-1470.
del 95%, 0,90 a 1,72). La mortalidad a los 28 días fue similar en DOI:10.1136/bmj.1.5448.1467
el grupo de lopinavir-ritonavir y el grupo de atención estándar 3. Zaki AM, Van Boheemen S, Bestebroer TM, Osterhaus ADME,
(19,2% vs. 25,0%; diferencia, -5.8 puntos porcentuales; IC del Fouchier RAM. Isolation of a novel Coronavirus from a man with
95%, -17,3 a 5,7).57,58 pneumonia in Saudi Arabia. N Engl J Med. 2012; 367(19):1814-
1820. DOI:10.1056/NEJMoa1211721
Se ha determinado que los países con esquemas de vacunaciones 4. Fong PC, Boss DS, Yap TA, Tutt A, Wu P, Mergui-Roelvink M
que incluyan BCG en el momento del nacimiento podrían ser et al. Inhibition of poly(ADP-ribose) polymerase in tumors from
factores protectores contra la infección viral por COVID-19;37 BRCA mutation carriers. New England Journal Medicine. N Engl
estos reportes experimentales en laboratorio podría ser un punto J Med. 2009 Jul 9;361(2):123-34. DOI:10.1056/NEJMoa0900212
de partida en la protección para el paciente mayor, ya que la ma- 5. Lauer SA, Grantz KH, Bi Q, Jones FK, Zheng Q, Meredith HR et
yoría de ellos han sido vacunados por los esquemas obligatorios al. The incubation period of Coronavirus disease 2019 (COVID-19)
en Colombia y que han cubierto a esta población desde hace 60 from publicly reported confirmed cases: Estimation and application.
años.59,60 Ann Intern Med. 2020; 2019:M20-0504. DOI:10.7326/m20-0504
6. Chen N, Zhou M, Dong X, Qu J, Gong F, Han Y et al.
CONCLUSIONES Epidemiological and clinical characteristics of 99 cases of 2019
novel Coronavirus pneumonia in Wuhan, China: a descriptive
La infección por COVID-19 continúa siendo un reto contra el study. Lancet. 2020;395(10223):507-513. DOI:10.1016/S0140-
tiempo para evitar su contagio, la morbilidad y mortalidad por 6736(20)30211-7
esta causa. Si bien la comunidad científica ha hecho un esfuerzo 7. CEPAL. Recomendaciones generales para la atención a personas
importante para el conocimiento del virus, su diagnóstico y las mayores desde una perspectiva de derechos humanos. ONU; 2020.
medidas más apremiantes en cuanto al tratamiento, la informa- p.1-27. Disponible en: https://repositorio.cepal.org/bitstream/
ción continúa siendo parcializada y los casos de contagios han handle/11362/45316/4/S2000271_es.pdf.
ido aumentando de forma exponencial. Mientras esto sucede 8. Das KK, Bhattacharjee D. Population pyramid: Some extension
logramos reconocer que una de las poblaciones más vulnerable and enhancements. Demography India. 2009; 38(1):161-170.

Salutem Scientia Spiritus | Volumen 6 | Suplemento 1 | Enero-Junio | 2020 | ISSN: 2463-1426 (En Línea) 73
Hernández J, Tamayo FJ.

