Está en la página 1de 6

Seminarios Unidad III Clase 2 Sueños

Conferencia 7 y 9

Contenido manifiesto del sueño y pensamientos oníricos latentes.


Vimos anteriormente la diferencia del contenido manifiesto, es decir, el relato del
sueño y los pensamientos oníricos latentes.
Se llaman pensamientos oníricos porque se refieren al sueño, pero a eso se llega a
través de las asociaciones del paciente y todo este material que es el contenido latente
se completa con la interpretación del analista.
Reglas de interpretación. Teniendo en cuenta que el sueño es una formación
sustitutiva en donde el contenido manifiesto es el sustituto figurado o desfigurado del
contenido latente por producirse.
¿El contenido manifiesto figura o desfigura?
Mas bien se trata de dos modos de describir al contenido manifiesto que se
complementan entre sí.
El sueño escribe, cifra como un acertijo en imágenes, como un código secreto al
contenido latente que debemos descifrar, por eso nuestro trabajo de interpretación
también lo podemos llamar “trabajo de desciframiento”; pero también, al mismo
tiempo, el contenido manifiesto desfigura porque en el opera la censura.
Hablábamos anteriormente de dos fuerzas en conflicto, una de las partes que la
impugna era la censura.
El sueño es una formación de compromiso resultado de un conflicto entre la censura y
lo censurado, entonces en el sueño se figura lo censurado, se escribe de otra forma de
escritura para que pueda realizarse aquello q ha sido censurado, pero también en el
sueño de desfigura, se disfraza lo censurado por efecto de la censura.
Los efectos de la censura en el sueño - Conferencia 7
Freud nos cuenta varios sueños para ejemplificar lo que va trabajando.
Ej. Paciente de Freud. Mujer joven pero casada desde hace muchos años.
Relato:
Ella dice q esta sentada con su marido en el teatro. Sector desocupado, su marido le
cuenta q habían querido ir Elisse. 3 por un florin y 50 klausers. Ella piensa q no había
sido una calamidad.
Primera regla de la interpretación: no hay que hacer caso a lo que el sueño quiera
querer decir pues nunca será eso lo inconsciente. Por eso a partir de aquí se busca
producir aquello que llamamos lo sustituido y comienza a desplegarse la cadena
asociativa, es decir, el contenido latente o pensamientos oníricos latentes.
¿Como se logra esto? Pidiéndole a la paciente que asocie libremente.
Freud cuenta que lo primero que le dice esta mujer, es que su marido le había contado
que Elisse L, una conocida que tenia mas o menos su misma edad, acababa de
celebrar su compromiso matrimonial.
Sabemos entonces que este sueño es la reacción frente a esa comunicación del
marido.
Esta comunicación que le dijo el marido, funciono como resto diurno, es decir, como
una impresión reciente, en este caso del día anterior, que es probable que en su
momento se haya sofocado o haya resultado indiferente, pero se prestó para el
armado del sueño.
Siguen las asociaciones.
¿De dónde proviene el detalle de que un sector de la platea este desocupado?
Segunda regla: pues se ha dividido el sueño en partes y se va asociando con cada
una de ellas.
Dice que el sector de la platea desocupado es una alusión a un acontecimiento real de
la semana anterior. Ella había querido ir a cierta función y adquirió las entradas muy
tempranamente pagando incluso, un adicional. Pero cuando llegaron al teatro se dio
cuenta de que no era necesario, pues un sector de la platea estaba casi vacío, incluso
su marido se había burlado de su apresuramiento.
¿De donde viene la cifra 1 florín y 50 Kreseps?
Su cuñada había recibido 150 florines como regalo de su marido, es decir, 100 veces
mas que 1 florín y 50 krempser y se apresuro en ir a comprar una joya.
¿De dónde viene el 3?
Elisse es solo 3 meses más joven que ella. Es una mujer casada desde hace 10 años.
Pero lo que resalta la paciente, es el disparate de que se tomen tres entradas cuando
solo eran dos personas.
Lo que llama la atención es que, en varios lugares de la asociación, se destaca el echo
de haberse apresurado. Ella se apresuro a comprar las entradas, su cuñada a comprar
la joya y la noche anterior se entero que su amiga solo tres meses más chica, había
conseguido un hombre que tenia altas cualidades y además, la critica expresada a su
cuñada: “es un disparate apresurarse tanto”.
Hay un sentido que evidentemente insiste en las asociaciones. Ese sentido insiste y se
despliega a lo largo de la cadena asociativa.
¿Cómo puede enunciarse ese sentido que insiste?
Fue un disparate de mi parte, podría decir la paciente a través de las asociaciones del
sueño, “fue un disparate de mi parte apurarse así con el casamiento”.
El contenido manifiesto figura. El apresuramiento es figurado por la platea vacía y
sostenido por las asociaciones acerca de la compra de las entradas y de la joya.
El texto nos muestra que el teatro es el sustituto figurado del casamiento.
Las malas localidades son el sustituto figurado del marido.
Chiste de Freud: “Habría conseguido uno (marido), 100 veces mejor a cambio del
dinero.
“Si nos fuera licito sustituir el dinero por la dote”. Dote: aporte de dinero para un
casamiento y se entregaba al futuro marido, a este dinero se lo llamaba “dote”.
Se ha respetado la Tercera regla de interpretación: hay que esperar a que el
inconsciente se instale por si solo sin ejercer la censura.
Freud espero a que la paciente asociara, no ejerciendo censura, ni el ni la paciente,
por otra parte, se hizo evidente que las imágenes del sueño no fueron leídas como una
composición pictórica, es decir, se respetó la indicación de tomar cada imagen en su
valor relativo respecto de las demás.
Por ej. el teatro cobra valor porque se pone en relación con el comentario de Elisse L.
El numero 3 y las malas localidades. Es decir que cada una de esas imágenes va
cobrando una significación solo en relación con las otras imágenes que componen el
sueño.
Freud hizo este tipo de interpretación tomándolo como un Rebus o como escritura
jeroglífica, escucho las relaciones que se establecieron entre los distintos elementos
del sueño y eso permitió llegar a la interpretación.
Una primera interpretación al sentido del sueño es que este sueño expresa el
menosprecio por el marido y por haberse casado demasiado pronto,
apresuradamente.
 Esta es una primera interpretación de este sueño. Freud lo seguirá interpretando en las
otras conferencias, cuando trabaja el tema del “Cumplimiento de deseo”.

