ARTICLE IN PRESS

Med Clin (Barc). ]]]];](]):]]]–]]]

www.elsevier.es/medicinaclinica

´ Diagnostico y tratamiento

´ Sındrome de Chediak-Higashi
Chediak-Higashi syndrome
´ ´ ´ ˜ Francisco Jose Ortuno a,Ã, Jose Luis Fuster b y Andres Jerez a
a b

´ ´ ´ ˜ Servicio de Hematologıa y Oncologıa Medica, Hospital Universitario JM Morales Meseguer, Murcia, Espana ´a, ˜ Servicio de Pediatrı Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca, Murcia, Espana

´ I N F O R M A C I O N D E L A R T´C U L O I

´ Historia del artıculo: Recibido el 19 de octubre de 2009 Aceptado el 5 de noviembre de 2009

´ Introduccion ´ ´ ´ En 1943, el pediatra cubano Antonio Beguez Cesar1 describio ´ con notable acierto un conjunto de manifestaciones clınicas y ´ ´ ´ biologicas que una decada despues se englobaron en el denomi´ ´ nado sındrome de Chediak Higashi (SCH) en honor a Moises Chediak y Ototaka Higashi2. El SCH es una enfermedad auto´ somica recesiva caracterizada por un grado variable de albinismo ´ ´ oculocutaneo, hemorragia anomala, infecciones recurrentes con´ secuencia de un estado inmunodeficiente y, en los estadios mas ´ ´ evolucionados, afectacion neurologica. Es una entidad rara, con ´ ˜ menos de 500 casos descritos en los ultimos 20 anos3–8. En la actualidad, se acepta la existencia de 3 presentaciones ´ ´ clınicas. La forma mas frecuente y grave es la denominada infantil, que supone aproximadamente un 85% de los casos y que cursa con ´ ´ un espectro florido de sıntomas y signos oculocutaneos, cuadros ´ ´ ´ infecciosos y clınica de diatesis; en su evolucion natural, suele ´ desembocar en la mayorıa de los pacientes en una fase del SCH ´ ´ acelerada (SCHA) que se caracteriza por infiltracion linfohistiocıtica que es de curso muy intensivo. Se ha descrito una forma ´ ´ adolescente que cursa con clınica de hipopigmentacion, infecciones recurrentes, pero no graves, y un discreto retraso en el desarrollo; estos pacientes no presentan fase SCHA. Finalmente, la ´ ´ forma adulta cursa con clınica neurologica de gravedad variable y, ´ excepcionalmente, con clınica infecciosa5.

Patogenia ´ ´ El gen causante del SCH se caracterizo en 1996, se denomino gen LYST o CHS1 y se localiza en 1q42.1–42.29. Se ha postulado que su
à Autor para correspondencia.

´ ´ ´ ´ mutacion provoca anomalıas del trafico de proteınas desde y entre ´ ´ las organelas, lo que altera la normal regulacion de la morfologıa, ´ ´ ˜o taman y localizacion de estas. La proteına que origina este gen, ´ denominada CHS, se localiza en el citoplasma de celulas de diversos tejidos y parece tener un papel relevante en los estadios finales de la ´ biogenesis de lisosomas y organelas tipo lisosoma, particularmente ´ ´ el impedir la incorporacion inadecuada de proteınas a la membrana ´ ´ ´ lisosomica, aunque el mecanismo ultimo de su funcion no se ha ´ ´ ´ determinado aun10,11. Ademas, su alteracion provoca que las ´ membranas tengan menor capacidad de reparacion, ya que este es ´ un proceso en el que los microlisosomas perifericos se fusionan con ´ la membrana y que, en estos pacientes, esta limitado por sus ´ ´ anomalıas de movilidad y de fusion2,4,7. ´ ´ La afectacion en la sıntesis o el mantenimiento de organelas de ´ ´ ´ almacenamiento y secrecion tiene su repercusion en diversas lıneas celulares y afecta, entre otros, a lisosomas de leucocitos y ´ ´ ´ fibroblastos, granulos densos de las plaquetas, granulos azurofilos ´ ´ de los neutrofilos y melanosomas de los melanocitos; tambien ´ ´ pueden verse granulos gigantes en hepatocitos, esplenocitos, celulas ´ ´ de Schwann y celulas pancreaticas y renales. En lo que respecta a la ´ hematopoyesis mieloide, en los estadios mas inmaduros de esta ´ ´ ´ ´ lınea celular, los granulos azurofilos se fusionan entre sı y con ´ ´ componentes de la membrana citoplasmatica y forman megagra´ nulos que tienen un contenido disminuido de enzimas hidrolıticas. ´ En estadios intermedios se forman granulos secundarios normales; ´ de esta manera, en los polimorfonucleares neutrofilos coexisten ´ ambas poblaciones de granulos. Como resultado de lo anterior, ´ ´ ´ existe agregacion espontanea de moleculas de superficie que ´ ´ produce activacion celular, un consumo elevado de oxıgeno y, finalmente, conduce a apoptosis, esta es la causa de la neutropenia que se observa en estos pacientes4,7,12. Por otra parte, existe un ambiente propicio a las infecciones ´ piogenas debido tanto a la neutropenia como a otras alteraciones en ´ ´nulos la serie mieloide neutrofila como: a) incapacidad de los megagra

