Está en la página 1de 5

Mtra. María B.

Olivia Martínez Torres

PLANTILLA LABORAL
La plantilla laboral son el número de personas que ocupan un puesto en una
compañía determinada. Es decir, la relación ordenada de los empleados de la compañía, y
los puestos que estos ocupan.

La plantilla laboral, cabe destacar, siempre debe encontrarse alineada con los
objetivos de la compañía. Es decir, la relación de personas que ocupe cada puesto debe
poseer los criterios específicos y generales para, desarrollando su actividad, lograr alcanzar
los objetivos planteados por la empresa, así como las metas establecidas.

La plantilla laboral es uno de los elementos fundamentales dentro de una empresa u


organización. Esta, a su vez, representa el presupuesto de personal. Ya que es el cómputo
de los salarios establecidos para la plantilla laboral

Objetivo de la plantilla laboral

El principal objetivo de toda plantilla laboral es contar con el personal necesario en


dicha plantilla, para desempeñar los puestos establecidos en esta.

El que se plantee este objetivo se basa en la consecución de los objetivos y las metas.
Ya que, además de lo anteriormente descrito, toda plantilla laboral asume la responsabilidad
de cumplir con los objetivos y metas que se han planteado en la empresa. Para ello, los
puestos asignados deben cumplir con sus funciones específicas, por lo que se requiere a la
persona idónea para ocupar dicho puesto.

Además de este, algunos de los objetivos complementarios que posee la plantilla laboral son
incrementar la productividad de la empresa, incrementar la competitividad, reducir los costes,
dotar de sostenibilidad a la empresa, alcanzar las metas y objetivos impuestos…

¿Cómo hacer una planificación de la plantilla laboral?

La planificación de la plantilla laboral corresponde, dentro de una empresa, al departamento


de recursos humanos. Este, alineado con la dirección de la empresa, es el responsable de
llevar a cabo la planificación de la plantilla.

Para realizar una correcta planificación, es preciso cumplir con una serie de criterios que aquí
abajo se muestran:

• Realizar un inventario con las habilidades requeridas para cada puesto.


• Determinar la posible repercusión del plan estratégico en las diferentes unidades
organizativas.
• Definir el impacto dentro de cada una de las unidades organizativas.
• Desarrollo de las distintas opciones de actuación, así como la valoración de las
repercusiones.

Página 1|5
Mtra. María B. Olivia Martínez Torres

• Negociación con las personas implicadas.


• Elección de los programas de acción escogidos.

Ejemplo de una plantilla laboral

Para hacernos una idea de a lo que hace referencia este concepto, a continuación, se
muestra un ejemplo de cómo sería una plantilla laboral dentro de una compañía real. Así
quedaría dicha plantilla en un ejemplo real.

Plantilla de personal de una tienda de alimentación:

Página 2|5
Mtra. María B. Olivia Martínez Torres

PLANEACIÒN DE LA PLANTILLA - PLANEACIÒNDE


PLAZAS
La planificación de plantillas de trabajo es la mejor forma de anticipar los movimientos de las
personas de una empresa. Es un plan de acción al que no se le debe restar importancia. Puede llegar a
incidir en diversas cuestiones de la empresa de forma impactante. Para ello se debe enfocar desde la
revisión de la carga de trabajo y la mejora de los procesos. De esta forma se podrá garantizar una mejor
adecuación entre la consecución de los objetivos y las personas que trabajan para conseguirlos.

Es posible que se marquen unos objetivos que no siempre se cumplan. Entre otras cuestiones, la
planificación de plantillas intenta asegurar que la falta de cumplimiento de los mismos, no se deba a la
gestión del personal. El departamento de recursos humanos no debe solo ceñirse a seleccionar personas.
También debe velar para que la incorporación de las mismas tenga un sentido. ¿A qué dedican tiempo
los trabajadores? ¿Todas las tareas que realizan son útiles? ¿Hay alguna tarea que se podría mejorar?
Estas son algunas de las revisiones que se debe realizar en una planificación de plantillas de trabajo. Si
te haces estas preguntas, continúa leyendo porque te daremos las pautas principales para realizar una
buena planificación de plantillas.

Identifica las necesidades de planificación de personal


El primer paso para realizar una planificación de plantillas de trabajo es identificar las necesidades.
Para ello lo más recomendable es poder realizar un análisis sobre los diferentes equipos de trabajo o
departamentos que se encuentran en la empresa. Velar por la adecuación a los objetivos de parte de
todos los departamentos. En ocasiones, ya este mero análisis puede ser un límite porque existe gran
cantidad de empresas que no tienen bien definido el organigrama de la empresa. Así que se empieza
por ahí.