9. Ministerio de Salud y Protección Social. Orientaciones para la confirmed or suspected COVID-19 in the acute trust setting.
prevención , contención y mitigación del Coronavirus COVID-19 Disponible en: https://www.rcpsych.ac.uk/docs/default-source/
en personas adultas. Ministerio de Salud y Protección Social: members/faculties/old-age/COVID-19-delirium-management-
Bogotá; 2020. guidance.pdf?sfvrsn=2d5c6e63_2
10. Berlin DA, Gulick RM, Martinez FJ. Severe COVID-19. N Engl 25. Recalcati S. Cutaneous manifestations in COVID-19: A first
J Med. 2020:1-10. DOI:10.1056/nejmcp2009575 perspective. J Eur Acad Dermatol Venereol. 2020; 34(5):e212-e213.
11. Tan L, Wang Q, Zhang D, Ding J, Huang Q, Tang YQ et al. DOI:10.1111/jdv.16387
Lymphopenia predicts disease severity of COVID-19: A descriptive 26. Campezo C. Información a los profesionales sanitarios sobre la
and predictive study. Signal Transduct Target Ther. 2020 Mar distribución de medicamentos relacionados con el tratamiento
27;5(1):33. DOI:10.1038/s41392-020-0148-4 de COVID-19 Remdesivir Lopinavir-Ritonavir Cloroquina /
12. Ferguson NM. COVID-19 reports. Faculty of Medicine. Imperial Hidroxicloroquina Anticuerpos anti-IL6. 2020:8-11.
College London: London; 2020. Disponible en: https://www. 27. Liu K, Chen Y, Lin R, Han K. Clinical features of COVID-19
imperial.ac.uk/mrc-global-infectious-disease-analysis/news-- in elderly patients: A comparison with young and middle-aged
wuhan-Coronavirus/. patients. J Infect. 2020; 3-7. DOI:10.1016/j.jinf.2020.03.005
13. Marty FM, Chen K, Verrill KA. How to obtain a nasopharyngeal 28. Mcmurray JJV, Pfeffer MA, Solomon SD. Special Report Renin-
swab specimen. N Engl J Med. 2020;76(1):1-2. DOI:10.1056/ Angiotensin-Aldosterone System Inhibitors in Patients with
nejmvcm2010260 COVID-19. 2020:1-7.
14. Liu Y, Yan LM, Wan L, Xiang TX, Le A, Liu JM et al. Viral 29. Yah CS, Cox L. Fostering Options for Prevention, Containment,
dynamics in mild and severe cases of COVID-19. Lancet Infect Dis. and Care Delivery Service Capabilities on COVID-19 (SARS CoV-
2020; 2019(20):2019-2020. DOI:10.1016/S1473-3099(20)30232-2 2) Pandemic Outbreak Symbiosis. Arch Clin Infect Dis. 2020; In
15. Xie Y, Wang X, Yang P, Zhang S. COVID-19 complicated by Press. DOI:10.5812/archcid.103878
acute pulmonary embolism. Radiol Cardiothorac Imaging. 2020; 30. Guan CS, Bin L, Yan S, Yu DN, Chen H, Wei LG et al. Imaging
2(2):e200067. DOI:10.1148/ryct.2020200067 features of Coronavirus disease 2019 (COVID-19): evaluation on
16. Li Q, Guan X, Wu P, Wang X, Zhou L, Tong Y et al. Early thin-section CT. Acad Radiol. 2020; 2019:1-5. DOI:10.1016/j.
transmission dynamics in Wuhan, China, of novel Coronavirus- acra.2020.03.002
infected pneumonia. N Engl J Med. 2020; 382(13):1199-1207. 31. Dingfield LE, Brooks MK, O’Keefe D, Uy J, Vanston VJ, O’Connor