´ ˜ Correo electronico: fortunog@aehh.org (F.J. Ortuno). ˜ 0025-7753/$ - see front matter & 2009 Elsevier Espana, S.L. Todos los derechos reservados. doi:10.1016/j.medcli.2009.11.021

´ ´ ´ ˜ Como citar este artıculo: Ortuno FJ, et al. Sındrome de Chediak-Higashi. Med Clin (Barc). 2009. doi:10.1016/j.medcli.2009.11.021

b) ´ en estudios con citometrıa de flujo se observe un descenso de ´ ´ expresion de CD63. Figura 1. En la piel pueden ´ manifestarse como un pioderma superficial. y fotofobia y nistagmo rotatorio u horizontal secundarios a la ´ hipopigmentacion2. otitis medias. tendrıan un fenotipo menos grave que los pacientes con mutaciones nonsense4. Sındrome de Chediak-Higashi. el albinismo oculocutaneo es casi constante. por ´ ´ tanto. La serie monocıtica ´ ´ presenta anomalıas morfologicas similares a las observadas en la ´ ´ ´n serie mieloide. et al. y podrıa ´ determinar la forma clınica del SCH. mientras que las ce ´cticamente desprovistas de pigmento.ARTICLE IN PRESS 2 ˜ F.7. pacientes ´ ´ con mutaciones missense podrıan sintetizar una proteına CHS ´ parcialmente funcional y. mientras que el ´ ´ analisis con espectrofotometrıa pone de manifiesto un aumento de la reflectancia2. la tonalidad puede ir de ´ ´ un blanco lechoso a un tono grisaceo. En las fases iniciales de gra ´tesis suele ser mınima o moderada.19.4. 2009.801 ´ ´ aminoacidos con varias repeticiones de helices a-ARM/HEAT en el ´ extremo amino terminal que podrıan mediar interacciones de membrana. neumonıas y gingivitis.1016/j. tambien se ´ ´ ha indicado y rebatido que la alteracion podrıa originarse en ´ ´ anomalıas de los microtubulos2. en la mayorıa. tambien puede observarse un cuadro hemofagocıtico reactivo21. Los ´ ´ germenes mas frecuentemente implicados son Staphylococcus aureus ´ (el de mayor incidencia) y b hemolıtico. c) en estudios con radioisotopos se demuestre ´ una reducida captacion de 14C-serotonina y de mepacrina. Por otra parte. El estudio microscopico del cabello ´ muestra grandes acumulos de pigmento distribuidos ´ ´ homogeneamente a lo largo de la medula. ´ La mayorıa de los pacientes ( 480%) afectados del SCH infantil ´ acaban por desarrollar la denominada fase del SCHA.5. pasa a ser ´ la enfermedad la dia grave en la fase del SCHA2. 1). ´ ´ ´ Su modelacion predice una proteına citosolica de 429 kDa y 3.7. Ortuno et al / Med Clin (Barc).2009. Streptococcus pyogenes y ´ ´ Pneumococcus species. si bien se observa infiltra´ cion por linfocitos bien diferenciados. la arquitectura de ´ los tejidos afectados esta preservada. y d) en ´ estudios ultraestructurales se aprecie descenso en el numero de ´nulos densos con gra ´nulos a conservados6. Caracterısticamente. ´ Clınica ´ En el SCH. Med Clin (Barc). incluso como ulceras profundas que remedan un pioderma gangrenoso. Los pacientes pueden pra ´ presentar reduccion tanto del campo como de la agudeza visual. Su aparicion ´ puede ocurrir en cualquier momento despues del nacimiento y se ´ ´ caracteriza por proliferacion linfohistiocıtica que remeda un ´ ´ ´ linfoma y que afecta a multiples organos (el hıgado. Ademas. Como se ha indicado. pero su funcion esta preservada. si ´ bien estudios histologicos y moleculares han evidenciado que se ´ trata de un proceso reactivo. pero en la ´ ´ mayorıa de los casos presenta una patina {metalizadac ´ ´ caracterıstica (fig.11. lo que explica que: a) en estudios de PFAs se los gra ´ ´ observen anomalıas en la segunda onda de la agregacion plaquetar. Los pacientes con SCH tienen alteraciones moderadas de la hemostasia que cursan con frecuentes equimosis. el bazo y la ´ ´ ´ medula osea). la fase del SCHA semeja un linfoma. Los linfocitos tambie ´s. aumenta la susceptibilidad a infecciones. ´ pueden estar alterados morfologicamente2. la produccion de anticuerpos parece estar preservada13–15. los pacientes presentan ´ poliadenopatıas. abscesos subcutaneos ´ profundos. Habitualmente. El extremo carboxi terminal contiene un conjunto de 7 repeticiones WD40 que son dominios implicados en la ´ ´ interaccion de proteınas. por tanto. a pesar de un recuento de plaquetas normal o moderadamente descendido. El desencadenamiento de la fase acelerada se ha ´ vinculado a una respuesta anomala de los linfocitos NK y T ´ ´ ´ ˜ Como citar este artıculo: Ortuno FJ. al fallecimiento2. adema tanto los ´ linfocitos NK como los linfocitos T citotoxicos parecen tener su ´ funcion alterada y se ha atribuido a estos el defecto en la inmunidad ´ observado en el SCH.4.6. doi:10. Paciente con cabello gris plata (tono {metalizadoc). ]]]].021 . b) reducida ´ capacidad de adhesion a superficies endoteliales y de quemotaxis ´ ´ (por reduccion en la deformabilidad celular).4.8.11. y ´ conduce.](]):]]]–]]] ´ para desplazarse a los sitios de accion adecuados. afectan mas frecuentemente a la piel y al tracto respiratorio y con alguna menor frecuencia a las mucosas y al tracto digestivo. Histologicamente. Con relativa frecuencia ´ presentan lesiones como nevus y lentigos.16. de manera adyacente al dominio WD40 se localiza una secuencia WIDL. ´ ´ La alteracion en diversas lıneas celulares ha llevado a postular ´ ´ ´ ´ la existencia de una alteracion en una vıa comun en la sıntesis de ´ organelas implicadas en el almacenamiento y que podrıa ser la ´ ´ disminucion de la protein cinasa C14.20. las infecciones piogenas de repeticion ´ ´ ´ constituyen la manifestacion mas frecuente del SCH.4. aunque ´ ´ su manifestacion en la piel es heterogenea. Los estudios de la coagulacion que evaluan tanto la vıa ´ ´ extrınseca como la intrınseca son normales.17.J. Otras manifestaciones pueden ser celulitis ´ periorbitarias. el color del cabello puede oscilar entre rubio y moreno claro. sinusitis. la ´ coroides y el epitelio ciliar existe una hipopigmentacion de grado ´lulas epiteliales de la retina esta ´n variable. cursan con ´ ´ afectacion progresiva del estado general y fallo multiorganico.4. Por el contrario. hemorragia mucosa ´ ´ ´ y epistaxis. Por otra parte.4. En el iris. este conjunto de dominios se ha denominado motivo BEACH4. el ´ tiempo de hemorragia esta prolongado como consecuencia de la ´ ´ ´ alteracion de la agregacion plaquetaria derivada de la disminucion de ´nulos densos2. El CHS1/LYST es un gen altamente conservado que tiene 53 exones codificantes con pocos motivos con funciones asignadas18. y c) reduccion o ´ alteracion en el tiempo de la capacidad microbicida. que resulta del ´ defecto en las fases iniciales de la eliminacion de microorganismos a ´ ´s ´ ´ trave de la liberacion de enzimas lisosomicas2. ´ ´ Desde estadios tempranos. En ultimo ´ termino. El iris tiene frecuentemente tonalidad gris o verdosa. En este sentido. Son tambien patogenos frecuentes los bacilos gramnegativos y las especies de Candida y Aspergillus2. histiocitos perivasculares y ´ ´ celulas mononucleares que recuerdan la histologıa de la mono´ ´ nucleosis.18. Las biopsias cutaneas observan melanosomas gigantes dispuestos perinuclearmente y que se transfieren escasamente desde los melanocitos a los ´ queratinocitos o celulas epiteliales11. en la capacidad funcional de la proteına. ´ Se ha indicado que la naturaleza y la localizacion de las ´ mutaciones del gen LYST repercutirıan en la estructura y. hepatoesplenomegalia y fiebre alta en ausencia ´ ´ de infeccion bacteriana. desarrollan pancitopenia y la ´ ´ ´ clınica hemorragica se hace mas marcada a consecuencia tanto de ´ ´ ´ la trombocitopenia como de la disfuncion hepatica.medcli.

