Está en la página 1de 2

¿Cómo preparar nuestras ciudades para el futuro?

4 iniciativas clave para


aumentar la resiliencia

Entendiendo la arquitectura como arte y oficio, nos queda claro que quienes hacemos
parte de esta disciplina tenemos la gran responsabilidad de dar solución a diferentes
situaciones en diferentes ámbitos, bien sea el social, económico o ambiental, pero sin
dejar de lado los aspectos artísticos que involucra la arquitectura. El artículo de ``
¿cómo preparar las ciudades para el futuro? 4 iniciativas clave para aumentar la
resiliencia`` nos muestra el rápido crecimiento y avance en temas estratégicos
funcionales, como por ejemplo infraestructura para el desarrollo económico, bienestar
humano en usos múltiples, estrategias de movilidad o la construcción sostenible de
algunas ciudades y así mismo, deja en evidencia que la mayoría de las ciudades aun no
tienen el nivel de planificación necesario para prepararse y dar solución a problemas del
futuro.

Para aplicar estas estrategias es necesario sumergirse en una investigación, la cual nos
permite entender en que aspectos podemos aplicar procesos o herramientas innovadoras
para cambiar o mejorar, o inclusive de crear algo para garantizar el progreso. Las
intenciones de cambiar, mejorar o crear son, de hecho, los procesos que se realizan en
arquitectura luego de una serie de estudios que se realizan de manera interdisciplinar.
Carolina Borges, en el texto creatividad e innovación en arquitectura nos habla en que
campos puede innovar la arquitectura `` Una obra puede ser innovadora en muchos
aspectos de manera aislada o puede innovar en todos ellos, y transformarse en
paradigmática. Puede aportar algo nuevo por los materiales que utiliza, o por la forma
en utiliza los materiales ya conocidos, puede deslumbrar por su audacia formal o
estructura, o dar un giro al programa funcional dejándose habitar, recorrer o utilizar de
una manera diferente a la habitual. También puede sorprendernos por la relación que
establece con el entorno en que se arraiga``.

Es importante en estos procesos tener en cuenta el termino sostenibilidad y retomar el


concepto visto en clase, donde entendimos que innovar no se trata solo de resolver
problemas a corto plazo, sino de responder a problemas a largo plazo atendiendo las
necesidades del presente y por ende del futuro. Por ello, se hizo necesario innovar en
más y más campos, no solo en el ámbito espacial arquitectónico y urbano, sino que se
han venido involucrando con factores externos, como los ambientales, sociales y hasta
económicos dando paso a nuevas ideas como nos muestra el consejo de la agenda
mundial sobre el futuro de las ciudades y las principales innovaciones.

De esto, podríamos concluir que la arquitectura debería responder a diferentes


factores y necesidades no solo espaciales, y seguramente no solo el de cobijar y
resguardar (como actualmente hacen las constructoras en nuestro contexto)
buscando el interés lucrativo, sino a los aspectos mostrados en la imagen
anterior, teniendo como objetivo la sostenibilidad y progreso de las ciudades
como comunidad y no como individuos, para ello, los encargados de hacer estos
procesos debemos ser, por obligación, innovadores y proponer soluciones que no
solo mejoren los procesos actuales, sino que nos permitan competir en el extenso
mercado.

También podría gustarte