Está en la página 1de 9

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL


“SIMÓN RODRÍGUEZ”
NÚCLEO PALO VERDE
EXTENSIÓN LA GUAIRA
Asignatura: Lenguaje y Comunicación. Sección B

LA COMUNICACIÓN Y LA VIDA SOCIAL.

Estudiante:
Morgado Alexangel C.I. 27.904.167
Profesora:
Prof. Franchi Karelia

La Guaira, 26 abril 2021


La historia de la comunicación y la vida social es el larguísimo trayecto
que une las primeras manifestaciones sociales de nuestra especie, a través
de las cuales un individuo y otro podían transmitir sus intenciones y quizá
ponerse de acuerdo, hasta las formas sofisticadas de comunicación de las
que disponemos en la sociedad posindustrial.
Es una categoría compleja y amplia, en la que caben numerosas formas
de intercambio de información y numerosos lenguajes posibles, verbales o
no, y a través de canales diferentes. Aunque la comunicación de un hecho
que el ser humano comparte con todas las formas de vida, la capacidad del
lenguaje es única y exclusiva de la humanidad. Es posible gracias a
la capacidad intelectual humana, que alcanza los niveles de abstracción
necesarios para crear, interpretar y aprender lenguajes nuevos, o deducir las
fórmulas sobre las que se sostienen.
La comunicación se presenta como esencial para el ser humano, pues es
la base de la convivencia, las relaciones sociales y sobre ella se asienta el
progreso humano, al ser el vehículo de transmisión de las ideas, la cultura, la
ciencia y la técnica, tener una vida social activa, radica en tener contacto
con otros individuos no solo en el ambiente laboral, sino también en las
épocas de nuestra etapa escolar, donde podremos formar lazos que van más
allá de nuestro vínculo familiar cercano, acompañándonos en distintas
situaciones de nuestra vida y hasta teniendo la posibilidad de encontrar a la
compañera que nos dará no solo una familia, sino a nuestros hijos que serán
la descendencia y trascendencia de nuestro linaje.
Sullivan (1996) afirma: “La comunicación es un proceso de interacción
social a través de signos y sistemas de signos que surgen como producto de
la actividad humana”. (pág. 45.) Definitivamente, la comunicación ayuda al
ser humano a expresar sus necesidades, aspiraciones, criterios, emociones a
otras personas por medio del lenguaje verbal (el habla, la escritura) o no
verbal (imágenes, sonidos, movimientos del cuerpo), un individuo intercambia
información con otro u otros individuos. Esto quiere decir, que la

1
comunicación es la forma mediante la cual los seres humanos se
desenvuelven y establecen relaciones sociales.
Así mismo, debemos considerar tres componentes en la comunicación
que nos van a dar la pauta para llevar a cabo este proceso: el orador (la
persona que habla), el discurso (lo que se pronuncia), el auditorio (la persona
que escucha). Teniendo en cuenta eso y para que la información fluya con
éxito, es importante indicar, que además existen ciertos elementos en el
proceso comunicativo, todos y cada uno de estos elementos son de vital
importancia para que la comunicación se pueda realizar con éxito. Según
Amurrio (1980) los elementos de la comunicación son:
El código (son signos y reglas que se combinan con el propósito de dar
a conocer algo), el canal (el medio físico a través del cual se divulga la
información), el emisor (quien desea enviar el mensaje) y
el receptor (a quien va dirigido). (pág. 34).
En primer lugar como tenemos el código; basta con que una de las dos
partes no lo conozca con el mismo grado de profundidad de la otra para que
se presenten problemas de comprensión. Esto puede pasar, por lo tanto, en
cualquiera de las dos direcciones y de diferentes maneras en cada una. En
los casos en los que el emisor tiene las herramientas necesarias, es
importante que adapte su uso del código a las características de sus
interlocutores en cada conversación.
No es lo mismo explicar a un niño pequeño un concepto de matemáticas
que intentar vender un seguro para el hogar a un adulto: el idioma puede ser
el mismo, pero las partes del mismo que nos conviene aprovechar en cada
caso son diferentes. Luego está el canal, un concepto que en la actualidad
es más amplio que nunca: puede tratarse del aire, del Internet, televisión,
teléfono, de una hoja de papel, etcétera. Escoger el canal adecuado es
fundamental para que el uso del código se aproveche al máximo pero
también para darnos la oportunidad de usar ciertos recursos que sólo están