4)12. y sus unicas manifestaciones clınicas ´ son las neurologicas.22. Se han descrito casos de individuos en fases muy avanzadas de la enfermedad con parquinsonismo y ataxia cerebelosa2.1016/j. por la observacion de grandes ´ inclusiones en todas las lıneas de la hematopoyesis.12. 3).15.24. por el contrario. ´ En el estudio ultraestructural. 2a y b) y granulacion anomala en las plaquetas (fig.23. En la practica. que en los elementos mas maduros ´ ´ ´ coexiste con la granulacion secundaria.4. lo que se ´ ´ aprecia en las tinciones panopticas y se magnifica con la tincion ´ de peroxidasa. En estos.J.ARTICLE IN PRESS ˜ F. Sangre periferica: A) y B) granulacion azurofila anomala en polimorfonucleares neutrofilos. Sındrome de Chediak-Higashi. La tincion de peroxidasa es marcadamente ´ ´ ´ positiva en la mayorıa de los granulos anomalos.021 . pocos pacientes llegan a ´ ´s la edad adolescente y aun ma raramente a la edad adulta.4. ´ ´ ´ ´ ´ ´ ´ ´ ´ ´ Figura 2. si bien alguna estructura anular puede ser negativa (fig.](]):]]]–]]] 3 ´ ´ ´ citotoxicos y.000). En la serie monocıtica y en los linfocitos (fig. aunque pueden variar en su morfologıa ultraestructural: pueden tener forma oval. El estudio ultraestructural y. Med Clin (Barc). ´ ´ ´ ´ En la medula osea la serie mieloide presenta granulacion azurofila ´ ˜o de gran taman (3–4 mm). Las series mieloides eosinofila y ´ ´ ˜o basofila pueden presentar megagranulos de mayor taman que en la ´ ´ serie neutrofila. el ´ diagnostico se confirma (o se establece en algunos casos) ´ ´ mediante estudio citologico. la ´ ´ ´ clınica neurologica es predominante y puede incluir neuropatıa ´rica y de pares craneales. debilidad y perife convulsiones. ´ ´ ´ ˜ Como citar este artıculo: Ortuno FJ.2009. redondeada o irregular ´ y una subestructura relativamente homogenea o. En los ´ megacariocitos pueden observarse megagranulos que corresponden ´ ´ a granulacion densa. el estudio molecular con ´ deteccion de mutaciones del gen LYST son confirmatorios2.6. cabe destacar las formas {seudocristalinasc y ´ formaciones en anillo (fig. sin infecciones ´ ´ ´ de repeticion ni fase acelerada. ´ Diagnostico ´ ´ El diagnostico se establece por sospecha clınica y por ´ ´ ´ ˜ observacion de vesıculas citoplasmaticas de gran tamano en ´ ´ ´ practicamente todas las lıneas celulares.21. ´ En la evolucion natural de la enfermedad. de ´ficits sensoriales. 2c) ´ ´ ´ ´ ´ tambien puede observarse granulos purpura atıpicos unicos. doi:10. ]]]]. 2009. finalmente. particular´ ´ mente en las series mieloide neutrofila y eosinofila. C) linfocito con granulo azurofilo unico y D) granulacion anomala en ¨ las plaquetas (May-Grumwald Giemsa.11. Los granulos gigantes pueden observarse ya desde las fases de mieloblasto/promielocito y siempre ´ presentan membrana. La granulacion atıpica se ´ ´ presenta en numero variable (de 3 a 15 por celula) y tiene cierta ´ ´ heterogeneidad en el contorno y coloracion con la tincion de Giemsa. et al. El estudio citogenetico parece ser normal. las celulas mieloides presentan ´ ´ ´ granulos primarios gigantes junto a granulos especıficos de ´ ˜ tamano normal6. 2d). sobre todo. de los macrofagos ante una infeccion ´ vırica causada por EBV u otros virus14. ´ ´ La revision del frotis de sangre periferica evidencia la presencia ´ ´ ´ de granulacion azurofila anomala en los polimorfonucleares neu´ ´ ´ trofilos (figs. particularmente con debilidad progresiva7.medcli. Â 1. Alrededor de un 10% de los pacientes con SCH (aquellos con la forma adulta) tienen un curso relativamente benigno. Ortuno et al / Med Clin (Barc).

