Está en la página 1de 11

Tarea 3 - Procesos cognoscitivos superiores y la interacción social

MARIA CATALINA GALVIS HENRIQUEZ

CÓDIGO: 49.608.949

TUTOR: JOSE JULIAN BRINEZ -

CURSO N° 403003_12

UNIVERSIDAD NACIONAL ABIERTA Y A DISTANCIA

ESCUELA DE CIENCIA ARTES Y HUMANIDADES

PROGRAMA: PSICOLOGÍA

CEAD – CURUMANI

PAILITAS – ENERO 2021


INTRODUCCION

Los procesos cognoscitivos básicos como la percepción, la atención, la memoria, inteligencia,

pensamiento y el lenguaje, permiten captar la información del ambiente exterior, siendo los

factores determinantes del aprendizaje.

Mediante los sentidos, recibimos, elaboramos, interpretamos, percibimos la información del

entorno (estímulos), según la sensación interior. La atención o capacidad de aplicar

voluntariamente el entendimiento, será el elemento decisivo en el aprendizaje, será como el filtro

de los estímulos ambientales y dará prioridad a los estímulos según la escala de intereses

personales. También las condiciones externas podrás contribuir u obstaculizar la atención y el

aprendizaje.
LOS PROCESOS COGNOSCITIVOS SUPERIORES

Las personas venimos a este mundo a aprender, a transformarnos continuamente gracias a la

socialización y experiencias que vivimos, los seres humanos buscan adaptarse al entorno en el

que viven. Aprendemos para sobrevivir, en nuestro caso sirve también para hacer posible un

enriquecimiento sorprendente tanto de nuestra visión del mundo como de nuestras habilidades.

El aprendizaje es un cambio relativamente permanente en el comportamiento que refleja una

adquisición de conocimientos o habilidades a través de la experiencia, y que puede incluir el

estudio, la instrucción, la observación o la práctica. Los cambios en el comportamiento son

razonablemente objetivos. Los procesos cognitivos se encuentran relacionados con el atender,

memorizar, percibir, recordar y pensar. Constituyen una parte relevante de la producción

superior del desarrollo humano.

Percatarnos de cambios a nuestro alrededor, recordar donde dejamos las llaves, decidir qué ropa

voy a usar, escuchar a un amigo que nos está contando un problema… ¿Qué tienen en común

todas estas acciones? Somos capaces de llevarlas a cabo gracias a nuestros procesos cognitivos.

Cuando intentamos comprender qué son, debemos tomar en cuenta que se refieren a todas

aquellas labores que el cerebro se encuentra ejecutando día tras día. La cantidad de
comportamientos y pensamientos que se generan a través de los procesos cognitivos es

sumamente amplio, abarcando por ejemplo, a la recuperación y almacenamiento de información,

asociación y a la percepción, no sólo agrupan e identifican información del medio ambiente,

también nos permiten explorar el mundo a través del análisis y la adaptación del conocimiento

que se genere.

Un aspecto a tener en cuenta es que generalmente se considera que proceso cognitivo y emoción

van por separado. Sin embargo es posible observar que en el procesamiento de la información

tiene una gran importancia la activación emocional, ya que contribuye a dotar a la experiencia de

una significación y resulta fundamental a la hora de procesar la información y valorarla. Es por

ello que bajo dicha perspectiva podría llegar a considerarse el hecho de que formara parte de

dichos procesos cognitivos.

La inteligencia: Inteligencia es un conjunto de habilidades cognitivas y conductuales que

permite la adaptación eficiente al ambiente físico y social. Incluye la capacidad de resolver

problemas, planear, pensar de manera abstracta, comprender ideas complejas, aprender de la

experiencia. No se identifica con conocimientos específicos ni con habilidades específicas sino

que se trata de habilidad cognitiva general, de la cual forman parte las capacidades específicas.

La inteligencia es un concepto amplio que ayuda a resolver diferentes tipos de problemas. Hoy

en día la teoría de las inteligencias múltiples de Gardner tiene gran aceptación. Gardner mantiene


que no existe un único tipo de inteligencia y que es preferible contemplar diversas capacidades

en distintos ámbitos.

Ejemplo: Una persona tiene desarrollada su capacidad para las matemáticas por lo que es capaz

de aprender más rápido y resolver algoritmos y problemas algebraicos, así como aplicar el

análisis y el razonamiento de manera adecuada. Esta inteligencia se relaciona con el pensamiento

abstracto y científico y engloba tanto la habilidad matemática como la capacidad lógica.Sin

embargo no tiene muy desarrollada la inteligencia interpersonal así que tiene problemas a la hora

de relacionarse con las demás personas debido a que cuenta con pocas habilidades sociales. 

