Está en la página 1de 9

c   



 
     
  
 
      
              

 

 
   
 
     
      

   
 
  
    
   

 
 
     
         
 
     

   
   
    


Este enlace se produce cuando u  de elementos  u (especialmente los situados más a la
izquierda en la tabla periódica -períodos 1, 2 y 3) se encuentran con u   u (los elementos
situados a la derecha en la tabla periódica -especialmente los períodos 16 y 17).
En este caso los átomos del metal ceden electrones a los átomos del no metal, transformándose en  

       , respectivamente. Al formarse iones de carga opuesta éstos se atraen por fuerzas
eléctricas intensas, quedando fuertemente unidos y dando lugar a un compuesto iónico. Estas fuerzas
eléctricas las llamamos enlaces iónicos.

: La sal común se forma cuando los átomos del gas cloro se ponen en contacto con los átomos
del metal sodio. En la siguiente simulación interactiva están representados los átomos de sodio y cloro
con solo sus capas externas de electrones. Aproxima un átomo a otro con el ratón y observa lo que
ocurre:

Ñ   


La   , enunciada en 1917 por Gilbert Newton Lewis, dice que la tendencia de los átomos de los
elementos del sistema periódico es completar sus últimos niveles de energía con una cantidad de 8 electrones tal que
adquiere una configuración semejante a la de un gas noble,1 ubicados al extremo derecho de la tabla periódica y son
inertes, es decir que es muy difícil que reaccionen con algún otro elemento pese a que son elementos
electroquímicamente estables, ya que cumplen con la estructura de Lewis. Esta regla es aplicable para la creación de
enlaces entre los átomos, la naturaleza de estos enlaces determinará el comportamiento y las propiedades de las
moléculas. Estas propiedades dependerán por tanto del tipo de enlace, del número de enlaces por átomo, y de las
fuerzas intermoleculares.

Existen diferentes tipos de enlace químico, basados todos ellos, como se ha explicado antes en la estabilidad especial
de la configuración electrónica de los gases nobles, tendiendo a rodearse de ocho electrónes en su nivel mas externo.
Este octeto electrónico puede ser aquirido por un átomo de diferentes maneras:


Enlace iónico.

Enlace covalente.

Enlace metálico.

Enlaces intermoleculares.

Es importante saber, que la regla del octeto es una regla práctica aproximada que presenta numerosas excepciones,
pero que sirve para predecir el comportamiento de muchas sustancias.

u   


En especifico, los átomos que no cumplen la regla del octeto en algunos compues tos son: Carbono, Nitrógeno,
Oxigeno y Azufre. En algunos casos estos elementos forman dobles enlaces y hasta triples el Carbono y el Nitrógeno.

Algunas moléculas o iones sumamente reactivos tienen átomos con menos de ocho electrones en su capa externa. Un
ejemplo es el trifluoruro de boro (BF 3). En la molécula de BF 3 el átomo de boro central sólo tiene seis electrones a su
alrededor
  
Ant     
n escri ir alnas estructuras de Lewis, se debe conocer la forma en que los átomos están
unidos entre sí Considérese por ejemplo el ácido nítrico. Aunque la fórmula del ácido nítrico con frecuencia se
representa como HNO3, en realidad el hidrógeno está unido a un oxígeno,no al nitrógeno. La estructura es HONO2 y
no HNO3.

También se puede dar cuando existen moléculas impares, moléculas hipovalentes y moléculas hipervalentes.

c u 

Diagrama d alguna  ru
ura d L!i d mol
ula  átomo"

La  u , o puede ser llamada | |


,  | 
|   o 
  |  , es una representación gráfica que
muestra los enlaces entre los átomos de una molécula y los pares de
electrones solitarios que puedan existir. Diagrama de Lewis se puede usar
tanto para representar moléculas formadas por la unión de sus átomos
mediante enlace covalente como complejos de coordinación. La estructura
de Lewis fue propuesta por Gilbert Lewis, quien lo introdujo por primera
vez en 1915 en su artículo    
 .

Las estructuras de Lewis muestran los diferentes átomos de una


determinada molécula usando su símbolo químico y líneas que se trazan
entre los átomos que se unen entre sí. En ocasiones, para representar cada
enlace, se usan pares de puntos en vez de líneas. Los electrones
desapartados (los que no participan en los enlaces) se representan mediante
una línea o con un par de puntos, y se colocan alrededor de los átomos a los
que pertenece.