A). con el ´ sındrome de Wiscott-Aldrich2. ´ El SG es una infrecuente enfermedad autosomica recesiva con ´ 3 variantes moleculares que tienen en comun un trastorno de ´ ´ Figura 4.24.18. Se han descrito 3 subtipos: el SG1.1016/j.11. ´ los granulos gigantes suelen tener una subestructura ´ ´ heterogenea12. 2009. En las plaquetas se aprecian granulos a de ´ aspecto normal y granulos densos gigantes7. cursa principalmente con clınica neurolo´ ´ gica. Sındrome de Chediak-Higashi. Ortuno et al / Med Clin (Barc). ´ El diagnostico definitivo del SCH se basa en el hallazgo de ´ mutaciones del gen LYST.medcli. en menor grado.25. en este sentido.6. B) y C) Medula osea: granulacion atıpica heterogenea: inclusiones con tonalidad entre rosada y purpura. Ninguna de estas 3 entidades cursa ´ con granulacion gigante. ]]]]. aunque en contraste con el SCH el albinismo puede estar limitado al pelo. et al. B) y C) Se observan estructuras en anillo con diferente ´ ¨ avidez tincional. Â 1. el SG2. Es ´ aconsejable confirmar la mutacion en heterocigosis en los padres. ´ grado variable de la pigmentacion ocular y en la piel y en el cabello. Med Clin (Barc). hemorragia anomala. 5d). ´ ´ infecciones recurrentes y. ´ Diagnostico diferencial ´ ´ Diagnostico diferencial clınico ´ La existencia de albinismo parcial. debe recordarse que los individuos heterocigotos ´ no presentan clınica ni se los puede detectar con otros estudios que no sean los moleculares4.000).J. aunque raramente con neuropatıa periferica. que es ´ la variante con la que debe efectuarse el diagnostico diferencial ´ ´ ´ ˜ Como citar este artıculo: Ortuno FJ. ´ ´ ser esta muy heterogenea y puede contener estructuras lamelares ´ o figuras mielınicas (figs. ligado a ´ ´ mutaciones de MYO5A. D) cabe destacar asimismo la observacion de formas {seudocristalinasc (May-Grumwald Giemsa. finalmente. clınica neurologica obliga ´ ´ al diagnostico diferencial con los sındromes de Griscelli (SG) (tipo 2) y de Hermansky-Pudlak (tipo 2) y. lo que requiere su secuenciacion5.2009. 5a–c). Tincion de peroxidasa.ARTICLE IN PRESS 4 ˜ F. doi:10. En los linfocitos. Los monocitos pueden presentar organelas en forma de anillo (fig.021 . Se observan granulos marcadamente positivos y alguna estructura anular negativa.](]):]]]–]]] ´ ´ ´ ´ ´ ´ Figura 3.12.

