Está en la página 1de 11

Conciencia Fonológica I módulo 11/06/09

La primera habilidad que se desarrolla dentro de la conciencia fonológica es la conciencia


silábica.

La conciencia fonológica se separa en dos subtipos de conciencia:

• Conciencia a nivel silábico, cuya estructura a nivel de análisis será la sílaba.

• Conciencia a nivel fonémico, cuya estructura a nivel de análisis son los fonemas.

Se debe considerar que las 2 habilidades mencionadas pertenecen a la conciencia


fonológica; no son entidades distintas.

Con un niño pequeño esto se evalúa mediante juegos con el menor.

Al evaluar este aspecto en un niño se debe comenzar por la anamnesis, luego una
observación general que se le realiza al niño, establecer un diálogo no ir directo a la
evaluación. Debo tener una intención general que me oriente en que voy a evaluar, como
lo voy a hacer, en qué momento. Porque si parto directamente evaluando puedo perder
muchas sesiones solo en evaluar. Si al observar al niño me doy cuenta que no tiene
muchos problemas, entonces consideraré desde lo que tiene que tener (normalidad) a su
edad. Ahora si es un niño que tiene más dificultades, patología de base, Sd. Down, no
partiré evaluando desde lo que tiene que tener a su edad, sino que mediante la
observación que realice estimar más o menos en qué nivel podría estar este niño y desde
ahí puedo descender o ascender en los hitos del desarrollo.

Tipificación de los PSF según Ingram (teoría de la fonología natural de Steim)

• Estructura silábica

• Asimilación

• Sustitución

Zerra propone que también se debe considerar la unidad mínima de análisis en estos 3
grupos, la caracterización fonológica, el tipo de psf, y el subtipo de psf que el niño hace. Y
además a que unidad de análisis corresponde ese psf.

Tenemos entonces 4 niveles de análisis:

• Análisis respecto a la palabra

• Análisis respecto a al silaba

• Análisis respecto al fonema

• Análisis respecto al rasgo


Por lo tanto cada uno de estos 3 grupos se distribuye en estos 4 niveles de análisis.

Hay que considerar que un niño con problemas realizará muchos procesos de
simplificación fonológica simultáneamente.

Al enfrentarnos a un niño con trastorno fonológico debemos considerar 2 tipos de análisis:

• Análisis interno: este parámetro tiene que ver con el perfil fonológico. Hay que
ver qué es lo que el niño hace y ver los errores que comete a partir de este
modelo de palabra, mi referente de palabra. Y frente a este modelo el niño tiene
una producción que se debe analizar. Por otra parte no basta solo con
contabilizar los PSF que el niño hace y ver si es que esté numero de acuerdo a lo
esperado para la edad es o no un trastorno, sino que además necesito saber qué
es lo que el niño hace como producción fonológica a partir de esas
simplificaciones (si acaso produce solo monosílabos, bisílabos, a veces bi y
trisílabos, se maneja solo en bisílabos, busca estructuras C+V, maneja los
difonos vocálicos pero no los consonánticos, tiene problemas con las palabras de
larga metría, preferentemente realiza sustituciones cuando hay fonemas
bilabiales al inicio de la palabra, etc).

Cuando hay niños con trastorno fonológico este puede darse de manera
consistente o inconsistente en términos del perfil fonológico que presenta. Al
tener niños inconsistentes es más difícil hacer un perfil fonológico y en el fondo lo
que debe hacerse desde el punto de vista terapéutico es estabilizar al niño, es
decir que cometa siempre el mismo error, en donde no se está corrigiendo
todavía. Esto permite después poder trabajar en el error que comete. Porque si
se trata un niño inconsistente o asistemático no se tiene como focalizar el trabajo
terapéutico. Y en general la sistematicidad pasa por lo que para este niño es más
fácil de realizar con el equipamiento fonológico que cuenta.

• Análisis externo: al hacer este tipo de análisis comparamos al niño con la palabra
adulta. Teniendo un parámetro de referencia que me dice “esta palabra se dice
de esta forma”, y yo comparo lo que el niño hace con ese referente. Por eso es
externo, porque tiene que ver con el parámetro con el cual voy a comparar y voy
a hacer los análisis de las producciones que ese niño realiza.