• Recoger la información de todo el personal de la empresa


• Identificar las tareas que a priori están realizando
• Agrupar a aquellas personas que se encargan de tareas similares
• Realizar un esquema dónde se adviertan todos los trabajadores y/ departamentos, junto con el
flujo de trabajo existente entre ellos.

Organigrama para planificación de plantillas


Una vez tengas el actual organigrama de la empresa, realiza un análisis sobre los objetivos de la
empresa. Identifica la necesidad o la mejora que se necesitaría. De esta forma se podrá determinar
aquellos equipos de trabajo en los que influyen y, sobre los que hay que trabajar.

Página 3|5
Mtra. María B. Olivia Martínez Torres

Una vez se tienen claros los equipos que necesiten de una planificación de plantillas, el siguiente paso
es la evaluación. Realizar una buena evaluación de estos equipos conseguirá obtener información y
datos sobre su trabajo y sus necesidades reales. ¿Qué se debe evaluar exactamente? ¿Por dónde
empezar?

Evaluación de las plantillas de personal


Se recomienda en primer lugar conocer sobre las herramientas tanto físicas como digitales usadas por
cada equipo de trabajo. Teniendo un conocimiento general sobre las mismas, lo ideal es realizar
evaluaciones del desempeño individuales. Reuniones con cada uno de los miembros del equipo, con el
objetivo de conocer recabar información sobre tres áreas: trabajo individual diario y responsabilidades,
percepción sobre la organización del grupo y propuestas de mejora en la organización del trabajo. Es
muy recomendable poder llevar un registro de toda la información recogida por persona en un
documento para poder equiparar y evaluar todos los datos.

Tras estas evaluaciones individuales, se aconseja poder realizar una evaluación grupal. Citar a todo el
equipo y obtener percepciones sobre la organización, comunicación y actitud del grupo en conjunto. Se
podrán confirmar o desmentir ciertas cuestiones y localizar los roles que puede tener cada miembro.
También va a suponer una acción de motivación, dado que los empleados necesitan sentirse escuchados
y que la empresa se preocupa por su labor en la empresa. Con empleados comprometidos, se podrá
reorganizar la plantilla y hacer más competitiva.

Si quieres aún obtener datos más objetivos sobre dichos grupos y su trabajo, no dudes en realizar una
evaluación de 360º. Con ello podrán conseguir información por parte de otros departamentos de la
empresa sobre el trabajo de los equipos a evaluar. La percepción de clientes internos, e incluso recoger
información de clientes externos puede ser clave.

Reestructuración de la plantilla: selección externa o interna


Tras la recogida de los datos, se deberá realizar un análisis de los mismos. Identificar las carencias
consideradas tanto en los procesos como en la organización del equipo. Es importante valorar el flujo
de trabajo y la organización del mismo para revisar la implantación de nuevos protocolos en el trabajo
del equipo. También se considerará la inclusión de nuevos procedimientos para ahorrar tiempo y
costes. Las tareas muy mecanizadas se podrán realizar con la implantación de TIC`s.

Reunión para planificación de plantillas


Una vez establecidos nuevos protocolos de trabajo, se debe poner en marcha con una reestructuración
del equipo. La planificación de las plantillas va a ser fundamental. Realizar los movimientos necesarios
para organizar una nueva gestión del equipo. Es muy importante haber identificado las carencias que

Página 4|5
Mtra. María B. Olivia Martínez Torres

tiene una persona así como sus potencialidades. En ocasiones, no es que un trabajador no funcione
bien, sino que no está dónde puede poner en práctica sus puntos fuertes.
Es labor de Recursos Humanos saber identificar el talento de cada persona para asignarle las funciones
en las que más pueda destacar y funcionar. También será el momento de tomar decisiones. Tanto de dar
una mayor responsabilidad o ascender a alguien, como en su caso, de considerar prescindir de algún
trabajador. Además de ver necesidades de incorporar a nuevo personal al equipo para hacerlo más
competitivo. Es importante facilitar los recursos al equipo o departamento para alcanzar objetivos.
Aquí jugará un papel fundamental la capacidad de Recursos Humanos de llevar a cabo una buena
selección, tanto interna como externa. Llevar a cabo una planificación de plantillas sin duda resultará
una gran acción con la que reenfocar las capacidades de un equipo. Lograr forjar unos cimientos
persistentes y adecuados harán ahorrar costes y tiempos futuros.

Página 5|5