2
disponibles en algunos. Por ejemplo, no podemos dar un abrazo si no
estamos junto a la otra persona.
Esta comunicación puede ser afectada por lo que se denomina
como ruido (barreras), según (Amurrio, 1980) “una perturbación que dificulta
el normal desarrollo de la señal en el proceso” (pág. 56). Por ejemplo,
distorsiones en el sonido, la afonía del hablante, la ortografía defectuosa, el
ruido, a su vez, puede ser espontáneo o voluntario; si bien en cualquier caso
produce resultados que perjudican la comunicación, si el emisor tiene
dificultades para hablar o escribir por cuestiones genéticas o de salud,
ejemplo: la tartamudez es una barrera significativa.
Para el receptor, un ruido es, por ejemplo: la sordera, o el hecho de que el
receptor no maneje el mismo código que el emisor. En cuanto al Canal; el
ruido ambiental, el uso de tapabocas o la presencia de elementos
distractores entre emisor y receptor, pueden provocar ruidos. Para ocasiona
debamos adaptarnos a ellos y hacer un esfuerzo mayor para entender sus
mensajes.
Ahora bien, (Sullivan, 1996) afirma que “la vida en sociedad implica un
intercambio permanente de ideas (opiniones, órdenes, sentimientos,
sugerencias) entre sus actores” (pág. 54). Por eso, la comunicación resulta
un aspecto integrante de la ciudadanía, ya que la interacción entre las
personas ofrece la posibilidad de que las ideas individuales puedan
convertirse en colectivas. Lo que es bien cierto, es el hecho de
que comunicarse constituye el fundamento de toda la vida social.
Las personas somos seres sociales, en el sentido de que pasamos la
mayor parte de nuestras vidas con otras personas, por consiguiente, es
importante aprender a entenderse con los otros y a funcionar
adecuadamente en situaciones sociales, ciertas habilidades de comunicación
nos ayudan a mejorar las relaciones interpersonales.
Tomar en consideración el punto de vista ajeno; respetar su parecer aun
cuando sea distinto; manifestar opiniones sin temor a la diferencia de

3
criterios; responder con serenidad y sencillez ante las diferentes situaciones
que se presenten, la esencia radica en la habilidad para intercambiar
mensajes, haciéndolo de forma honesta, respetuosa, directa y oportuna. La
comunicación interpersonal compone uno de los pilares fundamentales de la
existencia humana, una dimensión a través de la cual se reafirma la
condición de seres humanos, la persona capaz de mantener una
comunicación interpersonal efectiva, favorece al bienestar y calidad de vida
de sí misma y de los demás.
(Shaw, 2020) Afirma: “La asertividad es una habilidad fundamental para el
establecimiento de las relaciones interpersonales”. (pág. 37) Cuando
hablamos de ser asertivos, se refiere a promover el desarrollo de las
habilidades que nos permitirán ser personas directas, honestas y expresivas
en nuestras comunicaciones, además de ser seguras, auto-respetarnos y
tener la habilidad para hacer sentir valiosos a los demás.
Existen algunos errores de la comunicación en la vida social, ejemplo:
hay personas egocéntricas que tienden a hablar solo de sí mismas, otros, por
el contrario, permanecen tan callados que se mantienen al margen de la
comunicación, así mismo, utilizar el humorismo con demasiada frecuencia,
puede hacer que el emisor considere que desvaloriza lo que él le está
diciendo. También actitudes de superioridad; mímicas y otras señales,
impide que los participantes del proceso se sientan en igualdad colaborativa
y que puedan intercambiar en beneficio del otro. La prisa, la falta de
atención, de consideración, hacen que la persona preste escaso interés para
el que habla.
Evidentemente, no es efectivo el proceso de comunicación en ninguno de
estos casos. Asimismo, no se puede dejar de mencionar las actitudes
rígidas como errores comunes en la comunicación, debido a que las
opiniones propias, en este caso, serían las únicas justas e indiscutibles,
impidiendo y obstaculizando el intercambio, la comprensión, la interacción.

