Está en la página 1de 2

UNIVE~SIDAD DE MEXICO

30

y ensayista ha opacado. con visible. in- pación", "Jactancia de quietud", "Casi mucho más que un resumen y anuncia
justicia al poeta que sIempre ha sIdo, Juicio Final", "Mi vida entera", de Lu.na el análisis histórico, económico y social
desde la edad en que Carriego lo cono- de enfrente; "La noche qu~ en el Sur del pensamiento de España.
ció en Palermo hasta hoy. Y hoy Borges lo velaron", "A la doctrina de pasión No es de menor importancia el segun-
está por el poeta. de tu voz" y "El Paseo de Julio", del do volumen de este libro que recomen-
Borges evidentemente ha querido ha- Cu.aderno San Martín. Plenas realizacio- damos tanto a españoles como a fran-
cer una selección bien objetiva de su nes de la otra cara de la moneda, de ceses. En él, Alain Guy ha querido pre-
obra, dentro de la relativa objetividad acuerdo o no con Borges. sentar y con éxito, una antología del
que puede ser dada al creador con sus y también anticipaciones, gérmenes, pensamiento español de Lulio a Eduar-
criaturas. La poesía de Borges tiene mu- premonición y profecía de la prosa y do Ni.col. Algunos de los textos son im-
cho pensamiento; se la podría llamar la lengua más celebrada de Borges, lo portantes por su rareza -Miguel Sabuco,
"pensarosa", si el propio Borges no se mismo que de la poesía postrera en que por cjemplo-; otros por su novedad.
hubiera adelantado a definirla: "He tra- él goza reconocerse. "Casi Juicio Final" Todos porque llegan al centro mismo
tado en fuertes palabras ese mi pensa- y "Mi vida entera" son las primeras del pensamiento de cada autor.
tivo sentir, que pudo haberse disipado partes de "Mateo xxv, 30". "La guitarra" Leamos cuidadosamente estos dos vo-
en sola ternura" (Luna de enfrente). (y da pena decir que mi Ana María lúmenes (me permito recomendar es-
Quid! por miedo a la ternura ha recha- Barrenechea mi James E. Irby han re- pecialmente la parte "moderna" del pri-
zado en la selección las poesías de yo parado en esto, y menos los pequeño" mer tomo), y descubriremos que un fran-
personal y las deicadas "a los antepa- Borges que ya pululan) es el primer cés, profesor de Tolosa, viene a darnos
sados de mi sangre", la poesía amorosa "zahir", el primer "aleph" de Borges. a todos -españoles, hispanoamericanos-
y autobiográfica, para sólo recoger al- Aunque Borges sometió "La guitarra" una nueva lección de entendimiento de
gunas muestras de· sus primeros libros a una revisión considerable al juntar los un mundo "nuestro" que gracias a Alain
(casi todas reclamadas ya por las an- Poemas de 1943, tal como hoy se la co- Guy vuelve a su lugar propio en la cul-
tologías) y la mayor parte de los poe- noce en las reediciones sucesivas, es tal tura universal de nuestros días.
mas ofrendados "a los antepasados de la fuerza del golpe inicial, que las va-
riantes posteriores, que alguna vez da- " Alain Guy, Les philosojJhes espagnols d'hiel·
mi espíritu", si se exceptúan los dos
remos a conocer, luantienen el mismo el d'nujourd' hui, tomo 1: Époques et auteurs;
últimos: "Página para recordar al coro-
nel Suárez" y "Mateo xxv, 30". Con arrebato intuitivo. Todo el poema está tomo 11: Textes choisis, Privat, Editeur, Tou-
mbntado sobre el verbo ver. Nueve vi JOllse, Francia, )956-) 957.
todo, la antología no es arbitraria; re-
son muchos en un poema relativamente
cordemos al Borges de la misma Lu.na.
breve, pero unifican la dispersión enu-
de enfrente que formula esta fervor?sa merativa y llegan a concentrarse en estos
solictud: "Yo solicito de mi verso que versos: "De un tirón vi todo eso / mien-
no me contradiga, y es mucho. / Que no tras se desesperaban las cuerdas / en un
sea persistencia de hermosura, pero sí compás tan zarandeado como éste.' Re-
de certeza espirituaL" cuérdese todo lo que converge en el
"Certeza espiritual", "antepasados de "aleph", aquella '~pequeña esfera torna-
mi espíritu", parecen ser la clave de esa solada, de casi intolerable fulgor". Allí
"pensarosa" y objetiva antología de una la enumeración dura dos páginas, jus-
parte de Borges. Pero, oh "persistencia tamente termina a la aparición de Bea-
de hermosura", inútil ser,t negar o ce- triz Viterbo. En "La .guitarra", entre un
lebrar "La Recoleta", "Calle descono- paréntesis por más emotividad, concluye
cida", "El truco", "La guitarra", de Fe¡'- la visión: " (La vi también a ella, / cuyo RUDOLF CARNAP, La supemáón de la
VUl' d~ Buenos Aires; "Amoros~l antici- recuerdo aguarda en toda música)'. metafísica por medio. del anrllisis ló-
gico ~el lenguaje. Cuaderno Núm. 10.
Centro de Estudios Filosóficos. Uni-
versidael Nacional Autónoma ele Mé-

L 1 B R O S xico, 1961.

en la segunda mitad del siglo


ALAIN GUY y LA LITERATURA ESPAÑOLA'::' C UANDO
XIX se difunde ampliamente la idea
del desarrollo dialéctico, idea fun-
damentada principalmente en la teoría
ele la evolución de Darwin, los defensores
Por Ramón XIRAU de la metafísica se vieron obligados a
abanelonar antiguas posiciones, que ne-
espaiíolas han corrido con gaban abiertamente la existencia del des-
L paña. Dedica pagmas brillantes a Lulio
AS LETRAS
buena suerte entre los especialistas y Sabunde -tan cercano a la Francia de arrollo, y establecieron la discusión en
de Francia. Morel Fatio, .lean Ba- Montaigne-; analiza con claridad las torno a la manera de entenderlo, Fue H.
ruzi, J ean Sarraihl, Bataillon ... serían ideas de Vitoria, Vives, Pérez de Oliva Spencer quien elaboró un sistema para
nombres suficientes para que recordára- y Fray Luis; estudia con novedad a .J uan . esta nueva actitud metafísica. El desarro-
mos momentos definitivos en la investi- Huarte y a Miguel Sabuco -cuando to- llo, según: Spencer, se produce en el
gación de las letras hispánicas. No había tavía, las ediciones de la Biblioteca de plano ele :cJas cantidades y no en el de
tenido la misma suerte la filosofía es- Autores Españoles consideran que Don las,. calidades_. Su teoría del "evolucio;
pañola, algo relegada a un segundo pla- Miguel fue una mujer-, culmina su nisn10..,plano" ejerció gran influencia so-
no por investigadores franceses, extran- investigación de los clásicos con la obra bre las.corrientes positivistas en la filo-
jeros en general y, ¿por qué no decirlo? de Mariana y la "summa" de Suárez. sofía y en las ciericiasy,miás'talide, sobre
también españoles. El libro de Alain En el siglo XVIlI incluye, naturalmente, la "evoluCión creadOra':, tesis'¡metafísica
Guy, profesor de la Universidad de To- a Feijóo, pero no olvida a Andrés Piquer que elominó el panorama filQSófico oc-
losa, que aquí comentamos tiene la doble -¡tan olvidado y tan importante para el cidental ele principios de siglo y que
importancia de las obras que valen por estudio de la lógica en España!'---. La consideraba el desarrollo como una cons-
sí mismas y que inauguran brechas e mayor parte del libro está dedicada al tante iniciación' ele nuevas formas, es
inician caminos. estudio de los modernos: de Turró a elecir, como una constante transforma-
"Ha llegado el tiempo -dice el au- Ors, de San del Río a García Bacca, de ción cualitativa.
tor- ,d!':, dar al pensamiento español una Ortega y Unamuno, a Xirau, Zubiri José Pero aunque la metafísica crea una y
a~ldiencia directa, sin inteI'posición de Gaos. En algunos casos nos revela b otra vez métodos ele análisis para opo-
I'e'yendas deformadoras o de caricaturas presencia de nuevos pensadores de im- nerse a la concepción dialéctica del mun-
simplifican tes." Este propósito, anuncia- portancia -por ejemplo]orge Pérez Ba- do, irremediablemente tienele a explicar
do desde las primeras líneas, se cumple llester- que la distancia y la diferencia la "verdadera" escficia supersensorial del
con creces. Alain Guy, que no pretende de clima social nos hace desconocer ahora ser y esto la obliga a alejarse de las cien-
escribir una historia de la filosofía es- 9ue su filosofía adquiere ya un lugar cias, puntal elel materialismo. Por otro
pañola, presenta, cronológicamente, en Importante en España. lado, el materialismo penetra ele manera
el primer tomo de este libro, a una El resumen que modestamente el au-
buena serie de grandes filósofos de Es- más profunda elentro ele los fenómenos,
tor se permite llamar "conclusión" es porque en cada uno acepta los cambios
UNIVERSIDAD DE MEXICO ;SI

cuantitativos y los cuali~ativos. y los d~s­


cubre e interpreta al mIsmo tIempo, sm
prescindir de ninguno de ellos.
Conduciendo hasta sus puntos más
críticos y vulnerables los trata~ient?s
más o menos subjetivos de la hlosoha
occidental, el materialismo dialéctico en-
juicia en forma ~ontunde?te a. la meta-
física. Ningún dIsfraz de IdealIsmo, por
elaborado que se presente, queda al mar-
gen de la crítica que, apoyada en las
ciencias y su avance: l?gra estab!ece.r el
razonamiento matenalIsta. En termmos
de la realidad objetiva, el análisis del
desarrollo dialéctico obliga a todas las
corrientes, a todas las tendencias filosó-
ficas, a determinar sus límites precisos.
Es en el desarrollo de la lógica moder-
na en donde ha hecho crisis la validez
de la metafísica. "En el orden de la me-
tafísica (incluyendo la filosofía de los
valores y la cienci<\ normativa), el an{t-
lisis lógico. ha conducido a~ resultado
negativo de que las pretendIdas propo-
siciones de este campo son totalmente
carentes de sentido." Ya no es precisa-
mente la filosofía, la disciplina de los
problemas más generales, la que enjuicia
a la metafísica. El desarrollo del saber
humano proyectado en una frontera par-
ticular, la lógica, es el que desmenuza
a la metafísica. La disección produce un
resultado negativo; las proposiciones de
la metafísica son totalmente carentes de
sentido. ¿Cuál es el resultado positivo
de las investigaciones de la lógica? El
siguiente: " ... se esclarecen los conceptos
particulares de distintas ramas de .la
ciencia, se explicitan tanto sus conexIO-
nes lógico-formales como las epistemoló-
gicas".
Pero la ruta interior del pensamiento,
en el hombre, requiere de la palabra, del
lenguaje. El pensamiento no existe sin
el lenguaje. Si la forma propia del pen-
samiento es la lógica, el contenido pro-
pio de la lengua es el significado de las
palabras, "su semántica, que no varía ziJes, los tzeltales, los lacandones y otras
que alternan ya sea el vocabulario o la
como resultado de cada acto mental del sintaxis. Determinadas palabras y pro- comunidades. quienes por su gran nú-
individuo, sino que constituye una base posiciones dentro de la metafísica, tra- mero, variedad de costumbres y el vasto
firme, de la parte y por medio de la cual tan de probar que la capacidad humana terreno que ocupan, forman una especie
se verifica su actividad pensante" (Ru- de conocimiento es limitada y que, por de pequeña república dentro de la Re-
binstein) . lo tanto, tales palabras y proposiciones pública Mexicana.
Rudolf Carnap prueba que "el aná- no pueden ser verificadas por el hombre Este reportaje resulta muy convincente
lisis lógico ha revelado que las preten- ni por ningún otro ser finito. Las in- gracias a la habilidad de la autora para
didas proposiciones de la metafísica son terpretaciones metafísicas de la palabra combinar el periodismo y la fotografía.
en realidad pseudoproposiciones". Éstas ser o del cogito, ergo sum de Descartes El periodismo la incita a buscar los as-
se presentan en dos· formas: "aqueIl~s han violado las normas de la lógica y pectos más humanos y caracteI:ísticos ,de
que contienen una palabra a la que erro- "sólo sirven para la expresión de una los pueblos del sur; la fotograha no solo
neamente se supuso un significado", que actitud emotiva ante la vida". Así, en le si.rve para completar su material in-
equivalen a una deformación en el vo- la actualidad, la metafísica queda como
cabulario, y "aquellas cuyas palabras formativo, sino también para recoger
"un sucedáneo de la teología en el nivel i.mágenes valiosas desde el punto de vista
constitutivas poseen significado, pero del pensamiento sistemático y concep-
que por haber sido reunidas de un mo- estético; y recurre a la antropología pa-
tual. ra ampliar la visión que ofrece a los
do antisintáctico no constituyeron una
A. D. lectores; Gertrude Duby est<Í. al corrien-
proposición con senti~?", o sea q~e co~­
tienen una deformacIOn de la smtaxIS. te de los importantes estudios antroló-
GERTRUDE DUBY, Chiapas indígena. Uni-
La forma de presenta~ión de estas versidad Nacional Autónoma de Mé-
gicos que se han realizado en la citada
pseudoproposiciones de la metafísica no región, una de las más frecuentadas por
xico. México, 1961, 138 pp. los etnólogos. Allí se pueden observar
tendría mayor importancia si no fuera
porque el pensamiento, para existir, ha- costumbres de pueblos casi incontamina-
ERTRUDE DUBY (fotógrafa y perio-
ce uso del esquema gramatical de la.
oración. Los pensamientos son enuncia-
dos de algo. Y el sentido de un enuncia-
G dista) nació en Suiza. Recorrió
varios países europeos realizando
reportajes. Vino a nuestro país, y se es-
dos por la civilización occidental. Entre
otros estudios recordamos el libro' Juan
Pérez Jolote, de Ricardo P¿zas, el cual
do, nuestra expresión o exposición de sin duda ha contribuido a despertar el
tableció en San Cristóbal las Casas; la
ese algo, depende de la forma en que vida de los indígenas radicados en el interés del público por la cultura indí-
ordenemos las palabras, de las leyes que Estado de Chiapas le pareció muy digna gena del sur.
intervienen en la correlación de las pa- de atención. Sólo añadiré que el texto de Gertrude
labras dentro de la oración. En el presente volumen, Gertrude Du- Duby posee las virtudes del buen estilo
Carnap desarrolla su tesis por IJ!.edio by relata las impresiones de un largo periodístico: interés humano, claridad y
de ejemplos que muestran cómo en la viaje que emprendió a través de los dis- concisión.
metafísica aparecen pseudoproposiciones tintos territori05 que habitan los tzot- C. V.

También podría gustarte