Está en la página 1de 5

República Bolivariana de Venezuela

Universidad Pedagógica Experimental Libertador


Instituto Pedagógico de Barquisimeto “Luis Beltrán Prieto Figueroa”
Departamento de Cs. Sociales

Mestizaje Cultural

Nombre: Freddy González


C.I: V-20415702
Prof.: José Montero

Cabudare, Febrero, 2021


Uno de los aspectos importantes de la cultura en América, ha sido el
mestizaje, aquella mezcla de todas las culturas en una sola, aquella mezcla
que hay entre todas las razas que habitaron el continente, es por esto que su
estudio es primordial para así lograr entender de donde se viene. Luego de la
conquista esas uniones de culturas, gastronomía y demás es lo que en la
actualidad abunda en América. Como lo dice Bozzani (2016) “Este devenir
sincrético no implica de ninguna manera una identidad sonora homogénea y
universal, sino construcciones culturales múltiples a partir de contextos
sociales, geográficos e históricos diferentes”. (p. 222)

Las grandes culturas indoamericanas fueron aquellas que más


aguantaron, además resistieron mucho la dominación, sin embargo el
mestizaje fue de manera permanente, estas sociedades pudieron realizar
una mezcla de culturas y lograron hacer una hibridación cultural y musical, tal
como lo dice el mismo autor “Lo mágico es que pudieron generar y recrear
una hibridación cultural, y musical, que es lo que nos ocupa, que emerge
como un gesto identitario consolidado y en permanente cambio. Ese es el
dinamismo y la grandeza del mestizaje”. (p. 222)

La música ha sido muy afectada ha sufrido una gran distorsión,


deformación, incluso el olvido en muchos casos de los registros de
patrimonio cultural de la humanidad. La arqueología, la antropología, la
historia, las pinturas, las esculturas, los restos de instrumentos han dejado en
evidencia algunos testimonios que se han intentado desentrañar, sin
embargo los primeros relatos de los europeos sobre la música no han sido
muy científicos puesto que estos no eran músicos y por ende no le dieron la
importancia necesaria a esto.
El padre Bartolomé de las Casas, es uno de los que habla en las historias
de las indias sobre la danza y cantos de la Cuba del S XVI; esto era una
manera de transmitir sus mitos, su literatura y su historia pero de forma oral,
además de estar involucrada la pintura corporal, el teatro y la danza en la
práctica de la música. Ellos a través de la música narraban sus batallas,
además de sus cantos religiosos que para los españoles eran profanos
narraban también su cotidianidad, pero también denunciaban a los religiosos
que violentaban y robaban a sus mujeres y niños.

La música de protesta poco a poco fue distribuyéndose por todo el


continente, todos los pueblos levantaron su voz y estos hicieron de la música
un instrumento para construir una patria grande, por esta razón para Bozzani
(2016)

Cabe destacar en este momento, la importancia de la


supervivencia de la música de los pueblos originarios, que a
través de sus comunidades, más grandes o más pequeñas,
conjugan lo ancestral con la idea contemporánea. Con los
instrumentos musicales de su herencia centenaria y con
especificidades melódicas y rítmicas aprehendidas con fuerza por
la oralidad, pueden manifestarse hoy en la diversidad de su
mirada poética. Estas expresiones están especialmente en las
zonas andinas, Perú, Bolivia y Ecuador. No así en las regiones de
la América Central y el Caribe donde el mestizaje cultural fue más
fuerte o en los litorales atlánticos donde las más recientes
inmigraciones europeas hicieron de las grandes ciudades de los
puertos, el lugar para sembrar el tango o la milonga. (p.224)

En regiones de las antiguas provincias del Río de la Plata los pueblos


Kollas y los quechuas con sus coplas y rituales dedicados a la madre tierra
mantenían viva la música; el pueblo toba, los mocoví y los piligá también
enarbolaron sus banderas de lucha y resistencia en las regiones del chaco y
Formosa. Los guaraníes atravesaron prácticamente toda américa desde el
caribe hasta el litoral argentino, siempre se vinculaba la música y la selva.
Por su parte los mapuches desde las pampas argentinas hasta la Patagonia,
cada uno de los cantos y sus instrumentos guardan en ellos el grito de sus
ascendientes.

En México y Lima también hubo desarrollo de la música, hubo una


enorme cantidad de piezas que llenaban las iglesias de la época hispana; se
componía e interpretaba con un gran esplendor todas estas piezas, asumía
el protagonismo de acercar el evangelio; esta música llamada catedralicia
estuvo prosperando hasta la decadencia de los imperios y el apogeo de las
luchas independentistas.

La música ha sido un aspecto muy importante dentro de los pueblos


originarios, gracias a esta ellos podían demostrar toda su cultura mediante
los cantos, se impulsó la música de protesta donde demostraban todos los
atropellos que les hicieron en la época de la conquista, lo más interesante de
esto fue el gran mestizaje donde se lograr una mezcla de todas las culturas
sin importar la raza de estos y lo que hasta hoy en día se tiene en América.
Referencias
Bozzani, D; Narvaja, P; Pestanha, F y Spinelli H. (2016). Atlas Histórico de
América Latina y el Caribe. Aportes para la Descolonización
Pedagógica y Cultural. Buenos Aires Argentina.