4
Partiendo de la idea de que no solo es importante poseer habilidades
comunicativas, sino conocer cuáles son las barreras debido al constante uso
que hacemos de ellas, sus consecuencias que verdaderamente impiden
lograr intercambios positivos, para las personas implicadas en el proceso; y
que, además, son repetidas una y otra vez mecanizándose en nuestra
conducta diaria. Por lo que, se sugiere reflexionar en las ideas aquí
expuestas, y que se ejercite en función de lograr ser un buen comunicador,
en beneficio suyo y de aquellos que le rodean en su vida cotidiana.
En este sentido, la condición del ser social hace a los sujetos partícipes
de las relaciones interpersonales y de la comunicación desde el momento
mismo de su nacimiento, la supervivencia y el desarrollo del individuo van a
estar inevitablemente vinculados a estas relaciones sociales y comunicativas.
Para poder lograr el máximo desarrollo de la personalidad, y por ende, del
ser social, es necesario entablar una comunicación, que no se ubique en los
extremos de la pasividad o la agresividad como muchas veces se puede
apreciar, tener criterio propio y no dejarte llevar por las órdenes impuestas
en las que estés en desacuerdo, ayuda a aumentar nuestro liderazgo.
Generalmente las personas asertivas tienden a tomar decisiones y guiar a
otros de manera mucho más sencilla que quienes no cuentan con este rasgo.
Teniendo conocimiento pleno de nuestras facultades, aceptando las
derrotas y celebrando las victorias, siempre con la elegancia y sutileza,
desarrollando círculos donde predomine el respeto como denominador
común, facilitando muchas veces las relaciones con el exterior y con nuestro
interior, conocernos será el punto clave en lograr esas relaciones exitosas.
Exigiendo lo que se debe exigir y respetando a los demás sabiendo que,
para exigir se debe merecer, si se va a comunicar exigiendo algo que es
tuyo, primero debes interiorizar la idea de que lo mereces plenamente.
Debemos conocernos a nosotros mismos para lograr tratar a los demás,
sabiendo que somos seres con limitaciones, ponernos en nuestro sitio es la
más grande victoria que puede tener el ser humano, cuando te pones en tu

5
sitio logras ver todo con claridad y logras ver tu alrededor como seres
humanos que, como tu merecen ser tratados de manera respetuosa, ese es
el primer paso para lograr relaciones interpersonales exitosas.
Para concluir, es importante indicar que todos los días estamos inmersos
en el proceso de comunicación, nos demos cuenta o no, cada aspecto de la
naturaleza, ya sea los animales, las plantas, los seres humanos e incluso el
clima, transmite mensajes que pueden ser comprendidos e interpretados a
través de la observación, estar en contacto con lo que nos rodea y receptivos
a lo que nos transmite, es crucial para que podamos evolucionar día a día.
Ser incapaz de comunicarte y no tener una vida social puede incluso
significar en muchos aspectos, perder una parte de ti mismo, tu habilidad de
comunicarte es central para tu auto concepto. Todo comunica, nuestra
redacción, las marcas que vestimos, el lenguaje que utilizamos, el estado de
nuestra ropa, las joyas que utilizamos, los tatuajes que tenemos, nuestra
postura y gestos, ¡todo! y al mismo tiempo, todo esto constituye el concepto
que tenemos de nosotros mismos. Por otro lado, tus habilidades de
comunicación son una gran herramienta para entender a los demás.
Nuevamente, no solo tus palabras, sino tu lenguaje no verbal pueden
proporcionarte pistas muy claras de quiénes son y cuáles son sus valores e
intereses, la escucha activa, también es una habilidad de un buen
comunicador.
Lo que es bien cierto, es el hecho de que constituye el fundamento de
toda la vida social, así mismo, el ser humano se define por su condición de
sociabilidad, y si es sociable lo es porque puede comunicarse, por eso, la
importancia de saber transmitir nuestro criterio y punto de vista de manera
clara, y concisa, permite el libre albedrio de expresarnos. Para la sociedad,
comunicarnos es la mejor arma de todo el ser humano e inclusive nos lleva a
obtener el éxito en cualquier nivel siempre y cuando sea usada de una
manera respetuosa y asertiva, realmente muchos conflictos se resolverían
con satisfacción si la comunicación entre los seres humanos partiera de

6
escuchar con respeto y tolerancia, facilitando la honestidad de los ambos
intereses y sentimientos.

7
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS.

Amurrio, M. (1980). La Comunicación, Hoy. (2ª ed.). La Vida de Hoy y la


Comunicación. Colombia: Editorial Popular.

Shaw, g. (2020). Manual de Comunicación Asertiva. La Comunicacion


Asertiva. Vol 10 No.1,Caracas.

Sullivan, j. O. (1996). La Comunicacion Humana. La Comunidad Social.


Buenos Aires: Editorial Pretince.

La Comunicación Humana, Versátil y Compleja. Autor: Antonio Olivares. De:


México. Para: Definicionabc. Disponible en:
https://www.definicionabc.com/comunicacion/comunicacion.php
Consultado: 23 de abril de 2021.