Está en la página 1de 3

Asignación para la

materia:
DESARROLLO DE HABILIDADES
COMUNICACIONALES PARA LA ORATORIA
Y EL DEBATE

ARGUMENTO Docente:
FINAL LAURA YAMILET DIAZ LATHULERIE

ABORTO
Alumno:
Dayana González Rodríguez – 1100405

Nicole Garcia Abreu- 1100389

Scolly Medina -1075154

Veronica Garcia Martinez- 1100780


La mujer tiene el absoluto derecho de disponer sobre su cuerpo
La libertad de cada persona es inviolable y por lo tanto, si la mujer no
desea tener un hijo aunque ya esté embarazada, el estado debería
garantizarle ese derecho y proveerle la atención necesaria para llevar a
cabo el aborto. Hay que pensar solamente en el caso de una madre de
tres hijos que es cabeza de familia, y que no tiene como sostener
financieramente a un cuarto; o la mujer que queda embarazada dentro de
una relación abusiva y violenta y que no quiere traer el mundo a un hijo
que crezca en las mismas circunstancias; o quien es muy joven aún para
afrontar los retos de la maternidad y no cuenta con la infraestructura
económica ni el apoyo emocional para convertirse en madre. Todos los
casos anteriores son válidos. Pero no lo son para la ley de muchos países.
 A diferencia de lo que muchos piensan el aborto no es una solución fácil ni
a corto plazo este es llevado a cabo con el fin de preservar la vida de las
mujeres, de evitar el sufrimiento a las madres y familias que tienen que ver
nacer a sus hijos para morir unas horas después, con el fin de evitar el
sufrimiento de esos niños que sufrirán toda su corta vida de condiciones
que le provoquen dolor, sufrimiento y la misma muerte y también para
evitar que niños vengan a este mundo con una calidad de vida pobre y
precaria .
Con la legalización se trata de evitar las muertes, infecciones y traumas
que causan los abortos clandestinos, donde la integridad de la madre no
puede ser garantizada El aborto no desaparece aunque se prohíba; como
se ha demostrado en países con leyes muy restrictivas, se sigue
produciendo pero en peores condiciones. Restringir el acceso al aborto es
una manera intolerante y discriminatoria de entender las relaciones entre
las personas, la sexualidad y la autonomía de las mujeres, que no
corresponde al desarrollo de nuestra sociedad democrática, ni al sentir
mayoritario de la población
Un aborto legal realizado en un espacio clínico evitaría el daño físico que
una mujer puede causarse practicándolo en casa, se pueden evitar y
controlar hemorragias, desgarros, traumas utilizando medicamentos y
equipos que son necesarios para preservar la vida de la mujer
El aborto es una realidad en todas las sociedades del
mundo. Ninguna mujer desea tener un embarazo para luego abortar y la
sociedad, dotándose de leyes justas adaptadas a cada momento histórico,
debe proteger los derechos de las mujeres que deciden interrumpir un
embarazo no deseado, del mismo modo en que debe proteger los de
aquellas que desean continuar con su embarazo.
La autonomía reproductiva de la mujer se traduce en la posibilidad de
decidir libre y responsablemente si opta por la maternidad o no, cuando y
con quién, o interrumpir un embarazo no deseado. El aborto es una
decisión personal que debe respetarse en base al reconocimiento de los
derechos fundamentales de las personas. Cabe destacar, que los
derechos humanos se fundamentan en el respeto a la dignidad de la
persona, a la que se le reconoce la capacidad para obrar en conciencia,
siendo estos valores universales independientemente de cualquier
creencia o práctica religiosa. En el caso del aborto debe primar la decisión
de la mujer a la que no se la puede obligar a actuar en base a la
conciencia de otros ni, mucho menos, en contra de su propia conciencia.