Se hace evidente que se produjo un descentramiento. Un corrimiento del acento


psíquico; es decir, un desplazamiento, porque en las asociaciones, el acento recae
sobre el apresuramiento, siendo que, en el contenido manifiesto de este
apresuramiento solo se hace alusión.
 Desplazamiento: formaciones del inconsciente como formaciones sustitutivas que se
producen por una sustitución por desplazamiento.
 Este mecanismo de desplazamiento y el de sustitución, esta presente tanto en el
síntoma como en el recuerdo encubridor, en el chiste, en el olvido, y, como el sueño
también es una formación del inconsciente, allí actúan tanto el desplazamiento como la
sustitución.
 En todos estos casos se produce una sustitución por desplazamiento.

Con el desplazamiento y con la alusión mencionada anteriormente: el espacio vacío en


el teatro, las plateas…
Conferencia 9
La censura onírica
Ya que partimos de la idea de que el sueño es una formación de compromiso en
donde se verifica la presencia tanto de lo censurado como el de la censura.
Veremos como se ha desfigurado el contenido manifiesto:
Freud comienza la conferencia con un sueño muy ilustrativo.
“El sueño de los servicios de amor” lo llama Freud
Una señora de unos 50 años, que tenia a su hijo en el frente de guerra, sueña que va
a un hospital a ofrecer sus servicios.
Cada vez que esta mujer le trata de explicar a los oficiales y los médicos que se
encuentran allí, en que consisten los servicios que viene a ofrecer, solo se escuchan
murmullos. Por ej. en una parte dice: “yo y muchas otras mujeres, muchachas jóvenes
de Viena estamos dispuestas a…(murmullos).
El medico le pregunta, “noble señora, suponga usted que el caso, de hecho, se
llegaría a…(murmullos)
“Una mujer mayor...(murmullos)”
“Con un hombre jovencito sería terrible…”
Es evidente que aquí actuó la censura. Se produjeron omisiones. Durante el relato del
sueño se verifica que faltan palabras. Se produjeron lagunas de contenido dice Freud.
Precisamente donde la trama del sueño exigiría una confesión por parte de esta
señora, acerca de cuales son los servicios que va a ofrecer a los soldados aparece un
murmullo.
Freud acá hace un paralelismo con la censura que se ofrecía en su época en los
diarios en que un texto era suprimido.
Este modo de actuar, también, desgraciadamente estuvo presente en un momento de
nuestra historia. Durante la dictadura militar, se utilizaba un sensor que censuraba
textos, películas, etc. De ese modo opera la censura en un sueño produciendo
omisiones.
En el sueño de los servicios de amor la censura actuó produciendo omisión. Otras
veces la censura opera produciendo aproximaciones o alusiones. Sería un modo más
poético del funcionamiento de la censura, se deja solo entrever. Lo que se quiere
censurar se ve de manera sesgada.
Se hace referencia o mención de algo o de alguien sin tener necesidad de que estén presentes
en el sueño totalmente. Se evoca algo solo nombrando o mostrando una parte en vez del todo.
Se trata de aquí de la parte por el todo.

