Está en la página 1de 8

INTRODUCCIÓN

Hechos tan cotidianos como abrir el grifo de agua para lavar los platos o unas verduras,
darse una ducha, utilizar el inodoro,…son el punto de partida de la gestión de uno de los
residuos más producidos en nuestra sociedad.
Antes de la existencia de las estaciones de depuración, todas las aguas residuales se
vertían sin tratamiento previo a los ríos o al mar, esperando que la acción natural
eliminase los desechos.
La escasez cada vez mayor de las aguas dulces debido al crecimiento demográfico, a la
urbanización y, probablemente, a los cambios climáticos, ha dado lugar al uso creciente
de aguas residuales para la agricultura, la acuicultura, la recarga de aguas subterráneas y
otras áreas. En algunos casos, las aguas residuales son el único recurso hídrico de las
comunidades pobres que subsisten por medio de la agricultura. Si bien el uso de aguas
residuales en la agricultura puede aportar beneficios (incluidos los beneficios de salud
como una mejor nutrición y provisión de alimentos para muchas viviendas), su uso no
controlado generalmente está relacionado con impactos significativos sobre la salud
humana. Estos impactos en la salud se pueden minimizar cuando se implementan buenas
prácticas de manejo.
¿QUÉ SON LAS AGUAS RESIDUALES?
Las aguas residuales son cualquier tipo de
agua cuya calidad se vio afectada
negativamente por influencia antropogénica.
Las aguas residuales incluyen las aguas
usadas, domésticas, urbanas y los residuos
líquidos industriales o mineros eliminados, o
las aguas que se mezclaron con las
anteriores (aguas pluviales o naturales). Su
importancia es tal que requiere sistemas de
canalización, tratamiento y desalojo. Su
tratamiento nulo o indebido genera graves
problemas de contaminación. La ONUAA
(Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) define aguas
residuales como:
Agua que no tiene valor inmediato para el fin para el que se utilizó ni para el propósito
para el que se produjo debido a su calidad, cantidad o al momento en que se dispone de
ella. No obstante, las aguas residuales de un usuario pueden servir de suministro para
otro usuario en otro lugar. Las aguas de refrigeración no se consideran aguas residuales.
COMPONENTES DE LAS AGUAS RESIDUALES
Los componentes de las aguas residuales pueden ser físicos, químicos y biológicos:
Físicos: Los componentes físicos de las aguas residuales son el color, el olor, los sólidos
y la temperatura.
Químicos: Los componentes químicos más comunes en las aguas residuales son
orgánicos (carbohidratos, grasas animales, aceites, pesticidas, fenoles, proteínas,
contaminantes prioritarios, agentes tensoactivos, compuestos orgánicos volátiles, etc.);
inorgánicos (alcalinidad, cloruros, metales pesados, nitrógeno, PH, fósforo, contaminantes
prioritarios y azufre); gases (sulfuro de hidrógeno, metano y oxígeno).
Biológicos: Los componentes biológicos más habituales en las aguas residuales son
animales y plantas.

TIPOS DE AGUAS RESIDUALES


Dependiendo del lugar de procedencia, las aguas residuales se pueden catalogar de la
siguiente manera:
Agua Residual Doméstica.
Estas aguas provienen de complejos
residenciales, viviendas, restaurantes, algunas
veces de centro comerciales o instituciones.
Por su contenido pueden ser catalogadas como
las aguas menos contaminadas, por no tener
químicos importantes que se utilizan en las
industrias.
El agua residual doméstica también puede
subdividirse en:
 Aguas negras: Son las que contienen orina y heces fecales (inodoros y urinales).
 Aguas grises: Estas aguas principalmente contiene detergente y grasas, provienen
de lavaplatos, lavadoras, lavabos y lavaderos. Además contienen el agua que utilizas
al bañarte.
Agua Residual Urbana.
Proviene de un complejo extenso de viviendas e industrias.
Principalmente es agua con contaminantes domésticos y son
transportadas por una red de alcantarillado especial que
conecta a todo el complejo.
Agua Residual Industrial.
Es el agua que se utiliza para el campo y el ganado, puede conocerse también como
procesos productivos industriales.

Agua Residual de Lluvia.


Esta agua es generada por la lluvia y se puede creer que es agua limpia o muy poco
contaminada. Sin embargo, los primeros litros que se producen suelen estar altamente
contaminados: Las gotas de la lluvia atrapan la contaminación suspendida en el aire y
arrastran la basura que está en las calles y la que se encuentra estancada en las
coladeras.

Agua con Restos de Líquidos Industriales.


