Está en la página 1de 3

1-INTRODUCCIÓN A LA TRADUCCIÓN BIOSANITARIA (apuntes)

La traducción médica: como traducción científica es la más universal y


antigua; podemos destacar la amplitud y complejidad de esta traducción
especializada.
Traducción biosanitaria:
Traducciones de especialidades médicas (→ la traducción médica),
veterinaria y farmacéutica →
Textos biosanitarios: textos relacionados con la salud
Otras especialidades: traducción técnica, jurídica, económica, humanística
o audiovisual

Clasificación de los textos biosanitarios:


Según la parte de la medicina tratada (diferentes especialidades médicas y
gran diversidad de contenidos)

Según el destinatario de la publicación:


• textos destinados al público en general (por ejemplo, folletos
informativos)
• textos de divulgación para un lector especialmente interesado en
temas médicos
• textos redactados para el médico generalista
• textos en los que el destinatario es un especialista

Según el tipo de publicación:


• obras didácticas
• monografías
• fascículos
• revistas de medicina general o especializadas

Según la dificultad intrínseca del tema tratado

Tipos de textos biosanitarios:


• revistas (mensuales, bimestrales, trimestrales)
• libros (libros de texto, libros de referencia, manuales, compendio,
series continuadas, suplementos con hojas sueltas, guías,
directorios, etc.)
• monografías (suelen ser más breves que los libros de texto d de
consulta)
• ponencias de congresos (de carácter regional, nacional o
internacional)
• actas de conferencia (publicaciones de conferencias de médicos)
• informes técnicos (breves publicaciones, a veces «puestas al día»
entre expertos)
• anuarios (información general, estadística, técnica o científica de
instituciones)
• boletines (no suelen ser publicaciones científicas, por ejemplo,
Bulletin of WHO y boletín de la OPS)

Características generales de los textos biosanitarias:


• veracidad, precisión y claridad,
• lenguaje objetivo e impersonal (impersonalidad y desagentivación)
• el uso de los mismos términos o las mismas expresiones para el
mismo concepto
• la lengua inglesa
• la terminología empleada y ciertas estructuras lingüísticas
• neologismos, polisemia, sinonimia
• nomenclaturas comunes no siempre se mantienen
• términos de la lengua común con un significado distinto
• la falta de equivalencia entre las dos lenguas
• la impersonalidad y desagentivación influyen en el estilo del
lenguaje, dependerá de la función y del grado de especialidad del
emisor y del receptor

Los rasgos lingüísticos más frecuentes:


• términos de procedencia grecolatina (carcinoma, hemorragia,
espasmo, apoplejía, etc.)
• el uso de cifras, símbolos y fórmulas (por ejemplo: 0,01μg/kg pc/d
= microgramos por kilogramo de peso corporal al día, CO2)
• la abundancia de siglas (ej.: TAC – tomografía axial computarizada,
AINE – antiinflamatorios no esteroideos)
• la frecuencia de términos propios del campo en cuestión
(cromatografía de gases, nitrofuranos, que es un grupo de
sustancias antimicrobianas)
Consejos para la traducción de textos biosanitarios
➢ lectura atenta y completa del texto en alemán
➢ determinar qué tipo de texto es (emisor y receptor)
➢ identificar la estructura del texto
➢ respetar el formato del texto original
➢ durante la primera lectura se puede subrayar los distintos términos
que no se comprenda (¿tecnicismos germánicos?)
➢ si tenemos que consultar muchas palabras, crear un vaciado
terminológico
➢ si el texto es muy específico hay que documentarse sobre el tema
de la traducción
➢ conviene buscar y leer textos paralelos, textos sobre el mismo tema,
en español, pero también en alemán
➢ traducir el texto, aunque haya algunas palabras no identificadas
➢ intentar averiguar su significado con ayuda del contexto de la
misma traducción
➢ confirmar la existencia de estos términos o estructuras y asegurarse
que estén correctamente empleados (buscar su significado o
definición y/o buscar los mismos términos o estructuras en otros
textos en Internet)
➢ revisar cuidadosamente la corrección orto-tipográfica del texto
traducido
➢ vaciado terminológico
➢ guardar determinadas fuentes consultadas

Bibliografía relacionada:
Araya Fonseca, Marisol. Anatomía de una traducción médica. Revista
Rhombus ISSN 1659-1623 vol. 2, no. 5. enero - abril 2006