Aparte del perfil fonológico se deben evaluar otras habilidades como:

Percepción auditiva: esto se evalúa porque desde un punto de vista psicolingüístico


respecto del procesamiento fonológico el niño tiene que repetir una palabra que escuchó.
Para ellos cada persona cuenta con un input auditivo, luego de que escuchó la palabra el
niño decodifica cuales son los sonidos que componen la palabra perro por ejemplo, para
luego seleccionarlos desde mi almacén fonológico y codificar la palabra perro para
después decir perro. Entonces tenemos un nivel de entrada de la información, un nivel de
procesamiento de la información y luego hay un nivel de producción (codificación).
Cuando escucho una palabra primero debo darme cuenta si es palabra o no palabra, por
lo tanto hay cierta información léxica que voy a extraer si conozco la palabra. Por ejemplo
si conozco la palabra perro, esto fue procesado por una vía de acceso.

Al enfrentarnos a un niño con trastorno fonológico nos encontramos con PSF, pero no
sabemos porque está pasando eso.

Si tenemos en claro que existe este sistema en donde hay un procesamiento de la


información que va pasando por distintos niveles o etapas será necesario que evaluemos
los distintos niveles con los que está siendo procesada esta información para ver donde
hay dificultades.

Entonces podemos encontrar una dificultad a nivel de input auditivo y en relación a eso se
va a evaluar la percepción auditiva y que cosas puedo evaluar aquí: identificación,
reconocimiento y discriminación auditiva.

Diferencia entre identificación y reconocimiento: al identificar estamos aludiendo a la


identidad, es decir a las características de algo en particular. Y para poder identificar debo
conocer esas características. Entonces al conocerlas yo puedo reconocer, pero no puedo
reconocer sin antes identificar, porque debo conocer características propias del estímulo
en particular. Si además el niño es capaz de decir si son iguales o diferentes entonces el
niño está discriminando.

Ejemplo de esto: “levante la mano cada vez que escuche la palabra casa” y se condiciona
al niño con una serie de palabras que pueden ser desde muy distintas hasta bien
similares.

Otro ejemplo: “le ponemos al niño casa-tasa-pasa; muéstrame ¿cuál de estos es casa?.
Aquí el niño reconocerá.

Otro ejemplo: “escucha lo que voy a decir: tú me dices si suenan igual o suenan distinto”.
Si yo te digo casa-pasa: ¿cómo suena esto igual o distinto?. Esto es discriminación
auditiva.

-En estricto rigor discriminar significa diferenciar si dos cosas son iguales o son distintas.

-Por efectos de tiempo en la evaluación uno siempre debe partir por lo más difícil.

-Si el niño no cacha una con discriminación auditiva, veo reconocimiento. Siempre
guiándonos por la edad del niño tenga o no tenga trastorno.

-Discriminación auditiva se evalúa desde los 4 años en adelante.

-El hecho de evaluar la percepción auditiva desde un punto de vista fonológico no implica
que en el resto de los niveles del lenguaje no la esté evaluando.

- La percepción no es lenguaje es un proceso cognitivo que puede ser gestual, auditivo,


táctil, etc. A nosotros nos interesa la percepción auditiva porque es la que permite
decodificar la información para el procesamiento de los estímulos. Al no ser un elemento
privativo del lenguaje, no podemos asociarlo a un nivel específico del lenguaje y es muy
frecuente que se considere en la percepción auditiva todas las tareas que implican como
reconocimiento, discriminación auditiva dentro del nivel fonológico. Una cosa es que se
considere dentro de la evaluación fonológica y otra cosa es que sea del nivel fonológico.

-Entonces la percepción auditiva es un proceso cognitivo que se está evaluando en


función de un nivel del lenguaje, porque necesito de la participación de este proceso para
poder dar cuenta de que es lo que está pasando con este niño en términos de su
desempeño fonológico.

-En relación a la discriminación auditiva podemos tener dos orientaciones desde la cual
la vamos a mirar y dependen de las características fonológicas que el niño presente.
Entonces nos preguntamos antes de irnos a los contenidos de evaluación lo siguiente:
¿Por qué quiero evaluar percepción auditiva?, ¿Qué tipo de información es la que quiero
obtener?, etc. Interesa saber frente a esta tipología de PSF que el niño tiene, porque es
esto lo que evaluaré primero. Entonces sabré el nº de procesos que realiza, el tipo y a
partir del tipo fundamentalmente voy a poder hacer el perfil fonológico del niño.

Este mismo procedimiento debe utilizarse al evaluar la conciencia fonológica en


términos de la selección de los estímulos.