La composición de estas aguas varía según el
sector. Por ello todas las industrias deben
contar con una planta de tratamiento de agua;
algunas veces suelen tener muchos
contaminantes y por ningún motivo puede
llegar al alcantarillado y mucho menos el agua
puede ser devuelta a los ecosistemas. De
hacerlo, tendría graves consecuencias,
además de incumplir con las normas que
establecen la SEMARNAT y la CONAGUA.
Agua Residual Agricola.
Estas aguas están contaminadas por todos los
pesticidas que se utilizan para eliminar las
plagas que atacan los cultivos. Aunque no se
utilizan en todo momento es importante tener el
conocimiento de su uso porque son químicos
que contaminan bastantes litros de agua y que
causan problemas a la salud del ser humano.

CARACTERÍSTICAS FÍSICAS Y QUÍMICAS DE LAS AGUAS RESIDUALES.


Conocer las características de las aguas residuales es muy importante para saber con
exactitud el tratamiento que se le deba dar. Los contaminantes físicos y químicos son los
que determinan este proceso. De no conocerlos, se le daría un tratamiento incorrecto al
agua, poniendo en riesgo la salud de quien vaya a estar en contacto con ella.
Materia orgánica: Son los residuos de vegetales, animales, detergentes, grasas, aceites
y estos están compuestos por: Carbono, Hidrógeno, Oxígeno, Nitrógeno y Azufre. Estos
serían los principales elementos que una planta de tratamiento de agua debería eliminar
para garantizar su proceso y purificación.
Materia inorgánica o sólida grande: En un principio puede ser separada por medio de
rejas, en este caso nos referimos a sólidos grandes como: telas, plásticos, llantas y todo
material inorgánico que pudiera presentarse en el agua y que pueda ser detenido por
medio de una reja, rejilla o criba.
Materia inorgánica o sólidos pequeños: Este material puede atravesar una reja y puede
ser miniatura, microscópica; algunas veces flotan y otras quedan en el fondo. Para
separarlas se utilizan materiales que permiten su recolección y hacen que su separación
sea más fácil.
En este punto también puede existir arena o grava, es inorgánica y debe ser removida de
igual manera.
CARACTERÍSTICAS MICROBIOLÓGICAS DE LAS AGUAS RESIDUALES.
La materia orgánica genera organismos microscópicos que deben ser eliminados, los
principales que se deben tomar en cuenta son:
Bacterias: Se originan a partir de la materia orgánica y se encargan de reducirla, estas
bacterias nacen principalmente de las heces fecales.
Hongos: Se generan de las aguas industriales y son más resistentes a las bacterias.
Protozoos: Son organismos que se alimentan de bacterias y materia orgánica.
Actinomicetos: Son organismos que toman el rol de descomponer la materia orgánica,
algunas veces son los causantes del lodo y la espuma en el agua.
Las plantas de tratamiento de agua residual deben tomar en cuenta todas estas
características y los tipos de aguas residuales para darle un mejor tratado a este vital
recurso. Su eficiencia depende de conocer perfectamente los contaminantes.
Tratar el agua contaminada no solo beneficia a los seres humanos asegurando este
líquido por muchos años. También promueve el cuidado del agua y los ecosistemas.
Todos somos parte de este planeta y a todos nos toca ayudar.

TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES


Los tipos de tratamiento en los cuales predominan los fenómenos físicos se conocen
como operaciones unitarias, algunos otros métodos son aquellos de eliminación de los
contaminantes se realiza con base en procesos químicos o biológicos se conocen como
procesos unitarios.
Al referirse a operaciones y procesos unitarios es porque se agrupan para constituir los
tratamientos primario, secundario y terciario.
El pretratamiento o tratamiento primario es la etapa inicial en la purificación de las
aguas residuales. A menudo es llevada a cabo antes de que éstas lleguen a la estación
depuradora, o bien en los momentos iniciales de ésta.
El proceso consiste en separar los sólidos de gran y mediano tamaño que se encuentren
en ella (como basura, guijarros o plásticos) mediante diversas tramas de enrejado o
tamizado, usando para ello tamices de diverso grosor. Luego se aplican desarenadores al
agua, para retirar partículas minúsculas de arena que pueden estar disueltas en ella, y
que los tamices no pueden filtrar.
El agua, la grasa y el aceite que pueda haber disueltos en el agua se extraen mediante la
aplicación de líquidos desengrasantes especiales. Finalmente, el agua es retenida por un
tiempo en contenedores especiales de sedimentación y decantación, para que la
gravedad ejerza su atracción sobre los sólidos restantes y los deposite en el fondo,
dejando el agua libre de ellos.
Todo este pretratamiento sirve para preparar el agua para el inicio formal de su
depuración. Es decir que libera el agua de objetos que pueden obstruir el flujo, deteriorar
las tuberías, impedir o entorpecer las reacciones a las que será sometida en las
siguientes etapas.
Una vez culminado el pretratamiento, las aguas residuales continúan su camino a lo largo
de dos etapas más, que son:
 Tratamiento secundario o biológico. Esta etapa aspira a degradar los materiales de
origen orgánico que el agua pueda contener, como son los desechos humanos o
animales, los detergentes y jabones, las bacterias y microorganismos, etc. Para ello
pueden emplearse distintas técnicas:
o Desbaste. Una nueva etapa de filtrado o cribado, mediante tamices
particularmente finos que retienen las fibras más gruesas de origen orgánico,
como papeles, telas, tejidos, etc.
o Fangos activados. Empleando microorganismos y añadidos de oxígeno, se
procede a liberar el agua de los nutrientes y residuos biológicos, incluso trazas
de metal, que forman parte de su metabolismo.
o Camas de oxidación. Este mecanismo se emplea poco hoy en día, en plantas
viejas por lo general, y consiste en grandes asientos de carbón, piedra caliza o
plástico, materiales que propician la formación de biopelículas de bacterias y
protozooarios que eliminan los nutrientes y residuos orgánicos del agua,
mediante un sistema de brazos perforados rotativos.
o Reactores biológicos. Ya sean de cama móvil o de membrana, se trata de una
técnica que garantiza la eliminación de los nutrientes biológicos presentes en el
agua que podrían sostener vida microbiana contaminante.
 Tratamiento terciario o químico. Esta es la etapa final del tratamiento, destinada a
aumentar la calidad final del agua antes de ser devuelta al medio ambiente (mar, río,
lago, etc.). Este proceso puede implicar:
o Filtración. Se filtra el agua haciéndola atravesar camas de arena, carbón u otros
materiales que retienen los elementos suspendidos y las toxinas que puedan haber
sobrevivido al proceso secundario.
o Lagunaje. Un proceso sucesivo de “lagunas” o estancias de agua, que consisten
en una primera anaerobia, donde las sustancias más densas caen por gravedad y
la falta de oxígeno mata ciertas formas de vida, luego una laguna facultativa y
finalmente una de maduración. Es un mecanismo eficaz pero que exige mucho
espacio.
o Remoción de nutrientes. Dado que las aguas tratadas, aún al término del
segundo tratamiento retienen altos niveles de nutrientes como nitrógeno y fósforo,
que pueden fomentar el crecimiento de las algas y ser tóxicos para peces e
invertebrados, se lleva a cabo una oxidación biológica empleando ciertas especies
de bacterias.
o Desinfección. Finalmente, para reducir la cantidad de organismos vivos
microscópicos en el agua, empleando diversos métodos como la añadidura de
dosis significativas de cloro, la exposición a dosis letales de luz ultravioleta (UV) o
el bombardeo químico con ozono (O3).

EFECTOS DEL USO DE AGUAS RESIDUALES


La falta del previo tratamiento de aguas residuales puede causar daños en el ambiente
y en el ser humano, provocando enfermedades y hasta la muerte.
Malos olores y sabores a consecuencia de la diversidad de sustancias y productos de
la descomposición.
Por sus componentes tóxicos pueden provocar efectos letales (muerte por
envenenamiento directo), subletales (pueden afectar al crecimiento, reproducción o
actividad de los organismos), agudos: causan un efecto (en corto plazo), crónicos (a
largo plazo) y acumulativos (incremento el efecto).
El agua que está contaminada por aguas residuales puede provocar la propagación de
enfermedades al ser bebida o consumida a través de las hortalizas regadas con estas
aguas.
Generan problemas ecológicos y sanitarios. Desaparición de la biodiversidad y los
ecosistemas acuáticos.
Las aguas residuales industriales, al ser vertidas en los ríos, lagos y mares, aumentan
su temperatura, afectando a los organismos acuáticos y posteriormente la eliminación
de las especies.
FUENTES CONSULTADAS

 Aguas residuales. (2017, 19 mayo). Gestión de residuos - Soluciones Globales


para el Reciclaje. https://www.recytrans.com/blog/aguas-residuales/
 ¿Qué son las aguas residuales? (2020, 6 octubre). iAgua.
https://www.iagua.es/respuestas/que-son-aguas-residuales
 C. (2021, 8 febrero). Tipos de aguas residuales: los tipos y sus tratamientos [2021].
Hidrotec. https://www.hidrotec.com/blog/tipos-de-aguas-residuales/
 L. (2018, 29 enero). Las aguas residuales: procedencia y efectos. Laboratorio Louis
Pasteur. http://lablouispasteur.pe/noticias/las-aguas-residuales-procedencia-
efectos/
 colaboradores de Wikipedia. (2021, 6 abril). Aguas residuales. Wikipedia, la
enciclopedia libre. https://es.wikipedia.org/wiki/Aguas_residuales