que suele seguirse de una ´ ´ fase del SCHA que cursa con proliferacion linfohistiocıtica ´ sistemica.1016/j. ´ ´ Diagnostico diferencial citologico ´ ´ El diagnostico diferencial citologico y ultraestructural. ´ El sındrome de Wiskott-Aldrich es un trastorno ligado al cromosoma X en Xp11. Med Clin (Barc). Estas 3 entidades parecen formar parte de una ´ ´ misma alteracion que tiene un espectro heterogeneo de presen´ ´ taciones clınicas. ]]]]. ´ con el SCH. Como en el SCH. macrodismorfia y trombocitopenia plaquetar (con ´ disminucion en el pool de almacenamiento) que se asocia a ´ ´ diatesis hemorragica. ´ implicada en el movimiento de vesıculas en el interior de la ´ celula28. consecuen´ cia de la ausencia de granulos densos plaquetares28. La diatesis ´ ´ hemorragica resulta de alteraciones en la agregacion. o muy raramente. inmunodeficiencia humoral y celular (que puede ser grave). A diferencia del SCH.J.ARTICLE IN PRESS ˜ F.](]):]]]–]]] 5 ´ ´ ´ ´ ´ ´ Figura 5. microscopıa electronica de transmision): A) y B) presencia en la serie mieloide de inclusiones gigantes de morfologıa y ´ ´ ´ contenido heterogeneo. Estudio ultraestructural (medula osea.medcli. que codifica la subunidad b3A del complejo adaptador 3. los pacientes cursan con un ´ grado variable de hipopigmentacion ocular. localizado en 10q23 y el tipo 2 se ha asociado a HPS2. debe establecerse con la ´ anomalıa de Alder-Reilly y con diversas entidades incluidas en ´ ´ el sındrome de plaquetas gigantes tambien denominado {enfer´ medades relacionadas con MYH9c: la anomalıa de May-Hegglin ´ ´ y los sındromes de Sebastian.2009.2–11.25.29. el SG3 esta ligado a mutaciones de MLPH y su clınica ´ ´ esta restringida a la hipopigmentacion26.3 y se relaciona con mutaciones del ´ gen que codifica la proteına WASP. esta ligado a mutaciones de RAB27A y su principal ´ manifestacion es la inmunodeficiencia. diatesis hemorragica y deposito de lipofuscina en ´ diversos organos28.021 . Tambien ´ debe considerarse en el diagnostico diferencial la presencia de ´ ¨ inclusiones tipo Dohle en pacientes septicos24. fiebre y hepatoesplenomegalia. Ortuno et al / Med Clin (Barc). C) siempre rodeadas de membrana. 2009. doi:10. Los pacientes presentan en grado variable eccema. El sındrome de Hermansky Pudlak tipo 1 se ha asociado a HPS1. presentan ´ ´ ´ clınica neurologica. ´ El sındrome de Hermansky Pudlak cursa con albinismo ´ ´ ´ ´ oculocutaneo. Sındrome de Chediak-Higashi. por presencia de inclusiones gigantes. suele acabar con ´ ´ pancitopenia y diatesis hemorragica y puede originar manifes´ ´ taciones neurologicas secundarias por infiltracion del sistema ´ ´ nervioso. los pacientes no cursan con infecciones recurrentes ni desarrollan fase del SCHA. ´ ´ ´ ˜ Como citar este artıculo: Ortuno FJ.11.27. en el cabello y en la ´ piel26. particularmente su variante23. un regulador clave tanto de la ´ ´ ´ ˜ senalizacion como de la reorganizacion del citoesqueleto actınico ´ ´ en las celulas hematopoyeticas. A diferencia del SCH no presentan albinismo ´ oculocutaneo30. D) ası como presencia de estructuras en forma de anillo en la serie monocıtica ( Â 4. y de Fechtner24. et al. tampoco. El recuento de plaquetas suele ser normal.000).31. Las 3 tienen en comun el tener herencia ´ autosomica dominante y originarse en mutaciones de MHY9 que ´ conllevan alteraciones de la miosina IIA no muscular12.