Ejmplo d nla
 quími
o ntr
arbono r, hidrógno ,  oxígno , rprntado gún la tru
tura d
L!i" Lo diagrama d punto rprntaron un intnto tmprano d d
ribir lo nla
 quími
o,  aún on
ampliamnt uado ho n día"

X   

Las moléculas más simples tienen un átomo central que queda rodeado por el resto de átomos de la molécula. En las
moléculas formadas por varios átomos de un elemento y uno sólo de otro elemento diferente, éste último es el átomo
central. En los compuestos creados por átomos diferentes de diferentes elementos, el menos electronegativo es el
átomo central, exceptuando el hidrógeno. Por ejemplo, en el dicloruro de tionilo ( SOCl2), el átomo central es el
azufre. Generalmente, en estas moléculas sencillas primero hay que unir cada átomo no central con el central
mediante un enlace simple.
En algunos casos es difícil determinar el átomo central, en general cuando todos los átomos de los elementos del
compuesto aparecen más de una vez en la molécula. En estas ocasiones, la determinación de cuáles átomos se
encuentran unidos a cuáles átomos se debe realizar de algún otro modo, ya sea por prueba y error o mediante el

c  


Cuando la estructura de Lewis es molecular hay que utilizar formulas adecuadas. El número total de electrones
representados en un diagrama de Lewis es igual a la suma de los electrones de valencia de cada átomo. Los electrones
que no se encuentran en la capa de valencia de un determinado átomo no se representan.

Cuando los electrones de valencia han sido determinados, deben ubicarse en la estructura. Ellos deben ser ubica dos
inicialmente como pares solitarios: un par de puntos por cada par de electrones disponible. Los pares solitarios se
deben poner inicialmente en los átomos externos (con excepci ón del hidrógeno) hasta que cada átomo externo tiene
 electrones en pares de vinculación y pares solitarios; los pares solitarios extra deben ser ubicados en el átomo
central. Cuando hay dudas, los pares solitarios deben ser ubicados en los átomos más electronegativos primero.

Una vez que todos los pares solitarios han sido ubicados, los átomos, especialmente los centrales, pueden no tener un
octeto de electrones. En ese caso, los átomos deben formar un enlace doble; un par solitario de electrones es mo vido
para formar un segundo enlace entre los dos átomos. Así como el par del enlace es compartido entre los dos átomos,
el átomo que originalmente tenía el par solitario sigue teniendo un octeto; y el otro átomo ahora tiene dos electrones
más en su última capa.

Fuera de los compuestos orgánicos, solo una minoría de los compuestos tiene un octeto de electrones en su última
capa. Octetos incompletos son comunes para los compuestos de los grupos 2 y 13 tales como el berilio, boro, y
aluminio. Compuestos con más de ocho electrones en la representación de la estructura de Lewis de la última capa
del átomo, son llamados hipervalentes, y son comunes en los elementos de los grupos 15 al 18, tales como el fósforo,
azufre, yodo y xenón.

Las estructuras de Lewis para iones poli-atómicos deben ser dibujadas mediante el mismo método. Cuando se
cuentan los electrones, los iones negativos deben tener electrones extra ubicados en sus estructuras de Lewis; los
iones positivos deben tener menos electro nes que una molécula neutra.

Cuando se escribe la estructura de Lewis de un ion, la estructura entera es ubicada entre corchetes, y la carga se
escribe como un exponente en el rincón derecho superior, fuera de los corchetes.

Un método más simple ha sido pr opuesto para construir estructuras de Lewis eliminando la necesidad de contar los
electrones: los átomos son dibujados mostrando los electrones de valencia, los enlaces son formados, entonces,
formando parejas de electrones de valencia de los átomos involu crados en el proceso de crear enlaces, aniones y
cationes son formados añadiendo o removiendo electrones de los átomos apropiados.

r   

0 
    r   

En términos de las estructuras de Lewis, la carga formal es utilizada en la descripción, la comparación y el gravamen
de las probables estructuras topológicas y de las estructuras de resonancia determinando la carga electrónica evidente
de cada átomo dentro, basado sobre su covalencia exclusiva asumida de la estructura del punto del electrón o el
enlace covalente no polar. Esto tiene usos determinando la posible re -configuración de los electrones cuando se
refiere a los mecanismos de reacción, y generalmente resu lta el mismo signo que la carga parcial del átomo, con
excepciones. En general, la carga formal de un átomo puede ser calculada usando la siguiente fórmula, las
definiciones no estándar asumidas para el margen de beneficio utilizaron:

Cf = Nv - Ue - Bn , donde:


r 
 #  

    $  
   
    

    $  
  % 

·   $   
  
    

La carga formal del átomo es calculada como la diferencia entre el número de electrones de valencia que un átomo
neutro podría tener y el número de electrones que pertenecen a él en la estructura de Lewis. Los electrones en los
enlaces covalentes son divididos equitativamente entre los átomos involucrados en el enlace. El total de las cargas
formales en un ion debe ser igual a la carga del ion, y el total de las cargas formales en una molécula neutra debe ser
igual a cero.

Ñ 

 

Para algunas moléculas e iones, resulta difícil determinar qué pares solitarios deben ser movidos para formar enlaces
dobles o triples. Este es, algunas veces, el caso cuando átomos múltiples del mismo tipo rodean el átomo central, y
esto es especialmente común para átomos poliatómicos, es decir átomos no esreocentros.

Cuando esto ocurre, la estructura de Lewis para la molécula es una     

 , y la molécula existe
como un híbrido de resonancia. Cada una de las diferentes posibilidades se su perpone con las otras, y se considera
que la molécula posee una estructura de Lewis equivalente al promedio de estos estados.

El ion nitrato (NO 3-), por ejemplo, debe formar un enlace doble entre el nitrógeno y uno de los oxígenos para
satisfacer la regla del octeto para el nitrógeno. Sin embargo, como la molécula es simétrica, no importa  de los
oxígenos forma el doble enlace. En este caso, existen tres estructuras de resonancia posibles. Para expresar la
resonancia cuando se dibuja la estructura de Le wis, debe hacerse o bien dibujando entre corchetes cada una de las
formas de resonancia posibles y colocando flechas dobles entre ellas o bien usando líneas discontinuas para
representar los enlaces parciales.

Cuando se comparan las estructuras de resonancia para la misma molécula, usualmente aquellas con la menor carga
formal contribuyen más al híbrido total de la resonancia. Cuando las cargas formales son necesarias, las estructuras
de resonancia que tienen cargas negativas en los elementos más electroneg ativos y cargas positivas en los elementos
menos electronegativos son favorecidas.

å    
  

En las estructuras de resonancia de Lewis, la estructura se escribe tal que parece que la molécula puede cambiar entre
las múltiples formas posi bles. Sin embargo, la molécula en sí no existe como ninguna de las formas, sino como un
híbrido de todas ellas.

En el caso del ion nitrato, existen dos enlaces simples y un enlace doble en cada forma de resonancia. Cuando se
examina el ion nitrato, sin emb argo, cada enlace nitrógeno-oxígeno aparece como si tuviera un orden de enlace de
1.333, es decir cada uno tiene características como si estuviera compuesto de enlaces de uno y un tercio. La longitud
y la energía de cada enlace está en algún lugar entre un enlace simple y un enlace doble.

La estructura de resonancia no debe ser interpretada como formas entre las cuales cambia la molécula, sino que la
molécula actúa con el promedio de las múltiples formas.

PROPIEDADES DE LOS COMPUESTOS IONICOS


a) Puntos de fusion y ebullicion elevados

b) Solidos duros y quebradizos

c) Baja conductividad electrica y termica al estado solido

PROPIEDADES DE LOS ENLACES.

Propiedades de las sustancias iónicas:

‡Las sustancias iónicas se encuentran en la naturale za formando redes cristalinas, por tanto son sólidas.
‡Su dureza es bastante grande, y tienen por lo tanto puntos de fusión y ebullición altos.

‡Son solubles en disolventes polares como el agua.

‡Cuando se tratan de sustancias disueltas tienen una condu ctividad alta.

   


El enlace covalente consiste en el compartimiento de pares de electrones por dos átomos, dando lugar a
moléculas y puede ser polar o no polar.

El enlace covalente puede dar lugar a compuestos sólidos cristalinos de malla rígida tridimensional que
une a cada uno de los átomos con todos los demás, en los que la totalidad del cristal es una sola
molécula (p. ej., el cuarzo y el diamante), o bien a moléculas discretas que, en estado sólido, están unidas
por fuerzas intermoleculares y reciben el nombre de cristales moleculares. Estos compuestos, en
cualquiera de los estados de agregación, están formados por las mismas moléculas y sólo se diferencian
en la ordenación de éstas.