DOI:10.1056/NEJMoa2001316 N. Palliative care pandemic support for long-term care. J Palliat
17. Gudbjartsson DF, Helgason A, Jonsson H, Magnusson OT, Med. 2020; 1-2. DOI:10.1089/jpm.2020.0254
Melsted P, Norddahl GL et al. Spread of SARS-CoV-2 in the 32. Nanda A, Vura NVRK, Gravenstein S. COVID-19 in older adults.
Icelandic Population. N Engl J Med. 2020; 382:1-14. DOI:10.1056/ Aging Clin Exp Res. 2020; 1-4. DOI:10.1007/s40520-020-01581-5
nejmoa2006100 33. Boucaud-Maitre D, Villeneuve R, Tabue-Teguo M. Post-
18. Røsjø H, Varpula M, Hagve TA, Karlsson S, Ruokonen E, Pettilä containment management of nursing homes: A new public health
V et al. Circulating high sensitivity troponin T in severe sepsis concern. Eur Geriatr Med. 2020; 1-2. DOI:10.1007/s41999-020-
and septic shock: Distribution, associated factors, and relation to 00328-9
outcome. Intensive Care Med. 2011; 37(1):77-85. DOI:10.1007/ 34. Shi H, Han X, Jiang N, Cao Y, Alwalid O, Gu J et al. Radiological
s00134-010-2051-x findings from 81 patients with COVID-19 pneumonia in Wuhan,
19. Cases C. Correspondence coagulopathy and antiphospholipid China: A descriptive study. Lancet Infect Dis. 2020; 20(4):425-434.
antibodies in patients with COVID-19. 2020:1-3. DOI:10.1016/s1473-3099(20)30086-4
20. Fagiuoli S, Lorini FL, Remuzzi G. Adaptations and Lessons in 35. Corey L, Corey BL, Mascola JR, Fauci AS, Collins FS. A
the Province of Bergamo. N Engl J Med. 2020; 382(21):e71. strategic approach to COVID-19 vaccine R & D. Science. 2020;
DOI:10.1056/nejmc2011599 368(6494):948-950. DOI: 10.1126/science.abc5312
21. Stone RM, Larson RA, Döhner H. Midostaurin in FLT3-mutated 36. Sankrityayan H, Kale A, Sharma N, Anders HJ, Gaikwad AB.
acute myeloid leukemia: The authors reply. N Engl J Med. 2017; Evidence for use or disuse of renin-angiotensin system modulators
377(19):1903. DOI:10.1056/NEJMc1711340 in patients having COVID-19 with an underlying cardiorenal
22. Okado J, Bin A, Tomoyama G, Sakurai N, Fujiw Y, Hoshi T. The disorder. J Cardiovasc Pharmacol Ther. 2020; 25(4):299-306.
structure of health factors among community-dwelling elderly DOI:10.1177/1074248420921720
people [in Japanese]. 2003; 81:19-30. 37. Bai L, Yang D, Wang X, Tong L, Zhu X, Zhong N et al. Chinese
23. Fang L, Karakiulakis G, Roth M. Are patients with hypertension experts’ consensus on the Internet of Things-aided diagnosis and
and diabetes mellitus at increased risk for COVID-19 infection? treatment of Coronavirus disease 2019 (COVID-19). Clin eHealth.
Lancet Respir Med. 2020; 2600(20):30116. DOI:10.1016/s2213- 2020; 3:7-15. DOI:10.1016/j.ceh.2020.03.001
2600(20)30116-8 38. Banach M, Penson PE, Fras Z, Vrablik M, Pella D, Reiner Z et
24. Jenkinson J. Delirium management advice for patients with al. Brief recommendations on the management of adult patients