Conciencia fonológica es considerada una habilidad cognitiva. Esta definición consiste


en una manipulación consciente, analítica y reflexiva de los distintos componentes del
lenguaje y la definimos como la capacidad para manipular conscientemente estos
componentes de una palabra, es decir fonemas y sílabas. Es por eso que dentro de la
conciencia fonológica tenemos habilidades de tipo silábico y fonémico.

Conciencia Fonológica 11/06/09 II módulo


Depende de las características fonológicas del menor, hacer una apreciación
más global, no solamente hay que centrarse a partir del perfil fonológico del
niño en lo que yo voy a evaluar, me interesa ver a nivel global las habilidades
que presenta el menor, en la selección de estímulos, no solo las voy a realizar
a través del tipo de procesos que realice el menor, sino que vas a incorporar
otros estímulos. No vas a ver solamente actividades relacionadas con el tipo de
proceso que realice, no solamente centrado en los errores que produce el niño,
sino que otros estímulos en los que el niño no tenga dificultades.

Hay una perspectiva centrada en las dificultades fonológicas que el niño tiene
y otras que evalúan estas habilidades en general.

Conciencia Fonológica a Nivel Silábico

- Segmentación Silábica, no confundir el contenido que están evaluando con el


procedimiento que están utilizando para evaluar, no confundir el qué con el
cómo.
Yo puedo evaluar segmentación silábica de distintas maneras, pero siempre
voy a estar evaluando segmentación silábica.

Pueden hacer eso de los saltitos con los monitos, hacerle un luche, puedo
hacer que pauta, que ocupe fichas, que haga rayitas, puedo hacer que cuente
con los dedos, puedo decirle que me escriba el número, si es más grande, pero
estoy evaluando la misma habilidad. Aquí lo que estamos evaluando es el
número de sílabas que tiene una palabra, a través de la tarea de segmentación
silábica.

¿Qué estamos evaluando cuando decimos que identifique o reconozca sílaba


inicial? Cuando yo le pido al niñito que me diga con qué sílaba comienza la
palabra, o si ésta empieza igual que ésta, o ¿Cuál empieza con? Estamos
evaluando conciencia sílaba inicial, y cuando evalúo final de la palabra, ¿Cómo
se llama eso? Conciencia de sílaba final.

Cuando queremos ver que el niño tenga conciencia de la sílaba inicial, esa
información la podemos obtener de distintas formas, podríamos por hacer por
ejemplo, para dar cuenta que el niño tiene esta habilidad desarrollada de
conciencia de la sílaba inicial, que cosa le podríamos preguntar? Con qué
sílaba, identificar con que sílaba comienza 7, con que sílaba comienza X
estímulo, si el niñito es chiquitito, le pone el monito por el cual le va a
preguntar, si el niño es más grande, se lo pueden decir verbalmente.

Contenidos: Responde a la pregunta del qué evaluar

Procedimientos: Responde al Cómo evaluar, conversación espontanea, voy a


aplicarle un test, voy a diseñar tareas para observación clínica, como voy a
evaluar a este niño. Esto en términos generales del cómo, que instrumento voy
a utilizar para obtener la información con respecto a los contenidos que voy a
evaluar, pero además tengo que considerar que si diseño tareas, la modalidad
de presentación del estímulo, y otra cosa es cómo el niño responde, que sería
la modalidad de respuesta. Los procedimientos están dentro de las tareas.

El qué, tiene que ver con las dimensiones del lenguaje (comprensión,
expresión), con los niveles del lenguaje (Fonología, Semántica, Pragmática,
Léxico) y también con la modalidad (oral, escrito, de forma inducida o
espontánea).

La comprensión no es un nivel, los niveles son el Fonológico, Sintáctico,


Morfológico, Pragmática, Semántica. Voy a evaluar la compresión de la
Morofosintáxis, la expresión de la Morfosintaxis. Modalidad, lenguaje oral o
lenguaje escrito, y los Niveles fonológico, sintáctico, pragmático.

Tareas: El tipo de tareas que yo voy a diseñar a nivel de procedimientos, cuál


es la modalidad de presentación del estímulo, cual es la modalidad de

En la prueba, Le voy a pedir que diseñe una actividad para Juanito Pérez, que
tiene tal o cuales características, señalando contenidos, procedimientos, tareas,
modalidad de la tarea
respuesta y dentro de los procedimientos, también puede ser considerado
como una modalidad, en términos de si es lenguaje inducido, lenguaje
espontáneo, etc .

Modalidad de presentación del estímulo, es si tú le vas a dar el estímulo de


forma visual en forma escrita, se lo vas a dar de forma auditiva.

Retomando la evaluación de conciencia silábica a nivel de sílaba inicial


(Contenido). Cuando ustedes piensan en procedimiento, tienen que partir de lo
más grande a lo más chico, lo más grande sería cuando uno dice que
procedimientos voy a utilizar, una prueba, o voy a utilizar la observación
clínica. ¿Que entienden ustedes por observación clínica? La observación clínica
puede ser espontánea, o elicitada, cuando ustedes realicen tareas de
evaluación eso es observación clínica, porque ustedes están intencionando
cierta actividad con ese paciente para observar ciertos aspectos que ustedes
consideren pertinentes de ser analizados y observados, y después van a
interpretar los resultados que observaron, y le van a dar una valoración y van a
decir si están bien, o presenta alteraciones de este tipo, presenta este cuadro y
requiere cosas de éste tipo. Observar no solo es ver al niñito, tiene que ver con
la observación en espontáneo, ésta primera observación general, la
observación inicial dentro del proceso de evaluación, y luego a partir de esa
observación inicial, es que yo voy a decir a voy a evaluar esto, esto y esto, voy
a evaluar así o asá.

Contenidos: Conciencia de la sílaba inicial.

Procedimientos: observación Clínica. Dentro del procedimiento tenemos la


tarea.

Tareas: con que sílaba comienza X palabra.

Modalidad de presentación del estímulo: oral, escrita.

Cuando yo hago la tarea tengo que tener en cuenta la modalidad de


presentación del estímulo, modalidad de respuesta del niño.

Modalidad de presentación podría ser la palabra escrita por ejemplo: perro,


puedo decirle perro, o puedo ponerle la laminita con el dibujo de un perro.

Para qué otro proceso es importante el desarrollo de estas habilidades, la


conciencia fonológica es importante para la adquisición de la lectoescritura,
para poder adquirir o enfrentarse al proceso de alfabetización, requiere el
desarrollo previo de habilidades de conciencia fonológica. Entonces ¿tendrá
sentido realizar una tarea de éste tipo presentando un estímulo escrito?
Depende, de la edad del niño por una parte, porque yo estoy asumiendo que el
niño lee, por eso depende de la edad, estoy evaluando conciencia fonológica, y
para que el niño aprenda a leer requiere de habilidades de conciencia
fonológica, pero podría ser.

La CF, es pre requisito para la lectoescritura, por una parte, por otra parte se
sabe que puede estar alterada en niños que presentan un TEL , y se divide en
distintos tipos de habilidades, a nivel de conciencia silábica, y conciencia
fonémica, las que a su vez, se desarrollan en distintos rangos de edad. Por una
parte estoy evaluando una actividad de conciencia fonológica, a través de une
estimulo que está en forma escrita, pero yo se que para el desarrollo de la
lectoescritura, requiero habilidades de conciencia fonológica, entonces en este
sentido esto podría sonar absurdo, porque si le presento estímulos escritos, el
niño tiene que leer, si el niñito ya sabe leer también le voy a presentar el
estímulo de forma escrita para evaluarle conciencia fonológica, pero el niñito
puede que sepa leer, pero puede tener trastorno fonológico igual, entonces
recuerden, la DF tiene dos grandes vertientes desde la mirada fonoaudiológica,
por una parte alteraciones fonológicas, y por otra lectoescritura.

En general todos los documentos que lean sobre conciencia fonológica, van
vinculados a la alfabetización, van vinculados con el aprendizaje de la
lectoescritura, nosotros utilizamos esta habilidad para poder entender ya
bordar los trastornos fonológicos. Desde la perspectiva fonoaudiológica, se
puede ver por el lado de la lectoescritura, o como una mirada cognitiva de la
alteración que se produce a nivel fonológico. Como puede estar afectada la
conciencia fonológica en un niño con trastorno fonológico, o como puedo
utilizar estas habilidades meta fonológicas para abordar terapéuticamente las
alteraciones fonológicas. Entonces yo tendría que poner un niño que tiene
desarrollada la lectoescritura, y que en este caso sería determinar si posee
habilidades de conciencia fonológica que me permitan utilizarla como una
herramienta para la terapia.

Yo puedo tener un niño que tenga desarrollada la lectoescritura, pero sin


embargo tiene un trastorno fonológico, no estoy diciendo que tenga alterada la
conciencia fonológica.

Cuando uno evalúa conciencia fonológica puede hacerlo a partir de distintos


criterios, puedo hacerla para ver si está alterada, y vincularla con la posterior
adquisición de la lectoescritura y con el trastorno fonológico por otra parte, o
puedo evaluara para saber si me va a servir como un recurso terapéutico en el
cual yo me puedo apoyar para intervenir a un niño que tiene trastornos
fonológico.
Por una parte puedo evaluar para ver si está alterada, y si está alterada puedo
vincularla. Evalúo conciencia fonológica por una parte par a ver si hay
alteraciones de la CF de acuerdo a la edad del niño, si me pueden orientar
hacia si este niño puede presentar una dificultad en la adquisición de la
lectoescritura, en el momento en el que ocurra, porque como no tiene
adquiridas estas habilidades, y por otra explicar el trastorno fonológico. Si éste
niño tiene trastorno fonológico, voy a evaluar la CF para saber si ésta alterada,
y si esta alteración me explica parte del trastorno que estoy observando y para
luego plantear mis objetivos terapéuticos en relación al desarrollo de estas
habilidades de CF.

Cuando evalúo la CF fonológica, por una parte quiero saber si ésta CF está
alterada, si está ésta alterada en que está mal, que características tiene, y esta
información me va a servir para dos cosas, para saber dependiendo de la edad
del niño si este niño presenta dificultades, o podría estar en riesgo de
presentar dificultades en su proceso de alfabetización, porque no ha
desarrollado habilidades que son previas, o si estas alteraciones en la CF me
pueden explicar el tipo de procesos que yo estoy viendo en su trastorno
fonológico, y como y podría trabajar estas habilidades en función de reducir
estos procesos de simplificación fonológica (PFS).

Por otra parte supongamos que éste niño no tiene alteraciones de la CF, están
normales las habilidades de CF, la voy a evaluar igualmente para ver si me
sirve como herramienta terapéutica.

Pongámonos en el caso hipotético en un niño que no tenga dificultades en la


adquisición de la lectoescritura, teniendo un trastorno fonológico sintáctico, no
comete errores a nivel de lenguaje escrito, que omita grafemas, que sustituya
grafemas uno por otro, sin embargo en la modalidad de lenguaje oral sigue
presentando PFS, por lo tanto en el caso de ese niño la lectura es una
herramienta de apoyo para la terapia, porque al leer el toma conciencia del
elemento que está omitiendo en su lenguaje oral, por eso yo podría utilizar
ésta modalidad de presentación de estímulos en un niño que tenga
lectoescritura, pero que todavía presente algunos procesos de simplificación
fonológica en su lenguaje oral.

El lenguaje en la etapa escolar permite el aprendizaje de contenidos


abstractos, en la medida en que va concientizando, permite que cada vez el
aprendizaje sea más abstracto, te permite hacer comparaciones, asociaciones,
razonamiento analogía y en el fondo en esta etapa cada vez se va haciendo
más estrecha la relación entre pensamiento y lenguaje, porque uno va
impulsando al otro.

La evaluación tradicional, enfrenta al niño a una tarea, le entrego un estímulo,


le doy la instrucción y en niño tiene que hacer algo, y hay que consignar si el
niño responde o no responde, si la respuesta está correcta o incorrecta y
consignar, no reconoce sílaba inicial, no es capaz de discriminar auditivamente,
lo hace o no lo hace, la evaluación dinámica es un concepto, que incorpora la
mediación el proceso de evaluación, lo que yo hago con ustedes, yo no les doy
la respuesta, no les digo si está bien o está mal, le voy dando guías y ayudas
para que ustedes lleguen a la respuesta de la pregunta que yo les hice, y eso
tiene que ver con una teoría que se llama constructivismo, tiene que ver con
Vigotzky, Foyerstein, con la zona de desarrollo próximo, con el andamiaje o
escafolding, o mediación.

Cuando yo enfrento un proceso de evaluación para hacer una guía dinámica,


es decir responde o no responde, está bien o está mal, yo voy viendo como el
sujeto modifica su respuesta a partir de las distintas ayudas que le puedo
entregar, pero no le doy la respuesta. Yo voy mediando el desempeño, para
ahorrarme trabajo para la terapia, porque voy viendo con que ayudas funciona
mejor, y yo digo necesita tantas ayudas y tal ayuda para ir mejorando su
rendimiento. Tiene que ver con no solamente voy a evaluar el resultado frente
a una tarea, sino que el proceso que hacen que llegue a ese resultado.

Como podríamos decirle al niño

Con qué sílaba comienza, puede ser que un niño se beneficie más cuando yo le
presente el estímulo visual, entonces si yo le digo:

¿Con qué sílaba comienza casa?, y le muestro la imagen de la kasa, el niñito


me dice ka, pero cuando yo le digo con que sílaba empieza /kasa/? El niño no
rinde, porque no tiene ningún estímulo visual, esto es un ejemplo de
evaluación dinámica, entonces yo podría ver que frente a estas dos
modalidades de presentación del estímulo que mide el mismo contenido con el
mismo procedimiento, lo que cambia es como se presenta el estímulo, y eso
puede afectar en el rendimiento.

Uno tiene que tener estas consideraciones a la hora de realizar una evaluación,
porque si uno no hace esto, se va a quedar con una foto parcial de lo que está
pasando.

Es importante tener la mejor foto posible, con la mejor resolución, con la mejor
cámara y ojalá con el mejor fotógrafo. Porque la información que yo voy a
entregar a partir de eso, va a condicionar la realidad del sujeto de aquí para
delante. Cuando usted le dice a la mamá, su hijo tiene un trastorno del
lenguaje, no es como si le dijera su hijo tiene un dolor de cabeza, porque es tan
importante ese trastorno que requiere ingresar a un sistema de educación
distinto, es tan importante que requiere de la atención de un especialista para
que pueda salir adelante, y alinearse con su desarrollo, entonces es por esto
que es tan importante hacer una buena evaluación, una buena terapia un buen
diagnóstico está condicionado por una buena evaluación.
Tareas

2) Muéstrame una que empiece igual que ésta, le pongo 3 estímulos y el niñito
tiene que buscar cuál de éstas comienza igual que ésta. La selección de
estímulos tiene un criterio, tiene que haber un distractor, uno que es nada que
ver, y otro que es parecido al de respuesta. Porque si usted pone 3 que son
muy distintos, la tarea va a ser muy fácil.

3) Recurrimos a que el niño acceda a la información a partir del estímulo,


recurrimos a que el niño compare información para acceder al estímulo, que
más falta, cuando ustedes comprenden cómo se procesa la información, esta
tarea ya la tienen en el bolsillo, porque entienden todos los cruces que son
posibles de realizar, le mostré y le pedí que me dijera como empezaba, le
mostré uno y le di alternativas para que comparara, entonces que me queda
hacer? ,

Cuál de estos empieza con MA, y le puedo escribir MA o le puedo decir MA, y
pongo distintos estímulos a partir de los cuales el niño tiene que seleccionar
cuales ….

Esas 3 tareas me dan cuenta del grado de desarrollo de la habilidad de


conciencia de sílaba inicial.

Lo mismo es aplicable para sílaba inicial, fonema inicial, y fonema final. Hay
otro tipo de tareas que se pueden hacer, pero recuerden que a medida que
ustedes le van quitando apoyo visual a los niños hay una mayor carga de
memoria de trabajo, si yo le digo al niño mira manzana, cual es de estas
empieza igual que manzana, y tenemos higuera, maleta o paleta, y el niño
tiene que acordarse de que manzana empieza con ma, y empieza a hacer
comparación, por lo tanto tiene mayor carga de memoria de trabajo y es
distinto cuando tiene los estímulos visibles para poder seleccionar la
información, si yo quiero tener una apreciación más pura, es muy difícil que la
atención se evaluada puramente, la fonología sea evaluada puramente,
siempre hay algunos elementos que se van a incluir, pero en la medida en que
ustedes vayan seleccionando información más pura de conciencia fonológica,
tienen que evitar una carga de memoria de trabajo.

Otras tareas que se pueden realizar que tienen mayor carga de memoria de
trabajo:

Inversión silábica:

Se invierten las sílabas, por ejemplo si yo digo mapa al revés como suena? R:
pama , entonces el niño me va a responder oralmente o si le pongo los
estímulos le digo mira si yo digo esta al revés cuál de estas sería?, o bien si yo
te digo cota que es? Y el niño a través de la inversión silábica tiene que
acceder al estímulo que yo dije al revés.

Fusión de sílabas distintas:

Entre palabras distintas. Ej: SACO MESA = que palabra me queda si junto
la última de ésta con la primera de y claramente puedo tener los estímulos en
forma visual u oral.

R: Come

Omisión de Sílabas o Elisión de sílabas:

Si a la palabra pelota le quito ta, ¿qué palabra me queda? R: una de las


respuestas puede ser pelo, u otra respuesta puede ser que tenga laminitas con
distintos objetos, donde una de ellas es pelo, y el niñito tiene que mostrar pelo.
Distintas formas de evaluar lo mismo.