Está en la página 1de 2

arte visual contemporáneo

El arte contemporáneo es el arte de nuestro tiempo, que refleja o guarda relación


con la sociedad actual.12 El arte contemporáneo suele referirse a obras originadas
a partir de la mitad del siglo XX.3 La palabra 'contemporáneo' engloba un conjunto
muy heterogéneo de prácticas cuya asignación a la contemporaneidad es caduca
por definición. Diversos autores han abordado esta problemática, ahondando a
menudo en la diferencia con el Arte moderno y su acotación histórica.
En otras disciplinas, esta adjetivación es singular: literatura moderna y literatura
contemporánea denotan significados diferentes. De manera mucho más clara, el
concepto de música moderna suele reservarse para la música popular moderna
(de la industria musical de consumo masivo); mientras que el de música
contemporánea se hace para el de la música académica del siglo XX —aunque
también es común encontrar publicaciones e instituciones que asimilan ambas
denominaciones y que hablan de 'arte moderno y contemporáneo'.7
Además de la práctica artística propiamente dicha, el arte contemporáneo incluye
ámbitos tales como la crítica y teoría del arte, la educación artística con sus
instituciones educativas y escuelas de arte, la curadoría, las publicaciones sobre
arte contemporáneo, los medios de difusión y mediación, el coleccionismo público
y privado, las galerías y las ferias que constituyen el mercado del arte
contemporáneo, la industria de producción del arte contemporáneo y los lugares
en los que se exhiben, se conservan y documentan las obras de arte
contemporáneo.
A pesar de que el arte contemporáneo comparte cosas con el arte moderno o de
Vanguardia, tales como el cuestionamiento de los convencionalismos y la
tradición, con frecuencia se enmarca dentro del pensamiento posmoderno. Desde
la teoría postestructuralista se ha hablado de arte 'posmoderno' en oposición al
arte 'moderno' en cuestiones como la autoría, la subjetividad del artista o la
originalidad. El arte en la postmodernidad sería aquel que se nutre de obras que
re-interpretan, re-significan otras obras, o explotan cualidades sociales, culturales,
políticas o comunicativas del arte, superando el confinamiento subjetivo y los
ideales románticos de la creación artística.89
Un rasgo característico del arte contemporáneo es su estrecha relación con las
instituciones o las estructuras de validación artísticas (museos, galerías de arte,
bienales o ferias de arte), que utiliza para legitimarse pero que cuestiona
simultáneamente;10 un fenómeno cuyos antecedentes encontramos, por ejemplo,
en la obra de Marcel Duchamp Fuente (1917), un urinario exhibido como obra de
arte. Esta maniobra se conoce como readymade u objeto-encontrado, y tiene una
gran importancia en el desarrollo del arte contemporáneo.
La idea de que 'cualquier objeto puede ser arte',11 no solo pone de relieve la
importancia de las estructuras artísticas en el proceso de validación el arte, sino
que también afianza un nuevo modelo de artista alejado de la artesanía. Por
primera vez, el artista prescinde por completo de sus habilidades manuales y se
presenta como administrador, reformando ideas muy arraigadas a las vanguardias
como la originalidad,12 dando tanta o más importancia al trabajo intelectual y al
capital social como al objeto artístico1314 —unas condiciones que harán del arte
conceptual un paradigma de contemporaneidad. En este sentido, se ha dicho que
«todo artista contemporáneo es un artista post-conceptual»

También podría gustarte