74 Salutem Scientia Spiritus


COVID-19 en adultos mayores

with familial hypercholesterolemia during the COVID-19 01634372.2020.1769793


pandemic. Pharmacol Res. 2020; 158:104891. DOI:10.1016/j. 52. McMichael TM, Currie DW, Clark S, Pogosjans S, Kay M,
phrs.2020.104891 Schwartz NG et al. Epidemiology of COVID-19 in a long-term
39. Singh DR, Sunuwar DR, Karki K, Ghimire S, Shrestha N. care facility in King County, Washington. N Engl J Med. 2020;
Knowledge and perception towards universal safety precautions 382(21):2005-2011. DOI:10.1056/NEJMoa2005412
during early phase of the COVID-19 outbreak in Nepal. J 53. Stern A, Skalsky K, Avni T, Carrara E, Leibovici L, Paul M.
Community Health. 2020; 1-7. DOI:10.1007/s10900-020-00839-3 Corticosteroids for pneumonia (Review). Summary of findings for
40. Wallace M, Marlow M, Simonson S, Walker M, Christophe N, the main comparison. Cochrane Database Syst Rev. 2017; 12:1-87.
Dominguez O et al. Public health response to COVID-19 cases DOI:10.1002/14651858.CD007720.pub3.www.cochranelibrary.
in correctional and detention facilities - Louisiana, March-April com
2020. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 2020; 69(19):594-598. 54. Clave I. Tocilizumab como potencial terapia frente al COVID-19.
DOI:10.15585/mmwr.mm6919e3 Servicio Navarro de Salud. 2020:1-5.
41. Munanga A. Critical Infection Control Adaptations to Survive 55. Mentias A, Jneid H. Transcatheter aortic valve replacement in the
COVID-19 in Retirement Communities. J Gerontol Nurs. 2020; Coronavirus disease 2019 (COVID-19) Era. J Am Heart Assoc.
46(6):3-5. DOI:10.3928/00989134-20200511-03 2020; 2019:e017121. DOI:10.1161/JAHA.120.017121
42. Asokan I, Rabadia S V, Yang EH. The COVID-19 Pandemic and its 56. Cao B, Wang Y, Wen D, Liu W, Wang J, Fan G et al. A trial of
impact on the cardio-oncology population. Curr Oncol Rep. 2020; Lopinavir-Ritonavir in adults hospitalized with severe COVID-19.
22(6):60. DOI:10.1007/s11912-020-00945-4 N Engl J Med. 2020; 382:1787-1799. DOI:10.1056/nejmoa2001282
43. Acharya U. The COVID-19 conundrum and cancer-making perfect 57. Grein J, Ohmagari N, Shin D, Diaz D, Asperges E, Castagna A
sense of imperfect data. Eur Med J. 2020:3-5. DOI:10.33590/ et al. Compassionate use of Remdesivir for patients with severe
emj/200518 COVID-19. N Engl J Med. 2020; 382:2327-2336. DOI:10.1056/
44. Mao X, Guo L, Fu P, Xiang, C. The status and trends of Coronavirus NEJMoa2007016
research. Medicine. 2020; 99(22):e20137. DOI:10.1097/ 58. Amit M, Kimhi H, Bader T, Chen J, Glassberg E, Benov
md.0000000000020137 A. Coronavirus spread: The case of Israel. Nat Med. 2020.
45. Karimi S, Arabi A, Shahraki T, Safi S. Detection of severe acute DOI:10.1038/s41591-020-0927-z
respiratory syndrome Coronavirus-2 in the tears of patients with 59. Aslam S, Mehra MR. COVID-19: Yet another Coronavirus
Coronavirus disease 2019. Eye (Lond). 2020. DOI:10.1038/s41433- challenge in transplantation. J Hear Lung Transplant. 2020.
020-0965-2 DOI:10.1016/j.healun.2020.03.007
46. Roxby AC, Greninger AL, Hatfield KM, Lynch JB, Dellit TH, James 60. James A, Eagle L, Phillips C, Hedges S, Bodenhamer C, Brown R
A et al. Outbreak investigation of COVID-19 among residents and et al. High COVID-19 attack rate among attendees at events at a
staff of an independent and assisted living community for older Church-Arkansas, March 2020. MMWR Morb Mortal Wkly Rep.
adults in Seattle, Washington. JAMA Intern Med. 2020; 98104. 2020;69(20):632-635. DOI:10.15585/mmwr.mm6920e2
DOI:10.1001/jamainternmed.2020.2233
47. Arabi YM, Deeb AM, Al-Hameed F, Mandourah Y, Almekhlafi
GA, Sindi AA et al. Macrolides in critically ill patients with Middle
East Respiratory Syndrome. Int J Infect Dis. 2019; 81:184-190.
DOI:10.1016/j.ijid.2019.01.041
48. Arons MM, Hatfield KM, Reddy SC, Kimball A, James A, Jacobs
JR et al. Presymptomatic SARS-CoV-2 infections and transmission
in a skilled nursing facility. N Engl J Med. 2020; 382:2081-2090.
DOI:10.1056/nejmoa2008457
49. Kong TK. Longer incubation period of Coronavirus disease 2019
(COVID-19) in older adults. Aging Med (Milton). 2020; 3(2):
102-109. DOI:10.1002/agm2.12114
50. Gautret P, Lagier JC, Parola P, Hoang VT, Meddeb L, Mailhe M
et al. Hydroxychloroquine and azithromycin as a treatment of
COVID-19: Results of an open-label non-randomized clinical
trial. Int J Antimicrob Agents. 2020:105949. DOI:10.1016/j.
ijantimicag.2020.105949
51. Lightfoot E, Moone RP. Caregiving in times of uncertainty: helping
adult children of aging parents find support during the COVID-19
outbreak. J Gerontol Soc Work. 2020; 00(00):1-11. DOI:10.1080/

Salutem Scientia Spiritus | Volumen 6 | Suplemento 1 | Enero-Junio | 2020 | ISSN: 2463-1426 (En Línea) 75