mientras que en su ´ ´ variante se aprecian inclusiones con un marcado angulo proximo ´ ´ a un extremo y. Dell’Angelica EC. Las ˜ ¨ inclusiones leucocitarias son tipo Dohle. Corolario ´ El SCH es una entidad compleja cuyo diagnostico se funda´ ´ menta. molecular and cell biological aspects of Chediak-Higashi syndrome.34. neu´ ´ ´ ´ rologos. carecen ˜ de membrana. Bonifacion JS. de ´ los que. en general. sobre todo. en este sentido. Ultraestructuralmen´ ´ ´ te. Pueden verse afectadas las 3 lıneas mieloides (desde estadio promielocito). ´ ´ El sındrome de Fechtner es una variante del sındrome de ´ Alport y cursa. linfocitos e incluso ´ ´ celulas plasmaticas e histiocitos12. En fases iniciales de la enfermedad el tratamiento es fundamentalmente preventivo. Sındrome de Chediak-Higashi. La profilaxis antibiotica se ha debatido. son bien toleradas. un contorno heterogeneo y ´ que afectan tanto a las 3 lıneas mieloides como a la serie ´ ´ monocıtica31. ´ ´ el tratamiento de estos. Las plaquetas se caracterizan por su tamano ´ aumentado y por su forma esferica12. Beguez-Cesar A. en la mayorıa de los casos. son poco duraderas. ´ Tratamiento y pronostico La historia natural de la forma infantil del SCH conlleva un ´ ´ pronostico infausto.1016/j. Es de destacar que estos ´ pacientes tienen hemorragias mınimas y presentan tiempo de ´ ´ ´ sangrıa normal o mınimamente alargado. a la que se suman las inclusiones leucocita´ rias.15:22–9. Las vacunaciones deben administrarse y.ARTICLE IN PRESS 6 ˜ F.68:283–303. Estos esquemas han resultado en un aumento de las respuestas a corto plazo que. en la actualidad se han descrito mejores resultados en los pacientes ´ trasplantados antes de esta33. de 1 a 2 mm de tamano. que abarcan la totalidad del citoplasma y pueden ´ ´ ocultar el nucleo. ´ ´ ´ ˜ Como citar este artıculo: Ortuno FJ.23. Kaplan J. ya que ´ ´ ´ permite tanto la reconstitucion hematopoyetica como inmunologica33. hematologos. Gahl WA. Introne W.34. Neutropenia cronica maligna familiar con granulaciones ´ atıpicas de los leucocitos. Chediak Higashi Syndrome.38–40. incluso las leves. en la sospecha clınica y los ´ hallazgos citologicos que se siguen de estudios ultraestructurales ´ y moleculares. con todo. ası como otros antiinflamatorios no esteroideos. trombocitopenia e inclusiones leuco´ ¨ citarias basofilas tipo cuerpos de Dohle que presentan una ´ llamativa tonalidad azul brillante. la macrodismorfıa plaquetar y la trombocitopenia31.medcli.2009. 2009. macrodismorfia plaquetar y trombocitopenia. una trama de retıculo ´ ´ endoplasmico que llega a compartimentar la inclusion23. sin embargo. De Domenico I. Ultraestructuralmente. Ultraestructuralmente.14:1265–78. 3. en el sındrome de Sebastian clasico la matriz de las inclusiones ´ es igual que en el sındrome de Fechtner. aun no hay datos contrastados. Lysosome related organelles. Durante los ´ procesos febriles y por su efecto sobre la serie megacariocıtica. 2000.31. ´ La anomalıa de May-Hegglin se caracteriza por presentar macrodismorfia plaquetar. por lo que unicamente deben ´ considerarse un tratamiento de primera lınea. los ´ ´ ´ productos que contienen acido acetilsalicılico o sus derivados. El diagnostico y el tratamiento ulterior del paciente ´ requieren la intervencion multidisciplinaria de pediatras. monocitos. no parece detener las ´ ´ alteraciones neurologicas vinculadas al SCH. Estas inclusiones suelen ser unicas y localizarse ´ perifericamente. ´ ´ ´ ˜ El uso del acido ascorbico en altas dosis (200 mg/dıa en ninos ´ ˜ pequenos y hasta 2 g/dıa en pacientes adolescentes) fue objeto de ´ ´ gran controversia. algunos con efecto microtubulıtico y otros como ´ ´ inhibidores de la topoisomerasa II (etoposido)2. ´ Bibliografıa ´ ´ ´ 1. y tras descartarse la implicacion de los microtubulos en la enfermedad17. ´ En la fase acelerada se habıa aconsejado el uso de quimiote´ ´ rapeuticos. Cabe ´ ´ destacar la descripcion de una variante de este sındrome en la que ´ ´ los polimorfonucleares neutrofilos presentan citologicamente ´ ´ granulacion en forma de baston o de {Lc. ´ por lo que es altamente aconsejable la derivacion de estos pacientes a centros de referencia. ´ ´ El TMO alogenico es el unico tratamiento curativo. Clinical. cuya aparicion se ha ´ ˜ descrito hasta 20 anos despues del procedimiento y se ha de ´ ´ resaltar que.22. aunque si estos son graves pueden requerir transfusiones de plaquetas6. se han descartado en la patogenia de la enfermedad2. anatomopatologos y biologos moleculares. aunque debe tenerse en cuenta la lenta ´ respuesta de estos pacientes. Otra alternativa terapeutica ´ para considerar deben ser los trasplantes de cordon umbilical. se ha propuesto el tratamiento con los esquemas ´ utilizados en la linfohistiocitosis hemofagocıtica y que se basan en el uso de inmunomoduladores (corticoides y ciclosporina) combinados con inhibidores de la topoisomerasa. 1943. 2008.11. ´ sin embargo. El ´ regimen de acondicionamiento37 y el momento del TMO se han ´ discutido. al dıa de hoy. numero y ´ ´ localizacion heterogeneos. tanto en la profilaxis como en Conflicto de intereses ´ Los autores declaran no tener ningun conflicto de intereses. su base teorica es la correccion de las ´ alteraciones de los microtubulos que. Bol Soc Cubana Pediatr. 4. caracterısticamente. Mas recientemen´ ´ te. la desmopresina y el acido epsilonaminocaproico pueden ser eficaces. Med Clin (Barc). las inclusiones carecen de membrana y consisten en estructuras filamentosas dispuestas ´ paralelamente al eje longitudinal de la inclusion12. pero ´ ´ ´ difiere de este en la ausencia de la clınica propia del sındrome de ´ Alport. derma´ ´ tologos.23. ]]]]. Curr Opin Hematol. Ortuno et al / Med Clin (Barc). sordera y alteraciones renales. como este. especialistas en medicina infecciosa. las inclusiones ´ en la serie mieloide corresponden a cumulos de ribosomas y ´ ´ ´ retıculo endoplasmico y un escaso numero de filamentos. la mayorıa de los pacientes fallece a causa de ´ infecciones o hemorragias en la primera decada de la vida.4. oftalmologos.22. 1999. lo que parece estar mas relacionado con la trombocitopenia que con un trastorno funcional grave31.12.33. como por otra parte ya hemos comentado. En ´ ´ pacientes con hemorragia. McVey Ward D. carecen de tratamiento especıfico36. ´ ´ El sındrome de Sebastian es un cuadro muy similar al anterior en cuanto que cursa con inclusiones leucocitarias de las mismas ´ caracterısticas. Caplan S. 2. ´ ´ moderadamente basofilas y presentan contorno. con afectacion ocular. Boissy RE. Mullins C.](]):]]]–]]] ´ La anomalıa de Alder-Reilly es un trastorno de herencia ´ autosomica recesiva que se caracteriza por la presencia de ´ ´ ´ ˜ abundantes granulos azurofilos (violeta-purpura) de tamano ´ heterogeneo.J.15:900–22. et al. Con el TMO se han estimado supervivencias libres de enfermedad del 79% con donantes emparentados y de hasta un 67% en trasplante de donante no relacionado35. deben tratarse con ´ antibioticos o antivirales. Los hallazgos citologicos y ultraestructurales son super´ ponibles a los descritos en el sındrome de Fechtner2. previo al trasplante ´ ´ de medula osea (TMO)32. Mol Genet Metabol. doi:10. y sintomatico. mientras algunos autores la han considerado mandatoria. otros no han encontrado beneficio en esta2. deben evitarse. se aconseja una higiene escrupulosa (inclu´ ´ yendo lavado diario con jabon desinfectante).17.021 . Las infecciones. hay que tener presente que este procedimiento no cambia las manifes´ taciones dermatologicas y. si bien inicialmente solo se indicaba este procedimiento una vez iniciada la fase acelerada. FASEB.