El modelo de enlace entre iones no se puede utilizar para explicar la unión entre cualquier pareja de
átomos. Si dos átomos son iguales, no existe ninguna razón que justifique que uno de estos átomos se
transforme en ión. Para justificar estas situaciones se utiliza otro modelo de enlace. Cuando los átomos
que forman un enlace comparten sus electrones con la finalidad de cumplir con la regla de los ocho, se
forma un enlace. El tipo de enlace que se observa en la molécula de hidrógeno y en otras moléculas en
que los electrones son compartidos por los dos núcleos se llama enlace covalente. En la molécula de H2
los electrones residen principalmente en el espacio entre los núcleos en donde son atraídos de manera
simultánea por ambos protones. El aumento de fuerzas de atracción en esta zona provoca la formación
de la molécula de H2 a partir de dos átomos de hidrógeno separados. La formación de un enlace entre los
átomos de hidrógeno implica que la molécula H2O es más estable por determinada cantidad de energía,
que dos átomos separados (energía de enlace).

‰  
    u 

Hasta el momento se han considerado dos tipos de enlace extremos. En el enlace iónico, los átomos que
participan son tan distintos que ganan o pierden uno o más electrones para formar iones con carga
opuesta. El enlace se debe a las atracciones entre los iones. En el enlace covalente dos átomos idénticos
comparten electrones de manera igual. La formación del enlace se debe a la atracción mutua de los dos
núcleos hacia los electrones compartidos. Entre estos extremos se encuentran casos intermedios en los
cuales los átomos no son tan distintos que ganen o pierdan electrones en su totalidad, pero son bastante
distintos para que haya un compartimento desigual de electrones y se forme lo que se conoce como
enlace covalente polar. La molécula de fluoruro de hidrógeno (HF) contiene este tipo de enlace en el cual
existe la siguiente distribución de carga:

    




Hasta ahora hemos analizado la formación de enlaces sencillos, es decir aquellos en que se comparten
un solo par de electrones entre los átomos, como en el hidrógeno. Alguno elementos del sistema
periódico tienen la particularidad de poder establecer uniones covalentes en las que se comparten varios
electrones formándose enlaces covalentes múltiples. Este es el caso, por ejemplo, de las moléculas de
oxígeno y nitrógeno. En efecto, el oxígeno es un elemento que se encuentra en la sexta columna del
sistema periódico por lo que tiene seis electrones de valencia y le faltan dos para completar el octeto.

    

Cuando el par de electrones compartidos pertenece solo a uno de los átomos se presenta un enlace
covalente coordinado o dativo. El átomo que aporta el par de electrones se llama donador y el que los
recibe receptor o aceptor. El donador será siempre el elemento menos electronegativo, tal como se
muestra en el ejemplo entre el oxígeno y el azufre, que puede dar lugar a las moléculas correspondientes
a distintos óxidos de azufre. Este enlace una vez formado no se diferencia para nada del enlace covalente
normal. Sin embargo debido a cómo se origina se le puede denominar enlace covalente dativo o
coordinado. Conviene tener en cuenta que no siempre las moléculas que teóricamente se podrían formar
utilizando este tipo de enlace, existen en la realidad, ya que en ello intervienen también otros factores que
aquí no hemos tenido en cuenta, como por ejemplo, el tamaño de los átomos que van a enlazarse y la
propia geometría o forma de las moléculas.

r      

La falta de conductividad en estas sustancias se puede explicar porque los electrones de enlace están
fuertemente localizados atraídos por los dos núcleos de los átomos enlazados. La misma explicación se
puede dar para las disoluciones de estas sustancias en disolventes del tipo del benceno, donde se
encuentran las moléculas individuales sin carga neta moviéndose en la disolución. Dada la elevada
energía necesaria para romper un enlace covalente, es de esperar un elevado punto de fusión cuando los
átomos unidos extiendan sus enlaces en las tres direcciones del espacio como sucede en el diamante; no
obstante, cuando el número de enlaces es limitado como sucede en la mayor parte de las sustancias
(oxígeno, hidrógeno, amoníaco, etc.) con enlaces covalentes, al quedar saturados los átomos enlazados
en la molécula, la interacción entre moléculas que se tratará más adelante, será débil, lo que justifica que
con frecuencia estas sustancias se encuentren en estado gaseoso a temperatura y presión ordinarias y
que sus puntos de fusión y ebullición sean bajos

     
Õ.