El lenguaje: El ser humano no solo se comunica con el lenguaje hablado, puesto que tiene una

alta gama de comunicación, pero sin duda alguna la comunicación verbal permite una mayor

precisión perceptual, en tanto que lo no verbal es más intensa, emotiva, elemental y poco

controlable. El análisis de la comunicación verbal es muy amplio e incluye una referencia lógico

formal, la capacidad y la forma de asociar eventos, sentimientos y la memoria. El desarrollo del

lenguaje es producto de una labor que se ejecuta durante toda la vida, por ello, las habilidades

comunicativas de cada persona pueden variar significativamente y se pueden mejorar con la

práctica.

Ejemplo: Cuando una persona llega a tu casa a contarte algo que no te interesa y no sabes cómo

decirle que no tienes tiempo para escuchar problemas que no son de tu interés, empiezas a
transformar tu cara, mueves tus manos, los pies, y a pesar que con palabras no lo expresaste, tus

gestos se lo harán notar.

Pensamiento: El principal y más conocido proceso cognitivo superior es el pensamiento. En él

integramos toda la información y a partir de él realizamos diferentes operaciones mentales. Nos

permite formarnos conceptos, elaborar juicios y deducciones y aprender.

Este proceso mental superior se encarga de tareas relativas a la resolución de problemas, el

razonamiento, la toma de decisiones

Nuestro cerebro tiende a crear conceptos. Necesitamos agrupar ideas, objetos, personas o

cualquier otra clase de elementos que se nos ocurra. Generalmente esto nos ayuda a agilizar

nuestros procesos mentales. No obstante, intentamos ser lógicos y a menudo ignoramos lo

irracionales que somos.

Ejemplo: Cuando queremos tomar la decisión de cambiar de empleo, comenzamos a organizar

nuestras ideas y a tener pensamientos en donde analizamos el pro y el contra que tendría el optar

por otra opción laboral y no por otra. Finalmente tomamos la decisión que se adapte a nuestras

necesidades y a los objetivos que pretendemos lograr.


CONCLUSIÖN

Los procesos cognoscitivos nos muestran las capacidades que distinguen a las personas del resto

de animales. Éstas y otras funciones voluntarias y controladas, explican buena parte de la

complejidad que caracteriza a nuestras sociedades. A las distintas actividades que realiza la

mente para establecer comunicación con su medio, se les llama procesos cognoscitivos.

Los procesos cognitivos inician con el acceso a la información a través de los sentidos, es decir,

a través de la percepción. Posterior a ello, el individuo a través de la atención y concentración

proyecta los conocimientos que interioriza y almacena en su memoria.

Una vez se procesa e interpreta la información en la memoria, el individuo ya puede generar y

expresar sus ideas a través del lenguaje, la inteligencia y creatividad.

Los procesos cognitivos básicos y superiores trabajan en simultáneo para que los seres humanos

puedan almacenar la información y utilizarla cuando sea necesario.

El desarrollo de la inteligencia, según Piaget, necesita tiempo. La maduración es otro concepto

de suma importancia dentro de su teoría. Con él se refiere a un plan genético que va

desplegándose gradualmente. Junto a la propia maduración habría que señalar como factores que
inciden en el desarrollo tanto el medio social en el que se desenvuelve el individuo como su

medio afectivo.
Referencias

Registre las lecturas revisadas en la Unidad 2 de acuerdo

con las normas APA.

Herrera, L. (2019). Procesamiento Cerebral del Lenguaje:

Historia y evolución teórica. Fides et Ratio - Revista de

Difusión cultural y científica de la Universidad La Salle en

Bolivia, 17(17), 101-130. Recuperado en 27 de agosto de

2020, de http://www.scielo.org.bo/scielo.php?

script=sci_arttext&pid=S2071-

081X2019000100007&lang=es

Jara, V. (2012). Desarrollo del pensamiento y teorías

cognitivas para enseñar a pensar y producir conocimientos.

Sophia, Colección de Filosofía de la Educación, (12),53-66.

[fecha de Consulta 25 de agosto de 2020]. ISSN: 1390-3861.

Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?

id=441846101004

Motta, L. (2020). OVA: Proceso Cognoscitivo Superior: El

Lenguaje. Unidad 2. Recuperado


de https://campus104.unad.edu.co/ecsah64/mod/hvp/view.php

?id=4434

Ardila, R. (2011). Inteligencia. ¿qué sabemos y qué nos falta

por investigar? Revista de la Academia Colombiana de

Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, 35(134), 97-103.

Retrieved August 27, 2020,

from http://www.scielo.org.co/scielo.php?

script=sci_arttext&pid=S0370-

39082011000100009&lng=en&tlng=es

Rigo, D. Y. y Donolo, D. S. (2013). Tres enfoques sobre

inteligencia: un estudio con trabajadores manuales. Estudos

de Psicologia, 30(1),39-48. [fecha de Consulta 27 de Agosto

de 2020]. ISSN: 0103-166X. Disponible

en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=395335540005

Uriarte Bonilla, V. R. (2013). Funciones cerebrales y

psicopatología. Editorial Alfil, S. A. de C. V. https://elibro

net.bibliotecavirtual.unad.edu.co/es/ereader/unad/40832?

page=64