7:973–80. De Laat C. Fraitag S. Platelets. Leukemia. Al-Ghonaium A. et al. A review of genetic disorders of hypopigmentation: Lessons learned from the biology of melanocytes. De Laat CA. Elevated antibody titers to Epstein-Bar virus and low natural killer cell activity in patients with Chediak-Higashi syndrome. Bosticardo M. Kaiser-Kupfer MI. Roder JC.42:53–6. Tardieu M. Aiuti A. Ooi CE.021 . Exp Dermatol.108:16–22. 2006. et al. 35. Feldmann J. Mattson JC. Stadt UZ. Baker KS. Nagle DL. Griscelly syndrome restricted to hypopigmentation results from a melanophilin defect (GS3) or a MYO5A F-exon deletion (GS1). Kjeldsen L. Schulz A. 26. Cowan MJ. 2001. Janka G. Partial albinism with immunofeciency (Griscelly syndrome). Int Immunopharmacol. De Laat CA. Nature. E-64.382:262–5. 2002. 1998. Barcelona: Salvat. en Ultraestructura celular ´ en hematologıa. Ayas M. 2008. Pasic S. et al. et al. Nesbit ME. ´ 15. Arico M. 29. 27. Regulating secretory lysosomes. Effect of a thiol proteinase inhibitor. Prost C. Bone Marrow Transplant. Filipovich M. Nieuwenhuis HK. Karim MA. Abo W.76:409–12. Blood. Deckmyn H. 21. Sanal O. 5 ed.338:1258–64. N Engl J Med. Borregaard N. Westbroek W. B3A-adaptin a subunit of the adaptorlike complex AP-3. White JG. Loechelt B. 2007. Methods Mol Biol. Baker KS. 2009. et al. Rozman C. Gahl WA. Horowitz M. Ersoy F. Ashley JA. 1993. Blut. Tanabe F. Shapiro RS. editores. White JG. Blanche S. Steinbuch M. 2007. 1994. 2009. Oh J. Iserbyt BF.140:7–12. Villa A. 33. Burke BA. Hematopoietic cell transplantation for Chediak-Higashi syndrome. 2005.2:469–77. Merino F. Recent advances in understanding the patophysiology of Wiskott-Aldrich syndrome. Greinacher A. 37. 18. Treatment of the X-linked lymphoproliferative.98:676a. Gallo F. Forsgren M. Kurtzberg J. 32. Brantly M. Gross TG. Blood. Kaplan J. doi:10. Stratigos AJ. Jeong A. report of 122 children from the International Registry. Morimoto T. 23. 25. Perou CM. et al. Molecular analysis and clinical aspects of four patients with Chediak-Higashi syndrome (CHS). Carlsen N. Hemophagocytic lymphohistiocytosis. McKenna RW. De Saint Basile G.106:99–107. De Meyer SF. Moore KJ. Kaplan J. 7. Clin Immunol Immunopathol. ´ ´ ´ ´ 12. Hazelwood S. et al. 40. Henle W. Heilmann C. Woessner S. Clin Genet. Inherited traits affecting platelet function. 1985. Tchernev VT. 2006. et al.medcli. Ho CH. Bone Marrow Transplant. Koshoffer A. Beutel K. 1983. A variant of the Sebastian platelet syndrome with unique neutrophil inclusions. Elinder M. 20. Identification of the homologous beige and Chediak-Higashi syndrome genes. Lacroix C. does adding etoposide to the conditioning regimen improve the outcome? Bone Marrow Transplant. on susceptibility to infection with Staphylococcus aureus in ChediakHigashi syndrome (beige) mice. Kasa H. Unrelated donor bone marrow transplantation for correction of lethal congenital immunodeficiencies. 10. 2008. adolescent and adult ChediakHigashi syndrome. 1998. Balch CM. ´ ´ ´ ˜ Como citar este artıculo: Ortuno FJ.125:886–95.127:2674–7. 17. Suzuki K. 28. Zarzour W. Blood. J Biochem. 1992. Blazar B.89:3857–63. Successful correction of hemophagocytic lymphohistiocytosis with related and unrelated bone marrow transplantation. Huizing M. Nguyen QA. Hersey J. Trottestam H. 8. 1985.39:411–5. 11. 19. J Pediatr. p.64:72–7. Two novel CHS1 (LYST) mutations: Clinical correlations in an infant with ChediakHigashi syndrome. Mol Genet Metab. La citologıa optica en el diagnostico hematologico. Nichols WL. Al-Ghonaium A. J Clin Invest. Marangoni F.J. 30. Detter JC. Matlack M. Tinloy B. Rubin CM. Stem cell transplantation for primary immunodeficiencies: King Faisal Specialist Hospital experience from 1993 to 2006. et al. Thromb Haemost. Dorward H. ]]]]. 1982. Molecular genetics of the Hermansky-Pudlak and Chediak-Higashi syndromes. et al. Cellular defects in Chediak-Higashi syndrome correlate with the molecular genotype and clinical phenotype. Lafuente R. Chediak-Higashi syndrome is not due to a defect in microtubule-based lysosomal mobility. ´ 24. Giant granules of neutrophils in ChediakHigashi syndrome are derived from azurophil granules but not from specific and gelatinase granules. Scherber E. Klein C. Dell’Angelica EC. ´ ´ ˜ola de Hematologıa y Hemoterapia. Amesty C. Katsambas AD. Ito M. Kim SY. Neven B.1406:40–2. J Clin Invest. Eapen M. Blood. Dinauer MC. 36. 2003. Curr Mol Med. Barbosa MD. 1996. Janka G.85:125–32. Philippe N. Anikster Y. Eapen M. Shiftlett SL. Blanche S. Ramırez-Duque P. McClain KL. Dessinioti C. Bonifacino JS.113:6288–95.](]):]]]–]]] 7 5. Ortuno et al / Med Clin (Barc). Tezcan I. Med Clin (Barc). Natural killer (HNK-1 + ) cells in Chediak-Higashi patients are present in normal numbers but are abnormal in function and morphology.272:15078–84. J Invest Dermatol. Blaydes SM. Blood. Cooper MD.2009.70:193–7. Madrid: Fundacion Espan 13. Fischer A. Suwannarat P. Kim T. Adams D. 1990. Holt OJ. Meeths M. J Cell Sci. Kleta R.27:326–39. 1996. et al. Bordigoni P. Am J Med Genet. The accelerated phase of Chediak-Higashi syndrome: An expression of the virus associated hemophagocytic syndrome? Cancer. Le Deist F. Salles II. Griffiths GM.9:21–9. Klein GO. 31. Sebastian platelet syndrome: A new variant of hereditary macrothrombocytopenia with leukocyte inclusions. 16. 2009. 1998. Griscelli and Chediak-Higashi syndromes by HLH directed therapy. Chediak-Higashi syndrome: A clinical and molecular view of a rare lysosomal storage disorder. Luban NL. Spritz RA.13:121–7. J Biol Chem. Progressive neurologic dysfunctions 20 years after allogeneic bone marrow transplantation for Chediak-Higashi syndrome. Blood Rev. Feys HB. Menasche G. 2007. Calafat J. 1997. 38. Henter JI. Greinacher A. Platelets. Beutel K.40:603.61:282–8.22:155–72. Apparent genotype–phenotype correlation in childhood. 2001.1016/j. Shotelersuk V. et al.80:270–6. Huizing M. 2002.d. Pediatr Blood Cancer.56:524–30. Ganschow R. Gahl WA.11. 1997. Iwata F. Anomalıas en la ´ ´ ´ morfologıa y funcion de los granulocitos neutrofilos.ARTICLE IN PRESS ˜ F. Genetic defects and clinical characteristics of patients with a form of oculocutaneous albinism (Hermansky-Pudlak syndrome). Berga LL. Rigopoulos D. 2008. et al. Florensa L. Outcomes after stem cell transplant (SCT) for Chediak Higashi syndrome (CHS). 2009. Vanhoorelbeke K. Woessner S. White JG. J Leukoc Biol. Abo T. 14. 6. 2005. Filipovich AH. 9. Grazia Roncarolo M. 22. Fukai K. Disorders of neutrophil function: An overview. Cairo MS. Durandy A. Frangoul H. In patients with Chediak-Higashi syndrome undergoing allogeneic SCT. Ward DM. Feliu E. Shapiro RS.18:741–9.412:489–504. 2007. 39. Ramsay NKC. 83–91. Hermansky Pudlak syndrome and Chediak Higashi syndrome: Disorders of vesicle formation and trafficking. Sındrome de Chediak-Higashi.10:197–203. 2007.52:268–72.86:233–45. 2002.112:450–6. 34.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful