Está en la página 1de 3

GUÍA DE APRENDIZAJE

INSTITUCIÓN EDUCATIVA ALFONSO LÓPEZ PUMAREJO


ÁREA: CIENCIAS SOCIALES ASIGNATURA: Cátedra de la paz
PERIODO N°2
ESTUDIANTE: GRADO: °
DOCENTE: Nasly Diaz FECHA: D M AÑO: 2021

TEMA: La resolución pacífica de conflictos

DESEMPEÑO: Reconoce la importancia de solucionar de manera pacífica los conflictos.

La resolución pacífica de conflictos


La Resolución Pacífica de Conflictos, en palabras sencillas, se puede describir
como la intención y voluntad de las personas para resolver una disputa en la
que se encuentran involucrados.

A nivel comunidad, desde una posición colaborativa, el proceso de Resolución


de Conflictos debe implicar la consideración de los intereses de las diferentes
partes envueltas en el conflicto y que estén dispuestas a ceder en las
posiciones personales para llegar a una salida que beneficie a ambas partes
con la finalidad de mantener, cuidar y enriquecer sus relaciones sociales, de
respeto y sana convivencia social. En el entorno escolar, la Resolución Pacífica
de Conflictos colabora en la construcción de espacios de encuentro seguros, en
los que los diferentes actores que intervienen participan de manera directa
adquiriendo voz, decisión y responsabilidades, con la finalidad de mantener
una sana comunidad y prevenir posibles escenarios de violencia escolar.

La Resolución Pacífica de Conflictos en la Construcción, hace uso del diálogo


sereno, con el cual se logran acuerdos para el bien común entre los alumnos,
el aula grupal y/o del colegio, a través de diferentes tipos de negociación,
mismos que van desde la respuesta con contenido más imperativo, como la
imposición, hasta la más sumisa como la acomodación, pasando por una
intermedia de búsqueda del diálogo y acuerdo como la negociación, pudiendo
ser ésta en base a normas/reglas o en base a necesidades/afectos.

Para abordar esta herramienta social, es fundamental aclarar su importancia


como método alternativo en la prevención de la violencia social, que en el caso
de la convivencia académica favorece las interacciones entre los estudiantes,
que aún con graves divergencias de pensamiento o de acción, por su
intermedio, pueden llegar a un entendimiento en el que se equilibren sus
intereses. En esa medida se reproducirá un ambiente social sano en el que
predomine el respeto, la tolerancia y la capacidad de negociación.

Precisamente, la Resolución Pacífica de Conflictos es una mejor manera de


proporcionar respuestas claras y accesibles a los conflictos sociales que se
presentan en el día a día de las escuelas y que pueden acceder a una solución
sencilla y rápida. El proceso de RPC (se identificará en adelante con esta
nomenclatura a este factor preventivo primario), involucra la voluntad de
reconocer igualdad de derechos y oportunidades entre los alumnos, para crear
soluciones que satisfagan a ambas partes, se restablezcan las relaciones
sociales y se facilite la reparación del daño, si fuese necesario. Esta voluntad
por resolver los conflictos que surgen en la vida de los estudiantes, implica
mínimo dos factores12:

 Mirar de frente los conflictos: hacerlos visibles en la interacción


interpersonal y/o grupal, lo que facilitará ponerle nombre a la situación.
 Tomar una posición frente a los conflictos y las personas: abordarlos o
no
y de qué manera, así como identificar que la calidad de la relación
interpersonal y el futuro de ella, dependerá de la posición que se decida
tomar. En toda institución académica, existe una pluralidad de seres humanos
que actúan libremente y de manera distinta unos de otros, lo que ocasionará
frecuentes conflictos; la RPC se centra en desarrollar formas eficaces y
apacibles para resolverlos.

IMPORTANCIA DE LA RPC COMO FACTOR PREVENTIVO SOCIAL

El valor de la RPC como herramienta auxiliar en la construcción de entornos


escolares
seguros, radica en promover el desarrollo de habilidades sociales que
contribuyan y
enriquezcan la vinculación entre los alumnos, a fin de prevenir posibles
escenarios
delictivos. La importancia de estas habilidades sociales13 reside en:

 Evitar la generación de violencia con base en el bien común.


 Concientizar a estudiantes y cuerpo docente sobre las ventajas de su
ejercicio.
 Favorecer la superación de signos de intolerancia y fortalecer el respeto
al otro.
 Mejorar la convivencia académica mediante la participación individual y
grupal.
 Promover la legalidad y el respeto a los derechos humanos.
 Proteger al estudiante ante los conflictos reforzando su seguridad,
preservando sus valores y defendiendo sus intereses.
 Facilitar la ejecución de las diversas estrategias que ofrece la RPC. El
Conflicto Escolar y su Resolución Pacífica

Cuando las diferencias entre los alumnos ponen en riesgo las bases que
sostienen la estabilidad y tranquilidad escolar, es necesario conocer cómo
resolver pacíficamente estos conflictos con eficiencia y eficacia; para esto,
la RPC escolar ofrece dos estrategias: la MEDIACIÓN y la CONCILIACIÓN.
Estas dos estrategias se sustentan en el diálogo y el acuerdo, así como
suponen la existencia de un tercero para actuar como facilitador. Es
deseable que esta persona desarrolle diferentes habilidades, tal como tener
un espíritu cooperativo, contar con un pensamiento capaz de comprender la
diversidad y complejidad de las relaciones interpersonales, entender que
éstas no tienen soluciones fáciles ni causas únicas, así cómo responder al
compromiso de defender la pluralidad de valores. Específicamente en el
entorno académico, Mediación y Conciliación, suponen que el facilitador
realice diferentes acciones que paulatinamente, lleven a los involucrados a
la RPC. Estas acciones se detallan con el siguiente cuadro.

TALLER DE APLICACIÓN

1. Ver el video del siguiente enlace: https://www.youtube.com/watch?


v=dNlyfhI4iyA

2. Leer y analizar el contenido de la guía para que participes en un debate en


clase.