  
 
      

Las geometrías moleculares se determinan mejor a temperaturas próximas al cero absoluto porque a temperaturas más
altas las moléculas presentarán un movimiento rotacional considerable. En el estado sólido la geometría molecular
puede ser medida por Difracción de rayos X. Las geometrías se pueden calcular por procedimientos mecánico
cuánticos ?  
o por métodos semiempíricos de modelamiento molecular. Las moléculas grandes a menudo
existen en múltiples conformaciones estables que difieren en su geometría molecular y están separadas por barreras
altas en la superficie de energía potencial.

La posición de cada átomo se determina por la naturaleza de los enlaces químicos con los que se conecta a sus átomos
vecinos. La geometría molecular puede describirse por las posiciones de estos átomos en el espacio, mencionando la
longitud de enlace de dos átomos unidos, ángulo de enlace de tres átomos conectados y ángulo de torsión de tres
enlaces consecutivos.

     

Dado que el movimiento de los átomos en una molécula está determinado por la mecánica cuántica, uno debe definir
el "movimiento" de una manera cuántica.
Los movimientos cuánticos (externos) de traslación y rotación cambian fuertemente la geometría molecular. (En
algún grado la rotación influye en la geometría por medio de la fuerza de Coriolis y la distorsión centrífuga, pero son
despreciables en la presente discusión).

Un tercer tipo de movimiento es la vibración, un movimiento interno de los átomos en una molécula. Las vibraciones
moleculares son armónicas (al menos en una primera aproximación), lo que significa que los átomos oscilan en torno
a su posición de equilibrio, incluso a la temperatura del cero absoluto. En el cero absoluto todos los átomos están en
su estado vibracional basal y muestran movimiento mecánico cuántico de punto cero, esto es, la función de onda de
un modo vibracional simple no es un pico agu do, sino un exponencial de ancho finito. A temperaturas mayores, los
modos vibracionales pueden ser excitados térmicamente (en un interpretación clásica, esto se expresa al enunciar que
"las moléculas vibrarán más rápido"), pero siempre oscilan alrededor d e una geometría reconocible para la molécula.

Para tener una comprensión más clara de la probabilidad de que la vibración de una molécula pueda ser térmicamente

excitada, se inspecciona el factor de Boltzmann , donde ǻc es la energía de excitación del


modo vibracional, es la constante de Boltzmann y  es la temperatura absoluta. A 298K (25 °C), unos valores
típicos del factor de Boltzmann son: ǻE = 500 cm -1 --> 0.089; ǻE = 1000 cm-1 --> 0.008; ǻE = 1500 cm-1 --> 7 10-4.
Esto es, si la energía de excitación es 500 cm-1, aproximadamente el 9% de las moléculas están térmicamente
excitadas a temperatura ambiente. La menor energía vibracional de excitación es el modo de flexión
(aproximadamente 1600 cm-1). En consecuencia, a temperatura ambiente menos del 0,07% de todas las moléculas de
una cantidad dada de agua vibrarán más rápido que en el cero absoluto.

Como se mencionó anteriormente, la rotación influye fuertemente sobre la geometría molecular. Pero, como
movimiento mecánico cuántico, se excita a ba jas temperaturas (comparada con la vibración). Desde un punto de vista
clásico, puede decirse que más moléculas rotan más rápidamente a temperatura ambiente, esto es que tienen mayor
velocidad angular y momentum angular. En lenguaje de mecánica cuántica: más "eigenstates" de alto momentum
angular son poblados térmicamente al aumentar la tempera tura. Las energías de excitación rotacionales típicas están
en el orden de unos pocos cm -1.

Los resultados de muchos experimentos espectroscópicos están ensanchados porque involucran una media de varios
estados rotacionales. Frecuentemente es difícil obtener las geometrías a partir de los espectros a altas temperaturas,
porque el número de estados rotacionales rastreados en el experimento aumenta al incrementarse la temperatu ra. En
consecuencia, muchas observaciones espectroscópicas sólo se puede esperar que conduzcan a geometrías moleculares
confiables a temperaturas cercanas al cero absoluto.

    
Los isómeros son tipos de moléculas que comparten la misma fórmula química, pero que tienen diferentes
geometrías, resultando en propiedades muy distintas:


Una sustancia "pura" está compuesta de sólo un tipo de isómero de una molécula (todas tienen la misma
estructura geométrica).


Los isómeros estructurales tienen la misma fórmula química, pero diferente ordenamiento físico,
frecuentemente formando geometrías molecul ares alternas con propiedades muy diferentes. Los átomos no
están enlazados (conectados) en el mismo orden.


Los isómeros funcionales son una clase especial de isómeros estructurales, donde ciertos grupos de átomos
exhiben un tipo especial de comportamiento, como es un éter o un alcohol.


La estereoisómeros pueden tener muchas propiedades físicoquímicas idénticas y, al mismo tiempo,
actividad biológica muy diferente. Esto se debe a que poseen la quiralidad que es muy común en los
sistemas vivientes. Una manifestación de esta quiralidad es su habilidad para hacer rotar la luz polarizada
en direcciones diferentes.

Protein folding, que concierne a la compleja geometría y diferentes isómeros que lasproteínas pueden
tener.

La geometría molecular se representa en una pirámide en la cual en la punta inicial hay una molécula de oxígeno con
carga negativa, quedando en las otras dos puntas dos moléculas de hidrógeno con carga positiva, que son separadas
por un ángulo de 104.5º; el enlace que une los hidrógenos con el oxígeno se llama enlace covalente, y también existe
un enlace que une a otra pirámide idéntica a la anteriormente nombrada llamado enlace puente hidrógeno.


   

      


c   c       c c   
  
           

2 0 Lineal Lineal 180o BeCl2

Plana Plana 
3 0 120o B 3
Trigonal Triangular

Plana
2 1 Angular 120o SO2
Trigonal

109,47o
4 0 Tetraédrica Tetraédrica (cos-1 CH4
(1/3))

109,47o
Piramidal NH3
3 1 Tetraédrica (cos-1
Trigonal (107,5°)
(1/3))

109,47o
H2O
2 2 Tetraédrica Angular (cos-1
(104,5°)
(1/3))

Bipiramidal Bipiramidal
5 0 90o, 120o PCl5
Trigonal Trigonal
Tetraédrica
Bipiramidal
4 1 Irregular 90o, 120o SF4
Trigonal
(Balancín)

Bipiramidal
3 2 Forma de T 90o ClF3
Trigonal

Bipiramidal
2 3 Lineal 180o XeF2
Trigonal

6 0 Octaédrica Octaédrica 90o SF6

Piramidal
5 1 Octaédrica 90o BrF5
Cuadrangular

4 2 Octaédrica Plana Cuadrada 90o XeF4

Es posible predecir la polaridad de un enlace covalente a partir de la diferencia de electronegatividad de los átomos
unidos por el enlace. No obstante, una molécula que tiene enlaces polares puede ser polar o apolar. Dependiendo de
la forma tridimensional de la molécula (geometría), las contribuciones de dos o más enlaces polares podrían
cancelarse mutuamente, y en este caso se trataría de una Ê    . En una Ê   hay una
acumulación de densidad electrónica hacia un extremo de la molécula, lo que confiere a ese extremo una carga
parcial negativa, d-, y deja el otro extremo con una carga parcial positiva de igual valor, d+.
Una molécula polar. Antes de examinar los factores que determinan si una molécula es polar o no, veamos cómo se
puede medir experimentalmente la polaridad de una molécula. La moléculas polares experimentan una fuerza en un
campo eléctrico que tienden a alinearlas con el campo. Cuando el campo eléctrico se produce entre dos placas de
carga opuesta, el extremo positivo de cada molécula es atraído hacia la placa negativa y el extremo negativo es
atraído hacia la placa positiva. El grado en que las moléculas se alinean con el campo depende de suÊ Ê
 
  , m, que se define como el producto de la magnitud de las cargas parciales (d- y d+) por la distancia de
separación entre ellas.


La unidad derivada del momento dipolar es el coulomb-metro; una unidad derivada más cómoda es el debye (D),
definido como 1 D = 3.34 x 10-30 C m. En la tabla 1 se dan algunos valores experimentales representativos.
Las moléculas no polares tienen un momento dipolar de cero; los momentos dipolares de las moléculas polares
siempre son mayores que cero y aumentan al aumentar la polaridad de la molécula.