Acá Freud pone como ejemplo a un escritor, sabiendo que puede ser censurado, se
conforma con aproximaciones y alusiones.
Un tercer modo de operación de las censuras es el de Desplazamiento.
El desplazamiento del acento psíquico. Este desplazamiento produce un
reordenamiento o reagrupación del material.
Se verifica que obro el desplazamiento porque lo central en el contenido manifiesto, en
este caso es la compra de tres malas localidades por un florín y 50 kreusers. Mientras
que, a través de las asociaciones, vemos que lo acentuado es que fue un disparate
casarse tan temprano. Se corrió el acento psíquico.
Omisión, alusión y reagrupamiento por desplazamiento del material son los efectos de
la censura y por lo tanto los medios de la desfiguración.
En esta conferencia Freud recuerda que ya había hablado de la censura
indirectamente cuando puso en relieve que cuando abordamos la tarea de interpretar
un sueño, nos topamos con la resistencia. Eso que nos sale al paso como resistencia
durante el trabajo de asociación por parte del paciente, lo tenemos que relacionar con
la censura onírica pues la fuerza de la censura no quedo agotada cuando se produjo la
desfiguración del sueño, sino que persiste esta censura con el propósito de mantener
la desfiguración.
Incluso cuando se hacen objeciones a la interpretación, se hacen por los mismos
motivos que llevaron a ejercer la censura onírica.
Fenómeno de resistencia: fuerza contraria que impide recordar y por lo tanto impide el
despliegue de la cadena asociativa y es esa misma fuerza la que constituyo a la formación del
síntoma o del sueño en este caso.

El sueño como formación de compromiso.


Retomamos.
Dos partes en pugna, la censura y lo censurado.
¿Cuáles son las tendencias contra las cuales se dirige la censura?
¿Qué es lo censurado?
Lo censurado es de naturaleza repudiable, chocante en el aspecto ético, estético o
social. Se trata de cosas en las que ni siquiera se atreve uno a pensar o que se piensa
con repugnancia.
Freud nos advierte que el Yo propio aparece en todos los sueños y desempeña un
papel principal, aun cuando sepa ocultarse, por ej. disfrazado de otro personaje.
¿Por qué el yo debe disfrazarse u ocultarse?
Porque aparece ejerciendo lo que Freud llama “un sacro egoísmo”. Un yo que esta
desembarazado de todo freno moral. >Es por eso que escoge objetos, personas, que
de otro modo estarían prohibidos. Por ej. en el sueño de los servicios de amor.
Se ponen a jugar también deseos de venganza, deseos de muerte.
Nos advierte entonces, que la desfiguración onírica se vuelve mayor cuanto peores
sean para el soñante los deseos que han de censurarse, estableciendo otra relación
entre lo censurado y la censura.
Freud interpela a los lectores de su época y los actuales…
¿Con que los resultados de la interpretación del sueño les parecen
desagradables y aun humillantes y asquerosos?
“Eso no le impide existir” (frase de Charcot dicha en francés).” eso no impide que sea
como es por más que no nos guste”.
Si arrojamos fuera lo que nos resulte desagradable, es decir estas conclusiones a las
que llegamos a través del psicoanálisis, repetimos el mecanismo de la formación del
sueño, en vez de comprenderlo y vencerlo.es decir, si nos opusiéramos a los
resultados de este análisis, estaríamos también ejerciendo censura.
El psicoanálisis ha comprobado a través de los sueños algo que ya decía Platón: “los
buenos son los que se conforman con soñar aquello que los malos hacen realmente”.
Freud se pregunta si la naturaleza inmoral de los sueños es un motivo para desmentir
el valor psíquico del sueño, pues la mayoría de los sueños se revelan como
cumplimiento de mociones de deseo inmorales, egoístas, sádicas o incestuosas que el
yo no reconoce como propias.
Por lo tanto, para considerar su valor psíquico, ¿debemos asumir la responsabilidad
por el contenido de nuestros sueños? Freud contesta que sí, desde luego. Uno debe
considerarse responsable por sus mociones oníricas. Pues esas mociones, no solo
están presentes en mí, sino que producen efectos en mí.
De ahí que los sueños y las otras formaciones del inconsciente, sean el resultado de
un conflicto psíquico, que ahora, podemos aclarar que se trata de un conflicto moral.
Freud concluye, “No nos hace falta renunciar a los resultados del trabajo de la
interpretación del sueño, aunque los hallemos sorprendentes e inconvenientes para el
Yo.
Establece entonces que la desfiguración onírica es una consecuencia de la censura
ejercida por tendencias admitidas del Yo en contra de mociones de deseo.
Cualesquiera chocantes que se agitan en nosotros por las noches mientras dormimos.
¿Porque esto sucede por las noches y de donde provienen esos deseos
reprobables?
Los deseos oníricos que quieren perturbarnos mientras dormimos no son
desconocidos. Únicamente por la interpretación del sueño nos enteramos de ellos.
¿Podríamos decir que estos deseos son inconscientes solo por el momento?
Sin embargo, el soñante desmiente su realidad después de haberlos llegado a conocer
por la interpretación.
En la vida anímica existen procesos, tendencias de lo que uno no sabe absolutamente
nada y aun quizás, nunca ha sabido nada.
Todo lo inconsciente podría hacerse consciente. Lo inconsciente adquiere para
nosotros un nuevo sentido, al temporariamente inconsciente, se le agrega un
permanentemente inconsciente.
Cap. VII: Frase
El sueño es un acto psíquico de pleno derecho, su fuerza impulsora es un deseo a
realizar. Su aspecto las mas de las veces absurdo es efecto de la censura.

También podría gustarte